Tag: ALEMANIA

La pandemia acelera drásticamente los cambios en el mercado de trabajo mundial

“El número de horas de trabajo que se han perdido debido a los cierres de centros de trabajo va a ser equivalente a la pérdida de 345 millones de puestos de empleo”, dice Saadia Zahidi, del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Es una cifra casi incomprensiblemente grande, pero es una de las sorprendentes estadísticas reveladas esta semana en The Jobs Reset Summit 2020 (cumbre de reactivación de empleos 2020), un evento en línea de cuatro días sobre el futuro del trabajo y el mercado laboral global.

La pandemia ha tenido un impacto enorme en trabajadores de todo el mundo. Varios millones han perdido sus puestos de trabajo debido a ella, al mismo tiempo que muchísima gente ha tenido que adaptarse a una nueva era de trabajo a distancia. Este es el telón de fondo en el que se desarrolla este evento, pero sus temas van más allá de la pandemia.

“Hay preguntas aún mayores, preguntas que estaban con nosotros antes de esta crisis actual”, dice Zahidi en el video de presentación del evento, en el que plantea las cuestiones principales. “¿Tenemos el tipo de crecimiento adecuado, uno que no dañe el planeta ni deje al margen a la mayoría de la gente en el mundo? ¿Qué significan los buenos empleos cuando la tecnología puede automatizar tanto trabajo? ¿Tenemos el tipo de educación adecuado y la capacitación que preparará a la fuerza laboral para los trabajos del mañana?”.

Las empresas estadounidenses instaladas en Alemania apuestan por Biden

En este momento, Alemania y Estados Unidos no son precisamente los mejores amigos en el ámbito político. Sin embargo, sus relaciones económicas son estables y Alemania atrae a EE.UU. incluso más que antes de la pandemia.

La tensión está aumentando: A principios de noviembre se elegirá a un nuevo presidente en Estados Unidos. ¿Podrá Donald Trump mantenerse, o su contrincante Joe Biden ganará la carrera presidencial? ¿Cómo afectará el resultado de las elecciones las relaciones germano-estadounidenses? “Me gustaría subrayar que no somos una organización política”, dice a DW Frank Sportolari, Presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Alemania (AmCham, por su abreviatura en inglés). “Pero nuestros miembros están convencidos de que sería política y económicamente mejor si los demócratas ganan.”

Al menos esa es la conclusión de una encuesta realizada por AmCham entre las 50 empresas estadounidenses más rentables en el país europeo. Ante todo, los directivos esperan que un gobierno democrático conduzca a una asociación política mucho más cercana, lo que podría resultar redituable para la economía.

Más diálogo, pero no menos problemáticas

“Tenemos muchos asuntos que resolver en el eje transatlántico”, enfatiza Sportolari. Problemas como el déficit comercial de EE. UU. (el país compra más bienes y servicios de los que produce) no desaparecerían automáticamente bajo el mandato del presidente Joe Biden. Del lado de Biden hay “mucha gente que piensa en el proteccionismo”, advierte. “Pero esperamos tener un mejor diálogo y mejores formas de resolver las disputas.”

Las empresas de EE. UU. esperan que Joe Biden las impulse en el diálogo constructivo

Básicamente, dice, la cuestión sobre quién esté en el poder en Washington es secundaria en lo referente a la relación comercial entre Alemania y Estados Unidos. Muchas de las empresas estadounidenses han estado activas en Alemania durante mucho tiempo. 

Amazon supera a Ford

De hecho, en 2019 el volumen de ventas de las 50 empresas estadounidenses más grandes en Alemania creció en promedio un 1,8 por ciento en comparación con el año anterior. En 2018, sin embargo, el aumento fue hasta del 5,5 por ciento. Esto puede explicarse por las debilidades del sector de ingeniería mecánica y del automovilístico. Los beneficiados, por otro lado, son los sectores de servicios y comercio, tecnologías de la información y telecomunicaciones.

En la misma lista elaborada por AmCham Alemania, el minorista online Amazon está tomando la delantera por primera vez con ventas de 19.850 millones de euros en Alemania. Le sigue el fabricante de automóviles Ford, con un volumen de negocios de 19,80 mil millones de euros y tiene que conformarse con el segundo lugar por primera vez en muchos años.

McDonald’s, el mayor empleador

En tercer lugar, sigue ExxonMobil con un volumen de ventas estimado de 8.580 millones de euros. La compañía de estaciones de combustible estaba en cuarto lugar, mientras que el fabricante de maquinaria agrícola John Deere ocupaba en quinto lugar. Según AmCham, el año pasado el volumen de ventas total de las 50 empresas estadounidenses más importantes en Alemania ascendió a unos 182.000 millones de euros.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1315581140737183744&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Flas-empresas-estadounidenses-en-alemania-apuestan-por-biden%2Fa-55257200&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Asimismo, la lista de los mayores empleadores de EE. UU. en Alemania está encabezada por la cadena de comida rápida McDonald’s, con alrededor de 61.000 empleados. En segundo lugar están las plantas de Ford con 22.650 empleados, en tercer y cuarto lugar, Amazon y el proveedor de servicios logísticos UPS, respectivamente, con alrededor de 20.000 empleados, seguidos de Manpower Alemania y John Deere. En total, el número de empleados se redujo ligeramente, de 315.000 a 306.000.

Alemania muestra su fuerza durante la crisis

En medio de la pandemia de coronavirus, las empresas estadounidenses dieron a Alemania una calificación de 1,8, que es significativamente mejor que antes. El manejo de la crisis está teniendo un impacto positivo. Destacan medidas como el subsidio por jornadas reducidas de trabajo y el paquete de rescate para los trabajadores independientes y las pequeñas y medianas empresas.

Centro logístico de Amazon en Coblenza

La mitad de las 50 principales empresas mantuvieron constantes sus inversiones en Alemania tras la pandemia, el 31 por ciento, incluso, invirtió más que antes. Esto responde al hecho de que las empresas estadounidenses esperan que la economía alemana se recupere fuertemente en 2021. Adicionalmente, el 53 por ciento de las empresas encuestadas esperan que las ventas aumenten y el 41 por ciento esperan que la rentabilidad en Alemania de igual forma aumente. “Alemania sigue siendo un lugar muy atractivo para las empresas estadounidenses, que están ampliando continuamente sus negocios”, subraya el presidente de AmCham, Frank Sportolari.

El coronavirus dejará huella

No obstante, la crisis se reflejaría claramente en los balances. En 2020, el 56 por ciento de las empresas anticipan una disminución del volumen de ventas en Alemania, mientras que el 39 por ciento ve una disminución de la rentabilidad. La Cámara de Comercio de Estados Unidos en Alemania asume que la crisis generalizada en los sectores de ingeniería mecánica y automotríz se verá exacerbada por la pandemia. Las industrias de servicios e informática, por otro lado, se beneficiarían.

Estadounidense enfrenta cárcel en Alemania por contagiar de Coronavirus a 23 personas al visitar bares

Una estadounidense podría ir a la cárcel en Alemania por infectar a al menos 23 personas con coronavirus luego de ir a varios bares.

Fiscales en Munich abrieron una investigación contra una trabajadora del ejército de Estados Unidos identificada como Yasmin A, de 26 años. La mujer habría salido durante dos noches pese a que tenía síntomas del virus luego de llegar de unos días de vacaciones en Grecia.

Relacionado: Latinos mayores de 65 años pierden “ventaja de mortalidad” por el coronavirus

Los hechos ocurrieron en Garmisch-Partenkirchen. Yasmin A habría visitado Peaches Bar el 3 de septiembre y al Irish Pub el 4 de septiembre. La localidad sumó 59 positivos este miércoles, 25 de ellos son empleados del Edelweiss Lodge and Resort, un hotel administrado por Departamento de Defensa de Estados Unidos, y que se utiliza para las familias de los militares ubicados en la base militar de EE.UU. en ese país.

Autoridades sanitarias tomaron pruebas a 740 personas que estuvieron expuestas al coronavirus por estar en los mismos bares visitados por la estadounidense. Todavía esperan por 300 resultados.

De acuerdo con el Daily Mail, la mujer enfrenta entre 6 meses y 10 años de prisión si se prueba conducta criminal.

Relacionado: Vacuna del coronavirus será gratis y las primeras dosis se repartirán en 24 horas tras aprobación

“Si la mujer acepto conscientemente este riesgo debe ser juzgada”, Wolfgang Rotzsche, portavoz de la Fiscalía en Bavaria.

El caso es investigado por el ejército de EE.UU. El brote en la población llevó a las autoridades a imponer un toque de queda a partir de las 10:00 p.m. Tampoco pueden estar más de cinco personas en un bar. El Edelweiss Lodge and Resort lleva dos semanas cerrado.

Lufthansa está cerca de acordar apoyo financiero del gobierno alemán para evitar quiebra

El grupo aéreo Lufthansa, el mayor del sector en Europa, muy afectado por la crisis provocada por el coronavirus, informó este domingo que está «cerca» de un acuerdo para recibir ayuda del Estado alemán para evitar la quiebra.

«Mantenemos intercambios intensos y constructivos con el gobierno alemán», y «a nuestro parecer, estas discusiones pueden concluir [en un acuerdo] en un futuro cercano», indicó la dirección del grupo en un mensaje a sus empleados, del cual la AFP obtuvo copia.

«El apoyo por parte del Estado alemán para nosotros sería un paso esencial para asegurar nuestro porvenir» y para que los aviones vuelvan a volar, añade el mensaje.

Las negociaciones, que empezaron hace semanas y parecían bloqueadas en los últimas días, se centran en una ayuda total de 10.000 millones de euros, según publicó este fin de semana el semanario Der Spiegel.

Conozca el detalle que ayudó a Alemania a defenderse del Coronavirus

Durante un almuerzo de enero en una empresa de autopartes, un trabajador le pidió a un colega que le pasara la sal. Además del salero, en ese momento, compartieron el nuevo coronavirus, según la conclusión de los científicos.

El hecho de que su interacción haya sido documentada es el resultado de un intenso escrutinio, parte de una rara historia de éxito en la lucha mundial contra el virus.

Los compañeros de trabajo fueron los vínculos iniciales en lo que fue la primera cadena documentada de múltiples transmisiones de humano a humano fuera de Asia de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

Ambos trabajaban para el proveedor de piezas de automóviles Webasto Group de Stockdorf, una ciudad alemana de 4.000 habitantes cerca de Múnich.

La compañía fue puesta bajo el microscopio global después de que reveló que a una de sus empleadas, una mujer china, se le detectó el virus y lo había llevado a la sede de Webasto. Allí lo transmitió a sus colegas, descubrieron los científicos, incluso a una persona que almorzaba en la cafetería y con la que la paciente china no tuvo contacto.

La escena del 22 de enero es una de las decenas de incidentes cotidianos que los científicos han registrado durante una búsqueda médica para rastrear, evaluar y aislar a los trabajadores infectados, para que el gobierno regional de Baviera pueda detener la propagación del virus.

La cacería ha ayudado a Alemania a ganar un tiempo valioso para fortalecer sus defensas contra el COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus.

El tiempo que consiguió Alemania puede haber salvado vidas, dicen los científicos.

El primer brote de COVID-19 transmitido localmente comenzó antes que el de Italia, pero Alemania ha tenido muchas menos muertes.

La primera transmisión local detectada de Italia fue el 21 de febrero. Para entonces, el Ministerio de Salud de Alemania había iniciado una campaña de información y ya había una estrategia del gobierno para abordar el virus que dependería de pruebas generalizadas.

En Alemania, hasta el momento, más de 2.100 personas han muerto por COVID-19. En Italia, con una población más pequeña, el total supera los 17.600.

“Aprendimos que debemos rastrear meticulosamente las cadenas de infección para interrumpirlas”, dijo a Reuters Clemens Wendtner, el médico que trató a los pacientes de Múnich.

Wendtner se asoció con algunos de los principales científicos de Alemania para abordar lo que se conoció como el ‘grupo de Múnich’, y asesoraron al gobierno bávaro sobre cómo responder.

Bavaria abrió el camino con las cuarentenas, que se extendieron al país el 22 de marzo.

Los científicos, incluido el director médico de Inglaterra, Chris Whitty, han reconocido que las pruebas tempranas y generalizadas de Alemania disminuyeron la propagación del virus. “Todos sabemos que Alemania se adelantó en términos de su capacidad para realizar pruebas de detección del virus y hay mucho que aprender de eso”, dijo Witty en televisión a principios de esta semana.

Christian Drosten, el principal virólogo del hospital Charite de Berlín, dijo que Alemania se benefició de que hubiera pronto un grupo con claridad. “Debido a que teníamos esta cohorte de Munich desde el principio (…) quedó claro que con un gran esfuerzo podríamos inhibir esta propagación aún más”, dijo en un podcast diario para la radio NDR en el coronavirus.

Drosten, quien se negó a ser entrevistado para esta historia, fue uno de los más de 40 científicos involucrados en los escrutinios del grupo. Su trabajo fue documentado en forma preliminar en un documento de trabajo a fines del mes pasado. El documento, aún no revisado por pares, fue compartido en el sitio de NDR.

Diarios electrónicos

Fue el lunes 27 de enero cuando Holger Engelmann, CEO de Webasto, dijo a las autoridades que una de sus empleadas había dado positivo por el nuevo coronavirus. La mujer de Shanghái asistió a reuniones en la sede de la empresa.

Los padres de la mujer, de Wuhan, la habían visitado antes de que ella viajara el 19 de enero a Stockdorf, según el registro. Mientras estaba en Alemania, sintió dolores inusuales en el pecho y la espalda y se cansaba durante toda la estadía. Pero ella atribuyó los síntomas al desfase horario.

Se puso febril en el vuelo de regreso a China, dio positivo después del aterrizaje y fue hospitalizada. Sus padres también dieron positivo. Ella les contó a los gerentes el resultado y le enviaron un correo electrónico al presidente ejecutivo.

En Alemania, Engelmann dijo que inmediatamente estableció un equipo de crisis que alertó a las autoridades médicas y comenzó a tratar de localizar a los miembros del personal que habían estado en contacto con su colega china.

El mismo presidente ejecutivo estaba entre ellos. “Solo cuatro o cinco días antes de recibir la noticia, le había dado la mano”, dijo.

Ahora conocido como el “caso cero” de Alemania, la paciente de Shanghai es una “empleada de gestión de proyectos probada y con una larga historia” que Engelmann conoce personalmente, dijo a Reuters.

La compañía no ha revelado su identidad ni la de otras personas involucradas porque, han dicho, el anonimato alienta al personal a cooperar con los esfuerzos de Alemania para contener el virus.

La tarea de encontrar quién tuvo contacto con ella fue más fácil gracias a los calendarios electrónicos de los trabajadores de Webasto; en su mayor parte, todo lo que necesitaban los médicos era consultar las citas del personal.

Accesos cerrados en el Aeropuerto Internacional de Múnich, Alemania, 7 abr 2020 (REUTERS/Andreas Gebert) (Andreas Gebert/)

© Proporcionado por Infobae Accesos cerrados en el Aeropuerto Internacional de Múnich, Alemania, 7 abr 2020 (REUTERS/Andreas Gebert) (Andreas Gebert/)

Fue un golpe de suerte”, dijo Wendtner, el médico que trató a los pacientes de Munich. “Obtuvimos toda la información que necesitábamos del personal para reconstruir las cadenas de infección”.

Por ejemplo, el caso #1, la primera persona en Alemania infectada por la mujer china, se sentó junto a ella en una reunión en una pequeña habitación el 20 de enero, escribieron los científicos.

Cuando los datos del calendario estaban incompletos, dijeron los científicos, a menudo podían usar la secuencia del genoma completo, que analiza las diferencias en el código genético del virus de diferentes pacientes, para mapear su propagación.

Al seguir todos estos enlaces, descubrieron que el caso #4 había estado en contacto varias veces con el paciente de Shanghái. Luego, el caso #4 se sentó de manera consecutiva con un colega en la cafetería.

Cuando ese colega le volvió a pedir la sal, dedujeron los científicos, el virus pasó de uno a otro: se convirtió en el caso #5.

Webasto dijo el 28 de enero que estaba cerrando temporalmente su sitio de Stockdorf. Entre el 27 de enero y el 11 de febrero, se identificaron un total de 16 casos de COVID-19 en el grupo de Munich. Todos menos uno desarrollaron los síntomas.

Todos los que dieron positivo fueron enviados al hospital para que pudieran ser observados y los médicos pudieran aprender de la enfermedad.

Baviera cerró la actividad pública a mediados de marzo. Desde entonces, Alemania ha cerrado escuelas, tiendas, restaurantes, parques infantiles e instalaciones deportivas, y muchas compañías han bajado la cortina para ayudar a la causa.

Fuente: Infobae.com