La vacunación contra el coronavirus (Covid-19) a residentes y empleados de centros de cuidado de Puerto Rico prolongado no iniciará hasta enero, a pesar de que este grupo está incluido en la primera fase del proceso y de que las muertes por esta enfermedad se concentran en la población de adultos mayores.

Así se desprende de una comunicación por parte de la Asociación de Dueños de Centros de Cuidado de Larga Duración (Adccld), en la que se define el 4 de enero de 2021 como la fecha en que iniciarán las visitas a estos centros.

“No sé por qué se retrasó tanto, nadie nos ha dado una explicación. Nos hubiese gustado que nos hubiesen tratado igual que los ‘first responders’ porque, aunque ellos son bien importantes y están en la primera línea, también nosotros. Tenemos un personal que trabaja con los más vulnerables. Los de nosotros, si les da el Covid-19, con toda probabilidad los vamos a perder”, declaró Aponte Morales a EL VOCERO, diario de la isla caribeña.