Tag: ANDREW CUOMO

Cuomo ordena cerrar de noche bares y restaurantes para frenar segunda ola de COVID-19 en Nueva York

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo anunció este miércoles nuevas medidas de restricción para tratar de frenar la consolidación de una segunda ola de contagios por coronavirus. A partir de este viernes, bares y restaurantes autorizados por la Autoridad Estatal de Bebidas Alcohólicas deberán cerrar a las 10 p.m., al igual que los gimnasios, mientras que las reuniones o fiestas privadas en casas y apartamentos quedan limitadas a 10 personas

El Gobernador anticipó que, de ser necesario, se barajan medidas más enérgicas, como prohibir comer en el interior de bares y restaurantes, para volver a controlar la propagación del virus que produce la COVID-19.

El cierre desde el viernes a las 10 p.m. cubre en general a todos los bares y restaurantes que durante la pandemia y como incentivo a su recuperación, fueron autorizados a vender bebidas alcohólicas.

El anuncio de nuevas medidas coincide con el pronunciamiento que hizo el alcalde Bill de Blasio, quien nuevamente advirtió este miércoles que una segunda ola en la ciudad era inminente.

A través de Twitter De Blasio reveló que la tasa promedio de siete días de resultados positivos en las pruebas en toda la ciudad fue de 2.52%, una tasa vista por última vez a principios de junio, cuando la ciudad empezó a reabrir negocios no esenciales luego del devastador azote de la pandemia en la primavera.

“Esta es nuestra ÚLTIMA oportunidad de detener una segunda ola”, escribió de Blasio en Twitter. “Podemos hacerlo, pero tenemos que actuar AHORA”.

Indicadores del coronavirus en NYC

El alcalde de Nueva York ofreció las siguientes cifras sobre la evolución del virus hasta este miércoles:

  • 94 pacientes ingresados en el hospital.
  • 817 casos nuevos.
  • La tasa de infección promedio de 7 días es 2.52%.

Nueva medida causa confusión

El nuevo toque de queda para bares y restaurantes que entra y vigor desde este viernes, produjo la inmediata reacción de la NYC Hospitality Alliance, la asociación que representa a la industria en la ciudad.

“En el momento del anuncio, el Estado o la Ciudad no han proporcionado a los restaurantes detalles importantes sobre las nuevas restricciones en sus negocios. No saben si las restricciones se aplican a las comidas en el interior o las que se sirven al aire libre, y si los clientes deben salir del restaurante antes de las 10:00 p.m. o si pueden terminar sus comidas después, lo que está creando más confusión. Esperamos que se precise esa información de inmediato”, dijo a través de un comunicado Andrew Rigie, director ejecutivo de la asociación.

La NYC Hospitality Alliance, una entidad sin fines de lucro fundada en 2012 para representar y brindar servicios a restaurantes y establecimientos de vida nocturna en los cinco condados.

Rigie agregó que, estas nuevas restricciones deben justificarse públicamente con datos de rastreo de contactos porque harán aún más difícil la supervivencia de estos pequeños negocios. “Exigimos que nuestros líderes electos brinden apoyo financiero a los restaurantes y bares de nuestra ciudad antes de que cierren permanentemente y dejen sin trabajo a decenas de miles de neoyorquinos”, advirtió.

Los casos aumentan en la ciudad y en el estado

Durante el mes de octubre la Ciudad reportó varios focos del virus en vecindarios de Brooklyn y Queens, desde entonces los casos se han ido incrementado en los cinco condados, incluido Staten Island. De acuerdo con las autoridades de salud, semana pasada, la ciudad de Nueva York registró un promedio de 1,142 casos por día, un aumento del 77% con respecto a las dos semanas anteriores.

Hasta el martes, según el reporte que emite a diario el gobernador Cuomo, en el estado de Nueva York, la tasa promedio de siete días de resultados positivos en las pruebas fue de 2.23%, la cifra más alta desde principios de junio, cuando el estado estaba haciendo menos pruebas que ahora. Este miércoles, el estado reportó 1,628 hospitalizaciones, su total más alto desde mediados de junio. El número de personas hospitalizadas en el estado alcanzó su punto máximo en abril, con varios días en los que superó las 18.000.

Vuelven restricciones en Nueva Jersey y Connecticut 

El repunte del virus ha sido alertado no sólo por las autoridades de Nueva York sino también por las de los estados vecinos, Nueva Jersey Connecticut, región que, al inicio, fue el epicentro de la pandemia.

El gobernador de Nueva Jersey, Philip D. Murphy dispuso nuevos límites al expendio de comidas en interiores de bares y restaurantes que comienzan este jueves por la noche. Murphy declaró que por ahora busca evitar los cierres radicales que paralizaron la economía de la región en marzo. Nueva Jersey ha visto sus hospitalizaciones más del doble en el último mes, de 653 a 1.801, un umbral que se cruzó por última vez en junio.

En Connecticut, las autoridades de salud reportaron que el número de personas hospitalizadas con el virus aumentó, en las áreas donde el brote fue menos severo en la primavera y donde se reabrieron las actividades un poco más rápido.

El gobernador Ned Lamont anunció que ha limitado todas las reuniones privadas en el estado a 10 personas, también ha reducido los límites de capacidad en los restaurantes y ha permitido que los municipios más afectados vuelvan a imponer límites a otros negocios.

De acuerdo con el periódico Hartford Courant, el estado ahora tiene 548 pacientes hospitalizados, su total más alto desde el 29 de mayo. Así mismo, informó este miércoles que la tasa promedio de siete días de resultados positivos en las pruebas fue del 4.1 por ciento, su tasa más alta desde el 1 de junio.

En conjunto, las autoridades de los tres estados han coincidido que podrían radicalizar las medidas restrictivas, lo que resulta en un retroceso después del gradual proceso de reapertura. Por otro lado, las bajas temperaturas en toda la región hacen temer que el virus se propague más rápidamente.

Cuomo cree que el gobierno podría compartir con ICE datos de receptores de la vacuna anti-COVID-19

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, advirtió ayer lunes que la Administración Trump podría usar información de quienes se pongan la vacuna del coronavirus para perseguir a inmigrantes indocumentados.

“El Gobierno federal acaba de enviar un acuerdo de formulario de intercambio de datos a los estados. Este es solo otro ejemplo de cómo intentan extorsionar al estado de Nueva York para obtener información que puedan usar en el Departamento de Seguridad Nacional e ICE y que usarán para deportar personas. Eso es lo que es esto. No lo haré”, dijo el demócrata en una conferencia telefónica.

Según Cuomo, la Administración Trump ha pedido a los estados que reciban la vacuna participar en un acuerdo para compartir datos de quienes se pongan la vacuna.

“Quieren el nombre, quieren la dirección, quieren la fecha de nacimiento, quieren la etnia, quieren la raza, el sexo y quieren el número de identificación“, aseguró el gobernador neoyorquino. Aportar esta información sería necesario para que los estados reciban la vacuna cuando este.

El acuerdo sería que agencias como la red de Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tengan acceso a la información, pero Cuomo dice que teme que agencias de inmigración como ICE también tengan acceso a esos datos.

“Ya he pasado por esto antes”, aseguró el demócrata. “Esta es una administración que ha sido implacable desde el primer día con el muro en su búsqueda de indocumentados”.

El gobernador dice que prefiere establecer un programa público estatal que gestione el programa de vacunación, pero agrega que el Gobierno federal no ha aceptado proporcionar fondos para ello.

Cuomo amenaza con retener fondos para la ciudad de Nueva York por no aplicar ley y frenar el COVID-19

El manejo de la crisis sanitaria tras el surgimiento de focos de contagios por COVID-19 en varias zonas de la ciudad de Nueva York tomó un nuevo giro este miércoles. El Gobernador del estado Andrew Cuomo envió un ultimátum a los gobiernos locales y a las escuelas públicas y privadas, en el que les advierte que perderán los fondos estatales si no cumplen las regulaciones de seguridad para frenar el virus.

“En primer lugar, estamos enviando una notificación a los gobiernos locales precisando que deben hacer cumplir la ley de salud pública bajo la Sección 16. Si el gobierno local no hace cumplir la ley de manera efectiva, retendremos los fondos”, advirtió.

Cuomo agregó que, si los gobiernos locales y a las escuelas públicas y privadas violan la orden de la Sección 16, “retendremos los fondos. Esta es una última advertencia”.

Temor a consecuencias políticas

En su comparecencia diaria con los medios, Cuomo se mostró claramente decidido a exigir el cumplimiento de las regulaciones y de paso dejó entrever que en Borough Park, Brooklyn, varias yeshivas (escuelas ortodoxas judías) privadas han ignorado la orden de cierre, como consecuencia de la pasividad del Alcalde.

El gobernador insinuó que el alcalde De Blasio teme las consecuencias políticas asociadas con la aplicación de las órdenes de cierre en ese vecindario judío.

“No quieren hacer cumplir la ley. ¿Por qué? Porque es políticamente sensible. La comunidad de la que estamos hablando hoy es una comunidad políticamente poderosa … así que entiendo que no quieren incurrir en la ira y las desventajas políticas”, dijo Cuomo sin citar al Alcalde por su nombre.

El Gobernador ofreció una panorámica sobre la situación sanitaria y destacó que la tasa de pruebas positivas en las áreas identificadas como ‘puntos calientes‘ es del 6.29%; la positividad en el estado de Nueva York sin las áreas de enfoque de la zona roja incluidas es del 0.95 % mientras se produjeron 7 muertes por COVID-19 en el estado el miércoles.

Retención de fondos

Cuomo hizo énfasis que el estado de Nueva York retendrá fondos para las localidades y escuelas en las zonas identificadas por su alta positividad por COVID-19 que no cumplan con las leyes de salud pública.

“Sabemos que se supone que las escuelas públicas y privadas en las zonas rojas deben estar cerradas. Hemos confirmado que hubo infracciones donde estaban operando las yeshivas, tanto como en las reuniones religiosas que excedieron las pautas. Esto es particularmente un problema en los condados de Brooklyn, Orange y Rockland”, declaró el gobernador Cuomo.

El ejecutivo explicó que el Departamento de Salud del Estado de Nueva York (DOH) enviará una carta advirtiendo a los gobiernos locales de las ‘zonas rojas’, que perderán los fondos estatales si no hacen cumplir los límites estatales sobre las reuniones y el cierre de las escuelas. El documento, detalló Cuomo, se enviará a la ciudad de Nueva York, el condado de Orange, el condado de Rockland, la ciudad de Ramapo y el pueblo de Spring Valley.

Cuomo se mostró frustrado y comentó que intentó por varios medios motivar a los líderes locales a que apliquen la ley, pero, dijo, no obtuvo resultados. “Así que espero que esto los motive, porque nada más de lo que he hecho los ha motivado”, dijo Cuomo sobre el ultimátum.

Al responder sobre el monto al que podrían llegar las retenciones a la ciudad de Nueva York, el Gobernador se limitó a decir que “podría ser una cantidad significativa”.

“Tenemos la autoridad para incautar todos los fondos a una localidad. ¿Cuánto los penalizaremos? Depende, y será a nuestra discreción”, concluyó.

De Blasio: “Hemos hecho algunos avances”

En contraste, el alcalde De Blasio se mostró optimista de los esfuerzos de su administración para contener la propagación de la COVID-19 y destacó que el “progreso” alcanzado se había alcanzado gracias a un esfuerzo comunitario en los vecindarios identificados como “puntos calientes”.

“Lo que estamos viendo, afortunadamente, es algo que se estabiliza, ciertamente en la ciudad en general y en particular en las comunidades que se han visto más afectadas”.

El gobernador Cuomo, particularmente ha sido crítico de la gestión del alcalde en el manejo de la crisis del coronavirus, particularmente en cuanto a la ejecución de las precauciones y medidas de seguridad. El mandatario estatal ha apuntado contra De Blasio como responsable de los recientes brotes de COVID-19, diciendo que son el resultado directo de la falta de aplicación rigurosa de las medidas de prevención.

De Blasio ha sido cauto y su estrategia más bien se enfila a mostrar sus propios resultados e insistió en que, “el panorama general es estable y eso es una buena noticia”.

“Necesitamos ver más avances, obviamente, en las zonas de mayor preocupación. Estamos monitoreando otros vecindarios, áreas circundantes, para asegurarnos de que la situación esté contenida. Pero lo que estamos viendo en general, en términos de indicadores de la ciudad, sugiere que estamos haciendo algunos avances”, reiteró De Blasio.

El alcalde resumió señalando que esta es una semana verdaderamente decisiva.

“Tenemos que evitar que una segunda ola golpee la ciudad de Nueva York y tenemos el poder para hacerlo. Pero todos tienen que ser parte de esto. Las personas que no están haciendo lo correcto, por supuesto, tendrá que someterse a las disposiciones de ley”, subrayó De Blasio.

El alcalde anunció que iniciará una segunda ronda entre los neoyorquinos para instarlos a seguir hacerse la prueba y seguir los consejos básicos, que los expertos de salud han estado dando desde hace meses.

Ahora, una de las cosas que haremos es una nueva campaña, es recordarle a la gente, por ejemplo, lo importante que es usar una máscara en interiores de forma regular a menos que esté con personas que viven bajo el mismo techo. Es muy importante usar esa máscara con regularidad. Si vas a trabajar, si vas a una tienda, si estás en algún lugar con gente con la que no vives, usar esa máscara, hace una gran diferencia”, insistió.

Gobernador Cuomo extiende la moratoria de desalojos en Nueva York hasta el 1 de enero

Las secuelas de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus siguen más vigentes que nunca, con miles de personas que permanecen desempleadas y enfrentando la dura realidad de decidir si comprar comida o pagar la renta. Y para dar una mano a esos neoyorquinos en serios problemas financieros, este lunes el gobernador Andrew Cuomo anunció otra extensión a la moratoria de desalojos hasta el 1 de enero.

Mientras Nueva York continúa luchando contra la pandemia, queremos asegurarnos de que los neoyorquinos que todavía están pasando dificultades económicas no se vean obligados a abandonar sus hogares como resultado del COVID“, dijo el Gobernador.

Cuomo anunció por primera vez una moratoria estatal sobre los desalojos residenciales y comerciales el 20 de marzo para garantizar que ningún inquilino fuera expulsado durante el apogeo de la emergencia de salud pública, y luego firmó la legislación ‘Tenant Safe Harbor Act’ el 30 de junio, que entró en vigor de inmediato. Y ahora, con la orden ejecutiva emitida este lunes, la ley se extiende por tres meses adicionales.

Estamos extendiendo las protecciones de la Ley hasta el 1 de enero porque queremos que los inquilinos tengan una estabilidad fundamental en sus vidas mientras nos recuperamos de esta crisis”.

Judith Goldiner, abogada de la organización defensora de los inquilinos ‘The Legal Aid Society’, indicó que “el diablo está en los detalles de la medida, y todavía tenemos que ver cuáles son esos detalles de la orden ejecutiva”.

Goldiner agregó que una verdadera moratoria “protegerá a todos los inquilinos independientemente de las circunstancias y no incluirá ninguna exención que los propietarios pudieran aprovechar para llevar a nuestros clientes a los tribunales por motivos frívolos. Además, Nueva York todavía estará en medio de una crisis de salud pública en 2021, y el alivio para los inquilinos debe extenderse mucho más allá del final de la pandemia”.

A principios de este mes, y también mediante una orden ejecutiva, el gobernador Cuomo había extendido la moratoria estatal sobre los desalojos hasta el 20 de octubre. Ya otras órdenes ejecutivas anteriores también han prohibido cargos extras o tarifas por pagos de alquiler atrasados, y los inquilinos que enfrentan dificultades financieras aún pueden usar su depósito de seguro como pago y tener la posibilidad de reembolsar ese dinero.

Gobernador Cuomo: Donald Trump causó el brote de COVID-19 en Nueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que el presidente Donald Trump causó el brote de covid-19 en dicho estado. El mandatario agregó que Trump y su «incompetente administración» no hicieron lo correcto para controlar el coronavirus pero que sí se preocuparon porque los inmigrantes no cruzaran por la frontera sur de EE.UU., algo que, según Cuomo, no ha provocado muertes como las que ha causado el covid-19.

YX5bGZ4zrB7Po#rq 28 de julio 2020

Nueva York logra sus mejores cifras en pacientes con Coronavirus desde marzo

El estado de Nueva York está de plácemes, pero no baja la guardia ante la reducción de cifras sobre contagios de coronavirus y hospitalizaciones. La mejor noticia es que en las últimas 24 horas no murieron personas por este padecimiento. Así lo explicó un reporte de Jesús Gacría, del Diario de NY.

Esto ocurre a semana y media de que los colegios sean reabiertos, en medio de críticas y el miedo entre padres de familia de un posible aumento contagios.

El gobernador Andrew Cuomo destacó los logros, pero matuvo la advertencia que es ya una constante: “No se equivoquen… este virus todavía está aumentando”.

Las hospitalizaciones se redujeron a 472, el número más bajo desde el 16 de marzo; el número de pacientes en terapia intensiva (ICU) se redujo a 110, el más bajo desde el 15 de marzo; las intubaciones se redujeron a 50, también la cifra más baja desde mediados de marzo.

Otra buena noticia es que las pruebas positivas de COVID-19 han sido de menos del uno por ciento durante 16 días seguidos.

“Los neoyorquinos deben estar orgullosos de que su arduo trabajo y disciplina los llevaron a otro día de bajas cifras récord. Nuestras hospitalizaciones, intubaciones y personas en las UCI son las más bajas desde mediados de marzo, eso es un logro real”, dijo el gobernador. “Pero no se equivoquen: este virus todavía está aumentando en algunas partes del país y hasta que no haya una vacuna no podemos volvernos insensibles o complacientes con los riesgos que enfrentamos”.

El demócrata pidió a los ciudadanos continuar con los lineamientos de salud pública, sobre todo utilizar máscaras, la distancia social y el uso de gel antibacterial.

La mayoría de los establecimientos cumplen con los lineamientos de cuidado en Nueva York, ya que según reportes de la Autoridad Estatal de Bebidas Alcohólicas y el Grupo de Trabajo de la Policía Estatal solamente 13 –de los 1,446 revisados– incumplieron con las medidas, la mayoría en Brooklyn (3) y en Long Island (3).

De los 74,043 resultados de las pruebas informados, 572 o el 0.77 por ciento, fueron positivos en promedio. La región con el porcentaje más alto de positivos es Western New York con 1.8%.

La ciudad de Nueva York (279) y los condados de Erie (52), Suffolk (42) y Nassau (40) siguen siendo los que más nuevos casos reportan.

Gobernador de Nueva York amenaza con cerrar bares por rebrote del COVID-19

Las autoridades de Nueva York amenazaron ayer lunes con cerrar bares en respuesta a varias escenas de muchedumbres de personas en fiesta registradas durante el fin de semana en calles de la Gran Manzana, incumpliendo las recomendaciones para combatir el coronavirus.

“No podemos permitir que estas congregaciones continúen. Si lo hacen les diré lo que va a ocurrir: vamos a tener que dar marcha atrás en el plan de reapertura y vamos a tener que cerrar bares y restaurantes”, avisó el gobernador del estado, Andrew Cuomo, en una conferencia de prensa.

Cuomo urgió a las autoridades locales a hacer cumplir las normas y llamó a los hosteleros a respetar las directrices, recordando que no hacerlo es incumplir la ley y puede acarrear sanciones.

El gobernador también tuvo un mensaje para los jóvenes, a los que dijo que no pueden creerse “superhéroes”, pues también corren riesgos con la COVID-19 e, incluso, si no enferman de gravedad pueden contagiar a otras personas, echando por tierra el trabajo para controlar la pandemia.

En la misma línea, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, lamentó las escenas vistas durante el fin de semana en algunos puntos de la ciudad, en especial en el vecindario de Astoria, en el distrito de Queens, donde se tomaron vídeos en los que podía verse a centenares de personas, muchas sin mascarillas, bebiendo en la calle y que se hicieron virales.

En respuesta, las autoridades han cerrado un restaurante de la zona por supuestamente violar las normas sobre servicio en terraza, que es el único que por ahora tienen permitidos los establecimientos de la ciudad.

Nueva York entró este lunes en la cuarta fase de su reapertura, pero los bares y restaurantes siguen sin poder servir en su interior, en una medida para evitar los rebrotes vistos en otros estados de Estados Unidos.

De Blasio aseguró que se va a reforzar la vigilancia sobre los bares tras las escenas del fin de semana y aseguró que si los hosteleros no cooperan será necesario cerrar establecimientos.

Cuomo impone reglas a bares y restaurantes para cumplir distanciamiento social en Nueva York

El gobernador Andrew Cuomo anunció este jueves nuevas reglas en bares y restaurantes en todo el estado para obligar a estos negocios a cumplir con las normas de distanciamiento social y el uso de máscaras, luego que su oficina ha continuado recibiendo quejas de personas en las afueras de esos negocios violando las reglas impuestas para evitar el aumento de contagios de coronavirus.

Cuomo indicó que las reglas, con el nombre ‘Three Strikes and You’re Closed’, establecen que cualquier establecimiento que reciba tres violaciones estará obligado a cerrar. Y las violaciones graves pueden resultar en la pérdida inmediata de la licencia para vender licor y la Autoridad Estatal de Licores hará público cada semana el nombre y la locación del negocio amonestado.

También se anunció que todos los restaurantes y bares estarán sujetos a nuevos requisitos que establecen que solo deberán servir alcohol a las personas que ordenan alimentos, y que el servicio en los bares solo debe ser para clientes sentados y que están socialmente distanciados por seis pies o separados por barreras físicas.

Los ciudadanos que vean violaciones o están preocupados pueden reportar quejas, incluidas fotos, a la Autoridad Estatal de Licores en: www.sla.ny.gov.

Gobernador de Nueva York firma ley de reforma policial

El estado de Nueva York tomó un paso importante el viernes para acabar con prácticas controversiales de vigilancia policial al firmar una legislación que prohíbe el uso de estrangulaciones y expande la transparencia policial. 

“La verdad es esta: la reforma policial está atrasada”, dijo el gobernador Andrew Cuomo, hablando sobre George Floyd, el hombre afroestadounidense cuya muerte en custodia policial el mes pasado provocó protestas a nivel nacional y llamados por la justicia racial. Casos similares al de Floyd, dijo el gobernador, han ocurrido “muchas, muchas veces antes”. 

La legislatura del estado de Nueva York rápidamente pasó la ley, que el gobernador firmó el viernes en la ciudad de Nueva York en presencia de Valeria Bell y Gwen Carr, las madres de Sean Bell y Eric Garner, dos neoyorkquinos que también murieron en incidentes en donde estuvo involucrada la policía. 

La ley prohíbe a la policía hacer enganches de sofocación a sospechosos, una táctica controversial vinculado a la muerte de varias personas, incluído Garner. 

“Hace mucho tiempo que debería haber sucedido, pero sucedió, muchas gracias a todos”, dijo Gwen Carr después de que el gobernador firmara la ley. 

La nueva ley también da fin a una ley conocida como 50-A, que protege los récords disciplinarios de la policía de ser escrutados. Los defensores de la ley dijeron que arrojaría luz sobre los registros de lo policías “malos”, mientras que ayuda a los buenos policías a defenderse si tienen un historial sin reclamos y fueron acusados de un crimen o de actuar inapropiadamente. 

Además, la legislación faculta al fiscal general del estado para convertirse en el fiscal independiente en los asesinatos de civiles desarmados por la policía.

El gobernador también emitió una orden ejecutiva que requiere que los departamentos de policía locales del estado desarrollen planes de reforma con aportes de la comunidad y los consagran en la ley local antes del 1 de abril de 2021, o corren el riesgo de perder fondos estatales.

“No vamos a financiar agencias de policía en este estado que no vean lo que ha sucedido, lleguen a un acuerdo y se reformen”, dijo Cuomo. “No vamos a estar, como gobierno estatal, subsidiando tácticas policiales inadecuadas”.

Cuomo dijo que entiende el mensaje de los manifestantes: que existe una falta de confianza entre la comunidad y la policía. El gobernador señaló que la policía debe trabajar con sus comunidades para abordar cuestiones como el uso de la fuerza por parte de los oficiales, la vigilancia comunitaria y los prejuicios.

El gobernador reconoció que aún queda mucho por hacer, que la acción del viernes es un primer paso, y espera que la acción de Nueva York sea un ejemplo para que otros estados de EE.UU. lo sigan.

Cuomo confirma que NY ya sobrepasó la montaña de la infecciones del COVID-19

El gobernador  de Nueva York , Andrew Cuomo, informó que el estado ya había “sobrepasado la montaña” de la pandemia, al registrarse el número más bajo de nuevos casos desde que comenzó la emergencia de salud. Mientras el miércoles fueron 246 casos, el 20 de marzo pasado fueron 432, lo que significa una baja de 186 nuevos en un día.

El mandatario informó que otra noticia positiva era que las muertes el miércoles fueron 105, menor a las 112 registradas el martes. Estos fallecimientos llevaron el total general de muertes en el estado a 28,860, y de ellas 15,423 en la Gran Manzana.

“Estas nuevas muertes son una noticia terrible. Es relativamente mejor de lo que ha sido. Pero todavía son 105 familias que están de duelo hoy y están en nuestros pensamientos y oraciones. Pero si se ve la trayectoria general de la situación y se compara el 20 de marzo al 20 de mayo, un período de tiempo que pasará a la historia, con mucho dolor, un período único, se ve que lo superamos… sí lo superamos”, indicó Cuomo, agregando con énfasis: “Sobrepasamos la montaña literal y figurativamente”.

Además, el Gobernador informó que hasta este miércoles las hospitalizaciones totales por COVID-19 habían bajado a 5,187, al igual que las entubaciones en las unidades de cuidados intensivos.

Denuncian que en Nueva York cientos olvidan la distancia social

Decenas de neoyorquinos olvidaron la distancia social y salieron a las calles y a comercios como si no existiera una alerta sanitaria por Coronavirus, ayer domingo.

“Tú tienes el control de lo que sucede. La forma en que actúes determinará lo que sucede”, expresó en su reciente reporte público el gobernador Andrew Cuomo.

“Sea inteligente, sea diligente y no subestime este virus”. Sin embargo, fotografías mostraron que los residentes de Nueva York están cansados de la distancia social e incluso de cubrirse la boca y nariz. La maestra Annie Tan compartió una imagen tomada frente a un bar en Chinatown, Manhattan, donde se vio a grupos de personas muy cercanas entre sí. “Ellos simplemente rechazan dispensarse”, indicó.

Una boda se celebró en la Calle 57 sin consideración de distancia social ni uso de mascarillas.

Aunque en el estado hay un plan de reapertura, la ciudad no está contemplada para grandes pasos, debido a la cantidad de contagios que suman 189,031 con casi 50,000 personas hospitalizadas.

Cuomo prepara ley para proteger empleos cuando se reactive la economía

Nueva York sigue adelante su marcha para hacer efectiva la reapertura del estado, tras casi dos meses de pausa debido a la crisis del COVID-19. Y dentro de los planes para garantizar que la reactivación de la economía cuente con todas las protecciones necesarias en la Gran Manzana y el resto de localidades del estado una vez todas las regiones hayan abierto, el gobernador Cuomo propuso una ley que pretende proteger cientos de miles de empleos.

Así lo anunció ayer martes el mandatario estatal, tras explicar que se reunió con los congresistas y senadores que representan a Nueva York en el Congreso para pedirles que impulsen a nivel federal la llamada ley “Americanos primero”, que exigiría a las compañías contratar el mismo número de trabajadores que tenían antes de la pandemia, si quieren recibir el dinero del rescate dado por el gobierno.

El reporte de El Diario de Nueva York señala que el anuncio fue hecho luego de mencionar que en el último día hubo 195 muertes en Nueva York, es decir, 34 más que el día anterior, lo que elevó el número de fatalidades a 21,867 (15,101 de ellas en la ciudad) y que los contagios llegaron a 342,267, de los cuales 184,319 se han dado en los cinco condados.

Cuomo pronosticó que de no ejercer presiones legales a las empresas, utilizarán la pandemia como excusa para legitimar la no preservación de empleos, condenando a miles de trabajadores a “pasar hambre y no tener para sus pagos de renta e hipotecas”.

“Las corporaciones ya tienen visto su próxima estafa. Van a usar la pandemia para justificar despidos y no volver a contratar a muchos empleados para incrementar sus ingresos y el valor de sus acciones a espaldas de los los trabajadores estadounidenses (…) por eso necesitamos que se apruebe esta ley”, dijo Cuomo. “Es muy sencillo, si no vuelven a contratar a los empleados que tenían tendrían que devolver el dinero que les dieron”.

Apoyo a trabajadores

El Gobernador aseguró que la delegación legislativa de Nueva York que esta semana está en Washington debatiendo el nuevo programa de ayudas proveniente del Gobierno federal, le dio su palabra para introducir el proyecto de ley de apoyo a los trabajadores.

Cuomo manifestó su temor de que las compañías sean rescatadas y los empleados terminen sin trabajo.

No vamos a subsidiarlos para despedir trabajadores. Si puede despedir trabajadores, y está ahorrando dinero al despedir trabajadores, entonces no necesita que el contribuyente estadounidense lo subsidie”, dijo el político, al tiempo que hizo nuevamente un llamado al gobierno federal para que otorgue fondos de ayuda para reactivar la economía y financiar las principales necesidades del Estado.

Cuomo advirtió que Nueva York necesita$61,000 millones para evitar recortes en el presupuesto estatal y para echar la economía a andar. De no ser así, advirtió que habrá recortes considerables del 20% en la educación, la salud y los gobiernos locales, lo que según dijo, sería un golpe a mansalva a los llamados héroes, que actualmente están en primera línea de riesgo dando su vida por salvar a los afectados por la pandemia.

“Los hospitales son las enfermeras y los médicos que nos ayudaron a superar esto, y todos los celebran como héroes, y si no podemos financiar al estado, es a ellos a quienes estamos lastimando”.

El Gobernador agregó que las nuevas ayudas financieras aprobadas pro Washington deben incluir asistencia para propietarios e inquilinos, proyectos de infraestructura, protección de nómina para preservar empleos, ayudas de gastos funerarios y la derogación del límite de exenciones de impuestos estatales y locales (SALT).

“Para hacer que esta economía crezca y se reactive vamos a necesitar una ley de estimulos inteligente”, dijo.

Sobre el proceso de reapertura del resto de las regiones que todavía no están listas para comenzar su transición a la “normalidad” a partir del próximo 15 de mayo, Cuomo anunció la creación de un sitio online, de acceso público para que todos puedan observar los avances y lo que se necesita para pasar a la fase de reapertura.

“Tenemos información clara y transparente que todos puede ver para mirar si necesitamos abrir o cerrar más la válvula”, dijo Cuomo.

El mandatario hizo un llamado a los neoyorquinos para que se sumen de manera activa al proceso de preparación de la reapertura, manteniendo las normas de distanciamiento social, la cuarentena y el uso de elementos de protección como las mascarillas, para evitar la propagación del COVID-19.

“El uso de la mascarilla es vital, es una señal de respeto”, dijo el político, quien se declaró preocupado por el aumento de casos de niños hospitalizados por COVID-19, especialmente tras la muerte de dos varoncitos de 5 y 7 años y una niña de 18 años.

“Esta es una situación verdaderamente perturbadora. Yo sé que hay padres alrededor del estado y alrededor del país muy preocupados por esto y deberían estarlo”, concluyó el Gobernador, pidiendo a los padres estar alerta con la salud de sus niños, especialmente advirtiendo que muchos no presentan síntomas como asfixia o incapacidad de respirar.

Datos de coronavirus en NY

  • 195 muertes se registraron en las últimas 24 horas
  • 142 de los decesos ocurrieron en hospitales
  • 53 muertes se presentaron en hogares de ancianos
  • 34 muertes más que el día anterior
  • 161 fallecimientos hubo el domingo
  • 207 muertes hubo el sábado
  • 21,867 son las muertes en el estado
  • 15,101 decesos han ocurrido en los cinco condados
  • 5,136 aparecen como muertes probables por COVID-19 no incluidas en las cifras generales
  • 100 niños están hospitalizados por coronavirus