Tag: ATAQUES

EEUU lanza ataques aereos contra Siria

Estados Unidos lanzó el jueves ataques aéreos en Siria contra instalaciones utilizadas por milicias respaldadas por Irán. El Pentágono dijo que los bombardeos eran en represalia por un ataque con cohetes en Irak a mediados de este mes que causó la muerte de un contratista civil y heridas a un militar estadounidense y a otros soldados de la coalición.
El ataque aéreo fue la primera acción militar emprendida por el gobierno del presidente Joe Biden, que en sus primeras semanas ha enfatizado su intención de centrarse más en los desafíos que plantea China, incluso mientras persisten las amenazas en Oriente Medio.
“Esta respuesta militar proporcionada se llevó a cabo junto con medidas diplomáticas, incluyendo la consulta con los socios de la coalición”, dijo el portavoz en jefe del Pentágono, John Kirby, al anunciar los ataques.
“La operación envía un mensaje inequívoco: El presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición. Al mismo tiempo, hemos actuado de forma deliberada con el objetivo de desescalar la situación general en el este de Siria e Irak”.
Funcionarios del gobierno de Estados Unidos condenaron el ataque con cohetes del 15 de febrero cerca de la ciudad de Irbil, en la región semiautónoma de Irak gobernada por los kurdos, pero incluso esta semana los funcionarios dijeron que no habían determinado con certeza quién lo había llevado a cabo. Los funcionarios han señalado que, en el pasado, milicias chiíes respaldadas por Irán han sido responsables de numerosos ataques con cohetes dirigidos contra personal o instalaciones estadounidenses en Irak.
Un grupo chií de milicianos poco conocido que se autodenomina Saraya Awliya al-Dam, o Brigada de los Guardianes de la Sangre en árabe, se adjudicó la autoría del atentado del 15 de febrero. Una semana después, un ataque con cohetes en la Zona Verde de Bagdad parecía tener como objetivo el complejo de la embajada de Estados Unidos, pero no hubo heridos.
Esta semana, Irán afirmó que no tiene vínculos con la Brigada de los Guardianes de la Sangre.

Melania Trump se pronuncia sobre el asalto al Capitolio

La primera dama de Estados UnidosMelania Trump, finalmente se pronunció el lunes sobre la toma del Capitolio la semana pasada por parte de simpatizantes de su esposo, denunciando haber sido objeto de “ataques” y trato malintencionado.

Su silencio había llamado mucho la atención luego de la crisis nacional que estalló el miércoles, cuando el presidente Donald Trump, quien insiste en que le robaron la reelección, alentó a una gran multitud de seguidores a marchar hacia el Congreso, que entonces se aprestaba a certificar el triunfo de Joe Biden.

La turba enardecida irrumpió en el Capitolio saqueando oficinas y enfrentándose con la policía, forzando la evacuación de los legisladores y generando un caos que impactó al mundo entero. La asonada dejó cinco muertos.

La primera reacción pública de Melania Trump fue a través de una declaración llena de errores tipográficos publicada en el sitio web de la Casa Blanca, donde la primera dama se dijo “decepcionada y desanimada con lo sucedido la semana pasada”. 

“Condeno absolutamente la violencia que tuvo lugar en el Capitolio. La violencia nunca es aceptable”, escribió.

Pero su decepción aparentemente tuvo que ver también con el trato que siente que recibió luego del asalto sin precedentes al corazón de la democracia estadounidense.

“Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos eventos haya habido chismes lascivos, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas contra mí, de personas que buscan ser relevantes y tienen temas que quieren avanzar”, escribió Melania Trump, sin especificar esos ataques. 

Conozca quienes son los funcionarios que dejaron de trabajar con Trump tras ataques al Capitolio

La gota que colmó el vaso, el punto de quiebre, la línea roja.

Son expresiones que estos días se repiten en Estados Unidos para explicar por qué algunos de los históricos aliados del presidente Donald Trump han tomado distancia o directamente han roto con él.

Desde legisladores del Partido Republicano hasta miembros de su gobierno, son varias las figuras que han dicho “basta ya” tras los sucesos del miércoles en Washington DC, donde una turba de violentos seguidores del mandatario asaltó el Capitolio.

Las insólitas imágenes de decenas de personas quebrando la seguridad, invadiendo la sede del Congreso estadounidense y ocupando varias de sus salas causaron estupor e indignación en un país poco acostumbrado a este tipo de escenas.

Rápidamente, las miradas se pusieron en Trump, quien antes de la marcha hacia el Capitolio había pronunciado un incendiario discurso en el que insistió, sin pruebas, en que las elecciones de noviembre fueron un robo.

A la vista del caos y la falta de contundencia de Trump para rechazar el ataque, múltiples voces exigieron la renuncia del presidente o que fuera sacado del poder mediante un juicio político o por invocación de la enmienda 25 de la Constitución.

Lo llamativo del caso fue que, a diferencia de lo sucedido con otros escándalos de los cuatro años de presidencia de Trump y de su época de candidato, varias de estas voces llegaron del campo republicano.

Hay quien dice que estos posicionamientos llegan tarde, cuando a Trump solo le quedan 13 días en la Casa Blanca y después de otras situaciones que merecían una reacción similar.

Para otras personas, es mejor tarde que nunca, y la unión que se vio en el Congreso entre legisladores de partidos rivales tras los alarmantes sucesos del Capitolio augura tiempos mejores.

Está por ver si el video difundido por Trump en la tarde de este jueves, en el que condena los hechos del miércoles y por primera vez admite claramente que el 20 de enero habrá un nuevo gobierno y acaba su mandato, ayuda a calmar los ánimos y le reconcilia con sus compañeros de filas.

El distanciamiento de fieles aliados

Además de una cadena de dimisiones en el entorno de Trump, que explicamos más adelante, los hechos del 6 de enero marcaron, sobre todo, el creciente aislamiento en el que se encuentra el presidente.

Sus más fieles aliados en el Partido Republicano -el vicepresidente, Mike Pence; el líder del Senado, Mitch McConnell, y el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham– terminaron por darle la espalda en su intento de revertir el resultado de las elecciones del 3 de noviembre.

Esta ruptura se hizo particularmente evidente el miércoles durante la sesión conjunta del Congreso para certificar la victoria del demócrata Joe Biden.

En primer lugar, antes de que comenzara la sesión, el vicepresidente Pence difundió un comunicado en el que explicaba que no tenía autoridad para rechazar unilateralmente los votos del Colegio Electoral.

Zanjaba así el debate, promovido principalmente por Trump y coreado por sus seguidores, sobre su capacidad de darle la vuelta al resultado de las elecciones. Con esto desató la ira y las críticas del hombre al que le ha demostrado lealtad absoluta a lo largo de toda la presidencia.

Ya en el hemiciclo, McConnell, con un sobrio traje oscuro, pronunció un discurso muy elogiado en el que extendió una rama de olivo a sus colegas demócratas.

“Si esta elección fuera revertida por simples alegaciones del lado perdedor, nuestra democracia entraría en una espiral de muerte“, dijo el todavía líder de la mayoría republicana en el Senado.

“Nunca más veríamos al país entero aceptar el resultado de una elección. Cada cuatro años habría una pelea por el poder a cualquier precio”, prosiguió McConnell antes de que estallara la violencia en el edificio.

“No podemos seguir separándonos en dos tribus diferentes, con distintos hechos y distintas realidades. El país se arriesga a emprender un peligroso camino en el que el ganador de una elección sea realmente el único en aceptar los resultados”.

Otro de los grandes aliados de Trump, el exfiscal general William Barr, que dejó el cargo el pasado 23 de diciembre, emitió una dura condena del presidente al que sirvió.

En un comunicado enviado a la agencia The Associated Press, Barr tildó la conducta de Trump de “traición a su cargo y sus seguidores” y denunció que “movilizar a las masas para presionar al Congreso no tiene excusa”.

Mapa

Sucesión de dimisiones

En menos de 24 horas se han producido varias dimisiones en la esfera del gobierno de Trump y en el entorno de la primera dama.

Las más destacadas han sido las renuncias de dos miembros del gabinete: la secretaria de Transporte, Elaine Chao, y la secretaria de Educación, Betsy DeVos.

Ambas anunciaron su decisión este jueves.

Chao explicó su renuncia con estas palabras: “Ayer, nuestro país experimentó un evento traumático y totalmente evitable en el que seguidores del presidente irrumpieron en turba en el Capitolio después de una marcha en la que Trump se dirigió a ellos”.

“Así como seguramente ocurre con muchos de ustedes, esto me ha afectado profundamente de una manera que simplemente no puedo ignorar”.

La renuncia de Chao será efectiva el lunes 11, nueve días antes de la investidura de Biden y Kamala Harris.

Las razones que expuso DeVos, que presentó su dimisión horas después de Chao, son similares: los sucesos del miércoles y la táctica de Trump de “echar leña al fuego entre sus seguidores”.

Mick Mulvaney, exjefe de gabinete de la Casa Blanca y exdirector de la Oficina de Gestión y Presupuesto, anunció el jueves que deja su puesto como enviado especial de EE.UU. a Irlanda del Norte.

“No puedo hacerlo. No puedo quedarme”, le dijo Mulvaney al secretario de Estado, Mike Pompeo.

“Aquellos que deciden quedarse, y he hablado con algunos de ellos, lo están haciendo porque les preocupa que el presidente ponga a otra persona peor”, contó Mulvaney en el canal estadounidense CNBC.

Biden critica el comportamiento “imprudente” de Trump

El candidato presidencial demócrata Joe Biden, lanzó ayer lunes varias críticas contra su contrincante el presidente Donald Trump, de quien dijo que manejó la crisis de coronavirus en Estados Unidos de manera “imprudente”.

“Su actitud personal imprudente desde su diagnóstico es incuestionable”, declaró Biden en un evento de campaña frente a sus seguidores en Cincinnati, estado de Ohio, en referencia a los distintos actos en los que ha tomado parte el mandatario estos últimos días, cuando aún no se han cumplido dos semanas desde que anunció que era portador del nuevo coronavirus.

El exvicepresidente durante los dos mandatos de Barack Obama, de 20009 a 2017, cargó duramente contra el actual mandatario por las “215.000 personas fallecidas” en el país a causa del nuevo coronavirus. 

Estados Unidos lidera el ránking de países afectados por la pandemia, algo que, según el demócrata, ha sucedido “porque el presidente solo está preocupado por una cosa, el mercado de valores; porque se negó a seguir la ciencia”, acusó.

Biden dijo que el argumento del mandatario de querer que “los estadounidenses no entraran en pánico” acabó resultando en algo distinto: “Trump entró en pánico”, expresó al citar parte de una entrevista de Trump con el periodista Bob Woodward.

Con Trump fuera del hospital, Biden y demócratas reanudan críticasEn un discurso en Gettysburg, Biden abogó por el bipartidismo y aseguró que el país está en un “punto peligroso”.

El exvicepresidente Biden dijo que en EE.UU., debido a la pandemia declarada en marzo, el desempleo no solo ha aumentado, sino que además el panorama “sigue siendo muy incierto y muy mal manejado”.

Por su parte Trump dijo por medio de un tuit que “Joe Biden ha defraudado a los sindicatos, ¡siempre lo ha hecho, siempre lo hará!”.

Biden también se refirió a la insistencia del presidente Trump en situarse del lado de las fuerzas del orden, que han sido señaladas por los actos de violencia que han resultado en la muerte de ciudadanos en custodia, varios de ellos afroestadounidenses, como el más sonado caso, el de George Floyd, en Minneapolis, estado de Minnesota.

“Para las comunidades de afroestadounidenses aquí en Cincinnati y en todo el país, la pregunta es ¿cómo rompemos el ciclo?”, indagó Biden, para explicar a continuación que “la respuesta es: justicia”.

También señaló al presidente por querer eliminar Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, conocida como Obamacare, en sustitución de un proyecto nuevo.

“Las condiciones preexistentes no se pueden cubrir”, dijo y propuso mejorar el Obamacare “redactando una nueva opción de seguro médico, una opción pública sin fines de lucro, que daría a las aseguradoras privadas un competidor real”.

“Abraham Lincoln nos dijo que una casa dividida no puede mantenerse”, dijo Biden. “En lugar de intentar curar, sus políticas [las de Trump] nos están destrozando”, concluyó.

Qué es la “COVID-19 crónica” y por qué a algunos les cuesta tanto recuperarse

Para la mayoría de las personas que se infectan con el nuevo coronavirus, la COVID-19 es una enfermedad breve y leve, pero algunas experimentan síntomas que incluyen fatiga duradera, dolor persistente y falta de aliento durante meses.

La condición, conocida como covid crónica, está afectando negativamente la vida de muchas personas y las historias de agotamiento, incluso después de una caminata corta, se han vuelto bastante comunes.

Aunque en medio de la pandemia la atención se ha centrado en salvar vidas, hay cada vez una mayor conciencia de las consecuencias de la enfermedad a largo plazo.

Sin embargo, incluso las preguntas básicas —como por qué algunos desarrollan la variante crónica o si se recuperarán del todo en algún momento— están plagadas de incertidumbre.

¿Qué es la “covid crónica”?

No existe una definición médica ni una lista de síntomas comunes a todos los pacientes: dos personas con covid-19 crónica pueden tener experiencias muy diferentes.

Sin embargo, la característica más común es la fatiga paralizante.

Otros síntomas incluyen la dificultad para respirar, una tos que no desaparece, dolor en las articulaciones y musculares, problemas de audición y vista, dolores de cabeza, pérdida del olfato y del gusto, así como daños en el corazón, los pulmones, los riñones y el intestino.

También se han reportado problemas de salud mental como depresión, ansiedad y dificultad para pensar con claridad entre los que la padecen.

La afección puede llegar a destruir por completo la calidad de vida de las personas.

“Mi fatiga no se parecía a nada que hubiera experimentado antes”, contó una persona afectada por la misma, Jade Gray.

La covid-19 crónica no implica solo una larga recuperación para alguien que haya pasado un periodo en cuidados intensivos por el coronavirus.

Incluso personas con infecciones relativamente leves de COVID-19 pueden sufrir problemas de salud graves y duraderos.

“No tenemos ninguna duda de que existe la COVID-19 crónica”, le dijo a la BBC el profesor David Strain, quien ya lleva tiempo atendiendo a pacientes con ese perfil en la clínica de Síndrome de Fatiga Crónica de la Universidad de Exeter.

¿Cuánta gente lo padece?

Un estudio publicado en la revista especializada Journal of the American Medical Association siguió los casos de 143 pacientes con COVID-19 atendidos en el hospital más grande de Roma después de que fueran dados de alta.

Y concluyó que el 87% sufría al menos un síntoma casi dos meses después y más de la mitad todavía tenía fatiga.

Chavismo pide a venezolanos a delatar a personas con acento extranjero por supuestos ataques de EEUU

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, pidió este martes (22.09.2020) a sus militantes que informen acerca de la presencia de personas con acento extranjero, pues aseguró tener información de supuestos actos para “generar violencia”.

En una rueda de prensa de su partido, Cabello, un militar retirado que no ocupa ningún puesto en el Ejecutivo, afirmó tener datos de “organismos de inteligencia que han detectado movimientos” que están dirigidos a “generar violencia” en “centros de Pdvsa, de electricidad y de agua”.

Por esta razón, pidió “informar inmediatamente cualquier movimiento raro, de la llegada de personas que no sean de la calle, de llegada de personas que no sean de las comunidades, de personas que no tengan acento venezolano, que tengan acento extranjero”.

A continuación, aseguró que tiene “información precisa que parte de las instrucciones dadas por el señor Pompeo (secretario de Estado de EE. UU.) a los lacayos”, nombre con el que el chavismo suele referirse a los opositores que según él responden a instrucciones de Estados Unidos, es “traer a Venezuela la violencia de Colombia”.

Para informar sobre estas personas sospechosas, Cabelló indicó ofreció “las vías del partido” y “los cuadrantes de paz”, nombre de unidades coordinadas de la policía para garantizar la seguridad ciudadana.

“Cada movimiento raro en un sector debe ser informado de manera inmediata”, concluyó Cabello.

Trump ataca a Biden en la noche final de la Convención Republicana

El presidente de Estados UnidosDonald Trump, utilizó su discurso de aceptación de la candidatura del Partido Republicano a la reelección para sembrar el miedo ante una eventual victoria de su rival demócrata, el exvicepresidente demócrata Joe Biden.

Trump empezó su discurso aceptando la nominación del Partido Republicano para optar a un segundo y último mandato presidencial en las elecciones del 3 de noviembre.

“Con el corazón lleno de gratitud y un optimismo sin límites, acepto profundamente esta nominación para la Presidencia de Estados Unidos”, dijo Trump en su discurso ante la Convención Nacional Republicana, pronunciado en directo en el jardín sur de la Casa Blanca ante alrededor de 1.500 personas, sentadas en sillas juntas y sin apenas mascarillas.

Luego, Trump dijo que Biden es “débil” y que su Presidencia amenazaría la economía, la seguridad, su “modus vivendi” y hasta lo más sagrado: el sueño americano.

“Estas son las elecciones más importantes de la historia de este país (…). Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino”, dijo el presidente, quien aseguró que Biden llevará a la Casa Blanca un “movimiento represor”.

Trump dedicó la mayor parte de su discurso, que duró una hora y 11 minutos, a pintar un panorama desolador en caso de que los demócratas le arrebaten el poder, en las elecciones de noviembre arrinconando a un segundo plato sus planes para un segundo mandato.

Además defendió su controvertida gestión de la pandemia, que en Estados Unidos se ha cobrado ya más de 180.000 vidas y roza los 6 millones de contagios, más que en ningún otro país en el mundo.

“Para salvar tantas vidas como sea posible, nos centramos en la ciencia, los hechos y los datos”, afirmó el mandatario, al asegurar que el plan de los demócratas conduciría a “sobredosis, depresión, alcoholismo, suicidios, infartos y devastación económica”.

Revelan identidad de 7 sospechosos de vandalizar estatuas y atacar policías en Miami

Las autoridades revelaron las identidades de siete individuos acusados de vandalizar las estatuas de los conquistadores Cristóbal Colón y Juan Ponce De León, y de destruir una patrulla y atacar a varios agentes durante una protesta en el centro de Miami el miércoles.

Un reporte de la periodista Sonia Osorio, de El Nuevo Herald, señalo que según la policía, varios de los detenidos pintaron con aerosol las dos estatuas y les dibujaron un martillo y una hoz, entre otros símbolos, con pintura roja, mientras se desarrollaba una manifestación en el área de Biscayne Blvd. y la 4th St contra la desigualdad racial y la violencia policial tras la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis. A las estatuas les pintaron sobre el pedestal las siglas “BLM”, del movimiento Black Lives Matter y escribieron el nombre de Floyd. También les pintaron de rojo las manos y la cara.

Los manifestantes pintaron la estatua en señal de protesta por el pasado colonial. “Impregnar el puño en su pecho y la sangre en sus manos es simbólico”, dijo un manifestante al Miami Herald.

Agentes identificaron a los sospechosos a través de cámaras de vigilancia, y después de dar una descripción exacta de los mismos, los arrestaron. Al iniciar los arrestos, varios manifestantes atacaron a los policías y dañaron un vehículo policial.

“Pudimos arrestar a un total de siete de los manifestantes violentos. Los manifestantes pacíficos no fueron detenidos”, dijo la policía.

Los detenidos fueron identificados como Lewis Jason, de 30 años; Andrew Christian Díaz, 25; Andrés Manuel Román, 29; Edwin Guzmán, 20; Yusef Stephom Lin, 20; Ali Alaa Massri, 18; y Joseph II Martínez, 28, según un reporte policial al que tuvo acesso el Nuevo Herald.

Las autoridades dijeron que Jason, nacido en Inglaterra con residencia en Miami, enfrenta cargos por vandalismo, incitar a un motín, resistirse a la policía sin violencia, después de que al pronunciar un discurso durante la protesta presuntamente pintó la estatua de Colón.

Jason luego pronunció otro discurso cerca de la Antorcha de la Amistad y alentó a las personas reunidas allí a destruir y desfigurar las estatuas. Acto seguido procedió a pintar el monumento de Juan Ponce De León, mientras instaba a los manifestantes a ser agresivos, de acuerdo con el reporte.

Cuando llegó la policía, trató de huir del lugar, pero después de una corta persecución lo atraparon.

Díaz, nacido en Estados Unidos y residente de Miami, enfrenta cargos similares a los de Jason más una acusación de reunión ilegal para alterar la paz. El sujeto habría participado también en vandalizar una de las estatuas, y no obedeció la orden de un policía de detenerse cuando fue reconocido como uno de los sospechosos.

Tras una persecución, lograron detenerlo, pero se opuso a que le colocaran las esposas.

Román, oriundo de Nueva Jersey con residencia en Miami Beach, enfrenta cargos de vandalismo tras volverse agresivo incitando a los manifestantes a atacar un vehículo de la policía. El sospecho golpeó el capó del auto con su patineta y esto estimuló a otras personas a atacar el carro, según el reporte.

El individuo golpeó varias veces el vehículo policial, destrozando el parabrisas delantero y fragmentos de vidrio cayeron sobre los policías que estaban dentro del auto, ocasionando laceraciones al codo izquierdo de uno de los agentes.