Tag: COVID-19 EN ESTADOS UNIDOS

Nueva York acelera el ritmo de la vacunación contra el Corona Virus

A partir de hoy martes a las 8 a.m., los neoyorquinos de 30 años y mayores podrán hacer citas para vacunarse contra el coronavirus en todos los sitios disponibles en el estado, según lo anunció ayer lunes el gobernador Andrew Cuomo, quien además agregó que la elegibilidad para inmunizarse bajará a los 16 años el 6 de abril.

Hoy damos un paso monumental en la lucha para vencer al COVID. A partir del 30 de marzo, todos los neoyorquinos de 30 años o más podrán vacunarse, y todos los neoyorquinos de 16 años o más serán elegibles el 6 de abril, mucho antes de la fecha límite del 1 de mayo establecida por la Casa Blanca“, dijo el Gobernador.

El anuncio ocurre en momentos en que ya se ha vacunado a más de 9 millones de personas, de los 19 millones de habitantes del estado, lo que representa que al menos el 30% de todos los neoyorquinos han recibido ya al menos una dosis.

“A medida que continuamos ampliando la elegibilidad, Nueva York se esforzará por hacer que la vacuna sea accesible para todas las comunidades para garantizar la equidad, en particular para las comunidades de color que a menudo se quedan atrás”, dijo el Gobernador, agregado que ya podemos ver la luz al final del túnel, “pero hasta que lleguemos allí, es más importante que nunca para todos y cada uno de los neoyorquinos usar una máscara, distanciarse socialmente y seguir todas las pautas de seguridad “.

Biden extiende moratoria federal a desalojos de inquilinos

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden prorrogó el lunes una moratoria federal a los desalojos de inquilinos que se han atrasado con el pago del alquiler durante la pandemia de coronavirus.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se movilizaron para extender la protección implementada durante la pandemia, la cual iba a expirar el miércoles. La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio.


La prohibición, implementada el año pasado, ofrece una protección a los inquilinos ante la preocupación de que las familias que pierdan sus hogares y se muden a albergues o vivan en condiciones de hacinamiento con familiares o amigos durante la pandemia aumenten la propagación del coronavirus, que ha provocado más de 545,000 muertes en Estados Unidos.


Para calificar para la protección de vivienda, los inquilinos deben ganar 198,000 dólares o menos al año para parejas que presenten la solicitud juntas, o 99,000 dólares para los solicitantes solos. También deben demostrar que han buscado ayuda del gobierno para poder pagar la renta, declarar que no pueden pagarla por estragos causados por el COVID-19 y afirmar que es probable que se vuelvan indigentes si son desalojados.


En febrero, el presidente Biden extendió una prohibición a los embargos hipotecarios al 30 de junio para ayudar a los propietarios de viviendas que tienen problemas durante la pandemia.

Los defensores de la vivienda habían esperado que se extendiera la moratoria de desalojo y estuvieron presionando al gobierno de Biden, señalando que apenas inicia la recuperación económica del país.

EEEUU bate récord al aplicar hoy 3.5 millones de vacunas en un solo día

Estados Unidos batió récord de vacunación en un día al aplicar 3.5 millones de dosis contra el coronavirus en las últimas horas, informó Andy Slavitt, asesor principal de la Casa Blanca para la respuesta al COVID-19.

Mediante su cuenta de Twitter Slavitt detalló que la cobertura con la primera dosis a adultos mayores de 75 años llegó al 73% de la población de ese sector, mientras que el 36% de adultos ya ha sido inmunizado también con la primera dosis.

El récord de vacunación se da a unas horas de que el presidente Joe Biden anunciara una nueva meta de inmunización contra el COVID-19 para la población estadounidense mediante una inversión de $10,000 millones de dólares para aumentar el acceso a las vacunas en las áreas más afectadas.

La Casa Blanca dijo que esta financiación proviene “en gran parte” del Plan de Rescate Estadounidense recientemente aprobado.

Estados Unidos alcanzó este viernes 30,151,278 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 548,052 fallecidos por la enfermedad, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 58,618 muertos, seguido por Nueva York con 49,848, Texas con 47,947, Florida con 33,116, Pensilvania 24,932, Nueva Jersey 24,358 e Illinois 23,472 muertos.

Con información de La Opinión.com

EEUU sube la meta a 200 millones de vacunas durante los primeros 100 días de gobierno de Biden

El presidente Joe Biden se propuso un nuevo reto: alcanzar la aplicación de 200 millones de vacunas contra COVID-19 durante los primeros 100 días de gobierno.

“Sé que es ambicioso”, reconoció durante su primera conferencia de prensa. “(Es) el doble de nuestro objetivo original, pero ningún otro país del mundo se ha acercado, ni siquiera cerca de lo que estamos haciendo. Creo que podemos hacerlo”.

Según el rastreo de vacunas de The New York Times, Estados Unidos ya aplicado casi 130 millones y este martes, la Casa Blanca anunció una nueva inversión de $10,000 millones de dólares para ampliar la vacunación en grupos vulnerables, incluidas comunidades de color, como latinos.

“El 8 de diciembre, indiqué que esperaba conseguir 100 millones de vacunas en los brazos de la gente en mis primeros 100 días”, dijo el presidente.

El mandatario comenzó su primera conferencia de prensa con un pequeño discurso.

“Cumplimos esa meta la semana pasada por el día 58, 42 días antes de lo programado”, continuó. “Ahora, hoy estoy estableciendo la segunda meta… para mi día 100 en el cargo habremos administrado 200 millones de vacunas… Así es, 200 millones de vacunas en 100 días”.

En medio de la presión de representantes demócratas por retrasos en la ayuda de $1,400 dólares a grupos vulnerables, unos 30 millones de personas –incluidos veteranos–, el presidente Biden presumió que ya se enviaron más de 100 millones de depósitos y cheques.

El mandatario se dijo esperanzado en que la economía se recuperará pronto.

“La mayoría de los pronosticadores económicos han aumentado significativamente su proyección sobre el crecimiento económico que tendrá lugar este año”, dijo.

Presumió el reciente reporte de reducción de reclamaciones de seguro de desempleo, el más bajo desde que inició la pandemia.

“Por primera vez en un año… el número ha caído por debajo del nivel pre-pandémico”, dijo.

Con información de La Opinión.com

Reportan que uno de cada 6 adultos está completamente vacunado contra el COVID en EEUU

Uno de cada seis adultos de Estados Unidos está completamente vacunado contra el COVID-19, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Un reporte de Los Angeles Times señala que un total de 42.979.656 personas mayores de 18 años se encuentran ya íntegramente inmunizadas, es decir, el 16,7 % de la población adulta del país, de los que el 40 % son mayores de 65 años.

En suma, EEUU ha administrado 121.441.497 dosis de las vacunas contra la covid-19.

Hasta el momento, las autoridades del país han dado luz verde para uso de emergencia a los preparados de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson (los dos primeros requieren de dos dosis administradas con varias semanas de diferencia, mientras que el segundo es monodosis).

Unas 21 millones de personas adultas están completamente inmunizadas con el suero de Pfizer; 19,7 millones han recibido las dos dosis de la vacuna de Moderna; y 2,15 millones han sido inoculadas con la de Johnson & Johnson.

El Gobierno del presidente Joe Biden superó el viernes el objetivo que él mismo se marcó al inicio de su mandato de administrar 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días en el poder, cuando ayer se cumplían 58 días de su presidencia.

Ante el buen ritmo de la inmunización, el mandatario no ha descartado doblar esa meta y que se alcancen los 200 millones de vacunas administradas hacia el 30 de abril, el día 100 de su mandato.

EEUU ya llegó la semana pasada a los 100 millones de dosis administradas desde que comenzó la campaña de vacunación el 14 de diciembre, cuando el ahora expresidente Donald Trump todavía estaba en la Casa Blanca.

Pese a este avance de la inmunización, solo la mitad de los trabajadores sanitarios (el 52 %) ha recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas en el país, según un sondeo publicado por el diario “The Washington Post” y por la Kaiser Family Fundation.

Entre los que no han sido inoculados aún, el 18 % afirmaron que tienen intención de vacunarse, frente al 12 % que todavía no lo han decidido y el 18 % que lo rechazan.

Uno de cada tres encuestados señaló que no se fía de la seguridad de los sueros, al considerar que no han sido probados lo suficiente.

En este estudio, desarrollado entre el 11 de febrero y el 7 de marzo, fueron preguntados 1.327 trabajadores sanitarios de todo el país.

EEUU enviará vacunas contra COVID-19 a México a condición de que AMLO sirva de muro a inmigrantes

El presidente Joe Biden aceptó enviar a México 2.5 millones de vacunas de Astra-Zeneca contra COVID-19, la cual no ha sido aprobada por la FDA.

Según The Washington Post, la Administración Biden habría condicionado al gobierno del mexicano Andrés Manuel López Obrador el envío de las vacunas contra COVID-19, a su ayuda para controlar el flujo de migrantes en la frontera.

Biden aceptó enviar también 1.5 millones de vacunas a Canadá. Las dosis están almacenadas y el gobierno esperaba la aprobación de la FDA, además de afirmar que esto no afectará el suministro de la dosis en el país.

Aunque funcionarios mexicanos y estadounidenses afirman que el acuerdo no es “un quid pro quo”, la Administración Biden espera mayor ayuda de México para controlar la llegada de inmigrantes de Centroamérica.

“Más bien, Estados Unidos dejó en claro que buscó la ayuda de México para manejar una afluencia récord de adolescentes y niños centroamericanos”, indica el reporte.

Entre las acciones es que México podría recibir a miles de familias deportadas por EE.UU.

México se comprometió a recuperar a más familias centroamericanas ‘expulsadas’ en virtud de una orden de emergencia de salud de EE.UU., al tiempo que instó a Biden a compartir el suministro de vacunas de EE.UU., dijeron los funcionarios”, se indicó.

Un reporte de The New York Times confirma la presión de la Administración Biden a la de López Obrador.

“Biden le preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador de México en una videollamada este mes si se podía hacer más para ayudar a resolver el problema”, se indicó.

Desconocen magnitud de desperdicio de vacunas de COVID- 19 en Estados Unidos

Mientras millones de personas esperan su turno para recibir la vacuna contra el nuevo coronavirus, pequeñas cantidades de las valiosas dosis se han desperdiciado constantemente a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Es una realidad desoladora que los expertos siempre reconocieron que iba a ocurrir. Miles de dosis se han desperdiciado en Tennessee, Florida, Ohio y muchos otros estados. Las razones varían desde una deficiente forma de llevar registros hasta haber tirado a la basura cientos de dosis por accidente. Sin embargo, se desconoce cuántas dosis de la vacuna se han desechado, a pesar de que las autoridades locales aseguran que la cifra sigue siendo baja.

Desde luego, el desperdicio es algo común en las campañas de vacunación a nivel mundial. Por ejemplo, cada año se tiran millones de dosis de la vacuna contra la influenza. De acuerdo con un estimado de la Organización Mundial de la Salud, hasta la mitad de las vacunas de campañas anteriores a nivel internacional se han desperdiciado debido a un mal manejo de ellas, a que nadie las pidió o a que caducaron.

En comparación, el desperdicio de la vacuna contra el nuevo coronavirus parece ser bastante pequeño, aunque el gobierno estadounidense aún no ha publicado cifras que permitan conocer la magnitud. Las autoridades han dicho que eso podría cambiar pronto, a medida que se recopila más información de los estados.

Mientras tanto, las agencias de salud estatales son mucho más proclives a pregonar lo rápido que han administrado las vacunas, al tiempo que permanecen calladas sobre el número de dosis que terminan en la basura.

El Departamento de Salud de Ohio se rehúso a utilizar el término “desperdiciadas” cuando The Associated Press preguntó por una cifra total de dosis que han terminado en la basura. En lugar de eso, una portavoz de la agencia dijo que el estado monitorea las vacunas “inservibles” reportadas por los proveedores estatales.

“Con 3,2 millones de dosis administradas hasta el 9 de marzo de 2021, las 3.396 dosis inservibles reportadas por los proveedores estatales representan alrededor del 0,1% de las dosis administradas, menos de la expectativa de los CDC de un 5% de dosis inservibles”, dijo en un correo electrónico Alicia Shoults, del Departamento de Salud de Ohio, utilizando las siglas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En Tennessee, las dosis desperdiciadas, arruinadas o inservibles no son informadas públicamente en el registro en línea de las vacunas contra COVID-19 del estado.

Y en Florida, el director de salud pública del estado, el doctor Scott Rivkees, recientemente pidió una auditoría luego de que se reportaron más de 1.000 dosis de vacunas dañadas el mes pasado en el condado de Palm Beach. Cuando se pidió una revisión de esa auditoría, el estado dijo esta semana que proporcionaría esos documentos a través de una solicitud de registros públicos, la cual seguía elaborando.

El gobierno federal también se ha abstenido de publicar las cifras de dosis arruinadas o inservibles, aunque señaló que los estados deberían de reportar ese desperdicio.

EEUU supera las 100 millones de dosis de vacunas administradas

Estados Unidos superó este viernes las 100 millones de dosis de la vacuna contra la covid-19 administradas desde diciembre, que han permitido inmunizar por ahora a más de 35 millones de adultos en el país más afectado del mundo por la pandemia.

Según el último balance de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés), hasta este viernes se han administrado 101.128.005 dosis en todo el país de las vacunas autorizadas en el país, las de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

Eso ha permitido que más de 65 millones de adultos reciban al menos una dosis de la vacuna, y que ya haya 35 millones completamente inmunizados, lo que equivale al 13,5 % de la población estadounidense mayor de 18 años, precisaron los CDC.

El balance del CDC incluye todas las dosis administradas desde que se empezó a vacunar en Estados Unidos, a mediados de diciembre, bajo el mandato del expresidente Donald Trump.

Por eso, el hito alcanzado este viernes no implica que se haya cumplido todavía la promesa que hizo el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, de que en sus 100 primeros días en el poder se administrarían 100 millones de dosis de la vacuna.

Desde que Biden llegó al poder el pasado 20 de enero, se han suministrado más de 81,6 millones de dosis, según un contador elaborado por la cadena NBC News.

El mandatario estadounidense calculó este jueves que el rápido ritmo de vacunación en el país le permitirá cumplir mucho antes de lo previsto su promesa de llegar a las 100 millones de dosis bajo su mandato, y pronosticó que lo hará antes de alcanzar 60 días en la Casa Blanca, es decir, antes del 21 de marzo.

Si mantiene su ritmo actual de más de dos millones de vacunas administradas al día en el país, la Casa Blanca logrará ese objetivo para el 21 de marzo, dado que Biden se encuentra este viernes en su día 51 en el poder.

En su primer discurso a la nación, Biden ordenó este jueves a los estados del país garantizar que todos los adultos del país puedan pedir cita para vacunarse cuando llegue mayo, con el objetivo de que Estados Unidos pueda retomar cierta normalidad, con reuniones en grupos pequeños, para el festivo del 4 de julio.

Joe Biden organizó homenaje a los 500,000 muertos por COVID-19 en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, homenajeó al más de medio millón de muertos por la COVID-19 en el país y aseguró que “hay luz en la oscuridad”, antes de guardar un minuto de silencio junto a la vicepresidenta Kamala Harris por los fallecidos.

Les pedimos (a los estadounidenses) que se unan a nosotros para recordar, para poder sanar, para hallar un propósito en la tarea por delante, para mostrar que hay luz en la oscuridad“, dijo Biden en un emotivo discurso televisado desde la Casa Blanca.

Sobre las 16:40 hora local de la costa este (21:40 hora GMT), EE.UU. rebasó este lunes el medio millón de muertos por la pandemia, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Ante estas cifras, el presidente instó a “resistir volverse insensible ante el dolor”: “Tenemos que resistir ver cada vida como una estadística, o un anuncio o en las noticias”.

Y agregó que “igualmente importantes es cuidar a los que se han quedado atrás, a los seres queridos que se han quedado”.

“Para algunos de ustedes -siguió-, ha sido un año, un mes, una semana, un día, incluso una hora. Y sé que cuando miran a esa silla vacía en la mesa de la cocina, vuelve todo (a la cabeza), no importa cuánto tiempo ha pasado, como si hubiera pasado justo en el momento en que usted mira la escena“.

Fauci pronostica que es “posible” que estadounidenses tengan que llevar mascarillas en 2022

El doctor Anthony Fauci dijo este domingo que es “posible” que los estadounidenses todavía necesitarán llevar mascarillas en 2020 para protegerse contra el coronavirus, incluso si el país alcanza “un grado significante(mente) bueno” al final de este año.

“Sabes, creo que es posible que ese sea el caso y, de nuevo, realmente depende de que lo veamos normal”, dijo Fauci en el programa de CNN, ‘State of the Union’. La conductora Dana Bash le había preguntado precisamente si todavía será necesario llevar cubrebocas el próximo año.

Las palabras del máximo experto de la Casa Blanca en enfermedades infecciosas llegan en un momento en el que el país se acerca a las 500,000 muertes por COVID-19 y cuando hace casi un año que comenzó la lucha contra el virus.

Aunque Estados Unidos está continuamente implementando vacunas de manera constante para combatir la pandemia, Fauci enfatizó la importancia de las medidas de mitigación para continuar con la lucha también contra las nuevas variantes. El doctor reconoció también que los estadounidenses están sintiendo la llamada fatiga pandémica desde hace meses.

“A medida que nos adentremos en el otoño y el invierno, para finales de año, estoy completamente de acuerdo con el presidente (estadounidense, Joe Biden) en que nos acercaremos a un grado de normalidad”, afirmó en el mismo programa el epidemiólogo, quien vaticinó que para julio próximo Estados Unidos tendrá suficientes vacunas para “vacunar a prácticamente todo el mundo”.

Biden, quien asumió el poder el pasado 20 de enero, ha pronosticado que en febrero se superará el medio millón de fallecidos y que en total morirán más de 600,000 personas.

El doctor Fauci reconoció también que el número de casos positivos está disminuyendo y estimó que el “grado de normalidad” que podemos alcanzar en 2022 puede ir vinculado a la necesidad de usar mascarillas. Sin embargo, os decesos que ha causado la pandemia han superado ya las cifras estadounidenses de caídos en batallas, a excepción de la Guerra Civil o la de Secesión.

Con información de Efe

Ancianos sin familia o amigos se quedan atrás en la carrera para vacunarse

Está surgiendo una división entre quienes “tienen” y quienes “no tienen” mientras los adultos mayores de todo el país pasan apuros para conseguir las vacunas contra el COVID-19.

Las personas mayores que cuentan con la ayuda de familiares o amigos están consiguiendo citas para las vacunas, aun cuando tarden días en conseguirlas. Los que no tienen apoyos sociales fiables están quedando fuera.

Los ancianos que pueden conducir (o que pueden conseguir que otras personas los lleven) están trasladándose a los lugares donde las vacunas están disponibles, cruzando fronteras de ciudades o de condados para hacerlo. Los que no disponen de transporte privado, deben conformarse con lo que haya cerca.

Los adultos mayores que dominan dispositivos y tienen servicio de internet reciben avisos de disponibilidad de vacunas y pueden inscribirse en línea para las citas. Los que no pueden permitirse servicios de banda ancha o no utilizan computadoras o aplicaciones para teléfonos inteligentes probablemente se pierden la información sobre las vacunas y las citas.

Todavía no se ha documentado el alcance de este fenómeno. Pero los expertos lo comentan en diversos foros, al igual que los adultos mayores y los familiares.

“Me preocupa mucho que las barreras para recibir las vacunas estén teniendo un impacto desigual en nuestra población de edad avanzada”, comentó el doctor XinQi Dong, director del Institute for Health, Health Policy and Aging Research de la Rutgers University.

Estas barreras parecen afectar de forma desproporcionada a los ancianos afroamericanos e hispanos, así como a las personas cuya lengua materna no es el inglés; a los adultos mayores que viven en barrios de bajos ingresos; a los ancianos frágiles, gravemente enfermos o confinados en casa, y a los que tienen problemas de visión y audición.

“La pregunta es: ‘¿Quién va a recibir las vacunas?’; ¿los adultos mayores con conocimientos de tecnología, con recursos económicos y familiares que les ayuden, o las poblaciones más difíciles de alcanzar?”, preguntó Abraham “Ab” Brody, profesor asociado de enfermería y medicina en la New York University.

“Si los ancianos de color y las personas que viven en barrios pobres no pueden encontrar la manera de vacunarse, se van a ampliar las disparidades que han surgido durante la pandemia”, señaló.

La evidencia preliminar de un análisis de KHN indica que esto parece estar ocurriendo. En 23 estados que informan de los datos de vacunación por raza, los afroamericanos se están vacunando a un ritmo mucho menor que los blancos, según su porcentaje de población. Los datos sobre los hispanos sugieren disparidades similares, pero son incompletos.

Aunque los datos no están ajustados por edad, los ancianos afroamericanos e hispanos han sido mucho más propensos a enfermar gravemente y morir de COVID que los ancianos blancos durante la pandemia, según otra evidencia.

Estados Unidos supera los 450.000 fallecidos por la pandemia

Estados Unidos alcanzó ayer miércoles 26.545.905 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 450.273 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este es el balance a las 20.00 hora local (01.00 GMT del jueves) es de 3.540 muertes más que el martes y de 118.507 nuevas infecciones.

El estado de Nueva York sigue como el más golpeado del país por la pandemia con 44.148 muertos, seguido por California (42.035), Texas (38.036), Florida (27.019), Pensilvania (21.919), Nueva Jersey (21.693) e Illinois (21.420).

Otros estados con un gran número de fallecidos son Michigan (15.644), Massachusetts (14.708), Georgia (14.587) y Arizona (13.576).

En cuanto a contagios, California suma 3.360.47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU.443.942 e Illinois es quinto con 1.134.231.

El balance provisional de fallecidos -450.273- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pronosticado que en febrero se superará el medio millón de fallecidos y que en total morirán más de 600.000.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de mayo habrán muerto unos 595.000.