Expertos prevén un escenario de “catástrofe” en EEUU por el COVID-19

A medida que se acerca el invierno, expertos en salud de Estados Unidos advierten sobre la posibilidad de un escenario catástrofe en el país, con un aumento significativo de las muertes por coronavirus, causadas fundamentalmente por la falta de recaudos por parte de la población.

Un posible escenario ve 415.090 decesos en enero de 2021, indicó el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington en su último pronóstico. El peor de los escenarios proyecta 611.000 muertes para ese lapso.

“Cuando miramos al invierno con la estacionalidad entrando en vigencia, la gente se vuelve claramente menos atenta, sabes que el uso de máscaras ha disminuido, la movilidad ha aumentado en la nación, pones todo eso junto y parece que vamos a tener un diciembre mortal por delante de nosotros en términos de número de víctimas del coronavirus”, advirtió el director de IHME, el doctor Christopher Murray.

A pesar de la terrible predicción, el presidente Donald Trump asegura que Estados Unidos ha hecho las cosas “realmente bien” en la lucha contra el virus. “Realmente creo que estamos dando la vuelta a la esquina y las vacunas están ahí”, dijo Trump.

El especialista Anthony Fauci afirmó en una entrevista con ABC News que no está de acuerdo con las declaraciones del presidente.

“Nos estamos estabilizando en alrededor de 40.000 casos por día y las muertes en alrededor de 1.000″, expresó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

El otoño

Agregó que la positividad de las pruebas están aumentando en algunas regiones del país y que la gente pasa más tiempo en interiores debido al clima más fresco.

“Eso no es bueno para un virus de transmisión respiratoria”, dijo.

Fauci advirtió que el país necesita bajar los niveles “para que cuando entres en una situación más precaria, como el otoño y el invierno, no tengas una situación en la que realmente estés en desventaja desde el principio”.

Según el reputado especialista, es posible que Estados Unidos no regrese a la vida anterior al coronavirus hasta fines del próximo año. Sin embargo, se mostró cautelosamente optimista de que la vacuna podría estar disponible para fin de año Estados Unidos registró hasta hoy al menos 6,4 millones de infecciones por coronavirus, y la muerte de mas de 193.000 personas, informó hoy la Universidad Johns Hopkins.

Aproximadamente 150.000 de esas vidas se habrían salvado si más estadounidenses hubieran usado máscaras cuando comenzó la pandemia de coronavirus, subrayó un experto en salud.

“Si el presidente (Trump) hubiera dicho desde el primer día que todos lleven una máscara, tendríamos alrededor de 45.000 muertes en este país”, afirmó el analista médico de CNN, Jonathan Reiner, cardiólogo y profesor de medicina en la Universidad George Washington.

Reiner dio como ejemplo a Alemania, que logró manejar la pandemia. “No han sido los mejores. No han sido los peores. Han estado bien en su respuesta a la pandemia y han tenido alrededor de 10.000 muertes”, agregó.

Estados Unidos tiene cuatro veces la población de Alemania. “Así que tendríamos unas 45.000 muertes en este país”, dijo. “Así que unas 150.000 personas estarían vivas”.

Se disparan casos del COVID-19 en Florida, suben por quinto día

Pese a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió ayer domingo que el coronavirus estaba en camino a ser controlado, Florida informó sobre 12.000 casos de COVID-19, el quinto día consecutivo que el estado anuncia más de 10.000 nuevas infecciones.

Las muertes por el coronavirus en el país superaron las 140.000 desde el inicio de la pandemia y Florida, California, Texas y otros estados del sur y oeste baten récords todos los días. A pesar de los niveles de nuevos casos, el Gobierno presiona para que las escuelas reabran en pocas semanas y se resiste al mandato federal de usar mascarillas en público.

Trump defendió su manejo de la pandemia en una entrevista transmitida el domingo, incluida su declaración de que solo había brasas del virus apareciendo en el país. Estados Unidos, con 3,7 millones de casos en total, tiene casi tantas infecciones como los siguientes tres países más afectados: Brasil, India y Rusia.

“Tenemos brasas y tenemos llamas. Florida se volvió más parecida a una llama, pero está… va a estar bajo control”, dijo Trump en “Fox News Sunday”, donde reiteró su afirmación de que el virus eventualmente desaparecerá.

“Tendré razón eventualmente”, afirmó. “Va a desaparecer y tendré razón”.

Expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han advertido que los casos y las muertes podrían aumentar este otoño e invierno boreal. Casi los 20 modelos de pronóstico utilizados por los CDC proyectan un incremento de los decesos en las próximas semanas.

A través de Estados Unidos, cada métrica para medir el brote va en la dirección errónea: aumento de casos, muertes, hospitalizaciones y tasas de positividad de los resultados de las pruebas.

Al menos 14 estados han informado hospitalizaciones récord de coronavirus en lo que va de julio, incluidos Alabama, Arizona, Georgia, Florida, Carolina del Norte, Nevada y Texas.

Trump dijo que no estaba de acuerdo con el director de los CDC, Robert Redfield, en que este otoño e invierno será uno de los momentos más difíciles en la salud pública estadounidense, a medida que los hospitales se ocupan de la gripe estacional además de los casos de COVID. “No lo sé y no creo que él lo sepa”, aseguró.

El mandatario también afirmó que el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno, era “un poco alarmista”.

Fauci ha advertido que los casos pronto podrían superar los 100.000 al día si los estadounidenses no se unen para tomar las medidas necesarias para detener la propagación del virus. El país tiene un promedio de 60.000 nuevas infecciones por día e informó un aumento récord en un día de 77.299 el jueves.

En lugar de ampliar las pruebas, el gobierno de Trump quiere bloquear 25.000 millones de dólares para que los estados realicen pruebas y rastreo de contactos, según reportes de The Washington Post y New York Times. La Casa Blanca declinó el domingo hacer comentarios a Reuters sobre esos informes.

Miami es el epicentro del virus en los Estados Unidos

Florida se afianza como el principal foco de contagio del coronavirus en Estados Unidos, con 12.624 nuevos contagiados en las últimas 24 horas. Según datos del Departamento de Salud en Florida, ha habido 282.435 casos y 4.277 muertes por Covid-19 desde el 1 de marzo.

“Miami es ahora el epicentro del virus. Lo que vimos en Wuhan lo estamos viendo ahora aquí”, asegura Lilian M. Abbo, del Sistema de Salud de la Universidad de Miami.

California da un paso atrás

California ha dado un paso atrás en su plan de reapertura en plena pandemia del coronavirus y ha ordenado el cierre de bares y el interior de restaurantes en todo el estado, además de una gran variedad de negocios no esenciales.

Por contra, Nueva York registró este lunes el primer día sin muertos por coronavirus. Bill de Blasio, alcalde de la ciudad, informó de que en las últimas 24 horas no ha muerto ninguna persona por Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

La enfermedad está muy lejos de ser vencida”

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York

De Blasio advirtió, no obstante, de que “la enfermedad está muy lejos de ser vencida” y avisó del aumento de contagios entre jóvenes de 20 a 29 años.

“No hubo un cierre completo y por eso hay más casos”

Anthony Fauci, principal epidemiólogo de la Casa Blanca, explicó en una conferencia virtual con la Escuela de Medicina de Stanford que los repuntes se deben a que Estados Unidos realmente nunca ha llegado a tener un confinamiento estricto.

Anthony Fauci, principal epidemiólogo de la Casa Blanca.

“No tuvimos un cierre completo y esa es la razón por la que subimos en número de casos. Comenzamos a bajar y nos estabilizamos en un nivel que era realmente bastante alto”, asegura.

Ni siquiera hemos empezado a ver el fin de esto”

Anthony Fauci

El doctor Fauci recomienda “retroceder un poco” en la desescalada: “Ni siquiera hemos empezado a ver el fin de esto. Todavía es amenazante a nivel global”.

El COVID-19 no da tregua en EEUU y supera los 3 millones de casos

La pandemia del coronavirus no cede en Estados Unidos que superó la barrera de los 3 millones de casos el miércoles pasado, un día después de que el gobierno de Donald Trump anunciara que inició el proceso formal para sacar al país de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Estados Unidos es el país más afectado por el coronavirus, con más de 131.000 fallecidos, seguido de Brasil, cuyo presidente, Jair Bolsonaro, cuestionó desde un principio las medidas para aplacar la pandemia y el martes informó que estaba contagiado.

En Brasil, la pandemia ha dejado más de 66.000 muertes y 1,6 millones de contagios, pero pese a los datos, tanto Trump como Bolsonaro han continuado criticando las medidas de confinamiento.

El hecho de estar enfermo no cambió la actitud desafiante ante la enfermedad Bolsonaro. “Gracias a Dios, viviré aún mucho tiempo”, tuiteó este miércoles el mandatario, tras defender una vez más el uso de la polémica hidroxicloroquina para tratar la enfermedad.

En tanto, la ciudad australiana de Melbourne se preparaba este miércoles para volver al confinamiento para intentar aplacar la curva de contagios en un momento en que hay cerca de 100 nuevos casos diarios. 

Mientras en Europa surgen indicios de que volver a imponer medidas restrictivas muy estrictas va a ser difícil, ya que en Serbia miles de personas protestaron contra el toque de queda y Francia descartó que en caso de una segunda ola se vuelva a imponer un “confinamiento total”. 

En todo el mundo, el virus ha infectado a casi 12 millones de personas y ha dejado más de 545.000 fallecidos desde que fue detectado por primera vez en China a finales de 2019. 

– Récord de infecciones –

En Estados Unidos, el brote pasó desapercibido y a principios de febrero sólo se contabilizaban un puñado de casos, pero el 28 de abril el país tenía más de un millón de cuadros clínicos y el 11 de junio ya eran dos millones, según un balance de la AFP, en base a cifras oficiales. 

El martes, Estados Unidos batió un nuevo y triste récord de infecciones: 60.000 en 24 horas.

El infectólogo y experto asesor de la Casa Blanca, Anthony Fauci, advirtió que el país todavía está “hasta el cuello” en la crisis, pasando recién la primera ola, pero Trump expresó el martes su desacuerdo y afirmó que Estados Unidos está en una “buena posición”. 

En el contexto de la pandemia, el gobierno estadounidense anunció que va a revocar las visas de los estudiantes extranjeros cuyas escuelas enseñen exclusivamente de forma virtual en el próximo curso. Pero la prestigiosa Universidad de Harvard y el MIT interpusieron este miércoles un recurso judicial para bloquear la revocación. 

La crisis sanitaria que no cede no impidió que Washington iniciara su proceso da retirada formal de la OMS, tal y como había anunciado Trump, quien reprocha a la institución su cercanía a China.

Estados Unidos es el principal donante de la OMS y su salida supone un duro golpe para el funcionamiento de la organización de la ONU, que perderá unos 400 millones de dólares anuales.

La retirada será efectiva en un año, el 6 de julio de 2021. Pero Joe Biden, el rival demócrata de Trump en las presidenciales de noviembre, aseguró que, si es elegido, mantendrá al país en la OMS.

México supera las 220.000 contagios y 27.000 muertes por COVID-19

Los casos confirmados de la COVID-19 en México llegaron este lunes a 220.657 y las defunciones a 27.121 desde que inició la epidemia en febrero pasada, informaron las autoridades sanitarias.

En las últimas 24 horas, se reportaron en México 3.805 nuevos contagios y 473 fallecimientos, con incrementos de 1,8 % en los casos acumulados y de 1,7 % en las muertes en comparación con las cifras del día anterior, señalaron.

El aumento de 1,8 % en los casos confirmados acumulados en México al día de hoy marcó “un nuevo punto más bajo de crecimiento” para un día, aseguró el director de Epidemiología del gobierno mexicano, José Luis Alomía.

Además de las 27.121 defunciones acumuladas desde el comienzo de la pandemia, las autoridades sanitarias mexicanos reportaron 2.055 muertes sospechosas en proceso de estudio de laboratorio para confirmar si perdieron la vida a causa del coronavirus.

El 10,5 % de los contagios acumulados, 23.389 corresponden a casos activos que desarrollaron la enfermedad en los últimos 14 días, por lo que son considerados como la parte activa de la pandemia, explicó el director de Epidemiología.

El funcionario detalló que se han hecho pruebas a 566.602 personas, de las cuales 279.035 tuvieron un resultado negativo, y otras 66.910 están clasificadas todavía como sospechosas en espera de que concluyan sus pruebas en los laboratorios.

Las personas recuperadas del COVID-19 en el país ascienden a 131.264, que representan el 59 % de los casos confirmados, explicó Alomía.

La red de 867 hospitales para la enfermedad del COVID-19 informó de hay un total de 26.623 camas de las cuales 11.834, el 44 % se encuentran ocupadas actualmente; en tanto que se dispone de 8.964 de terapia intensiva, con un 39 % de ocupación, equivalente a 3.517 espacios.

En los aspectos demográficos de la enfermedad, Alomía precisó que el 55 % de los casos confirmados y el 66 % de los decesos corresponden a pacientes masculinos.

La hipertensión arterial en un 42 %, la diabetes en un 36,5 y la obesidad en un 25 % son las enfermedades previas que prevalecen en los pacientes que perdieron la vida a causa del COVID-19.

México se mantuvo entre marzo y mayo pasado en una fase de contingencia sanitaria con restricciones de movilidad y suspensión de actividades no esenciales y en junio entró en una etapa regulada con base en un semáforo epidemiológico.

En la semana que comenzó este lunes, 14 estados mexicanos se mantienen en un nivel de máximo riesgo marcado por el color rojo y 18 entidades están en nivel de contagio algo, señalado con el naranja.

En el nivel máximo de riesgo, el rojo, se autoriza a los hoteles a tener una ocupación máxima del 25 %, los restaurantes solo pueden ofrecen comida para llevar, las peluquerías solo dan servicio a domicilio, los parques y plazas al 25 % y supermercados abiertos con 50 % de ocupación y una persona por familia

En semáforo naranja, riesgo alto, los hoteles pueden operar con 50 % de ocupación, restaurantes pueden abrir con aforo de 50 %, igual las peluquerías, preferentemente con citas, los parques y plazas al 50 % y los supermercados al 75 % y una persona por familia.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Estados Unidos roza los 120,000 muertos por el Coronavirus

Estados Unidos alcanzó ayer domingo las cifras de 2.278,373 casos confirmados de COVID-19 y de 119,959 fallecidos con la enfermedad, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance, a las 20.00 hora local (00.00 GMT del lunes), es de 27,000 contagios más que el sábado y de 304 nuevas muertes.

Tras dos días consecutivos con más de 30,000 nuevos casos diarios, la cifra se redujo ligeramente el domingo.

El repunte de contagios en estados como California (con 4,515 más) Florida (4,049 más), Texas ( 4,430 más) o Arizona (3,109 más) ha vuelto a disparar el cómputo global.

Y es que el foco de la pandemia en Estados Unidos se ha desplazado ahora de la golpeada Costa Este a los estados del Cinturón del Sol, como California, Florida, Texas y Arizona, que suman entre los cuatro casi la mitad de nuevos casos en todo el país.

Nueva York, donde la epidemia parece ya controlada, se mantiene como el estado más golpeado por la pandemia, con casi 400,000 casos confirmados y 31,083 fallecidos, una cifra solo por debajo de las de Brasil, el Reino Unido e Italia.

Noticias de última hora y más

Inscríbase para recibir una de nuestras circulares noticiosas y sea el primero en saberlo cuando ocurra algo importante.INSCRÍBASE

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto más de 22,000 personas.

El balance provisional de fallecidos -119,959- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50,000 y los 60,000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110,000 muertos, un número que también se ha superado.

Gobernador de Nueva York concluye sesiones sobre Coronavirus

 El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dio por terminada una serie de más de 100 ruedas de prensa diarias que se volvieron una cita televisiva para muchos en todo el país, declarando el viernes que el estado “ha hecho todo lo posible” para controlar el virus.

Cuomo se presentó a solas tras su escritorio, en contraste con su rutina diaria de presentar diapositivas con gráficos de barras de hospitalizaciones por COVID-19 y después responder a las preguntas de los reporteros. Pero su mensaje fue el mismo del de días recientes: Los neoyorquinos, en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos, trabajaron unidos para combatir el virus y ahora deben mantenerse alerta para prevenir una segunda ola.

“Si pudimos lograr juntos lo que hicimos aquí, esta tarea imposible de rechazar este virus fatal, no hay nada que no podamos hacer”, dijo Cuomo. “Y seremos mejores. Seremos más fuertes por lo que hemos pasado”.

A medida que se disparaban los casos en Nueva York, las ruedas de prensa, usualmente desde el Capitolio estatal, fueron cubiertas diariamente por las cadenas televisivas, especialmente CNN, empleador del hermano menor del gobernador, Chris Cuomo.

El viernes, Cuomo dijo que un promedio de 25 personas estaban muriendo diariamente por coronavirus esta semana. El número de hospitalizaciones por COVID-19 era 1.284, comparado con más de 18.000 durante el pico del brote.

El gobernador ha dicho reiteradamente que no había tiempo para jugar a la política durante la crisis, aunque sus sesiones con la prensa pusieron de relieve sus relaciones a menudo ríspidas con el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, y con el presidente Donald Trump.

EE.UU. y Brasil al tope de la lista de casos y muertes por COVID

Brasil ha superado a Gran Bretaña para convertirse en el país con el segundo mayor número de muertos por COVID-19. El recuento de muertes del país sudamericano ayer domingo fue de 42.720, mientras que el de Gran Bretaña fue de 41.747, según la Universidad Johns Hopkins.

El recuento estadounidense de 115,436 muertes mantiene al país en la parte superior de la lista.

Johns Hopkins informa que el número de casos de coronavirus en todo el mundo está aumentando constantemente hacia la marca de los 8 millones.

Estados Unidos tiene más de 2 millones de casos, seguido nuevamente por Brasil con más de 850,000 infecciones. Rusia tiene el tercer número más alto de casos, con más de 519,000.

China reportó 57 nuevos casos de COVID-19 el domingo, su mayor total en un día en dos meses. Se detectaron 36 casos transmitidos localmente en Beijing. China reportó 45 casos positivos el sábado.

La mayoría de los casos en Beijing se remontan a un mercado mayorista de productos del mar y productos agrícolas. Las autoridades dijeron el sábado que los nuevos casos en la capital han colocado a la ciudad en un “modo de emergencia en tiempos de guerra”. El mercado, el mercado agrícola mayorista más grande de Asia, y sus vecindarios circundantes están cerrados.

Los funcionarios de Beijing planean evaluar a 10.000 personas para detectar infecciones. Un portavoz de la ciudad dijo que los eventos deportivos y los planes para reabrir las escuelas el lunes serán suspendidos y que el Teatro Nacional y el templo Yonghe estarán cerrados.

Más de 20,000 fanáticos del rugby en Nueva Zelanda pudieron ingresar a un estadio deportivo el sábado sin máscaras o distanciamiento social. Nueva Zelanda no ha registrado un nuevo caso de coronavirus en tres semanas.”Es una primicia mundial y es una recompensa por el arduo trabajo de 5 millones de neozelandeses”, dijo el Ministro de Deportes Grant Robertson a Associated Press.

Un gigante farmacéutico europeo llegó a un acuerdo el sábado con una alianza de países europeos para suministrar a esas naciones hasta 400 millones de dosis de una vacuna experimental COVID-19.

AstraZeneca llegó a un acuerdo con la Alianza de Vacunas Inclusivas, establecida por Francia, Alemania, Italia y los Países Bajos, para acelerar la producción de una vacuna que la Universidad de Oxford está probando y que podría estar disponible para fin de año.

El acuerdo del sábado tiene como objetivo poner la vacuna a disposición de otros países europeos que deseen participar en la iniciativa.

AstraZeneca llegó previamente a acuerdos similares con Gran Bretaña; el Instituto del suero de la India; los Estados Unidos.; Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, que trabaja para desarrollar vacunas para futuras epidemias; y Gavi, la Alianza de vacunas, cuyo objetivo es proporcionar acceso a vacunas nuevas y subutilizadas para niños en los países más pobres.

Ya hay más de 9,500 casos confirmados de COVID-19 en Florida

Las autoridades sanitarias de la Florida informaron el viernes que se han registrado en el estado 577 nuevos casos positivos de COVID-19, con lo cual la suma total asciende a 9,585.

La enfermedad respiratoria se ha cobrado ya 163 vidas en la Florida, incluyendo los 19 nuevos decesos anunciados en el informe matutino del viernes.

En el Condado Miami-Dade es donde se ha sentido más la crisis, así como en el vecino Condado de Broward, con 25 y 22 muertes, respectivamente, de acuerdo con las estadísticas del Departamento de Salud de Florida.

Trece de las 19 muertes más recientes sucedieron en el sur de la Florida: cinco en Miami-Dade, cinco en Broward y dos en el Condado Palm Beach.

A medida que las autoridades sanitarias amplían la capacidad de pruebas a potenciales portadores del coronavirus, los resultados positivos, naturalmente, suben.

Sin embargo, el porcentaje de personas que dan positivo a la prueba ronda en un 10 por ciento, informaron las autoridades en un comunicado de prensa.

Por ejemplo, el jueves 2 de abril, 13,803 personas fueron sometidas a pruebas de COVID-19, de las cuales 1,505 resultaron positivo, equivalente al 11 por ciento, según la información gubernamental.

De los 577 casos adicionales de COVID-19 anunciados el viernes, 554 son residentes de Florida y 23 no residentes.

El Departamento de Salud anunció 143 casos adicionales confirmados en Miami-Dade, elevando el total de casos confirmados en este condado a 3,029.

Del total de contagiados, 205 pacientes han requerido ser internados en hospitales, dijeron las autoridades.

Fuente: El Nuevo Herald