COVID-19

Miles de migrantes alistan caravana desde el sur de México

Miles de migrantes, en su mayoría de Haití, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua, se preparan para partir en caravana desde el sureño municipio de Tapachula hasta la Ciudad de México, mientras las autoridades de Migración les exhortaban este miércoles (20.10.2020) a esperar en Chiapas la resolución de sus casos.

La denominada marcha “por la libertad, la dignidad y la paz” busca salir el próximo sábado desde Tapachula y en ella los extranjeros caminarán en cadenas humanas y pedirán a las autoridades mexicanas respeto para poder avanzar y lograr la regularización de su situación en alguna oficina administrativa del Instituto Nacional de Migración (INM) de la capital, según explicaron este miércoles a Efe.

“Tenemos toda la fe en que vamos a salir este 23 de octubre. Estamos haciendo un sacrificio, por lo que pedimos por todas las personas que vamos ya que vamos a caminar hasta donde llegue”, señaló a los medios la migrante guatemalteca Estela de León, quien viaja sola.

De León añadió que en su país existe mucha violencia, pobreza y extorsiones y, por ello, salió de allí, e indicó que su destino último en México es Tijuana, donde busca trabajar y tener una vida segura.

Instituciones saturadas por exceso de solicitudes

Desde hace varios meses, miles de migrantes de al menos 11 nacionalidades han buscado la manera de salir de Tapachula buscando avanzar en sus trámites ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) o el INM, instituciones saturadas por el volumen de solicitantes.

El diario local La Razón indicó que el INM pidió “a la población migrante que se encuentra en Chiapas y que tiene algún trámite de regularización en proceso, a esperarlo en esa entidad y no salir, ya que deben estar a disposición de los jueces”.

Según La Razón, unas cuatro mil personas se han inscrito para emprender el viaje a la capital del país.

Los migrantes se instalaron este miércoles fuera las instalaciones del Poder Judicial de Tapachula, donde entre oraciones pidieron a los jueces que les otorguen los amparos que les deben facilitar poder continuar sus viajes.

Este miércoles, los migrantes y los activistas en derechos humanos Irineo Mujica y Luis Rey García Villagrán llevaron 46 paquetes con peticiones de amparo a los jueces federales para que permitan a los migrantes salir de Tapachula en esta caminata.

Ola migratoria sin precedentes

El Instituto de Migración recordó a través de un comunicado que las personas con solicitudes de amparos no pueden ser deportadas siempre y cuando se mantengan “en el lugar donde se encuentren a disposición del órgano jurisdiccional de amparo” hasta que se dicte el fallo definitivo.

La región vive una ola migratoria sin precedentes desde comienzos de año con un flujo histórico de 147.000 indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212.000 migrantes detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de Estados Unidos.

A principios de septiembre, las autoridades mexicanas frustraron el avance de cuatro caravanas de migrantes que partieron desde Tapachula.

Varias agencias de la ONU y ONG criticaron el uso de la fuerza en los operativos para desmontar dichas caravanas.

Duque dice que Colombia no reconocerá “dictadura oprobiosa” en Venezuela

l presidente de Colombia, Iván Duque, reiteró este miércoles (20.10.2021) que su Gobierno no reconocerá a una “dictadura oprobiosa” como la de Venezuela, en respuesta a la iniciativa del Senado de crear una comisión legislativa bilateral para buscar la normalización de las relaciones con ese país.

“Una cosa en la que no nos podemos equivocar es en que lo que Colombia no va a hacer es reconocer una dictadura oprobiosa, corrupta, narcotraficante”, manifestó Duque en una declaración junto al secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, que llegó hoy de visita oficial a Bogotá.

Según Duque, reconocer al Gobierno de Nicolás Maduro, con el que Colombia no tiene relaciones diplomáticas, “sería una claudicación en los valores que ha defendido históricamente nuestro país”.

El presidente del Senado de Colombia, Juan Diego Gómez, afirmó el miércoles que la propuesta de crear una comisión legislativa bilateral para buscar la normalización de las relaciones con Venezuela, rotas desde febrero de 2019, es un mensaje para el Ejecutivo sobre la necesidad de avanzar en ese sentido. 

El Senado colombiano aprobó el martes por unanimidad una proposición que busca un acercamiento diplomático y comercial con Venezuela.

“Creo que esto puede ser un avance, tal vez un mensaje importante para la canciller Marta Lucía Ramírez y para el mismo presidente Iván Duque porque este es un asunto que no tiene ideología política, es un asunto comercial que yo diría es de países de frontera”, manifestó Gómez a periodistas.

El Senado colombiano aprobó el martes por unanimidad una proposición que busca un acercamiento diplomático y comercial con Venezuela, presentada por el senador Jorge Guevara, del partido Alianza Verde, decisión que fue comunicada al presidente del Parlamento de Venezuela, Jorge Rodríguez. 

Dicho acercamiento se haría mediante la creación de una comisión bilateral para trabajar por la “normalización de relaciones diplomáticas, relaciones comerciales y la verificación de las buenas prácticas comerciales” entre ambas naciones.

Venezuela rompió relaciones con Colombia el 23 de febrero de 2019, después de que el jefe de la oposición de ese país, Juan Guaidó, intentara entrar desde la ciudad colombiana de Cúcuta encabezando una caravana de vehículos con ayuda humanitaria, lo que terminó en violencia en la frontera. 

Estudio: latinos son los impulsores económicos de EEUU

a mayoría de los estadounidenses ahora piensa en los latinos como “contribuyentes” a la economía estadounidense, según una encuesta.

El 79% de los adultos no latinos encuestados estuvo de acuerdo con la afirmación de que “los latinos son un impulso económico“, mientras que en la misma encuesta de 2012 casi el mismo porcentaje dijo que los latinos estaban “aceptando trabajos”.

La producción económica de los latinos-estadounidenses los convertiría en la séptima economía más grande del mundo si fueran un país separado, y representan dos tercios de la fuerza laboral de los Estados Unidos, entre las tasas más altas.

Los latinos contribuyeron con más de la mitad del crecimiento de la población durante la última década y abrieron pequeñas empresas a un ritmo mucho mayor que otros grupos antes de la pandemia.

Pero aún persisten los estereotipos y conceptos erróneos. La mayoría de la gente cree que al menos un tercio de los latinos son indocumentados, cuando la cifra es sólo del 13%, y muchos todavía piensan en los latinos indocumentados como “buscadores de empleo”.© Proporcionado por El Diario

La mayoría de los encuestados piensa en los latinos como trabajadores agrícolas o trabajadores esenciales, no como creadores de negocios y empleos.

En resumen, los grupos detrás de la encuesta argumentan que estos hallazgos “contribuyen a la idea de que la inmigración ilegal o la falta de ciudadanía son las mayores barreras que enfrentan los latinos hoy”, eclipsando así otras barreras, como la falta de acceso de la comunidad a la banca o a empresas.

Congresistas acusan a exasesor de Trump por desacato

El comité de la Cámara Baja de Estados Unidos, que investiga el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, declaró ayer en desacato por negarse a comparecer ante los legisladores al ultraderechista Steve Bannon, un cercano aliado del expresidente Donald Trump.

El comité tomó la decisión por unanimidad, con los votos de los dos congresistas republicanos que integran el cuerpo, Liz Cheney y Adam Kinzinger, en una reunión vespertina que duró apenas unos 25 minutos.

La declaración de desacato por parte del comité investigador pasa ahora al pleno de la Cámara Baja, que se prevé que lo someta a votación este mismo jueves. De ser aprobada, algo presumible dada la mayoría demócrata, la declaración de desacato será entregada al Departamento de Justicia para que procese a Bannon.

Cualquier persona declarada culpable de desacato por parte de un tribunal federal puede enfrentarse a hasta un año de cárcel y a una multa de 100.000 dólares, según el Servicio de Investigación del Congreso.

El comité investigador quiere que Bannon testifique porque cree que el ultraderechista “tenía algún conocimiento previo sobre los extremos sucesos que podrían acontecer” el 6 de enero, cuando el Congreso tenía previsto certificar la victoria electoral de Biden y Trump había convocado una protesta cerca de la Casa Blanca.

El comité basa sus sospechas contra Bannon, entre otras cosas, en unas declaraciones que el líder ultraderechista, que fue asesor de Trump en la Casa Blanca, hizo en su podcast en la víspera del asalto al Capitolio, el 5 de enero.

“¿Va a desatarse el caos mañana? Mucha gente me ha dicho: ‘Hombre, si hubiera una revolución, sería en Washington’. Bueno, este será vuestro momento en la historia”, afirmó Bannon a sus oyentes.

Bannon, que no quiere declarar ante el Congreso, se excusó detrás de una demanda presentada por Trump para evitar que ciertos documentos relacionados con los hechos ocurridos vean la luz, pidiendo al comité que posponga su comparecencia hasta que la Justicia falle, algo que este ha rechazado.  

Deberá enfrentar consecuencias

En la reunión de este martes, Cheney, hija del exvicepresidente republicano Dick Cheney, afirmó que los actos de Bannon y Trump “parecen revelar una cosa: sugieren que el presidente Trump estuvo personalmente involucrado en la planificación y ejecución del 6 de enero”.

“Y llegaremos al fondo de eso”, afirmó la congresista, caída en desgracia dentro de su partido por su enfrentamiento con el expresidente republicano.

Por su parte, el demócrata Bennie Thopmpson, que preside el comité, dejó claro a Bannon que, “o acata al comité, o deberá enfrentar las consecuencias”. También aseguró que Bannon es el único citado que no está colaborando con la investigación.

Ayer, Trump interpuso una demanda para mantener ocultos una serie de documentos sobre el asalto al Capitolio, en el que murieron cinco personas y 140 agentes de Policía resultaron heridos.

Con esa demanda, el exmandatario quiere impedir que los Archivos Nacionales de Estados Unidos, que custodian documentos históricos, entreguen información sobre el asalto al Capitolio al comité que lo investiga.

Red de vigilancia de Biden en Centroamérica busca detener caravanas migrantes antes de llegar a México

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos pondrá a fin de mes en operación una red de vigilancia en Centroamérica y Sudamérica de las caravanas de migrantes que se dirigen hacia su frontera sur, según un informe de la cadena de televisión NBC.

La cifra mensual de migrantes que arriban a la frontera de Estados Unidos con México ha estado aumentando desde mayo de 2020 y entre octubre del año pasado y agosto de 2021, la Patrulla Fronteriza efectuó más de un millón de millones de capturas.

Un ejemplo de lo que quieren evitar fue lo sucedido el mes pasado cuando al gobierno del presidente Joe Biden le tomó de sorpresa la llegada de más de 17,000 migrantes, en su mayoría haitianos, que se congregaron bajo un puente internacional en Del Río, en Texas, tras cruzar la frontera con México.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) planifica la creación de una célula de recolección de información que vigile más estrechamente y pronostice mejor los movimientos de migrantes“, indicó NBC, que citó como su fuente a ex funcionarios de esa agencia y un documento de planificación.

Esta nueva unidad, según NBC, proveerá a DHS con “indicios y advertencias” de posibles oleadas de migrantes recolectando datos de personal de la agencia en América Central y América del Sur.

La cadena añadió que el documento de planificación de DHS indica el propósito de “establecer vigilancia aérea de los camiones y campamentos de migrantes que se congregan en las fronteras, y un incremento de la comunicación con las agencias de inteligencia y de policía en otros países”.

La información permitirá que DHS asigne recursos y personal a las áreas de la frontera donde se esperan las caravanas y, según funcionarios que NBC cita pero no identifica, ayudará a contrarrestar los mensajes en redes sociales que aseguran, falsamente, que EE.UU. permitirá a ingresar y quedarse a los migrantes que llegan hasta su frontera.

Uno de los funcionarios citados dijo que la estrategia apunta a contrarrestar esos mensajes “antes que los migrantes emprendan las travesías peligrosas porque ‘una vez que están en México, ya es tarde’”.

En este sentido, la pasada semana el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, pidió al Departamento de Justicia (DOJ) federal que investigue la supuesta “facilitación del tráfico de personas” en la frontera por parte de Facebook.

Brnovich pidió en una carta al DOJ que detenga el estímulo activo y la facilitación de la entrada irregular de inmigrantes por parte de la red social, que, en su opinión, permite que las “publicaciones que promueven el tráfico de personas y la entrada ilegal a Estados Unidos lleguen regularmente a sus miles de millones de usuarios”.

EE.UU. reconoce que problemas de suministros durarán hasta el 2022

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, reconoció que los problemas en la cadena de suministros del país durarán hasta el año que viene, e instó a aprobar el proyecto de ley de infraestructuras para minimizar el impacto de esas perturbaciones.

“Ciertamente, muchos de los desafíos que hemos venido experimentando este año continuarán durante el próximo. Pero hay pasos tanto a corto como a largo plazo que podemos tomar para hacer algo al respecto”, dijo Buttigieg durante una entrevista con la cadena CNN.

Desde que se empezaron a relajar las restricciones a la movilidad y a la actividad económica por la pandemia de COVID-19 en gran parte del mundo, la demanda de bienes y servicios ha experimentado un crecimiento repentino al que los fabricantes y transportistas no han sido capaces de dar respuesta, lo que ha generado un cuello de botella.

Uno de los mejores ejemplos de esta situación son los puertos de Los Ángeles y Long Beach en EE.UU., los dos mayores del país y que viven una situación de colapso, con largas colas de enormes cargueros fondeando frente a los muelles a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías, una tarea que puede demorarse hasta doce días.

Buttigieg recalcó que parte de lo que está ocurriendo no tiene que ver solo con los suministros, sino con la demanda, que está “por las nubes”.

“Este es un ejemplo más de por qué tenemos que aprobar la ley de infraestructuras. Ese plan del presidente tiene 17,000 millones de dólares solo para los puertos, y tenemos que lidiar con los temas de largo plazo que han hecho que seamos vulnerables a este tipo de atascos cuando fluctúa la demanda”, agregó Buttigieg.

El plan de infraestructuras está valorado en 1.2 billones de dólares y fue aprobado en el Senado hace semanas con apoyo de los dos partidos, pero todavía está pendiente de aprobación en la Cámara Baja, que quiere votar sobre el tema el 31 de octubre.

Ese proyecto para reconstruir carreteras y puentes y mejorar otras infraestructuras del país es una de las dos patas de la agenda económica del presidente Joe Biden; la otra, pendiente de aprobación en el Senado, busca expandir los programas sociales, combatir la crisis climática y subir los impuestos a grandes empresas y ricos.

Esta semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó las previsiones de crecimiento global de este año al 5.9 %, una décima menos que hace tres meses, debido en parte a los problemas en las cadenas de distribución mundiales.

El Fondo rebajó, además, en un punto porcentual el crecimiento estimado para este año en Estados Unidos, que será del 6 %, como consecuencia de “una moderación del consumo en el tercer trimestre del año y a las alteraciones en la cadena de suministros”.

El pasado miércoles, Biden aseguró este miércoles que espera arreglar la congestión actual en la cadena de suministro nacional manteniendo abiertos los puertos más importantes del país a todas horas, de lunes a domingo.

A los 84 años, muere Colin Powell, primer secretario de Estado negro de EE.UU.

Colin Powell, el primer secretario de Estado negro de Estados Unidos y cuyo liderazgo en varias administraciones republicanas ayudó a dar forma a la política exterior estadounidense en los últimos años del siglo XX y los primeros años del XXI, murió a causa de las complicaciones del covid-19, dijo su familia en Facebook. Tenía 84 años.

“El general Colin L. Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos y presidente del Estado Mayor Conjunto, falleció esta mañana debido a complicaciones de covid 19”, escribió la familia Powell en Facebook.

“Hemos perdido a un esposo, padre, abuelo y un gran estadounidense extraordinario y amoroso”, dijeron, y señalaron que estaba completamente vacunado.

El general Colin Powell tenía mieloma múltiple, según una fuente familiarizada con el asunto. El mieloma múltiple es un cáncer de las células plasmáticas que inhibe la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Incluso si están completamente vacunados contra covid-19, los inmunodeprimidos tienen un mayor riesgo de contraer el coronavirus.

Powell fue un soldado profesional distinguido y pionero cuya carrera lo llevó del deber de combate en Vietnam a convertirse en el primer asesor de Seguridad Nacional negro durante el final de la presidencia de Ronald Reagan y el primer y más joven presidente negro del Estado Mayor Conjunto bajo el presidente George H.W. Bush.

Su popularidad nacional se disparó a raíz de la victoria de la coalición liderada por Estados Unidos durante la Guerra del Golfo, y durante un tiempo, a mediados de los años 90, fue considerado uno de los principales contendientes para convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Pero su reputación quedaría manchada para siempre cuando, como primer secretario de Estado de George W. Bush, presentó información deficiente ante las Naciones Unidas para abogar por la guerra de Iraq, que más tarde llamaría una “mancha” en su historial.

Si ya tuviste COVID-19, ¿necesitas la vacuna?

Cuando Jonathan Isaac, jugador de baloncesto del equipo Orlando Magic, explicó por qué había elegido no vacunarse contra el coronavirus, conectó con una polémica que tiene meses calentándose: ¿Las personas que han tenido COVID-19 (lo cual según Isaac es su caso) realmente necesitan la vacuna?

Esa pregunta ha impulsado tortuosos conceptos inmunitarios a un debate nacional sobre la obligatoriedad de la vacuna en el que políticos, atletas, profesores de derecho y psiquiatras han opinado sobre la fuerza relativa de la llamada inmunidad natural frente a la protección otorgada por las vacunas.

Pero la respuesta, como casi todo lo relacionado con el virus, es complicada.

Si bien muchas personas que se han recuperado de COVID-19 pueden salir relativamente ilesas de un segundo encuentro con el virus, la fuerza y la durabilidad de su inmunidad dependen de su edad, estado de salud y gravedad de la infección inicial.

“Esa es la cuestión de la infección natural: podrías estar en el extremo muy bajo o en el muy alto, dependiendo del tipo de enfermedad que desarrollaste”, dijo Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Universidad de Yale.

Aquellos con una inmunidad natural fuerte podrían estar protegidos de la reinfección hasta un año. Pero según los expertos, ni siquiera ellos deberían ignorar la vacuna. Para empezar, es muy probable que aumentar su inmunidad con una vacuna les proporcione una protección duradera contra todas las variantes.

“Si contrajiste la infección y luego te vacunaste, tienes superpoderes”, dijo Jennifer Gommerman, inmunóloga de la Universidad de Toronto.

Sin el refuerzo de la vacuna, los anticuerpos de una infección se desvanecerán, y dejarán a las personas recuperadas de COVID-19 vulnerables a la reinfección y a enfermedades leves causadas por las variantes, y quizás susceptibles a transmitir el virus a otras personas.

Este es el mismo argumento para brindarles dosis de refuerzo a las personas que cuentan con el esquema completo de vacunación, dijo Michel Nussenzweig, inmunólogo de la Universidad Rockefeller en Nueva York. “Tras un cierto periodo de tiempo o recibirás un refuerzo o te infectarás”, sentenció.

Es difícil analizar la comparación entre la inmunidad otorgada por la infección y la obtenida por la vacunación. Docenas de estudios han profundizado el debate y han llegado a conclusiones contradictorias.

Han surgido algunos patrones consistentes: dos dosis de una vacuna de ARNm producen más anticuerpos, y de forma más fiable, que una infección del coronavirus. Pero los anticuerpos de una infección previa son más diversos que los producidos por las vacunas, por lo que son capaces de defenderse de una gama más amplia de variantes.

Los estudios que promocionan la durabilidad y la fuerza de la inmunidad natural están maniatados por un defecto crucial. Por definición, solo evalúan las respuestas de personas que sobrevivieron al COVID-19. El camino hacia la inmunidad natural es peligroso e incierto, dijo Nussenzweig.

Para empezar, solo del 85 al 90 por ciento de las personas que dan positivo en la prueba del virus y se recuperan tienen anticuerpos detectables. La fuerza y durabilidad de la respuesta varía.

Por ejemplo, si bien la inmunidad obtenida con las vacunas y la infección es comparable entre las personas más jóvenes, dos dosis de las vacunas de ARNm protegieron mejor a los adultos mayores de 65 años que una infección previa.

La investigación publicada en mayo por el equipo de Iwasaki mostró un incremento gradual en el nivel de anticuerpos a medida que aumentó la gravedad de la infección. Cerca del 43 por ciento de las personas recuperadas no tuvieron anticuerpos neutralizantes detectables —del tipo necesario para prevenir la reinfección— según un estudio. Los anticuerpos cayeron a niveles imperceptibles tras aproximadamente dos meses en cerca del 30 por ciento de las personas que se recuperaron.

Otros investigadores podrían encontrar diferentes resultados según la gravedad de la enfermedad en los participantes, dijo Fikadu Tafesse, inmunólogo de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon.

“Si tu grupo analizado consiste solo en individuos hospitalizados, creo que la probabilidad de conseguir anticuerpos perceptibles será mayor”, comentó Tafesse.

En términos de la calidad de los anticuerpos, tiene sentido que la invasión de un virus vivo produzca una respuesta inmunitaria más amplia que la que produciría la inyección de la única proteína codificada en las vacunas, dijeron él y otros.

El virus suele estimular las defensas en la nariz y la garganta —justo el lugar donde se necesitan para prevenir una segunda infección— mientras que las vacunas producen anticuerpos principalmente en la sangre.

“Eso te dará una ventaja en cuanto a la resistencia a una infección posterior”, dijo Gommerman.

Fragmentos del virus también podrían permanecer en el cuerpo durante semanas tras la infección, lo que le daría al sistema inmunitario más tiempo para aprender a combatirlo, mientras que las proteínas transportadas por la vacuna salen rápidamente del cuerpo.

Varios estudios ya han demostrado que las reinfecciones, al menos con las primeras versiones del virus, no son comunes.

En la Clínica Cleveland, ninguno de los 1359 trabajadores de la salud que no se vacunaron tras haber tenido COVID-19, dio positivo por el virus durante muchos meses, señaló Nabin Shrestha, médico de enfermedades infecciosas de la clínica.

Sin embargo, reconoció que los hallazgos deben interpretarse con cautela. La clínica examinó solo a personas que estuvieron visiblemente enfermas, por lo que pudieron haber pasado por alto las reinfecciones que no produjeron síntomas. Los participantes tenían en promedio 39 años, por lo que es posible que los resultados no apliquen para los adultos mayores, que podrían ser más propensos a infectarse de nuevo.

Además, la mayoría de los estudios han dado seguimiento a las personas solo durante un año más o menos, señaló Shrestha. “La pregunta importante es: ‘¿Por cuánto tiempo brindará protección?’, porque sabemos que no será de por vida”, afirmó.

Tampoco está clara la eficacia de la inmunidad contra las variantes más nuevas. La mayoría de los estudios culminaron antes de que la variante delta se volviera dominante, y las investigaciones más recientes presentan irregularidades.

El estudio más citado a favor de la potencia de la inmunidad natural contra la variante delta proviene de Israel.

El estudio reveló que las infecciones posvacunación fueron 13 veces más probables que las reinfecciones en las personas no vacunadas, y las infecciones posvacunación sintomáticas tuvieron 27 veces más probabilidades de presentarse que las reinfecciones sintomáticas.

Para aquellos con la suerte de haberse recuperado del COVID-19, la vacuna sigue siendo la opción ideal, según los expertos. Proporciona un aumento significativo en los niveles de anticuerpos y un escudo inmunitario casi impenetrable, incluso posiblemente contra futuras variantes.

En EEUU preparan campaña de vacunación para niños de 5 a 11 años

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos están preparando el escenario para una campaña nacional de vacunación contra el COVID-19 entre niños más pequeños, invitando a los estados a que soliciten dosis antes de que se autorice su aplicación.

La vacuna de Pfizer contra el coronavirus ya se aplica a chicos que tengan un mínimo de 12 años en Estados Unidos. En las próximas tres semanas, las autoridades federales planean examinar que haya dosis más pequeñas disponibles para los 28 millones de niños de 5 a 11 años en el país.

A fin de ayudar a estados y ciudades a prepararse, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) les enviaron esta semana un documento de siete páginas con directrices para establecer programas ampliados de vacunación.

Por ejemplo, señala que las farmacias en todos los estados pueden aplicar las vacunas contra el COVID-19 a niños menores, pero aclara que sólo les deben poner las dosis preparadas y marcadas específicamente para chicos de menos de 12 años

Sin embargo, el documento no aborda algunas preguntas espinosas, entre ellas hasta dónde debe recurrirse a las clínicas de vacunación en las escuelas o si los chicos están obligados a inocularse como condición para asistir a clases.

Esas preguntas tendrán que ser respondidas en cada estado y ciudad.

Será el 8 de noviembre: Estados Unidos reabrirá sus fronteras a viajeros vacunados

La Casa Blanca informó que Estados Unidos reabrirá sus fronteras por aire y tierra para los pasajeros internacionales vacunados a partir del 8 de noviembre.

Las restricciones se impusieron desde el inicio de la pandemia en 2020; estuvieron vigentes por aproximadamente 19 meses.

“La nueva política de viaje de EE.UU. que exige vacunación para los viajeros extranjeros a EE.UU. comenzará el 8 de noviembre. Este anuncio y la fecha se aplican tanto a los viajes internacionales aéreos como los terrestres“, dijo a través de un mensaje en Twitter un portavoz de la Casa Blanca, Kevin Muñoz.

México también celebró la medida,

Este anuncio implica la posibilidad de que extranjeros que quieran realizar visitas consideradas no esenciales, podrán hacerlo desde la frontera terrestre, siempre y cuando cuenten con la pauta de vacunación completa y con la documentación migratoria necesaria.

También podrán ingresar al país viajeros internacionales que estén vacunados y vuelen desde los países sometidos hasta ahora a restricciones de viaje, una lista que incluye a los 26 Estados europeos del espacio Schengen -incluida España-, además del Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India.

¿Requerirán prueba negativa?

En cuanto estadounidenses no vacunados, podrán también ingresar al país, siempre que presenten una prueba negativa hecha un día antes y someterse a otra después.

Fuera del país, los viajeros por aire deberán mostrar su comprobante de vacunación antes de tomar el vuelo, así como una prueba de detección de covid-19 hecha recientemente y cuyo resultado sea negativo. Quienes lleguen por tierra no necesitarán mostrar dicha prueba.

Estas normativas no requieren que hagan cuarentena los visitantes extranjeros o viajeros estadounidenses que lleguen a EEUU.

Los estadounidenses que viajen al extranjero deberán mostrar pruebas de covid-19 con resultado negativo hechas recientemente, y los no vacunados se enfrentarán a requisitos más estrictos. También deberán someterse a las regulaciones de los países que visiten.

Vacunas autorizadas

Estados Unidos aceptará todas las vacunas que hayan sido autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son: AstraZeneca, Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, Sinopharm y Sinovac. Te decimos cuáles son las vacunas no autorizadas.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC) aún no han precisado si aceptarán otras vacunas que no están autorizadas por la OMS y que se están administrando en México, como la rusa Sputnik V y la china CanSino.

FDA recomendó refuerzo para la vacuna de Moderna

El panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) votó por unanimidad para recomendar una vacuna de refuerzo de Moderna para las personas mayores de 65 años, los adultos con otros problemas de salud, los trabajos o las situaciones de vida que los ponen en mayor riesgo de contraer covid-19.
La recomendación no es vinculante, pero es un paso clave para ampliar la campaña de dosis de refuerzo en Estados Unidos a millones de personas más. Muchas individuos que recibieron las vacunas iniciales de Pfizer hace al menos seis meses ya están recibiendo un refuerzo después de que la FDA autorizara su uso el mes pasado.

En cuanto a la dosis, la vacunación inicial de Moderna consiste en dos inyecciones de 100 microgramos. Pero Moderna dice que una sola inyección de 50 microgramos debería ser suficiente para el refuerzo.
La agencia convocó a sus expertos el jueves y el viernes para que sopesaran quién debe recibir refuerzos y cuándo para las personas que recibieron las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson a principios de este año.
La FDA utilizará las recomendaciones de sus asesores para tomar la decisión final sobre los refuerzos de ambas compañías. Suponiendo que la decisión sea positiva, aún queda otro obstáculo: la semana que viene, un grupo de expertos convocado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingés) ofrecerá más detalles sobre quién debe recibir la vacuna.

Ya hay millones de personas que recibieron sus vacunas iniciales de Pfizer hace al menos seis meses y que están recibiendo un refuerzo. El jueves, los asesores de la FDA evaluaron las pruebas de que también se deben ofrecer refuerzos de Moderna, y el viernes abordarán la misma cuestión para los que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson.
Las autoridades estadounidenses subrayan que la prioridad es inocular a los 66 millones de personas no vacunados que cumplen los requisitos para recibir la inmunización, es decir, los que corren más riesgo, ya que la variante delta del coronavirus se ha propagado masivamente por todo el país.
“Es importante recordar que las vacunas siguen proporcionando una fuerte protección contra resultados graves” como la hospitalización y la muerte por covid-19, dijo el jefe de vacunas de la FDA, el Dr. Peter Marks.

Pero Marks dijo que también ha quedado claro que la protección contra las infecciones más leves disminuye con las tres vacunas contra el coronavirus que se utilizan en EE.UU. Y animó al grupo consultivo a considerar si las pruebas respaldan recomendaciones de refuerzo similares para todas ellas, ya que eso “crearía la menor confusión” para el público.

Vea todo lo sucedido en Venezuela tras nueva falla eléctrica

Venezuela, con un servicio eléctrico subsidiado y prácticamente regalado, se ha vuelto costumbre que haya fallas eléctricas y este jueves 14 de octubre se registró un nuevo apagón, que según medios locales afecta mayormente a la capital (Caracas).

Desde las 10.00 a. m., aproximadamente, se reportó en redes sociales “un bajón de luz en algunas zonas del país”. Posteriormente, usuarios confirmaron que no tenían electricidad en localidades caraqueñas como Altamira, Los Palos Grandes, El Marqués o plaza Venezuela.

Sobre esto se refirió rápidamente el vicepresidente Sectorial de Obras Públicas y Servicios, Néstor Reverol, quien denunció “un nuevo ataque al sistema eléctrico nacional”, durante un contacto telefónico con el canal estatal Venezolana de Televisión.

“Se produjo una afectación del 30% de la energía eléctrica en la región capital”, detalló Reverol. “No se descarta que sea un ataque más dentro de lo que llamamos la guerra eléctrica”.

Explicó que “hubo un desprendimiento” en algunas líneas que surten de energía eléctrica al Distrito Capital (Caracas) e indicó que han “recuperado casi el 90% de la carga en una reacción inmediata que ha tenido toda la clase trabajadora”.

No es la primera vez que el régimen de Nicolás Maduro acusa a ciertos sectores en Venezuela de perpetrar una “guerra eléctrica” para alterar la paz, social. No obstante, especialistas han calificado de “pésimo” el servicio eléctrico en la nación caribeña.

El ingeniero eléctrico y exviceministro de Energía, Víctor Poleo, le contó a la agencia EFE en agosto pasado que desde 2005 el Estado casi no ha hecho mantenimiento o inversión en el sistema.