El alcalde Bill de Blasio está permitiendo que los manifestantes de Black Lives Matter (BLM) continúen marchando por las calles de la ciudad, mientras los permisos de su oficina para todos los grandes eventos han sido cancelados hasta septiembre, por lo menos.

Hablando en CNN anoche, De Blasio dijo que los llamados de los manifestantes a la justicia social eran demasiado importantes para detenerlos después de que más de un mes de manifestaciones no hayan provocado un brote de casos de coronavirus.

“Éste es un momento histórico de cambio. Tenemos que respetar eso, pero también decirle a la gente que los tipos de reuniones a las que estamos acostumbrados: los desfiles, las ferias, simplemente no podemos tener eso mientras nos estamos centrando en la salud en este momento”, dijo De Blasio al anfitrión Wolf Blitzer.