Tag: COREA DEL NORTE

Corea del Norte no participará en los Juegos Olímpicos de Tokio

Corea del Norte no participará en los Juegos Olímpicos de Tokio este verano boreal debido a los riesgos de contagio del coronavirus, un anuncio de este martes (06.04.2021) que echa un jarro de agua fría a las expectativas surcoreanas de aprovechar los juegos para relanzar las negociaciones con Pyongyang.

El Comité Olímpico Norcoreano decidió “no participar en los 32º Juegos Olímpicos para proteger a los atletas de la crisis sanitaria mundial que ha generado el covid-19”, aseguró el servicio de información del ministerio de Deportes.

La última participación del aislado y nuclearizado Estado norcoreano en unos Juegos de Invierno, en Pyeongchang, Corea del Sur, contribuyó al acercamiento diplomático de 2018.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, envió a su hermana Kim Yo Jong a dichos juegos, lo que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, aprovechó para promover negociaciones entre Pyongyang y Washington que se tradujeron en dos encuentros entre Kim y el presidente estadounidense de la época Donald Trump.

 Pero el anuncio de Pyongyang pone fin a las esperanzas de Seúl de convertir los aplazados Juegos de Tokio en una excusa para reactivar el proceso negociador que actualmente está en punto muerto tras el fracaso de la última cumbre entre Kim y Trump en Hanói (Vietnam) en febrero de 2019.

“Una oportunidad para el diálogo”

El presidente Moon dejó claras sus intenciones el pasado 1 de marzo en su discurso con motivo de la fiesta nacional de la independencia de Corea del Sur. “Los Juegos Olímpicos de Tokio que se realizan este año podrían ser una oportunidad para el diálogo entre Corea del Sur y Japón, el norte y el sur, Corea del Norte y Japón, y Corea del Norte y Estados Unidos”.

El anuncio publicado este martes en la página web del ministerio de Deportes, hace referencia a una reunión del Comité Olímpico nacional que tuvo lugar el 25 de marzo. La agencia de noticias estatal KCNA había informado de la reunión con anterioridad pero sin mencionar la decisión.

ALERTA| Corea del Norte prosigue ejercicios militares

Los medios de prensa de Corea del Norte informaron que realizó el lanzamiento un “nuevo tipo de proyectil táctico guiado” basado en un diseño existente y mejorado para portar una carga útil de 2.5 toneladas y aumentar su capacidad destructiva.
Según la agencia estatal KNCA los dos misiles de corto alcance lanzados el jueves hacia el mar desde su costa oriental recorrieron unos 600 kilómetros, frente a los 450 estimados por Seúl en la víspera.


La prueba de armamento, que llevó a Seúl, Tokio y Washington a expresar su preocupación, no contó con la presencia del líder Kim Jong-un pero sí con la del mariscal Ri Pyong-chol, uno de los cinco miembros del presidium del partido único norcoreano.


Ri, que estuvo a cargo en su momento del Departamento de Maquinaria (responsable del desarrollo industrial de misiles), es una de las figuras clave en torno a los avances del programa de misiles bajo el liderazgo de Kim Jong-un.


El ensayo sirvió para “confirmar la fiabilidad del motor de combustible sólido mejorado y también volvió a confirmar la órbita irregular” de su modo de vuelo de baja altura, según KCNA.

Esta descripción, unida a las fotos publicadas y a que KCNA asegure que los nuevos misiles emplean “tecnología básica” de un proyectil “ya desarrollado”, hace pensar a los expertos que se trata de una modificación de un sistema de lanzamiento denominado KN-23 por la inteligencia extranjera.
El misil balístico KN-23 es una modificación del Iskander ruso que Pionyang probó por primera vez en 2019 y en cuyo desarrollo ha sido fundamental precisamente Ri Pyong-chol.


El KN-23 tiene un sofisticado sistema de guiado que le permite trazar trayectorias no completamente parabólicas o balísticas, lo que lo hace difícil de interceptar y -pese a su corto alcance- lo convierte en una seria amenaza para países cercanos como Corea del Sur o Japón.


El hecho de que su carga útil se haya multiplicado por cinco hasta las 2,5 toneladas es en respuesta, según los expertos, al desarrollo por parte surcoreana del misil balístico de corto alcance Hyunmoo IV, probado en 2020 y capaz de cargar 2 toneladas.

La de ayer es la segunda prueba de misiles norcoreana en menos de una semana y llega en un momento marcado por una revisión de la nueva estrategia de Washington para lidiar con Pionyang, que ha exigido retornar al diálogo sobre desnuclearización sin condiciones previas.

Ayer mismo, el presidente de EE.UU., Joe Biden, elevó el tono contra el régimen, advirtiendo que “habrá una respuesta si eligen una escalada”.

Corea del Norte desafía con misiles a Biden, pero EEUU lo minimiza

Corea del Norte lanzó varios misiles pocos días después de una visita a la región de los máximos responsables diplomáticos y de defensa de Estados Unidos, en el primer desafío abierto de Pyongyang a la administración de Joe Biden, minimizado sin embargo por Washington.

“Estamos al tanto de dos misiles” lanzados el domingo, dijo un funcionario del gobierno de Biden a la AFP bajo condición de anonimato. 

Otros funcionarios de la administración insistieron en que se trataba de un sistema de “corto alcance” clasificado “en la categoría de actividades militares normales del norte”. 

Estos lanzamientos “no están sancionados por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra el programa de misiles balísticos de Pyongyang”, dijo uno de ellos a periodistas. 

“Corea del Norte tiene un menú bien conocido de provocaciones cuando se trata de enviar un mensaje a los gobiernos de Estados Unidos: misiles balísticos de varios alcances, plataformas de lanzamiento móviles y submarinas, pruebas nucleares y termonucleares. Los expertos han señalado correctamente que lo ocurrido este fin de semana estuvo en la parte inferior de este espectro”, agregó.

A diferencia de otras pruebas balísticas de Pyongyang, ni Corea del Sur ni Corea del Norte hablaron de esos lanzamientos y los funcionarios estadounidenses también guardaron silencio hasta este martes. 

Los observadores esperaban una advertencia militar norcoreana desde la asunción del nuevo presidente de Estados Unidos en enero.

Varios expertos aseguraron en Twitter que los proyectiles lanzados eran probablemente misiles de crucero, una respuesta bastante moderada a las maniobras militares conjuntas que acaban de realizar Washington y Seúl. 

– Apertura al diálogo –

La administración Biden dijo que vio inmediatamente el lanzamiento el domingo, pero que no quiso “dar demasiada publicidad” a lo que no considera una provocación importante. 

El nuevo presidente de Estados Unidos está en proceso de desarrollar su estrategia hacia Corea del Norte, luego del intento de diplomacia directa de su predecesor Donald Trump con el líder norcoreano Kim Jong Un, que no permitió avances en la desnuclearización del país asiático. 

Este proceso está llegando a su fin, dijo el martes un funcionario estadounidense.

Desde febrero, la nueva administración estadounidense ha intentado sin éxito establecer contactos con los dirigentes norcoreanos. 

La semana pasada, Corea del Norte advirtió que no cambiaría su postura hacia Estados Unidos hasta que renunciara a su “política hostil” hacia ella, mientras los secretarios de Asuntos Exteriores y de Defensa estadounidenses, Antony Blinken y Lloyd Austin, se encontraban en Seúl para, entre otras cosas, reforzar los lazos de Washington con Corea del Sur frente a Pyongyang. 

Kim Yo Jong, la influyente hermana de Kim Jong Un, también dirigió una advertencia a la nueva administración estadounidense que intenta, según ella, “difundir el olor a pólvora” en Corea del Norte desde el otro lado del océano.

“Si quieren dormir bien en los próximos cuatro años, sería mejor que no hagan nada que les haga perder el sueño”, dijo entonces.

A pesar de estas escaramuzas verbales y ahora militares, Estados Unidos asegura que todavía está abierto al diálogo con los líderes norcoreanos. 

Pero también advierte que no tiene la intención de renunciar a maniobras militares conjuntas con los surcoreanos, como había hecho Trump.