La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California), ha sido reelegida este domingo para su puesto en una votación ajustada. La sesión se alargó durante horas debido a que los representantes tuvieron que votar en grupos de 72 como precaución al coronavirus.

Los demócratas se enfrentan a la mayoría más reducida que ha tenido cualquiera de los dos partidos en la Cámara Baja en los últimos últimos 20 años. Comenzaron la sesión con una ventaja de 222 a 211.

El Congreso número 117 se convocó este domingo al mediodía, tal y como recoge la Constitución. Durante el procedimiento, docenas de republicano trataron de sabotear el resultado de las elecciones que dieron la victoria a Joe Biden.

“Desde la división política hasta una pandemia mortal y adversarios en todo el mundo, los obstáculos que tenemos ante nosotros son muchos y graves”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (republicano por Kentucky), después de prestar juramento junto a otros 31 senadores. “Pero hay también muchas razones para la esperanza”, añadió.

Pelosi, que tiene 80 años y es la primera y única mujer que preside la Cámara Baja, ha dicho que podría ser su último mandato de dos años en el puesto más alto de la cámara.

Varios legisladores demócratas desertaron durante la votación del domingo. El representante Jared Golden (Maine) votó por la senadora Tammy Duckworth (demócrata de Illinois) para que fuera la presidenta de la Cámara, el representante Conor Lamb (Pensilvania) votó por el representante Hakeem Jeffries (demócrata de Nueva York) y las representantes y las representantes Abigail Spanberger, Elissa Slotkin y Mikie Sherrill se abstuvieron.