A pesar de que las reuniones masivas están prohibidas por la pandemia del coronavirus, dos mujeres decidieron improvisar un bar y realizar una fiesta, a la que acudieron alrededor de 200 personas, por lo que fueron arrestadas por la policía.

Los hechos se registraron el fin de semana, en un almacén de Newark, en Nueva Jersey, de acuerdo a lo publicado por NBC News.

Las dos mujeres arrestadas fueron identificadas por la policía local como Denisse Tinizaray, de 26 años, y Katherine Tinizaray, de 28, ambas residentes de Newark.

El arresto se dio luego de que las mujeres no acreditaran sus permisos para vender licor, además de que el bar fue montado de manera ilegal. 

Fueron los vecinos quienes reportaron la fiesta clandestina, informó Anthony Ambrose, jefe de la policía de Newark.

Sin licencia para vender alcohol

Cuando los agentes policiales llegaron a la fiesta, realizada en 6 Libella Court, encontraron reunidas a unas 200 personas que estaban bebiendo alcohol, comiendo y otros más participando en juegos de azar.

Las mujeres fueron acusadas de de mantener un negocio ilegal, donde vendían bebidas alcohólicas sin autorización, además de posesión y venta ilegal de alcohol.

Prohibidas las reuniones masivas

Y es que en estos tiempos de pandemia las reuniones masivas han quedado prohibidas para evitar una mayor propagación del Covid-19

Apenas, a principios de diciembre, Phil Murphygobernador de Nueva Jersey indicó que se permiten máximo 10 personas en reuniones realizadas en interiores.

Sin embargo, estas restricciones parece que fueron minimizadas por las mujeres que lograron reunir a unas 200 personas en el almacén que habilitaron como un bar.

Se desconoce hasta el momento la situación legal de las detenidas.