Tag: ARGENTINA

Argentina difunde lista de beneficiados por escándalo de “vacunas VIP”

El Ministerio de Salud de Argentina dio a conocer este lunes un listado con los nombres de 70 personas que fueron inmunizadas con la Sputnik V, en medio de un escándalo por vacunaciones privilegiadas contra el covid-19.

La lista incluye al presidente peronista, Alberto Fernández, y a gente de su equipo, así como al ministro de Economía, Martín Guzmán, y el embajador en Brasil, Daniel Scioli, entre otros, pero también nombres de dirigentes políticos, empresarios y periodistas.

También figura el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), su esposa Hilda González y los hijos de ambos, Juliana y María Eva, además de segundas y terceras líneas de distintos ministerios.

3.000 vacunas

Hasta el momento, se vacunó al personal de salud y comenzó la inoculación a mayores de 70 años en la provincia de Buenos Aires y de más de 80 años en la capital.© Proporcionado por Semana Semana

El escándalo por las vacunas estalló el viernes pasado cuando el periodista Horacio Verbitsky, de 79 años, contó en una radio que por su amistad con el exministro de Salud Ginés González García había sido vacunado en el ámbito del ministerio por personal del hospital Posadas.

La confesión desató una andanada de reacciones adversas y derivó en que el presidente le pidiera la renuncia a González García, dos días antes de emprender un viaje a México.

“Va a tener mucho impacto en el corto plazo: este es un tema sensible e irritante, lo que amortigua es que el presidente haya reaccionado rápido y contundente (al pedir la renuncia del exministro)”, dijo a la AFP el consultor político Carlos Fara.

De 1,8 millones de dosis que ya recibió el país, la cartera nacional de Salud dispuso de 3.000 dosis, que están en el hospital público Posadas, mientras el resto fueron repartidas equitativamente entre las provincias que administran sus propios planes de inmunización.

“De ningún modo esas 3.000 vacunas fueron para cubrir una discrecionalidad del ministerio”, sostuvo la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien hasta el sábado pasado era secretaria de Acceso a la salud, de hecho una viceministra.

Un millón de dosis

Argentina, con 44 millones de habitantes, suma más de dos millones de contagios de covid-19 y alcanza 51.000 muertes. Hasta ahora, el país ha recibido 1.220.000 dosis de Sputnik V y 580.000 de Covishield, del instituto indio Serum.

Renuncia ministro de salud de Argentina por tráfico de influencias en vacunación contra el Covid

BUENOS AIRES. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, le pidió
la renuncia a su ministro de Salud, Ginés González García, luego de
verse involucrado en un escándalo por manejo discrecional de vacunas
contra coronavirus.
El mandatario “le dio indicación al jefe de gabinete (Santiago
Cafiero) de pedirle la renuncia al ministro de Salud”, dijo un
funcionario del gobierno que pidió reserva de identidad por no estar
autorizado a revelar la información.

El funcionario responsable del plan sanitario nacional contra Covid-19
quedó comprometido luego que un reconocido periodista local revelara
que lo había llamado para vacunarse y que González García lo convocó
este jueves al ministerio de Salud para aplicarle la dosis de Sputnik
V.

“Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo
amigo Ginés González García, a quien conozco de mucho antes que fuera
ministro”, relató el periodista Horacio Verbitsky, quien no oculta su
afinidad con el actual gobierno en las columnas de opinión que escribe
en un sitio de internet y para una radio.

“Fui al ministerio, estaba el equipo de vacunadores allí”, indicó el periodista.
El denominado escándalo del “vacunatorio vip” en el ministerio de
Salud de Argentina estalló pocos días después que Perú atravesara una
crisis institucional similar al confirmarse que más de 400
funcionarios políticos, entre ellos el expresidente Martín Vizcarra,
se aplicaron la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm antes que
los profesionales de la salud.

La justicia y el Congreso peruano iniciaron una investigación por
aprovechamiento del cargo y corrupción.
No trascendió el nombre de quién reemplazaría a González García, quien
había ocupado el mismo cargo durante la presidencia del ya fallecido
Néstor Kirchner (2003-2007) y fue designado por Fernández en el inicio
de su gobierno en diciembre de 2019.

Tras la confesión de Verbitsky, el diputado nacional por el
oficialismo Eduardo Valdés también admitió que recibió la vacuna en el
Ministerio de Salud, pero se justificó alegando que sería parte de la
comitiva presidencial que viajará a México el fin de semana en visita
oficial.

“Viajo a la Ciudad de México, pero no voy en viaje de placer, sino en
viaje oficial en el que se presupone que no me quiero contagiar ni
contagiar a otros”, dijo el diputado en declaraciones a Radio Con Vos.

Medios locales reportaron que Valdés y el senador Jorge Taiana fueron
apartados de la comitiva oficial.

Sus casos no fueron aislados, ya que en los últimos días trascendió
que alcaldes, legisladores, militantes y allegados al poder político
en distintos lugares del país recibieron la vacuna pese a no estar
dentro del grupo prioritario conformado por médicos, personal de la
salud y ancianos.

El gobierno argentino viene siendo blanco de duras críticas por el
lento operativo de vacunación. Hasta el momento Argentina recibió
cerca de 1,5 millones de dosis, en su mayoría Sputnik V pero también
AstraZeneca, insuficientes para inmunizar a una población de 40
millones de habitantes.

“Las vacunas se compran con el esfuerzo de todos los argentinos que
pagan sus impuestos y el Ministro de Salud las reparte como si fueran
de su propiedad”, apuntó la Patricia Bullrich, presidenta de Juntos
por el Cambio, principal fuerza de la oposición. “Es una vergüenza
nacional que las vacunas sean para los amigos del poder como
Verbistky”.

El país sudamericano tiene dos millones de contagiados y 50,857
muertos de Covid-19.

Despiden al ex presidente Menem en el Congreso argentino

La capilla ardiente con los restos del expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999) se instaló ayer domingo en el Senado de la Nación, luego de que el féretro llegará al Congreso, donde fue recibido por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su familia.

Menem falleció este domingo a los 90 años por una insuficiencia cardíaca, en la ciudad de Buenos Aires, en un sanatorio donde se encontraba internado desde el 15 de diciembre pasado.

La despedida del expresidente se realizará a puertas abiertas para el público en el salón Azul del Senado de la Nación y se extenderá hasta el lunes, según fuentes oficiales.

Su cuerpo será inhumado en el cementerio islámico de la provincia de Buenos Aires, donde reposan los restos del hijo mayor del político, Carlos Menem Jr, a pesar de que Menem profesaba la religión católica, según confirmó su hija Zulema Menem en la puerta del sanatorio donde falleció el ex mandatario.

Cuando el cortejo fúnebre ingresó al Congreso fue recibido con aplausos y vítores por las personas que a pesar de la lluvia se congregaron a las puertas del Congreso para despedir al expresidente.

El actual jefe de Estado, Alberto Fernández, también peronista, como el difunto, manifestó su “profundo pesar” y decretó tres días de duelo nacional en memoria de quien, “siempre elegido en democracia”, fue gobernador de la provincia de La Rioja y presidente de la nación, pero también senador, cargo que ocupaba desde 2005.

Poco después de que se instalara la capilla ardiente, el presidente Fernández asistió al velatorio acompañado de la primera dama, Fabiola Yáñez.

Murió Carlos Menem, ex presidente de Argentina

Carlos Menem murió este domingo en el Sanatorio Los Arcos de la Ciudad de Buenos Aires, donde estaba internado desde hacía un tiempo por una infección urinaria.

En 1910 arribaba desde su Siria natal al puerto de Buenos Aires el matrimonio de musulmanes sunnitas de Saúl Menehem y Mohibe Akil. El empleado de Migraciones, simplificó el apellido: escribió “Menem” y así quedó para la historia. En 1930 nació Carlos Saúl en Anillaco, pueblito perdido en La Rioja, provincia de caudillos y montoneros. Vio por primera vez a Perón y Evita en 1951 cuando viajó a Buenos Aires con el equipo universitario de básquet, y se deslumbró. No sabía en ese momento que sería el encargado de demoler el edificio de justicia social y soberanía económica que le había deslumbrado, tarea en la que habían fracasado las dictaduras más antiperonistas.

El hombre nació para una cosa pero hizo la opuesta. Carlos Saúl conservó la religión de sus padres mientras militó en el peronismo en la época de proscripciones y persecuciones. Ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba en 1949 y, dos meses antes del golpe que derrocó a Perón en 1955, se recibió de abogado. Al año siguiente fue preso, acusado de conspirar en el peronismo. Y cuando salió en libertad en 1957, fundó en la clandestinidad riojana a la Juventud Peronista.

Carlos Saúl jugó en la dura cultivando la mística de la montonera riojana. Como el Justicialismo estaba prohibido, fue candidato a diputado de la Unión Popular en 1963 y no pudo asumir por el golpe militar de ese momento. En 1964 iba ser candidato a gobernador, pero Perón llamó a votar en blanco y el hombre fue leal al caudillo exiliado. En todo ese tiempo fue asesor legal de la CGT.

Mientras estuvo Perón, Menem se mantuvo alineado junto a su liderazgo. Fue una época donde muchos de los políticos del peronismo preferían tomar distancia de su líder, porque era muy difícil hacer política cuando el referente principal estaba exiliado, proscripto y a diez mil kilómetros. La permanencia de Perón en esa época se sostuvo por la lealtad popular que se salteaba la intermediación de políticos y dirigentes sindicales. El peronismo sin Perón tenía muchas simpatías entre los dirigentes, pero era minoría en las bases.https://iframely.pagina12.com.ar/api/iframe?url=https%3A%2F%2Fcontent.jwplatform.com%2Fpreviews%2FSE2qq9eL-WywucZbs&v=1&app=1&key=68ad19d170f26a7756ad0a90caf18fc1&playerjs=1

Sin integrar agrupaciones partidarias, Menem se ganó el respeto del peronismo duro sin pelearse con los más negociadores. Siempre tuvo esa habilidad para el equilibrismo. La cultura del mundo árabe musulmán de su familia gravitó en su vida y aún cuando renegó del Islam para hacerse cristiano, su referencia cultural estuvo marcado por ese universo. En 1964 viajó a la ciudad de Yabrud, en las montañas Qalamouni, de Siria, de donde provenían sus padres. Y allí conoció a Zulema Yoma, quien sería su esposa, y madre de sus hijos Zulemita y Carlos Jr, ella también de una familia riojana.

Con sus frondosas patillas de Facundo Quiroga del siglo XX, viajó en el avión con Perón en su regreso de noviembre de 1972. Fue el candidato a gobernador en 1973 y ganó con más del 50 por ciento de los votos. Lo primero que hizo fue un acto en el pueblo natal de Quiroga para recordar el levantamiento del general Juan José Valle. Entre los presentes estaban los principales dirigentes de la Juventud Peronista y el obispo Enrique Angelelli.

No fue uno de los gobernadores de la tendencia, como los de Buenos Aires, Mendoza, Santa Cruz, Salta, Córdoba y San Luis, pero mantuvo buenas relaciones con la JotaPe y los Montoneros. Hasta que se alineó con Isabelita en medio del caos que generó la muerte de Perón con enfrentamientos entre sindicalistas, lopezrreguistas y montoneros y la tendencia.

Archivo DYN

El golpe del ’76 lo encarceló. Durante dos años transitó diferentes prisiones, tras los cuales le concedieron libertad vigilada. Eligió Mar del Plata. Otra de sus debilidades, además de las mujeres, fue la farándula y en la Perla organizaba reuniones con Alberto Olmedo, Carlos Monzón y Susana Giménez. Eso motivó su traslado a Tandil y de allí a Formosa, donde fue alojado como huésped por la familia Maza. Inimputable, no pudo con su carácter y mantuvo una relación con la hija de los Maza, de 22 años, con quien tuvo un hijo. La mujer fue después diputada nacional y mantuvo a lo largo de su vida un conflicto legal para que Menem reconociera legalmente a su hijo Nair. En 2003 la mujer se suicidó.

A la salida de la dictadura, Menem ya no fue el mismo. Viajó a España para conseguir el padrinazgo de Isabel, quien ni quiso recibirlo. Fue una forma de hacerle saber que Perón le había desconfiado siempre. Ganó las elecciones de 1983 en La Rioja y comenzó su carrera hacia las presidenciales de 1989.

Todavía conservaba sus patillas folclóricas y la melena larga hasta los hombros sobre el poncho gauchesco, cuando criticaba a su adversario en la interna pejotista Antonio Cafiero. Desmedido y aparatoso en alguno de sus discursos, amenazó con bombardear Washington si los aviones norteamericanos bombardeaban la Libia de Khadaffi. Se dijo que había recibido dinero de Libia y de Siria para la campaña. Y que su traición a esos compromisos cuando envió barcos a la guerra contra Irak, habían provocado después los atentados a la embajada de Israel y a la AMIA y la muerte de su hijo Carlos Jr.

En el último año de su gobierno Raúl Alfonsín quedó contra las cuerdas por una hiperinflación descontrolada y Menem tuvo que anticipar su asunción. La impresionante demostración de fuerza de las corporaciones que especulaban en el mercado del dólar había provocado la salida de Alfonsín y disciplinó cualquier fantasía de juventud del patilludo riojano. Rápidamente se afeitó, se cortó el pelo y se olvidó de sus admirados caudillos. A partir de allí su gobierno fue lo más opuesto a los principios que había profesado en su ingreso a la política.

Ladrillo por ladrillo, hizo lo que ni siquiera los gobiernos militares habían podido hacer. Se dedicó a desmontar lo que aún quedaba en pie de los primeros gobiernos peronistas: privatizó todos los servicios de agua, gas y electricidad, las comunicaciones, los altos hornos y el acero, los ferrocarriles, Aerolíneas, desreguló la economía. Hizo lo que ni siquiera los gobiernos más neoliberales del mundo habían hecho: privatizó la petrolera estatal YPF.

Las empresas del Estado fueron privatizadas a precio vil a cambio de papeles de una deuda ilegítima, gran parte tomada por los gobiernos militares. Y ese proceso se prestó a una lluvia de denuncias por coimas y corrupción.

Indultó a los jefes de la dictadura que habían sido condenados por graves violaciones a los derechos humanos y bloqueó la realización de otros juicios, buscó la alianza con las derechas antiperonistas y se abrazó con el enemigo más odiado del peronismo, el verdadero inspirador de los fusilamientos y la represión a los peronistas, Isaac Rojas. Su canciller definió la política exterior como “de relaciones carnales” con Washington y buscó la reconciliación con Gran Bretaña subordinando el reclamo de soberanía en Malvinas.

Y así dió por perimido el contenido nacional y popular histórico del peronismo, al que consideró “anacrónico y congelado en el ’45”. Convocó a Domingo Cavallo, que aceleró el proceso de quiebras en la pequeña y mediana industria y fundió a los productores del campo. Privatizó las jubilaciones y creó la estafa de las AFJP. Millones de ciudadanos quedarían sin jubilación en el futuro.

Fue una fiesta para ricos. En los primeros años, la política económica del menemismo que favoreció a las grandes corporaciones, creó también una ilusión de prosperidad de la clase media media y alta, al mismo tiempo que aumentaba la desocupación, se multiplicaban los pueblos fantasma en el campo y las economías regionales se fundían.

Representó en Argentina la expresión más clara de la ola mundial que había provocado la globalización neoliberal y proclamaba el “fin de las ideologías”. Esa frase quería decir que el neoliberalismo no era una ideología sino que expresaba las fuerzas naturales y lógicas de la economía y arrasaba con las ideologías que forzaban esas “leyes naturales de los mercados”, como el socialismo, el comunismo, los movimientos nacionales y populares como el peronismo, y pretendía terminar con el concepto de estado de bienestar.

Amparado en ese tsunami avasallante, gran seductor de la política y conocedor de la idiosincrasia popular por su historia en el peronismo, Menem logró alinear detrás de una gestión neoliberal a la gran mayoría del Partido Justicialista y a fuerzas conservadoras, algunos provenientes de la derecha de la democracia cristiana, la democracia progresista y la Unión de Centro Democrático. Pero también cosechó sectores que provenían del peronismo combativo y la izquierda nacional, resignados ante la fuerte hegemonía neoliberal. Los pocos que intentaban resistir dentro del peronismo eran anulados o debieron soportar la marginalidad.

Sus dos presidencias le valieron diez años y medio en el poder. Fue el presidente que gobernó más tiempo. Y, con altibajos, mantuvo cierta popularidad hasta el final, a pesar de la creciente protesta popular. Cuando quiso postularse para un tercer período, sus aliados del mundo corporativo y los conservadores antiperonistas que lo habían acompañado decidieron que ya no necesitaban la máscara del peronismo y le quitaron su apoyo.

Atrás quedaron sus romances versionados con pulposas vedettes, las fantasías alimentadas sobre sus desempeños sexuales de macho cabrío, su divorcio escandaloso, sus almuerzos y fiestas con la farándula, sus partidos de fútbol y básquet. Y se perdió el eco de sus discursos rocambolescos del principio sobre Facundo Quiroga o los que comparaba a Perón con Julio César y Napoleón Bonaparte y los posteriores, cuando prometía naves espaciales argentinas con pasajeros que saldrían desde las serranías cordobesas, hacia el espacio exterior y desde allí a cualquier parte del mundo en menos de hora y media.

El escándalo del tráfico ilegal de armas a la guerra civil en la ex Yugoeslavia, los atentados terroristas contra la embajada de Israel y contra el edificio a la AMIA involucraron a su gobierno en una trama siniestra. La investigación de los atentados fue obstaculizada desde su gobierno a partir de lo cual los atentados quedaron impunes y en la incógnita. Zulema Yoma, la ex esposa de la que se separó tras expulsarla de la Quinta presidencial de Olivos, vinculó esa oscura trama con la muerte de su hijo Carlos Junior en un accidente aéreo.

Sus políticas, entre ellas la instalación forzada de un tipo de cambio que equiparaba un peso a un dólar, crearon las condiciones para la profunda crisis del 2001-2002, que derrocó varios gobiernos.

Intentó regresar a la presidencia en 2003 y ganó en primera vuelta ante una oposición fragmentada. Su principal oposición provenía del peronismo, que también llegaba dividido. Cuando estuvo a punto de ser arrollado por Néstor Kirchner en la segunda vuelta del 2003, se retiró y mantuvo así invicta su curricula electoral.

Animal político, con la picardía y la astucia del zorro, fue capaz de todo para ganar una elección, hasta fraguar un casamiento en el otoño de su vida con una ambiciosa joven chilena ganadora de concursos de belleza, con la que incluso tuvo un hijo. Pero el matrimonio duró poco, después de su ocaso en la político. El triunfo del kirchnerismo lo redujo a la mínima expresión. Apenas le alcanzó para un plaza por La Rioja en el Senado que lo puso a resguardo de cualquier acción judicial. Su último posicionamiento político lo ubicó en un pequeño bloque en el Senado en alianza con el macrismo junto a Miguel Angel Pichetto, otro fugitivo del peronismo.

Polémica: La caótica despedida a Maradona sigue siendo debate en Argentina

La caótica despedida popular a Diego Armando Maradona, que incluyó el pasado jueves violentos incidentes en Buenos Aires, sigue suscitando polémica entre el Gobierno de Argentina y el Ejecutivo capitalino.

“Fue muy doloroso ver cómo los simpatizantes de Maradona, quienes venían pacíficamente a despedirlo, terminan siendo reprimidos”, dijo este sábado el jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, en declaraciones radiales.

Los incidentes se desataron a siete cuadras de la Casa Rosada, cuando la Policía detuvo la fila de las miles de personas que aspiraban a dar su último adiós a Maradona.

El Gobierno capitalino alega que cortó el avance de la fila por orden del Ejecutivo nacional, algo que éste niega.

También hubo incidentes a las puertas y en el interior de la Casa Rosada, donde la seguridad estaba a cargo de fuerzas federales, pero el Gobierno de Fernández argumenta que el orden se restituyó sin violencia.

Santilli rechazó este sábado la denuncia contra en su contra y aseveró que “judicializar” lo sucedido es apoyar a los “violentos”.

“Lo único que se pretende aquí es apoyar a los violentos, definitivamente se politiza la situación, duele que todos los que amamos al fútbol despidamos al ídolo de esta manera, duele que, en vez de trabajar en conjunto, politicen la situación”, afirmó el vicealcalde.

DENUNCIA AL PRESIDENTE

En tanto, dirigentes opositores denunciaron penalmente a Fernández, a quien acusaron de haber favorecido la propagación de la covid-19 al organizar el velatorio de Maradona en la Casa Rosada.

La denuncia fue presentada por Yamil Santoro y Antonio Fratamico, dirigentes de la coalición liberal Republicanos Unidos, quien denunciaron al presidente por haber organizado un funeral “masivo”, “violando la seguridad sanitaria”, cuando aún rigen medidas de distanciamiento social decretadas por el propio Fernández.

El jefe de Gabinete dijo que, durante el multitudinario velatorio, hubo puestos de control sanitario, pero admitió que era “muy inevitable que la gente se acercara” entre sí.

EL LARGO BESO DEL ADIÓS

Maradona, de 60 años, que había estado ingresado a inicios de este mes en dos centros de salud por anemia, deshidratación y un hematoma subdural por el que finalmente fue operado, murió el pasado miércoles de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires.

Las circunstancias que rodearon a sus últimas horas de vida son objeto de investigación judicial, en particular, si el astro recibió la atención médica necesaria.

Los medios locales especulan ahora con la batalla legal que se avecina por la herencia de “el Diez”, quien se crió en el humilde barrio bonaerense de Villa Fiorito, amasó una fortuna gracias a su estrellato deportivo y tiene cinco hijos reconocidos legalmente.

Entre ellos está Jana Maradona, de 24 años, quien este viernes a través de las redes sociales agradeció las muestras de cariño a su padre.

“Esto se siente todavía como un sueño horrible pero no quiero dejar que pase mas tiempo sin agradecerles infinitamente todo el amor que le demostraron a mi papá siempre, y particularmente estos días. Cada palabra, cada foto, cada demostración de afecto fueron mimos al corazón”, dijo la joven, quien conoció a Maradona en 2015.

En tanto, este viernes los abogados de Santiago Lara -de 19 años y quien tiene abierto un juicio de filiación para determinar si es hijo de Maradona-, presentaron un recurso judicial para que se extraiga una muestra de ADN del cuerpo del exfutbolista.

Murió Diego Maradona: 60 años de una vida controversial

Venerado por muchos, como si se tratase de un Dios terrenal; despreciado por otros, debido a las polémicas en las que estuvo envuelto. Así fue Diego Armando Maradona. El deporte mundial está de luto porque falleció uno de sus máximos íconos, considerado el mejor futbolista de todos los tiempos.

Maradona falleció este 25 de noviembre, luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio en horas de la mañana, informó el diario Clarín. ​El exfutbolista argentino se encontraba en su domicilio, ubicado en la localidad de San Andrés, Buenos Aires, donde vivía desde hace unos días tras haber sido operado de la cabeza.

El pasado 30 de octubre, Maradona estaba celebrando sus 60 años de vida sin estridencias, aislado en su casa, en prevención del covid-19. Era considerado por varios especialistas  y fanáticos como el mejor futbolista de la historia, debido a su extraordinaria habilidad con el balón y los títulos que conquistó.

“El Pelusa” nació en Lanús, una provincia de Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 1960. De origen humilde, es el quinto de ocho hermanos.

Desde pequeño derrochaba un talento innato con el balón. Sus brillantes actuaciones con “Los Cebollitas”, equipo de las categorías inferiores de Argentinos Juniors, le valieron para que apareciera por primera vez en los medios de comunicación, en el diario Clarín, cuando era un niño de 10 años.

En octubre de 1975, a diez días de cumplir los 16 años de edad, Diego Maradona debutó en la máxima categoría de su país con Argentinos Juniors. Un mes después celebró su primer tanto oficial, en la goleada por 5-2 sobre San Lorenzo de Mar del Plata. En aquella tarde, marcó un doblete.

En febrero de 1977 inició la historia con el amor de su vida: la selección. A pesar de haber jugado varios partidos para el combinado albiceleste, debido a su juventud, quedó fuera de la convocatoria de César Luis Menotti para el Mundial de 1978, donde Argentina reinó como anfitriona.

En septiembre de 1979, conquistó el primer título de su carrera como capitán. Argentina venció 3-1 a la Unión Soviética en la final del Mundial Juvenil que se celebró en Tokio, Japón. Maradona convirtió un gol y fue elegido el mejor jugador del torneo.

Arribo a Boca y Barcelona

Maradona se marchó de Argentinos y en febrero de 1981,  firmó su contrato a préstamo por un año y medio con Boca Juniors. El equipo azul y oro, en ese entonces, pasaba por una delicada situación económica y no estaba en condiciones para comprar su ficha. De hecho, River Plate le hizo una oferta importante.

Luego de participar en el Mundial de España 1982, donde la Argentina de Maradona defraudó en cuanto a las expectativas que se generaron, se concretó la venta del jugador al FC Barcelona por 1.200.000.000 de pesetas. 

Su experiencia como azulgrana fue agridulce, pese a que levantó tres títulos. En septiembre de 1983 se rompió el ligamento del tobillo izquierdo. En la final de Copa del Rey de 1984 se generó una batalla campal, en la que Maradona recibió una sanción de tres meses sin jugar competencias españolas.

A raíz de esta sanción, la institución culé traspasó al enganche argentino al Napoli. El periodista Jimmy Burns, en la biografía de Maradona titulada “La mano de Dios”, reveló que Maradona tuvo contacto con las drogas por primera vez en Barcelona.

Maradona, campeón del mundo

Diego Maradona se consagró como el mejor futbolista de aquella época en el Mundial de México 1986, donde fue premiado con el Balón de Oro como el mejor jugador del certamen y agitó las redes en cinco oportunidades.

En los cuartos de final, ante Inglaterra, anotó dos de los goles más recordados en la historia del fútbol: el Gol del Siglo y La Mano de Dios. En la final, disputada en el Estadio Azteca, la Argentina de Carlos Bilardo se impuso 3-2 sobre Alemania Federal y obtuvo su segundo campeonato del mundo.

Cuatro años más tarde, Argentina se reencontró con Alemania Federal en la final del Mundial de Italia 1990, en la que cayó 1-0. A pesar de que no deslumbró como en el campeonato anterior, “El Barrilete Cósmico” fue condecorado con el Balón de Bronce.

Pese a que inició de manera exitosa la temporada con el Napoli, en la que ganó su cuarto título doméstico, Maradona dio positivo en un control antidopaje por primera vez en su carrera. La Federación Italiana lo apartó de las canchas durante 15 meses, debido a que dio positivo por cocaína.

En el verano de 1992, luego de cumplir la sanción por doping, fichó por el Sevilla que dirigía Bilardo. En septiembre de 1993 regresó al fútbol argentino, esta vez con la camiseta de Newell’s Old Boys. Solo disputó cinco encuentros y no marcó goles.

En el Mundial de Estados Unidos 1994, apenas en la segunda fecha, Diego Maradona volvió a dar positivo en un control antidoping. En los análisis se le detectaron cinco sustancias prohibidas por la FIFA: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina.

Maradona, quien fue excluido del certamen, argumentó que no había intentado sacar ventaja deportiva, puesto que esas sustancias se encontraban en un antigripal que le había recetado su doctor. Fue en esta ocasión cuando dijo su célebre frase: “Me cortaron las piernas”.

Paradójicamente, la Agencia Mundial Antidopaje, que empezó a funcionar en 1999, llegó a la conclusión que la cantidad de pseudoefedrina y sus derivados que se encontraron en la orina del argentino no alcanzaban para ser considerado dopaje. 

Mientras estuvo sancionado durante 15 meses por la FIFA, “El Pibe de Oro” tuvo su primera experiencia como entrenador, con Mandiyú y Racing Club, pero no le fue bien. En septiembre de 1995 volvió a vestir la camiseta de Boca Juniors. Tras una pobre etapa como xeneize, decidió colgar los botines en octubre de 1997, en un Superclásico que disputó contra River Plate.

En enero de 2000, a raíz de una crisis hipertensiva y un cuadro de arritmia ventricular, quedó en terapia intensiva. Pasaron cuatro años para que Maradona tuviera su partido de despedida. En su discurso final, dijo: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

Palmarés de Maradona

• Boca Juniors: Primera División de Argentina (1981)

• Barcelona: Copa del Rey (1982-1983), Copa de la Liga de España y Supercopa de España (1983)

• Napoli: Copa UEFA (1988-1989), Serie A (1986-1987 y 1989-1990), Copa Italia (1986-1987) y Supercopa de Italia (1990)

• Selección argentina: Mundial sub-20, Copa Mundial de 1986 y Copa Artemio Franchi

En abril de 2004, luego de superar un delicado problema de salud producto de su adicción a la cocaína, Maradona se internó en un centro médico de Cuba para iniciar un tratamiento de desintoxicación. Además, debido a sus excesos, llegó a pesar hasta 120 kilos en 2005.

Gracias a la cirugía y a una estricta dieta, el argentino bajó más de 50 kilos en pocos meses. Posteriormente, se dedicó a su carrera como entrenador. Dirigió a la selección albiceleste (2008-2010), Al-Wasl (2011-2012), Al-Fujairah (2017-2018), Dorados de Sinaloa (2018-2019) y Gimnasia La Plata (2019-actual).

Relación con el chavismo

Desde hace años, Maradona guardó una estrecha relación con el chavismo. De hecho, en la mayoría de los compromisos que dirigió con Gimnasia y Esgrima lució la gorra tricolor del 4 de febrero. Además, se declaró en varias oportunidades como un soldado de Nicolás Maduro.Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos”, publicó el exfutbolista argentino en agosto de 2017, cuando Venezuela estaba sumida en protestas.Comparte en   

Maradona se encontraba aislado desde el pasado 27 de octubre en su domicilio, en vista de que estuvo en contacto con una persona sospechosa de estar contagiada de covid-19. Por recomendación de sus médicos, el argentino quedó confinado en su residencia, en Argentina.

Según su entorno, uno de los empleados de seguridad de Maradona había presentado síntomas de coronavirus. A principios de octubre, Maradona dio negativo a la prueba de covid-19, luego de que Nicolás Contín, delantero de Gimnasia y Esgrima La Plata, se contagió del virus.

La salud de Maradona estuvo comprometida en los últimos días de su vida. El martes 3 de noviembre había sido operado de un hematoma subdural crónico y fue ingresado a terapia intensiva. Se trataba de un coágulo que le detectaron entre el cráneo y la base del cerebro.

Ocho días después de ser operado de urgencia, el argentino recibió el alta médica. Sin embargo, la mañana del 25 de noviembre sufrió una descompensación y falleció, luego de que los médicos que lo asistieron intentaran reanimarlo sin éxito.

En los últimos días, su familia y entorno habían notado a Maradona muy ansioso y nervioso, puesto que habían reconsiderado la idea de trasladarlo a Cuba para su rehabilitación, reseñó el diario Clarín.

Más allá de las excentricidades, Diego Maradona marcó una época. Fue un futbolista inigualable, que se ganó el corazón de varias generaciones. Siempre se hablará de él. Pasarán los años y sus genialidades con el balón se mantendrán vigentes. A pesar de su muerte, seguirá siendo considerado por varios especialistas y fanáticos como el mejor de todos los tiempos.

Con Información de El Diario (Venezuela)

Argentina supera la barrera del millón de contagios por coronavirus

Siete meses de restricciones no han conseguido doblegar la curva de contagios por coronavirus en Argentina, un país que superó este lunes (19.10.2020) la frontera del millón de casos sin que todavía haya visto la luz al final del túnel, con 26.716 fallecidos y una situación económica y social cada vez más crítica.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud, el país acumula 1.002.662 positivos por COVID-19, de los cuales 803.965 se han recuperado y otros 159.695 son casos confirmados que permanecen activos.

En ese sentido, y teniendo en cuenta que la media de contagios diarios en los últimos 7 días es de 14.133, Argentina es el segundo país latinoamericano y el quinto del mundo en romper esta barrera numérica.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1318336098221916177&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fargentina-supera-la-barrera-del-mill%25C3%25B3n-de-contagios-por-coronavirus%2Fa-55330386&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Virus avanza por todo el país

Las restricciones instauradas por el Gobierno argentino el pasado 20 de marzo consiguieron contener la propagación del COVID-19: mientras otros países de la región como Perú, Chile o Brasil veían crecer sin control el número de casos y muertes, durante los primeros meses de la pandemia Argentina limitó el brote al área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona más densamente poblada del país.

Sin embargo, el virus logró traspasar las fronteras del AMBA y se expandió, poco a poco, por las provincias del interior, muchas de las cuales habían dejado atrás en junio la etapa de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” para encaminarse a otra de mayor flexibilización, conocida como “distanciamiento social, preventivo y obligatorio”.https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.417.2_en.html#goog_1108282522 Ver el video03:06

Equipos médicos itinierantes en Argentina

Si en el sexto mes del año la capital argentina y su populoso cinturón urbano concentraban más del 90 % de casos de covid, hoy ese porcentaje apenas es del 27,5 %, de forma que las provincias representan un 72,5 % de las nuevas infecciones por coronavirus, con Santa Fe, Córdoba y Tucumán a la cabeza.

En el caso de Buenos Aires, la capital alcanzó el “pico” en agosto y desde entonces ha bajado lentamente la curva de contagios, con apenas 557 positivos este lunes, siendo la única región argentina, junto con las provincias de Salta y Jujuy, en donde el número de casos descendió de forma plausible en las últimas fechas.

Pandemia agrava la crisis

La sanitaria no es la única crisis que atenaza al país austral, sumido desde mediados del 2018 en una recesión agravada por las medidas de aislamiento impuestas para controlar la pandemia.

Los datos hablan por sí solos: la economía se desplomó un 19,1 % interanual entre abril y junio, el desempleo avanzó hasta el 13,1 % en el mismo período y la tasa de pobreza superó el 40 % en los primeros seis meses de 2020, cinco puntos más que a principios de este año.

Asimismo, Argentina afronta desde mediados de septiembre una creciente tensión cambiaria, con una brecha entre el dólar oficial y el informal superior al 100 %, lo que ha levantado temores respecto a una posible devaluación del peso argentino.

Muere en Buenos Aires Quino, el padre de Mafalda, a los 88 años

El dibujante Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, padre de uno de los personajes más universales del mundo del cómic, Mafalda, ha muerto en Buenos Aires a los 88 años, según ha confirmado su editor, Daniel Divinsky. Según informan medios argentinos, Quino sufrió hace unos días un accidente cerebro-vascular, del que no se ha podido recuperar.

Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido internacionalmente como Quino. Nació en Mendoza, Argentina, en 1932. Hijo de andaluces emigrados a Argentina en 1919, descubrió su vocación de mano de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico, e inició con 13 años los estudios de Bellas Artes en su ciudad natal. Los abandonó en 1949, decidido a dedicarse a las historietas y al humor.

En 1954 publicó su primera página y, desde entonces, ha publicado sus viñetas, dibujos e historietas en diarios y revistas de América y Europa. Con el golpe de Estado en Argentina de 1976, Quino se exilió en Milán. En 1990 adoptó la nacionalidad española y ha alternado residencia también entre Madrid y Buenos Aires.

Reconocido como uno de los más destacados humoristas gráficos del ámbito internacional, Quino alcanzó la fama con las tiras de Mafalda. Este personaje había nacido para una campaña publicitaria frustrada, poco después de que publicase su primer recopilatorio, Mundo Quino (1963). La primera historieta de Mafalda se publicó el 29 de septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana de la capital argentina.

En la serie Mafalda, Quino reflejó el mundo de los adultos visto desde los ojos de un grupo de niños. La protagonista era una niña preguntona, inteligente, irónica, inconformista, preocupada por la paz y los derechos humanos, que odia la sopa y ama a los Beatles. Las historias de este personaje contestatario, que llegó a Europa en 1969 de la mano de Umberto Eco, que la definió como una “heroína iracunda”, se han traducido a quince idiomas y se han publicado en diarios y revistas de todo el mundo. En 1973, Quino dejó de dibujarla. Sin embargo, el interés por Mafalda ha seguido vigente hasta la actualidad, con sus libros reimprimiéndose y adaptándose a las nuevas tecnologías, disponibles en formato digital.

Desde que dejó de dibujar a Mafalda, Quino se entregó a un humor más ácido y negro, destinado en mayor medida a un público adulto y que ha ido recopilando en su colección de libros de humor. Entre los más recientes se encuentran ¡Qué presente impresentable! (2005), La aventura de comer (2007) y ¿Quién anda ahí? (2013). Este último es una reflexión sobre los miedos actuales, a través de sus últimas publicaciones en medios, además de algunos inéditos y algunos de sus escasos dibujos en color.

Durante sus últimos años en activo, Quino publicó principalmente en el diario Clarín. Sólo dibujó de nuevo a Mafalda para campañas a petición de organizaciones como UNICEF o el Gobierno argentino. Así lo hizo tras el fallido golpe de Estado de 1987 contra el presidente Raúl Alfonsín –Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1985–, cuando dibujó a Mafalda diciendo: “¡Sí a la democracia! ¡Sí a la justicia! ¡Sí a la libertad! ¡Sí a la vida!”. En 1993 se adaptaron las tiras de Mafalda a dibujos animados y el personaje ha estado presente en certámenes y festivales de cómic y humor de numerosos países.

En 2014, con motivo del cincuenta aniversario de Mafalda, el Festival Internacional de la Historieta de Angoulême (Francia) rindió homenaje a Quino y recreó en la exposición Mafalda, una niña de 50 años el entorno del personaje y de sus compañeros a tamaño natural. Otra muestra conmemorativa homónima se expondrá a lo largo de todo el año en salas de varios países, incluyendo la sede de la Unesco en París, para la conmemoración del Día Mundial del Libro.

Ciudadano Ilustre de Mendoza y Buenos Aires y catedrático honorífico de Humor Gráfico de la Universidad de Alcalá de Henares, Quino ha recibido numerosos premios. Entre ellos, se encuentran el de Humorista Gráfico del Año del Salón Internacional de Montreal (1982), dos Konex de Platino de Artes Visuales-Humor Gráfico (1982 y 1992) y el Konex Especial (2012), el Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos (2000) y el Romics de Oro (Roma, 2011).

Desde hace unos años, el autor, que se había mudado a Mendoza desde Buenos Aires a finales de 2017, tras quedarse viudo, sufría problemas de salud, aunque siguió asistiendo a diversos homenajes a su obra.

Anciana argentina de 101 años de edad supera coronavirus y sale del hospital entre aplausos

Ante la pandemia de coronavirus que ha atacado en todo el mundo, no todo son malas noticias. En Argentina una anciana de 101 años de edad se convirtió en noticia, luego de superar el COVID-19 tras 36 días de estar hospitalizada.

Irene Bindi salió del nosocomio entre aplausos del personal médico y de enfermería que la atendieron, según se pudo ver en un vídeo publicado en Facebook por la Fuerza Aérea de Argentina, de quien depende el hospital, el pasado lunes.

En la grabación, se puede observar cómo Bindi sale de su habitación en silla de ruedas y recibe el cariño del personal sanitario, mientras una de las trabajadoras le entregan un ramo de flores y otro le pregunta cariñosamente si está contenta con el trato recibido, a lo que ella responde afirmativamente.

Luego, un miembro del personal empuja la silla de ruedas de la mujer por un pasillo lleno de personas que se muestran felices por su recuperación, mientras Bindi saluda y sonríe.

En su cuenta de Facebook, la Fuerza Aérea Argentina felicitó a “todo el personal” del hospital que “día a día muestra su vocación de servicio” en la lucha contra el coronavirus.

La alegría mostrada por la institución se contagió al resto de usuarios de redes sociales del país que pronto se llenaron de comentarios e interacciones la publicación que a mediodía de este miércoles suma más de treinta mil visualizaciones.

La recuperación de Bindi supone un rayo de esperanza para la población del país que se encuentra en estos momentos en la etapa más complicada hasta el momento de la pandemia.

Durante esta semana, se sobrepasó la barrera de los 100,000 casos de coronavirus y el pasado martes se confirmaron 3,645 nuevos contagios en el país, la mayoría concentrados en Buenos Aires.