Tag: CAMPAÑA TRUMP

¿Cuándo se sabrán los resultados de las elecciones de EEUU?

Los funcionarios electorales dicen que el país debería estar preparado para no saber quién ganó la Casa Blanca el día de las elecciones y citan como argumento un alza de los votos por correo, que algunos estados necesitarán tiempo extra para contar.

Incluso este año, durante las primarias, varios estados necesitaban tiempo adicional para contar los votos, lo que causó retrasos de una semana o más antes de que se divulgaran los resultados en algunas contiendas como en Nueva York y Kentucky.

En muchos casos, los largos períodos de conteo fueron atribuidos a un aumento en los votos por correo debido a la pandemia del coronavirus, una tendencia que se espera que continúe en noviembre. Los funcionarios electorales han destacado que la precisión es más importante que la rapidez.

¿Sabremos quién ganó la noche del martes?

Hay una buena posibilidad de que no sepamos el ganador en la noche de las elecciones, dijeron los funcionarios electorales. Eso significaría un gran cambio para los estadounidenses. “Tenemos que prepararnos para la gran probabilidad de que una elección diferente a cualquier otra que hayamos tenido pueda tomar un poco más de tiempo para contar de manera precisa con integridad”, dijo David Becker, director ejecutivo y fundador del Centro no partidista para la Innovación e Investigación Electoral, un grupo en Washington que trabaja para mejorar la administración electoral. “Dedicar más tiempo a informar los resultados no es una indicación de un problema”, agrega.

Una gran razón es que se espera que un número sin precedentes de estadounidenses vote por correo debido a la preocupación por el coronavirus, y puede llevar más tiempo contar las boletas por correo que cuando el voto se hace personalmente. Además, dependiendo de la ley, algunos estados contarán las boletas que se entreguen después de la elección si tienen estampillas de la fecha límite.

Incluso en un año normal, las autoridades electorales consideran que no son oficiales los resultados anunciados la noche de las elecciones. Los estados generalmente llevan a cabo un proceso de certificación para verificar el recuento final, lo que puede demorar semanas. Eso es potencialmente más significativo en una carrera reñida.

Si los resultados se retrasan, no sería la primera vez en la memoria reciente que el ganador presidencial no esté claro en la noche de las elecciones. En 2000, una disputa de recuento en Florida tardó más de un mes en resolverse.

¿Por qué podría llevar más tiempo contar los votos?

El recuento de las papeletas de voto por correo puede llevar más tiempo que los votos en persona por varias razones, como el tiempo que lleva abrir los sobres de devolución o verificar las firmas, según lo que exija la ley estatal.

Algunas oficinas electorales locales probablemente no tendrán suficiente personal adicional o tecnología sofisticada para acelerar el proceso. Muchos funcionarios estatales y locales están luchando por prepararse, aunque enfrentan limitaciones de tiempo y presupuesto.

Dependiendo de las leyes, algunos estados aceptarán boletas siempre que tengan estampillas del día de las elecciones, incluso si las oficinas electorales las reciben unos días después. Es probable que esto demore el conteo y la publicación de resultados.

Algunos estados han visto batallas legales sobre si los plazos deben extenderse para tener en cuenta la gran cantidad de boletas por correo durante la pandemia, incluidos Pennsylvania y Carolina del Norte, que son estados disputados.

Las primarias del 23 de junio en Nueva York ofrecieron una vista previa de los desafíos logísticos que podrían afectar el conteo en noviembre. En dos contiendas parlamentarias, después de un laborioso recuento y una lucha legal, se necesitaron seis semanas para declarar a los ganadores.

¿Los desafíos de contar tantas papeletas enviadas por correo afectan a algunos estados más que a otros?

Algunos estados han tardado en informar de los resultados. Un ejemplo es California, donde votar por correo era cada vez más popular incluso antes de la pandemia. En 2018, pasó una semana y media antes de que Associated Press declarara al ganador de una carrera clave para la Cámara en el condado de Orange, donde cuatro escaños del Congreso pasaron a los demócratas. Las leyes de algunos estados impiden que los funcionarios comiencen a contar o procesar las boletas por correo antes del día de las elecciones.

Trump dice que “se hará cargo” de DACA, a pesar de haber recortado el programa

El presidente Donald Trump se enfrentó en la noche de ayer jueves a la pregunta de una votante de Florida sobre DACA, el programa de la era Obama que protege de la deportación a algunos jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores y que su Gobierno no ha parado de atacar.

Trump aseguró durante el foro en directo que televisó la cadena NBC que “se hará cargo” del programa durante segundo mandato, aunque no ofreció muchos detalles sobre qué medidas lanzaría ni sobre el futuro de sus beneficiarios.

“Nos vamos a encargar de DACA. Nos vamos a encargar de los dreamers (soñadores). Estamos trabajando [en ello] ahora mismo, estamos negociando diferentes aspectos de la inmigración y de la ley migratoria“, dijo Trump.

Lo único de lo que alardeó en este sentido fue de la construcción del llamado “muro” fronterizo, una de sus principales promesas electorales en 2016. Pero buena parte de las obras en el límite nacional con México consisten en reemplazar el vallado antiguo por otro en mejores condiciones. Y no las está pagando México, a pesar de que Trump se empeña en repetirlo.

Hace unos meses, durante una entrevista en Telemundo el mandatario aseguró que firmaría una orden ejecutiva con “un proyecto de ley migratoria muy importante”, pero ni en aquel momento tampoco explicó de qué se trataba ni ahora hay información al respecto. Este jueves volvió a limitarse a afirmar que “algo muy, muy bueno” estaba en camino.

Queremos que la gente venga a nuestro país. Tienen que entrar, legalmente, pero estamos trabajando muy duro en el programa DACA, y creo que ustedes estarán muy contentos durante el próximo año“, añadió el republicano en respuesta a la votante de Florida.

Sin embargo, su Gobierno ha tratado de restringir cualquier tipo de inmigración -también los visados de trabajo– y ha sido especialmente duro con programas como DACA, que dan un respiro a cientos de miles de personas en el país.

La Corte Suprema frenó en junio el intento del Gobierno federal de eliminar DACA completamente. Poco después, el 28 de junio, el secretario interino del Departamento de Seguridad (DHS) ordenó con un memorando rechazar nuevas solicitudes al programa, disminuir a un año el periodo de validez de cada renovación y prohibir a sus beneficiarios salir de Estados Unidos sin la autorización de DHS.

En respuesta a las afirmaciones del presidente, la Unión Estadounidense de Libertadas Civiles (ACLU) escribió en Twitter que el presidente había “violando la ley” al “ignorar” el fallo del Supremo.

“La Corte Suprema ordenó a la Administración Trump que aceptara renovaciones de DACA y nuevas solicitudes de DACA”, tuiteó la organización. “En cambio, han estado ignorando a la Corte y violando la ley”, añadió.

Trump aseguró durante el foro en directo que televisó la cadena NBC que “se hará cargo” del programa durante segundo mandato, aunque no ofreció muchos detalles sobre qué medidas lanzaría ni sobre el futuro de sus beneficiarios.

“Nos vamos a encargar de DACA. Nos vamos a encargar de los dreamers (soñadores). Estamos trabajando [en ello] ahora mismo, estamos negociando diferentes aspectos de la inmigración y de la ley migratoria“, dijo Trump.

Lo único de lo que alardeó en este sentido fue de la construcción del llamado “muro” fronterizo, una de sus principales promesas electorales en 2016. Pero buena parte de las obras en el límite nacional con México consisten en reemplazar el vallado antiguo por otro en mejores condiciones. Y no las está pagando México, a pesar de que Trump se empeña en repetirlo.

Hace unos meses, durante una entrevista en Telemundo el mandatario aseguró que firmaría una orden ejecutiva con “un proyecto de ley migratoria muy importante”, pero ni en aquel momento tampoco explicó de qué se trataba ni ahora hay información al respecto. Este jueves volvió a limitarse a afirmar que “algo muy, muy bueno” estaba en camino.

Queremos que la gente venga a nuestro país. Tienen que entrar, legalmente, pero estamos trabajando muy duro en el programa DACA, y creo que ustedes estarán muy contentos durante el próximo año“, añadió el republicano en respuesta a la votante de Florida.

Sin embargo, su Gobierno ha tratado de restringir cualquier tipo de inmigración -también los visados de trabajo– y ha sido especialmente duro con programas como DACA, que dan un respiro a cientos de miles de personas en el país.

La Corte Suprema frenó en junio el intento del Gobierno federal de eliminar DACA completamente. Poco después, el 28 de junio, el secretario interino del Departamento de Seguridad (DHS) ordenó con un memorando rechazar nuevas solicitudes al programa, disminuir a un año el periodo de validez de cada renovación y prohibir a sus beneficiarios salir de Estados Unidos sin la autorización de DHS.

En respuesta a las afirmaciones del presidente, la Unión Estadounidense de Libertadas Civiles (ACLU) escribió en Twitter que el presidente había “violando la ley” al “ignorar” el fallo del Supremo.

“La Corte Suprema ordenó a la Administración Trump que aceptara renovaciones de DACA y nuevas solicitudes de DACA”, tuiteó la organización. “En cambio, han estado ignorando a la Corte y violando la ley”, añadió.

Trump reprocha a Facebook y a Twitter por censurar un artículo del New York Post crítico hacia Biden

El presidente de Estados Unidos Donald Trump reprochó el miércoles a Facebook y a Twitter haber bloqueado el vínculo a un artículo del New York Post, que supuestamente exponía tratos corruptos de su rival electoral, el exvicepresidente Joe Biden y su hijo, en Ucrania.

El periódico dijo que obtuvo una computadora abandonada de Hunter Biden que implicaba a su padre en sus negocios en Ucrania.

El exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017), candidato demócrata para la elección presidencial del 3 de noviembre, ha rechazado repetidamente toda implicación.

“Una pistola humeante, un correo electrónico revela cómo Hunter Biden presentó a su padre vicepresidente con el hombre de negocios ucraniano”, decía el titular del periódico.

Luego de que el equipo de campaña rechazó que Biden haya conocido al empresario, Facebook Twitter pusieron restricciones al vínculo del artículo, diciendo que hay interrogantes sobre su veracidad.

“Esto es parte de nuestro proceso estándar para reducir la difusión de desinformación”, dijo el vocero de Facebook, Andy Stone.

Twitter dijo que estaba limitando la difusión del artículo porque había cuestionamientos sobre “el origen de los materiales” incluidos en el artículo.

Los republicanos estaban indignados por lo que llamaban censura partidista.

Trump, que va detrás de Biden en las encuestas a solo 20 de las elecciones presidenciales, atacó a los dos gigantes de los medios sociales.

“Qué terrible que Facebook y Twitter quitaran la historia de los correos electrónicos de ‘Pistola Humeante’ relacionados con Joe Biden el Dormilón y su hijo Hunter, en el @NYPost”, publicó Trump en Twitter.

“Es sólo el comienzo para ellos. No hay nada peor que un político corrupto”.

Congratulations to the @nypost for having exposed the massive corruption surrounding Sleepy Joe Biden and our Country. He’s always been a corrupt politician. Disgraceful!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 15, 2020

En un mitin más tarde en Iowa, Trump dijo que a su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, le bloquearon la cuenta de Twitter después de que compartió esa historia.

pic.twitter.com/thnTEgTJFX— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 15, 2020

El director ejecutivo de Twitter Jack Dorsey expresó su desacuerdo en la forma en que la red social comunicó lo que estaba haciendo con ese artículo.

“Nuestra comunicación acerca de nuestras acciones sobre el artículo de @nypost no fue muy buena. Y bloquear el intercambio de la dirección en internet del artículo a través de un tuit o DM [mensaje directo, ndlr] con cero contexto de por qué lo estamos bloqueando: inaceptable”, tuiteó.

El New York Post dijo que Hunter Biden había dejado olvidada la computadora en un local de reparación de computadoras de Delaware en abril de 2019.

El dueño del local no identificado dijo al diario que después de ver que la había olvidado copio el disco duro y entregó la máquina a autoridades federales.

El propietario del negocio pasó la copia el disco duro Rudy Giuliani, abogado personal del presidente Donald Trump, quien lo entregó al periódico.

La historia hizo resurgir acusaciones recurrentes de los últimos dos años, según los cuales Biden, como encargado de la política de Obama hacia Ucrania, tomó acciones para ayudar a su hijo y la compañía energética ucraniana cuya junta directiva su hijo integraba, Burisma.

Biden ha negado vehementemente esas acusaciones.

Trump y Biden se disputan estados claves a 21 días de las elecciones presidenciales

Donald Trump dijo ayer martes ante una multitud en Pensilvania que está combatiendo “marxistas” y “lunáticos”, mientras que su rival en las elecciones presidenciales de noviembre, el demócrata Joe Biden, lo acusó en Florida, otro estado clave, de haber tratado a los estadounidenses como “prescindibles” durante la pandemia de COVID-19.

A sólo 21 días de los comicios, el 3 de noviembre, y mal posicionado en las encuestas, Trump disparó todas las estridencias exageradas de su arsenal contra los demócratas e insultó a Biden sobre su estado mental.

Dijo que el exvicepresidente estaba “asustado como un perro” durante el debate televisado entre ambos, lo calificó como “disparatado” mentalmente y afirmó que el líder demócrata era peón de comunistas.

“Le está entregando el control a socialistas y marxistas y a los extremistas del ala izquierda”, dijo Trump a una escandalosa multitud en Johnstown. “No puede enfrentarse a los lunáticos que dirigen su partido”. 

Trump, de 74 años, fue más allá en su manida narrativa que Biden, tres años mayor, es muy frágil para ser presidente, al tuitear una foto falsa que muestra al candidato demócrata en una silla de ruedas, rodeado de personas ancianas en sillas de rueda en una habitación.

“Biden para presidente”, dice la leyenda, pero con la “p” tachada para que se lea “residente”. La burla a los ancianos enfermos contrasta con las dificultades aparentes, según algunas encuestas, del presidente para retener la lealtad de los adultos mayores, un importante electorado.

En Johnstown, el magnate retomó la imagen de ‘outsider’ que mantuvo antes de su sorpresiva victoria en 2016, afirmando que estaba combatiendo a una “clase política corrupta y egoísta” en Washington.

Pero incluso mientras deleitaba a la masa con sus mejores éxitos retóricos, Trump demostró de nuevo que a pesar de marchar detrás en las encuestas, no tiene intención de cortejar a los electores demócratas en una nación profundamente dividida.

“Si ellos llegan, esto terminará siendo una versión de Venezuela a gran escala”, dijo, pintando una visión antinmigrante de un país donde los demócratas den servicio de salud gratuito para “extranjeros ilegales”, mientras “diezman el Medicare (el sistema estatal de salud para la tercera edad) y destruyen tu Seguridad Social”. 

Encuestas favorecen a Biden

El coronavirus, que ha costado casi 215.000 vidas en Estados Unidos, fue apenas mencionado, a pesar de que Trump estuvo tres noches hospitalizado después de dar positivo al virus principios de octubre.

“Vamos a aplastar al virus muy pronto. Está pasando ya”, dijo el presidente, pese a que una franja de estados en el país presenta un incremento en las infecciones. “Muy pronto va a ser perfecto”, añadió.

Unas horas antes, Biden en Florida mantuvo un evento mucho más reducido en concordancia con la campaña de bajo perfil que mantiene, enfocándola en el manejo que Trump da a la pandemia.

Igualmente o incluso más importante en los comicios que Pensilvania, Florida es un estado considerado “campo de batalla”. Ahí triunfó Trump en 2016, pero esta vez las encuestas favorecen a Biden.

El candidato demócrata cortejó a los adultos mayores, diciéndoles durante una pequeña reunión en un centro comunitario de pensionados en Pembroke Pines, al norte de Miami, que Trump “nunca ha estado enfocado en ustedes”. “Su manejo de esta pandemia ha sido errático, igual que su presidencia”, dijo.

Biden recordó que Trump dijo que el virus, que golpea duramente a los adultos mayores, “no infecta prácticamente a nadie”. “Eres prescindible, eres olvidable, no eres virtualmente nadie. Así es como él ve esto”, dijo Biden, que a diferencia de Trump llevaba mascarilla facial.

Trump también estuvo en Florida el lunes, en su primer mitin desde que fue hospitalizado por COVID-19. Esta semana irá a Iowa y Carolina del Norte y luego volverá Florida y Georgia. 

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden.

Iowa y Georgia son uno de los estados en los que Trump ganó cómodamente en 2016, pero los sondeos muestran ahora diferencias ajustadas en ambos.

Un sondeo de probables votantes de Florida publicado el martes por la Florida Atlantic University (FAU) ubicó a Biden con 51 por ciento y con 47 por ciento al presidente.

Donald Trump dice que es “inmune” al COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer domingo que ya no tiene COVID-19 y que tenía la impresión de que era “inmune” al virus.

“Pasé la prueba más alta, los estándares más altos y estoy en muy buena forma”, dijo en una entrevista con el canal de noticias Fox NewsTrump. “Parece que soy inmune”, expresó.

Además, aseguró que no representaba un riesgo de contagio para los demás.

“Vencí este horrible virus de China”, prosiguió el mandatario de 74 años. “Tengo que decirles que me siento fantásticamente. Realmente me siento bien”, agregó.

Trump también defendió su manejo del virus desde el principio y señaló que inicialmente fue criticado por prohibir los viajes desde China en enero.

“Nunca debió haber sucedido, es culpa de China”, dijo Trump. “Hay quienes dicen que hicimos un trabajo fenomenal”, indicó al mencionar predicciones de que más de 2 millones de personas podrían morir en Estados Unidos y la cifra de muertos se ubica en los 200.000.

“Nunca debió haber sucedido, es culpa de China”, sentenció.

Trump tiene previsto liderar un mitin en Florida el lunes, otro el martes en Pensilvania, y un tercero el miércoles en Iowa.

Trump se reúne con hispanos en Miami para conquistar voto latino

El presidente Donald Trump habló con la comunidad hispana del sur de Florida durante el encuentro de “Latinos por Trump” celebrado este viernes en el complejo hotelero de su propiedad ubicado en la ciudad del Doral.

Los seguidores de Biden y Trump se enfrentaron este viernes, pues en Miami el actual mandatario goza del apoyo de los mayoría de los cubanos y venezolanos que enfrentados a sus gobiernos ven en el actual presidente de EEUU una forma de liberar a sus países de sus actuales dictaduras. Pero aún así, Trump debe conquistar a los latinos de otros orígenes, más inclinados hacia la opción demócrata.

Mike Hernández, analista de Telemundo 51 dijo: “No pienso que él va a ganar el voto latino a nivel nacional. Para el Presidente Trump no es una cosa de que si quieren o si pueden ganar ese voto, sino de perder por menos”.

Pero en su carrera por tratar conquistar el voto latino el mandatario ha dicho que considera seriamente a la cubanoamericana Bárbara Lagoa, nativa de Hialeah, como su nominada para reemplazar en la Corte Suprema a la fallecida jueza liberal Ruth Bader Ginsburg.

J.C. Planas, abogado y exrepresentante estatal dice que aunque Bárbara Lagoa sería una jueza ejemplar de la Corte Suprema, no es para poner a una nominada ahora, antes de la elección, que se debe esperar hasta después de que pase noviembre.

Mientras que Cindy Polo, Representante Estatal, piensa que cualquier nombre que nombre la administración es un juego político, un juego que quiere seguir dividiendo a nuestra comunidad.

Carlos Curbelo, excongresista y enemigo político del presidente, cree por su parte que Trump podría haberse reunido con Lagoa en la Casa Blanca, pero quiere venir a Florida porque en este estado tiene 29 votos electorales en el colegio electoral. “Es el premio más grande cuando se trata de estados de transición. Y es un estado que el presidente Trump debe ganar”.

Por su parte, José García-Pedrosa, un abogado que conoce de cerca el trabajo de Lagoa cree que “Barbara es una mujer muy capacitada, muy buena, de mucho prestigio, una mujer que va hacer una labor magnífica”.

Una encuesta de NBC y Wall Street Journal, reveló esta semana que el 62% de los hispanos votaría por Joe Biden, y el 26% por Trump.

Trump y Biden discutirán sobre el supremo, COVID y economía en su primer debate

El primer debate presidencial entre el candidato demócrata Joe Biden y el presidente Donald Trump se centrará en al menos seis temas que están de actualidad: el Tribunal Supremo, el coronavirus, las protestas raciales y la violencia, la integridad de las elecciones y la economía.

La organización del encuentro, que se celebrará el próximo 29 de septiembre en Case Western Reserve University, en Cleveland, Ohio, reveló este martes algunos detalles aunque aclaró que los asuntos a tratar están sujetos a cambios en función del “desarrollo de la actualidad”.

El debate se dividirá en seis secciones de 15 minutos en las que los candidatos a la presidencia debatirán sobre el “historial de Trump y de Biden”, “el Tribunal Supremo“, “COVID-19“, “la economía“, “raza y violencia en nuestras ciudades” y “la integridad de las elecciones“.

Chris Wallace, de Fox News, moderará un encuentro para el que ambos candidatos ya se han estado preparando.

El presidente dijo este mes que él se prepara “cada día” para los debates “haciendo lo que estoy haciendo“. “He estado en todos lados, y veo a este tipo sentado en casa, y creo que quizás lo estoy haciendo mal”, dijo Trump en Fox News.

Por su parte, Biden ha dicho que está “esperando” debatir con Trump y “hacerle rendir cuentas“. “Sé cómo manejar a los abusones”, dijo Biden este mes durante un evento de financiación de campaña”. “Espero que no me engañen para pelear con este tipo. Va a ser difícil porque predigo que va a estar gritando”, adelantó.

¿Podría Biden desmantelar la política migratoria de Trump?

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se ha comprometido a revertir la política migratoria de Donald Trump, si gana la Casa Blanca en las elecciones de noviembre. Pero, ¿de verdad puede hacerlo?

No creo que sea realista que Biden en cuatro años pueda deshacer todo lo que hizo Trump”, dijo a NPR Sarah Pierce, analista política en Migration Policy Institute.

Un reporte del periodista Joel Carloza de La Opinipon.com informó que la Administración Trump ha llevado a cabo más de 400 acciones ejecutivas sobre inmigración, según el citado instituto. Entre ellas, se encuentran la aplicación de medidas más estrictas en materia fronteriza y de política interior, la restricción del asilo, la revocación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), la reducción de visas para refugiados, la racionalización de los tribunales de inmigración o la creación de la política Quédate en México.

Para Omar Jadwat, del proyecto de derechos migratorios de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), la Administración Trump ha tratado de “desactivar” el sistema migratorio de manera “unilateral”, “sin la aprobación del Congreso ni el consentimiento del pueblo estadounidense. “Ese proyecto debería revertirse”, afirma.

Eso es precisamente lo que Biden plantea en su programa de campaña para inmigración: volver a las políticas de la era Obama (en la que él fue vicepresidente). Organizaciones como CHIRLA o Immigrant Power PAC, apoyan la fórmula presidencial Biden-Harris ya que consideran que en estos comicios “hay mucho en juego” para las comunidades migrantes.

“Si soy presidente, vamos a poner fin de inmediato al asalto de Trump a la dignidad de las comunidades de inmigrantes. Vamos a restaurar nuestra posición moral en el mundo y nuestro papel histórico como lugar seguro de acogida para los refugiados y solicitantes de asilo”, dijo Biden en su discurso de aceptación de la candidatrua demócrata.

Sin embargo, abogados y defensores de los derechos de los migrantes han dicho que echar abajo las medidas de la actual Administración no es suficiente para garantizar la dignidad de las personas que llegan a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Y se han mostrado muy críticos con la campaña del candidato demócrata, que ha incorporado al equipo de transición a Cecilia Muñoz, cara visible en política migratoria del Gobierno anterior.

Biden se ha propuesto tumbar las políticas de Trump durante los 100 primeros días de su hipotética presidencia. En su programa está dejar de construir el muro fronterizo, de separar familias y de detener o deportar a inmigrantes pacíficos y trabajadores. Además, pretende restaurar el sistema de asilo, buscar alternativas a la detención de inmigrantes y reinstalar DACA por completo.

La postura del exvicepresidente a favor de la inmigración llega en un momento en el que más de dos tercios de la población estadounidense cree que los niveles de inmigración son correcto o que deberían aumentar. Incluso un tercio de los votantes de Trump cree que los inmigrantes fortalecen la sociedad, según un estudio del Centro de Investigaciones Pew.

Aún así, el candidato demócrata tendría que afrontar resistencias que ralentizarían sus propósitos migratorios. Quienes se oponen a la inmigración temen que Biden vuelva a abrir la frontera sur -cerrada por la pandemia- y empiecen a llegar centroamericanos solicitando asilo (un derecho humano).

Aunque el candidato demócrata no ha dicho que reactivará el proceso de asilo, todo el mundo cree que lo hará cuando la crisis sanitaria remita y el país pueda recibir inmigrantes de nuevo.

Trump recorta ventaja de Biden en nueva encuesta sobre elecciones de noviembre

Una nueva encuesta a nivel nacional muestra que el presidente Donald Trump está lejos de ser derrotado en las elecciones de noviembre.

Un reporte del periodista Juan Mesa de La Opinion, señala que el último sondeo de Monmouth University muestra que el ex vicepresidente Joe Biden lidera la intención de voto con un 51%. El presidente cuenta con 41%. Hace un mes los porcentajes eran 52% para Biden y 39% para Trump.

De acuerdo con Patrick Murray, encuestado de Monmouth, el nuevo sondeo indica un freno en la caída de Trump en las encuestas. Sin embargo, Biden lleva aventajando a Trump por 9 puntos o más desde mayo.

En cuanto a imagen, el exvicepresidente tiene una favoralidad de 42% mientras que Trump tiene un 40%. Un 47% no tiene una imagen favorable del demócrata, mientras que un 54% guarda una opinión desfavorable de Trump.

La encuesta se hizo con 785 de votantes registrados entre el 6 y 10 de agosto. El margen de error es de 3.5.

Trump deja los grandes actos de campaña y realiza su primer telemitin

El presidente Donald Trump ha protagonizado el sábado pasado su primer “telemitin” con simpatizantes de Wisconsin y ha reconocido que su campaña electoral ha renunciado a los grandes actos multitudinarios.

“Quería estar con vosotros y así vamos a sustituir nuestros actos que tanto nos gustan. Hemos tenido mítines estupendos en Wisconsin y por todo el país, (pero) desgraciadamente hasta que esto se resuelva, y lo vamos muy bien con las terapias y las vacunas, pero hasta que eso se resuelva va a ser difícil celebrar esos actos multitudinarios”, ha afirmado.

“Así que voy ha hacer actos telefónicos y los vamos a llamar Mítines Trump, pero los vamos a hacer por teléfonos y vamos a tener a mucha gente conectada y yo lo valoro”, ha añadido.

Trump pide en Tulsa retarsar las pruebas del COVID-19

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que pidió “retrasar las pruebas” porque un aumento en las pruebas conduce a un aumento en los casos de coronavirus.

“Cuando se hacen pruebas en esa magnitud, vas a encontrar más personas, encontrarás más casos. Así que le dije a mi gente que retrasara las pruebas, por favor. Ellos hacen y hacen prueban y prueban. Tenemos pruebas de que la gente no sabe lo que está pasando”, dijo Trump en la manifestación.

Esto ocurre cuando muchos estados, incluido Oklahoma, están experimentando un aumento en los casos de coronavirus y el Dr. Sanjay Gupta de CNN dijo que el aumento en los casos está superando el aumento en las pruebas de coronavirus.

Y hasta el jueves, al menos 21 estados están viendo un aumento en los nuevos casos de una semana a la siguiente, según un análisis de CNN de datos de la Universidad Johns Hopkins.

Hasta este sábado por la tarde, el condado de Tulsa informó la mayoría de los casos, 2.206 en total, según el Departamento de Salud del Estado de Oklahoma. El estado informó recientemente su mayor aumento en un solo día en los casos de coronavirus desde el comienzo de la pandemia.

A principios de semana, Trump calificó las pruebas de “sobrevaloradas” y dijo en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que hace que el país se vea mal.

La campaña de Trump culpa a los manifestantes “radicales” y a los medios de comunicación por la falta de público

La campaña de Trump está tratando de culpar a los manifestantes “radicales”, incluso diciendo que algunos supuestamente estaban bloqueando los detectores de metales, por supuestamente ahuyentar a algunos de los partidarios del presidente que iban a asistir a los eventos de la campaña este sábado en Tulsa.

Varios equipos de CNN en el terreno dijeron que no vieron nada de ese tipo de actividad cerca del lugar del evento. Hubo manifestantes en el centro de la ciudad, aunque había un gran perímetro de seguridad que les impedía meterse a unas cuadras de la arena donde se realiza la concentración.

“El presidente Trump se está reuniendo en Tulsa con miles de partidarios enérgicos, un marcado contraste con la somnolienta campaña que Joe Biden dirige desde su sótano en Delaware. Lamentablemente, los manifestantes interfirieron con los partidarios, incluso bloquearon el acceso a los detectores de metales, lo que impidió que la gente entrara a la concentración. Los manifestantes radicales, junto con un ataque implacable de los medios, intentaron ahuyentar a los partidarios del presidente. Estamos orgullosos de los miles que resistieron”, dijo el portavoz de la campaña, Tim Murtaugh, a Ryan Nobles.

Los equipos de CNN en el terreno, incluido uno que ha estado en la entrada principal casi todo el día, dijeron que no han visto evidencia de manifestantes que ingresen a las puertas de seguridad.

Gary Tuchman, quien informó desde varios lugares del centro y habló con múltiples simpatizantes, dijo que nadie mencionó los problemas mencionados en la declaración.