La variante del coronavirus, COVID-19 que se encontró por primera vez en Reino Unido y que es considerada más contagiosa e incluso más mortífera, se está propagando rápidamente en los Estados Unidos, duplicándose aproximadamente cada 10 días, según un nuevo estudio del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Al analizar medio millón de pruebas de coronavirus y cientos de genomas, un equipo de investigadores predijo que en un mes esta variante podría volverse predominante en los Estados Unidos, lo que podría generar un aumento de nuevos casos y un mayor riesgo de muerte, informó The New York Times.

La investigación ofrece la primera mirada a nivel nacional a la historia de la variante, conocida como B.1.1.7, desde que llegó a los Estados Unidos a fines de 2020. Ante ello, desde ese entonces investigadores señalaron que podría volverse predominante en marzo si se comportara como lo hizo en Gran Bretaña, hecho que se estaría confirmando con este estudio.