Tag: CASO JACOB BLAKE

Trump visitó Kenosha para respaldar a la policía, no a la familia de Jacob Blake

El presidente Donald Trump reclamó que le dieran crédito el martes por traer la calma a Kenosha, Wisconsin, durante una visita a la ciudad donde el tiroteo que realizó la policía contra un hombre negro desarmado desató días de protestas violentas.

Pero Trump no visitó al afroamericano Jacob Blake, quien quedó paralizado de la cintura para abajo después de que un policía blanco le disparara por la espalda siete veces el 23 de agosto.

Tampoco se reunió con la familia de Blake, solamente dos pastores de la iglesia de la madre de Blake pudieron asistir a uno de los eventos con el president

En cambio, prometió reconstruir Kenosha y proporcionar más gastos federales a Wisconsin.

“Para detener la violencia política, también debemos enfrentar la ideología radical… Tenemos que condenar la peligrosa retórica anti-policial”, dijo Trump, y agregó que sin su ayuda Kenosha se habría” quemado hasta los cimientos”.

Aunque Trump sugirió que ayudó a sofocar la violencia enviando la Guardia Nacional, fue Tony Evers, el gobernador de Wisconsin, quien activó la Guardia Nacional del estado y pidió ayuda a Arizona, Michigan y Alabama, que enviaron tropas  a la ciudad.

Jacob Blake está esposado a cama del hospital, según su padre

El afroamericano Jacob Blake, al que este domingo un policía disparó siete veces por la espalda en Kenosha (Wisconsin) provocando un nuevo estallido de protestas raciales en Estados Unidos, está esposado a la cama del hospital, según denunció su padre.

“Odio que esté acostado en esa cama esposado. No puede ir a ningún lado. ¿Por qué lo tienen esposado a la cama?”, dijo el padre de Blake, que este jueves visitó a su hijo en el hospital, en declaraciones a medios estadounidenses.

Las autoridades locales en Kenosha no han dado explicaciones del porqué Blake está esposado a la cama o incluso detenido.

Por su parte, el gobernador de Wisconsin, el demócrata Tony Evers, dijo no entender “la necesidad” de tenerlo esposado.

“Esperaría que podamos encontrar una mejor manera de ayudarlo en su recuperación. Eso parece contraindicativo”, dijo en rueda de prensa el gobernador.

Blake se recupera en un hospital de las heridas de bala que probablemente no le permitirán volver a caminar.

Este nuevo incidente entre un policía blanco y un afroamericano ocurrió el domingo pasado en Kenosha, en el estado de Wisconsin.

El agente trataba de detener a Blake, que ignoró las órdenes y trató de entrar a su vehículo, momento en el que el policía le disparó por la espalda siete veces.

El suceso, grabado en video y difundido rápidamente por las redes, desató de nuevo la ira del movimiento “Black Live Matters” (las vidas negras importan), muy activo desde el asesinato en mayo de George Floyd.

El martes por la noche, durante las protestas que estallaron en Kenosha, un joven blanco de 17 años que patrullaba con un grupo de milicianos armados y coordinados con la Policía mató a dos manifestantes y dejó herido a un tercero.