Tag: ANTHONY FAUCI

Antonhy Fauci señala que en otoño se tendán resultados de vacuna contra el COVID

El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, dijo a legisladores que que en otoño o a principios del invierno se tendrían los resultados conclusivos de una vacuna contra coronavirus.

“Si tenemos éxito, esperamos saberlo a fines del otoño o principios del invierno”, dijo Fauci en sus comentarios de apertura ante varios comités del Senado, como parte de las audiencias sobre el plan de reapertura del país.

El experto agregó que hay al menos ocho vacunas en varias etapas de desarrollo, pero ninguna ha sido conclusiva.

“Tenemos muchos candidatas y esperamos tener múltiples ganadoras”, dijo.

Sin embargo, el Fauci dijo que la idea de que habrá tratamientos o vacunas disponibles para facilitar el regreso a las escuelas en el otoño no será posible. “(Es) un puente demasiado lejos”, expresó.

Fauci se conectó en forma remota en la audiencia con el Dr. Robert Redfield, el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otros funcionarios para discutir la reapertura de la economía.

El experto adelantó que el objetivo para encontrar una vacuna es muy grande y significa mucho ante la pandemia, porque tendría un impacto mundial.

EEUU sobrepasó este lunes los 80,000 muertos por COVID-19, mientras el número de contagios alcanza casi los 1.4 millones.

Anthony Fauci y dos colabores más de Trump van a cuarentena

Tres miembros del equipo de respuesta de la Casa Blanca al coronavirus, entre ellos el doctor Anthony Fauci, se han puesto en cuarentena porque estuvieron en contacto con una persona a la que le detectaron COVID-19, otro crudo recordatorio de que ni siquiera uno de los inmuebles más seguros de la nación es invulnerable a los contagios.

Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y uno de los miembros prominentes de ese equipo especial, ha adquirido notoriedad nacional por sus explicaciones sencillas y directas al público sobre el coronavirus y sobre la enfermedad resultante, el COVID-19.

También adoptaron la misma medida el doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), y Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés).

El instituto que dirige Fauci dijo que el funcionario dio negativo al contagio y continuará siendo examinado con regularidad.

Señaló que la situación de Fauci es considerada de “relativamente bajo riesgo” debido a su grado de exposición, y que él “adoptará las medidas apropiadas de precaución” para reducir el riesgo de contactos personales mientras cumple con sus obligaciones. Aunque Fauci permanecerá en casa y trabajará a distancia se presentará a la Casa Blanca si se lo solicitan y se adoptarán las medidas necesarias, sergún el instituto.

Redfield estará “trabajando a distancia las próximas dos semanas” después de determinarse que tuvo una “exposición de bajo riesgo” con una persona en la Casa Blanca, dijeron los CDC en un comunicado emitido el sábado en la noche. Redfield se siente bien y no tiene síntomas, según el comunicado.

Pocas horas antes, la FDA confirmó que su titular, Hahn se puso en cuarentena para las próximas dos semanas después de estar en contacto con una persona a la que detectaron la infección. Hahn dio negativo en los exámenes.

Los tres funcionarios tenían previsto testificar el martes ante una comisión del Senado. El senador republicano Lamar Alexander, presidente de la comisión, permitirá a Redfield y Hahn testificar por videoconferencia, una excepción a las políticas de la administración para presentar testimonios. La declaración fue emitida antes de que fuera anunciada la cuarentena de Fauci.

El secretario de prensa del vicepresidente Mike Pence dio positivo el viernes y se convirtió en la segunda persona que trabaja en el complejo de la Casa Blancacuyo contagio se conoció esta semana. Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron el jueves que el día anterior le detectaron la infección a uno de los asistentes de Trump, un elemento de las fuerzas armadas.

Aseguran que apretón de manos se erradicará para evitar al Coronavirus

El máximo responsable de la lucha contra el coronavirus en los Estados Unidos, Anthony Fauci, advirtió que sería fundamental que una costumbre muy occidental sea erradicada para siempre para evitar nuevos brotes infecciosos en el futuro. Además, durante un podcast emitido por The Wall Street Journal, dijo que el lavado de manos será un hábito que tendrá que adoptarse de forma casi automática y que la mayoría ya tomó conciencia al respecto.

Sin embargo, Fauci -de 79 años- sorprendió cuando dijo que el apretón de mano -para saludar o sellar un acuerdo- deberá ser suprimido para evitar nuevos posibles brotes epidemiológicos. El médico especializado en inmunología y quien fuera una de las figuras en la lucha contra el VIH/Sida, dijo que dos lecciones deberían cambiarán para siempre el manejo diario de los norteamericanos.

La primera es el absolutamente compulsivo lavado de manos”, sentenció el experto norteamericano miembro de la Fuerza de Tareas de la Casa Blanca para combatir al COVID-19. “La otra es que nunca tendrás que darle la mano a nadie. No creo que debamos estrecharnos la mano nunca más, para ser honesto”, manifestó Fauci. “No solo sería bueno -poner fin a los apretones de manos- para prevenir la enfermedad por coronavirus, sino que probablemente disminuiría dramáticamente los casos de influenza en este país”, agregó.

En tanto, consultado sobre la vuelta a la normalidad de las actividades en los Estados Unidos, Fauci pronosticó que quizás se pueda volver a los colegios hacia en el otoño boreal. “Podemos comenzar a pensar en algún grado de normalidad cuando el país en su conjunto ha dado vuelta la esquina y comiencen a caer (los casos), para que puedan identificarse casos en lugar de sentirse abrumado como la ciudad de Nueva York”, dijo quien desde 1984 es el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Pero también fue cauto. Dijo que no era fácil salir de una pandemia, algo difícil de predecir. “No es como un interruptor de luz, encendido y apagado”, comentó durante el mismo podcast.

La historia del apretón de manos

El sitio History explica que esta costumbre, mayormente occidental en la actualidad, data de miles de años atrás y que incluso está ilustrada en la literatura más antigua y en los grabados de lápidas y paredes en muchísimas expresiones culturales y artísticas. “Una de las primeras representaciones de un apretón de manos se encuentra en el siglo IX a. C., que muestra al rey asirio Shalmaneser III presionando la carne con un gobernante babilónico para sellar una alianza. El poeta épico Homero describió los apretones de manos varias veces en su ‘Ilíada’ y ‘Odisea’, la mayoría de las veces en relación con promesas y muestras de confianza. El gesto también fue un motivo recurrente en los siglos IV y V a. C. en el arte funerario griego. Las lápidas a menudo representan a la persona fallecida dándole la mano a un miembro de su familia, lo que significa una despedida final o el vínculo eterno entre los vivos y los muertos. Mientras tanto, en la antigua Roma, el apretón de manos se usaba a menudo como un símbolo de amistad y lealtad. Parejas de manos juntas incluso aparecieron en monedas romanas”.

La tradición se mantiene hasta nuestros días, de diferentes maneras. Pero el contacto parece ser una costumbre que perdura en la mayoría de las culturas occidentales, mayormente. Actualmente, el apretón de manos tiene más relación con el saludo que con un pacto o acuerdo. ¿Seremos capaces de suprimir este signo de amistad y confianza de nuestras vidas? ¿Cómo podría ser reemplazado?

La situación en Estados Unidos

Estados Unidos registró en las últimas 24 horas 1.926 nuevas muertes como consecuencia del Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, lo que llevó la cantidad total de decesos a 14.739. Son 16 menos que el día anterior, récord diario para el país.

La cifra se desprende del sitio web de la universidad Johns Hopkins, que provee estadísticas sobre el avance de la pandemia en tiempo real y se trata de un nuevo récord diario, tanto a nivel nacional como mundial.

Estados Unidos registra la tercer mayor cantidad de decesos en todo el mundo, sólo por detrás de Italia y España, con 17.669 y 14.792, respectivamente. Considerando las curvas de decesos proyectadas en cada país, es probable que Estados Unidos supere a España en cuestión de horas y a Italia en pocos días. Desde mediados de la semana pasada, el país registra más de 1.000 nuevas muertes diarias. La cantidad de casos positivos, en tanto, supera los 429.000, casi 31.000 más que el día anterior.

La Casa Blanca ha indicado durante días que esta semana mostrará una elevada cantidad de muertes en el país. No obstante, sus funcionarios resaltaron que las próximas jornadas comenzarán a reflejar los efectos de las medidas de aislamiento social sugeridas por el gobierno federal e impuestas a por la mayoría de las autoridades estatales, lo que se traducirá en cifras de contagio más bajas.

Fuente: Infobae.com

Asesor de Trump advierte que no hay que asumir que el Coronavirus desaparecerá en el verano

Más de 1,480,000 personas se han contagiado ya en todo el mundo por la pandemia de coronavirus, que ha provocado la muerte de al menos 88,500, según el Centro de Ciencias de Ingeniería de la Universidad de Johns Hopkins.

Al menos 331,000 personas ya se recuperaron de la enfermedad del COVID-19.

En Estados Unidos, la cifra de contagiados ya rebasó los 432,000 y se han registrado más de 14,800 muertes, según el recuento de NBC News.

El doctor Anthony Fauci, miembro del equipo de trabajo de la Casa Blanca para enfrentar la emergencia del coronavirus, advirtió hoy que es mejor no asumir que el COVID-19 desaparecerá una vez que comience el verano.

Fauci dijo a ABC que si bien hay precedentes de otros virus, como la influenza, que se debilitan con temperaturas más altas y pierden su capacidad de propagarse, eso no se puede asumir con el nuevo coronavirus.

“No deberíamos creer que seremos rescatados por un cambio en el clima. Debemos asumir que el virus continuará tal como lo hemos visto hasta ahora. Si tenemos alguna ayuda del clima, mejor. Pero no lo asumamos como tal”, dijo.

Fauci además dijo que era muy probable que los primeros contagiados de coronavirus en Nueva York lo hubieran contraído por contactos en Europa y no en China, como se creía hasta ahora. La información la publicó The New York Times, basados en nuevos estudios que revelan que el virus estaba en ese estado desde mediados de febrero, mucho antes que se conociera el primer caso.

Los casos en Italia se desataron a fines de febrero y el 11 de marzo el presidente Donald Trump dijo que bloquearía la entrada de viajeros desde Europa. Pero a esa altura muchos newyorquinos ya estaban viajando a Estados Unidos con el virus.

“Eso es probablemente correcto. Europa se convirtió en el epicentro muy rápido luego de que los casos explotaran en China”, explicó.

“Eso es probablemente correcto. Europa se convirtió en el epicentro muy rápido luego de que los casos explotaran en China”, explicó.

La Casa Blanca advirtió que los afroamericanos sufrirán más por el coronavirus en Estados Unidos

El nuevo coronavirus no es selectivo respecto a las personas a las que contagia, así que, ¿por qué los datos de algunas zonas de Estados Unidos sugieren que la COVID-19 mata más a los afroamericanos?

“Hemos sabido literalmente desde siempre que enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y el asma afectan de manera desproporcionada a las poblaciones minoritarias, en particular a los afroamericanos”, declaró en rueda de prensa Anthony Fauci, el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos.

En el balance de este martes, el epidemiólogo de la Casa Blanca se declaró preocupado debido a “cuando se observan las condiciones previas que conducen a los malos resultados”. Y agregó: “Son precisamente esas condiciones lo que lleva a la gente a cuidados intensivos, a requerir de una intubación y a menudo conducen a la muerte”.

“Estamos muy preocupados por eso. Es muy triste y no hay nada que podamos hacer al respecto en este momento, excepto darles el mejor cuidado posible para evitar ese resultado”, concluyó Fauci en su mensaje junto al presidente Donald Trump.

Expertos dicen que la comunidad afroamericana resulta mucho más afectada que el resto por enfermedades subyacentes vinculadas a la pobreza y, a menudo, tienen dificultades para acceder a las pruebas y los cuidados sanitarios.

“Sabemos que los negros tienen más posibilidades de tener diabetes y enfermedades cardíacas o de los pulmones”, dijo el administrador de la salud pública estadounidense, Jerome Adams, a la cadena CBS News este martes. Esas enfermedades crónicas pueden agravar el daño provocado por la COVID-19.

Adams, que es afroamericano y tiene alta presión arterial y asma, añadió: “Represento esa herencia de crecer siendo pobre y negro en Estados Unidos. Y yo, al igual que muchos afroamericanos, tenemos un mayor riesgo ante la COVID”.

Tendencia emergente

De momento no hay estadísticas nacionales sobre esa enfermedad diferenciadas por razas, pero un patrón de sobrerrepresentación de los afroamericanos ha aparecido en los estados o las jurisdicciones que comparten esa información.

Por ejemplo, en Chicago, en el estado de Illinois (centro-este), el 68% de las muertes por coronavirus fueron de afroamericanos, que apenas representan al 30% de la población de esa ciudad. “Esas cifras quitan el aliento”, dijo la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, durante una rueda de prensa sobre la epidemia. “Es un llamamiento a actuar para todos nosotros” resaltó.

La tendencia se repite en estados como Carolina del Norte, Luisiana, Michigan, Wisconsin y la capital, Washington.

Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública, declaró a la AFP que esa realidad también estaba vinculada a la clase social, ya que es más probable que los afroamericanos tengan trabajos considerados como esenciales durante esta crisis y se expongan, por tanto, más a una infección.

“Esa población trabaja más de cara al público”, explicó. “Más conductores de autobús, más gente que toma los transportes públicos para ir a trabajar, más gente que trabaja en residencias de ancianos, más personas empleadas en supermercados”, detalló.

“Esa población trabaja más de cara al público”, explicó. “Más conductores de autobús, más gente que toma los transportes públicos para ir a trabajar, más gente que trabaja en residencias de ancianos, más personas empleadas en supermercados”, detalló.

Esa tendencia también puede ser consecuencia de un prejuicio hacia los negros en el sistema de salud estadounidense.

“Al igual que con cualquier enfermedad o dolor, los afroamericanos tienen menos probabilidades de que sus síntomas se tengan en cuenta en la atención sanitaria debido a un sesgo implícito”, según Brandon Brown, un epidemiólogo de la Universidad de California, en Riverside.

La afirmación de Brown está respaldada por varios estudios que han mostrado que en los centros médicos se suele analizar o tratar menos el dolor de los ciudadanos negros que el de los blancos.

Se teme además que, al ser históricamente comunidades con escaso acceso a la atención sanitaria, los afroamericanos y grupos como los latinos tendrán menos posibilidades de ser sometidos a pruebas de coronavirus, que son vitales para recibir tratamiento a tiempo.

Un grupo de derechos civiles escribió al secretario de Salud, Alex Azar, pidiéndole que “publique cada día datos demográficos sobre razas y etnias relacionados con las pruebas de COVID-19, el impacto de la enfermedad y la situación de los pacientes”.

Según el Comité de Abogados por los Derechos Civiles, esa carta era necesaria para asegurarse de que habría una buena respuesta de la salud pública y de que la atención y las pruebas no se estaban administrando de forma discriminatoria.

El grupo asegura que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ya están recogiendo esa información pero que la están reteniendo de forma voluntaria.

Fuente: Infobae/MSN.com

Trump insiste en que va a “abrir el país antes de lo que la gente piensa”

El presidente Donald Trump ha insistido este lunes en su intención de “volver a la normalidad” lo antes posible, pese a que también ha asegurado que el país se enfrenta a su semana más dura en cuanto a muertes relacionadas con el nuevo coronavirus.

Trump a comenzado su intervención en la sesión informativa diaria asegurando que “hay mucha luz al final del túnel”. El mandatario aludía así a la misma expresión que usó el pasado domingo y que generó gran controversia porque uno de sus expertos, el doctor Anthony Fauci, había advertido poco antes que Estados Unidos tenía que estar preparado para el aumento del número de muertes.

El mandatario estadounidense volvió a intervenir después de Fauci para hacer gala de su habitual optimismo, pese a lo que su experto había puntualizado segundos antes. Trump dijo “tener toda la seguridad de que las vacunas llegarán pronto”. Según comunicó, ha hablado con Johnson & Johnson sobre el desarrollo de las vacunas y, aunque no dio muchos detalles, dijo que “nos está yendo muy bien”.

A pesar de las malas proyecciones para las próximas semanas, el presidente Trump se opone a imponer una cuarentena federal y respalda su postura en el federalismo y en la constitución estadounidense, que otorga el poder a los gobernadores para que tomen la decisión. El doctor Fauci salió esta vez en defensa de Trump al asegurar que algunos estados que no habían ordenado a sus residente que se quedaran en casa sí estaban tomando otras medidas que están funcionando.

Fuente: MSN/La Opinión.com