El gobierno del presidente Joe Biden rechazó una solicitud de reunión con el mandatario salvadoreño Nayib Bukele durante un viaje no anunciado a Washington la semana pasada, dijeron el lunes al medio AP tres personas al tanto de la decisión.

Bukele realizó el viaje, el cual no había sido reportado previamente, después de que un alto funcionario de la Casa Blanca advirtió en una entrevista con un medio noticioso salvadoreño que el gobierno de Biden preveía tener “diferencias” con el mandatario centroamericano.

Bukele no tardó en acoger las duras políticas migratorias del expresidente Donald Trump que restringían las solicitudes de asilo, lo que le valió un enorme respaldo en Estados Unidos por su estilo de gobierno en El Salvador, donde goza de popularidad. Pero al igual que otros dignatarios que tuvieron una estrecha relación con Trump, enfrenta dificultades para ajustarse al gobierno de Biden, el cual pretende revertir muchas de esas medidas y ha indicado que su relación con El Salvador está bajo revisión.

El sorpresivo viaje del presidente en medio de la pandemia representó un dilema para funcionarios estadounidenses. Se les avisó con poco tiempo de anticipación y están evitando en buena medida las reuniones presenciales debido al coronavirus y a que muchos altos cargos siguen vacantes, señalaron las tres personas, quienes se encuentran en Washington y hablaron bajo condición de anonimato a cambio de revelar tomas de decisiones internas.

Al rechazar la solicitud de Bukele, los funcionarios de Biden querían asegurarse de que Bukele no utilizara ningún encuentro como una muestra de respaldo antes de las elecciones legislativas de finales de este mes, en las que busca extender su autoridad, indicaron las fuentes. Sin embargo, hicieron una excepción con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien se reunió con altos funcionarios de Biden en Washington 11 días antes de los comicios presidenciales de la nación andina.

Bukele insistió en que el viaje fue privado y que no solicitó ninguna reunión con funcionarios de Biden.