El regulador de medicamentos de la Unión Europea advirtió sobre un posible nexo entre los casos de trombos raros y la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnsonpero dijo que los beneficios de la vacuna superan los riesgos.

Los coágulos deben figurar en la lista de efectos secundarios muy raros de la vacuna, señaló la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) el martes en un comunicado. El fallo permite a los Gobiernos de la UE tomar sus propias decisiones sobre si restringir el uso a ciertas edades o grupos de pacientes, tal como muchos lo han hecho con una vacuna similar de AstraZeneca Plc.

Los problemas con la vacuna de J&J representan un nuevo golpe al programa de inmunización de la UE, que había comenzado a recuperarse tras un lento comienzo debido a retrasos en los envíos de Astra, así como a problemas de seguridad. Ambas vacunas fueron presentadas como ejes de la campaña para inocular al 70% de la población adulta del bloque para fines del verano.