Tag: COVID-19 EN ESTADOS UNIDOS

California: reportan un millón de contagios de Covid-19 en menos de un mes

El efecto de las fiestas de diciembre se sigue reflejando en California con altas cifras de contagios y este miércoles el estado ha llegado a los 2.5 millones de casos totales del coronavirus.

Las autoridades de salud reportaron el miércoles 29,892 nuevos casos, pero con los nuevos contagios a lo largo del día la cifra superó los 2.5 millones según la base de datos de Los Angeles Times.

El reporte oficial del día incluye 459 fallecimientos para elevar la cifra global a 27,462.

Las cifras muestran que en menos de un mes se han registrado más de 1 millón de nuevos casos, pues el 11 de diciembre el total de casos era de menos de 1.5 millones en California. Y lo peor de todo es que aún se cree que viene lo peor.

En el sur de California los casos de COVID-19 se han multiplicado, los hospitales se han saturado  e incluso no es muy sencillo poder hacerse la prueba del coronavirus. El Condado de Los Ángeles llegó el martes a las 11,000 muertes y se encaminaba al millón de casos.

La tasa de pruebas que han dado positivo en Los Ángeles se ha quintuplicado desde el 1 de noviembre, cuando era de un 4%. Para la noche de Año Nuevo ya era de 22%, según datos oficiales.

“Hoy me encuentro más preocupada que nunca antes”, dijo Bárbara Ferrer, la directora de salud pública del condado angelino. “Esta es una crisis de salud de proporciones épicas y necesitamos que todos utilicen las herramientas correctas a las que tienen acceso para ayudarnos a reducir la transmisión de este virus mortal”.

En cuanto a la capacidad hospitalaria en cuidados intensivos en el estado, la región denominada Sur de California y la del Valle de San Joaquín continúan con 0%, mientras que el Área de la Bahía presenta un 7.4%, el Gran Sacramento 11.1% y el Norte de California 24.4.

Estados Unidos registra récord de muertes diarias por el virus chino con 3.930 fallecidos

Estados Unidos registró el martes un récord de muertes por COVID-19 en 24 horas, con más de 3,930 fallecidos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins, centro de referencia en la materia.

Al mismo tiempo, el país contabiliza más de 250,000 nuevos contagios, según un conteo efectuado por la AFP de las cifras de la universidad, que se actualizan continuamente.

El número de personas hospitalizadas también ha alcanzado un nivel sin precedentes desde el comienzo de la pandemia, con más de 131,000 pacientes ocupando camas debido al coronavirus, según los datos del Covid Tracking Project.

Biden advirtió que a EEUU le esperan unas semanas o meses “muy duros”

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que Estados Unidos vivirá en las próximas semanas y meses un período muy difícil”, acaso “el más duro de toda la pandemia”, en momentos en que el país batió otro récord de muertes diarias.

“Las próximas semanas y meses serán un período muy difícil para nuestra nación, quizás el más duro de toda la pandemia”, tuiteó este el demócrata. “Pero vamos a superarlo”, añadió con la misma seguridad.

“Se acercan días más brillantes, pero se necesitará todo el valor y la determinación que tenemos como estadounidenses para hacerlo”, destacó Biden, quien entre otras cosas alienta a la población estadounidense a darse la vacuna. Él mismo fue uno de los primeros dirigentes en recibir la vacuna.

Biden ya había anticipado la semana pasada que “los días más oscuros” en la batalla contra la pandemia “están por delante de nosotros, no detrás de nosotros”, e instó a los estadounidenses a prepararse para la lucha.

Suben acciones de Wall Street tras firma de Trump de paquete de ayuda

Los precios de las acciones cerraron en niveles récord el lunes en Wall Street, luego que el presidente Donald Trump accedió a firmar un paquete de ayuda por 900.000 millones de dólares que reduce la incertidumbre en un momento en que el gobierno reimpone restricciones a los viajes y a los negocios en respuesta a una nueva variante de coronavirus.

La medida también incluye dinero para otras funciones del gobierno hasta septiembre.

Algunas compañías que han sido de las más afectadas durante la pandemia — restaurantes, aerolíneas, cruceros — estuvieron entre las principales ganadoras. American Airlines subió 2,6%, Norwegian Cruise Lines ganó 2,9% y Carnival 4,2%.

El índice S&P 500 subió 32,3 puntos —0,87%— hasta 3.735,36. El Dow Jones avanzó 204 unidades — 0,68%_, ubicándose en 30.47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKUenteros —0,4%— a 1.996,25.

Wall Street tenía esperanzas desde la semana pasada de que Trump se retractaría de su amenaza de veto y despejaría el camino para otorgar más ayuda financiera a personas y negocios atribulados.

Trump firmó la medida el domingo por la noche pese a sus objeciones. El presidente había pedido pagos individuales más altos para los estadounidenses, algo que los demócratas respaldan, pero que es improbable que sea tomado en cuenta en un Senado controlado por los republicanos

La economía estadounidense continúa deteriorándose bajo el peso de los extendidos brotes del coronavirus, las infecciones y las hospitalizaciones, por lo que la promesa de más apoyo para millones de personas ayuda a reducir la incertidumbre en medio de la reimposición de restricciones a los viajes y los negocios.

“Por mucho, es una especie de optimismo amplio, de que hasta ahora va bien la distribución de las vacunas, y la ley de estímulo para cerrar la brecha”, dijo Ross Mayfield, estratega de inversiones en Baird. “Es realmente sólo una continuación de la fortaleza más amplia que hemos estado viendo en los últimos meses”.

Las acciones también recibieron un impulso por la temporada, dijo Mayfield. El mercado tiende a subir en los últimos cinco días de sesiones en diciembre y los dos primeros en enero, un fenómeno conocido como el “Alza de Santa Claus”. Desde 1950, el S&P 500 ha subido en promedio 1,3 en esos siete días.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro cerraron mixtos. El del bono a 10 años se ubicó en 0,92%.

EEUU supera 19 millones de casos de coronavirus

Estados Unidos superó el domingo los 19 millones de casos confirmados de coronavirus desde que comenzó la pandemia, según información compilada por la Universidad Johns Hopkins.

El país rebasó esa marca apenas seis días después de que llegó a 18 millones. El número de casos confirmados en la nación se ha duplicado en menos de dos meses.

Los fallecimientos por COVID-19 en Estados Unidos también han estado aumentando, y ahora suman más de 332.000, lo que equivale a más de una muerte por cada 1.000 estadounidenses. Hasta el sábado, el país tenía 331 millones de habitantes aproximadamente, según la Oficina del Censo.

En Estados Unidos vive aproximadamente el 4% de la población del mundo, pero ha registrado cerca del 24% de todos sus casos de coronavirus y 19% de las muertes por COVID-19. Sin embargo, los expertos de salud creen que muchos casos no han sido reportados, tanto en el país como en el extranjero.

Mike Pence se vacuna contra la Covid-19 en un acto público

El aún vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ya se ha vacunado contra la Covid-19. Pence ha recibido la vacuna de Pfizer/Biontech en un acto público donde se han vacunado también otros cargos de la Casa Blanca.

Estados Unidos ya había anunciado que iba a hacer una campaña pública para fomentar la vacunación en la que se inocularían expresidentes del país, como George W. Bush o Barack Obama.

En este sentido, Mike Pence es el primer miembro de la Administración en recibir la vacuna contra el coronavirus, en un acto público, para demostrar que la vacuna es segura y eficaz, y animar a los ciudadanos a que sigan su ejemplo.

Joe Biden y Kamala Harris, próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, también se vacunarán de forma pública en las próximas semanas. 

Biden anunció el martes que Anthony Fauci, el principal experto del país en enfermedades infecciosas, le recomendó que se aplique la vacuna “lo más pronto posible”.

El aún vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ya se ha vacunado contra la Covid-19. Pence ha recibido la vacuna de Pfizer/Biontech en un acto público donde se han vacunado también otros cargos de la Casa Blanca.

Estados Unidos ya había anunciado que iba a hacer una campaña pública para fomentar la vacunación en la que se inocularían expresidentes del país, como George W. Bush o Barack Obama.

En este sentido, Mike Pence es el primer miembro de la Administración en recibir la vacuna contra el coronavirus, en un acto público, para demostrar que la vacuna es segura y eficaz, y animar a los ciudadanos a que sigan su ejemplo.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1339923199761543168&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.elespanol.com%2Fmundo%2Famerica%2Feeuu%2F20201218%2Fmike-pence-vacuna-covid-19-acto-publico%2F544446256_0.html&siteScreenName=elespanolcom&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Joe Biden y Kamala Harris, próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, también se vacunarán de forma pública en las próximas semanas. 

Biden anunció el martes que Anthony Fauci, el principal experto del país en enfermedades infecciosas, le recomendó que se aplique la vacuna “lo más pronto posible”.https://www.dailymotion.com/embed/video/x7y607r?ui-logo=false&endscreen-enable=false

Mike Pence se vacuna contra la Covid-19 en un acto público

El presidente electo ha señalado que los trabajadores de salud y a las personas más vulnerables seguirán siendo la principal prioridad, pero ha subrayado que es importante que él se inocule públicamente para generar confianza entre los estadounidenses para que se vacunen.

“No quiero saltarme la cola, pero sí quiero asegurarme que le demostramos al pueblo estadounidense que es seguro ponérsela”, afirmó.

EEUU reporta 3.700 muertos y 500.000 contagios de Coronavirus en 24 horas

Estados Unidos registró ayer miércoles más de 3.700 muertos y 250.000 casos de COVID-19 en 24 horas, un doble récord desde el comienzo de la pandemia, según cifras de la universidad Johns Hopkins.

El país ha registrado un impresionante crecimiento de los contagios en el último mes y actualmente unas 113.000 personas están hospitalizadas por el virus, según datos del Departamento de Salud.

El balance total a las 20.00 hora local (01.00 GMT del jueves) era de 16.931.636 casos y 307.076 muertos.

El estado de Nueva York continúa siendo el más golpeado del país por la pandemia con 35.927 muertos, seguido por Texas (24.896), California (21.654), Florida (20.204) y Nueva Jersey (18.003).

Otros estados con un gran número de muertos son Illinois (15.777), Pensilvania (13.109), Michigan (11.588), Massachusetts (11.513) y Georgia (10.228).

Enfermera con alergia a vacuna en Alaska

Mientras, una trabajadora sanitaria de Alaska sufrió una reacción alérgica grave después de recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech y está ahora hospitalizada, pero estable, según un informe divulgado el miércoles.

El diario The New York Times reportó que la persona recibió su dosis el martes, mientras que Pfizer confirmó que estaba trabajando con las autoridades locales para investigar el incidente.

“Todavía no tenemos todos los detalles del informe de Alaska sobre posibles reacciones alérgicas graves, pero estamos trabajando activamente con las autoridades de salud locales para evaluar” el caso, declaró un portavoz de Pfizer.

“Supervisaremos de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el texto de la etiqueta si es necesario”, agregó.

ESPERANZA: Enfermera de Nueva York recibe la primera vacuna anti-Covid 19 en EEUU

Los hospitales en Estados Unidos empezaron hoy a desempacar las valiosas cajas congeladas de la vacuna contra el coronavirus y las primeras inoculaciones se esperan en breve, en un histórico intento por frenar la enfermedad que ha matado a casi 300,000 personas en el país.

“Se siente que la caballería llega al rescate”, indicó Robert C. Garrett, director general de Hackensack Meridian Health, en momentos en que la mayor empresa de salud de Nueva Jersey esperaba la llegada del medicamento.

La vacuna, elaborada en conjunto por la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, es la primera en ser aprobada por el la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y será usada en la mayor campaña de vacunación en la historia del país. Otros países han aprobado la vacuna también, como por ejemplo Gran Bretaña que empezó a vacunar a su población la semana pasada.

En Estados Unidos, los primeros en ser vacunados serán personal médico y residentes de albergues de ancianos. La esperanza que embarga a esos sectores de la población se ve atemperada por la tristeza ante la gran cantidad de fallecimientos, y la fatiga tras una intensa lucha de meses contra una pandemia que sigue causando estragos en todo el mundo.

“Esto es como estar casi al final de un maratón: uno está exhausto pero a la vez sabe que se acerca el final”, comentó el doctor Chris Dale, de Swedish Health Services en Seattle.

Las primeras de las tres millones de dosis empezaron ayer a ser transportadas por camión o avión desde la fábrica de Pfizer en Kalamazoo, Michigan. Todas son cuidadosamente empacadas en hielo seco a fin de garantizar que permanezcan en temperaturas gélida para que no pierdan su efectividad. Una vez lleguen a los respectivos centros de distribución, cada estado decidirá dónde empezar a aplicarlas.

El personal de algunos hospitales del país se pasó el fin de semana escrutando los sitios web de las compañías de transporte FedEx y UPS a fin de rastrear la trayectoria de sus envíos.

Cada semana saldrán más vacunas Pfizer-BioNTech y en pocos días la FDA evaluará la posibilidad de aprobar otra versión de la vacuna, fabricada por Moderna Inc.

COVID-19: panel de la FDA da luz verde a la vacuna de Pfizer

El panel asesor de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos, un grupo de científicos independiente que asesora a la entidad federal, acaba de dar luz verde el 10 de diciembre al uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 del laboratorio Pfizer.

La FDA siempre sigue el consejo del panel asesor, lo que significa que la vacuna se estará aplicando a los grupos de riesgo antes de Navidad.

Hubo 17 votos a favor, cuatro en contra y una abstención.

El panel dijo que los beneficios superan los riesgos de esta vacuna para administrar a personas de 16 años y más.

La aprobación del uso de emergencia significa que la FDA acelera lo que habitualmente suele ser un proceso burocrático que lleva un par de años.

Esta decisión del panel de expertos acelera la distribución de la vacuna, que ya está empacada y lista para distribuirse en distintos hospitales y centros de salud, y comenzar a administrarla.

Frente a una pandemia, los tiempos se aceleran para frenar la propagación del coronavirus.

Esta primera vacuna llegará primero a los grupos prioritarios, que constituyen casi la mitad de la población de los Estados Unidos: 21 millones de trabajadores de salud, 3 millones de residentes en centros de cuidados a largo plazo, 66 millones de trabajadores esenciales, más de 100 millones de adultos con afecciones de alto riesgo y 53 millones de adultos de 65 años o más.

El desafío en cuanto a los adultos mayores es organizar la vacunación de los que viven en sus casas, solos o con familia, como ocurre muchas familias hispanas.

Hay 2 millones de adultos mayores que no pueden salir de sus casas, y 5.3 millones con impedimentos físicos que les impiden desplazarse.

Dado que los suministros iniciales de vacunas son limitados, será inevitable establecer prioridades. En la práctica, esto significa que hospitales y médicos identificarían a los adultos mayores que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de COVID-19 para ofrecerles vacunas antes que a otros mayores.

Al pedir la aprobación de uso de emergencia, la vacuna de Pfizer se encontraba en fase 3 de la investigación, con más de 44,000 participantes en los Estados Unidos, Brasil, Argentina y Alemania.

Esta vacuna genera una fuerte respuesta inmune en el organismo que, según información conocida la semana del 16 de noviembre, prevendría el 94.5% de las infecciones por el coronavirus.

Requiere de dos dosis para comenzar a producir inmunidad, con diferencia de un mes.

Las empresas que la producen, la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, dicen que producirán 100 millones de dosis para finales de 2020, y más de 1,000 millones para finales de 2021.

EEUU registró cerca de 220.000 casos del Coronavirus en un día

Estados Unidos registró ayer martes cerca de 220.000 nuevos contagios de COVID-19 en 24 horas, un nivel cercano a los récords registrados en los últimos días en el país, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El país ha contabilizado cerca de 2.500 muertes más de COVID-19 en el último día, según el balance que realiza diariamente a las 20H30 horas locales la universidad.

Los funcionarios de salud estadounidenses preveían este aumento de la transmisión del coronavirus después de que millones de estadounidenses viajaran el Día de Acción de Gracias, hace 10 días, a pesar de los llamados para quedarse en casa.

Más de 100.000 personas están hospitalizadas en el país debido al COVID-19. Ante el fuerte repunte de la epidemia que sufre el país desde hace varias semanas, los estadounidenses se aferran a la esperanza de la inminente campaña de vacunación.

Las autoridades sanitarias podrían autorizar la vacuna de los laboratorios Pfizer y BioNTech en los próximos días y la de Moderna a partir de la semana que viene.

Trump y McConnell respaldarían nuevo paquete de ayuda por Covid-19

Se prevé que una propuesta de ayuda económica por el COVID-19 obtenga el respaldo del presidente Donald Trump y del líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell, pero no incluirá pagos directos por 1.200 dólares a la mayoría de los estadounidenses, dice un senador republicano involucrado en las negociaciones bipartidistas.

“El presidente Trump ha indicado que firmaría un paquete de 908.000 millones de dólares… sólo hay un paquete por 908.000 millones y es nuestro”, dijo el senador Bill Cassidy el domingo. “El dolor de los estadounidenses está impulsando esto, y me siento optimista de que ambos líderes lo respaldarán”.

Con el tiempo agotándose, legisladores de ambos partidos estaban definiendo la redacción final de un proyecto de ley de ayuda por la pandemia que proporcionaría unos 300 dólares adicionales en subsidios por desempleo a la semana, dejando la cuestión de los pagos por 1.200 dólares en manos del presidente electo Joe Biden para que intente impulsarla con un nuevo Congreso el próximo año.

Se tiene previsto que el paquete sea presentado el lunes y estaría vinculado a un proyecto de ley presupuestario de fin de año, el cual es necesario para evitar un cierre del gobierno el próximo fin de semana.

Los pagos en efectivo fueron una medida popular cuando se distribuyeron por primera vez tras declararse la pandemia en el país, y el viernes Biden se dijo esperanzado de que hubiera una segunda ronda de pagos directos tras las negociaciones del fin de semana.

Pero los senadores involucrados en las negociaciones dijeron que los pagos no estarán incluidos, decisión que forma parte de la solución negociada bipartidista, incluso después de que el senador independiente Bernie Sanders y otros señalaron que eso podría ocasionar que se opusieran a la medida.

El senador Dick Durbin, el segundo demócrata de mayor rango en la cámara alta, dijo que excluir los pagos al tiempo que se asegura la ayuda a pequeños negocios y la asistencia a los arrendatarios era la única forma de llegar a un acuerdo con los republicanos, que están colocando límites firmes al precio final del proyecto.

Biden pidió al doctor Fauci formar parte de “equipo Covid”

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves (03.12.2020) que le pidió al principal especialista en enfermedades infecciosas del gobierno, Anthony Fauci, que permaneciera en su cargo y se una a su equipo COVID-19 después de que llegue a la Casa Blanca.

“Le pedí que permaneciera exactamente en el mismo papel que tuvo”, dijo Biden en una entrevista con CNN refiriéndose al experto de quien el presidente saliente, Donald Trump, sugirió que despediría después de las elecciones. “Y le pedí que fuera también mi asesor médico en jefe y formara parte del equipo Covid”, agregó.