Tag: conteo

Trump enfrenta adversidades en lucha contra conteo de votos

Los vicarios republicanos del presidente Donald Trump reanudaron el lunes su batalla legal para tratar de suspender el escrutinio de votos en estados clave, como Pensilvania y Michigan, pero enfrentaban un camino cuesta arriba dado el conteo del Colegio Electoral y recientes fallos de las cortes que no encontraron pruebas de un fraude electoral generalizado.

Aunque algunos funcionarios republicanos estatales repitieron la frase de Trump de que sólo deberían contarse los “votos legales”, otros salieron a contrarrestar la narrativa y exhortaron a los votantes, y quizás al presidente, a apoyar los resultados.

“El proceso no ha fallado en nuestro país en más de 200 años, y no va a fallarle a nuestro país este año”, dijo la senadora republicana Susan Collins, quien ganó su reelección y ha felicitado al demócrata Joe Biden por su victoria en la elección presidencial.

Sin embargo, los abogados de Trump estuvieron al pie del cañón seis días después de las elecciones, tal como el abogado personal del mandatario, Rudy Giuliani, había prometido que estarían durante una conferencia de prensa el fin de semana afuera de una empresa de jardinería en el noreste de Filadelfia.

Giuliani criticó el conteo de votos de la ciudad, que favoreció 4-1 a Biden, dándole al demócrata la victoria el sábado tanto en Pensilvania como en las elecciones de Estados Unidos, y afirmó que era “sumamente inquietante”.

A lo largo y ancho del país, los republicanos se han quejado sobre problemas con las firmas, sobres secretos y matasellos en las papeletas, así como de la incapacidad de sus observadores para inspeccionarlos y las extensiones otorgadas para recibir los votos por correo.

Sin embargo, los jueces en todo el país rechazaron en gran medida las impugnaciones republicanas presentadas en los últimos días mientras la campaña buscaba suspender el conteo de votos a medida que la balanza se inclinaba hacia Biden. Trump no ha reconocido su derrota en las elecciones, incluso aunque Biden ya se declaró ganador y empezó a trabajar en los planes de transición.

En la Corte Suprema del país, 10 fiscales generales republicanos presentaron un informe amicus curiae el lunes para apoyar una demanda contra la decisión de Pensilvania de contabilizar los votos por correo que llegaron hasta el viernes. La Corte Suprema de Pensilvania había apoyado de manera unánime la extensión de tres días impuesta por los funcionarios estatales preocupados por las demoras del Servicio Postal y la pandemia de COVID-19. Los fiscales dijeron que la corte usurpó un poder reservado para los legisladores estatales.

La Corte Suprema federal había rechazado acelerar la impugnación, pero la votación fue de 4-4, y tres magistrados expresaron reservas. Los republicanos esperan volver a intentarlo con la nueva jueza Amy Coney Barrett presente en el máximo tribunal estadounidense.

“La decisión ofreció un periodo luego del día de las elecciones, cuando se anunciaron los resultados preliminares, en el que actores sin escrúpulos pudieron tratar de influenciar una apretada elección presidencial”, dijo en un informe la Asociación de Fiscales Generales Republicanos.

Horas antes, un centro de leyes contra el aborto de Michigan presentó una demanda para quejarse sobre los procedimientos de conteo de votos en el condado de Wayne. Un tribunal de apelaciones del estado, en tanto, pidió a la campaña de Trump volver a entablar un caso presentado la semana pasada, señalando que la apelación estaba incompleta.

Y en Arizona, la campaña de Trump pidió en una querella interpuesta el sábado el derecho a inspeccionar miles de votos emitidos en persona el día de las elecciones en la zona metropolitana de Phoenix, alegando que los trabajadores electorales las habían manejado mal.

En Georgia, donde Biden tiene una ligera ventaja sobre Trump pero la contienda sigue demasiado apretada para declarar a un ganador, un funcionario electoral del estado prometió el lunes investigar cualquier problema que encuentren que esté relacionado con la votación.

“Cuando los márgenes son tan cerrados, cualquier cosa pequeña importa”, comentó Gabriel Sterling, quien dirigió la implementación de un nuevo sistema de votación para la oficina del secretario de Estado local.

Sin embargo, expresó frustración con los intentos de mermar la confianza del público en el sistema electoral.

“Los hechos son los hechos, sin importar el resultado”, puntualizó Sterling.

Melania Trump: “Cada voto legal debe ser contado”

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, pidió el domingo que se cuente “cada voto legal” y llamó a proteger la democracia del país con “total transparencia”, después de que las proyecciones de los medios dieran la victoria electoral al candidato demócrata, Joe Biden.

“El pueblo estadounidense merece elecciones justas. Cada voto legal -no ilegal- debe ser contado. Debemos proteger nuestra democracia con total transparencia”, escribió la primera dama en Twitter.

La esposa del presidente estadounidense, Donald Trump, se pronunció después de que Biden fuese declarado ganador de los comicios del 3 de noviembre, resultado que el actual gobernante se ha negado a reconocer.

Trump exigió el pasado jueves en su cuenta de Twitter: “¡PAREN EL RECUENTO!”, en letras mayúsculas, y posteriormente reclamó que “¡CUALQUIER VOTO QUE LLEGÓ DESPUÉS DE LAS ELECCIONES NO DEBE SER CONTADO!”.

Al respecto, el portavoz de la campaña del republicano, Jason Miller, explicó ese día a la prensa que el mandatario no quiere que se sigan contando las papeletas que llegaron por correo, un recurso que 65 millones de estadounidenses usaron para evitar aglomeraciones en la jornada electoral debido al coronavirus.

Trump se ha posicionado en contra del voto por correo porque los datos muestran que los demócratas usaron esa fórmula en mayor proporción que los republicanos, que prefirieron esperar a la jornada electoral.

El sábado, Twitter, la red social preferida por Trump, marcó como “cuestionado” un tuit del gobernante en el que se declaraba ganador de las elecciones, cuando los principales medios del país ya han proyectado la victoria de Biden.

En su mensaje, Trump prosiguió las acusaciones de días anteriores según las cuales se habrían producido irregularidades en las votaciones y en el escrutinio, pese a que no existen pruebas de ello.

“A los observadores no se les permitió entrar en las salas de cómputo de los votos. Gané la elección, logré 71.000.000 de votos legales. Cosas malas ocurrieron y no se permitió verlas a nuestros observadores. Jamás antes había ocurrido. Se enviaron millones de papeletas por correo a gente que no las había pedido”, escribió Trump.

Twitter marcó el mensaje con la nota “Esta acusación de fraude electoral es cuestionada” y evitó esconderlo parcialmente o limitar su difusión como sí ha hecho con decenas de tuits del presidente durante los últimos cuatro días, en los que Trump ha insistido en reclamar la victoria y lanzar acusaciones de fraude.

Biden se presentó el sábado en su discurso de la victoria como el líder conciliador que buscará acabar con la polarización en el país y aseguró que “es el momento de sanar a Estados Unidos”.

La victoria de Biden desató celebraciones en distintas ciudades del país, aunque muchos de los partidarios republicanos y el presidente -que este domingo volvió por segundo día consecutivo a su club de golf a las afueras de Washington- se niegan a reconocer los resultados.

Nevada anuncia que tardará hasta el fin de semana el conteo de votos

Los estados clave en el campo de batalla para decidir el resultado de estas elecciones todavía tienen millones de votos por correo para contar. Los funcionarios electorales instan repetidamente a tener precaución al interpretar resultados incompletos.

Y ni Donald Trump ni Joe Biden han obtenido aún al menos 270 votos electorales.

Los votantes emitieron un número récord de boletas por correo este año, lo que demorará el conteo, y hubo una fuerte división partidista sobre cuándo y cómo votó la gente: encuesta tras encuesta mostró que los votantes en persona el día de las elecciones favorecerían el presidente, mientras que los votantes que votaron por correo respaldarían abrumadoramente a Biden.

Se estima que aproximadamente un tercio del voto esperado aún no se ha contado en Michigan y Pennsylvania, y una parte significativa del voto esperado aún está pendiente en Wisconsin y Nevada.

El estado clave de Nevada anunció el jueves que tardará hasta por lo menos el fin de semana en contar la mayoría de los votos aún no escrutados, que podrían resultar determinantes para conocer quién será el próximo presidente de Estados Unidos, indicaron este jueves las autoridades locales.

La secretaria de Estado de Nevada, Barbara Cegavske, informó en un comunicado el jueves que aproximadamente quedan 190,150 votos por contar en el estado, de los que el 90% se concentran en el condado de Clark, donde está Las Vegas, un condado de tendencia demócrata.

Estos 190,150 votos representan un 15.5% del total de sufragios emitidos, aunque la cifra podría aumentar ligeramente si en los próximos días llegan más votos por correo, puesto que se seguirán aceptando todos aquellos sufragios que lleguen hasta el próximo martes, con fecha de envío igual o previa al 3 de noviembre.

El responsable del escrutinio en el condado de Clark, Joe Gloria, dijo que espera que la mayoría de sufragios se hayan contado “el sábado o el domingo” y que el viernes darán a conocer el escrutinio de 51,000 votos más.

El responsable del proceso electoral en el condado de Clark también apuntó que no esperan haber terminado el cómputo completo, es decir, incluyendo los nuevos votos que vayan llegando entre hoy y el martes, hasta el jueves de la próxima semana.

Líderes republicanos se desmarcan de Trump y defienden el conteo

Después de que denunciara sin pruebas un “fraude”, Trump se proclamó este miércoles ganador en Pensilvania, Georgia, Carolina del Norte y Michigan

Líderes del Partido Republicano, entre ellos los poderosos senadores Mitch McConnell y Marco Rubio, se han mantenido al margen de las acusaciones de irregularidades del presidente de EE. UU, Donald Trump, quien se ha declarado ganador de la elección presidencial, y defendieron en cambio el conteo de los votos.

McConnell, quien es el líder de la mayoría republicana en el Senado y uno de los aliados de Trump, salió al paso de las afirmaciones del gobernante y admitió que aunque este año hay un mayor número de estados con votaciones anticipadas y por correo (101 millones en total), los candidatos deben adaptarse “a las reglas de cada estado”.

Afirmar que ganó las elecciones es diferente a terminar el conteo”, declaró a los periodistas McConnell, quien dijo que “la decisión de los estados sobre cómo llevar a cabo la elección no es asunto del gobierno federal”.

Después de que denunciara sin pruebas un “fraude”, Trump se proclamó este miércoles ganador en Pensilvania, Georgia, Carolina del Norte y Michigan, cuatro estados clave.

“Tomarse días para contar los votos emitidos legalmente NO es fraude”, escribió por su parte Rubio en su cuenta de Twitter.

Horas antes, Rubio había asegurado en otro mensaje: “El resultado de la carrera presidencial se conocerá después de que se hayan contado todos los votos legalmente emitidos”.

En la misma línea se pronunció el exgobernador republicano Chris Christie, quien aseguró a la cadena ABC News que hay que dejar que el proceso se desarrolle antes de juzgarlo como defectuoso.

“Es una mala decisión estratégica, es una mala decisión política y no es el tipo de decisión que se esperaría que tomara esta noche (en alusión al anuncio de Trump en la madrugada del miércoles) alguien que ocupa el cargo que ocupa”, agregó Christie, quien además es asesor del gobernante y pasó varios días ingresado en cuidados intensivos por la COVID-19.

Biden está más cerca de la victoria al sumar ya 264 delegados en el Colegio Electoral, a un paso de lograr los 270 compromisarios que le darían las llaves de la Casa Blanca, frente a los 214 que acumula Trump. 

Trump enfurece: “¡Detengan el conteo!”

El presidente Donald Trump envió un mensaje de desesperación y exigió detener el conteo de votos.

¡Detengan el conteo!”, tuiteó el mandatario en mayúsculas, como si estuviera gritando.

El republicano suma hasta ahora 213 votos electorales, mientras su retado, el exvicepresidente Joe Biden se alza con 253.

En Arizona, Nevada, Carolina del Norte, Georgia y Pensilvania continúa el conteo de votos.

Es posible que Biden logre el triunfo en Georgia y avanza en Pensilvania.