Tag: COVID EN EUROPA

Francia superó las 100.000 muertes por el virus chino

Francia, uno de los países europeos más enlutados por el COVID-19, superó este jueves (15.04.2021)  el umbral de los 100.000 decesos, informaron autoridades de salud mientras el país enfrenta una tercera ola que tiene a los hospitales bajo fuerte presión.

Solo Reino Unido (127.000 muertos) e Italia (115.000) habían superado ya este umbral simbólico en Europa, pero otros países como Bélgica o Portugal tienen una tasa de mortalidad por habitante más alta.

“Pensamos en todas esas familias, en sus allegados, en los niños que han perdido a uno de sus padres, o a su abuelo, en todas esos hermanos de luto, esas amistades perdidas” recordó el presidente Emmanuel Macron mediante un tuit.

“No hemos alcanzado el pico de hospitalizaciones, lo que significa que tenemos aún por delante días muy difíciles”, había recordado el miércoles el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal.

Actualmente cerca de 6.000 pacientes con covid están siendo tratados en unidades de cuidados intensivos (UCI), lo que ha obligado a varios establecimientos a aplazar cirugías no urgentes.

Es la primera vez desde abril de 2020 que se alcanza esta cifra de ocupación de camas UCI.

Debido a este rebrote Francia volvió a decretar a finales de marzo medidas de confinamiento de alcance nacional: la población no pueden salir a la calle pasadas las 19H00 ni desplazarse, a ninguna hora, a más de 10 kilómetros de sus casas, salvo motivos laborales o médicos.

Las guarderías y las escuelas primarias y secundarias se encuentran cerradas hasta el 26 abril como mínimo, así como los comercios no esenciales.

Europa supera el millón de muertos por coronavirus

Europa ha superado el millón de fallecidos por el coronavirus y la situación sigue siendo “grave” en el continente, con cerca de 1,6 millones de nuevos casos reportados cada semana, dijo un alto funcionario de la Organización Mundial de la Salud el jueves.

Un conteo de la Universidad Johns Hopkins señala que la pandemia ha causado más de tres millones de muertos en todo el mundo, con América como la región más castigada, seguida de Europa. Estados Unidos, Brasil y México son los países con más decesos, más de 1,1 millón entre los tres.

Al abordar las recientes preocupaciones sobre las vacunas, el doctor Hans Kluge explicó que el riesgo de padecer trombos y problemas de coagulación es bastante más alto en pacientes con COVID-19 que entre quienes se inmunizan con el fármaco de AstraZeneca.

Durante su visita a Grecia, Kluge dijo a reporteros que se ven los “primeros indicios de que los contagios podrían estar disminuyendo en varios países” y citó el “descenso de la incidencia” entre la gente de más edad.

La proporción de decesos por COVID-19 entre mayores de 80 años, que han tenido prioridad a la hora de recibir la vacuna, se redujo hasta casi el 30%, el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia, apuntó.

“Por ahora, el riesgo de sufrir trombos es mucho mayor para alguien con COVID-19 que para alguien que ha recibido la vacuna de AstraZeneca”, afirmó.

“Que no quede ninguna duda al respecto, la vacuna de AstraZeneca es eficaz para reducir las hospitalizaciones por COVID-19 y evitar muertes”, agregó destacando que la OMS recomienda su uso en todos los adultos aptos.

Nuevas variantes del virus chino obliga a nuevo confinamiento de Europa

Francia e Italia han vuelto a confinar a buena parte de su población, mientras Alemania suspenderá las tímidas aperturas que había diseñado para dejar atrás los más de tres meses de estrictas restricciones que arrastra el país. La tercera ola de coronavirus ya golpea con fuerza a toda Europa. En tres semanas, la incidencia de casos en el continente ha repuntado un 34%, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de la necesidad de no relajar las medidas para evitar contagios.

La vacunación avanza muy lenta y no será suficiente para evitar el incremento de casos graves y de muertes, aseguran los expertos. Las nuevas variantes del coronavirus, más contagiosas, explican en buena parte esta tercera ola, que en algunos lugares, como Alemania, se produce pese a que el país ha mantenido el cierre de la vida pública.

Joan Caylà, de la Sociedad Española de Epidemiología, advierte de que España también podría estar entrando en la ola en la que ya están la mayoría de los países europeos. En este caso sería la cuarta. Tanto España como Portugal vivieron el pico de su tercera ola a finales de enero. Caylà apunta sobre todo al efecto que pueda suponer Francia, por ser un país vecino con el que hay mucho intercambio. Francia tiene una incidencia de casi 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, que prácticamente triplica la española.

“Hemos aprendido que si las medidas se relajan vamos a subir”, opina José María Martín Moreno, doctor en Epidemiología y Salud Pública por la Universidad de Harvard. “El problema es que este bicho no entiende de fronteras. Estamos permitiendo vuelos con otros países que tienen una situación compleja. Estamos viendo olas y flujos que van pasando de unos países a otros, pero es lo natural, se trata de un germen que pasa de unas personas a otras. Por eso es tan importante entender que hay que ayudar a los países en desarrollo con vacunas; no solo por ética y solidaridad, sino porque no saldremos de esta hasta que no haya salido el último país”, añade.

En Alemania, donde la curva de nuevos casos pasó a ser ascendente hace tres semanas, los expertos hablan ya de “crecimiento exponencial” y lo atribuyen en buena medida a las nuevas variantes del virus, como la británica, que se ha extendido por el país (supone ya el 75% de los casos analizados) y es más contagiosa. El ministro de sanidad alemán, Jens Spahn, advirtió el viernes en rueda de prensa de que Europa no cuenta con suficientes vacunas como para contener esta tercera ola.

El continente ha visto sus planes de vacunación irse al traste por la pausa en el uso de la inmunización de AstraZeneca. La mayoría de países europeos dejaron de usar la vacuna tras aparecer varios episodios de trombosis. La Agencia Europea del Medicamento tomó la decisión de volver a administrarla el jueves tras declarar que es “efectiva y segura”. En el mejor de los casos, solo se perdieron cuatro días de vacunación. Alemania, Francia e Italia, por ejemplo, retomaron sus agendas al día siguiente, el viernes. España, en cambio, aún esperará hasta la próxima semana para volver a inyectar el preparado.

“Están casi todos los países de Europa de subida y muy alta, con enormes presiones asistenciales”, asegura Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad Autónoma de Madrid. “No es muy fácil de entender lo que está ocurriendo ahí, pero sí que es probable que en toda Europa haya habido una relajación que nosotros también estamos viendo ahora. Simplemente por este mecanismo de contagio social, con una fase eufórica de vacunación, fatiga pandémica, es normal que la gente se relaje, lo estamos viendo. No es tanto que nos vengan los infectados de Italia o Francia, pero probablemente los fenómenos que subyacen allí pueden afectarnos a nosotros y es un motivo más para mantener la tensión”.

Tras comprobar que las medidas quirúrgicas (confinamientos de fin de semana) impuestas en algunas zonas no servían para contener el virus, el Gobierno francés decidió esta semana aplicar un tercer confinamiento en París y otros 15 departamentos con cifras de ingresos hospitalarios preocupantes. Afectará a 23 millones de personas, durará un mes y las escuelas permanecerán abiertas. Alrededor de la mitad de los italianos también vivirán en zonas confinadas al menos hasta el 6 de abril, según decidió su nuevo Ejecutivo hace unos días.

El confinamiento significa que todos los negocios no esenciales deberán permanecer cerrados y que solo se podrá salir de casa por motivos de salud o laborales, o para hacer ejercicio, pero solo cerca del domicilio. Italia roza una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes, según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Este organismo alerta en su informe más reciente de que, al término de la semana 10 (la que acabó el domingo 14 de marzo), 20 países del área económica europea notificaron incrementos en el número de contagios diarios y/o en la positividad de los test, es decir, en el porcentaje de pruebas que dan positivo sobre el total. Cuando este indicador sube significa que se pierde el control sobre la pandemia.

Otros 15 países comunicaron al ECDC que sus ingresos hospitalarios y la ocupación de camas UCI están creciendo. “Los valores absolutos de los indicadores se mantienen elevados, lo que sugiere que la transmisión todavía es generalizada”, señala el centro europeo, que recuerda además que los países que ahora detectan que sube la incidencia verán incrementarse los ingresos hospitalarios y las muertes en las próximas semanas.

Con Información de El Pais.com

Merkel desea prolongar las restricciones hasta marzo

La canciller alemana, Angela Merkel, aboga por prolongar hasta principios de marzo las restricciones actuales por COVID-19, que implican el cierre de la vida pública, aunque plantea un regreso gradual a la actividad escolar presencial, según informaron hoy (09.92.2021) la televisión pública ARD y el semanario “Der Spiegel”.

parcial en el que se encuentra Alemania desde finales del año pasado, señaló Merkel en una reunión con los parlamentarios de su conservador partido demócrata cristiano, indicó un participante a la AFP.

Levantar las restricciones en este momento nos haría correr el riesgo de “repuntar muy rápidamente el número de infecciones”, añadió y solicitó una prolongación al menos hasta fin de mes. En principio, estaban programadas hasta el 14 de febrero, pero el temor ante la propagación de las nuevas variantes del coronavirus ya detectadas en Alemania supone el planteamiento de la nueva prórroga.

Alemania confinada

Desde noviembre está cerrado el entretenimiento, el ocio y el conjunto de la vida cultural; a este cierre se sumó en diciembre el del comercio no esencial y de la actividad escolar presencial.

Inicialmente estas medidas iban a mantenerse hasta principios de enero, pero en sucesivas reuniones de Merkel con los líderes regionales se optó por prorrogarlas y seguirán vigente, por lo menos, hasta el 14 de febrero.

La mayoría de los 16 estados federados respaldan esta nueva prórroga, coinciden los mencionados medios. Sin embargo, hay presiones desde las propias filas conservadoras de Merkel para que se dé una perspectiva clara para la reapertura de los ámbitos afectados, especialmente en lo que concierne a la actividad escolar regular y las guarderías. En estos meses solo hay servicios mínimos para los hijos de quienes no pueden recurrir al teletrabajo.

El retraso en la vacunación podría costar 90.000 millones de euros a Europa

La Unión Europea (UE) se enfrenta a un retraso de cinco semanas en el proceso de vacunación que, de no corregirse, podría terminar costando cerca de 90.000 millones de euros en 2021 a la región, de acuerdo con un informe de la aseguradora de crédito Euler Hermes.

De acuerdo con el informe, los países de la UE llevan un retraso de cinco semanas respecto al objetivo de tener al 70 % de la población vacunada para el verano, una meta que requeriría un ritmo de vacunación aproximadamente seis veces más alto que el actual.

Dado que cada semana de restricciones sanitarias prolongadas reduce el crecimiento del PIB nominal trimestral de la UE en 0,4 puntos porcentuales, el retraso actual representa el equivalente a 2 puntos porcentuales, que suponen cerca de 90.000 millones de euros.

El retraso se podría corregir si la tasa de vacunación aumenta significativamente, lo que sería posible si se acaba con los cuellos de botella en la producción a finales del primer trimestre.

Según los cálculos del informe, cada euro gastado en acelerar la vacunación podría evitar a los países de la UE cuatro euros en pérdidas.

Los costes acumulados hasta la fecha por el retraso de la vacunación “ya superan el total de las subvenciones que se espera que el Fondo de Recuperación de la UE desembolse en 2021”.

Con el ritmo actual de la campaña de vacunación, “la denominada inmunidad de grupo no se alcanzaría hasta finales de 2022”.

Los autores consideran que las implicaciones negativas asociadas a dicho retraso superarían con creces los costes económicos a corto plazo de una recaída de la economía en el primer trimestre de 2021.

Europa recrudece las restricciones tras los contagios de la nueva cepa del COVID-19

Europa recrudece las restricciones ante el avance de los contagios de la COVID-19, y en especial de su variante británica, que dificulta el retorno a las clases presenciales de los estudiantes tras el paréntesis navideño.

Además, la situación de las unidades de cuidados intensivos, cada vez más saturadas, y el aumento de las muertes que, en algunos casos, superan las producidas en los primeros meses de la pandemia, intensifica la preocupación de los gobiernos cuyas esperanzas están puestas en las vacunas, principalmente.

Según la OMS, en Europa se han acumulado 28 millones de casos y 622.000 muertes, y se han producido 273.000 contagios y 6.000 decesos entre viernes y sábado.

La mayoría de los expertos señalan a las fiestas navideñas, en las que hubo reuniones sin respetar las normas antivirus, como el origen del aumento de los ingresos hospitalarios, lo que está haciendo que los sistemas sanitarios se acerquen al colapso.

CIFRAS QUE PREOCUPAN

El Reino Unido, en donde el primer ministro, Boris Johnson, ha decretado de nuevo el pasado 4 de enero una cuarentena estricta, mantiene una curva de crecimiento de positivos en constante elevación con 2,9 millones.

En Francia (2,7 millones de contagios), Italia (2,2 millones) y España (2 millones) por lo que la curva de positivos diarios vuelve a ascender, pero aún no alcanza los máximos de noviembre.

Alemania (1,8 millones de casos en total) muestra cierta estabilización tras semanas de fuerte ascenso, y Portugal notificó hoy más de un centenar de muertes por tercer día consecutivo, en una jornada en la que sumó 7.502 contagios, y registró un fuerte aumento de los hospitalizados, que tocaron nuevos máximos de toda la pandemia.

LA VUELTA AL COLEGIO HA SIDO MUY HETEROGÉNEA

La vuelta al colegio en Europa tras las vacaciones de Navidad está siendo muy heterogénea ya que en algunos países los alumnos ya volvieron a las aulas o lo hacen mañana, otros han retrasado el regreso algunos días más, y los hay que siguen con las clases de manera telemática o las combinan con las presenciales.

La medida más dura la adoptó el Reino Unido que ha cerrado las escuelas de primaria y secundaria, salvo para los alumnos vulnerables o hijos de trabajadores esenciales, y ha cancelado la mayoría de los exámenes para combatir la tercera ola de la pandemia de coronavirus.

Las regiones italianas se han ido sumando en cascada al aplazamiento de la vuelta a las clases presenciales de los estudiantes de secundaria, que el Gobierno central había fijado para el 7 de enero y después retrasó al próximo lunes 11.

El Gobierno neerlandés se plantea retrasar más allá del 18 de enero la vuelta a las clases presenciales en los colegios, cerrados desde mediados de diciembre como parte del confinamiento total aunque están abiertos para los hijos de los profesionales “vitales” para el control de la pandemia y en Alemania no volverán los niños al colegio, después de que el segundo retraso por las dificultades para atajar la propagación del coronavirus pospusiese la reapertura de las aulas al menos hasta el 31 de enero.

En Francia, más de doce millones de alumnos de preescolar, primaria y secundaria volvieron a clase el pasado lunes 4 de enero tras las dos semanas de vacaciones navideñas, y en Bélgica también los escolares volvieron a las aulas el 4 de enero, pero aquellos que hayan estado en el extranjero deben guardar una cuarentena de diez días antes de reincorporarse a las clases.

En España, en varias comunidades los alumnos volvieron ya a clase el 7 de enero, tras las vacaciones navideñas, pero otras, que debían volver mañana, día 11, han decidido modificar la vuelta al cole por el temporal de frío.

La enseñanza primaria, los jardines de infancia, las guarderías y la educación especial reabrirán este lunes en Grecia, tras ocho semanas de cierre, y Portugal, donde las clases se reanudaron el pasado lunes, no se plantea cerrar las escuelas a pesar de que se está preparando para ordenar un nuevo confinamiento general la próxima semana.

Los alumnos austríacos reiniciaron las clases el pasado día 7 desde sus casas y aún no se sabe cuándo se retomará la educación presencial, y los húngaros, hasta los 14 años, comenzaron el día 4 con los alumnos ya en los centros, mientras los estudiantes mayores de esa edad terminan mañana sus vacaciones, si bien seguirán la actividad académica de forma telemática hasta el 1 de febrero.

La República Checa mantendrá la educación a distancia hasta, al menos, el 22 de enero, y Rusia, Croacia, Eslovenia y Eslovaquia han decidido alargar hasta el 18 de enero las vacaciones de Navidad, aunque aún no se ha decidido si la vuelta al cole será presencial o no.

LAS VACUNAS: LA ESPERANZA

Los indicadores de los contagios no mejoran en la mayoría de los países y las campañas de vacunación se producen a un ritmo más lento del esperado, lo que produce críticas sobre la escasez de vacunas de Pfizer-BioNTech, que han obligado a las instituciones de la Unión Europea a redoblar esfuerzos en varios frentes para mejorar la lucha comunitaria contra la pandemia.

La Comisión Europea ha alcanzado un acuerdo para adquirir 300 millones de dosis adicionales de la vacuna de Pfizer-BioNTech, con lo que dobla el número de dosis ya firmadas para vacunar a los ciudadanos de la Unión Europea con ese laboratorio. De la nueva remesa de dosis de esa vacuna, que requiere dos inyecciones por individuo y es la única que por ahora se distribuye en la UE, 75 millones serán repartidas en el segundo trimestre del año y el resto a lo largo del 2021.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) también ha autorizado la vacuna de la farmacéutica estadounidense Moderna y las dosis de ese fármaco empezarán a llegar a los Estados miembros a partir de la próxima semana.

El total de dosis de esas dos vacunas permitiría inmunizar a 380 millones de europeos, más del 80 % de los 447 millones de habitantes de la UE.

Actualmente, la Comisión tiene firmada la adquisición de unas 2.300 millones de dosis con seis desarrolladores estadounidenses y europeos.

Por su parte, la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, ha subrayado que la agencia espera que AstraZeneca sea la tercera en poder aprobarse, por lo que cree que esta farmacéutica “enviará su solicitud la próxima semana, con una posible decisión (sobre el fármaco) para finales de enero, pero esto dependerá de los datos recibidos y del avance de la evaluación”.

Italia habrá vacunado a seis millones de personas a finales de marzo, según declaró el comisario para la emergencia del coronavirus, Domenico Arcuri, mientras el Reino Unido, hasta hoy, administró la vacuna a casi 1,5 millones de personas y pretenden que sean 13 millones a finales de febrero. Francia se ha marcado el objetivo de que en enero un millón de personas puedan estar protegidas con la vacuna.

En tanto, el número de personas que ya han recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en Alemania asciende a alrededor de 317.000 y en España, según el Ministerio de Sanidad, se han administrado 277.976 dosis de la vacuna de Pfizer (47,3 millones de habitantes), un 37,4 % de las distribuidas a las regiones para inmunizar primero a los ancianos de residencias y al personal sanitario que los atienden.

La Unión Europea convoca a reunión de emergencia ante nueva cepa del COVID-19

Una reunión urgente al más alto nivel para este lunes con el fin de coordinar una respuesta comunitaria a la nueva variante del coronavirusCOVID-19 detectada en el Reino Unido, fue convocada por la presidencia alemana de la Unión Europea (UE).

“La Presidencia ha invitado a los estados miembros de la UE a una reunión urgente del mecanismo de crisis de la IPCR (respuesta política integrada a la crisis, en sus siglas en inglés) mañana por la mañana a las 11.00 horas”, tuiteó este domingo su portavoz, Sebastian Fischer.

Los acuerdos adoptados a través del citado mecanismo respaldan la toma de decisiones rápida y coordinada a nivel político de la UE para crisis importantes y complejas.

La agenda de la reunión, precisó Fischer, será la “coordinación de la UE sobre la respuesta a la recién identificada variante COVID-19 en el Reino Unido“.

Para preparar la cita del lunes, el gabinete del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, convocó una videoconferencia a nivel de técnicos este domingo.

En esa reunión, los representantes de “los estados miembros intercambiaron información sobre las medidas que pretenden aplicar en las próximas horas“, como “prohibición de vuelos” y nuevas medidas sobre tests PCR.

EspañaFrancia y Alemania pidieron este domingo a las autoridades de la UE una respuesta comunitaria coordinada sobre prohibir el tráfico aéreo con el Reino Unido, después de que varios países lo hayan hecho tras confirmar Londres la aparición de esa nueva variante del COVID-19.

El Elíseo avanzó hoy que el presidente francés, Emmanuel Macron, había hablado sobre la situación sanitaria en el Reino Unido y sobre el Brexit con la canciller alemana, Angela Merkel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La videoconferencia convocada este domingo por el gabinete de Michel tenía como fin “compartir información a nivel de las capitales sobre el último desarrollo de la variante del virus y las medidas relacionadas con él”, indicaron las fuentes europeas.

Esta reunión telemática involucró “a representantes de los estados miembros”, pero “no a nivel de líderes”, precisaron las fuentes, al dejar claro que es independiente de los contactos puntuales mantenidos este domingo a más alto nivel.

Países BajosBélgicaItalia y Austria decidieron prohibir los vuelos con el Reino Unido, mientras que Irlanda impondrá restricciones desde la próxima medianoche y Grecia exigirá a partir de mañana una cuarentena de siete días a todas las personas que lleguen desde allí.

No hay indicios de que la nueva variante sea más letal que las anteriores pero si de que es más infecciosa, lo que ha desatado la alarma y la posibilidad de que más países europeos se sumen a lo que ya amenaza con convertirse en un aislamiento de Gran Bretaña.

Según los científicos británicos, la nueva cepa acelera hasta un 70 % más la transmisión del virus y parece responsable del inquietante incremento de los contagios en Londres y varios condados del sureste y el este de Inglaterra, lo que le ha obligado a confinar a más de 20 millones de personas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se vio forzado la víspera a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad y situó a Londres y el sureste de Inglaterra en el nivel 4 de riesgo –grave-, con el cierre de tiendas que venden artículos no esenciales, gimnasios o cines.

Europa cierra escuelas ante repunte del COVID-19

 Los mapas de Europa que indican las zonas de alto contagio de coronavirus comienzan a tomar de nuevo tonalidades obscuras, mientras los gobiernos buscan soluciones para evitar una nueva ronda de confinamientos totales, incluso implementando medidas impopulares como el cierre de escuelas, bares y gimnasios.

República Checa, Bélgica y Holanda se unieron a España como los principales focos de infección en el continente durante el repunte actual de Covid-19. Rusia y muchas otras naciones siguen la misma perturbadora tendencia. Francia ha declarado toque de queda en París y otras regiones, y reimpondrá un estado de emergencia sanitaria, lo que facilita la aplicación de controles adicionales en caso de ser necesarios.

A grandes rasgos, los centros médicos están mejor preparados que durante la primera oleada de la pandemia. Pero muchos profesionales de la salud están frustrados por lo que perciben como un inefectivo liderazgo de las autoridades, que han intentado proteger la salud pública y al mismo tiempo ayudar a las castigadas economías.

Las naciones europeas, e incluso regiones dentro de los propios países, están aplicando estrategias completamente contrastantes. En un área, los bares se consideran focos de contagio, mientras que del otro lado de la frontera o en los límites de la ciudad, son las escuelas las que se perciben como caldos de cultivo.

Bruselas prohíbe la prostitución para frenar contagios del virus chino

Las autoridades de Bruselas decidieron prohibir la prostitución hasta nuevo aviso en un intento por frenar la propagación del coronavirus en la capital de Bélgica.

Además, las autoridades han cerrado tres hoteles que albergaban a trabajadoras sexuales porque no se respetaban las normas de distancia social, dijo Wafaa Hammich, vocera de la ciudad, a The Associated Press el martes. Se reforzarán los controles policiales para asegurar que se cumplen las restricciones, agregó.

La decisión se tomó luego de que Bruselas decidió imponer un toque de queda a los bares. Desde principio de semana, todos los bares y cafeterías deben cerrar entre las 23:00 y las 06:00 horas, y cualquier local donde se vendan bebidas o comida deben echar el cierre a las 22:00.

Bruselas enfrenta un aumento de los contagios por coronavirus.

La OMS advierte que Coronavirus se está propagando nuevamente en Europa a “tasas alarmantes”

l nivel de transmisión de coronavirus en Europa es alarmante, afirmó este jueves (17.09.2020) la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se mostró preocupada por la reducción del tiempo de cuarentena decidida o planeada por algunos países, como Francia.

A raíz de un rebrote de la epidemia, pero también debido a una mayor cantidad de test en comparación a la ola de marzo-abril, el número de casos diarios se encuentra en torno a los 40.000 y 50.000 en la zona Europa de la OMS, mientras que en la primera ola, en abril, había marcado un récord de 43.000 contagios, según la OMS.

“Las cifras de septiembre deberían servir de alarma para todos nosotros” en Europa, donde el número de casos es superior a los registrados en marzo y abril, declaró desde Copenhague el director de la OMS para la región, Hans Kluge.

“Aunque estos números reflejan que se han hecho más test, también muestran tasas alarmantes de transmisión en la región”, apuntó.

El nuevo récord absoluto diario fue registrado el 11 de septiembre, con unos 54.000 contagios en 24 horas.

OMS rechaza modificar cuarentena de 14 días

Asimismo, la agencia de la ONU descartó modificar el tiempo de cuarentena de 14 días, recomendado para todos aquellos que hayan estado en contacto con el virus.

“Nuestra recomendación de cuarentena de 14 días está basada en nuestra comprensión del periodo de incubación y transmisión de la enfermedad. Solo la revisaríamos en base a un cambio de nuestro conocimiento científico, lo que no es el caso por el momento”, señaló Catherine Smallwood, a cargo de la situaciones de emergencia en la OMS Europa.

En Francia, la duración del aislamiento fue acortada a siete días en caso de contacto. En Reino Unido e Irlanda es de diez días. Otros países europeos, como Portugal y Croacia también planean acortar sus cuarentenas.

Coronavirus en Europa: qué hay detrás del “preocupante” repunte de casos en varios países

Alemania, Francia, España, Bélgica, Reino Unido y varios otros países europeos están en alerta debido a un drástico incremento en el número de nuevas infecciones de coronavirus.

Según los datos recogidos el 14 de agosto por la Universidad Johns Hopkins, en la última semana se reportaron en Alemania 7.242 nuevas infecciones; 12.786 en Francia; 5.804 casos en Reino Unido; 4.941 en Países Bajos y 4.175 en Bélgica.

Las autoridades europeas están tomando medidas para tratar de reducir el número de infecciones.

Alemania advirtió a sus ciudadanos que no hagan viajes que no sean esenciales a España, uno de los países más afectados por el nuevo repunte de casos.

Reino Unido impuso cuarentenas de 14 días para los viajeros procedentes de varios países, incluidos Francia, Países Bajos y España.

Bélgica ordenó el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos de Bruselas, la capital. Y España decretó este viernes el cierre de discotecas y bares debido al repunte de la infección.

Pero, ¿a qué se debe este alza de casos?

Contagio de jóvenes

“Hay varias razones por las que estamos viendo resurgimientos en la toda la región europea”, le explica a BBC Mundo el doctor Richard Pebody, epidemiólogo de la Oficina para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estas incluyen una relajación en las medidas de distanciamiento social, y la evidencia sugiere que hay brotes en algunos países que podrían estar impulsados en parte porque los jóvenes han bajado la guardia este verano (boreal)”.

“Aunque observamos diferencias en la región, sí hemos visto que ahora más jóvenes se reportan entre los casos de covid-19”, agrega.

En efecto, este parece ser el caso de España, donde en la última semana se reportaron 27.479 nuevos casos de la infección.

“La gran proporción de casos en España son jóvenes que tienen expresiones menos severas de la enfermedad y que son asintomáticos”, le dice a BBC Mundo el doctor Daniel López-Acuña, experto en salud pública y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en España.

“Esto puede llevarnos a una falsa impresión de que en realidad no hay mucho problema porque estos casos no requieren muchas hospitalizaciones y no hay casos severos”.

“Pero hay que tomar en cuenta que los jóvenes, aunque no desarrollen casos severos, pueden ser transmisores de la enfermedad, contagiando a personas mayores y amplificando el núcleo afectado y aumentando los casos severos”, señala el experto.

Los expertos afirman que una posible explicación de esta tendencia es un incremento en las conductas de riesgo entre los jóvenes después de que se retiraron las cuarentenas.

En España, por ejemplo, una gran proporción de nuevos casos se han vinculado a situaciones de ocio nocturno, fiestas juveniles y convivencias de aglomeraciones.

Más movilización, menos distanciamiento

Otro factor que parece estar impulsando este repunte de infecciones en Europa es la mayor movilidad de la gente que está de vacaciones o regresa de ellas.

“Desde que se levantaron las cuarentenas y se abrieron las fronteras de los países del área económica europea, con la cultura de verano de Europa, esto ha supuesto un gran movimiento de personas”, explica el doctor López-Acuña.

“El turismo, tanto interno como externo, ha supuesto un incremento de la movilidad y en esa movilidad van incluidos los casos asintomáticos y un aumento en la transmisión de la enfermedad”.

También está el hecho de que después del retiro de las cuarentenas en la región, se han dejado de respetar, en muchos casos, las medidas de distanciamiento social.

“El relajamiento en las medidas de distanciamiento social es una de las razones por las que estamos viendo un resurgimiento de casos en toda la región europea”, explica el experto de la OMS, Richard Pebody.

“El distanciamiento físico es parte de un paquete de medidas para detener la transmisión y salvar vidas. Pero el distanciamiento físico por sí solo no es suficiente; necesitas usar una mascarilla donde se recomiende, evitar las aglomeraciones y las áreas cerradas y lavarte las manos con frecuencia”, recuerda.

Más pruebas, más casos

Aunque las políticas sobre las pruebas de diagnóstico varían de un país a otro, muchos están ahora llevando a cabo más pruebas en su población y esto ha generado un aumento en el número de casos positivos.

“En efecto se están haciendo más pruebas PCR (siglas de reacción en cadena de la polimerasa) y, en España, las regiones autónomas que más han hecho PCR mejor han controlado los brotes”, señala el doctor Daniel López-Acuña.

“Aquí hay un fenómeno que puede resultar paradójico: por un lado hay que hacer más PCR para poder detectar y aislar los casos asintomáticos para que no transmitan la enfermedad, y al hacer más PCR, es claro que se diagnosticarán más casos positivos”.

Los expertos están de acuerdo en que lo que está viviendo Europa no es una segunda oleada de la pandemia, sino que se trata de repuntes de la primera oleada.

“Estos repuntes ocurren porque el virus sigue circulando, no ha desaparecido”, le dice a BBC Mundo el profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

“El virus genera muchas infecciones asintomáticas y esto va transmitiendo la enfermedad en forma de brotes aislados, lo cual hace muy difícil el combate y la total eliminación de la transmisión” del coronavirus, agrega.

Por su parte, el experto de la OMS, Richard Pebody, asegura que no debemos hablar de una segunda ola de pandemia. Se trata, dice, de “una pandemia que está en curso”.

“Las preguntas clave que debemos formular son: ¿sabemos si el virus está circulando en el país?, ¿cuánta presión estamos ejerciendo sobre el virus?, ¿entendemos qué poblaciones están afectadas? y ¿tenemos las medidas de control necesarias para mantener la presión sobre el virus?”.

La clave, dicen los expertos, es seguir rastreando y aislado los brotes de la infección y mantener las medidas de distanciamiento social.

La OMS indica que el riesgo de que haya una grave escalada de covid-19 es “moderado” para los países que continúen implementando medidas de control, incluido el distanciamiento social y suficiente capacidad para pruebas, detección y rastreo de infecciones.

Pero los países que no pongan en práctica esas medidas, dice la organización, corren un riesgo “muy alto” de una grave escalada de la enfermedad.

Por ahora, este repunte en los brotes de la infección de coronavirus seguirá siendo parte de la “nueva normalidad”, explica el doctor Daniel López-Acuña.

“Ya se están viendo rebrotes en todos los países europeos, independientemente de las medidas o restricciones de viaje que se establezcan”.

“Esto es prácticamente un comportamiento normal de la infección del virus en la nueva normalidad”.

La clave, dice el experto, “está en controlar adecuadamente los brotes e impedir que se conviertan en transmisión comunitaria”.