El mundo recibe el año 2021 con fuegos artificiales, calles vacías y pocas celebraciones por las restricciones en medio contra la pandemia de covid-19.

Aunque muchos lugares optaron por no cancelar las exhibiciones pirotécnicas, sí que prohibieron las reuniones públicas y las fiestas.

Las celebraciones se silenciaron particularmente en Europa, en medio de los temores por la circulación de una nueva cepa más contagiosa del coronavirus.

Marcado por la pandemia de covid-19, 2020 termina con más de 1,8 millones de muertos en todo el mundo. Se han registrado más de 81 millones de casos de contagios.