Tag: CHEQUES DE ESTÍMULO

Biden confirma que un tercer cheque de estímulo económico sería de $1,400 dólares

El presidente electo Joe Biden dio a conocer los puntos principales de su ambicioso plan de estímulo a la economía de Estados Unidos, en crisis por la actual pandemia de coronavirus.

El plan económico que Biden y su equipo llevan desarrollando desde hace meses, debe ser aprobado por el Congreso.

En el plan de $1.9 billones de dólares que Biden dará a conocer en detalle en la noche del jueves desde Delaware, se contempla un tercer cheque de estímulo económico para los estadounidenses, por $1,400 dólares.

Biden espera brindar alivio inmediato a las familias trabajadoras que soportan la peor parte de esta crisis enviando cheques de $1,400 dólares por persona a hogares en todo el país, proporcionando así ayuda directa para necesidades de vivienda y alimentación

El presidente electo también se propone con su ambicioso plan económico ampliar el acceso a cuidado infantil seguro y confiable y el acceso a atención médica asequible.

También contempla el aumento del salario mínimo federal a $15 dólares la hora, la extensión del seguro de desempleo de $400 dólares por semana hasta septiembre y que las familias del país reciba un impulso de emergencia en medio de la deprimida economía, desde comienzos de este año.

Segundo cheque de estímulo no podrá ser embargado por cobradores de deudas

Los padres cuyo primer cheque de estímulo fue redirigido para el pago de manutención de menores atrasado, no enfrentarán el mismo escenario con el segundo pago que distribuye el Servicio de Rentas Internas (IRS).

Disposiciones en la nueva Ley de Asignaciones Suplementarias en Respuesta y Alivio al Coronavirus del 2021, aprobada en diciembre, establecen que las autoridades no pueden confiscar al pago del destinatario para compensar una deuda de pensión alimenticia.

La ley CARES, bajo la que se distribuyeron los primeros cheques de estímulo, facultaba al Programa de compensación del Tesoro (TOP), que recauda deudas federales y estatales, para incautar los fondos y desviarlos como crédito para la parte afectada en caso de deuda de manutención.

Aunque se supone que ésa fuera la única que podría ser saldada con el cheque de estímulo, la falta de protecciones en la ley permitió que otros cobradores de deuda privados se hicieran con parte del dinero de los beneficiarios.

Sin embargo, bajo la nueva ley, ninguna deuda pendiente podrá ser liquidada con el llamado “Pago de impacto económico”.

“Su segundo pago no será acreditado a ninguna deuda federal o estatal y está protegido de embargo”, indicó el IRS.

Este viernes, 15 de enero, se cumple el plazo establecido por ley para que el IRS y el Departamento del Tesoro culminen la entrega de la mayoría de los cheques de estímulo de la segunda ronda.

Las personas elegibles que no lo hayan recibido para esa fecha o en los días subsiguientes deberán reclamar el pago como un crédito en su próxima declaración de impuestos.

Las agencias federales distribuyen los pagos desde finales de diciembre cuando empezaron a depositar el dinero a cuentas bancarias de millones de contribuyentes.

Cheque de estímulo llegará a 3 millones de familiares de indocumentados

Casi tres millones de estadounidenses e inmigrantes legales con un cónyuge o padre inmigrante indocumentado son elegibles para el nuevo paquete de estímulo fiscal aprobado en diciembre pasado por el Congreso para hacer frente a los estragos económicos causados por la pandemia del coronavirus.

Así lo estimaron este miércoles investigadores del Migration Policy Institute (MPI), que cifran en 2.9 millones los beneficiaros de una ayuda de hasta $600 dólares bajo la nueva legislación y pagos retroactivos del anterior paquete de medidas (la Ley CARES) de hasta $1,200 dólares por persona.

De esos 2.9 millones de personas, 1.5 millones son niños ciudadanos estadounidenses o inmigrantes legales que viven con padres inmigrantes no autorizados y 1.4 millones son cónyuges ciudadanos o inmigrantes legales de inmigrantes no autorizados, apuntan.

La legislación aprobada por el Congreso en diciembre rectificó la anterior Ley CARES, que impedía que los ciudadanos estadounidenses y los inmigrantes legales en familias de estatus mixto fueran elegibles para recibir pagos para afrontar la covid-19.

A pesar de ello, advierten, algunas poblaciones siguen sin estar cubiertas, incluidos 2.2 millones de niños ciudadanos estadounidenses e inmigrantes legales cuyos padres son indocumentados.

“Las recientes ampliaciones de ayudas a ciudadanos estadounidenses e inmigrantes legales en familias de estatus mixto disfrutaron del apoyo bipartidista”, destacaron los investigadores Julia Gelatt, Randy Capps y Michael Fix.

Las expertas indicaron que, a pesar de que estas aportaciones apenas supondrán aumentar las partidas presupuestarias, sí generarán “importantes beneficios para millones de niños ciudadanos estadounidenses”.

El Congreso aprobó un nuevo plan de estímulo económico de $900,000 millones de dólares destinado a paliar el deterioro de la economía debido a la pandemia y que incluye ayudas adicionales al desempleo y pagos directos de 600 dólares a todos los estadounidenses con una renta anual menor a $75,000 dólares.

Este plan, aunque mucho menos ambicioso que el aprobado en marzo, valorado en $2.2 billones de dólares y que fue el mayor de la historia del país, sí que permite a millones de inmigrantes y familiares directos de indocumentados recibir ayudas económicas.

MPI calculó que quedaron fuera del plan de la primavera 5.1 millones de ciudadanos estadounidenses e inmigrantes legales y todo porque eran hijos o cónyuges de inmigrantes no autorizados.

Y entonces y ahora seguirán excluidos los 9.3 millones de inmigrantes no autorizados cuyos ingresos son lo “suficientemente bajos como para cumplir con los umbrales de elegibilidad”.

Joe Biden dice que $600 “no son suficientes” y pide aumentar el cheque de estímulo a $2,000

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, expresó en sus redes sociales que el cheque de estímulo de $600 aprobado por la legislatura federal no es suficiente para aliviar la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 en la ciudadanía e hizo un llamado a que se evalúe la propuesta de aumentar el mismo a $2,000.

“$600 no es suficiente cuando tienes que escoger entre pagar la renta o poner comida sobre la mesa. Necesitamos cheques de estímulo de $2,000”, indicó en la plataforma Facebook.

En Estados Unidos ya algunos ciudadanos han recibido el estímulo de $600 ya que se comenzó por aquellas personas que presentaron sus impuestos del año 2019. En Puerto Rico aún se espera que el Servicio de Rentas Internas (IRS), apruebe el plan de distribución que presentó el Departamento de Hacienda.

Ocho millones de personas recibirán tarjetas prepagadas con la nueva ayuda federal

El IRS informó que está enviando por correo 8 millones de tarjetas prepagadas cargadas correspondientes al segundo cheque de estímulo por $600 dólares, por lo que aconsejó a los beneficiarios a que estén atentos a los sobres que enviarán si los fondos no se depositan directamente en sus cuentas bancarias.

La agencia tributaria también dijo que cambió los sobres para que sea más evidente que incluyen el cheque por $600 dólares, que el Congreso aprobó a fines de diciembre como una forma de ofrecer a millones de estadounidenses un alivio financiero adicional mientras la economía lucha por recuperarse por los estragos de la pandemia.

Algunas personas descartaron sus tarjetas prepagadas con lo correspondiente al primer cheque de estímulo porque los sobres no estaban claramente marcados como provenientes del IRS o del Departamento del Tesoro. El IRS dijo que el último lote de tarjetas se enviará por correo en un sobre blanco con una etiqueta que “muestra de manera prominente” el sello del Tesoro.

“El IRS y el Tesoro instan a las personas elegibles que no reciben un depósito directo a vigilar su correo cuidadosamente durante este período”, informó el IRS en un comunicado. El órgano del gobierno entregó el monto de los segundos cheques a cuentas bancarias esta semana, proporcionando $600 a cada adulto y niño elegible.

Debido a que el IRS no tiene información de cuentas bancarias para todos aquellos que son elegibles para pagos, también envía cheques en papel y tarjetas prepagadas a millones de hogares.

El IRS dijo que las personas no deben asumir que recibirán su pago de estímulo por correo a través del mismo método que lo hicieron en la primavera, con la Ley Cares por coronavirus, la cual proporcionó $1,200 dólares por cada adulto elegible y $500 por niño.

Se recomienda que todas las dudas o aclaraciones por parte de los beneficiados para esta segunda ronda de entrega de cheques de estímulo acuda al IRS para conocer cuál es su estatus. Es importante recordar que la única manera de obtener el segundo cheque es por medio de esté órgano gubernamental.

¿Por qué se aprobó un segundo cheque de estímulo de $600 dólares y no uno por $1,200?

El viernes pasado, los senadores Josh Hawley (R) y Bernie Sanders solicitaron un voto a favor de entregar $1200 dólares a los estadounidenses en un segundo cheque de estímulo por individuo y $2400 por pareja casada, más $500 por cada hijo.

Pero su propuesta fue rechazada en dos ocasiones por el senador Ron Johnson, republicano por Wisconsin, quien dijo que los pagos directos llegan a miles de estadounidenses que no están quedado en el desempleo durante la pandemia. Alrededor de 115 millones de hogares recibieron los primeros cheques de estímulo, dijo Johnson, pero se estima que la cantidad de desempleados oscile entre los 9 y 11 millones de personas.

Tanto el presidente Donald Trump como el presidente electo Joe Biden habían han pedido sumas superiores a $600 dólares por persona en el segundo cheque de estímulo, informó el portal de noticias CNBC.

“Esto está más en línea con la cantidad en dólares que se ha entregado históricamente”, dijo Ed Mills, analista de políticas de Washington en Raymond James, sobre los cheques de $600 dólares. “Será suficiente para algunos consumidores y no suficiente para otros”, dijo.

Familias que tienen un migrante indocumentado podrán recibir el segundo cheque de estímulo

Como parte del paquete de estímulo económico de $900 billones de dólares que aprobó el lunes por la noche, el Congreso permitirá que los hogares de estatus mixto, con familiares indocumentados, reciban los cheques de estímulo que se les negaron en la Ley CARES.

Según el acuerdo bipartidista, los ciudadanos estadounidenses y los titulares de la tarjeta verde recibirán $600 dólares en ayuda directa, incluso si presentaron una declaración de impuestos conjunta con un cónyuge indocumentado, así como cheques adicionales de $600 por hijo dependiente, según el texto de la legislación, informó CBS News.

El nuevo compromiso también se haría retroactivo a las familias de estatus mixto con un titular de número de Seguro Social elegibles para el cheque de estímulo de $1,200 dólares por hogar y $500 por niño asignados por la Ley CARES, que se promulgó a fines de marzo.

Los cheques de $600 se eliminan gradualmente para las personas con un ingreso bruto ajustado superior a $75000 dólares en 2019, los jefes de familia que ganaron más de $112,500 y para las parejas que ganaron $150,000 dólares o más.

Los inmigrantes indocumentados u otros no ciudadanos que no tengan número de Seguro Social y presenten declaraciones de impuestos individuales todavía no tendrían derecho a recibir cheques de estímulo según el acuerdo. Los niños estadounidenses, hijos de un padre sin número de Seguro Social, tampoco serían elegibles para la ayuda.

La Ley CARES, aprobada en la primavera, excluyó a las parejas de estatus mixto del cheque de estímulo porque requería que ambos contribuyentes de una declaración de impuestos conjunta tuvieran números de Seguro Social.

Los inmigrantes indocumentados y otros no ciudadanos que no son elegibles para los números de Seguro Social utilizan los números de identificación individual del contribuyente (ITIN) emitidos por el gobierno para pagar impuestos. Los beneficiarios de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y Estatus de Protección Temporal (TPS) tienen acceso a números de Seguro Social.

El Senado aprueba paquete económico con cheque de estímulo y ayudas al desempleo

El Senado aprobó en la noche de este lunes un paquete económico de emergencia para hacer frente a los estragos del coronavirus. El plan incluye también financiación para el Gobierno federal y recorte de impuestos. Es uno de los mayores paquetes legislativos que el Congreso ha aprobado en su historia. Ahora el presidente Donald Trump tendrá que firmarlo para convertirlo en ley.

El plan de recuperación de $900,000 millones de dólares enviará, tras meses de estancamiento, ayuda a los negocios y un pago de hasta $600 dólares a la mayoría de los estadounidenses. También contempla recursos para distribuir la vacuna en todo el país en medio de un preocupante aumento de nuevos casos, hospitalizaciones y muertes.

El proyecto de ley tiene 5,593 páginas y en él también se recoge la financiación al Gobierno federal y otros asuntos que legisladores de ambos partidos agregaron al final de las negociaciones y antes de que el Capitolio cerrara los libros del año. Ahora la pelota está en el tejado del actual presidente Donald Trump, que se espera que lo firme en los próximos días, según Associated Press.

El lunes por la tarde se conocieron detalles del paquete de estímulo y en pocas horas recibió el respaldo bipartidista de ambas cámaras. El Senado lo aprobó con 92 votos a favor y seis en contra. Respecto a la Cámara Baja, 359 representantes votaron sí frente a 53 que se opusieron.

Este respaldo masivo ha llegado después de meses de falta de acuerdo, a pesar de la urgencia con la que muchos estadounidenses necesitaban los pagos directos y muchos pequeños comercios que pedían se extendieran los préstamos para para las nóminas de sus trabajadores.

En el camino se quedaron la financiación para estados y gobiernos locales y la protección para empresas contra demandas relacionadas con el coronavirus. La negociación también supuso sacrificar la mitad del monto de las ayudas individuales, que pasaron de los $1,200 dólares de marzo a los $600 dólares de esta segunda ronda. Las prestaciones federales al desempleo serán de $300 dólares semanales y no de $600 dólares a la semana como las que se aprobaron en marzo.

Lo que debes saber sobre el cheque de desempleo por $300 del nuevo paquete de estímulo

El proyecto de ley de ayuda bipartidista para atender la pandemia de la Covid-19, que se consolidó ayer por la noche, incluye un cheque de seguro de desempleo semanal por $300 dólares. La propuesta planteaba originalmente que serían 16 semanas de ayuda de seguro de desempleo. Sin embargo, no será así, pues el último acuerdo entre los congresistas estipula que los solicitantes podrían recibir cobertura durante 11 semanas.

La confirmación del cheque de desempleo durante 11 semanas no se producirá hasta la aprobación de la ley en el Congreso. Se espera que la votación sea hoy. Con base en los acuerdos logrados, el cheque por desempleo será vigente a partir de este mes hasta la mitad de marzo del próximo año.

Las nuevas solicitudes para obtener el cheque de desempleo llegaron a 885 mil en la semana del 12 de diciembre, 23 mil más que en semanas anteriores, informó el Departamento de Trabajo el 17 de diciembre.

Para millones de trabajadores desempleados, el 26 de diciembre es el último cheque que recibirán en este año, ya que los beneficios creados por la Ley Cares en marzo expirarán el 31 de diciembre. Sin embargo, con la nueva ley se ampliará este beneficio en 2021.

Cómo recibir los cheques

El envío de los cheques dependerá de la rapidez con que los estados puedan mandar el dinero. El 27 de diciembre es, tentativamente, la fecha señalada, pero ese lapso de respuesta podría diferir entre un estado y otro.

El gobierno federal está financiando estos pagos, pero son los estados los que procesan los fondos. El tiempo variará si se considera que los estados aprobados para la Asistencia por Pérdida de salario semanal en agosto tardaron semanas o meses en procesar los pagos.

Todos los solicitantes que aspiren a recibir el cheque, deben tener claro que los criterios de elegibilidad varían de un estado a otro, pero la regla general es que se debe presentar una solicitud.

El monto del beneficio semanal depende de los ingresos brutos del solicitante cuando se encontraba empleado, por lo anterior, podría haber una variación de entre $300 y $600 dólares, con algunas excepciones. Todo esto, depende de cada estado, incluyendo la temporalidad de la emisión del cheque para el beneficiario.

Por lo anterior, es fundamental que los solicitantes acudan a La Oficina de Trabajo de cada estado, la cual proporciona información sobre sus beneficios de desempleo particulares y aclarará toda duda al respecto.

Trump presiona al Congreso para que aprueben cheque de estímulo

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump se quejó a primera hora de este domingo debido a que no se había llegado a un acuerdo para un paquete de ayuda económica.

“¿Por qué el Congreso no le está dando a nuestra gente un proyecto de ley de estímulo? No fue culpa de ellos, fue culpa de China”, . “Hazlo, y dales más dinero en pagos directos”, dijo Trump en Twitter.

El Congreso de Estados Unidos parecía dispuesto a votar este domingo un paquete de ayuda para el coronavirus de $900,000 millones de dólares después de que los senadores llegaran a un compromiso para despejar uno de los obstáculos finales, una disputa sobre las autoridades crediticias de la Reserva Federal para una pandemia.

Chuck Schumer, líder demócrata del Senado, dijo a los periodistas en el Capitolio de los Estados Unidos a última hora de la noche del sábado: “Si las cosas continúan por este camino y nada se interpone, podremos votar mañana”.

Los líderes del Congreso planean adjuntar el paquete de ayuda para el coronavirus, que incluye pagos directos de $600 dólares a individuos y un suplemento de compensación por desempleo de $300 por semana, a un proyecto de ley de gastos de $1,4 billones de dólares que financia programas gubernamentales hasta septiembre de 2021.

Pero se enfrentan a una nueva fecha límite de financiación del gobierno de la medianoche del domingo, con el riesgo de un cierre del Gobierno.

EEUU ultima un estímulo de casi 900.000 millones de dólares con más cheques a los contribuyentes

Después de meses frustrados en busca de un acuerdo que logre ser aprobado por ambas Cámaras del Capitolio, los líderes demócratas y republicanos encontraron terreno común en un estímulo de casi 900.000 millones de dólares. El propio líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, reconoció el miércoles haber logrado “un gran avance” en sus negociaciones con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y otros legisladores de primera fila.

Entre ellos destacaron también el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, y su homólogo republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, que volvieron a reunirse durante la jornada para ultimar detalles. El proyecto en curso comenzó a ganar impulso tras dejar de lado las medidas más contenciosas hasta la fecha, como la financiación de los gobiernos estatales y locales así como blindar a las empresas y otras entidades de su responsabilidad legal relacionada con la pandemia.

De esta forma, el senador republicano de Dakota del Sur, John Thune, adelantó que el acuerdo proporcionará pagos directos de 600 a 700 dólares por contribuyente, alrededor de la mitad de los cheques de 1.200 dólares distribuidos el pasado marzo, además de ampliar en 300 dólares semanales los subsidios adicionales por desempleo.

El proyecto contaría también con aproximadamente 300.000 millones de dólares en ayudas para las pequeñas empresas, incluyendo más fondos para los préstamos a fondo perdido del Programa de Protección de Nóminas (PPP, por sus siglas en inglés), así como un incremento en financiación para acelerar la distribución de la vacuna contra el Covid-19, pruebas y ayudas a los hospitales.

Los legisladores han incrementado su búsqueda de consenso ante los síntomas de fatiga que experimenta la recuperación económica a este lado del Atlántico. De hecho, el Departamento de Comercio indicó este miércoles como las ventas minoristas cayeron un 1,1% en noviembre, su mayor caída en 7 meses. De no alcanzarse un acuerdo, 12 millones de personas corren el riesgo de perder los subsidios por desempleo el día después de Navidad y millones mas podrían enfrentarse a sufrir desahucios.

Esta previsto que el estímulo, una vez avalado por ambas Cámaras, se endose a un proyecto de ley que combine dicho paquete con los 1,4 billones de dólares en financiación para el gobierno federal que deben aprobarse el 18 de diciembre para evitar el cierre de las operaciones del gobierno federal.

Manipulación de divisas

Por otro lado, el miércoles, el Departamento del Tesoro de EEUU calificó oficialmente a Suiza y Vietnam como manipuladores de divisas y sumó tres nuevos nombres (Taiwán, Tailandia e India) a una lista de vigilancia de países sospechosos de estar tomando medidas para devaluar sus monedas frente al dólar. Dicho listado incluye ya a China, Japón, Corea, Alemania, Italia, Singapur y Malasia.

En su informe semestral, el Departamento liderado por Steven Mnuchin, indicó que hasta junio de 2020, tanto Suiza como Vietnam habían intervenido en los mercados de divisas para evitar ajustes efectivos en la balanza de pagos. Asimismo, también hizo hincapié en que Vietnam había actuado para obtener “una ventaja competitiva injusta también en el comercio internacional”.

Para ser considerados manipuladores de sus divisas, los países deben tener al menos un superávit comercial bilateral de más de 20.000 millones de dólares con EEUU, una intervención en moneda extranjera que exceda el 2% del PIB y un superávit por cuenta corriente global que exceda el 2% del PIB.

¿Es posible que IRS envíe un nuevo cheque de estímulo antes del 31 de diciembre?

Aunque hay nuevamente negociaciones en el Congreso sobre un nuevo paquete de ayuda económica contra COVID-19, ninguno incluye los $1,200 dólares para estadounidenses.

Las propuestas de estímulo económico que se negocian son de un grupo bipartidista de legisladores que contempla $900,000 millones de dólares, así como un proyecto de $500,000 millones de dólares que promueve el líder de los republicanos del Senado, Mitch McConnell (Kentucky).

La buena noticia, al menos, es que los proyecto integran bonos al seguro de desempleo, que sería mínimo de $300 dólares extras.

La Cámara de Representantes tiene su fecha límite de aprobación el 12 de diciembre, cuando termina el periodo de sesiones, pero el calendario del Senado se extiende al 18 del mes.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi (California) y el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), apoyan integrar ayuda de $1,200 dólares a las familias en el nuevo proyecto, eso sería complicado, pues el plan bipartidista original no lo contempla.

Entre los aspectos que contempla el proyecto que apoyan ambos partidos están $288,000 millones de dólares para el Programa de Protección de Cheques de Pago para pequeñas empresas y $180,000 millones de dólares en ayuda por desempleo, dijo el senador demócrata Joe Manchin (West Virginia).

Las negociaciones también tienen el respaldo del presidente electo Joe Biden.

Expertos en administración pública adelantaron que si las negociaciones en el Congreso y la Casa Blanca avanzan, la distribución de los recursos por aprte de la Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) sería algo casi inmediato, ya que tiene la infraestructura lista para ello tras la Ley CARES.