Tag: BORIS JOHNSON

Biden en Europa: “el calentamiento global es el mayor peligro a la seguridad de EEUU”

Al aterrizar en Europa para reunirse con aliados de su gobierno contra los piratas informáticos rusos y el posible vínculo chino sobre los orígenes de COVID-19, el presidente Joe Biden afirmó que desde hace años para el Pentágono el calentamiento global es “la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos”.

En 2009, “Cuando fui elegido vicepresidente por primera vez con el presidente Obama, los militares nos sentaron para informarnos cuáles eran las mayores amenazas que enfrenta Estados Unidos“, dijo Biden el miércoles a las tropas estadounidenses en Inglaterra poco después de aterrizar para su primer viaje al extranjero como presidente.

“Esto no es una broma: ¿saben lo que el Estado Mayor Conjunto nos dijo que era la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos? Calentamiento global. Porque habrá importantes movimientos de población, peleas por la tierra, millones de personas que abandonan lugares porque literalmente se están hundiendo bajo el mar en Indonesia, debido a las peleas por las tierras cultivables”.

El Pentágono ha seguido desde al menos 2004 las posibles implicaciones de seguridad del calentamiento global. Un informe del Departamento de Defensa del año 2015 calificó el cambio climático como “una amenaza urgente y creciente”, así como un “multiplicador de peligros” que podría empeorar los ya existentes. Pero ese informe no calificó los cambios en el clima como la principal amenaza, destacó New York Post.

Biden hizo hincapié en el calentamiento global en la primera escala de un viaje por tres países hasta el 17 de junio, que contará con una cumbre del G7 en Inglaterra, una cumbre de la OTAN en Bélgica (Bruselas) y una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin en Ginebra (Suiza).

“Me dirijo al G7, luego a la [reunión] ministerial de la OTAN y luego a reunirme con Putin para hacerle saber lo que quiero que sepa”, dijo Biden.

“En cada punto del camino, dejaremos en claro que Estados Unidos está de regreso. Y las democracias del mundo están unidas para abordar los desafíos más difíciles y los problemas que más importan para nuestro futuro”, recalcó.

Biden advirtió sobre la amenaza del calentamiento global después de mencionar COVID-19, sin mencionar que el gobierno chino sea transparente a medida que la teoría de la “fuga de laboratorio” gana terreno, como sí había hecho días atrás.

“Tenemos que acabar con el COVID-19, no sólo en casa, lo que estamos haciendo, sino en todas partes. No existe un muro lo suficientemente alto para mantenernos a salvo de esta pandemia o de la próxima amenaza biológica que enfrentamos, y habrá otras. Requiere una acción multilateral coordinada”, dijo, antes de cambiar de tema, diciendo: “Todos debemos comprometernos con una acción climática ambiciosa si vamos a prevenir los peores impactos del cambio climático, limitando el calentamiento global a no más de 1,5 grados centígrados”.

A finales de mayo, Biden ordenó a la comunidad de inteligencia que comenzara una revisión de la evidencia para determinar si el coronavirus había surgido del Instituto de Virología de Wuhan en la ciudad central de China, como se ha sugerido. De inmediato, aquel país reaccionó otra vez en contra de esas acusaciones internacionales.

Días después, Biden afirmó que su homólogo chino cree que su país será “dueño de Estados Unidos” en los próximos 15 años, hablando a los miembros del servicio estadounidense en una base militar en Virginia, en la víspera del feriado Memorial Day.

La remodelación de su apartamento oficial acorrala a Boris Johnson

En plena ola de popularidad, gracias en buena parte a la campaña de vacunación, el primer ministro británico, Boris Johnson, se enfrenta de pronto a la sombra de la sospecha tras no aclarar cómo pagó la reforma de su apartamento oficial, que ya es objeto de una investigación oficial.

Hacía meses que no se veía a Johnson tan crispado. El primer ministro compareció ante la Cámara de los Comunes (baja) en la sesión de control unos minutos después de que estallase la noticia de que la Comisión Electoral -que supervisa entre otras cosas la financiación de los partidos- ha abierto una investigación formal sobre las obras en su piso de Downing Street.

“Hay motivos razonables para sospechar que puede haber habido una o más infracciones” de las reglas, a juicio de ese organismo supervisor.

Una “investigación formal determinará si alguna transacción relativa a las obras en el 11 de Downing Street entra dentro del régimen regulado por la Comisión y si se informó de cualquier financiación como es debido”, dijo un portavoz de la agencia.

Hasta el momento, el Partido Conservador se ha negado a despejar si desembolsó el coste de la reforma y se ha limitado a decir que los fondos de la formación “no se están usando” para pagar por el piso, sin especificar si Johnson recibió antes un préstamo no declarado.

Y precisamente por ese flanco insistió hoy en sus ataques el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, ante un primer ministro nervioso y agresivo.

OFENSIVA LABORISTA

La creciente subida de Johnson en las encuestas ha ido en paralelo al declive de la figura de Starmer, a quien sus propios correligionarios acusan de falta de una línea ideológica clara.

Ante las sospechas abiertas por el caso del apartamento, Starmer percutió con una pregunta recurrente, a la que el jefe del Gobierno no quiso o no supo responder: ¿Quién pagó inicialmente la reforma del apartamento?.

La palabra clave aquí es “inicialmente”, pues Johnson reiteró hoy que él ya ha “cubierto todos los costes” por esas obras.

Cepa británica del coronavirus sería más mortal, anunció el primer ministro Boris Johnson

Boris Johnson, primer ministro británico, anunció que se comienzan a registrar “evidencias” de que la variante del coronavirus identificada en el Reino Unido está asociada a un “mayor nivel de mortalidad“, además de ser más contagiosa.

“Hemos sido informados hoy de que, además de expandirse más rápidamente, ahora parece también que hay algunas evidencias de que la nueva variante, identificada en Londres y el sureste, podría estar asociada a un mayor nivel de mortalidad”, dijo el primer ministro británico.

Agregó que los 38,562 pacientes por la COVID-19 actualmente en hospitales británicos es una cifra un 78 % superior al pico registrado en la primera ola, en abril.

El Ministerio británico de Sanidad anunció hoy que en las últimas 24 horas se han registrado 1,401 nuevos fallecimientos causados por la enfermedad.

Por su lado, en la misma conferencia de Johnson, el principal asesor científico del Gobierno, Patrick Vallance, señaló que la variante británica es entre un 30 % y un 70 % más contagiosa que la original, aunque se desconoce todavía por qué.

De igual forma, el científico aseguró que hay pruebas de que esta variante entraña un mayor riesgo de muerte que la original, aunque matizó que las “evidencias todavía no son fuertes“.

De hecho, esa mayor mortalidad no se ha detectado entre los ingresados en hospitales, pero sí sobre el total de casos positivos detectados.

Vallance puso el ejemplo de la población de hombres en la de más de 60 años: con la variante antigua, 10 de cada 1,000 contagiados morirían. Con la cepa británica, esa cifra podría elevarse hasta 13 o 14.

Pese a todo, insistió una vez más en que hay “mucha incertidumbre” al respecto, aunque también cada vez más señales de que las vacunas son efectivas con la nueva variante.

Existen más dudas sobre la eficacia de las vacunas existentes con las cepas identificadas en Sudáfrica y Brasil, según reconoció Vallance.

Brexit: el Reino Unido salió completamente de la Unión Europea

El Reino Unido cortó definitivamente, el jueves, una hora antes de la medianoche, sus lazos con la Unión Europea poniendo fin a 48 años de agitada relación, para convertirse en un país “libre” que emprende un futuro en solitario repleto de desafíos.

“Cuando el sol salga mañana en 2021 (…) el Reino Unido será libre de hacer las cosas de manera diferente, y si es necesario mejor, que nuestros amigos de la UE (…) libre para hacer acuerdos comerciales en todo el mundo y libre para impulsar nuestra ambición”, afirmó el primer ministro Boris Johnson en un mensaje de fin de año más centrado en el coronavirus que en el Brexit.

A las 23h00 (locales y GMT), medianoche del 31 de diciembre en gran parte de la Europa continental, el país abandonó definitivamente la unión aduanera de la UE.

Boris Johnson pide a padres británicos dejar el temor y permitir que sus hijos vuelvan a la escuela

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió a los padres de familia que dejen a un lado sus temores y envíen a sus hijos a la escuela el próximo mes, cuando las escuelas del país habrán de reabrir por completo por primera vez desde que se vieron obligadas a cerrar por la pandemia de coronavirus hace más de cinco meses.

Johnson dijo ayer que era “deber moral” de su gobierno reabrir las escuelas y destacó que las autoridades saben más del COVID-19 ahora de lo que sabían cuando se implementó la cuarentena nacional el 23 de marzo.

Horas antes, altos funcionarios de salud pública del país emitieron un comunicado conjunto en el que señalaron que es más posible que los niños resulten perjudicados por mantenerse alejados de las escuelas que por exponerse al COVID-19.

“Es por eso que es de vital importancia que enviemos a nuestros hijos de regreso a las aulas para aprender y estar con sus amigos”, dijo Johnson en un comunicado. “Nada tendrá mayor impacto en la vida de nuestros hijos que regresar a la escuela”.

Los comunicados se dieron a conocer en momentos en que padres y maestros expresan sus preocupaciones sobre la reapertura de escuelas en medio de los temores de que las medidas de distanciamiento social no mantendrán a sus hijos a salvo. Los organismos sindicales han exigido que el gobierno de Johnson se asegure de que se implementen medidas de distanciamiento social y otros procedimientos de protección para garantizar la seguridad de estudiantes y personal docente.

Las escuelas de todo el Reino Unido se cerraron en marzo mientras el gobierno intentaba controlar la propagación del coronavirus. A algunos estudiantes se les permitió volver a principios de junio, pero las clases no eran obligatorias y apenas participaron alrededor del 18% de los alumnos.

Boris Johnson, reacio a reinstaurar la cuarentena contra el Coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó que solo recurrirá al reconfinamiento contra la COVID-19 como última opción, y comparó la solución como una medida de “disuasión nuclear” en una entrevista publicada el domingo por el Daily Telegraph.

Johnson, que espera que todo vuelva a la normalidad “hacia Navidad” pese a los temores a una segunda ola del nuevo coronavirus, apuntó que la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, que dio lugar a numerosas críticas, había mejorado.

Reino Unido es uno de los países más afectados por la pandemia y ha registrado en su territorio 45.000 fallecidos, el número de decesos más alto en un país de Europa.

La economía se ha visto especialmente afectada y el primer ministro, que empezó a levantar el confinamiento de forma gradual, espera poder evitar volver a implantar la medida a escala nacional. 

“No puedo abandonar esa herramienta como no puedo abandonar la disuasión nuclear”, declaró al Daily Telegraph en una entrevista realizada al término de su primer año en Downing Street. 

“Pero eso es como la disuasión nuclear, por supuesto que no quiero utilizarlo. Y no creo que vayamos a vernos de nuevo en una posición así”, afirmó.

Boris Johnson presentó el viernes las próximas etapas de su plan para sacar gradualmente a Inglaterra del confinamiento instaurado el 23 de marzo para combatir la propagación del nuevo coronavirus. 

Mientras que los pubs y los restaurantes reabrieron a principios de julio, el dirigente conservador animó a los ingleses a volver a utilizar el transporte público a partir del viernes y a regresar a su lugar de trabajo a partir del 1 de agosto, aunque dejó en manos de los empresarios la tarea de decidir si los trabajadores deben seguir teletrabajando o volver a la oficina.

En cambio, el jefe de los servicios sanitarios ingleses, Chris Whitty, se mostró mucho más prudente y el viernes advirtió ante una comisión parlamentaria que las medidas de distancia de seguridad deberían seguir en vigor “durante un largo periodo”.

Asimismo, el consejero científico del gobierno, Patrick Vallance, también se expresó en la misma línea y juzgó “elevado” el riesgo de una segunda ola de contagios.

Gran Bretaña eliminará cuarentena obligatoria para viajeros de países “seguros”

El Gobierno británico planea eliminar la cuarentena obligatoria de 14 días al llegar al Reino Unido para los viajeros que procedan de países seguros, entre los que se espera que se incluya España, confirmó un portavoz.

La cadena pública BBC especifica que las nuevas normas de viaje podrían entrar en vigor a partir del 6 de julio, y se prevé que el Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, detalle la próxima semana la lista de los territorios que contarán con un «corredor aéreo».

Según la BBC, en este listado figurarán de entrada Grecia, Italia, España, Francia, Países Bajos, Finlandia, Bélgica, Turquía, Alemania y Noruega, pero no Portugal y Suecia, que han experimentado un repunte de contagios.

En lugar de la cuarentena impuesta el 8 de junio, que suscitó críticas de políticos y el sector turístico y motivó una demanda de las aerolíneas británicas, el Gobierno introducirá ahora un sistema de seguridad en el que adjudicará los colores rojo, ámbar o verde a los diferentes países según la prevalencia del coronavirus en sus territorios.

Al mismo tiempo, el ministerio de Exteriores levantará las restricciones de viaje impuestas el 17 de marzo, en plena pandemia, para los países con calificación ámbar o verde, e irá revisando las de todos los destinos.

Las personas procedentes de Estados con el color rojo tendrán que cumplir una cuarentena, que implica estar encerrados en casa so pena de multa de más de mil euros.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Boris Johnson: “los médicos estaban preparados para anunciar mi muerte por Coronavirus”

El primer ministro británico, Boris Johnson, habló ayer domingo sobre cómo fue atravesar la etapa más grave de la enfermedad COVID-19 y aseguró que sus médicos se habían preparado para explicar su muerte, de acuerdo a una entrevista que el Sun publicó este miércoles.

“El peor momento fue cuando había un 50% de probabilidad de que me pusieran un tubo en la traquea“, dijo Johnson. Fue un momento difícil, no lo negaré. Tenían una estrategia para lidiar con un escenario de “muerte de Stalin”, confesó.

Johnson pasó tres días en la unidad de cuidados intensivos del hospital londinense St Thomas, donde le daban oxígeno para ayudarlo a respirar.

Lo superé gracias a personal de enfermería“, dijo con tono de agradecimiento. “Ellos realmente lo hicieron y marcaron una gran diferencia”.

El mismo domingo, pero desde su cuenta de Twitter, Johnson reiteró los cinco condiciones que deben darse en Gran Bretaña antes de levantar en confinamiento en medio de las crecientes críticas sobre cómo rebajará las restricciones:

  • Mantener la capacidad del Servicio Nacional de Salud.
  • Una caída continua y consistente de las muertes.
  • Caída del índice de infecciones a niveles razonables.
  • Suministros suficientes de pruebas y equipos de protección.
  • Seguridad de que no vaya a haber un segundo pico que sature el sistema sanitario.

Boris Johnson, alta de terapia intensiva pero sigue hospitalizado

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, salió de terapia intensiva este jueves tras pasar tres días internado con asistencia respiratoria por una complicación en su cuadro de coronavirus. El líder conservador seguirá internado en el St. Thomas Hospital de Londres para su monitoreo.

El mandatario tuvo que ser internado el domingo pasado tras pasar varios días convaleciente en su residencia tras ser diagnosticado con coronavirus Covid 19, y el lunes los médicos lo enviaron a terapia intensiva para que recibiera asistencia respiratoria.

Ahora el primer ministro se encuentra “estable” y en “extremadamente buenos ánimos”, y hasta logró sentarse en su cama el miércoles de esta semana, informó el sitio Mirror.

Mientras tanto la pareja de Johnson, Carrie Symonds, que está embarazada, continúa su aislamiento autoimpuesto tras presentar síntomas compatibles con coronavirus.

Fuente: LV 12.com.ar

Varios gobiernos del mundo desean pronta recuperación a Boris Johnson

Diferentes gobiernos del mundo le desearon este lunes (06.04.2020) una pronta recuperación al primer ministro británico, Boris Johnson, quien fue ingresado a una unidad de cuidados intensivos por un severo cuadro respiratorio ligado al coronavirus o COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió sus buenos deseos a Johnson, y dijo que los estadounidenses estaban “rezando por él”. “Quiero enviar mis mejores deseos a un muy buen amigo mío y a un amigo de nuestra nación, el primer ministro Boris Johnson”, dijo Trump en una conferencia de prensa en Washington.

“Nos entristece mucho escuchar que fue llevado a cuidados intensivos esta tarde, hace poco tiempo. Todos los estadounidenses están rezando por su recuperación”, añadió.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, transmitió este lunes “todo su apoyo” al primer ministro británico.

Emmanuel Macron

@EmmanuelMacron
I send all my support to Boris Johnson, to his family and to the British people at this difficult moment. I wish him a speedy recovery at this testing time.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Macron trasladó su apoyo tanto a Johnson como a su familia y al pueblo británico, y le deseó “superar esta prueba rápidamente”.

El Gobierno mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador, también deseó un “pronto restablecimiento” al primer ministro británico. “México manifiesta su solidaridad con Reino Unido y le desea pronto restablecimiento”, indicó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, en un mensaje en Twitter.

En ese mismo tuit, el canciller hizo referencia al anuncio de la cadena pública británica BBC que dio a conocer esta noticia de última hora.

El primer ministro Boris Johnson, enfermo de coronavirus desde hace diez días y recientemente hospitalizado, tuvo que ser transferido a cuidados intensivos y será reemplazado por el canciller Dominic Raab a la cabeza del gobierno británico mientras sea necesario.

“Durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital”, afirmó un portavoz de Downing Street.

Fuente: Agencias

El primer ministro británico Boris Johnson ingresa en cuidados intensivos por complicaciones con COVID-19

El primer ministro británico, Boris Johnson, fue puesto este lunes en cuidados intensivos después de que empeoraran los síntomas del covid-19 que padece.

“A lo largo de la tarde, la situación del primer ministro ha empeorado y, por consejo de su equipo médico, fue pasado a la unidad de cuidados intensivos”, señala un comunicado del gobierno.

El primer ministro, de 55 años, fue llevado al hospital St. Thomas de Londres el domingo por los “síntomas persistentes” de covid-19.

El primer ministro había trabajado desde casa desde que fue diagnosticado el 27 de marzo.

La última vez que se le vio en público fue el jueves, aplaudiendo a los trabajadores de la salud desde su residencia en Downing Street.

Fuente: BBC Mundo

Boris Johnson hospitalizado por síntomas persistentes del COVID-19

El primer ministro británico Boris Johnson fue internado este domingo por la noche en un hospital londinense, cuando se deterioraron sus condiciones por el coronavirus. Una semana después que diera positivo y cuando su novia Curry Symonds también admitiera haber sido contaminada cuando estaba embarazada, Boris llegó a un hospital de NHS “como medida de precaución y ante sus persistentes síntomas”.

Johnson, de 55 años, informó de que había dado positivo por el nuevo coronavirus el pasado día 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces en su residencia oficial en Londres. Había previsto volver a salir al exterior el viernes, tras una semana de aislamiento, en la que continuó dirigiendo el país desde su vivienda, pero decidió continuar en cuarentena porque seguía teniendo fiebre, uno de los síntomas de los contagiados por el nuevo coronavirus.

“Bajo las recomendaciones de su médico, el primer ministro ha ingresado en un hospital para que se realicen pruebas”, indicó el portavoz oficial del jefe de Gobierno en un comunicado.

“Esta es una medida de precaución, dado que el primer ministro continúa teniendo síntomas persistentes de coronavirus diez días después de haber dado positivo”, agrega esa nota.

Downing Street, que hasta ahora ha mantenido que Johnson había desarrollado “síntomas leves”, subraya que no se trata de un ingreso de “emergencia” y que el primer ministro muestra, entre otros síntomas “temperatura alta”.

El comunicado recalca además que Johnson se mantiene a cargo del Gobierno y en contacto con sus ministros y altos funcionarios.

“El primer ministro agradece a los trabajadores del NHS (sistema de salud público) su increíblemente duro trabajo y urge a los ciudadanos a continuar cumpliendo las recomendaciones del Gobierno de permanecer en casa, proteger el NHS y salvar vidas”, señala el comunicado de Downing Sreet.

Johnson informó el pasado viernes de que seguiría en aislamiento porque seguía presentando un síntoma “leve”, en concreto fiebre.

“Me siento mejor”, dijo Johnson en un vídeo difundido en su Twitter y en el que daba cuenta de su estado. El premier dijo entonces que seguiría con la cuarentena “hasta que el síntoma desaparezca”.

Johnson es el político de mayor rango que ha contraído el coronavirus. El ministro británico de Salud, Matt Hancock, se reincorporó a su trabajo el viernes tras haber pasado una semana en casa al haber dado también positivo por COVID-19.

La pareja del primer ministro, Carrie Symonds, embarazada del primer hijo de ambos, ha informado por su parte de que ha pasado una semana en la cama con síntomas compatibles con el nuevo coronavirus, si bien no ha llegado a someterse a una prueba diagnóstica.

En el Reino Unido se han registrado hasta ahora 4.903 muertos por COVID-19, tras un aumento de 621 víctimas mortales comunicado este domingo, y los contagios totales confirmados son 47.806, tras 195.524 test realizados.

Fuente: Agencias