COLOMBIA

Presidente Duque inició transformación integral en la Policía Nacional de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este lunes (19.07.2021) el inicio de “un proceso de transformación integral” en la Policía Nacional, cuyo objetivo principal será una nueva “vocación de transparencia” y respeto por los derechos humanos, en un evento en el que fueron presentados los nuevos uniformes de la institución, que pasan de ser verdes a azules.

“Hoy con nuestros hombres y mujeres de la Policía Nacional empezamos un proceso de transformación integral”, indicó el mandatario.

“Este uniforme tiene como propósito acompañar todos los servicios de seguridad ciudadana en el territorio y tiene varios elementos que son innovadores, el más importante su vocación de transparencia”, aseguró. 

Entre los cambios anunciados también está el uso de las cámaras de cuerpo o body cams para documentar los procedimientos de la policía, las cuales facilitarían la identificación y supervisión de los agentes.

También figuran la creación de un departamento dentro de la Policía Nacional para la prevención y protección de los derechos humanos y el fortalecimiento de la política institucional, así como un nuevo estatuto disciplinario y uno de carrera, que serán presentados este martes en el Congreso e incluyen la supervisión y control del servicio policial.

“También se pondrá en funcionamiento el observatorio de derechos humanos dentro de la Policía Nacional y estará periódicamente rindiendo informes cada seis meses”, apuntó Duque.

Ex miss Universo venezolana Alicia Machado denuncia xenofobia en Master Chef Celebrity Colombia

Alicia Machado, exreina de belleza y participante de MasterChef Celebrity, aseguró que había sufrido discriminación en las grabaciones del programa por ser venezolana. “No estaba acostumbrada a la xenofobia. Me siento como millones de venezolanos en el mundo: herida, traicionada, lastimada y confundida. Pude vivir en carne propia lo que muchos paisanos viven diariamente”, manifestó la empresaria que por estos días se encuentra en México.

Pena ajena Claudia Bahamón, creo que antes de que fueras una animadora ya estaba yo brillando en otros cielos. Y sí, siempre supe que estaba en un concurso culinario, las que no eran tus amigas las petulantes y xenofóbicas. La vida da muchas vueltas muñequita”, señaló Alicia Machado en un comentario de Instagram.

En otro comentario, la venezolana refirmó haber sufrido xenofobia aunque agradeció alcanal RCN por la oportunidad de participar en el programa.

Revelan detalles del ataque contra el helicóptero del presidente de Colombia

Las entidades que investigan el atentado contra la aeronave en la que iba el presidente Iván Duque señalan una alianza entre las disidencias de las FARC, la guerrilla del ELN y bandas criminales como la posible causa del ataque. Además, publicaron dos retratos hablados de los posibles autores materiales.

Diego Molano, ministro de Defensa, anunció en una rueda de prensa este domingo 27 de junio los avances de la investigación de dicho ataque. “Se ha recibido información de una posible alianza criminal narcotraficante entre el frente urbano del ELN y las disidencias de las FARC con organizaciones narcotraficantes y criminales que delinquen en el Norte de Santander”.

Si bien las autoridades no responsabilizaron directamente a los grupos armados, mencionaron la sospecha de dos autores físicos del atentado. Molano publicó en su cuenta de Twitter dos retratos hablados de los presuntos autores del atentado.

Se sospecha que los individuos retratados utilizaron una AK-47.

Además, dicha entidad sostiene que las investigaciones realizadas hasta el momento apuntan a que “hay coincidencia balística” entre las vainillas encontradas y el fusil FAL de calibre 7,62, de fabricación belga y ensamblado en Venezuela, y el fusil AK-47 incautados el pasado sábado en el barrio La Conquista, a 1,2 kilómetros del aeropuerto de Cúcuta y desde donde supuestamente se hicieron los disparos.

Así ocurrió el ataque contra la aeronave de la comitiva presidencial

El presidente Duque se trasladaba el viernes 25 de junio en un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana, que realizaba el trayecto desde Sardinata, municipio del departamento de Norte de Santander hacia Cúcuta, capital del mismo departamento. Esta zona es fronteriza con Venezuela.

El helicóptero recibió seis disparos cuando se aproximaba a su aterrizaje en el aeropuerto de la ciudad de Cúcuta.

Con el presidente viajaban Diego Molano; el ministro del Interior, Daniel Palacios; el gobernador del departamento de Norte de Santander, Silvano Serrano; y el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez. Todos salieron ilesos.

La Fiscalía priorizó el caso, asignando un equipo especial de investigación y varios cuerpos de inteligencia, que actualmente se encuentran en el lugar de los hechos recolectando evidencia y hablando con testigos.

El día del atentado, el presidente se encontraba en la región del Catatumbo, una región de 11 municipios con presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa en Colombia. También cuenta con presencia de disidencias de la FARC, un reducto de la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) y otros grupos armados.

La presencia de estas organizaciones ilegales y de cultivos ilícitos han contribuido a la inseguridad en la subregión del Catatumbo, una de las regiones más afectadas por el conflicto armado que vive Colombia por más de 50 años.

El 15 de junio, un carro bomba dejó 36 heridos al ser detonado en la sede de la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta. Autoridades colombianas señalaron al ELN, grupo que refutó el señalamiento negando responsabilidad.

Hasta ahora, ningún grupo armado se ha responsabilizado por el atentado contra el presidente Iván Duque.

Disparan al helicóptero en donde viajaba Iván Duque, presidente de Colombia

El helicóptero en el que viajaba el presidente de Colombia, Iván Duque, y dos de sus ministros, de Sardinata a Cúcuta, fue atacado a disparos. Al parecer fue impactado en tres ocasiones.

Según las primeras informaciones que se manejan, el jefe de Estado estaría acompañado del ministro del Interior, Daniel Palacios y el ministro de Defensa, Diego Molano.

Por otro lado, también se informó que ninguno de los tripulantes resultó herido.

Colombia supera 100 mil muertes por el Covid-19 en pleno rebrote

Colombia alcanzó las 100.000 muertes confirmadas por COVID-19 esta semana, el 10mo país del mundo que supera esta sombría barrera.

La nación sudamericana, de 50 millones de habitantes, registra un creciente número de contagios diarios desde abril, y en los últimos siete días tuvo la tercera tasa de mortalidad por coronavirus per cápita más alta del mundo, según los datos publicados por la Universidad de Oxford.

El presidente del país, Iván Duque, culpó el lunes en la noche a las protestas antigubernamentales que comenzaron a finales de abril de muchos de los decesos al afirmar que “más de 10.000 muertes se hubieran podido prevenir” si los colombianos no hubiesen participado en concentraciones multitudinarias en las siete últimas semanas.

Pero los epidemiólogos en Colombia dicen que es demasiado pronto para decir qué impacto tuvieron las protestas en el repunte de los decesos.

“Las protestas definitivamente jugaron un papel” en la transmisión, apuntó Diego Rosselli, profesor de epidemiología en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá. “Pero en este momento, dar un número sobre cuántas muertes causaron es mera especulación”.

Más de 25.000 personas han perdido la vida a causa del COVID-19 en Colombia desde el 1 de mayo, el equivalente a alrededor de un cuarto de los muertos que causó la enfermedad en el país desde que se detectó el primer caso allí en marzo del año pasado.

Según Rosselli, las variantes más contagiosas del virus pueden haber contribuido a la rápida aceleración de los fallecimientos, como ocurrió en países vecinos como Argentina y Brasil.

La fatiga por las medidas sanitarias como el uso de mascarillas, las zonas residenciales atestadas y el alivio de las restricciones en las reuniones han avivado también los contagios en Colombia y en otras partes de Sudamérica. La región representa apenas el 5% de la población mundial, pero registra casi un cuarto de todas las muertes por COVID-19.

En Colombia, el repunte de los casos se produjo cuando el gobierno levantó algunas de las últimas restricciones dictadas para controlar la propagación del coronavirus y permitió la apertura de clubes de ocio nocturno, bares y cines por primera vez en más de un año.

Ciudades como Medellín y Bogotá se están preparando para albergar ferias comerciales y eventos musicales a los que asistirán miles de personas, mientras que 10.000 acudieron recientemente a un partido de fútbol en la ciudad costera de Barranquilla.

Los gobiernos municipales dicen que no tienen más opción que permitir estos eventos para recuperar empleos y ayudar a la recuperación económica.

La tasa de desempleo del país se duplicó el último año cuando el gobierno implementó confinamientos para ralentizar los contagios y el Producto Interno Bruto de la nación se contrajo en un 7%.

La vacunación se aceleró en junio con hasta 350.000 dosis administradas en un día, pero solo el 10% de la población está totalmente inmunizada.

Los doctores temen que las recientes decisiones de permitir más reuniones incrementen el número de pacientes graves en los hospitales, que ya tienen una alta ocupación. En Bogotá, Cali y Medellín, más del 95% de las camas en unidades de cuidados intensivos de hospitales están ya ocupadas.

Duque anuncia una “transformación” de la policía y la “modernización” del Ministerio de Defensa de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este domingo (06.06.2021) que estructurará la policía, que se encuentra bajo la lupa de la comunidad internacional por la dura represión, que deja más de 60 muertos en las protestas antigubernamentales de la últimas semanas.

Durante una ceremonia de ascensos de la institución, el mandatario ordenó la creación de “un decreto que modernizará la estructura orgánica de la Policía Nacional, sobre todo para fortalecer la política (…) de los derechos humanos”.

Protocolos para el uso de la fuerza serán revisados

“Revisaremos protocolos de la policía para el uso legítimo de la fuerza y les daremos estricto cumplimiento”, detalló el mandatario en su cuenta de Twitter.

Asimismo, anunció un “proyecto de ley para uso y comercio de armas no letales en Colombia” y que en los “próximos días” el gobierno emitirá un “decreto que reglamenta armas traumáticas”.

El anuncio se produce el mismo día que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llega al país para evaluar la situación y en medio de un “paro nacional” que comenzó el pasado 28 abril, en el que miles de personas han salido a las calles del país para pedirle a Duque cambios en su política social y económica y una reforma policial.

El llamado Comité Nacional de Paro, que no representa a todos los sectores que manifiestan, exige “garantías para la protesta” y que el presidente se disculpe por los excesos de la policía. 

Por su parte, el gobierno exige que el llamado Comité Nacional del Paro condene decenas de bloqueos viales, a los que atribuye la muerte de dos bebés atrapados en ambulancias, además de pérdidas millonarias. 

Colombia reabre gradualmente la frontera con Venezuela

Colombia abrió nuevamente sus fronteras fluviales y terrestres con Venezuela, cerradas desde marzo de 2020 para atajar el coronavirus. La medida anunciada por el Gobierno entró en vigencia a las 00H00 (05H00 GMT) del miércoles (02.06.2021)  y deja sin efecto a un decreto presidencial que había extendido el cierre hasta el 1 de septiembre.

En una resolución, el ministerio de Interior ordenó “la reapertura gradual” de los pasos en la frontera de 2.200 kilómetros.

El 19 de mayo el país reabrió los pasos que lo conectan con Panamá, Perú, Brasil y Ecuador, también cerrados para evitar la propagación del virus.

Venezuela, que rompió relaciones diplomáticas con Bogotá en febrero de 2019, después de que Duque reconociera al opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela en detrimento de Nicolás Maduro, a quien considera un “dictador”, quedó excluida inicialmente de esta medida.

El cierre de los pasos fronterizos fue decretado inicialmente el 16 de marzo de 2020, diez días después de que se registrara el primer caso de coronavirus en el país de 50 millones de habitantes.

Aunque el país vive un tercer pico de la pandemia que ha resultado aún más agresivo que los anteriores, ha venido relajando la mayoría de las restricciones impuestas para atajar el virus ante el descalabro económico.

En proporción a su población, Colombia es el tercer país con más muertes por coronavirus en América Latina y el Caribe, detrás de Brasil y Perú. Casi 90.000 personas han fallecido por la pandemia y más de 3,4 millones se han contagiado.

Militares venezolanos cumplen un mes secuestrados en frontera de Colombia

Este domingo se cumple un mes del secuestro de ocho militares venezolanos a manos de grupos irregulares armados colombianos, según reconoció el pasado fin de semana el Gobierno de Nicolás Maduro, tras guardar silencio sobre el hecho durante más de 20 días.

La noticia del secuestro, que se produjo el 23 de abril, fue dada a conocer por la ONG Fundaredes una semana antes de que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, confirmara la captura y manifestara que el Ejecutivo trabaja con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para generar las “condiciones necesarias” que ayuden a la liberación.

Desde entonces, ningún funcionario del Gobierno de Venezuela se volvió a pronunciar sobre los rehenes ni el avance de las gestiones para que los militares sean liberados.

Los secuestros se efectuaron en el estado de Apure, fronterizo con Colombia, en el marco de los combates que comenzaron el 21 de marzo entre la Fuerza Armada venezolana y un grupo irregular, identificado por diversas organizaciones como disidentes de las FARC.

La confirmación por parte de Padrino López llegó en medio de numerosas críticas de la oposición y diversos sectores sociales al Ejecutivo por su silencio sobre la captura de los militares.

El reconocimiento del secuestro de los uniformados por parte del ministro se dio, únicamente, mediante la lectura de un comunicado a través del canal de televisión pública VTV.

La oposición que lidera Juan Guaidó solicitó este sábado, a través de Twitter, apoyo del Vaticano y la Cruz Roja para liberar a los militares secuestrados, en un mensaje acompañado de un video grabado, supuestamente, el 16 de mayo, y cuya autoría no fue revelada.

Colombia: nueva jornada de paro mantiene en jaque al Gobierno de Duque

La más reciente convocatoria del paro nacional topó las calles de manifestaciones antigubernamentales en varias regiones de Colombia este miércoles 13 de mayo, mientras el Gobierno de Iván Duque mudó a un tono más conciliador hacia los manifestante con el fin de encontrar acuerdos que parecen estancados. 

Miembros de sindicatos, estudiantes, jubilados y trabajadores marcharon este miércoles 13 de mayo en un nuevo paro nacional convocado contra el Gobierno en Colombia, mientras el presidente Iván Duque instaba a los ciudadanos a rechazar la violencia y los estereotipos sobre los manifestantes y la policía por igual.

El decimoquinto día de las marchas fue una mezcla de reclamos al Gobierno, al que le exigen acciones efectivas contra la brutalidad policial y que cesen algunas de sus políticas y proyectos de ley, como la reforma de salud. Las marchas más concurridas fueron las de Bogotá, en donde hubo diferentes puntos de encuentro y algunos choques con las fuerzas antidisturbios, aunque no todos confluyeron en la céntrica Plaza de Bolívar. En tono similar, las manifestaciones se desarrollaron en Barranquilla, Cartagena y Montería, las principales ciudades del Caribe. En Bucaramanga y Cúcuta, esta última capital del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, la gente también salió a expresar su descontento.

“Estoy en el paro porque creo que ninguna de las reformas que se han hecho ni las que se piensan hacer en cuanto a lo laboral, lo pensional, la reforma a la salud, favorecen al pueblo”, argumentó Marcela, profesora de una escuela del barrio San Cristóbal, en el sur de Bogotá. La maestra, que izaba una pancarta escrita con letras rojas en la que se leía “no a la reforma laboral”, uno de los lemas del primer paro del 28 de abril, enfatizó que el país está viviendo “una serie de masacres, de asesinatos, simplemente por no tener un derecho a la protesta cuando en realidad lo que estamos pidiendo es garantía para todo”.

En Cali, la tercera ciudad más importante de Colombia y la principal del Pacífico, la Minga (movilización) indígena acompañó en las marchas a “los jóvenes y la ciudadanía movilizada porque nos estaban masacrando”, exclamó Aida Quilcué, una fuerte opositora del Gobierno Duque. La líder indígena destacó que, pese a que el Gobierno del Valle del Cauca, del que es capital Cali, cerró sus fronteras desde el pasado domingo para garantizar el orden público, la Minga logró llegar para participar en las protestas y hoy mismo comenzaron a salir de la ciudad hacia sus territorios, mayoritariamente ubicados en el vecino Cauca por los ataques que han recibido los últimos días.

Duque: “es injusto generalizar”

Sobre la brutalidad policial, el presidente Duque, que sigue sin dar una declaración contundente al respecto como le piden las organizaciones, dijo el martes que las autoridades han iniciado 65 acciones disciplinarias, entre ellas 8 por homicidio, 27 por abuso de autoridad, 11 por agresión física y 19 por otras conductas. Sin embargo, la Defensoría del Pueblo informó también ayer que ha recibido reportes de que 42 personas (41 civiles y 1 policía) han muerto en las dos semanas de paro, y que siguen buscando a 168 personas.

Según los registros de la ONG Temblores, dedicada a investigar la violencia policial, durante las protestas han ocurrido 40 casos de víctimas de “violencia homicida” por parte de la fuerza pública y al menos 1.956 casos de violencia física, que incluyen 28 agresiones oculares, así como 12 casos de violencia sexual.

“Es injusto pintar a todos los que se expresan pacíficamente en las calles como vándalos o como terroristas o como delincuentes”, dijo Duque durante una reunión con decenas de líderes juveniles en Bogotá. “También es injusto generalizar el comportamiento de todos los miembros de las fuerzas de seguridad”. Los comentarios fueron más conciliadores que el discurso de Duque al comienzo de las protestas, cuando denunció los incidentes de saqueos y ataques a la policía, acusando de vandalismo a los manifestantes.

Disturbios durante Copa Libertadores en Barranquilla

Los jugadores y el personal de la selección colombiana Junior y del River Plate de Argentina se frotaron los ojos con incomodidad luego de que la policía lanzara gases lacrimógenos a los manifestantes afuera del estadio, justo antes del partido de la Copa Libertadores en Barranquilla ayer. Las protestas se desplazaron hacia el evento deportivo para rechazar que un partido así se celebrara en medio del paro nacional.

Las imágenes de televisión mostraban antes al equipo de River interrumpiendo su calentamiento en la cancha debido a un malestar similar en el estadio Romelio Martínez de Barranquilla, la ciudad que albergará la final de la Copa América en julio. Se escucharon fuertes explosiones y sirenas fuera del estadio y el juego terminó 1-1. 

Otro partido de la Libertadores entre Atlético Nacional y Nacional de Uruguay en Pereira se retrasó una hora debido a las protestas allí. La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) trasladó partidos de Colombia a Paraguay y Ecuador la semana pasada para asegurar que las protestas no afectaran los partidos. Sin embargo, los incidentes del miércoles fueron especialmente preocupantes para la CONMEBOL, ya que la Copa América se realizará en Colombia y Argentina el próximo mes.

Colombia albergará 15 partidos, incluida la final del torneo internacional más antiguo del mundo. El partido por el título se llevará a cabo en Barranquilla el 10 de julio. Algunos manifestantes protestaron ayer contra la realización del partido de la Copa Libertadores entre Atlético Nacional y Club Nacional y la organización de la Copa América en Pereira.

Comité exige negociación, no diálogo

Si bien es cierto que el Gobierno ya retiró la reforma fiscal, las protestas encajan una serie de exigencias que el Comité de Paro resume así: retiro del proyecto de la reforma a la salud, que contempla privatizaciones, y fortalecimiento de una masiva vacunación, renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual y defensa de la producción nacional.

Por su lado, el Gobierno plantea para la mesa de negociación asuntos como vacunación masiva, reactivación segura, no violencia, protección a los más vulnerables, estabilización de las finanzas públicas y matrícula cero. Las temáticas parecen coincidir y ahora se espera que las partes logren sentarse y llegar a acuerdos para sacar al país de esta crisis, la peor en el Gobierno de Duque y una de las más difíciles de Colombia en tiempos recientes.

Además, el Gobierno anunció que está dispuesto a “negociar” con el Comité de Paro, que exige una “negociación” y no un “diálogo”. Sin embargo, hay manifestantes en las calles que aseguran que tampoco se sienten recogidos en las demandas del Comité de Paro, que solo agrupa las organizaciones más tradicionales de la protesta, y que podrían mantener con las movilizaciones independientemente a las negociaciones con Duque.

El Gobierno colombiano ha pedido que los manifestantes deben despejar las vías del país para permitir el normal abastecimiento de alimentos y medicinas. Según el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea, las pérdidas por los bloqueos de las carreteras son de alrededor de 1,7 billones de pesos (unos 458 millones de dólares de hoy). Explicó que la cifra es porque se dejaron de movilizar 700.000 toneladas de alimentos por los bloqueos en los diferentes departamentos.

ONG denuncia que disidentes de las Farc secuestraron a seis militares venezolanos en la frontera

Al menos seis militares venezolanos fueron secuestrados por un grupo de disidentes de las FARC, a los que combaten desde el pasado 21 de marzo en el fronterizo estado Apure, denunció ayer domingo la ONG Fundaredes.

Los expertos dicen que el reingreso de los restos del cohete este fin de semana es parte de un problema mayor que solo empeorará, a medida que los países lancen más cohetes que podrían causar daños al estrellarse contra la Tierra o chocar y crear una nube de desechos espaciales que podría poner en peligro a otros satélites o astronautas.

Denuncian la violencia policial contra los manifestantes en Colombia

Una grave denuncia hizo Human Rights Watch (HRW) sobre el actuar de la policía en Colombia. La ONG asegura que los agentes lanzan “proyectiles múltiples” desde tanquetas a las personas que protestan. En el país sudamericano se cumplen nueve días de manifestaciones contra el gobierno de Iván Duque.

La ONG Temblores asegura que la brutalidad de los agentes estatales dejó al menos 37 víctimas mortales. El director regional de HRW, José Vivanco, corroboró el “uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles múltiples”. El titular para las Américas recalcó que “es un arma peligrosa e indiscriminada”.

Vivanco pidió al ministerio de defensa que dé “explicaciones” sobre el uso de esta arma contra civiles. En las redes sociales circulan videos que exponen la violencia de los agentes de seguridad colombianos. El representante de HRW dijo que recibieron 36 denuncias sobre muertes ante las manifestaciones.

El vocero regional planteó que existen “enorme dudas” sobre si los policías son capaces de respetar los derechos humanos. Amnistía Internacional (AI) también denunció la “militarización de las ciudades”. La organización llamó a las autoridades colombianas a “poner fin a la represión de las manifestaciones”.

El equipo de verificación digital de AI evidenció “el uso excesivo e innecesario de la fuerza” ante civiles. La directora para las Américas de Amnistía, Erika Guevara, aseguró que existen “personas muertas y heridas, detenciones arbitrarias, actos de tortura y violencia sexual, y denuncias de personas desaparecidas”.

Lenín Moreno a Maduro: “Saque sus sangrientas manos del pueblo colombiano”

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se refirió este miércoles a las protestas en Colombia que han generado al menos 24 muertes. Responsabilizó a Nicolás Maduro de financiar acciones violentas en el país vecino.

Moreno dijo que informó a su homólogo colombiano, Iván Duque, haber detectado injerencia por parte de Nicolás Maduro.

«Yo ya se lo había dicho a Duque, que habíamos detectado la grosera intromisión del dictador Maduro de lo que está sucediendo en este momento en Colombia». Así lo manifestó el mandatario antes de participar en el Foro Democracia y Libertad que se desarrolla en Miami.

«Por eso todos, al unísono, debemos exigir de manera sincronizada el freno a la violencia en Colombia y que Maduro saque sus sangrientas manos del pueblo colombiano», expresó.

Recompensas

Este miércoles, Duque declaró que había maniobras sistemáticas para generar violencia en su país.

En razón de ello ofreció recompensas de 10 millones de pasos, equivalentes a unos 2.600 dólares, a quienes colaboren con la identificación y captura de aquellos que ocasionen actos vandálicos y dañen estructuras públicas.

Esta tarde cientos de manifestantes intentataban entrar al Congreso de la República en Bogotá, lo cual ha generado enfrentamientos con el escuadrón antidisturbios.