BILL DI BLASIO

La ciudad Nueva York reabrirá el primero de julio

La Gran Manzana, que fue el ‘epicentro del epicentro’ de la pandemia del coronavirus en el país el año pasado, reabrirá al 100% de su capacidad 1 de julio, garantizando que se viva “un gran verano en la ciudad” como están acostumbrados los neoyorquinos, con eventos culturales, restaurantes y tiendas funcionando a toda capacidad.

El alcalde Bill de Blasio explicó este jueves que se decidió esa fecha, “ya que a medida que avanzamos con una recuperación para todos nosotros, es hora de establecer una meta para una reapertura completa de la ciudad de Nueva York. Y ese objetivo es el 1 de julio”.

“Ahora podemos ver esa luz al final del túnel. ¿Qué significa eso? Significa que podemos volver a muchas de las cosas que amamos. Que muchos trabajos pueden volver. Y, pronto, significa que las cosas que hacen especial a la ciudad de Nueva York estarán más claras que nunca este verano. Todos vamos a poder disfrutar de la ciudad nuevamente y la gente vendrá aquí de todo el país para ser parte de este increíble momento en la ciudad de Nueva York”, agregó con tomo optimista el mandatario.

Foto: Elizabeth Ostos

Alcalde de NY pide investigar acusaciones de acoso sexual contra el gobernador Cuomo

Las acusaciones de acoso sexual contra el gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo deben ser investigadas en forma “completa e independiente”, dijo este jueves el alcalde de la ciudad de Nueva York, uniéndose a los pedidos de varios parlamentarios locales.

Lindsey Boylan, una exasesora económica del gobernador, de 36 años, acusó a Cuomo, de 63, en un blog publicado el miércoles, de haberla acosado sexualmente mientras trabajaba para su administración, entre 2015 y 2018.

Ahora candidata a la presidencia del distrito de Manhattan, Boylan afirma que Cuomo la besó a la fuerza en la boca, sugirió que participara en un juego de “strip poker” y “multiplicó los esfuerzos para tocarle la espalda, los brazos, piernas”.

“El gobernador ha creado una cultura dentro de su administración en la que el acoso y la intimidación son tan frecuentes que no solo se toleran, sino que se esperan”, escribió.

“Necesitamos una investigación completa e independiente, estas son acusaciones serias”, dijo el jueves el alcalde demócrata de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, que tiene relaciones difíciles con Cuomo, también demócrata, y cuya sede de gobierno está en Albany, la capital del estado.

“Debemos conocer la verdad, la verdad establecida por un investigador o una entidad investigadora (…) que no sienta que no tiene autorización para buscar la verdad”, agregó.

El gobernador no hizo comentarios tras la publicación del blog.

Cuando Boylan lanzó por primera vez sus acusaciones a mediados de diciembre, Cuomo había dicho que no eran ciertas.

El relanzamiento de estas acusaciones llegan en mal momento para Cuomo, cuyo mandato expira en 2022: si bien tenía alta popularidad al comienzo de la pandemia, ahora recibe críticas de todas partes.

Entre otras cosas, se le endilga haber minimizado, incluso ocultado, el número de muertos por coronavirus en residencias de ancianos en el estado de Nueva York, que cuenta con unos 20 millones de habitantes. La fiscalía federal de Nueva York abrió una investigación preliminar.

El parlamentario Ron Kim, en tanto, lo acusa de haber amenazado con “destruirlo” por criticar su gestión de las casas de retiro.

Di Blasio emite orden para permitir a pequeños negocios vender en las aceras en NYC

Con la época de fiestas a la vuelta de la esquina, sobre todo la Navidad que se caracteriza por la compra de regalos, el alcalde Bill de Blasio emitió este miércoles una orden ejecutiva para crear el programa ‘Open Storefronts’, que permitirá a los pequeños negocios vender sus productos en las aceras adyacentes a sus tiendas, y lograr así sobrevivir a la grave crisis económica que enfrentan debido a la pandemia del coronavirus.

Un reporte de El Diario de Nueva York informó que la medida, que es parecida a la de ‘Open Restaurant’ que permitió el dar servicio al aire libre a clientes, autorizará a los pequeños comerciantes a poner mesas en la acera exactamente en las afueras de sus tiendas, para vender sus productos a clientes que, debido al coronavirus, no deseen ingresar al interior.

El programa comenzará este viernes 30 de octubre y estará vigente hasta el 31 de diciembre, precisamente la época en que muchos comerciantes esperan lograr más ganancias con las ventas relacionadas con el feriado de Acción de Gracias y de Navidad.

“Hemos visto a muchos pequeños negocios golpeados por esta crisis tratando de sobrevivir, y por ello debemos buscar nuevas soluciones para ayudarlos”, dijo el Alcalde poniendo el ejemplo de los restaurantes. De Blasio agregó: “Es difícil sobrevivir con pequeños espacios y con las restricciones existentes, y por eso debemos abrir los espacios de afuera para estos negocios también”.

Este programa, según explicó el Alcalde, permitirá ayudar a por lo menos 40,000 pequeños negocios inicialmente en los cinco condados, y a 450,000 empleados.

Cuomo amenaza con retener fondos para la ciudad de Nueva York por no aplicar ley y frenar el COVID-19

El manejo de la crisis sanitaria tras el surgimiento de focos de contagios por COVID-19 en varias zonas de la ciudad de Nueva York tomó un nuevo giro este miércoles. El Gobernador del estado Andrew Cuomo envió un ultimátum a los gobiernos locales y a las escuelas públicas y privadas, en el que les advierte que perderán los fondos estatales si no cumplen las regulaciones de seguridad para frenar el virus.

“En primer lugar, estamos enviando una notificación a los gobiernos locales precisando que deben hacer cumplir la ley de salud pública bajo la Sección 16. Si el gobierno local no hace cumplir la ley de manera efectiva, retendremos los fondos”, advirtió.

Cuomo agregó que, si los gobiernos locales y a las escuelas públicas y privadas violan la orden de la Sección 16, “retendremos los fondos. Esta es una última advertencia”.

Temor a consecuencias políticas

En su comparecencia diaria con los medios, Cuomo se mostró claramente decidido a exigir el cumplimiento de las regulaciones y de paso dejó entrever que en Borough Park, Brooklyn, varias yeshivas (escuelas ortodoxas judías) privadas han ignorado la orden de cierre, como consecuencia de la pasividad del Alcalde.

El gobernador insinuó que el alcalde De Blasio teme las consecuencias políticas asociadas con la aplicación de las órdenes de cierre en ese vecindario judío.

“No quieren hacer cumplir la ley. ¿Por qué? Porque es políticamente sensible. La comunidad de la que estamos hablando hoy es una comunidad políticamente poderosa … así que entiendo que no quieren incurrir en la ira y las desventajas políticas”, dijo Cuomo sin citar al Alcalde por su nombre.

El Gobernador ofreció una panorámica sobre la situación sanitaria y destacó que la tasa de pruebas positivas en las áreas identificadas como ‘puntos calientes‘ es del 6.29%; la positividad en el estado de Nueva York sin las áreas de enfoque de la zona roja incluidas es del 0.95 % mientras se produjeron 7 muertes por COVID-19 en el estado el miércoles.

Retención de fondos

Cuomo hizo énfasis que el estado de Nueva York retendrá fondos para las localidades y escuelas en las zonas identificadas por su alta positividad por COVID-19 que no cumplan con las leyes de salud pública.

“Sabemos que se supone que las escuelas públicas y privadas en las zonas rojas deben estar cerradas. Hemos confirmado que hubo infracciones donde estaban operando las yeshivas, tanto como en las reuniones religiosas que excedieron las pautas. Esto es particularmente un problema en los condados de Brooklyn, Orange y Rockland”, declaró el gobernador Cuomo.

El ejecutivo explicó que el Departamento de Salud del Estado de Nueva York (DOH) enviará una carta advirtiendo a los gobiernos locales de las ‘zonas rojas’, que perderán los fondos estatales si no hacen cumplir los límites estatales sobre las reuniones y el cierre de las escuelas. El documento, detalló Cuomo, se enviará a la ciudad de Nueva York, el condado de Orange, el condado de Rockland, la ciudad de Ramapo y el pueblo de Spring Valley.

Cuomo se mostró frustrado y comentó que intentó por varios medios motivar a los líderes locales a que apliquen la ley, pero, dijo, no obtuvo resultados. “Así que espero que esto los motive, porque nada más de lo que he hecho los ha motivado”, dijo Cuomo sobre el ultimátum.

Al responder sobre el monto al que podrían llegar las retenciones a la ciudad de Nueva York, el Gobernador se limitó a decir que “podría ser una cantidad significativa”.

“Tenemos la autoridad para incautar todos los fondos a una localidad. ¿Cuánto los penalizaremos? Depende, y será a nuestra discreción”, concluyó.

De Blasio: “Hemos hecho algunos avances”

En contraste, el alcalde De Blasio se mostró optimista de los esfuerzos de su administración para contener la propagación de la COVID-19 y destacó que el “progreso” alcanzado se había alcanzado gracias a un esfuerzo comunitario en los vecindarios identificados como “puntos calientes”.

“Lo que estamos viendo, afortunadamente, es algo que se estabiliza, ciertamente en la ciudad en general y en particular en las comunidades que se han visto más afectadas”.

El gobernador Cuomo, particularmente ha sido crítico de la gestión del alcalde en el manejo de la crisis del coronavirus, particularmente en cuanto a la ejecución de las precauciones y medidas de seguridad. El mandatario estatal ha apuntado contra De Blasio como responsable de los recientes brotes de COVID-19, diciendo que son el resultado directo de la falta de aplicación rigurosa de las medidas de prevención.

De Blasio ha sido cauto y su estrategia más bien se enfila a mostrar sus propios resultados e insistió en que, “el panorama general es estable y eso es una buena noticia”.

“Necesitamos ver más avances, obviamente, en las zonas de mayor preocupación. Estamos monitoreando otros vecindarios, áreas circundantes, para asegurarnos de que la situación esté contenida. Pero lo que estamos viendo en general, en términos de indicadores de la ciudad, sugiere que estamos haciendo algunos avances”, reiteró De Blasio.

El alcalde resumió señalando que esta es una semana verdaderamente decisiva.

“Tenemos que evitar que una segunda ola golpee la ciudad de Nueva York y tenemos el poder para hacerlo. Pero todos tienen que ser parte de esto. Las personas que no están haciendo lo correcto, por supuesto, tendrá que someterse a las disposiciones de ley”, subrayó De Blasio.

El alcalde anunció que iniciará una segunda ronda entre los neoyorquinos para instarlos a seguir hacerse la prueba y seguir los consejos básicos, que los expertos de salud han estado dando desde hace meses.

Ahora, una de las cosas que haremos es una nueva campaña, es recordarle a la gente, por ejemplo, lo importante que es usar una máscara en interiores de forma regular a menos que esté con personas que viven bajo el mismo techo. Es muy importante usar esa máscara con regularidad. Si vas a trabajar, si vas a una tienda, si estás en algún lugar con gente con la que no vives, usar esa máscara, hace una gran diferencia”, insistió.

Alcalde de Nueva York busca cerrar puntos de rebrote de COVID-19 a partir esta semana

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo ayer domingo que con el fin de contener la propagación de COVID-19 en lo que una vez fue el epicentro de la pandemia, ordenará a partir del miércoles el cierre de negocios no esenciales, así como escuelas en nueve vecindarios identificados como núcleos de coronavirus.

Al buscar la aprobación estatal para el confinamiento, de Blasio dijo que afectaría a nueve códigos postales donde las tasas de positividad al coronavirus se han disparado, a veces como resultado de la falta de distancia social y el uso de máscaras faciales. Indicó que los vecindarios en otros 11 códigos postales estaban en una “lista de vigilancia” debido a sus crecientes tasas de positividad.

Nueva York es uno de los 18 estados donde los casos no han aumentado en las últimas dos semanas, según un análisis de Reuters. Nueve estados han informado aumentos récord en los casos de COVID-19 durante los últimos siete días, principalmente en la parte superior del Medio Oeste y el Oeste, donde el clima frío está obligando a realizar más actividades en el interior.

Diseñador japonés Kenzo Takada muere por COVID-19Conocido por sus motivos coloridos y siluetas originales, que mezclaban inspiraciones japonesas, como el kimono, con otros cortes, Takada también incursionó en perfumes y líneas de cuidado de la piel.

Si el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aprueba la medida, se ordenará a los vecindarios de Brooklyn y Queens que cierren todos los negocios, restaurantes y escuelas públicas y privadas que no sean esenciales. Cerca de 100 escuelas públicas y 200 escuelas privadas estarían cerradas entre dos y cuatro semanas, si se asegura la aprobación del estado, dijo.

De Blasio destacó que los estudiantes en el distrito escolar público más grande del país que se verían obligados a participar en el aprendizaje solo a distancia recibirían dispositivos que les permitirían continuar las clases, que anteriormente incluían el aprendizaje en persona.

El alcalde dijo que el cierre tenía como objetivo aliviar las preocupaciones de que el clima frío en los próximos meses obligará a más personas a permanecer en el interior y resultará en una segunda ola de propagación de enfermedades mortales, que recuerda la abrumadora cantidad de casos de COVID-19 que inundaron los hospitales de la ciudad de Nueva York en la primavera.

“Necesitamos contener la situación y absolutamente evitaremos una segunda ola”, dijo de Blasio en una conferencia de prensa el domingo.

Apuntó que las escuelas no eran la principal fuente de propagación del virus. “De dos escuelas en uno de estos códigos postales, solo una prueba dio positivo”, dijo de Blasio.

Alcaldía de Nueva York cancela todo evento de calle hasta septiembre

El alcalde Bill de Blasio está permitiendo que los manifestantes de Black Lives Matter (BLM) continúen marchando por las calles de la ciudad, mientras los permisos de su oficina para todos los grandes eventos han sido cancelados hasta septiembre, por lo menos.

Hablando en CNN anoche, De Blasio dijo que los llamados de los manifestantes a la justicia social eran demasiado importantes para detenerlos después de que más de un mes de manifestaciones no hayan provocado un brote de casos de coronavirus.

“Éste es un momento histórico de cambio. Tenemos que respetar eso, pero también decirle a la gente que los tipos de reuniones a las que estamos acostumbrados: los desfiles, las ferias, simplemente no podemos tener eso mientras nos estamos centrando en la salud en este momento”, dijo De Blasio al anfitrión Wolf Blitzer.

Alcalde De Blasio se promete a recortar $1,000 millones del presupuesto del NYPD

El alcalde Bill de Blasio se ha comprometió el lunes pasado a recortar unos $1,000 millones de dólares del presupuesto destinado al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) para cumplir así con una de las demandas más repetidas entre las personas que se han manifestado contra la brutalidad policial desde la muerte a manos de policías del afroamericano George Floyd en Minneapolis.

Desde la semana pasada se instaló un campamento en las afuera de City Hall, en el Bajo Manhattan, en el cual decenas de personas han permanecido día y noche, para presionar se recorten los fondos de la Uniformada. Este martes vence el plazo por ley, para que la Ciudad defina su presupuesto para el próximo año fiscal, y los manifestante aseguran que mantendrán el campamento hasta lograr que se apruebe su demanda.

En su rueda de prensa diaria, De Blasio apuntó que la decisión se debía tanto a las protestas contra el racismo sistémico como a las secuelas de la crisis del coronavirus, que ha aumentado el déficit de la ciudad, si bien no detalló en qué medidas concretas se traduciría el recorte anunciado.

En este sentido, el Alcalde señaló que se estaban produciendo negociaciones entre los representantes públicos y la Policía para “mejorar” el área.

“Mi oficina presentó al Concejo un plan que lograría un ahorro de mil millones de dólares para el NYPD y transferiría recursos destinados a los jóvenes y a las comunidades de una manera que ayudaría a abordar muchas cuestiones subyacentes que sabemos que son la causa de tantos problemas en nuestra sociedad “, afirmó De Blasio.

Para el mandatario local, la propuesta del nuevo presupuesto logra “una reforma real y una redistribución real” pero sin comprometer la seguridad de la ciudad.

Desde que se desencadenaron las protestas multitudinarias por la muerte de Floyd, una de loas principales demandas de los manifestantes que se han repetido en las protestas es el de “defund the police!”, que llama a recortar los presupuestos destinados a los departamentos policiales y dedicar parte de ese dinero a programas para atajar el racismo sistémico y destinarlo a políticas de vivienda, sanidad y otros servicios sociales.

La policía de Nueva York es una de las más costosas del país y ha pasado de costar $3,000 millones de dólares en el año 2000 a contar con un presupuesto de cerca de $5,700 millones de dólares en el presente año.  

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Alcalde de Nueva York, Bill Di Blasio, pide personal médico de todo EEUU

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reclamó el viernes un plan de movilización nacional de personal médico y de enfermería para ocuparse del fuerte aumento previsto de casos de coronavirus en su ciudad y en otras metrópolis de Estados Unidos, donde la pandemia está al borde de superar la capacidad de los sistemas de salud.

“La semana próxima en Nueva York será muy ruda, la semana próxima en Nueva York y Detroit y Nueva Orleans y muchos otros lugares”, dijo de Blasio por el canal MSNBC. “Y a menos que las fuerzas armadas estén plenamente movilizadas y creemos algo que nunca hemos tenido: una especie de movilización nacional de personal médico para trasladarlo constantemente a los lugares de necesidad más urgente. Si no tenemos eso, veremos a hospitales sin capacidad de atender a mucha gente que podría salvarse”.

De Blasio dijo por CNN que el país debe estar en pie de guerra para enfrentar la amenaza del coronavirus. “Estamos en guerra contra un enemigo invisible que se cobra la vida de estadounidenses en cantidades enormes”, dijo.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

Las autoridades de salud pública dicen que los muertos de COVID-19 en la ciudad de Nueva York superan los 1.500. Hay casi 50.000 casos confirmados y más de 10.000 personas hospitalizadas con la enfermedad.

Fuente: Agencia AP

<!– Global site tag (gtag.js) – Google Analytics –>
<script async src=”https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2“></script>
<script>
  window.dataLayer = window.dataLayer || [];
  function gtag(){dataLayer.push(arguments);}
  gtag(‘js’, new Date());

  gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);
</script>