Tag: CINES

México prohíbe el doblaje de películas en las salas cines

¿Adiós a las películas dobladas en los cines? A partir del pasado lunes 22 de marzo aplica una ley que impide la exhibición de películas dobladas al español, salvo excepciones.

Las salas de cine de México deberán mostrar sus películas en su idioma original y con subtítulos en español, cuando se trate de filmes en otros idiomas. Así lo establece la reforma al artículo 8 de la Ley Federal de Cinematografía, que entró en vigencia desde el 22 de marzo del 2021. 

¿La razón? garantizar el derecho a la cultura de las personas con discapacidad auditiva.

El pasado 16 de febrero, la Cámara de Diputados aprobó las reformas con 443 votos a favor y una abstención, lo que fue celebrado por el presidente de la comisión de cultura y cinematografía, Sergio Mayer, quien afirmó que estas modificaciones son un avance en el goce de los derechos humanos y culturales de todos los mexicanos.  

“Se trata de derribar barreras que impiden a las personas con discapacidad, en este caso la auditiva, a gozar plenamente de las distintas expresiones artísticas y culturales, como lo es el cine”, expuso.

En febrero, al aprobar la reforma al artículo 8, diputados indicaron que con los subtítulos se incrementaría el acceso a cines de 2.4 millones de personas con discapacidad auditiva.

Las empresas de cine están a la espera de un reglamento que se definirá en un plazo de máximo 60 días, según informó El Universal.

  • Películas infantiles y educativas

En cuanto a las películas infantiles y los documentales educativos, estos contenidos sí podrán ser dobladas al español, pero también deberán ser presentadas subtituladas. 

“Las clasificadas para público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse dobladas, pero siempre subtituladas en español”, se lee en la reforma.

¿Qué destino tendrán las salas de cine en la post pandemia?

No es la primera vez que el séptimo arte se ve seriamente amenazado por una pandemia. Existe el antecedente de la devastadora gripe de 1918, también conocida como la gripe española, que se originó en Kansas, Estados Unidos, el 4 de marzo de 1918, y que se propagó rápidamente por todo el planeta debido al ir y venir de soldados durante la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, en el caso actual, se piensa que la recuperación puede ser más difícil, no por la dimensión de la pandemia, sino por los condicionantes tecnológicos del momento y porque se han cerrado la gran mayoría de las salas de cine a nivel mundial.

El cine y la gripe española

El cine ya ha conoce de vaivenes, especialmente a raíz de varios eventos del siglo pasado. De ellos, el de mayor trascendencia fue la gripe española, la pandemia más terrible sufrida hasta ahora por la humanidad.

Este virus acabó con la vida de aproximadamente 50 millones de personas entre los años 1918 y 1920, con un 75% de los fallecimientos ocurridos en el 1918, cuando también finalizaba la Primera Guerra Mundial después de cuatro largos años de conflicto. 

Con la llegada del año 2020 y la aparición del coronavirus como nueva pandemia mundial, el cine vuelve a estar en serio riesgo, según opinan los especialistas, mayor aún que en épocas pasadas. No solo porque se han cerrado todas las salas a nivel mundial, sino porque es más que probable que el hábito de ver películas cambie radicalmente.

El uso de plataformas de streaming, que ya venía en crecimiento, ha aumentado considerablemente desde la llegada del Covid-19, tanto que se estima que en la actualidad ocupa cerca del 70% de la transmisión de datos de Internet. El tema es tan preocupante, que plataformas como Netflix y Disney+ han decidido reducir la calidad de su imagen para aligerar la carga.

Gobernadora Wanda Vázquez autoriza reapertura de playas, gimnasios y cines en Puerto Rico

La gobernadora Wanda Vázquez reabrirá las playas, casinos, gimnasios y cines en todo Puerto Rico después de que las autoridades reportaron un descenso reciente en el número de casos y decesos por COVID-19, según anunció ayer jueves, aunque a algunos expertos les preocupa que las medidas provoquen un repunte en las infecciones.

Los cambios entrarán en vigor a partir del sábado 12 del septiembre y continuarán hasta el 2 de octubre. El uso de mascarillas y distanciamiento social, especialmente en las playas, sigue siendo obligatorio, los bares y los clubes continuarán cerrados y el toque de queda de 10 p.m. a 5 a.m. seguirá vigente.

“No podemos bajar la guardia”, advirtió Vázquez. “Hay un enemigo invisible en el ambiente, y tenemos que aprender a bregar con él”.

La isla de 3,2 millones de habitantes ha reportado más de 500 decesos, más de 17.000 casos confirmados y otros 19.000 probables. Continúan hospitalizadas más de 420 personas.

El doctor José Rodríguez Orengo, del Puerto Rico Public Health Trust, dijo a The Associated Press que la situación de la pandemia ha mejorado en la isla durante las últimas tres semanas.

“Todo va a depender del comportamiento de todos nosotros como sociedad para mantenerlos”, declaró.

Vázquez dijo que hubo unos 3.900 casos de COVID-19 menos desde el 22 de agosto, en comparación con las casi cuatro semanas previas a esa fecha. Además, indicó que del 1 al 21 de agosto se registraron 162 decesos, pero luego descendieron sensiblemente: del 22 de agosto al 10 de septiembre hubo 88.

Dentro de la nueva orden ejecutiva, Vázquez dijo que suspenderá el confinamiento de 24 horas los domingos y permitirá que los restaurantes aumenten su capacidad del 25 al 50%. También ordenó que la mayoría de los trabajadores públicos vuelvan a sus oficinas el 14 de septiembre, aunque en las escuelas públicas las clases seguirán impartiéndose vía internet.

Algunos de los cambios causaron inquietud entre expertos de salud independientes, a quienes le preocupa que haya un nuevo repunte de infecciones como el que se presentó después de que Vázquez anunció reaperturas similares a principios de junio, tras lo cual se aplicaron medidas más estrictas de cuarentena en agosto.

La epidemióloga Roberta Lugo dijo a la AP que la disminución tan extensa en las medidas de control es particularmente preocupante considerando que no se han implementado en su totalidad los sistemas de rastreo y monitoreo de contactos, además de que las autoridades esperan que los negocios se autorregulen en gran medida.

Lugo advirtió que habrá un incremento de casos y decesos a consecuencia de la reapertura de lugares como casinos, gimnasios y salas de cine, que son considerados lugares de alto riesgo.

“Uno se frustra”, declaró. “¿Y qué vamos a hacer cuando llegue octubre? ¿Volver a restringir? No nos podemos dar el lujo de repetir lo de agosto”.