El gobierno nacional a través del presidente Iván Duque, descartó por ahora la reapertura de la frontera con Venezuela.

El jefe de estado fue enfático al advertir que “yo entiendo todas las urgencias que tienen los temas de apertura de frontera, debemos ser especialmente cautos por la situación de incertidumbre y desconocimiento sobre los crecimientos exponenciales y la letalidad que tiene el COVID-19 en Venezuela“.

Y agregó el mandatario de los colombianos “por eso tenemos que actuar con responsabilidad, no desconociendo que esta frontera se ha caracterizado por ser una frontera viva, pero también que tengamos esa prudencia porque no queremos vivir en esta región situaciones como las que se están viviendo en el hermano país“.

Aquí nosotros hemos dado un gran paso trascendental en el mundo con el estatuto de protección temporal, sabemos que en esta región hay una gran presión por esta situación migratoria. Vamos a inaugurar uno de los centros de atención vamos a seguir apoyando esta situación, vamos a movilizar ayuda internacional para que podamos atender y solventar el déficit que tenemos con el hospital Meoz que ha sido afectado por esta situación torrencial con esta migración” dijo.

Finalmente señalo que “Colombia ha mostrado su grandeza y su sentido de fraternidad“.

El anuncio del presidente no cayó bien en algunos sectores sociales y económicos en Norte de Santander que han venido trabajando y apostándole a ese proceso con la frontera venezolana desde el estado Táchira.