Tag: BOLSONARO

Bolsonaro insinúa que China creó el coronavirus para lanzar “guerra química”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insinuó ayer que el virus del COVID-19 fue creado en un “laboratorio” por China para lanzar una “guerra química y bacteriológica”.

“Es un virus nuevo, nadie sabe si nació en un laboratorio o nació porque un ser humano ingirió un animal inadecuado. Pero está ahí”, dijo el líder ultraderechista en una ceremonia oficial en Brasilia.

“Los militares saben que es una guerra química, bacteriológica y radiológica. ¿No estaremos enfrentando una nueva guerra? ¿Qué país registró mayor crecimiento de su PIB? No se lo voy a decir”, prosiguió.

Bolsonaro no mencionó explícitamente a China, pero el país asiático, donde comenzó la pandemia, es el único miembro del G20 que registró un crecimiento económico en 2020 (+2,3%).

Uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, había acusado a China en marzo de 2020 de “ocultar” informaciones sobre el virus y comparó la actitud del gobierno comunista chino con “la dictadura soviética”, que inicialmente había ocultado la magnitud del desastre nuclear de Chernóbil en 1986.

Brasil detecta una nueva variante del Covid-19 similar a la sudafricana

Brasil detectó una nueva variante del COVID-19 en el estado de Sao Paulo, que es similar a la que se identificó primero en Sudáfrica, dijo el miércoles el presidente del instituto biomédico Butantan.

En una rueda de prensa, el día después de que Brasil reportó un récord de 3.780 muertes en un día, el presidente de Butantan, Dimas Covas, dijo que no había antecedentes de un viaje a Sudáfrica del paciente.

La variante sudafricana ha alarmado a los expertos en salud pública, ya que existen dudas sobre la eficacia de las vacunas actuales contra ella. Brasil también está lidiando con su propia variante, llamada P1, cuyo contagio parece estar provocando un récord de infecciones.

“Se trata de una variante similar a la de Sudáfrica, aunque no hay antecedentes de viajes o contacto con viajeros de Sudáfrica”, dijo Covas. “Existe la posibilidad de que sea una evolución de nuestro P1 hacia esta mutación de Sudáfrica”.

Brasil se encuentra actualmente en la peor fase de su brote, el segundo más mortífero del mundo después del de Estados Unidos.

La lentitud en el despliegue de la vacuna y la falta de distancia social están contribuyendo a la espiral de casos en Brasil, que está llevando al sistema sanitario del país al borde del abismo.

En la actualidad, Brasil representa alrededor de una cuarta parte de las muertes diarias por COVID-19 en todo el mundo, más que cualquier otro país.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que ha sido criticado por su gestión de la pandemia, firmó el martes un decreto para desembolsar 5.300 millones de reales (918 millones de dólares) en nuevos préstamos para combatir la pandemia de COVID-19.

Los nuevos préstamos se usarán para apuntalar el sistema de salud de Brasil, dijo el Ministerio de Economía. El Ministerio de Salud, que recibirá los fondos, dijo que los destinará a más de 2.600 clínicas de salud pública, así como para tener más camas de hospital. 

Bolsonaro pierde en un mismo día a sus ministros de Defensa y Exteriores

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, renunció a su cargo este 29 de marzo ante la fuerte presión de los legisladores del propio oficialismo, insatisfechos con el manejo de la política exterior que ha impactado directamente la consecución de vacunas contra el Covid-19. Horas después y sin precisar razones, el ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo e Silva, anunció su dimisión. Estas renuncias llegan a pocos días de que también cayera el ministro de Salud Eduardo Pazuello en medio de la peor ola del virus.

La salida del Gobierno del canciller de Brasil, Ernesto Araújo, es un duro golpe para el presidente Jair Bolsonaro, asediado por su manejo de la pandemia con una nueva ola de casos que deja a gran parte de los hospitales de las grandes ciudades al borde del colapso.

Araújo deja el cargo tras semanas de presión por la propia base política del mandatario que rechazó las críticas del funcionario contra dos de los mayores productores de vacunas contra el Covid-19:  China y Estados Unidos, al punto de acusarlo de obstaculizar la adquisición de antídotos en momentos en que crece la emergencia sanitaria.

El diario local ‘O Globo’ reportó que Bolsonaro considera ahora nombrar como nuevo canciller a su embajador en París, Luis Fernando Serra. El nombramiento depende únicamente de la voluntad del diplomático de intercambiar París por Brasilia.

Y mientras la cartera de Exteriores se estremecía, el general Fernando Azevedo e Silva, ministro de Defensa, presentó su carta de renuncia al presidente Bolsonaro, a quien le agradeció la “oportunidad de haber servido al país”. 

Aunque el funcionario no esgrimió las razones que lo llevaron a dimitir, dijo que se despide el Gobierno “con la certeza de la misión cumplida”.

La renuncia llega a pocos días de que el también general Eduardo Pazuello dejara la cartera de Salud en medio de récords de contagios y muertes debido a la actual ola del virus que ha dejado el sistema hospitalario al borde del colapso.

Y si a nivel de salud pública estas renuncias han sido sensibles por la gravedad de la situación, en lo político dejan un fuerte mensaje: Bolsonaro está perdiendo importantes alfiles de su Administración, fichas que representan a la ultraderecha y que podrían ser reemplazadas por voces más moderadas. El escenario se abre luego de que el presidente mostrara señales de querer dar un giro del negacionismo a la acción al convocar la creación de un comité para atender la emergencia sanitaria justo el día que Brasil contabilizó 300.000 muertos (el pasado 24 de marzo).

 Una “política exterior desastrosa”

El descontento de la clase política brasileña por las acciones del canciller Araújo fue tal que el movimiento para exigir su renuncia estuvo encabezado por el propio presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, y la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, Katia Abreu.

“Nuestra política externa es desastrosa y ayudó a convertir a Brasil en un paria mundial y una amenaza global (…) Su actuación compromete hasta la obtención de vacunas destinadas a salvar la vida de millones de brasileños”, señalaron en una declaración conjunta varios senadores, una comunicación publicada horas antes de conocer su dimisión. Los legisladores propusieron suspender la aprobación de nuevos embajadores que dependan del Senado hasta que el ministro de Exteriores se apartara de su cargo.

Con respecto a China, el ministro de Exteriores se enfrentó con el embajador de ese país en Brasilia tras cuestionar la efectividad de los fármacos contra la pandemia elaborados por Beijing.

Con relación a Estados Unidos, el representante de la diplomacia brasileña mostró públicamente su respaldo a los intentos de reelección de Donald Trump y hasta sugirió supuestas irregularidades, respaldando la teoría del republicano de que las elecciones le habían sido robadas, pese a que las acusaciones fueron descartadas por las autoridades electorales y distintos tribunales en EE. UU.

La posición de Araújo fue vista por legisladores de su país como un freno para persuadir al Gobierno de Joe Biden de liberar suministros de vacunas estadounidenses para Brasil, donde la pandemia deja más de 312.000 personas muertas y un aumento de casos por la circulación de nuevas cepas del virus.

Bolsonaro dice que en elecciones presidenciales de EEUU hubo fraude

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro afirmó que “fuentes” le confirmaron que hubo fraude en la elección presidencial de Estados Unidos, donde Joe Biden se perfila como vencedor sobre Donald Trump.

“Tengo fuentes” de que “allí hubo fraude” en las elecciones estadounidenses, indicó el mandatario sudamericano.

Hasta el momento ningún mandatario había coincidido con Donald Trump en el tema del fraude e incluso la mayoría ya ha felicitado al virtual presidente electo Joe Biden.

Como te informamos, apenas el jueves pasado, Donald Trump insinuó, por primera vez, que dejará su cargo, pero con una condición: si el colegio electoral vota por el demócrata Joe Biden, aunque mantuvo su teoría de que hubo fraude en el proceso electoral del pasado 3 de noviembre.

Según informaron medios estadounidenses, Trump realizó estas insinuaciones durante una reunión con periodistas con motivo de la celebración del Día de Acción de Gracias.

“Ciertamente lo haré y ustedes lo saben”, dijo Trump cuando uno de los reporteros le preguntó si dejará la Casa Blanca en el caso de que Biden sea declarado ganador el 14 de diciembre por el colegio electoral, según medios locales.

“Lo haré y ustedes lo saben”, agregó el mandatario, antes de precisar que será para él “algo muy difícil de admitir porque sabemos que hubo un fraude masivo” en los comicios presidenciales.

No obstante, el presidente estadounidense insistió en que, si Biden es declarado ganador de los comicios, este hecho se convertirá en “un error” por parte del colegio electoral, que es quien tiene que proclamar al nuevo mandatario salido de las urnas.

Sepa que mandatarios todavía no saludaron a Biden por su victoria en las elecciones

Los líderes mundiales, incluyendo la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro británico Boris Johnson felicitaron a al presidente electo Joe Biden por su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, pero a mediados de la tarde del domingo destacaba el silencio de países como China y Rusia.

Las felicitaciones llegaban de todo el mundo después de que las cadenas de televisión estadounidenses declararon el sábado que Biden había tomado una ventaja insuperable sobre Donald Trump en el recuento casi completo de las elecciones del martes.

China

El Gobierno chino todavía no se había pronunciado acerca de la victoria de Biden, y en los últimos días lo máximo a lo que se prestó el Ministerio de Asuntos Exteriores fue una declaración del viceministro Le Yucheng: “Esperamos que el nuevo Gobierno de Estados Unidos trabaje con China para resolver las diferencias sin conflictos ni enfrentamientos (…), impulsando las relaciones bilaterales por el buen camino”.

En general, China ha seguido en silencio el proceso electoral en Estados Unidos, país con el que los lazos se han deteriorado durante los cuatro años de presidencia de Donald Trump.FOTO DE ARCHIVO. El presidente de EEUU, Donald Trump, saluda al presidente de China, Xi Jinping, en Osaka, Japón. 29 de junio de 2019. REUTERS/Kevin LamarqueFOTO DE ARCHIVO. El presidente de EEUU, Donald Trump, saluda al presidente de China, Xi Jinping, en Osaka, Japón. 29 de junio de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

En las jornadas que sucedieron a la votación, la cobertura de los medios estatales ha sido la esperada: mientras el resto del mundo se comía las uñas esperando al recuento, la prensa oficial china se centraba en las últimas actividades de Xi o de una feria comercial recientemente inaugurada en Shanghái. Y muchas de las menciones al respecto se centraban en la división y el “caos” en el país norteamericano.

Sin embargo, el rotativo nacionalista Global Times, el más proclive a tratar temas polémicos, sí publicaba hoy en su portada digital un largo artículo en el que desgranaba la postura de varios expertos del gigante asiático ante el futuro de las relaciones entre Beijing y Washington bajo la futura Administración Biden.

Navalny, antes que Putin

En Rusia, a mediados de la tarde del domingo aún no ha habido una declaración del presidente Vladimir Putin sobre los resultados de las elecciones estadounidenses.

Por el contrario, el líder de la oposición Alexéi Navalny felicitó a Biden antes de que el Kremlin reaccionara.

En un tuit, Navalny felicitó a Biden y a su compañera de fórmula de Kamala Harris por “definir el nuevo liderazgo en una elección libre y justa”.https://platform.twitter.com/embed/index.html?creatorScreenName=infobae&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1325360907929710592&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.infobae.com%2Famerica%2Fmundo%2F2020%2F11%2F08%2Fquienes-son-los-mandatarios-que-todavia-no-saludaron-a-joe-biden-por-su-victoria-en-las-elecciones-de-estados-unidos%2F&siteScreenName=infobae&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Rusia ha sido acusada de interferir en las elecciones estadounidenses de 2016 para ayudar a que Trump sea elegido, con la esperanza de que tome una línea más suave respecto a Moscú.

Se espera que Biden adopte una postura más dura y durante la campaña acusó a Trump de haber “abrazado a tantos autócratas en todo el mundo, empezando por Vladimir Putin”.

México

La mayoría de los países de América, incluyendo Canadá, Argentina, Costa Rica, Chile, Colombia, Panamá e, incluso, la de Nicolás Maduro de Venezuela, felicitó al presidente electo, con las notables excepciones de México y Brasil.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador fue el primero en declarar de manera explícita que no reconocería al demócrata como presidente electo hasta “que se resuelvan todos los asuntos legales” de la elección, al citar el presunto fraude electoral que padeció en 2006.El presidente Donald Trump y López Obrador llegan a una ceremonia en la Casa Blanca el 8 de julio.El presidente Donald Trump y López Obrador llegan a una ceremonia en la Casa Blanca el 8 de julio.

El mandatario mexicano negó pronunciarse “por prudencia” mientras Donald Trump insiste en que le robaron la elección y deben agotarse todas las vías legales. El líder izquierdista presumió tener “muy buena relación” con ambos candidatos. Sin embargo, la negativa del gobierno mexicano en reconocer a Biden causó la indignación de congresistas estadounidenses y políticos de la oposición mexicana.

Brasil

En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro, quien respaldó públicamente la reelección de Donald Trump, también se mantuvo en silencio, mientras el presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia, felicitó a Joe Biden.

Bolsonaro, quien ha declarado abiertamente su admiración por Tump, a quien ve como una suerte de modelo político, protagonizó la noche de este sábado un directo en Facebook en el que abordó asuntos locales, pero no hizo ninguna mención al proceso electoral que concluyó en la derrota de su aliado.

Pese a expresar su preferencia por Trump, Bolsonaro señaló esta semana que el actual presidente de Estados Unidos “no es la persona más importante del mundo” y aclaró que “Brasil seguirá siendo Brasil” y mantendrá su tradición de “no interferencia” en los procesos internos de otros países.Trump y Bolsonaro en un encuentro en Mar-a-Lago el 7 de marzo de 2020 (REUTERS/Tom Brenner/archivo)Trump y Bolsonaro en un encuentro en Mar-a-Lago el 7 de marzo de 2020 (REUTERS/Tom Brenner/archivo)

Aún así, insistió en sus críticas a Biden, quien ha puesto en tela de juicio las agresivas políticas de Bolsonaro para el medioambiente y en particular para la región amazónica.

Quien también se pronunció el sábado en Brasil fue el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, el más férreo opositor de Bolsonaro en el campo conservador, y quien mandó una carta a Biden para expresar su deseo de “estrechar lazos entre nuestras sociedades”.

Turquía

Turquía dio una primera reacción el domingo a la victoria presidencial de Joe Biden: pese a que el presidente Tayyip Erdogan aún no ha comentado sobre el resultado, el vicepresidente Fuat Oktay dijo que no cambiaría las relaciones entre los viejos aliados, aunque Ankara seguirá presionando a Washington sobre Siria y otras diferencias políticas.

Oktay dijo que si bien la amistad entre el presidente Tayyip Erdogan y su homólogo estadounidense Donald Trump había ayudado a los países a abordar varios de sus problemas, los canales de comunicación entre Ankara y Washington operarían como antes.El presidente turco Tayyip Erdogan asiste a una ceremonia del Día de la República en el Palacio Presidencial de Ankara (Turquía), el 29 de octubre de 2020. Oficina de Prensa Presidencial / Handout via REUTERSEl presidente turco Tayyip Erdogan asiste a una ceremonia del Día de la República en el Palacio Presidencial de Ankara (Turquía), el 29 de octubre de 2020. Oficina de Prensa Presidencial / Handout via REUTERS

Turquía puede perder más que la mayoría de los demás países si Joe Biden es elegido presidente, ya que se espera que endurezca la postura de Estados Unidos contra las intervenciones militares extranjeras de Erdogan y una cooperación más estrecha con Rusia.

Otro obstáculo importante es la negativa de Washington a extraditar al clérigo musulmán Fethullah Gulen, radicado en Estados Unidos, quien, según Ankara, orquestó un golpe fallido en 2016.

Arabia Saudita

Arabia Saudita fue la única nación del Golfo que no felicitó a Joe Biden por su victoria sobre Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, eligiendo en cambio felicitar al rey de Camboya y al presidente de Tanzania.

Varios países árabes, incluidos los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahréin, Omán y Kuwait, además de Egipto, Jordania, Líbano, Irak, ya habían ofrecido sus felicitaciones a Biden.El principe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman y Trump durante el G20 de Osaka (Bandar Algaloud/Courtesy of Saudi Royal Court via REUTERS)El principe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman y Trump durante el G20 de Osaka (Bandar Algaloud/Courtesy of Saudi Royal Court via REUTERS)

Los estrechos vínculos personales del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman con Trump habían sido una ayuda fundamental ante la ola de críticas internacionales sobre el historial de violaciones de derechos humanos de Riad, provocadas por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, el papel del reino en la guerra de Yemen y la detención de mujeres activistas.

Biden se había comprometido en su campaña a reevaluar los lazos con el reino, exigiendo más responsabilidad por el asesinato de Khashoggi en el consulado de Estambul de Arabia Saudita y pidiendo el fin del apoyo de Estados Unidos a la guerra de Yemen.