Tag: CRISIS EN VENEZUELA

Crisis en Venezuela: un país sin electricidad que vive a oscuras gracias a Chávez y a Maduro

Hoy, en Venezuela la gente pasa media vida a oscuras, una imagen que es la mejor muestra de la crisis energética que vive el país. Del otro lado, hay una industria, la eléctrica, que ha puesto un pie en el siglo XIX y que supone, además, el principal lastre para la reactivación económica. Gobierne quien gobierne.

Es el efecto más visible, sin duda. Ciudadanos a oscuras que deben abandonar el subte en medio de un apagón o esperar pacientes a la luz de las velas, pero hay también toda una industria que ya no puede trabajar, que no tiene energía que la ponga en marcha y que, por si fuera poco, cuenta como eje vertebral con uno de los sectores que más electricidad necesita para funcionar, el petrolero.

Por eso, los políticos venezolanos de uno y otro signo se empeñan en augurar una recuperación casi mágica, imposible para los expertos para los que son promesas vacuas. Estas son algunas claves de la crisis energética y su impacto sobre una hipotética recuperación económica.

Un país atrasado 130 años

“Venezuela está 130 años atrás, a finales del siglo XIX. Es impactante pero no hay manera de describir lo que está ocurriendo”, explica el ingeniero eléctrico y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Víctor Poleo .

Según detalla, para comprender la “agonía actual” del sector hay que observar que se estima que la capacidad termoeléctrica activa está entre 1.500 y 2.000 megavatios, cuando la instalada es de 15.000 megavatios, es decir, apenas un 10 %.

El problema, según explica, “es circular”, porque si la industria petrolera no extrae crudo y este no se refina, no se puede obtener diesel termoeléctrico.

“Es circular el problema, no hay termoelectricidad porque no hay combustible termoeléctrico y no hay combustibles termoeléctricos que generen termoelectricidad”, detalla Poleo.

Por otra parte, está la hidroelectricidad, que en Venezuela, según explica, cuenta con un gran privilegio: el río Caroní, “en el cual está instalada una capacidad de cerca de 15.000 megavatios, particularmente en el Guri”, una de las mayores centrales del mundo.

Solo esa central abarca 10.000 megavatios instalados, a la que se suma Caruachi, con 2.200, y Macagua, con otros 2.300. En total, suman 15.000 megavatios instalados.

Sin embargo, los datos con los que cuentan los expertos como Poleo y que nunca son hechos públicos por las autoridades dicen que actualmente solo tienen una capacidad real de 6.500 megavatios, a los que se suman los de la termoeléctricidad más para alcanzar unos 8.500 en total.

Según las estimaciones, la demanda de energía venezolana está en unos 12.000 megavatios, por lo que la generación eléctrica venezolana alcanza para cubrir el 70 % de la demanda, aproximadamente.

Un país sin industria

Según las cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), que suple la falta de datos oficiales, el PIB venezolano cayó un 65 % entre 2014 y 2019, una caída devastadora que ha dejado al país prácticamente sin industria o comercio.

¿Cómo se expresa eso en el suministro eléctrico? Pues, según Poleo, viceministro de Energía y Minas entre 1999 y 2001, los cálculos que hacían a comienzos de siglo, para estas fechas, sería de unos 25.000 megavatios, en caso de que la actividad económica se mantuviera.

Sin embargo, hoy es de 12.000, la muestra más elocuente del descalabro productivo que el ingeniero venezolano resume en una frase: “Hay una demanda residencial, cuatro bombitas de luz para alumbrarse, pero no hay electricidad para producir bienes”.

Esto implica que quien quiera abrir una fábrica del tipo que sea en Venezuela se enfrentaría en primer lugar a una disyuntiva fundamental: no tiene energía para ponerla en marcha.

Por eso, sostiene que Venezuela está “en un punto como a finales de 1800, cuando comenzó la electricidad” en el país y tuvo que ir adaptándose progresivamente a las diferentes fábricas que comenzaron a abrir.

Volver al futuro cuesta US$ 15 mil millones

Un informe reciente de un grupo de expertos estima que la reactivación del sistema eléctrico venezolano tendría un costo estimado de unos 15.000 millones de dólares, con una variación que lo podría elevar hasta los 18.000 millones.

En todo caso, un programa preliminar establece para la recuperación en unos 36 meses, es decir, 3 años, teniendo como base los activos prioritarios de generación térmica y que incluye los más importantes para la empresa estatal PDVSA.

Por tanto, toda promesa política que no aborde estos dos factores de tiempo y de inversión parece, cuanto menos, ilusorio.

Una excusa oficial poco creíble

El sabotaje, el ataque imperial y el boicot son los tres enemigos favoritos del Gobierno de Nicolás Maduro. A ellos culpa de la situación del sistema eléctrico, pero para Poleo son solo tres “excusas que no tienen base ni científica ni en ingeniería ni tecnológica”.

En su opinión, el sistema “sencillamente lo arruinaron“, con un doble propósito: “Robar dinero induciendo una crisis eléctrica y domesticar a la población”.

Este es el salario mínimo en Venezuela: 0.92 dólares al mes

Un dólar estadounidense se cotiza actualmente, en el mercado formal venezolano, a 436.140 bolívares. El problema de esto es que el salario mínimo venezolano es de 400.000 bólivares, lo que significa que pensionados y trabajadores que reciben esos ingresos deben vivir todo un mes con 0,92 centavos de dólar. Con el bono de alimentación, que es de otros 400.000 bolívares, el total llega a 1,84 dólares. No alcanza siquiera para un cartón de huevos, que cuesta 2 dólares.

La devaluación de la moneda venezolana alcanza niveles escandalosos, un fenómeno que se suma a la escasez de gasolina en uno de los países con las mayores reservas de petróleo del planeta. Desde que el Gobierno de Nicolás Marudo puso fin a las subvenciones que recibía el combustible, con el salario mínimo ahora alcanza para comprar tres litros de gasolina. Si hubiera gasolina, porque en varias ciudades del país las filas para cargar los automóviles son eternas.

Por eso, este jueves (01.10.2020), el gobierno anunció que, a partir del lunes, la venta de combustible se realizará por número de placa. El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo que se trata de “un método ya conocido por todas y todos los venezolanos”, cuyo propósito es “ordenar el flujo vehicular en las estaciones de servicio”. El próximo lunes podrán repostar los vehículos cuyas patentes finalicen en los números 1 y 2, mientras que el martes lo harán los poseedores de matrículas terminadas en 3 y 4; miércoles 5 y 6, jueves lo harán las terminadas en 7 y 8, y el viernes, en 9 y 0.

Cifras escalofriantes

Las cifras señalan que unos 8 millones de venezolanos, 4 millones de ellos pensionados, reciben el salario mínimo. Esa cifra sube a 10 millones si hablamos de las personas que reciben los bonos que, cada tanto, otorga el Gobierno. Se trata de desembolsos que llegan cada dos meses, aproximadamente, y nunca superan los 5 dólares. Otro grupo de trabajadores, los del Estado y los que se desempeñan en el sector privado, recibe mensualmente salarios que bordean los 30 dólares. Todavía insuficiente para vivir.

De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), una familia de cinco personas necesita, solo para comer, 300 salarios mínimos. El Gobierno asegura que los venezolanos están bien alimentados gracias al sistema de entrega de alimentos subsidiados conocido como CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), pero este funciona de manera irregular, no cubre a toda la población, solo alcanza para alimentar a una familia durante unos cinco días y no incluye proteínas.

Desde marzo, el bolívar se ha devaluado casi un 83 por ciento frente al dólar, mientras que la inflación de los primeros ocho meses del año llega al 1.097 por ciento, según datos del Parlamento. Se estima que casi la mitad de la población del que fuera un próspero país hoy vive en la pobreza, que el 10 por ciento de los niños sufre desnutrición y que cinco millones de venezolanos han dejado su patria para buscar mejor suerte en otros lugares de la región, o en Europa. Además, la economía está cada vez más dolarizada debido a la devaluación del bolívar.

La devaluación de la moneda venezolana alcanza niveles escandalosos, un fenómeno que se suma a la escasez de gasolina en uno de los países con las mayores reservas de petróleo del planeta. Desde que el Gobierno de Nicolás Marudo puso fin a las subvenciones que recibía el combustible, con el salario mínimo ahora alcanza para comprar tres litros de gasolina. Si hubiera gasolina, porque en varias ciudades del país las filas para cargar los automóviles son eternas.

Por eso, este jueves (01.10.2020), el gobierno anunció que, a partir del lunes, la venta de combustible se realizará por número de placa. El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo que se trata de “un método ya conocido por todas y todos los venezolanos”, cuyo propósito es “ordenar el flujo vehicular en las estaciones de servicio”. El próximo lunes podrán repostar los vehículos cuyas patentes finalicen en los números 1 y 2, mientras que el martes lo harán los poseedores de matrículas terminadas en 3 y 4; miércoles 5 y 6, jueves lo harán las terminadas en 7 y 8, y el viernes, en 9 y 0.

Cifras escalofriantes

Las cifras señalan que unos 8 millones de venezolanos, 4 millones de ellos pensionados, reciben el salario mínimo. Esa cifra sube a 10 millones si hablamos de las personas que reciben los bonos que, cada tanto, otorga el Gobierno. Se trata de desembolsos que llegan cada dos meses, aproximadamente, y nunca superan los 5 dólares. Otro grupo de trabajadores, los del Estado y los que se desempeñan en el sector privado, recibe mensualmente salarios que bordean los 30 dólares. Todavía insuficiente para vivir.

De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), una familia de cinco personas necesita, solo para comer, 300 salarios mínimos. El Gobierno asegura que los venezolanos están bien alimentados gracias al sistema de entrega de alimentos subsidiados conocido como CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), pero este funciona de manera irregular, no cubre a toda la población, solo alcanza para alimentar a una familia durante unos cinco días y no incluye proteínas.

Desde marzo, el bolívar se ha devaluado casi un 83 por ciento frente al dólar, mientras que la inflación de los primeros ocho meses del año llega al 1.097 por ciento, según datos del Parlamento. Se estima que casi la mitad de la población del que fuera un próspero país hoy vive en la pobreza, que el 10 por ciento de los niños sufre desnutrición y que cinco millones de venezolanos han dejado su patria para buscar mejor suerte en otros lugares de la región, o en Europa. Además, la economía está cada vez más dolarizada debido a la devaluación del bolívar.

Fuentes:  (EFE, AFP, La Nación

Vuelven las protestas en Venezuela, pueblos se alzan ante el abandono del régimen chavista

Miles de venezolanos retomaron el lunes las calles en varias ciudades para protestar contra el régimen de Nicolás Maduro por la falta de gasolina y la interrupción en los servicios de agua, gas y electricidad, en lo que extiende un fenómeno que se viene registrando en el país petrolero desde hace varios días.

Las manifestaciones hasta el momento carecen de conducción política presentándose más bien como expresiones espontáneas de sectores de bajos ingresos que se han distanciado del chavismo, agobiados por el colapso de los servicios públicos, dijeron activistas.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) ha contabilizado desde el viernes cerca de 100 protestas en casi todas las regiones del país debido a los mismos fallos en los servicios públicos.

“Las protestas de hoy son una continuación de las que se dieron el viernes, sábado y domingo. Se están produciendo por los problemas de servicio público y estamos viendo que incluso el germen viene de gente del chavismo, gente que ahora es disidente, y que es la misma gente que distribuía los CLAPS (los alimentos subsidiados del régimen)”, explicó el activista Carlos Julio Rojas, coordinador de la organización comunitaria Frente Norte de Caracas.

“En estas protestas la oposición, como tal, tiene muy poca incidencia. Allí no hay ninguna conexión del gobierno interno y todo estos movimientos son espontáneos, sin que haya algún tipo de conducción política”, agregó.

Pese a los esfuerzos del régimen por contener la información, informes circulando a través de las redes sociales muestran que una veintena de protestas se venían registrando en todo el país, algunas de ellas pequeñas pero otras sumando varios cientos de personas.

Informes de prensa señalan que más de 30 personas han sido detenidas por las fuerzas del régimen y que al menos un edificio público tuvo daños luego de una serie de protestas en el estado de Yaracuy, al oeste del país.

Aunque hasta el momento no ha aparecido ninguna vinculación entre las protestas y el gobierno interino del presidente Juan Guaidó, las manifestaciones han sido duramente reprimidas por agentes de la policía y la Guardia Nacional, con videos y fotos transmitidas a través de las redes sociales mostrando a jóvenes heridos de perdigones o padeciendo los efectos de gases lacrimógenos.

Guaidó es reconocido como el legítimo presidente de Venezuela por una coalición internacional de cerca de 60 países liderada por Estados Unidos.

En la isla de Nueva Esparta, al noroeste del país, el gobernador Alfredo Díaz atribuyó las manifestaciones a la suspensión casi total de los servicios públicos. Es una situación que “no la aguanta nadie y es la principal razón de las protestas”. En las últimas 72 horas, la isla ha registrado más de una decena de manifestaciones callejeras.

Las noticias locales nunca han sido más importantes

“Nueva Esparta se levanta para luchar por las justas demandas de su población”, apuntó Díaz en su cuenta de Instagram, en la que compartió una decena de fotografías que muestran a ciudadanos cortando vías públicas o quemando llantas.

“De aquí no nos vamos a mover hasta que llegue la gasolina“, así lo indicaron manifestantes a funcionarios de la Guardia Nacional en el estado Nueva Esparta, en declaraciones divulgadas a través de las redes sociales.

Las protestas se tornaron particularmente violentas el fin de semana en el estado Yaracuy, donde al menos uno de los alcaldes ligados al régimen de Maduro amenazó con hacer uso de las grupos paramilitares armados para silenciar las manifestaciones.

“Hay que marcar a la gente cuerpo a cuerpo. Si marcamos a la gente cuerpo a cuerpo, esa gente va a desistir. Pero tenemos que ser valientes, como somos los chavistas. Entromparles (golpearles) sin miedo”, manifestó el alcalde de Yaritagua, Juan Parada.

“No te vayas a quejar si eres un comerciante y te escoñetan (destrozan) tu comercio. No te vas a quejar después si salen los colectivos, porque los chavistas mochos no somos”, agregó.

Portales de noticias reportaron manifestaciones de mediana envergadura en otros estados, incluyendo Falcón, Aragua, Anzoátegui, Lara y Sucre, todas ellas relacionadas con la severa escasez de combustible que obliga a los venezolanos a hacer filas durante días a las afueras de las gasolineras para poder repostar.

Pese a contar con las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, Venezuela padece agudos problemas de suministros de combustible que mantiene a los habitantes de ciudades enteras esperando semanas para poder verter gasolina en sus autos.

Los problemas de la población también se han visto agudizada por la escasez de gas doméstico, utilizado por la mayoría de los hogares venezolanos para cocinar, y las frecuentes interrupciones del servicio eléctrico y de agua.

Guaidó pide a la ONU “acciones oportunas y decisivas” para proteger al pueblo venezolano

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, solicitó a la comunidad internacional evaluar la posibilidad de implementar el principio de la Responsabilidad de Proteger a los venezolanos, argumentando que el Gobierno en disputa comete crímenes de lesa humanidad.

“Debo pedirles alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela, proteger a la población civil, hoy desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad del régimen dictatorial” dijo Guaidó en un discurso pronunciado desde Caracas, en el marco de la 75 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con la ONU, la Responsabilidad de Proteger es una figura orientada a “proteger a las poblaciones frente al genocidio, los crímenes de guerra, la depuración étnica y los crímenes de lesa humanidad”.

Guaidó subrayó que “demasiadas veces la diplomacia ha llegado tarde o no ha llegado en absoluto”, por lo que pidió a los representantes de los Estados miembros de la ONU que “asuman la responsabilidad de asistir al gobierno legítimo de Venezuela en su misión de proteger al pueblo”.

“Y considerar una estrategia que contemple escenarios luego de agotadas todas las vías (…) Hemos llegado al final de la escalada que trazan los pilares de la Responsabilidad para Proteger sobre mecanismos pacíficos y diplomáticos (…) Ha llegado el momento de acciones oportunas y decisivas” sentenció.

El mandatario interino agregó que también eleva la solicitud al Secretario General de la ONU, António Guterres para que “movilice la voluntad política de los Estados miembro para restaurar efectivamente la soberanía en Venezuela y poder proteger al pueblo civil de las atrocidades de un régimen criminal”.

Durante un discurso virtual enviado a los Estados miembro de la ONU, Guaidó resaltó los mecanismos de “diplomacia preventiva” que han sido implementados de la mano con gobiernos aliados y destacó la importancia del informe de la Misión independiente de Verificación de Hechos de la ONU.

“No puede ser una oportunidad más para que el mundo sea indiferente y se niegue a actuar, no se puede invisibilizar a miles de víctimas y sus testimonios, estos testimonios merecen ser validados por la comunidad internacional” sostuvo.

Chavismo pide a venezolanos a delatar a personas con acento extranjero por supuestos ataques de EEUU

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, pidió este martes (22.09.2020) a sus militantes que informen acerca de la presencia de personas con acento extranjero, pues aseguró tener información de supuestos actos para “generar violencia”.

En una rueda de prensa de su partido, Cabello, un militar retirado que no ocupa ningún puesto en el Ejecutivo, afirmó tener datos de “organismos de inteligencia que han detectado movimientos” que están dirigidos a “generar violencia” en “centros de Pdvsa, de electricidad y de agua”.

Por esta razón, pidió “informar inmediatamente cualquier movimiento raro, de la llegada de personas que no sean de la calle, de llegada de personas que no sean de las comunidades, de personas que no tengan acento venezolano, que tengan acento extranjero”.

A continuación, aseguró que tiene “información precisa que parte de las instrucciones dadas por el señor Pompeo (secretario de Estado de EE. UU.) a los lacayos”, nombre con el que el chavismo suele referirse a los opositores que según él responden a instrucciones de Estados Unidos, es “traer a Venezuela la violencia de Colombia”.

Para informar sobre estas personas sospechosas, Cabelló indicó ofreció “las vías del partido” y “los cuadrantes de paz”, nombre de unidades coordinadas de la policía para garantizar la seguridad ciudadana.

“Cada movimiento raro en un sector debe ser informado de manera inmediata”, concluyó Cabello.

Sin sorpresas: Venezuela ocupa otra vez el último lugar en Índice de Libertad Económica mundial

Venezuela sigue siendo el país peor evaluado en el Índice Mundial de Libertad Económica (EFW, por sus siglas en inglés), elaborado por el Fraser Institute de Canadá con el apoyo, en el país, del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), al ubicarse en el último puesto de los 162 países examinados en su última edición.

Este Índice evalúa cinco componentes asociados a la libertad económica: tamaño del gobierno; sistema legal y derechos de propiedad; existencia de una moneda sana; libertad de comercio internacional y regulaciones crediticias, laborales y de negocios.

De todos estos aspectos, la peor puntuación la recibió el país en el apartado de “moneda sana”, al puntuar únicamente 0,98/10. Por el contrario, solamente en el apartado de comercio internacional el país resultó relativamente aprobado, con un puntaje de 6/10.

Es necesario recordar que este estudio es realizado por el Fraser Institute a partir de data que tiene dos años de antigüedad, es decir, los resultados obtenidos corresponden a la situación de libertad económica del país en 2018.

En América Latina, Chile volvió a obtener el primer puesto del EFW 2020, al ubicarse en la posición 16. A escala mundial, los países  con mayor libertad económica son Hong Kong, seguido de Singapur y Nueva Zelanda.

– Interrelación entre libertad económica y confianza –

Aparte de la llamada “data dura” sobre la libertad económica de los países del mundo, el Fraser Institute prepara anualmente una reflexión vinculada al tema y a los elementos actitudinales de la sociedad.

En este sentido, el EFW 2020 se centró en la relación entre libertad económica y tolerancia, en el entendido de que esta última permite que las personas “progresen en la vida social y económica en función de sus méritos y no sobre la base de características determinadas que no estén relacionadas con sus cualidades”.

Las personas que viven en países con altos niveles de libertad económica disfrutan de una mayor prosperidad, más libertades políticas y civiles y vidas más largas.

Curiosamente, el ingreso promedio del 10 por ciento más pobre en los países económicamente más libres es más del doble del ingreso per cápita promedio en los países menos libres.

“Donde las personas son libres de buscar sus propias oportunidades y tomar sus propias decisiones, llevan vidas más prósperas, felices y saludables”, expresó Rocío Guijarro, gerente general de Cedice Libertad.

Adicionalmente, el estudio enfatiza que las instituciones de libre mercado “son tolerantes, especialmente donde hay confianza en la sociedad”.

Estudio advierte riesgo de nuevo éxodo venezolano como consecuencia del COVID-19

Una aceleración del coronavirus en Venezuela, escenario altamente probable ante el colapso del sistema de salud, podría propiciar un nuevo éxodo en los próximos meses, con millones de venezolanos tratando de ingresar a países vecinos para escapar la pandemia, la hambruna y un ambiente generalizado de caos y de violencia, advierte un informe del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales.

Así lo reportó un trabajo periodístico de El Nuevo Herald, divulgado en Miami esta semana.

“Separado de soluciones políticas u otros mecanismos para disminuir las crecientes presiones de sus crisis económica, política, sanitaria y de seguridad… el país está posicionado para sumergirse en la violencia y el caos,” resaltó el estudio del centro de investigación perteneciente a la Universidad de Georgetown.

“Enfrentando la triple amenaza de una enfermedad desenfrenada, de violencia y de ausencia de alimentos y de los productos más básicos, millones de venezolanos que aún no han abandonado el país podrían tratar de escapar a través de cruces fronterizos remotos o emprendiendo traicioneras travesías a través del Caribe”, señaló el informe, elaborado por Evan Ellis, profesor de Investigación de Estudios Latinoamericanos del Instituto de Estudios Estratégicos del U.S. Army War College.

Los problemas actuales del país petrolero están siendo agravados por el cierre de las fronteras como efecto del coronavirus, lo que impide el libre flujo de comercio y de personas.

Venezuela es un país que ha perdido la capacidad de producir su propia comida en el marco de una economía en condiciones de total colapso y el cierre de sus fronteras está acentuando las condiciones de hambruna.

El estudio también advirtió que un éxodo descontrolado de venezolanos podría convertirse en un nuevo agente de propagación de la pandemia en América Latina, representando una grave amenaza para países como Colombia, Guyana, Brasil y las islas caribeñas que ya enfrentan sus propias dificultades para contener al COVID-19 dentro de sus propias poblaciones.

Noticias de última hora y más

Inscríbase para recibir una de nuestras circulares noticiosas y sea el primero en saberlo cuando ocurra algo importante.INSCRÍBASE

El coronavirus tuvo un tarde comienzo en Venezuela en comparación a sus vecinos debido a que el país se encontraba aislado, con pocos vuelos internacionales aterrizando en suelo venezolano, antes de que comenzara la pandemia mundial.

Pero los números se han disparado en los últimos días, y la nación sudamericana reporta actualmente 25,805 casos y 223 muertes.

Esos números, sin embargo, podrían no estar mostrando la realidad del país, advierten los expertos, debido a que el régimen no está realizando un número adecuado de pruebas y realiza un pobre seguimiento del contacto de las personas infectadas.

El informe, que también expresa pesimismo sobre la posibilidad de una transición democrática en Venezuela, advierte que el sistema de salud es casi inexistente en el país, lo que deja a la población en un estado de alta vulnerabilidad frente a la crisis sanitaria.

El que altos funcionarios del régimen hayan contraído la enfermedad —incluyendo al número dos y número tres del chavismo, Diosdado Cabello y Tareck El Asisami, respectivamente— denota que no hay persona exenta del riesgo en el país petrolero.

Las noticias locales nunca han sido más importantes

Suscríbase para obtener acceso digital ilimitado a las noticias importantes de su comunidad#TUNOTICIALOCAL

El documento señala que una elevada tasa de mortandad provocada por la enfermedad podría llegar a introducir un elemento de alteración en la disciplina dentro de las fuerzas armadas y las agencias de seguridad nacional, pero advierte que la alta jerarquía militar continuará respaldando a Maduro

El control de Maduro, sin embargo, quedará limitado a Caracas, mientras que grupos guerrilleros y organizaciones criminales extienden el control sobre las zonas rurales.

“Aparte de Caracas, Venezuela es menos un país que un edredón retorcido de operaciones criminales aliadas a Maduro debido a que la incompetencia del régimen favorece sus intereses”, señala el estudio distribuido la semana pasada. “En consecuencia, el resultado probable [del periodo de turbulencia] no será un cambio de régimen, sino la mayor fragmentación, junto a la expansión del caos y de la violencia criminal a lo largo del país”.

Las probabilidades de que se produzca un golpe de Estado que libere a los venezolanos del régimen son bajas, señala el informe.

Las instituciones militares venezolanas están penetradas por los servicios de inteligencia cubanos así como el servicio de contrainteligencia militar venezolano que también es controlado por el régimen castrista.

La población venezolana, por su parte, es aterrorizada por los grupos de exterminios controlados por los organismos policiales leales al chavismo al igual que grupos paramilitares, conocidos como colectivos, obedientes al régimen.

“Para empeorar las cosas, la población venezolana no solo está desarmada y depende de la ayuda alimentaria de Maduro (como el programa conocido como CLAP), sino que también está sujeta a la intimidación de las fuerzas de seguridad, colectivos armados y otros matones del régimen, que han asesinado a 1,569 personas en los primeros cinco meses de 2020, según Naciones Unidas”, resaltó el documento.

Por otro lado, las sanciones aplicadas por Estados Unidos y otros países han tenido éxito en reducir sustancialmente los ingresos petroleros de Venezuela, cuyo nivel de producción ha caído a menos de 380,000 barriles por día desde los más de 2 millones en que se encontraba hace unos años

Pero el régimen aún obtiene voluminosos recursos provenientes de sus actividades criminales, principalmente a través del narcotráfico y el contrabando de oro, además de operaciones de extorsión.

Es por ello que “eliminar los ingresos al país de las ventas de petróleo perjudica de manera desproporcionada a la economía legítima, en lugar de a los socios criminales de Maduro”, resaltó el documento.

Juan Guaidó promete a los venezolanos restituir la señal de Directv que el régimen de Maduro suspendió

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, prometió la noche de ayer lunes que la “la señal de Directv podría volver a tu hogar”.

“Podemos afirmar con certeza que no existe una sola barrera institucional o internacional para que los venezolanos puedan volver a disfrutar de su señal”, aseguró.

Recordó a los venezolanos que la libertad de expresión e información son un derechos “fundamental y un elemento central para la lucha contra la dictadura”.

En criterio del también diputado, desde que se ordenó el cierre de Directv en Venezuela, el gobierno interino ha impulsado diversas alternativas para retornar la televisión digital.

Trump sobre Venezuela: “no tienen agua, no tienen comida”

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, usó la crisis venezolana para ejemplificar los problemas que puede causar la ideología a la que han estado sometidos los venezolanos desde la llegada del chavismo, una experiencia que no desea que vivan los norteamericanos.

lapatilla.com

En unas declaraciones ofrecidas desde la Casa Blanca este martes 14 de julio, Trump reiteró que “hace veinte años, Venezuela era una de las naciones más ricas”, gracias a sus “tremendas reservas de petróleo”.

Sin embargo, puntualizó que tras dos décadas bajo las directrices impulsadas por el fallecido Hugo Chávez y sostenidas por Nicolás Maduro, los venezolanos “ahora no tienen agua, no tienen comida, no tienen medicinas”.

Enfatizó que a ese tipo de ideologías no hay que darles entrada en EEUU, en clara referencia a su rival por la presidencia, Joe Biden, así como al antiguo precandidato, Bernie Sanders.

<!– Global site tag (gtag.js) – Google Analytics –>

<script async src=”https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2“></script>

<script>

  window.dataLayer = window.dataLayer || [];

  function gtag(){dataLayer.push(arguments);}

  gtag(‘js’, new Date());

  gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

</script>

<div itemscope itemtype=”https://schema.org/VideoObject“><meta itemprop=”uploadDate” content=”Mon May 04 2020 21:29:09 GMT-0400 (Eastern Daylight Time)”/><meta itemprop=”name” content=”Bumper Jingle”/><meta itemprop=”duration” content=”PT11.55S” /><meta itemprop=”thumbnailUrl” content=”https://content.jwplatform.com/thumbs/ku6cJzvX-640.jpg“/><meta itemprop=”contentUrl” content=”https://content.jwplatform.com/videos/ku6cJzvX-OV0mh7ro.mp4“/><script src=”https://cdn.jwplayer.com/players/ku6cJzvX-BZDRTh0c.js“></script></div>


Trump promete “luchar por los venezolanos” en visita a Doral, enclave del exilio criollo

El presidente Donald Trump viajó a Miami el viernes, en una visita en la que se presentó como duro contra las drogas y campeón de los intereses de los votantes venezolanos, en un momento en que la política estadounidense hacia Venezuela no ha dado los resultados esperados y las encuestas lo tienen por debajo del candidato demócrata en la Florida.

“Vamos a luchar por los venezolanos”, dijo Trump durante una mesa redonda en la sede del Comando Sur de Estados Unidos en el Doral. “Cuba y Venezuela, lo tenemos todo bajo control”.

Trump llegó en la tarde a Southcom, acompañado por el secretario de Defensa Mark Esper, el secretario interino de Seguridad Nacional Chad F. Wolf, el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien y el representante republicano Mario Díaz-Balart, para recibir un informe sobre los resultados de una operación contra el narcotráfico en el Caribe, iniciada en marzo.

“Esta operación ha sido increíblemente exitosa”, dijo durante breves comentarios en los que se refirió al “hermoso equipo” enviado a la región del Caribe.

El aumento de la presencia militar estadounidense en términos de barcos, aviones y fuerzas de seguridad operando en el Caribe y el Pacífico Oriental ya ha dado resultados significativos, dijo el jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller.

Faller dijo que la operación ha permitido incautar 122 toneladas métricas de cocaína que se dirigían a los Estados Unidos, y más de 18,000 libras de marihuana.

En exhibición en el centro del teatro de Southcom estaban bloques de cocaína por un valor de un millón de dólares, según dijo una portavoz.

La operación militar tiene como objetivo combatir a los carteles de la droga que quieren aprovechar la crisis del coronavirus, pero también negarle fondos al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, dijo O’Brien.

“Durante años, Venezuela ha inundado a Estados Unidos con cocaína”, dijo, y agregó que la administración continuará su “campaña de máxima presión” contra Maduro.

O’Brien también aprovechó su tiempo en la mesa redonda para resaltar el “compromiso” de Trump con el pueblo venezolano.

“Casi todos los días pregunta cómo van las cosas en Venezuela”, dijo el alto funcionario. “Al pueblo de Venezuela, el presidente sigue apoyándolos” así como presidente interino venezolano Juan Guaidó.

Trump llegó a Doral, el hogar de miles de venezolanos, en un momento crítico para su política hacia esa nación sudamericana. Pese a los esfuerzos de la oposición encabezados por el líder de la Asamblea Nacional Juan Guaidó y el apoyo de Estados Unidos y casi 60 países a su presidencia interina, Nicolás Maduro se mantiene en el poder, con el apoyo de Cuba, Rusia y ahora, Irán.

Ni la campaña de sanciones contra Cuba y Venezuela ni una propuesta diplomática del Departamento de Estado para una transición pacífica han convencido a Maduro y a sus aliados cercanos de abandonar el gobierno. Y la administración ha dejado claro que, pese a la dura retórica, no tiene apetito para una aventura militar.

Pese al impasse, muchos venezolanos y cubanos que han apoyado a Trump por su política de mano dura hacia los gobiernos de ambos países, no ocultaron su descontento cuando el presidente recientemente dejó abierta la posibilidad de una reunión con Maduro. Trump luego dijo que solo se reuniría con el gobernante venezolano para discutir su salida del poder.

Luego de visitar Southcom, el presidente también asistió a una mesa redonda con miembros de las comunidades cubana y venezolana en la Iglesia Doral Jesus Worship Center.

La política hacia Venezuela también arrastra a muchos votantes cubanoamericanos, un grupo en su mayoría republicano que votó por Trump en el 2016. En la Florida, un estado en disputa donde las victorias electorales se ganan por estrecho margen, el apoyo de los votantes cubanos y venezolanos podría ser crucial.

Pero los supuestos comentarios de una ayudante del vicepresidente Mike Pence, cuestionando la existencia de enclaves étnicos como la Pequeña Habana, también han creado fricciones unos días antes de la visita.

Flanqueado por la disidente cubana Rosa María Payá y por el activista del exilio cubano Orlando Gutiérrez, Trump no perdió tiempo en afirmar que su administración “apoya al pueblo de Venezuela y Cuba”.

“Apoyamos al justo líder de Venezuela, Juan Guaidó”, dijo. “Y terminé la política vendida de Obama-Biden al régimen de Castro”, agregó. “Lo que hicieron por los cubanos fue ridículo”.

Varios asistentes agradecieron al presidente sus políticas y sus promesas de “luchar contra el socialismo” en la región.

“Usted es lo que se interpone entre el capitalismo y el socialismo”, dijo el pastor Mario Bramnick.

“La historia lo registrará como el presidente que libera a este hemisferio del socialismo”, dijo Díaz-Balart. “Estos regímenes no sobrevivirían otros cuatro años Del presidente Trump”.

Algunos activistas, como Ernesto Ackerman, le suplicaron directamente al presidente que “ayude al pueblo de Venezuela a deshacerse de los narcoterroristas que se han apoderado de nuestro país”.

“Necesitamos su liderazgo”, dijo.

Payá le pidió al presidente que incrimine judicialmente a Raúl Castro, que nombre al Partido Comunista como una organización terrorista y que “corte todos los fondos” que van al régimen.

Cuando varios activistas contaron sus experiencias al huir de los países socialistas y enfrentar persecución o pobreza, Trump dijo que el candidato democráta, Joe Biden, era “un títere de Bernie Sanders, AOC y la izquierda radical”.

“Nadie estaría a salvo en la America de Biden”, dijo.

Casi todos los activistas en el evento dijeron que ayudarían a Trump a ser reelegido.

El interés del presidente en los votantes hispanos también se hizo evidente esta semana con la firma el jueves de una orden ejecutiva “para mejorar el acceso de los hispano-americanos a las oportunidades educativas y económicas”.

“No solo estamos agradecidos por su liderazgo con la comunidad hispana por haber impactado de manera tan sorprendente en los últimos años, sino que también le llevaremos a su reelección porque entendemos que usted es el faro de esperanza para la comunidad hispana,”dijo Lourdes Aguirre, representante de la comunidad evangélica de Miami y miembro de Latinos por Trump durante la firma de la orden ejecutiva en la Casa Blanca.

Pero las comunidades venezolana y cubana no son monolíticas, y a medida que se acerca noviembre, el Partido Demócrata está prestando más atención a los votantes hispanos en el estado.

Unas horas antes de la visita, el Partido Demócrata de la Florida organizó un panel con activistas venezolanos y cubanoamericanos que criticaron las políticas del presidente.

“Se va a sentar hoy con migrantes venezolanos; vi su agenda. ¿Está dispuesto a otorgar el estatus de protección temporal a los venezolanos?”, dijo el activista venezolano Leopoldo Martínez Nucete. “Vean más allá de lo que dice, y evalúen lo que ha hecho. No ha hecho nada para resolver esta pandemia. Como no ha hecho nada, solo hablar, sobre Venezuela. No le importan los venezolanos “.

EEUU confisca 81 vehículos que iban a ser enviados a aliados de Maduro

Las autoridades de Estados Unidos decomisaron el miércoles 81 vehículos que iban a ser embarcados a Venezuela e investigan los posibles nexos del ilícito con un exfuncionario del Gobierno de Nicolás Maduro, informó este miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Los vehículos, entre ellos uno valorado en 95.000 dólares y dotado con sirenas, que al parecer estaba destinado a miembros del entorno de Maduro, fueron decomisados por tandas en el puerto Everglades, informó este miércoles John Tobon, agente de la HSI, el brazo investigador del DHS.

“Estos vehículos iban para Venezuela para beneficiar a personas que se están enriqueciendo por medio de la corrupción en el país”, enfatizó Tobon en rueda de prensa en Fort Lauderdale, a 42 kilómetros al norte de Miami.

El oficial detalló, sin embargo, que no se han presentado hasta el momento arrestos tras la operación, que calificó como la “mayor” en contrabando de vehículos, valorados en 3,2 millones de dólares.

Tobon dijo que el ilícito es apenas la “punta del iceberg” de un entramado internacional en el que pueden estar involucrados el extesorero venezolano Alejandro Andrade y el empresario Raúl Gorrín, presidente del canal televisivo venezolano Globovisión.

Andrade está preso en EE.UU. con una condena a 10 años de cárcel por lavado de dinero, mientras Gorrín está acusado por la Justicia estadounidense de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria y forma parte de una lista de los más buscados por corrupción.

“Lo que se está haciendo ahora no es una actividad desorganizada. Esto no pasó porque nos tropezamos con ello sino que fue parte de una colaboración internacional de inteligencia”, precisó.

Agregó que en el sur de Florida “hay cómplices trabajando para enriquecer a aquellos involucrados en delitos como tráfico de drogas, trata de personas o contrabando”.

Tobon explicó que los vehículos se compraron sin ningún préstamo y mediante transferencia bancaria desde cuentas en paraísos fiscales.

Detalló que los vehículos, entre ellos de las marcas Lexus, Mercedes, Toyota y Land Rover, al parecer iban también destinados a la policía de Venezuela.

El decomiso, que ocurrió por tandas, la última el pasado 16 de junio, se divulgó a dos días de la visita que tiene prevista el presidente Donald Trump al Comando Sur de EE.UU., en el sur de Florida.

El republicano ordenó en abril de este año “duplicar” el número de barcos militares y soldados en las costas de Latinoamérica para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el mar Caribe, lo que incluye a Venezuela y México.

Maduro responde y expulsa a embajadora de la Unión Europea en Venezuela

No ocultó su molestia Nicolás Maduro por la reciente decisión de la Unión Europea de sancionar a miembros de la Asamblea Constituyente, al diputado Luis Parra a quien el TSJ le entregó la «presidencia» del parlamento y a algunos militares y funcionarios de su gobierno. Colonialistas, racistas, supremacistas y algunas cosas más dijo que eran. Y anunció una decisión: la embajadora de la UE tiene 72 horas para salir del país.

Isabel Brilhante Pedrosa, entonces, debe estar haciendo maletas.

«¿Quiénes son ellos para tratar de imponerse con la amenaza? ¿Quiénes son? ¡Ya basta! Por eso he decidido darle 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para que abandone nuestro país», dijo Maduro.

El conflicto le alimenta el verbo: “Nosotros desde Venezuela le hablamos claro y duro. No le tenemos miedo a nadie (…) ¡Ya basta del colonialismo europeo contra Venezuela!”.

Las sanciones de la UE van contra 11 personas. La mayoría por acciones directas contra Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado. Sobre el diputado Luis Parra por su «ilegítima» elección a través del TSJ con la que se intenta despojar a Guaidó de su cargo al frente del parlamento; contra los también diputados Franklyn Duarte y José Noriega, quienes fueron proclamados por el TSJ como vicepresidentes de la Asamblea Nacional; contra Gladys del Valle Requena y Tania Valentina Díaz González, quienes a través de la Asamblea Constituyente impulsaron el despojo de la inmunidad parlamentaria de Guaidó. Y otros.

Incluye, cosa curiosa, también a Jorge Márquez, director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, acusado de limitar el derecho a la información.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);