Tag: CIERRE

“Sally” provoca inundaciones catastróficas en Alabama y Florida

El huracán “Sally” se degradó a tormenta tropical este miércoles (16.9.2020), mientras avanzaba lentamente sobre los estados norteamericanos de Florida y Alabama, con fuertes lluvias y vientos de 165 kilómetros por hora, inundando viviendas y forzando el rescate de cientos de personas.

Casi 12 horas después de que “Sally” tocara tierra como un huracán categoría 2, todavía hay automóviles parcialmente sumergidos, casas y puertos deportivos destrozados y más de medio millón de clientes sin electricidad. Además, los efectos de la tormenta tropical obligaron a rescates por agua y provocaron la caída de árboles.

“Se están produciendo inundaciones históricas y catastróficas, incluidas inundaciones fluviales generalizadas de moderadas a importantes», informó el Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.

Congreso y administración Trump acuerdan plan para evitar cierre del gobierno

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y la Administración Trump acordaron informalmente mantener un proyecto de ley de financiamiento provisional para todo el gobierno, necesario para evitar un cierre a fines de este mes, libre de controversias o conflictos.

El acuerdo tiene como objetivo mantener fuera de la mesa cualquier posibilidad de un cierre del gobierno a pesar de las batallas en curso sobre la legislación de alivio de COVID-19, al tiempo que evita la posibilidad de otra polémica por el tema en el período previo a las elecciones de noviembre.

La noticia la dieron a conocer asistentes de legisladores demócratas y republicanos que fueron informados sobre una conversación del martes entre Pelosi, demócrata por California, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Los asistentes legislativos pidieron mantenerse en el anonimato para hablar del intercambio sobre el que fueron informados, pero en el que no participaron directamente.

“Los demócratas de la Cámara están a favor de una resolución limpia y continua”, dijo la portavoz de Pelosi, Drew Hammil.  

La definición de “limpio” tiende a variar entre quienes conocen la jerga del Capitolio, pero no necesariamente descartaría complementos no controvertidos como extensiones de rutina de programas como el seguro federal contra inundaciones o autoridad para gastar dinero en programas de carreteras. 

Secretario del Tesoro de EE.UU. pide acuerdo bipartidista sobre paquete de estímuloSteven Mnuchin dijo que estaba dispuesto a reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, para llegar a un acuerdo sobre el nuevo paquete de estímulo.

Algunos legisladores seguramente buscarán legislación sustantiva e incluso añadir artículos relacionados con COVID si el consenso pudiera evolucionar de alguna manera.

“Creemos que podremos obtener fondos para evitar un cierre”, dijo el jueves la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. 

La duración de la medida de financiación temporal o los elementos no controvertidos que podrían surgir no se han resuelto, dijeron los asistentes, y la portavoz de Pelosi se negó a caracterizar más el acuerdo.

El gobierno se enfrenta a una fecha límite del 30 de septiembre para evitar un cierre como el de 2018-2019 provocado por la insistencia de Trump de que se asignaran más fondos para construir un muro fronterizo entre Estados Unidos y México. 

Algunos demócratas quisieran que la legislación provisional se extienda hasta el próximo año, pero diciembre parece ser la preferencia de la administración y un resultado más probable.

El desarrollo se produce cuando los legisladores están ausentes de Washington, pero se están preparando para regresar para una breve sesión de trabajo previa a las elecciones, que probablemente involucrará una batalla por la legislación de alivio de COVID. 

Sin embargo, las posibilidades de otro proyecto de ley de rescate han disminuido a medida que el verano se acerca a su fin. El acuerdo de Mnuchin y Pelosi sobre la prevención de un cierre parece tener como objetivo garantizar que las consecuencias del estancamiento en el frente de ayuda de COVID no incluyan un cierre parcial con cargas políticas.

Presiones del gobierno de Estados Unidos generaron el cierre del Hotel Marriott en Cuba

La cadena hotelera Marriott anunció este lunes 31 de agosto el cierre de sus operaciones en Cuba, después de que el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negara a renovarle la licencia para operar en ese país.

«Podemos confirmar que a partir de mañana (martes) Marriott ya no estará operando el Four Points by Sheraton de La Habana», informó a Efe la directora de Comunicación de la compañía para América Latina y el Caribe, Kerstin Sachl.

Aunque lleva tiempo cerrado debido a la pandemia del coronavirus, el Four Points era el único bastión hotelero de Estados Unidos en Cuba, y un ejemplo del acercamiento llevado a cabo en la anterior Administración de Barack Obama (2009-2017) con las autoridades cubanas.

En junio pasado, Marriott había informado de la decisión del Gobierno de Trump de no renovarle la licencia para operar en Cuba, lo que daba de plazo hasta el 31 de agosto para poner fin a sus actividades.

Dicha decisión supuso también la suspensión de cualquier plan que pudiera tener Marriott de abrir nuevos hoteles en la isla.

La cadena hotelera estadounidense tenía también previsto hacerse con el Hotel Inglaterra, de 83 habitaciones y situado en el céntrico Paseo del Prado, a unos pasos del Capitolio y del Gran Teatro Alicia Alonso, pero finalmente no se concretó dicha operación.

El Four Points by Sheraton fue así el único hotel administrado por una empresa estadounidense en Cuba tras el acercamiento y levantamiento de restricciones comerciales iniciada en diciembre de 2014 por el anterior Gobierno de Obama, que el presidente Trump ha ido desmontando poco a poco.

Marriott entró en el mercado hotelero cubano en 2016, gracias a un acuerdo con las autoridades comunistas de la isla, después de lo cual la Administración Trump le revisó y renovó la licencia en 2018, antes de decidir este año suspenderla.

A través de sanciones y la marcha atrás de las medidas aperturistas del Gobierno de Obama, la Administración del presidente Trump pretende reducir en lo posible «el enriquecimiento» del régimen comunista cubano, cuyos «servicios militares y de seguridad usan los ingresos del control de la industria de turismo cubana para oprimir a su propio pueblo».

Por deuda impagable, Pizza Hut cerrará 300 sucursales en Estados Unidos

Pizza Hut cerrará 300 sucursales como parte de un acuerdo con la cadena Yum Brands y NPC International, su franquiciataria más grande en los Estados Unidos, de acuerdo con CNBC.

Yum Brands es la empresa dueña de la marca Pizza Hut y NPC estaba encargada de operar cientos de restaurantes de la cadena. Sin embargo, NPC se declaró en bancarrota a principio de julio por una deuda impagable de aproximadamente $1000 millones de dólares.

NPC también pondrá a la venta 927 ubicaciones de Pizza Hut de las que también es dueña. “En el caso de que NPC ejecute una venta de su negocio de Pizza Hut, el enfoque de la marca sería garantizar que los nuevos propietarios aporten a los restaurantes Pizza Hut de NPC una estructura de capital sólida, un balance general saludable, un compromiso con la excelencia operativa y una mentalidad de crecimiento”. dijo un portavoz de Pizza Hut.

Las 1227 ubicaciones de Pizza Hut que hasta el momento opera NPC, representan una quinta parte del total de sucursales que tiene la marca en Estados Unidos.

Los restaurantes Pizza Hut que se van a cerrar se seleccionaron debido a que no han tenido un buen desempeño en las ventas. Los empleados de las sucursales que cerrarán serán trasladados a lugares con mejor desempeño, si es posible.

Hasta el momento no se ha dado a conocer una lista oficial de las ubicaciones que se van a cerrar.

Puerto Rico vuelve a tomar medidas más restrictivas para frenar el aumento de COVID-19

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, anunció este jueves medidas que restringen nuevamente la apertura de la isla tras el confinamiento, debido al aumento de los casos y las hospitalizaciones por COVID-19, con el cierre, otra vez, de gimnasios, cines, barras y casinos y la prohibición de vender bebidas alcohólicas a partir de las 7.00 de la tarde. 

El toque de queda, dijo, se mantiene como hasta ahora de 10.00 de la noche a 6.00 de la mañana y la población de entre 20 y 29 años, que es la que está experimentado un mayor nivel de contagio en la isla, deberá permanecer, dentro de lo posible, en sus hogares.

Las playas solo podrán usarse para fines deportivos y no recreativos, dijo en un anuncio público.

La mandataria también advirtió que ha solicitado a la Agencia Federal de Aviación (FAA, en inglés) limitar la llegada de vuelos procedentes de Florida y Texas, donde se ha experimentado una fuerte subida de casos.

El número de hospitalizados por coronavirus en Puerto Rico continuó este jueves en ascenso al pasar de 254 a 280, la mayor cifra de ingresos desde que comenzó la pandemia.

En cuanto a pacientes en cuidados intensivos también aumentó de 18 a 25.

El número de personas conectadas a respiradores por la enfermedad ha subido igualmente, de 11 a 14, según los datos del Departamento de Salud.

La población de Puerto Rico es de 3.194.000 personas.

El informe del Departamento de Salud reportó la muerte de una mujer de 57 y otro deceso adicional, para un total de 75 fallecimientos confirmados y 97 probables.

El número de decesos puede variar en la medida en que los procesos de registro y codificación de las causas de muerte duran varios días.

El total de casos positivos confirmados por la COVID-19 es de 3.119 en Puerto Rico.

En un discurso acompañada por el grupo de trabajo médico del Gobierno en la lucha contra el coronavirus, la gobernadora dijo que el sistema de salud de la isla está preparado para las fluctuaciones en afectados por la enfermedad “pero hemos llegado a un nivel en el que hay que tomar medidas mas restrictivas para proteger la vida de todos”.

Starbucks cerrará unas 400 cafeterías como consecuencia de la pandemia

Starbucks anunció este miércoles que va a cerrar unas 400 cafeterías en Estados Unidos y Canadá y que espera registrar pérdidas en el actual trimestre, con una caída de las ventas de más de 3.000 millones de dólares.

La empresa estadounidense prevé además que los ingresos de sus cafeterías se mantengan a la baja durante el resto del año, a pesar de que una gran mayoría ya ha reabierto, según informó en un escrito al regulador bursátil.

Starbucks indicó que un 95% de los alrededor de 8.000 establecimientos que gestiona directamente -no franquicias- en Estados Unidos están operando actualmente, con distintos tipos de servicio, en algunas casos solo con productos para llevar.

En el conjunto del año, la compañía espera que las ventas en sus dos principales mercados, Estados Unidos y China, bajen entre un 10% y un 20%.

Además de cerrar unas 400 cafeterías durante los próximos 18 meses, la empresa con sede en Seattle (Washington, EE.UU.) va a abrir únicamente unas 300 nuevas en el actual ejercicio fiscal, aproximadamente la mitad de las que tenía previsto inicialmente.

Como consecuencia de la COVID-19, Starbucks va a apostar también por tiendas únicamente para recogida de pedidos, sobre todo en áreas urbanas como Nueva York, San Francisco o Chicago.

Además, va a reformar muchos de sus establecimientos al considerar que, a causa de la pandemia, los clientes van a querer pasar menos tiempo allí y prefieren más facilidades para comprar sus cafés para llevar.

“Los Starbucks siempre han sido conocidos como el ‘tercer lugar’, un lugar acogedor fuera de casa y el trabajo donde conectamos en torno a una taza de café”, explicó el consejero delegado, Kevin Johnson, en un comunicado.

“A medida que navegamos la crisis de la COVID-19, estamos acelerando nuestros planes de transformación de establecimientos para responder a las realidades de la situación actual, a la vez que seguimos ofreciendo una experiencia segura, familiar y útil para nuestros clientes”, añadió.

Trump amenaza con regular fuertemente o cerrar las redes sociales

 El presidente de EE.UU. Donald Trump amenazó con “regular fuertemente” o cerrar las plataformas de redes sociales, después de que Twitter etiquetara un par de sus tuits con una advertencia de verificación de datos.

En un tuit del miércoles en la mañana, Trump dijo que los republicanos sienten que “las plataformas de redes sociales silencian totalmente las voces conservadoras”.  Argumentó que las páginas de redes sociales intentaron -y fracasaron- en su intento de sofocar las voces de los conservadores durante las elecciones de 2016.

“No podemos dejar que una versión más sofisticada de eso vuelva a ocurrir”, señaló.

Dos horas después de que el presidente atacara a las plataformas de redes sociales, el secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo, escribió en Twitter defendiendo la libertad en línea y dijo que su país se unía a una coalición de 31 países para promoverla. 

“EE.UU. está en contra y no tolerará apagones de internet impuestos por gobiernos y otras formas de censura durante o después de esta pandemia”, señaló el diplomático. 

El mates, sendas alertas sin precedentes en dos tuits sobre la votación por correo publicados por el presidente en su cuenta personal llevaron a Trump a acusar a Twitter de interferir en las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre y de “completamente sofocar” la libertad de expresión.

“Yo, como presidente, no permitiré que esto ocurra”, zanjó.

Cuando quienes vieron los tuits marcados de Trump el martes hicieron click en la advertencia colocada por Twitter, fueron redirigidos a una notificación titulada ‘Trump hace una afirmación sin sustento de que las boletas de votación por correo llevarán a un fraude electoral’.

La alerta estaba vinculada a artículos de CNN y The Washington Post, y también incluía la siguiente relación de hechos:

Lo que necesitas saber.

 – Trump afirmó falsamente que las boletas de votación por correo llevarán a unas “elecciones amañadas”. Sin embargo, verificadores de datos indican que no hay evidencias de que las boletas de votación por correo estén vinculadas con fraude electoral.

– Trump afirmó falsamente que California enviaría boletas de votación por correo a “todo el que viva en el estado, sin importar quiénes sean o cómo llegaron allí”. De hecho, solo votantes registrados recibirán papeletas.

– Aunque Trump apuntó a California, las boletas de votación por correo ya se usan en algunos estados, incluidos Oregón, Utah y Nebraska.

Horas después de que Trump se quejará en Twitter de la decisión de la compañía, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, desveló que el mandatario planea firmar un decreto “relacionado con las redes sociales” de manera inminente, aunque no dio más detalles.

Estudio: Ford Motors cierra dos plantas reactivadas por infecciones y poco inventario

Si Estados Unidos hubiera empezado a imponer medidas de distanciamiento social una semana antes de lo que lo hizo en marzo, unas 36,000 personas menos hubieran muerto como consecuencia del brote de coronavirus, según nuevas estimaciones de la Universidad de Columbia.

Y si las ciudades hubieran comenzado a cerrar y a limitar el contacto social el 1 de marzo, dos semanas antes de que la mayor parte de personas empezara a quedarse en casa, se podría haber evitado la mayor parte de decesos del país: un 83%, según los cálculos de los investigadores. En este último supuesto, se habrían salvado unas 54,000 vidas hasta principios de mayo.

Demorarse en actuar mientras el virus se propagaba por las ciudades estadounidenses a principios de marzo tuvo un enorme coste. Incluso pequeñas diferencias en cuanto al tiempo de actuación habría evitado el peor crecimiento exponencial que padecieron la ciudad de Nueva York, Nueva Orleans y otras urbes importantes del país, tal y como refleja el estudio.

Es una gran, gran diferencia ese pequeño lapso de tiempo. Atrapar [la propagación del virus] en esa fase de crecimiento hubiera sido sumamente crucial para reducir el número de muertes”, dijo Jeffrey Shaman, un epidemiólogo de la Universidad de Columbia y el director del equipo de investigación.

Los hallazgos se basan en modelos que miden cómo la reducción del contacto entre personas desaceleró a partir de mediados de marzo la transmisión del virus. El equipo del doctor Shaman estimó lo que habría sucedido hasta el 3 de mayo si los mismos cambios se hubieran producido una o dos semanas antes.

El estudio también arroja que la reapertura de los estados puede hacer que el virus se descontrole, a menos que se haga un seguimiento de las infecciones se actúe para reprimir inmediatamente nuevos brotes.

Cuando Italia y Corea del Sur tomaron medidas agresivas para frenar la propagación, Trump se resistió a hacer lo mismo y siguió celebrando eventos de campaña. El 9 de marzo, con “546 casos confirmados por coronavirus y 22 muertes”, el presidente tuiteó que “la vida y la economía continuaban”. Lo cierto es que, para ese entonces, decenas de miles de personas ya se habrían infectado, tal y como estimaron a posteriori los investigadores.

Macy’s despedirá a más de 100.000 empleados en EE. UU.

Los icónicos grandes almacenes Macy’s de Estados Unidos anunciaron que despedirán a partir de esta semana a la “mayoría” de sus 130.000 empleados para tener “el personal mínimo necesario para las operaciones básicas” porque se enfrenta a fuertes pérdidas debido a la pandemia del COVID-19, que obligó a cerrar todas sus tiendas el pasado 18 de marzo.

En un breve comunicado, la firma informó de que las medidas que ha tomado para mantener la “flexibilidad financiera” no son suficientes y dará permisos de trabajo no remunerados a la mayoría de sus empleados, con algunas excepciones en los que trabajan en el negocio digital, y explicó que “al menos hasta final de mayo” seguirán recibiendo su cobertura sanitaria a cargo de la empresa.

“Esperamos volver a incorporar a nuestros colegas escalonadamente a medida que se reanude el negocio”, agregó Macy’s en la nota, en la que señala que el brote de coronavirus “sigue suponiendo una pesada carga” en su negocio pero su “prioridad más alta es la salud y seguridad” de sus clientes, empleados y comunidades en las que opera.

Aunque el negocio digital sigue abierto, hemos perdido la mayoría de nuestras ventas por el cierre de las tiendas. Hemos tomado medidas para mantener la flexibilidad financiera, incluyendo la suspensión del dividendo, la retirada de nuestra línea de crédito, la congelación de las contrataciones y los gastos, la paralización del gasto de capital, la reducción de las facturas, la cancelación de algunos pedidos y la extensión de las condiciones de pago, y estamos evaluando todas las demás opciones de financiación”, sostuvo.

Además, el conglomerado, que no precisó el número exacto de empleados que se verán afectados, aseguró que “a pesar de esas acciones que han ayudado, no es suficiente. En las marcas Macy’s, Bloomingdales y Bluemercury vamos a quedarnos con el personal absolutamente mínimo necesario para mantener las operaciones básicas. Esto significa que la mayoría de nuestros colegas recibirán un permiso no remunerado empezando esta semana”. “Habrá menos permisos no remunerados en el negocio digital, en los centros de distribución y de llamadas para que podamos seguir sirviendo a nuestros clientes online. Al menos hasta finales de mayo, los colegas despedidos que tengan beneficios sanitarios seguirán recibiendo cobertura y la compañía cubrirá el 100 % de su cuota”, especificó Macy’s.

Antes de la llegada del coronavirus a EE. UU. y las extraordinarias medidas de paralización de negocios y confinamiento de los ciudadanos que están tomando algunos estados, Macy’s, como otras grandes firmas minoristas y grandes almacenes, ya estaba atravesando dificultades financieras y el mes pasado anunció que iba a cerrar más de 100 establecimientos en los próximos tres años y recortar 2.000 empleos. En lo que va de año, los grandes almacenes han perdido casi el 70 % de su valor bursátil.

Agencia EFE.com

https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2