Tag: CONGRESO EEUU

Congreso de EEUU entrará en receso sin aprobar un nuevo estímulo económico

A pesar de que los senadores republicanos planean confirmar de manera acelerada a la sustituta en la Corte Suprema de la jueza Ruth Bader Ginsburg, el Congreso se prepara para salir de Washington esta semana hasta después de las elecciones sin aprobar un proyecto de ley de alivio económico por el coronavirus.

La falta de acción del Congreso sobre un estímulo ha sacudido a Wall Street, ha preocupado a las personas que luchan para poner comida en sus mesas, y ha frustrado a los propietarios de negocios que creen que un mayor estímulo del gobierno podría haberlos ayudado a mantenerse a flote y mantener a los trabajadores empleados.

John Thune, senador de Dakota del Sur y segundo en rango del liderazgo republicano, y el senador republicano de Alabama Richard Shelby, que preside el Comité de Asignaciones de la Cámara alta, dijeron el miércoles que están tratando de completar esta semana una acción sobre un proyecto de ley de financiamiento del gobierno que aprobó el marte la Cámara de Representantes.

Eso debería permitir que los legisladores abandonar la ciudad durante gran parte del mes de octubre y que los miembros que buscan la reelección comiencen la campaña en sus comunidades, aunque se espera que regresen para emitir sus votos para confirmar la elección del presidente Donald Trump para la Corte Suprema.

Sepa quienes los primeros y los últimos en recibir segundo cheque de estímulo

Las aproximadamente 80 millones de personas que llenaron su declaración de impuestos y que suministraron información de sus cuentas bancarias al Servicio de Rentas Internas (IRS) serían los primeros en recibir un segundo cheque de estímulo mediante depósito directo en caso de ser aprobado.

El número anterior se basa en un estimado basado en la primera entrega de dinero en virtud de la ley CARES. En la primera semana de distribución de cheques mínimos de $1,200 dólares, el IRS logró depositar unos 80 millones de pagos a beneficiarios que declararon impuestos en el 2018 y 2019.

Pago en tarjeta de débito

Otro de los grupos que recibió primero el pago fueron las personas a los que el IRS les envío el cheque en la forma de tarjeta de débito, unos 4 millones. Sin embargo, por desconocimiento del proceso, muchos de los recipientes botaron la correspondencia, por lo que tuvieron que pedir un reemplazo.

Sin embargo, a pesar de los inconvenientes se espera que -como parte de una segunda ronda-, esas personas reciban el pago de la misma manera.

Las llamadas “EIP Cards” fueron distribuidas a individuos elegibles de los que el Servicio de Rentas Internas no tiene información bancaria disponible; y de contribuyentes cuya presentación de impuestos fue procesada por el Centro de Servicio de IRS en Andover y Austin, en Texas.

Beneficiarios de programas federales

El tercer grupo que recibió el dinero estipulado por el Congreso de Estados Unidos fueron los beneficiarios de programas federales como Seguro Social que también suministraron la información de depósito directo a la agencia.

Muchos de estos beneficiarios empezaron a recibir la ayuda durante la primera semana de repartición.

Sin embargo, hay otros potenciales recipientes de este grupo que aún no reciben los pagos porque el IRS no cuenta con su información bancaria. En estos casos, la entidad exhortó a las personas a someter su información en línea mediante la herramienta “Non-filers” que estará disponible hasta el 15 de octubre. Los que reciben beneficios de jubilación, de discapacidad (SSDI),  Ingresos Suplementarios (SSI) del Seguro Social, de Compensación y Pensión (C&P) de Asuntos de Veteranos y de jubilación ferroviaria (RRB) pueden hacer uso uso del servicio. Aunque los pagos le serán enviados en cheques en papel.

Estadounidenses de bajos ingresos

Al grupo anterior se suman los 9 millones de beneficiarios de bajos ingresos que no están obligados a declarar impuestos, quienes serían los últimos en recibir el pago.

La agencia se ha propuesto enviar la misma cantidad de cartas a personas que piensa son acreedoras del cheque más no les ha llegado porque la oficina no cuenta con datos para procesar el pago. Mañana se espera que el IRS inicie la distribución de los Avisos 1444-A a los fines de emplazar a estas personas a que utilicen la herramienta “Non-filers” o presenten una declaración de impuestos simplificada.

Congresistas insisten en aprobar plan de estímulo que incluye cheques de $1,200 y $450 extra de desempleo

El grupo bipartidista en la Cámara de Representantes, denominado “Caucus de Resolutores de Problemas” (Problem Solvers Caucus), presentó esta semana una nueva propuesta nombrada “March To Common Ground” (Marcha hacia un terreno común) que implicaría un desembolso escalonado de $1.5 billones para nuevas ayudas económicas a individuos y familias.

El proyecto busca acortar las divisiones entre republicanos y demócratas por un nuevo paquete de estímulo económico, y que las partes, encabezadas por el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchiny la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, vuelvan a la mesa de negociación, dijo un reporte de Marielis Acevedo para La Opinión.com

Aunque no sea considerado en su totalidad en vista (al momento) de las posiciones a favor y en contra, el plan podría servir como punto de partida o borrador para finalmente llevar a votación un paquete legislativo que se traduzca en nuevas ayudas para los estadounidenses afectados por la crisis económica desatada por el coronavirus.

La medida, que asignaría ayuda por un periodo de entre seis a 12 meses, de acuerdo con el comunicado del grupo de los resolutores, incluye cheques mínimos de $1,200 dólares más $500 por dependientes, e incluiría a adultos bajo esta última categoría.

Sin embargo, la más sonada de las propuestas de rescate económico, no es la única que contiene el plan.

A continuación enumeramos los puntos básicos de la propuesta avalada por 25 demócratas y la misma cantidad de republicanos:

1. “March To Common Ground” dispone partidas para el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y el Programa Especial de Alimentos Suplementarios para Mujeres, Bebés y Niños (WIC).

2. El plan destina fondos para programas de nuevas rentas estabilizadas y asistencia para el pago de alquiler para los más necesitados.

3. La propuesta incluye además una moratoria de desalojos para los inquilinos que no pueden cumplir con la obligación de pago con los caseros.

4. En cuanto a fondos por desempleo, se establece un periodo de ocho semanas de transición en el que los trabajadores que perdieron sus empleos recibirán $450 extra en beneficios. Pasado ese tiempo, los recipientes serían elegibles para cheques extra semanales de $600 por 13 semanas hasta enero del 2021. Sin embargo, los beneficios no podrán exceder el 100 % del salario que ganaban antes de la pandemia.

5. Los pequeños negocios recibirían un alivio por medio de un segundo programa de préstamos como Paycheck Protection Program (PPP) aprobado bajo la ley CARES. En la segunda fase de la iniciativa, el repago de los préstamos será más simplificado y más flexible en cuanto a la manera en que se podrían utilizar los fondos.

6. El borrador provee para dinero adicional a las escuelas que batallan en el proceso de implementar clases virtuales así como para los centros de cuido de menores que enfrentan dificultades para mantenerse operando.

Otras asignaciones contenidas en la propuesta incluyen unos $500.3 mil millones para estados y ayuda a gobiernos locales, $400 mil millones para la elección general y $52 mil millones para el Censo, el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS), agricultura e internet de banda ancha.

Representantes demócratas y republicanos presentan al Congrreso paquete de estímulo alternativo

Un grupo bipartidista de 50 miembros de la Cámara de Representantes dieron a conocer un paquete de estímulo alternativo contra la crisis de coronavirus de $1.5 billones de dólares, en el cual destaca ayuda directa a familias, incluidas a parejas de indocumentados y sus hijos estadounidenses.

Se trata del tercer plan sobre la mesa discusión entre el Congreso y el Gobierno del presidente Donald Trump, pero podría tener poco futuro, al no ser respaldado públicamente por los líderes de ambas cámaras. Así lo reportó el diario La Opinión.

La propuesta del llamado Caucus de Solucionadores de Problemas –que integra a 25 demócratas y 25 republicanos– ofrece ayuda por $500,000 millones de dólares a los gobiernos estatales y locales; $450 dólares de bono al seguro de desempleo durante ocho semanas, y los $1,200 dólares de ayuda a familias y $500 dólares por niño o dependiente.

El proyecto contempla fondos para pruebas de Covid-19, ayuda a escuelas, cuidado de niños y respaldo a pequeñas empresas.

El grupo dio conferencia de prensa sobre su propuesta “Camino hacia un terreno común”, liderada por los copresidentes del grupo, el republicano Tom Reed (Nueva York) y el demócrata Josh Gottheimer (Nueva Jersey).

“Nuestro marco refleja meses de creación de consenso bipartidista sobre las acciones que el Gobierno federal puede tomar para ayudar a las familias trabajadoras y las comunidades locales en todo el país mientras navegan por los impactos del COVID-19″, dijo Reed.

Otra de las ayudas del plan es la asignación de $25,000 millones de dólares para asistencia hipotecaria y de alquiler y $15,000 millones para Servicio Postal (USPS) y para programas de asistencia alimentaria.

“Lo que nos une, 25 demócratas y 25 republicanos, es nuestro objetivo compartido de encontrar una solución pragmática, un camino bipartidista hacia adelante, para ayudar a que los negociadores vuelvan a la mesa”, dijo Gottheimer.

Según un reporte de The Hill, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), afirmó que los miembros de ese recinto se mantendrán en sesión permanente hasta que no se apruebe un nuevo plan de estímulo, pero no mencionó el impulso del proyecto presentado este martes por 25 miembros de su bancada en colaboración con los republicanos.

Celebran ayuda a parejas mixtas

La Coalición Americana de Empresas Pro-Inmigración (ABIC, por sus siglas en inglés) celebró el plan, sobre todo la ayuda a familias de estatus migratorio mixto, debido a que la Ley CARES —e incluso el nuevo plan republicano— no contemplan a las parejas estadounidenses de indocumentados.

El grupo empresarial destaca los dichos de la representante Abigail Spanberger (Virginia), quien habló de los grupos excluidos en otras propuestas.

“Apoyamos cheques de estímulo directo adicionales para el pueblo estadouniden

se, $1,200 (dólares) nuevamente para adultos, $500 (dólares) para niños dependientes y adultos. Con una solución para aquellos que anteriormente se quedaron fuera, incluidas las familias con estatus mixto de ciudadano estadounidense y no ciudadano”, indicó.

ABIC destaca que el nuevo plan congresista ocurre el mismo día que un grupo de organizaciones, incluido el Centro Nacional de Leyes de Inmigrantes, CHIRLA, SEIU, FIRM y otros, lanzaron un video llamando a los líderes del Senado para que respalden un paquete de ayuda federal integral que incluya a todas las familias.

Denuncia: millones en EEUU aún no reciben cheque de estímulo

Mientras que a millones de estadounidenses residentes en el país todavía no les llega el cheque de estímulo que distribuye el Servicio de Rentas Internas (IRS), personas en Austria recibieron pagos que no le correspondían.

Un reporte de The Washington Post esta semana indica que varios bancos en el país europeo han tenido que responder a las consultas de clientes por las pasadas tres semanas, y representantes de tres bancos locales han procesado unos 200 cheques procedentes de Estados Unidos hasta el 9 de septiembre. No está claro cuántos de esos cheques fueron cobrados por residentes en Austria que no son elegibles y cuántos corresponden a ciudadanos estadounidenses que viven en el exterior.

Tampoco hay certeza sobre la razón por la que estas personas están recibiendo el dinero, aunque ya un informe previo de NPR alertó de ciudadanos extranjeros que trabajaron temporalmente en EEUU a los que les llegó el pago a sus países de origen sin que fueran elegibles.

Personas originarias de 129 países llegaron a recibir cheques de estímulo por error, incluyendo de regiones como Brasil, Canadá, China, India, Nigeria y Corea del Sur, de acuerdo con el reporte del medio. Lo anterior se debió a que, supuestamente, estas personas debían presentar un formulario 1040-NR (NR significa no residente), pero en su lugar (con intención o sin) llenaron el formulario 1040, lo que ante el IRS los identifica como residentes.

Los recipientes que no son acreedores de la ayuda recibieron los fondos mediante depósito directo en los casos en los que el IRS posee su información. En otras instancias, el dinero fue enviado mediante cheque al lugar que estaba marcado como dirección postal. Algunos pagos se enviaron directamente a los países de procedencia de los empleados temporales.

No se tienen detalles de cómo el IRS planea resolver el problema de cheques enviados por error a personas fuera de EEUU.

EUUU: extienden hasta diciembre protección a inquilinos que no puedan pagar renta por crisis económica

Una moratoria nacional que prohíbe los desalojos entró en vigor y esta vez con protecciones más amplias que la ya extinta prohibición de desalojos establecida por la Ley CARES. Si bien, la ley anterior solo cubría cierto tipo de propiedades, la nueva moratoria protege a todas las personas que viven en uno de los 43 millones de viviendas de alquiler en Estados Unidos, independientemente de dónde residan.

A diferencia de las medidas federales anteriores, la orden de los CDC requiere que los inquilinos que se atrasen en el pago del alquiler presenten una declaración al propietario indicando que sus ingresos se han visto perjudicados por la pandemia de coronavirus y que han solicitado ayuda financiera, así como otras condiciones. 

Analizamos esta nueva moratoria de desalojo y te contamos quién está cubierto, quién podría no estar cubierto y qué debes hacer si te preocupa ser desalojado. Además, te ofrecemos otros recursos para ayudarte a permanecer en tu hogar. 

Nota del editor: Este artículo se actualiza con frecuencia con nueva información y tiene la intención de proporcionar una visión general de la situación. Si estás esperando tu dinero, puedes rastrear tu cheque mediante el sitio Web del IRS, te decimos cuáles podrían ser algunas de las razones por las que todavía no recibes tu cheque, y también debes saber que USPS ofrece un servicio gratuito para saber cuándo es que llegará tu cheque

Secretario del Tesoro pide acuerdo bipartidista sobre paquete de estímulo

El secretario de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aseguró el martes que el gobierno está aún dispuesto a llegar a un acuerdo para aprobar un nuevo paquete de estímulo e inyectar capital a los pequeños comercios en medio de la recesión económica creada por la pandemia del coronavirus.

“Seguiremos trabajando con el Senado y la Cámara de manera bipartidista en la fase cuatro del paquete de estímulo”, dijo Mnuchin en una audiencia en la Cámara de Representantes.

El secretario Mnuchin expresó también que espera que se llegue a un acuerdo entre el partido Demócrata y el Republicano sobre la ayuda gubernamental. “Creo todavía que se debe alcanzar un acuerdo bipartidista” para suministrar “fondos sustanciales para las escuelas, para hacer pruebas diagnósitcas, vacunas” y créditos a los pequeños comercios.

Las conversaciones entre los líderes políticos sobre un nuevo estímulo están estancadas desde principios de agosto, cuando ambas partes se levantaron de la mesa ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

EE.UU.: ¿Qué incluye el nuevo paquete de ayuda por COVID-19 de los republicanos?El paquete viene a reemplazar la ayuda federal anterior aprobada en mayo que expira el viernes 31 de julio.

Mientras que los demócratas han rebajado su petición desde los 3,4 billones de dólares hasta los 2,2 billones, según propuso esta semana la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, la Casa Blanca sigue enrocada en su propuesta de 1,3 billones.

Mnuchin comentó sobre la discusión en la audiencia: “No apoyo los 2,2 billones”. El secretario del Tesoro, no obstante, dijo durante la audiencia que está dispuesto a sentarse con la presidenta de la Cámara “en cualquier momento” e incluso prometió llamarla en cuanto se acabara la sesión.

La ayuda de 600 dólares semanales que los millones de estadounidenses desempleados recibieron por cuatro meses expiró el 31 de julio y, a pesar de que Trump emitió un orden ejecutiva para extender los beneficios —reduciendo la ayuda a 400 dólares— los estados están luchando por hacer llegar el dinero a sus ciudadanos.

Por más de 20 semanas consecutivas, más de un millón de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo, mientras que los casos de coronavirus en EE.UU. superan los seis millones y se ha producido un repunte en estados del Medio Oeste.

¿Por qué el congreso americano no ha aprobado el nuevo paquete de ayuda económica?

Se espera que los republicanos del Senado introduzcan un “ligero”paquete de estímulo del coronavirus que podría incluir US$10,000 millones destinados a aliviar la crisis económica de la oficina de correos de Estados Unidos (USPS) y US$300 semanales como parte del seguro por desempleo, similares a los firmados por la acción ejecutiva del presidente Donald Trump, informó el sitio Web Politico, el lunes 17 de agosto.

La capacidad de USPS para servir durante las próximas elecciones presidenciales y las preocupaciones sobre su capacidad de manejar el aumento de boletas electorales enviadas por correo, han dirigido el debate sobre el nuevo proyecto de ley hacia una nueva dirección. 

El domingo 16 de agosto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que interrumpirá el receso de la cámara baja para realizar una votación sobre la legislación independiente que detendría los cambios que dañan al Servicio Postal de Estados Unidos. Sin embargo, todavía es incierto si también se votará sobre el nuevo paquete económico, el cual podría incluir el envío de un segundo cheque. 

El Senado suspendió la sesión siguiendo los pasos de la Cámara de Representantes, y tienen planeado regresar el 8 y el 14 de septiembre, respectivamente. Se espera que la legislación en torno a USPS llegue el sábado 22 de agosto, después de la Convención Nacional Demócrata, que comenzó el lunes 17 de agosto y se extenderá hasta el jueves 20 de agosto.

Cuando sea que se vayan a reanudar las negociaciones sobre el próximo paquete económico, está claro que ambas partes están tratado de aprobar un proyecto de ley completo, aunque estén en desacuerdo sobre lo que esto significa. Estas son cinco razones por las que creemos que se aprobará un nuevo proyecto de ley de estimulo económico. 

Ambos lados quieren reiniciar negociaciones

Todos los conflictos y señalamientos han revelado algo, que tanto demócratas como republicanos reconocen la necesidad de otro paquete de rescate económico para ayudarle a las personas a recuperarse de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus y sus consecuencias.

Sin embargo, a pesar de haber firmado cuatro acciones ejecutivas, el presidente Donald Trump tuiteó el 14 de agosto su apoyo ––al mismo tiempo que criticó a los demócratas–– para la aprobación de un nuevo proyecto de ley, incluyendo la reapertura de las escuelas como parte de su agenda personal. 

“No podemos esperar hasta el 30 de septiembre”, dijo Pelosi el 13 de agosto sobre la aprobación del proyecto de ley de estímulo. “La gente morirá”.

Las directivas del presidente, conformadas por una orden ejecutiva y tres memorandos, abarcan temas como el beneficio de desempleo máximo de US$400, examinan las protecciones contra desalojos, el aplazamiento de los pagos de los préstamos estudiantiles y proponen un recorte de impuestos sobre la nomina. 

Senadores republicanos preparan un nuevo paquete de estímulo para la economía estadounidense

Sin acuerdo bipartidista en el horizonte, los senadores republicanos preparan la presentación de un nuevo plan de estímulo fiscal, que reduce la factura incluida en su anterior proyecto de ley. Una situación que no promete aunar posiciones con los demócratas, que rechazan aprobar un estímulo troceado y de menor tamaño.

Aún así, según adelantan Bloomberg y Politico, la nueva propuesta light busca extender las ayudad adicionales a los desempleados hasta los 300 dólares semanales. También amplia la financiación del Programa de Protección de Nóminas (PPP, por sus siglas en inglés), que ofrece créditos a fondo perdido a las pequeñas y medianas empresas del país. Así lo reportó el periodista José Luis de Haro para el periódico El Esconomista.es

Otras medidas incluyen protección legal para los empleadores, más dinero para las escuelas públicas de cara al regreso a las clases y destinar 10.000 millones de dólares al Servicio Postal de EEUU (USPS, por sus siglas en inglés).

La propuesta representaría una versión reducida del proyecto de ley por valor de un billón que los senadores republicanos ya introdujeron a fines de julio como contrapunto al plan de 3,5 billones de dólares que los demócratas aprobaron en la Cámara Baja el pasado mayo.

Los republicanos aprovechan ahora la polémica sobre el Servicio Postal estadounidense y responden a los demócratas, que actualmente están dispuestos a acortar su receso para votar un proyecto de ley que otorgue 25.000 millones de dólares al USPS de cara las próximas elecciones del 3 de noviembre.

El voto por correo se ha convertido en un importante punto de fricción a este lado del Atlántico. El director general de correos, Louis DeJoy, anunció el martes que suspenderá ciertos cambios en el USPS hasta después de las elecciones de 2020 para “evitar la apariencia de que esto podría tener impacto alguno en el correo electoral”.

DeJoy, cuyas medidas de reducción de costes hacían saltar las alarmas sobre los retrasos generalizados en el envío y entrega postal que podrían afectar a la importante cita electoral de noviembre, explicó en un comunicado que anulará temporalmente “algunas de las iniciativas operativas” que son anteriores a su desembarco en el servicio de correos.

Previamente, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, señaló en una entrevista con la CNBC que consideraba posible llegar a un acuerdo con los demócratas si estos “quisieran ser razonables”. Mnuchin justificó que la cantidad de dinero propuesta por los republicanos para ayudar a apuntalar el servicio de correo patrio coincide con el acordado por los demócratas en negociaciones anteriores sobre un paquete de estímulo más amplio que no llegó a buen puerto.

Si bien dichos detalles no se hicieron públicos en su momento, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata, Nancy Pelosi y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, han reiterado en múltiples ocasiones que no aceptarán un paquete de estímulo descafeinado. Ambos argumentan que se debe alcanzar un acuerdo sobre un proyecto de ley que incluya, además de financiación al USPS y una extensión de los subsidios adicionales a los desempleados, entre otras partidas, ayudas para los gobiernos estatales y locales.

A tan solo 77 días para las elecciones generales, la Casa Blanca y los republicanos no han logrado alcanzar un acuerdo con los demócratas sobre el próximo plan de estímulo económico. Pese a que el presidente de EEUU, Donald Trump, rubrico varios decretos extendiendo mínimamente algunas provisiones, la Reserva Federal ha avisado que, con gran parte del estímulo aprobado el pasado 27 de marzo ya agotado, los riesgos para la economía aumentan cada día que pasa sin un acuerdo a amplio alcance.

Pelosi convoca sesión para examinar crisis de correo

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, informó que ha convocado una sesión para tratar la crisis en el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS), preámbulo de un enfrentamiento político en medio de las crecientes preocupaciones de que la Casa Blanca de Donald Trump intenta socavar a esa agencia antes de las elecciones.

Pelosi decidió abreviar el receso de verano a los legisladores y una votación está prevista para el sábado –después de la Convención Nacional Demócrata– sobre una iniciativa que prohíba cambios a la agencia en momentos en que aumentan las tensiones. Louis DeJoy, el nuevo director general de correos de Trump, ha provocado la protesta nacional debido a retrasos, nuevas tarifas y recortes justo cuando millones de estadounidenses intentarán votar por correo para no acudir a las urnas físicamente por la pandemia de coronavirus.

“En tiempos de pandemia, el Servicio Postal es la Central de Elecciones”, escribió Pelosi el domingo en una carta dirigida a sus colegas que tenían previsto estar de receso hasta septiembre. “Las vidas, el sustento y la vida de nuestra democracia estadounidense están bajo amenaza del presidente”.

La decisión de hacer que regresen los representantes a sesión, después de un fin de semana de discusiones al más alto nivel, tiene intenciones políticas. La votación en la Cámara de Representantes pondrá el asunto de relieve después de la convención de una semana en la que Joe Biden será nominado candidato presidencial y apremiará una respuesta del Senado controlado por los republicanos. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, concedió un receso de verano a los senadores.

Horas antes, el domingo, los legisladores demócratas exigieron que las autoridades del Servicio Postal testifiquen el 24 de agosto sobre las demoras del correo durante una sesión supervisora de emergencia.

La Comisión de Supervisión y Cambios de la Cámara de Representantes dijo que desea escuchar a DeJoy y al presidente de la Junta de Gobernadores del Servicio Postal, Robert “Mike” Duncan.

En medio de una mayor escrutinio de sus operaciones, el Servicio Postal ha solicitado un incremento temporal de la tarifa preelectoral, desde mediados de octubre hasta Navidad, aunque no para las cartas de primera clase.

Sepa cómo funcionará la entrega de los beneficios de desempleo de $400 dólares semanales

Después de la firma de las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump, la pregunta es cómo funcionará la entrega de los beneficios de desempleo de $400 dólares semanales.

El Secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo que los beneficios de desempleo podrían estar disponibles “de manera inmediata “, según informó el diario The Washington Post. Por su parte, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo a la cadena CNN que los pagos podrían tardar un par de semanas.

Según el memorando, la nueva ayuda federal se aplicará de manera retroactiva a las personas que reciben los beneficios del seguro durante la semana que termina el 1 de agosto de este año, con lo que se cubrirá la brecha desde que el bono extra de $600 dólares expiró a finales de julio.

Los expertos en desempleo han advertido que debido a los sistemas que utilizan los sistemas estatales, la extensión de cualquier tipo de ayuda podría tomar semanas para implementarse. Una ampliación de la ayuda de $600 dólares que se entregó hasta el mes pasado podría tardar de dos a cuatro semanas, según lo señaló Michele Evermore, analista principal de políticas en el Proyecto Nacional de Ley de Empleo a CNN.

¿Cuánto durará el beneficio?

La ayuda federal será financiada con $44,000 millones de dólares del fondo de ayuda de desastres del Departamento de Seguridad Nacional. Los gobiernos trabajan con la Administración Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) que se encarga de la ayuda cuando suceden eventos como huracanes e incendios forestales, para manejar la nueva iniciativa.

De acuerdo a la orden, el programa se extendería hasta el 6 de diciembre hasta que se agoten los $44,000 millones de dólares de ayuda de FEMA o hasta que el Congreso apruebe una nueva legislación correspondiente a los beneficios federales de desempleo o lo que ocurra primero. Los analistas del Comité para un Presupuesto Federal Responsable estiman que esa cantidad de dinero duraría aproximadamente cinco semanas, hasta el 29 de agosto de 2020.

El documento menciona que los estados cubrirían el 25% restante y podrán extraer $110,000 millones de dólares de fondos de ayuda existentes en la Ley CARES, aunque muchos de esos recursos ya se están agotando y estados como California, Colorado, Misisipi, Iowa, Kentucky, Louisiana, New Hampshire, North Dakota y Carolina del Sur han asignado todos sus fondos de alivio de acuerdo con el Centro de Prioridades de Presupuesto y Política. El último informe del Inspector General del Tesoro menciona que $80,000 millones de dólares de esta ayuda continúan disponibles.

¿Qué pasará después?

Hasta el momento no se tiene claro si el presidente tiene la autoridad al tomar las acciones debido a que el Congreso es quien tiene el control de gasto federal. Los expertos han mencionado que sus órdenes ejecutivas probablemente serán impugnadas en los tribunales. Por otro lado, las órdenes también podrían ser anuladas en caso de que el Congreso actúe y apruebe una nueva legislación sobre una segunda ronda de alivio para la pandemia. Así que habrá que esperar cuales serán las negociaciones entre los demócratas y republicanos en el momento en que el Congreso goza de un nuevo receso.

Ante el fracaso del Congreso, Trump extenderá beneficios por desempleo hasta fin de año

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó ayer viernes a la oposición bloquear un nuevo paquete de ayuda para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandamia y anunció que planea actuar por decreto antes del final de la próxima semana en caso de que demócratas y republicanos no alcancen un acuerdo.

“Así que llega un virus y tienes a gente en el Congreso que no quiere ayudar a nuestra gente”, dijo el Trump durante una rueda de prensa convocada a última hora en Bedminster Nueva Jersey, donde el mandatario planea pasar el fin de semana.

El mandatario adelantó que, en caso de que no se alcance un acuerdo pronto, actuará bajo su “autoridad como presidente” y decretará una serie de medidas “para conseguirle a los estadounidense el alivio que necesitan”.

Entre ellas, Trump mencionó una rebaja de los impuestos sobre la renta, hasta final de año y de manera retroactiva desde mayo, la renovación de ayudas adicionales por desempleo hasta diciembre, la suspensión de pagos de préstamos académicos y extender la moratoria contra desahucios, que venció hace días.

Trump aseguró que la financiación no sería un problema, puesto que el Gobierno cuenta con “mucho dinero” y adelantó que el equipo legal de la Casa Blanca ya está trabajando en el texto de los decretos, que podría firmar antes de que concluya la próxima semana.

Las negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso se encuentran estancadas desde hace días. Mientras que los demócratas quieren aprobar un paquete de estímulo de unos tres billones de dólares, los republicanos se han enrocado en su propuesta de de un billón de dólares.

Sin embargo, el presidente coincide con la oposición en una serie de medidas a las que se opone tajantemente su partido, entre ellas el renovar la ayuda adicional de 600 dólares a desempleados -que expiró la semana pasada- y enviar un nuevo cheque a los ciudadanos, algo a lo que se opone su partido.

Trump y Biden se enfrentan por cuenta de DiosEl mandatario republicano acusó a su probable adversario en las elecciones del 3 de noviembre de oponerse a Dios. El exvicepresidente demócrata calificó esta acusación de “vergonzosa” y aseguró que Trump empleó gases lacrimógenos contra un grupo de manifestantes con el único propósito de hacerse una foto frente a una iglesia.

Horas antes de la comparecencia de Trump, miembros del Ejecutivo adelantaron que el presidente estaba sopesando firmar una serie de decretos para avanzar a pesar de la falta de acuerdo.

“No digas a mí manera o no hay manera, de esa manera podemos muchísimas cosas (…). La otra opción es firmar decretos que, según han reconocido ellos mismos, no es ni de lejos tan bueno”, lamentó el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer. 

La pandemia en EE.UU.

Respecto al avance de la pandemia, Trump aseguró que su Administración lo está haciendo “muy bien”, a pesar de que aún lidera el ránking de países más afectados con casi cinco millones de casos confirmados y más de 160.000 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Al ser cuestionado sobre el porqué los huéspedes del club de golf en el que se celebró el evento que se personaron en la rueda de prensa no respetaban las reglas estatales sobre mantener la distancias y el uso de mascarillas, Trump aseguró con sorna que las normas no aplicaban en ese caso por tratarse de “protestantes pacíficos” que habían acudido a “un acto político”.

“Yo lo llamo una protesta pacífica porque oyeron que veníais y saben de los medios falaces, lo entienden mejor que nadie (…). Si la prensa en este país fuera honesta, si no fuera corrupta, si no fuera falsa, nuestro país sería mucho más avanzado”, zanjo el presidente al dar por concluida su comparecencia.