Tag: CONGRESO

Congresistas presionan que se apruebe para una cuarta ronda de cheques de estímulo

Más legisladores se unieron a la batalla para presionar al gobierno de Joe Biden para otorgar otra ronda de cheques de estímulo como parte de su gigantesco paquete de infraestructura.

Y es que después de que decenas de legisladores en la Cámara Baja enviaran la misma propuesta hace un mes, ahora unos 21 senadores en la Cámara Alta decidieron revivir la propuesta por medio de una carta dirigida al presidente.

“Esta crisis está lejos de terminar y las familias merecen la certeza de que pueden poner comida en la mesa y tener un techo sobre sus cabezas”, agregó la carta encabezada por el senador y presidente del Comité de Finanzas, Ron Wyden.

Según los senadores, los pagos de estímulo recurrentes no solo levantarían a millones de la pobreza, sino también estimularían a la economía.

“Le instamos a que incluya pagos directos recurrentes y extensiones automáticas del seguro de desempleo vinculadas a las condiciones económicas en su plan económico de largo plazo Build Back Better”, escribieron.

Según un estudio llevado a cabo por el Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings, otra ronda de cheques sacaría a entre 6.6 y 7.3 millones de la pobreza, y beneficiaría particularmente a las minorías como los hispanos y afroamericanos.

Fuente: Telemundo 62

El Congreso cuestiona a tecnológicas su papel en el asalto al Capitolio

Varios congresistas de Estados Unidos recriminaron este jueves a los máximos responsables de Facebook, Google y Twitter el papel que sus empresas desempeñaron en el asalto al Capitolio por parte de miles de seguidores de Trump, algunos de ellos armados, el pasado 6 de enero.

Mark Zuckerberg (Facebook), Sundar Pichai (Google) y Jack Dorsey (Twitter) intervinieron virtualmente en una sesión del comité de Comercio de la Cámara de Representantes en que fueron el blanco de duras acusaciones por parte tanto de congresistas demócratas como republicanos, aunque por motivos distintos.

Los demócratas (mayoría en la Cámara Baja y en el comité) centraron sus críticas en la prevalencia de informaciones falsas y extremismo político en estas plataformas de internet, y les exigieron que incrementen sus medidas para impedir que circulen este tipo de contenidos.

CRÍTICAS DE DEMÓCRATAS Y REPUBLICANOS

Los republicanos, sin embargo, consideraron que precisamente esta moderación que piden los demócratas equivale a un ejercicio de censura contra las opiniones conservadoras y echaron en cara a los tres CEOs que el expresidente Donald Trump (2017-2021) permanezca vetado en todas ellas (en el caso de Google, en YouTube, de su propiedad).

“Vimos cómo sus plataformas eliminaban contenido terrorista del Estado Islámico. Disponen ustedes de los medios, pero siempre terminan eligiendo los beneficios económicos antes que la seguridad y el bienestar de sus usuarios, nuestra nación y nuestra democracia”, espetó a los líderes de las tecnológicas el congresista demócrata Mike Doyle, quien presidió la sesión.

Doyle rememoró lo ocurrido durante el asalto al Capitolio del 6 de enero, cuando, según dijo, “una muchedumbre desacralizó” el proceso democrático, y acusó directamente a Facebook, YouTube y Twitter de haber cobijado “el nacimiento y crecimiento” del ataque y del movimiento insurreccional.

Tras el ataque, en el que murieron cinco personas, las redes sociales fueron señaladas como una herramienta necesaria para la organización y coordinación del asalto.

ZUCKERBERG NIEGA TENER RESPONSABILIDAD

Preguntado directamente por otro congresista, el también demócrata Frank Pallone, cómo era posible que no admitiese el papel de Facebook en la organización del asalto, Zuckerberg contestó que la responsabilidad reside en “quienes rompieron la ley y protagonizaron la insurrección”, no en la plataforma.

“Nosotros cumplimos con nuestro trabajo para garantizar la integridad de las elecciones. Y luego, el 6 de enero, el presidente Trump dio un discurso en el que rechazó los resultados y pidió a la gente que luchase”, se defendió el cofundador de la red social.

De los tres ejecutivos, el consejero delegado de Facebook fue el que más combativo se mostró, mientras que Jack Dorsey, de Twitter, mantuvo un tono más conciliador, y Sundar Pichai, de Google, actuó como es habitual en él de manera distante y buscando las palabras más neutrales posibles.

“Somos un grupo de humanos que queremos mejorar el mundo que nos rodea para todas las personas, incluso para aquellas que vienen a por nosotros. A veces cometemos errores de priorización y ejecución”, dijo Dorsey ante los congresistas, tras admitir -aunque con paliativos- que Twitter sí tuvo un papel en el asalto al Capitolio.

EL VETO A TRUMP

Pichai, por su parte, trató de no entrar en detalles y de centrarse siempre en el delicado equilibrio que las redes deben encontrar entre garantizar la máxima libertad de expresión y puntos de vista y eliminar las informaciones falsas y los contenidos que animen a la violencia.

Cuando llegó el turno de los congresistas republicanos, el expresidente Trump volvió a ocupar, sin estar presente, el centro del debate, ya que su veto en las tres plataformas es considerado por los conservadores el máximo exponente de la censura contra las opiniones de derechas.

“Somos plenamente conscientes de la creciente censura que las grandes tecnológicas ejercen sobre las voces conservadoras y sobre su compromiso con la izquierda radical para servir a sus intereses”, espetó el representante por Ohio Bob Latta.

“Están ustedes usando los poderes que les otorga la ley para censurar los puntos de vista con los que sus compañías no están de acuerdo”, añadió.

Trump permanece vetado de forma indefinida de Facebook y Twitter -una plataforma que usó a diario durante su presidencia- y YouTube anunció este mismo jueves que solo le permitirá volver a abrir su cuenta cuando se reduzca el riesgo de violencia en el país.

ALERTA| Ningún pago de estímulo federal está protegido de los cobradores de deudas

Quien tenga una deuda corre el peligro de que ésta sea saldada con el cheque de estímulo por $1,400 dólares que el Congreso aprobó la semana pasada como parte del Plan de Rescate de Estados Unidos.

A diferencia del segundo cheque de estímulo por $600,  el cual fue protegido por la ley para que ningún ente de cobro pudiera despojar a los beneficiarios de la ayuda, en esta ronda no se planteó un candado para evitar cobros.

En caso de no enmendar la ley millones de ciudadanos podrían tener severas afectaciones económicas tomando en cuenta que el cheque de estímulo puede ayudarlos para conseguir alimentos y efectuar pagos necesarios.

De acuerdo con el senador Ron Wyden los demócratas tienen la intención de proteger el tercer cheque de los cobradores de deudas privados, pero “las reglas del Senado no nos permitieron incluir esa protección”.

Wyden, quien es presidente del Comité de Finanzas, dijo que presentaría un proyecto de ley independiente para bloquear todo tipo de embargo, con el fin de ayudar las personas y evitar que la ayuda no los beneficie por dicha situación.

Por lo anterior, el senador externó que espera que el grupo parlamentario republicano apoye, nuevamente, para que “las familias reciban los $1,400 que necesitan para pagar el alquiler y comprar alimentos”.

El senador republicano Mike Crapo, en entrevista con el HuffPost explicó que está en sintonía con los demócratas en el sentido de buscar garantías para la protección de los pagos, “no he visto los detalles, pero creo que la idea es una buena idea”.

Lo que se busca es que no se embarguen los recursos repartidos en temas como deudas de impuestos, esto de acuerdo con los demócratas es más sencillo en comparación con deudas con entes privados como bancos.

En este sentido, los esfuerzos legislativos tendrían que ir orientados a estos esfuerzos. La semana pasada, una coalición de grupos de defensa del consumidor  instó a los legisladores, en una carta, a darse prisa y proteger los pagos.

Al menos 20 senadores demócratas y republicanos definirán posición ante reforma migratoria y el salario mínimo

Al menos 20 senadores de ambos partidos se reunirán el próximo miércoles para valorar qué postura tomar ante temas espinosos como la inmigración o el salario mínimo. Se trata del mismo grupo de 10 demócratas y 10 republicanos que influyeron el año pasado para aprobar el paquete de estímulos reducido de $900,000 millones de dólares, que envió cheques de estímulo de hasta $600 dólares.

La reunión de los 20 senadores esta semana se produce cuando la Cámara de Representantes se prepara para aprobar proyectos de ley de inmigración que previsiblemente quedarán estancados en el Senado, a pesar de la pequeña mayoría demócrata. El llamado filibuster hace que cualquier legislación de calado requiera el voto de 60 senadores para que quede aprobada en la Cámara Alta, donde hay 50 demócratas y 50 republicanos.

“Es algo que el grupo de 20 de nosotros, 10 republicanos y 10 demócratas, discutiremos mañana y decidiremos si lo abordamos. O si en cambio nos enfocamos en el salario mínimo ”, dijo el Senador Mitt Romney (republicano de Utah) en una entrevista. “Pero hay puntos en los que podemos encontrarnos“.

Romney es uno de los 10 demócratas que se reunió con el presidente Joe Biden este invierno para hablar del proyecto de ley de rescate económico de $1.9 billones de dólares, que finalmente se aprobó solo con el apoyo demócrata gracias a la herramienta legislativa de reconciliación presupuestaria.

Otra de las senadoras que forma parte de este grupo de 20, la republicana Susan Collins (de Maine) dijo que la reunión del miércoles abarcará “el camino a recorrer”. “Tenemos que debatir sobre el papel exacto de este grupo”, dijo Collins.

Pelosi promete trabajar rápido en paquete de empleo y de infraestructura

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, prometió ayer omingo que el Congreso trabajará aceleradamente en un paquete de infraestructura y empleo que será “fiscalmente sano”, pero dijo que no está segura de si el proyecto, el próximo de gran importancia en la agenda del presidente Joe Biden, atraerá apoyo republicano.

Luego de una importante victoria legislativa con el paquete de ayuda contra el coronavirus por 1,9 billones de dólares que fue aprobado prácticamente según las líneas partidistas, los demócratas enfrentan duras batallas futuras en cuanto a obtener respaldo del Partido Republicano para los planes del gobierno.

Las leyes para la construcción de caminos y puentes tienen un largo historial de apoyo bipartidista, ya que los legisladores intentan llevar proyectos a los distritos que votaron por ellos. Pero los republicanos no están de acuerdo con el enfoque ambientalista de Biden ni con la posibilidad de financiar cualquier programa con deuda después de que el gobierno se endeudó fuertemente para atender las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

“Construir caminos y puentes y sistemas de abastecimiento de agua y todo lo demás siempre ha sido bipartidista, excepto cuando se oponen a ello con un presidente demócrata, tal como lo hicieron con el presidente Obama, y tuvimos que reducir el paquete”, declaró Pelosi.

“Pero, de todas formas, con suerte tendremos bipartidismo”, añadió.

Pelosi ha girado instrucciones a importantes legisladores demócratas para comenzar a trabajar con los republicanos en un “paquete de infraestructura grande, audaz y transformativo”.

Congresistas en la Cámara baja federal el nuevo proyecto pro estadidad de Puerto Rico

Con un total de 52 coauspiciadores originales, el demócrata Darren Soto (Florida) presentó el martes el nuevo proyecto de ley a favor de que Puerto Rico sea el estado 51 de Estados Unidos, poniendo en marcha un proceso con el cual el gobernador Pedro Pierluisi quiere que el Congreso le diga a la isla si está dispuesto a concederle la estadidad.

Estos son los siete proyectos a favor de la estadidad de Puerto Rico que se han presentado en el Congreso desde el 2013
“Ahora, esto es estadidad sí o no en el Congreso”, afirmó Pierluisi, confiado en que la medida avanzará en la Cámara de Representantes, pero reconociendo que el trámite de la legislación será particularmente “duro” en el Senado, donde la idea de avanzar ahora un proyecto pro estadidad ha sido rechazada por el líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York), y el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky

Por el momento, la legislación de Soto y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, no tiene una medida similar en el Senado. Pero el senador demócrata Martin Heinrich (Nuevo México) -cercano a Pierluisi-, fue a la conferencia de prensa en que se dio a conocer la legislación cameral para insistir en que someterá un proyecto similar en el Senado.

“Nos gusta decir que los estadounidenses nacimos iguales, pero unos son más iguales que otros”, sostuvo Heinrich.

La medida del congresista Soto y la comisionada González, como adelantó El Nuevo Día, propone un proceso de admisión como estado sujeto a que los electores de Puerto Rico voten a favor en un nuevo referéndum estadidad sí o no.

El proyecto presentado en la Cámara baja propone un plazo de 12 meses para que el presidente de Estados Unidos proclame la admisión de Puerto Rico como estado, si los puertorriqueños votan a favor en el referéndum federal y sin que el asunto tenga que regresar al Congreso.

El proyecto -que persigue ser la respuesta al referéndum criollo del 3 de noviembre en el que la estadidad obtuvo el 52.5% de los votos-, tiene el respaldo de 38 demócratas y 14 republicanos.

Despiden al ex presidente Menem en el Congreso argentino

La capilla ardiente con los restos del expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999) se instaló ayer domingo en el Senado de la Nación, luego de que el féretro llegará al Congreso, donde fue recibido por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su familia.

Menem falleció este domingo a los 90 años por una insuficiencia cardíaca, en la ciudad de Buenos Aires, en un sanatorio donde se encontraba internado desde el 15 de diciembre pasado.

La despedida del expresidente se realizará a puertas abiertas para el público en el salón Azul del Senado de la Nación y se extenderá hasta el lunes, según fuentes oficiales.

Su cuerpo será inhumado en el cementerio islámico de la provincia de Buenos Aires, donde reposan los restos del hijo mayor del político, Carlos Menem Jr, a pesar de que Menem profesaba la religión católica, según confirmó su hija Zulema Menem en la puerta del sanatorio donde falleció el ex mandatario.

Cuando el cortejo fúnebre ingresó al Congreso fue recibido con aplausos y vítores por las personas que a pesar de la lluvia se congregaron a las puertas del Congreso para despedir al expresidente.

El actual jefe de Estado, Alberto Fernández, también peronista, como el difunto, manifestó su “profundo pesar” y decretó tres días de duelo nacional en memoria de quien, “siempre elegido en democracia”, fue gobernador de la provincia de La Rioja y presidente de la nación, pero también senador, cargo que ocupaba desde 2005.

Poco después de que se instalara la capilla ardiente, el presidente Fernández asistió al velatorio acompañado de la primera dama, Fabiola Yáñez.

El FBI halla evidencias de que el asalto al Capitolio fue preparado de antemano

El FBI ha descubierto evidencias que detallan la coordinación entre grupos de extrema derecha, como Proud Boys y Oath Keepers, de cara al asalto al Capitolio que resultó en cinco personas muertas y una crisis política sin precedentes recientes en Estados Unidos.

Los investigadores federales han podido identificar a los participantes en el ataque gracias a fotografías, transmisiones en directo y videos en redes sociales. Sin embargo, el reto ahora es distinguir entre quiénes participaron en una protesta que terminó por tornarse violenta y quienes organizaron el asalto armado contra la sede del Congreso.

De acuerdo con videos y documentos presentados ante la corte, un grupo de personas, incluyendo miembros del grupo de extrema derecha Proud Boys, se reunieron en el lado oriental del Capitolio alrededor de la una de la tarde, antes de arremeter contra policías que resguardaban una entrada para peatones en esa zona.

Dominic Pezola, de 43 años, y William Pepe, de 31 años, supuestos integrantes de Proud Boys, han sido acusados de conspiración dado que sus acciones muestran “planeación, determinación y coordinación”.

En el sitio TheDonald.win, partidarios de expresidente Donald Trump, quien jaleó e incitó al asalto en un acto político previo, discutieron en términos gráficos la potencial violencia, dijeron fuentes anónimas al citado diario. Un comentario en el sitio llamaba a los partidarios del expresidente a ponerse “violentos”.

“Dejen de llamar esto una marcha, o una manifestación, o una protesta. Vayan listos para la guerra. Obtendremos a nuestro presidente o moriremos”, dijeron.

Las autoridades han presentado cargos contra más de 170 personas por los hechos ocurridos el 6 de enero. Sin embargo, la mayoría han sido por delitos menores, como conducta desordenada y entrada ilegal, según el diario The New York Times.

“Pelear, matar y morir”

Jessica Marie Watkins, veterana del Ejército y dueña de un bar en Ohio, había formado su propio grupo miliciano en 2019. Estaba afiliado al grupo extremista Oath Keepers, que desde noviembre se estaban organizando para una “operación”.

Documentos de la corte muestran que Watkins ordenó a uno de sus reclutas “estar listo para pelear en la inauguración”, mientras que a otro le pidió descargar en su teléfono celular la aplicación Zello, que permite a los dispositivos actuar como walkie-talkies.

Conversaciones obtenidas por el FBI muestran a Watkins diciendo: “Tenemos un buen grupo. Somos entre 30 y 40. Nos mantendremos juntos y nos apegaremos al plan”.

En otra conversación, Watkins advirtió en caso de que Joe Biden se conviertiera en presidente, como sucedió porque así fue elegido democráticamente: “Nuestra forma de vida, como la conocemos, se terminará. Nuestra república se acabará. Entonces es nuestro deber como estadounidenses pelear, matar y morir por nuestros derechos”.

Demócratas prosperan con plan de estímulo que contempla cheque de $1,400

Tal como lo prometieron, los demócratas avanzan sin el apoyo de los republicanos para lograr más ayuda económica contra coronavirus.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (Nueva York), y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), presentaron en forma conjunta una resolución presupuestaria para el año fiscal 2021, que incluye los $1.9 billones de dólares solicitados por el presidente Joe Biden.

Los demócratas indican que al introducir el proyecto de ley en forma conjunta se le otorga al Congreso una herramienta legislativa para aprobar la ayuda de emergencia que incluye los $1,400 dólares por persona.

“La introducción de una resolución presupuestaria conjunta es el primer paso para la posible promulgación de un proyecto de ley de conciliación presupuestaria”, indicaron los líderes en un comunicado .

La medida gira instrucciones a cada comité de la Cámara y el Senado sobre el proyecto de ley, para aprobar una resolución idéntica del Plan de Rescate Estadounidense.

“Con esta resolución presupuestaria, el Congreso demócrata está allanando el camino para el paquete histórico del coronavirus Biden-Harris que aplastará el virus y brindará un alivio real a las familias y comunidades necesitadas”, dijeron en un mensaje conjunto Schumer y Pelosi.

Cabe destacar que la conciliación del presupuesto requeriría mayorías simples en ambas cámaras para su aprobación.

Cheque y ayuda a familias

El proyecto de ley instruye aprobar fondos para personas y familias a lo largo de 2021, incluidos pagos directos de $1,400 dólares por persona y las ayudas por niño.

También contempla extender el programa de seguro de desempleo con un bono de $400 dólares por semana, además de enviar $350,000 millones en impuestos estatales, locales, tribales y territoriales.

El plan requiere ayuda para estadounidenses que luchan por pagar el alquiler y la hipoteca y personas que viven en la calle.

Incluso destaca el alivio para las pequeñas empresas y las industrias más afectadas por la pandemia; la creación de un programa para restaurantes, asistencia de PPP para organizaciones sin fines de lucro y servicios de medios digitales, incluso para espacios de espectáculos, cines e instituciones culturales independientes.

Emergencia médica y alimentos

El plan extiende a la producción de suministros de emergencia para hospitales, además de integrar recursos para el Fondo de Ayuda para Desastres de FEMA, a fin de incrementar el programa nacional de vacunación y brindar asistencia a los gobiernos estatales, locales y tribales.

Agrega fondos para programas alimentarios, como SNAP, WIC y Pandemic-EBT.

Los congresistas proponen fondos de atención médica y otro tipo de apoyo para los veteranos, incluida mejor distribución de vacunas.

Piden acelerar entrega de cupones de alimentación a estadounidenses vulnerables

Desde antes de llegar a la presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden había prometido varias medidas para buscar curar a un país que se encuentra sufriendo mucho debido a la pandemia por coronavirus, pero que también arrastraba otros problemas sociales fuertes. 

Es por ello que tan sólo horas después de haber llegado a la Casa Blanca firmó varias órdenes ejecutivas, entre las que destaca ampliar la ayuda para alimentos con los cupones para 30 millones de personas que se encuentran con dificultades.

“Tenemos herramientas para ayudar a la gente, así que usemoslas. Debemos actuar decisiva y audazmente, como si estuviéramos en una emergencia nacional; y hacerlo unidos, como estadounidenses, no como demócratas o republicanos” fueron las palabras de Biden antes de firmar los decretos.

Reacciones a la Orden 

Brian Deese, quien funge como director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca señaló en una reunión con periodistas previo al anuncio de las medidas tomadas por Biden que “casi 30 millones de estadounidenses sufren por no tener suficiente para comer. Esto incluye a uno de cada cinco adultos negros y latinos, según el cómputo más reciente”.

En un país donde las escuelas hoy cerradas proporcionaban comidas diarias a los estudiantes de familias desfavorecidas, se estima que alrededor de 12 millones de niños tampoco comen lo suficiente, de ahí la insistencia del presidente en reabrir los colegios cuanto antes.

De esta manera, la idea del demócrata es aumentar un 15% la cantidad del dinero que el gobierno deposita en las tarjetas EBT para reflejar el coste de las comidas perdidas. Actualmente se ingresan hasta 5,7 dólares al día por niño en edad escolar.

Kamala Harris dimite como senadora de California para asumir como vicepresidenta de EEUU

La vicepresidenta electa de Estados Unidos, la demócrata Kamala Harris, dimitió este lunes formalmente de su puesto como legisladora en el Senado del país, donde ha ejercido durante los últimos cuatro años.

Un asistente confirmó a la cadena de televisión CNN que Harris envió este lunes su carta de renuncia al gobernador de California, Gavin Newsom, cuyo estado ha representado en los últimos cuatro años en el Senado.

“Querido gobernador Newson: Renuncio como senadora del estado de California, efectivo el 18 de enero de 2021 a las 12:00 pm EST (17.00 hora GMT). Al asumir mis deberes como vicepresidenta de Estados Unidos, me gustaría agradecer a la gente de California por el honor de haberles servido en el Senado de Estados Unidos en los últimos cuatro años”, indicó Harris en la misiva.

El miércoles Harris jurará el cargo como la primera mujer que accede a la Vicepresidencia del país, un hito que irá acompañado por el hecho de que es la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en convertirse en vicepresidenta.

Harris, que ha sido también la primera mujer afroamericana en servir como senadora representando a California, ganó el escaño en noviembre de 2016, después de haber sido fiscal general en este estado.

Newsom ha designado al secretario de Estado de California, Alex Padilla, para sustituir a Harris en el Senado, una cámara que lidera el vicepresidente del país, con lo que la ya ex-senadora se encargará de presidirla una vez que jure su nuevo cargo el miércoles.

Harris jurará como vicepresidenta con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayorla primera magistrada hispana del Tribunal Supremo estadounidense, en una ceremonia frente al Capitolio en Washington, un poco antes de que Joe Biden preste juramento como presidente de EE.UU., en su caso frente al jefe de la alta instancia judicial, el juez de tendencia conservadora John Roberts.

El juramento de ambos cargos consiste en repetir una breve frase que les recitarán Roberts y Sotomayor, y con la que Biden y Harris se comprometerán a ejercer diligentemente sus nuevos puestos y a defender la Constitución.

Mientras jure su cargo, Harris pondrá la mano encima de dos Biblias, como es tradición en el país, afirmó el sábado un asesor de la vicepresidenta electa citado por varios medios, que pidió el anonimato.

El juicio a Trump comenzaría el mismo día que asume Biden

El juicio político del presidente Donald Trump podría comenzar a la 1 de la tarde del próximo miércoles, el mismo día en que el presidente electo Joe Biden tomará posesión del cargo, en un fin cada vez más extraordinario para la administración del republicano en la Casa Blanca.

La fecha depende de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envíe pronto a la cámara alta los artículos a considerar para llevar a cabo el juicio político. Esperando no interrumpir la ceremonia de juramentación de Biden, algunos demócratas han sugerido esperar a que el demócrata tenga tiempo de asumir el cargo y comience a trabajar en sus prioridades.

Lo que está claro es que el juicio que se avecina será diferente a cualquier otro en la historia de Estados Unidos, el primero para un presidente que ya no está en el cargo. Políticamente, esto obligará a un ajuste de cuentas entre algunos republicanos que han apoyado a Trump durante su presidencia y en gran medida le han permitido difundir ataques falsos contra la integridad de las elecciones de 2020.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, está abierto a considerar el juicio político, después de decir a allegados que está harto de Trump, pero no ha indicado cómo votaría.

El líder republicano tiene una gran influencia en su partido y la convocatoria del juicio será uno de sus últimos actos como líder de la mayoría. Dos nuevos senadores de Georgia, ambos demócratas, tomarán posesión de su cargo dejando la cámara dividida 50-50. Eso inclina a la mayoría hacia los demócratas una vez que Kamala Harris asuma el cargo, ya que el voto de la vicepresidenta representaría un desempate.

La Cámara de Representantes acusó a Trump el miércoles de un solo cargo, incitación a la insurrección, después del letal asalto al Capitolio la semana pasada por parte de simpatizantes del mandatario. Él es el único presidente que ha sido acusado dos veces. El ataque tiene a la capital de la nación, y otras capitales, bajo fuertes medidas de seguridad ante la amenaza de más violencia para el día de la juramentación.

Pelosi, demócrata de California, no ha dicho cuándo enviará la acusación al Senado.

Según el procedimiento del Senado, el juicio comenzará poco después de que la Cámara de Representantes entregue el artículo de acusación. Esto podría indicar que el juicio comenzaría a la 1 p.m. el día de la juramentación de Biden. La ceremonia en el Capitolio comienza al mediodía.

Biden ha dicho que el Senado podría dividir su tiempo entre el juicio político, la confirmación de los nominados a su gabinete y trabajar en hacer frente al COVID-19 y otros asuntos.

Con el Capitolio custodiado por elementos de la Guardia Nacional por dentro y por fuera, la cámara baja votó 232-197 el miércoles para acusar a Trump, en un proceso que ha avanzado a toda velocidad a una semana del asalto al Capitolio.