AMERICA LATINA

América Latina arranca el año bajo la propagación de Ómicron

Si en algún lado las máscaras tapabocas se habían ido, ahora están de regreso. Las fiestas masivas fueron canceladas en muchos puntos, y las filas en los centros de prueba crecen. Estas son algunas de las escenas que se multiplican en varias naciones de América Latina para recibir el año nuevo, mismas que marca la propagación de la variante Ómicron del covid-19.

Cada vez más países latinoamericanos superan sus propios récords de nuevos contagios en un día desde el comienzo de la pandemia.

Aunque toda la la evidencia apunta que esta es una variante menos agresiva que sus antecesoras, la Organización Panamericana de la Salud advirtió que su propagación “junto con un mayor contacto personal debido a la temporada de fiestas y vacaciones, puede provocar un incremento de los casos, las hospitalizaciones y las muertes en las próximas semanas”.

Los gobiernos de algunos países latinoamericanos han implementado pases sanitarios que fomenten la vacunación. También han optado por reducir los periodos de aislamiento de personas que, vacunadas, se hayan enfermado, o hayan tenido contacto cercano con enfermos. La intención; que esta variante no sea un nuevo impedimento para la recuperación económica.

Argentina, por ejemplo, superó esta semana los 50,000 casos diarios por primera vez desde el inicio de la pandemia. El gobierno redujo de 10 a cinco días el aislamiento en casos asintomáticos y con esquema completo, y en quienes tienen esquema completo pero también síntomas, deben estar aislados siete días, y no los 10 exigidos anteriormente.

En menos de una semana, Bolivia ha quintuplicado los casos diarios a 6,149, cifra que representa el pico de la pandemia. Allí, la población completamente vacunada es del 38% de la población.

La OPS alerta por el incremento en los contagios que están viviendo también Ecuador, Colombia y Perú.

México y Brasil, que han dado cuenta de altos niveles de mortalidad con otras variantes del covid-19, no muestran todavía una importante escalada de casos por Ómicron, aunque en el caso de México las cifras sí van en aumento y se han tomado medidas como la cancelación de celebraciones masivas con motivo del año nuevo.

Chile, que cuenta con el 93% de los adultos con esquema completo, tiene los contagios bajo control, afirma el gobierno. Sin embargo, sí tiene bajo la lupa lo que pasa en Argentina y Bolivia.

Cuba, por su parte, ha implementado la imposición de un pasaporte de vacunación completa para los viajeros; del 5 de enero en adelante se deberá mostrar una prueba PCR con resultado negativo.

Reportan que America del sur es una región cada vez mejor conectada para la era digital

La culminación el pasado viernes del tendido del cable submarino de 2.000 kilómetros que une Santos (Brasil) con Punta el Este (Uruguay), bautizado como Tannat, constituye un paso gigante para la conectividad de Suramérica y su inclusión en la era digital.

Tannat, denominación en honor a la cepa y uva nacional del Uruguay, empalma en Brasil con el cable Monet que va directamente a Estados Unidos, lo que en la práctica significa la conexión directa del país austral con América del Norte mediante seis pares de fibra óptica de última generación financiados por Google y la compañía estatal Antel, con la tecnología de «Alcatel-Lucent Submarine Networks».

Uruguay, a través de Antel, es a su vez copropietaria de Monet, junto con la brasileña Algar Telecom, Angola Cables, Google y «Monet Investors».

El proyecto Tannat refuerza la conectividad de Suramérica que hasta ahora prestan fundamentalmente los cables Sam-1, un anillo autorrestaurable de 25.000 kilómetros promovido por la compañía Level 3 y actualmente propiedad de Telefónica y TE Connectivity, y Atlantis2, que en su camino a Conil de la Frontera (España) conecta Las Toninas (provincia de Buenos Aires, Argentina) con Fortaleza (Brasil).

Tannat consolida a la República Oriental del Uruguay como paraíso tecnológico ideal para el establecimiento de empresas que para operar requieren conexiones de datos de gran capacidad y a su vez convierte al país austral en el sexto proveedor internacional de servicios de telecomunicaciones de América del Sur.

Hasta ahora Uruguay, donde es obligatorio que cada vivienda tenga una toma de fibra óptica, se tenía que limitar a satisfacer sus necesidades de interconexión internacional de banda ancha con el cable Unisur-2, integrado por dos pares con una capacidad máxima de tan solo 100 gigabits por segundo de propiedad compartida entre Antel y Telefónica.

Sin embargo, a partir de la entrada en servicio de Tannat, dentro de unos meses, se convertirá en mayorista y exportador a los países de su entorno, principalmente Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

El inicio de las operaciones de Tannat se producirá una vez instalados los servidores y equipos distribuidores en la estación de amarre y control de Punta del Este, la misma que controla Unisur-2.

Los datos circularán por esta autopista de la información a 90 terabits por segundo, una velocidad de vértigo 15 millones mayor que lo que permiten las conexiones convencionales.

Sin embargo, será menor que la que ofrecerán otros cables en fase de ejecución, como el Marea (España-Virginia, EE.UU.), gestionado por Telefónica y construido por Microsoft y Facebook, que permitirá una velocidad de datos de 160 terabits por segundo a través de 8 pares de fibra óptica.

El Tannat completa en realidad el último tramo (2.000 kilómetros) de un itinerario total de 12.556, que empalma en Santos con el tramo Monet, de 10.556 kilómetros, que llega hasta la ciudad de Boca de Ratón (Palm Beach, Florida, EEUU).

El proyecto Tannat comenzó a gestarse en 2012 y se cerró en 2014 con la firma del correspondiente contrato entre Uruguay y Google, con una inversión total por parte de Antel de 73,8 millones de dólares que la parte uruguaya espera rentabilizar con la instalación en el país de empresas tecnológicas líderes que consoliden este pequeño estado como puerto tecnológico de América Latina.

La joya de este puerto es un centro de datos internacional de 12.500 metros cuadrados de superficie, ubicado en el Polo Tecnológico de Canelones y considerado el cerebro tecnológico de la región y motor de la sociedad del conocimiento. Su principal objetivo es dar respaldo y brindar seguridad a los activos digitales de empresas del Cono Sur.

Tannat y su interconexión con Monet permitirá descongestionar a Sam-1, que lleva más de 17 años conectando a Sudamérica con el mundo principalmente a través de las estaciones de amarre de Las Toninas, en Argentina (punto de partida también de Atlantis y de Unisur-2), y de Valparaíso, en Chile.

Este anillo autorrestaurable cuenta, para mayor seguridad, con rutas terrestres de fibra óptica alternativas y separadas, con salidas hacia los océanos Atlántico y Pacífico.

Estados Unidos prohibirá el ingreso de perros desde 16 países de América Latina

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos comenzarán a prohibir el ingreso de perros desde más de 100 países del mundo donde hay alto riesgo de rabia, incluidas 16 naciones de América Latina. La regla entra en vigor el 14 de julio.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) anunciaron el lunes que no permitirá el ingreso al país de animales procedentes de países donde la rabia siga siendo un problema.

Es decir, quienes viajen desde Estados Unidos con sus perros a países donde esta enfermedad infecciosa no esté controlada, deberán dejar a sus mascotas en su destino turístico. La única manera de recuperar a su mascota es hacerlo pasar seis meses residiendo en otro país, fuera de Estados Unidos, que no esté incluido en la lista de los CDC de países riesgosos de contagio de rabia.

En su listado de países restringidos, los CDC incluyeron a Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Perú, Suriname y Venezuela.

La lista completa de los CDC se puede consultar en su sitio web, cdc.gov

Aproximadamente un millón de perros son traídos a Estados Unidos al año, y se tiene previsto que la prohibición afecte a entre 4% y 7.5% de ellos, señalaron las autoridades. Se harán excepciones para algunas situaciones, como para los perros guía o para los extranjeros que se mudan al país con sus mascotas.

Con información de Associated Press

Estudio: economía de América Latina se recuperará más lenta tras la pandemia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hizo este lunes un pronóstico optimista sobre la recuperación de la economía global tras la pandemia del coronavirus, pero advirtió que muchos países, entre ellos los de América Latina, tardarán más para regresar a los niveles anteriores.

Aunque el informe prevé un crecimiento del producto global de casi un 6% este año, dice que son demasiados los países que no alcanzarán regreso a la normalidad para finales de 2022.

Según la OCDE, “es un auge impresionante tras la contracción del 3½ por ciento de  2020”, pero persisten “muchos factores adversos”.

“Resulta sumamente inquietante que no estén llegando suficientes vacunas a los países emergentes y de bajos ingresos. Esto expone a estas economías a una grave amenaza, porque tienen menos capacidad para apoyar la actividad económica que las economías  avanzadas”.

De los países latinoamericanos que forman parte de la OCDE, el más avanzado es Chile, que podría recuperar su nivel anterior a la pandemia a mediados de este año, mientras que Brasil y Colombia se proyectan para el segundo semestre de 2022.

Más atrás aparecen Costa Rica y México para mediados de 2023, y finalmente Argentina con un pronóstico que se extiende hasta más allá de 2025.

Impulsada por un plan de estímulos multimillonario, la economía de Estados Unidos se prevé que crecerá este año 6,9%, de un pronóstico anterior del 6,5%, pero solo se expandirá 3,6% en 2022, de 4,0% previsto en marzo pasado.

En general, la OCDE dice que “16 meses después del inicio de la pandemia, muchos países controlan mejor los nuevos brotes del virus. Los gobiernos han administrado cerca de 2.000 millones de dosis de vacunas, y la capacidad mundial de ensayo, producción y administración de vacunas ha mejorado rápidamente”.

“En términos más generales, mientras la gran mayoría de la población mundial no esté vacunada, todos nosotros seguiremos siendo vulnerables a la aparición de nuevas variantes.”, advirtió la OCDE. “La imposición de nuevos confinamientos y la intermitencia de las actividades económicas podrían socavar gravemente la confianza.

Mientras tanto, “la economía mundial navega actualmente hacia la recuperación, con múltiples fricciones. El riesgo de que no se alcance o no se generalice un crecimiento pospandémico suficiente es elevado.

¿Cuánto costará la vacuna contra el coronavirus en América Latina?

La llegada de la vacuna contra el COVID-19 hace contener el aliento a la población mundial. Con más de 65 millones de casos diagnosticados en el planeta y superando un millón y medio de muertes, la pandemia ha lanzado a la industria farmacéutica a la búsqueda de una vacuna.

Un reporte de la DW de Alemania señala que líderes mundiales, científicos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) piden que las vacunas sean accesibles y seguras para todos, y los grandes laboratorios están solicitando licencias de emergencia en diferentes países para hacerlas llegar lo antes posible al público.

Sin embargo, la distribución y vacunación en América Latina y el Caribe se perfila compleja, y podría no ser tan rápida como se piensa. En la región, de unos 650 millones de habitantes, hay grandes capas de población viviendo en zonas urbanas y rurales pobres, o de difícil acceso, así como con altas temperaturas, lo que parece augurar dificultades a la hora de almacenar vacunas que requieren de menos de 70 grados centígrados.

De acuerdo con la OMS, en todos los países del mundo hay tres formas de obtener la vacuna. La primera es por medio del acceso nacional, con acuerdos directos de los gobiernos con los fabricantes. La segunda es el acceso grupal, con acuerdos regionales para suministrarla. Y la tercera, el acuerdo global, representado por COVAX, la plataforma multilateral de la OMS, la Unión Europea y la Fundación Bill y Melinda Gates para garantizar el acceso equitativo a vacunas contra el COVID-19 para todos los países.

Dentro de COVAX, al que se adhirieron varios países de Latinoamérica y el Caribe, entre ellos México y Brasil, hay otros 30 países o territorios que cuentan con capacidad económica de comprar las vacunas, y otros 10 las recibirán gratis cuando estas estén disponibles: Bolivia, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente, y las islas Granadinas.

Dificultades de almacenamiento y distribución

El hecho de que algunas vacunas de ARN mensajero, fragmento de código genético del virus, deben ser almacenadas y distribuidas a menos de 70 grados centígrados, como la Pfizer-BioNTech, hará que la gente no en todos los casos pueda ir directamente al médico y vacunarse, sino que tendrán que construirse centros de vacunación con megacongeladores, como se está haciendo ya en Alemania, por ejemplo. Algo que, en los países con menos recursos, como India, u otros de Asia, los países africanos y de Latinoamérica, no será tarea fácil. Allí donde se carece de instrumentos de financiación y donde el acceso a la población se dificulta, harán falta gestos concretos de solidaridad internacional, según la OMS, que estima que vacunar a un 20% de la población latinoamericana y caribeña costaría más de 1.000 millones de dólares.

Varios países prevén la vacunación totalmente gratuita de sus ciudadanos a partir de diciembre de 2020 y principios de 2021. Así lo anunciaron, entre otros, Argentina, Colombia, México y Perú. Prioridad de vacunación tienen los grupos de riesgo, los empleados del sector salud y los mayores de 60 años.

Infgrafik Gesicherte Corona-Impfstoffe nach Land und Hersteller in Lateinamerika

Compras de diferentes vacunas

México, por ejemplo, con unos 130 millones de habitantes el segundo el país más poblado de América Latina, planea vacunar a 10 millones de personas por mes de forma gratuita, según anunció el presidente, Andrés Manuel López Obrador. Su gobierno compró 34 millones de dosis a Pfizer-BioNTech, y esa empresa se ocupará de mantenerlas ultracongeladas. También tiene acuerdos con la china CanSino y con la rusa Gamaleya, de las cuales adquirirá 35 y 32 millones de dosis respectivamente. Asimismo, ese país está dentro de la iniciativa COVAX con un 20%, es decir, 51,5 millones de dosis a través de ese mecanismo. 

Por otra parte, Argentina también compró 22 millones de dosis de AstraZeneca y 25 millones de dosis de la rusa Sputnik V, de Gamaleya, que demostró tener también más del 95% de eficacia. El gobierno argentino destinó 170 millones de dólares en adquirir las vacunas, y es uno de los que más dosis se ha asegurado de acuerdo con su población.

También Brasil, donde vive cerca de un tercio de la población total del subcontinente -el segundo país con el mayor número de fallecimientos por covid- anunció la compra de 50 millones de dosis de Gamaleya, así como 100 millones de vacunas de AstraZeneca.

Perú tiene como objetivo vacunar antes de abril de 2021, cuando se realicen elecciones presidenciales, a unos 24 millones de personas. Hasta el momento, cuenta con unos 16 millones de dosis, 9 millones de los cuales son de Pfizer-BioNTech. Su mayor desafío será conservar congeladas las vacunas.

Chile quiere empezar a vacunar en diciembre y se aseguró 10 millones de dosis de esa compañía, así como de 7,6 millones por parte de COVAX y 4 millones de AstraZeneca-Oxford, entre otras. Venezuela apostó a la Sputnik V y a Sinovac. 
En términos generales, el Banco Interamericano de Desarrollo pronosticó un costo promedio de las vacunas 10,55 dólares por dosis. Pero los precios que se barajan a la fecha varían un poco.

Centro de vacunación contra COVID-19 en Gales, Gran Bretaña.

La más cara: Moderna

La vacuna de Moderna, de ARN mensajero o ARNm es también eficaz en un 95%, según la compañía. Es la más cara, y costaría unos 21 euros (25 dólares). Esta puede conservarse a temperaturas de 20 grados bajo cero.

Johnson & Johnson

La cuarta farmacéutica a nivel mundial desarrolla la vacuna contra COVID-19 a través de su filial belga Janssen. Del ensayo a gran escala en EE. UU. aún no hay datos, pero la dosis podría costar 20 dólares. 

Pfizer-BioNTech: precio “medio”

El precio de la vacuna de la alianza Pfizer-Biontech, también de ARNm, se estima en Europa actualmente entre 15 y 17 euros (unos 19 dólares al cambio), un “30% más barato que las de otros laboratorios contra la gripe estacional”, de acuerdo con la encargada de prensa de la empresa, Sally Beatty. La dosis de BioNTech tendría también una eficacia del 95%. La mayor dificultad que presenta es que debe ser almacenada a menos de 70 grados centígrados bajo cero.

Donald Trump analiza prohibir vuelos desde América Latina “para que no infecten a nuestra gente”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer martes que se analiza prohibir la entrada de viajeros procedentes de América Latina, por el aumento de los casos en Brasil. 

“Lo estamos considerando, aunque esperamos que no tengamos un problema”, afirmó Trump en respuesta a una pregunta sobre si se plantea imponer un veto a los viajeros que llegan desde el sur del continente, durante una reunión con su gabinete en la Casa Blanca.

El mandatario explicó que “la mayoría” de los viajeros desde Brasil y Latinoamérica “llegan a Florida” y afirmó: “No quiero que venga gente (contagiada) e infecte a nuestra gente”.

“Brasil ha ido por la vía de (la inmunidad de) grupo, ya saben lo que es, del grupo, y están teniendo problemas, de eso no hay duda”, subrayó Trump.

Brasil es el tercer país del mundo con más casos de coronavirus después de Estados Unidos y Rusia, con 254.220 casos confirmados de la enfermedad y 16.792 muertos hasta el lunes, y se espera que pronto pase al segundo puesto y que sus cifras sigan creciendo hasta julio, cuando está previsto el pico de la curva de incidencia.

La Casa Blanca ya ha vetado el acceso al país de los viajeros procedentes de China y la mayor parte de Europa para contener la expansión del coronavirus, algo que no ha impedido que los contagios en EE.UU. superen el millón y medio, y que los muertos pasen ya de 91.000, posicionándose como el país con más casos.

América Latina enfrenta la peor recesión de su historia en medio de la pandemia

Latinoamérica se alista para afrontar la mayor recesión económica de su historia debido a una pandemia que ha causado ya más de 23.000 muertes, entre más de 400.000 contagiados, en la región, reportó la agencia EFE.

La Organización Mundial de la Salud confirmó este miércoles que el número de personas infectadas en el mundo por el nuevo coronavirus asciende a 4,17 millones y las muertes se elevan a 287.399, con 4.278 fallecidos en la última jornada.

El recuento de ayer confirma que el nuevo foco de la pandemia se encuentra en el continente americano, que ha sobrepasado a Europa en número de infecciones.

Datos de la Universidad Johns Hopkins indican que Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del mundo, al reportar unos 1,4 millones de contagiados y más de 83,000 fallecidos.

La peor situación dentro de Estados Unidos la vive el estado de Nueva York, considerado el epicentro mundial de la pandemia por registrar más de 340,000 enfermos y 27,000 fallecidos.

Dentro del continente, los países más impactados después de EE.UU. son Brasil (188,974 infectados y 13,149 fallecidos), Perú (más de 76,000 casos y 2,100 decesos), Canadá (unos 73,000 contagiados y 5,400 muertos), México (38,000 casos y 3,900 fallecidos), Chile (34,300 infectados y más de 340 defunciones). Tras ellos se ubican Ecuador (más de 30,400 enfermos y 2,300 defunciones) Colombia (unos 12,900 contagios y 509 muertes) y República Dominicana (más de 11,000 enfermos y 400 fallecimientos).

Con esto, el continente supera los 1,8 millones de casos y las 111,000 muertes. Unos 406,000 de esos contagios y 23,300 fallecimientos corresponden a Latinoamérica.

La universidad ubica ya a Brasil en el sexto lugar entre los países con más casos de coronavirus, después de EE.UU., Rusia, Reino Unido, España e Italia; y por delante de Francia y Alemania.

Pese a la expansión de la enfermedad, en Brasil se mantiene la polémica por la posición del presidente Jair Bolsonaro, quien ha llegado a calificar la enfermedad de “gripecita” y presiona por reabrir ya hasta los gimnasios y las peluquerías.

La mayor recesión de la historia

Cálculos publicados este miércoles por la ONU apuntan a que la pandemia del coronavirus provocará en Latinoamérica y el Caribe la mayor recesión económica en la historia de la región, con un retroceso del 5,4 % en 2020, lo que llevará a que la renta media per cápita retroceda a su nivel más bajo en más de una década, con un fuerte aumento del desempleo y grandes cantidades de ciudadanos cayendo a la pobreza.

En ese terreno el COVID-19 ha golpeado con especial dureza a Brasil, Ecuador y Perú, pese a que todos los países han tomado medidas importantes para contener la enfermedad, como la imposición del confinamiento.

China y Latinoamérica, ¿se darán la mano después de la COVID-19?

Entre 2009 y 2011 el comercio entre China y América Latina se duplicó, como resultado de la crisis financiera global de 2008.

Situaciones de incertidumbre económica como la que ahora registra el mundo en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, son oportunidades que los expertos califican como imperdibles, para que los países asuman nuevos roles en la pirámide de poder.

Expertos en un panel organizado por el Council of The Americas, una organización empresarial estadounidense cuyo objetivo es promover el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos en todo el continente americano, señalan que China tendrá gran influencia sobre la capacidad y el tiempo de mejora en la economía de la región.

“Creo que ya hemos visto algo de la relación debilitada en términos de China y la región […] Creo que hay una oportunidad para que la región tome la COVID-19 como una llamada, una llamada para pasar la página y una llamada para no caer en la trampa de tener que elegir entre Estados Unidos y China”, señala Tatiana Rosito, del Centro Brasileño para las Relaciones Internacionales.

Según destaca el vicepresidente de Council of The Americas, Eric Farnsworth, todo este escenario ha puesto a China en una posición en la que comparándose con las formas en las que otros países hacen política, busca demostrar que puede sacar adelante sus metas, ideales y como lo demostró con la reapertura de Wuhan.

Farnsworth asegura que el gigante asiático puede salir de las crisis de igual forma o incluso más rápido que otros países líderes en el mundo. “Porque si puede mostrar a los mercados emergentes, u otros, que, de hecho, el mercado chino es tan bueno como otros, entre comillas, entonces ¿por qué sería tan difícil vincularse o trabajar estrechamente con Beijing? Creo esta es realmente la estrategia en marcha. El coronavirus quizás ha acelerado eso”.

Tatiana Rosito agrega que, en tiempos como estos, surge una necesidad de cooperación internacional pero que, en el caso específico, se podría generar en medio de un campo de desconfianza.

Fuente: Agencias