EE.UU. pide al gobierno de Cuba respetar “derechos fundamentales” de sus cuidadanos

Estados Unidos pidió ayer martes (12.10.2021) al gobierno de Cuba “respetar los derechos fundamentales” de los cubanos, al rechazar la decisión de La Habana de prohibir una marcha opositora prevista para el 15 de noviembre.

“Es la libertad de expresión, es la libertad de reunirse pacíficamente lo que el gobierno cubano le ha negado a su pueblo”, dijo a periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

“Llamamos al gobierno en La Habana a respetar las libertades fundamentales y los derechos fundamentales del pueblo cubano”, afirmó.

El gobierno de Cuba denegó el martes una solicitud de la oposición para organizar una protesta el mes que viene, alegando que sus promotores tienen vínculos con Washington para impulsar un cambio de régimen tras las inéditas manifestaciones del 11 y 12 de julio en toda la isla. 

“Aspiraciones insatisfechas del pueblo cubano”

Price negó que Estados Unidos esté detrás de estas movilizaciones.

“Lo que sucedió en julio, lo que sucedió en los días y semanas posteriores a eso, no se trataba de Estados Unidos. Se trataba de la conducta del régimen cubano, las aspiraciones insatisfechas del pueblo cubano por libertad, por dignidad, por prosperidad, elementos que les han sido negados por este régimen durante demasiado tiempo, desde 1959”, aseveró.

Las marchas de julio en medio centenar de ciudades cubanas dejaron un muerto, decenas de heridos y centenares de detenidos.

El portavoz de la diplomacia estadounidense pidió la “liberación inmediata” de todos ellos, tras denunciar “detenciones arbitrarias”, “desapariciones” y “juicio sumarios”

     “La violencia que hemos visto, las detenciones que hemos visto, la represión que hemos visto, ahora la prohibición a la protesta pacífica que hemos visto, todo esto nos recuerda que el pueblo cubano está pagando muy caro su lucha por la libertad”, dijo Price.

Biden se reúne con líderes de la comunidad cubana e incrementa las sanciones contra la dictadura de Cuba

El gobierno de Estados Unidos impuso este viernes sanciones contra la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba (PNR) por su rol en la represión de las protestas en la isla que comenzaron el 11 de julio

Las nuevas sanciones se suman a las de la semana pasada contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR), Álvaro López-Miera, y contra la unidad militar de los “boinas negras”.

El anuncio del Departamento del Tesoro se produjo el mismo día que el presidente, Joe Biden, se entrevistó en la Casa Blanca con líderes cubano-estadounidenses, entre ellos el cantante Yotuel Romero, uno de los autores de la canción que se convirtió en una suerte de himno en las protestas: “¡Patria y vida!”.

También asistieron al encuentro Manny Díaz, exalcalde de Miami; Felice Gorordo, empresario cubano-estadounidense y consejero delegado de eMerge Américas, y Ana Sofía Peláez, cofundadora de la organización Miami Freedom Project.

Al inicio de la reunión, Biden se refirió a las manifestaciones como “históricas” y cuestionó las detenciones masivas, la “ausencia de justicia” y las desapariciones de personas por expresar su opinión.

Régimen cubano se niega a la instalación de un Internet paralelo desde EEUU

Cuba no permitirá que Estados Unidos habilite “una internet paralela”, como pretende la administración del Joe Biden, por considerar que sería un acto de “injerencia”, dijo este martes un alto funcionario cubano.

“Estados Unidos lo que quiere es brindar una internet paralela a nuestro país (…), y realmente nosotros no vamos a permitir esa injerencia, porque estaría violando no sólo nuestra Constitución, sino también el propio preámbulo de la Constitución de la Unión internacional de Telecomunicaciones (UIT)”, dijo el viceministro cubano de Comunicaciones, Wilfredo González, en una entrevista con la AFP.

El viceministro precisó que la iniciativa de Washington “estaría violando el ciberespacio” de Cuba, lo que “sería inaceptable”.

“Estamos en la posición de evitar cualquier tipo de acciones de este tipo”, enfatizó González, tras preguntarse en qué otro “país del mundo existe una internet paralela”.

Respecto a la críticas que ha desencadenado la aprobación y puesta en vigor este martes del primer reglamento cubano de ciberseguridad, que tipifica delitos como la “subversión social” en la red, González defendió el derecho de la isla de “establecer sus propias regulaciones y reglamentaciones” para el uso de internet y la redes sociales bajo los principios de la UIT.

Esta norma “amplía la posibilidad de trabajar ante cualquier incidente de ciberseguridad” y “el mal uso de las tecnologías en el ciberespacio”.

El Senado de Estados Unidos aprobó el martes pasado una enmienda que crearía un fondo destinado a desarrollar y desplegar la tecnología existente con el objetivo de proveer de internet a los cubanos.

Durante las históricas protestas que sacudieron a la isla el 11 y 12 de julio, el gobierno cubano cortó el internet móvil unos cinco días. El presidente Biden anunció entonces que su gobierno estudiaba cómo podía restaurar la conectividad.

“Estados Unidos está utilizando internet como un arma para agredir a nuestro país”, denunció González. Destacó que esa política de Washington es “de doble moral”, porque “bloquea” por un lado y “genera una subversión en el ciberespacio” por el otro.

El internet móvil, que llegó a Cuba apenas en 2018, se ha convertido en el gran aliado de organizaciones ciudadanas para expresar sus demandas y fue vital el 11 de julio cuando las manifestaciones se reprodujeron de manera masiva en las redes en toda la isla.

Según el viceministro, más de 7,7 millones de cubanos, más del 68% de la población, acceden a internet.

Anticastristas en Florida piden que en Cuba se realice un paro nacional

Orlando Gutiérrez, coordinador de la Asamblea de la Resistencia Cubana, llamó ayer miércoles desde Miami (Florida) a un “paro nacional” en Cuba como resultado del estallido social y las protestas del pasado 11 de julio, considerado inédito en más de 60 años de castrismo.

“Hoy se conmemora el primer mes del inicio del levantamiento cívico por la libertad (en Cuba), una rebelión nacional que muestra al mundo el deseo profundo que tiene el pueblo cubano de vivir en un Estado de derecho”, dijo Gutiérrez en un mensaje en vídeo.

Gutiérrez se mostró en su mensaje convencido de la necesidad de pasar a una “nueva etapa de lucha cívica” que cristalice en un “paro nacional” con la “renuncia a todos los organismos del régimen” y la organización de “protestas” y acciones que “dificulten” todas las operaciones del régimen cubano.

El activista reconoció que el camino iniciado el 11-J “no será fácil” y se refirió, en ese contexto, a los “cientos de cubanos” que “han pagado un precio muy alto” con la cárcel por su “lucha frontal pacífica contra el régimen” en las protestas.

El coordinador de la Asamblea de la Resistencia Cubana, una plataforma que aglutina a organizaciones opositoras en Cuba y fuera de Cuba, apeló en su llamado a los lemas de “patria y vida” (en referencia a la canción que se ha convertido en un himno de las protestas en la isla), “queremos libertad y el fin del comunismo” y “queremos que caiga la dictadura”.

“Estos objetivos son el centro de nuestra lucha”, acotó en su mensaje al pueblo cubano.

Subrayó que el exilio cubano, “más unido que nunca”, se ha reencontrado “en el vigor de esta lucha con nuestros hermanos en la isla”, con todos aquellos que piden el cambio, la “inmensa mayoría”, aseveró.

El exiliado identificó el “paro nacional” con un “estado de conciencia” que se traduce en “no cooperar” con el régimen cubano, “protestar en la forma que podamos y dar a conocer el mensaje de libertad”.

“El mundo sí está mirando a Cuba y sabe que el pueblo cubano quiere libertad”, hizo hincapié.

Conozca la crítica situación de los hospitales de la isla en el peor momento de la pandemia

“Nadie imagina el dolor que estoy pasando en estos momentos. Nadie imagina el sufrimiento que tenemos todos en casa”.

Lenier Miguel Pérez, un cubano residente en Matanzas, en el occidente de la isla, dice que no sabe cómo seguir adelante con su vida, que está “con rabia de tanto dolor”.

En solo dos semanas, según cuenta, pasó de recorrer los hospitales de su provincia, en busca de atención médica para su hijo, a perder a su mujer embarazada, Lydda María Rivero, de 23 años, a punto da dar a luz a su segundo bebé (que también falleció).

“¡Qué dolor tan grande es perderlos a los dos a la misma vez y el mismo día!”, dice a BBC Mundo.

Según su testimonio, que BBC Mundo verificó con dos personas cercanas a la familia, todo comenzó cuando al niño de ambos, de 4 años, le dio fiebre en la noche del 22 de junio.

“Al otro día mi mujer y yo corrimos con él al policlínico para descartar lo que sucedía. Le hicieron un test rápido y dio positivo a coronavirus“, agrega.

Pérez recuerda que, dado el embarazo de su esposa, fue él quien decidió acompañar al niño durante la hospitalización.

Entonces, cuenta, fue cuando empezó su odisea: tuvo que esperar todo un día para que su hijo pudiera ser trasladado a un hospital, por falta de camas.

“23 de junio. Todo el día esperando y nada. Ni una visita de un doctor. (Había) un padre rabiando de dolor, era positivo (al coronavirus) y no había nada que darle de tratamiento”, dice.

Según recuerda, ese día, sobre las 10:00 pm, llegó un bus para trasladarlos finalmente al hospital, pero cuando llegaron, no había espacio para los menores.

“Llega una doctora de guardia y nos dice: ´El hospital está colapsado. No hay camas para los niños, solo podemos dejarlos en el pasillo a esperar a que le den altas a los que están (ingresados) para poderlos ubicar. No se sabe si es en la mañana o en la tarde o al otro día, porque todo está lleno´”.

Los padres dijeron que no se bajarían del autobús, que no permitirían que sus hijos se quedaran tirados “en un pasillo de un hospital donde lo que se respira es enfermedad”.

El Senado de EE.UU. aprueba la “Oswaldo Payá Way” en honor al mártir cubano

Senadores estadounidenses de ambos partidos aprobaron ayer lunes nombrar la calle de Washington que está al frente a la Embajada de Cuba en honor al fallecido opositor cubano Oswaldo Payá (1952-2012).

El senador cubanoestadounidense Marco Rubio señaló hoy que el cambio rinde “una homenaje a la vida y el legado de uno de los líderes cívicos más importantes de la isla que pagó el precio máximo en defensa del futuro democrático de la isla”.

Para Rosa María Payá, hija del disidente fallecido, la “Oswaldo Payá Way” será “un recordatorio permanente de la urgencia de frenar la impunidad del régimen”.

“El legado de mi padre vive en la lucha por la libertad y los derechos del pueblo cubano”, según dijo la activista a Efe cuando se presentó el proyecto.

La aprobación ocurre en medio de las protestas que estallaron en Cuba desde el pasado 11 de julio en contra del Gobierno de Miguel Díaz-Canel y que han tenido eco en diversas manifestaciones de apoyo en todo el mundo, especialmente en Miami y Washington.

“Tras las históricas protestas lideradas por cubanoamericanos frente a la Embajada del régimen en la capital de nuestra nación el lunes pasado, otro símbolo de la tenacidad del pueblo cubano en su búsqueda de la libertad quedará grabado para la eternidad”, agregó Rubio.

Payá fundó en 1988 el Movimiento Cristiano Liberación (MLC) para promover la democracia y las libertades civiles a través de la resistencia pacífica.

Una década después, la organización creó el Proyecto Varela, que buscaba avanzar en las reformas democráticas bajo una disposición de la Constitución cubana que permitía al público introducir proyectos de ley.

Cambiar el nombre de la vías “es un paso pequeño pero significativo que obligará a todos los que visiten o escriban a la embajada a recordar no solo a Payá, sino a todos aquellos que han impugnado la crueldad y opresión del Gobierno comunista cubano”.

La familia de Payá ha asegurado que el accidente en el que el opositor y el también disidente Harold Cepero murieron el 22 de julio 2012 fue provocado por agentes del régimen castrista.

Ambos viajaban en un automóvil que se salió de la carretera. El auto era conducido por el joven político conservador español Ángel Carromero, quien fue condenado a prisión en Cuba por homicidio voluntario, pero está ya en España.

En 2012, el Senado de EE.UU. aprobó una resolución que honra la vida del disidente cubano y pedía una investigación imparcial sobre su muerte.

Flotilla sale de Miami en apoyo a cubanos

Una pequeña flotilla de embarcaciones tripuladas por cubanos-estadounidenses salió el viernes desde Miami y planeaba acercarse a la costa de La Habana como una muestra de apoyo a las protestas en Cuba.

Cinco botes salieron de la marina del centro comercial Bayside y tras recargar combustible en Cayo Hueso, el punto más sur de Estados Unidos a unos 145 kilómetros de Cuba, buscarían adentrarse en el estrecho de la Florida, dijo José Portieles, uno de los organizadores.

Expresó que planeaban mantenerse en aguas internacionales, a unos 24 kilómetros de la costa de La Habana.

“También queremos llamar la atención del gobierno de Estados Unidos, que algo tiene que hacer”, dijo Portieles. “Nos sentimos identificados con lo que está pasando en las protestas. Podríamos ser nosotros los que estuviéramos ahí”.

La flotilla salió un día después que el gobierno del presidente Joe Biden anunciara sanciones contra un funcionario y una entidad gubernamental de Cuba involucrados en abusos a los derechos humanos cometidos durante la represión de protestas en la isla este mes.

A comienzos de esta semana, la Casa Blanca anunció que Biden ordenó a su administración tomar medidas para aumentar la presión sobre el régimen comunista, luego de que miles de cubanos salieran a las calles de La Habana y de otras ciudades de la isla para reclamar por la escasez de comida y los precios elevados durante la crisis del coronavirus.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, respondió en Twitter que las sanciones son “infundadas y calumniosas”.

Cuba considera la salida de las embarcaciones como una provocación.

Al tomar conocimiento sobre la flotilla, pidió al gobierno estadounidense que actúe con “seriedad” para evitar incidentes.

“Espero que el gobierno de Estados Unidos aplique y garantice que se cumplan sus leyes”, expresó Rodríguez. “Que cumpla de su responsabilidad, con lo que es ya hoy una grosera violación del derecho internacional porque el gobierno de los Estados Unidos debería impedirlo (la salida de la flotilla)”.

La Guardia Costera advirtió que sería ilegal si las embarcaciones salieran de las aguas de Estados Unidos con la intención de ingresar en aguas cubanas. Sin embargo, a los que buscan acercarse a las aguas de Cuba sólo les ha advertido que no lo hagan y ha ofrecido recordatorios de seguridad para los que ignoren sus consejos.

Portieles, uno de los organizadores de la flotilla, aseguró que los tripulantes de las embarcaciones no llevan armas y que lo que están haciendo es legal. La mayoría no son activistas sino empresarios cubano-estadounidenses que se conocen como parte de la comunidad de aficionados a la navegación del Sur de la Florida y comparten el deseo de ver a una Cuba libre, explicó.

El objetivo es llegar lo más cerca posible en aguas internacionales a la costa de La Habana el viernes en la tarde, antes de regresar a Miami. Esperan de estar de vuelta en una marina del centro de la ciudad el sábado al mediodía.

El viaje estaba previsto inicialmente para el lunes, pero fue postergado hasta el viernes.

Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia que durante años organizó flotillas hacia la isla y experimentó la confiscación de tres botes por parte del gobierno estadounidense, estaba en Bayside para verlos partir. Sánchez les aconsejó que no usen bengalas para llamar la atención del gobierno cubano y que no se acerquen a menos de 24 kilómetros de la costa.

La Guardia Costera dijo que está al tanto de la flotilla y va a supervisarla. “Estamos patrullando por agua y por aire para proteger y garantizar la seguridad de la vida en el mar para todos, independientemente de la actividad planeada por la flotilla”, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

EEUU advierte a haitianos y cubanos que no intenten huir a su territorio

Washington advirtió el martes a haitianos y cubanos, cuyos países se encuentran sumidos en graves crisis, que serán repatriados si intentan huir a Estados Unidos, en tanto hizo hincapié en los peligros del viaje.

Cuba, en tanto, registró el fin de semana manifestaciones sin precedentes contra las condiciones de vida y el gobierno comunista / Foto de referencia (YAMIL LAGE/)

“Nunca es el momento adecuado para intentar migrar por mar”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. “No vale la pena correr el riesgo (…) Permítame ser claro: si se lanza al mar, no será para venir a Estados Unidos” subrayó.

Las declaraciones de Mayorkas se producen en momentos de agitación en ambos países caribeños. En Haití, agobiado ya por una profunda crisis política, económica y de seguridad, el presidente Jovenel Moise fue asesinado la semana pasada, sumiendo al país en el desconcierto.

Mayorkas dijo que aún no hay evidencias de un aumento en los intentos de ingresar a territorio estadounidense por mar desde esos dos países ubicados al sur de la península de Florida.

No obstante, indicó que la Guardia Costera, que patrulla con asistencia aérea las aguas de ese estado ubicado en el sureste de Estados Unidos, interceptará cualquier embarcación con migrantes. “Todo migrante interceptado en el mar, independientemente de su nacionalidad, se le impedirá ingresar a Estados Unidos”, dijo Mayorkas, agregando que el cruce del estrecho de Florida es muy peligroso durante la temporada de huracanes. También dijo que 20 personas murieron en las últimas semanas en su intento por llegar a territorio estadounidense.

Estados Unidos colabora con Haití en la investigación del asesinato de Moise y apostó buques de la Guardia Costera frente a las costas del atribulado país. “Estamos comprometidos a apoyar al gobierno haitiano, mientras busca justicia en este caso, y afirmamos el apoyo de Estados Unidos al pueblo de Haití”, dijo.

“También nos solidarizamos con el pueblo cubano y su llamado a liberarse de la represión y el sufrimiento económico que causa el régimen autoritario de Cuba”, agregó

Blinken: es un error interpretar que Estados Unidos está tras las protestas en Cuba

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, remarcó este lunes (12.07.2021) en una rueda de prensa que es un “grave error” acusar a Estados Unidos de estar detrás de las protestas que vive Cuba, al señalar que son “reflejo” de un pueblo “profundamente cansado” y de “la mala gestión y represión” de las autoridades cubanas, tras ser preguntado por las declaraciones del presidente Miguel Díaz-Canel en las que afirmaba que “gente mercenaria pagada por el Gobierno de Estados Unidos” ha sido la encargada de organizar las protestas.

Díaz-Canel también atribuyó al embargo comercial estadounidense que pesa sobre la isla buena parte de la grave crisis humanitaria y sanitaria que atraviesa el país. “Sería un grave error por parte del régimen cubano interpretar lo que está sucediendo en docenas de pueblos como producto de (una actuación de) Estados Unidos”, señaló el jefe de la diplomacia estadounidense en la rueda de prensa, en la que también se refirió a la situación en Haití instando a celebrar elecciones libres.

Las protestas en Cuba, afirmó Blinken, obedecen a que el pueblo cubano “está profundamente cansado” de la “represión, mala gestión de la economía, la falta de alimentación adecuada y una mala respuesta a la pandemia” por parte de las autoridades cubanas. “Son un reflejo del pueblo cubano, no de Estados Unidos o un actor extranjero”, recalcó.

Biden pide a Cuba que “escuche a su gente y atienda sus necesidades”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó el lunes su apoyo al pueblo de Cuba en medio de las inusuales protestas en el país por la falta de libertades y el deterioro de la economía, y pidió al régimen de Díaz-Canel que “escuche a su gente y atienda sus necesidades”.

“Apoyamos al pueblo cubano y su clamor por la libertad y el alivio del trágico control de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”, dijo Biden en un comunicado.

“El pueblo cubano está haciendo valer con valentía los derechos fundamentales y universales. Esos derechos, incluido el derecho a la protesta pacífica y el derecho a determinar libremente su propio futuro, deben respetarse. Estados Unidos hace un llamado al régimen cubano para que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse”, continuó.

Los funcionarios de la Casa Blanca están monitoreando de cerca las protestas en el país, a 145 kilómetros de Estados Unidos, y el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan advirtió sobre lo que pueda ocurrir con los manifestantes pacíficos.

Protestas sin precedentes en Cuba

Miles de cubanos salieron a las calles el domingo para protestar por la falta de alimentos y medicinas mientras el país atraviesa una grave crisis económica agravada por la pandemia de covid-19 y las sanciones de Estados Unidos.

Muchos gritaron por la “libertad” y pidieron la dimisión de Díaz-Canel, informó Reuters. La policía arrestó a varios manifestantes y utilizó gases lacrimógenos para disolver algunas manifestaciones.

En declaraciones televisadas a nivel nacional el domingo, Díaz-Canel culpó de las condiciones económicas a las sanciones de Estados Unidos, que Biden no abordó en su declaración.

La administración Trump promulgó algunas de las medidas económicas más duras contra Cuba en décadas. Hasta ahora, la administración Biden aún no las ha levantado.

“Estados Unidos apoya la libertad de expresión y reunión en Cuba, y condenaría enérgicamente cualquier violencia o ataques contra manifestantes pacíficos que ejercen sus derechos universales”, tuiteó Sullivan el domingo por la noche.

Reportan represión policiaca, detenciones y militares en las calles en Cuba

La organización Amnistía Internacional reportó este domingo que las protestas que surgieron durante el día en Cuba y que han continuado durante la noche han sido reprimidas por la policía, con reportes de personas heridas, amenazas y detenciones arbitrarias.

Además, señaló que se mantiene una fuerte presencia militar en las calles.

“Son las 9:30 pm -21.30 horas (02.30 GMT del lunes)- en Cuba y las protestas continúan”, escribió en un mensaje en Twitter Erika Guevara Rosas, directora de AI para las Américas, con sede en México.

“Se reportan personas heridas por disparos de la policía, detenciones arbitrarias, amenazas y ataques a periodistas, incluido fotógrafo de la agencia AP, fuerte presencia militar en las calles y un gobierno intolerante”, añadió en el mismo mensaje.

En un mensaje previo, Guevara Rosas expuso que “en un hecho sin precedentes, miles (de personas) salieron a protestar pacíficamente en varios puntos de Cuba” y señaló que el presidente Miguel Díaz Canel “les acusa de mercenarios y vendidos al imperio y llama a sus simpatizantes a combatirles violentamente”.

La representante dijo que con ello el presidente cubano “deja claro que su gobierno es un violador de DDHH y represor” y agregó la etiqueta #SOSCuba.

Previamente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció haber recibido informes sobre el uso de la fuerza y agresiones en Cuba y reclamó al Gobierno que respete el derecho a las protestas y que se avenga a la apertura democrática del país.

En varios mensajes en Twitter, la CIDH lamentó las “reacciones estigmatizantes por parte de altas autoridades contra personas que se manifiestan”.

Este domingo, miles de cubanos tomaron las calles para protestar contra el Gobierno al grito de “¡libertad!” en una jornada inédita que se saldó con cientos de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se producen con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Unas imágenes de cientos de personas marchando en medio de gritos de “abajo la dictadura” y “patria y vida” por las calles del pueblo de San Antonio de los Baños, en Artemisa (oeste), prendieron la mecha en las redes sociales y dieron inicio a llamamientos a protestar en toda Cuba. EFE

Se extienden protestas en Cuba y reportan saqueos a tiendas

Varias de las polémicas tiendas estatales de Cuba que venden comida y productos básicos en divisas fueron saqueadas ayer domingo (11.07.2021), en medio de la ola de protestas antigubernamentales que recorre el país.

La situación en la isla y los datos sobre los lugares en los que se van desatando manifestaciones y otros sucesos son confusos, debido a los constantes cortes del servicio de internet y telefonía móvil, que depende de un monopolio estatal.

Testigos presenciales confirmaron a la agencia Efe que en el municipio de Cárdenas (Matanzas, oeste) fue saqueada una tienda de pago en divisas -comercios cuya apertura causó gran malestar ciudadano-, mientras que imágenes en las redes mostraron un suceso similar en la localidad de Güines (Artemisa, oeste).

Saqueos y caos

En los vídeos se ve a grupos de personas que rompen los cristales de las tiendas y lanzan productos alimenticios hacia la calle, mientras otros arramblan con cajas enteras.

Durante las protestas de hoy, uno de los gritos frecuentes fue “abajo las tiendas MLC”, en referencia a las tiendas en “moneda libremente convertible” (eufemismo para divisas), a las que la mayoría de los cubanos no tienen acceso porque no cobran sus salarios en dólares o euros. También habrían sido destruidos vehículos de la policía.

Las manifestaciones han surgido en un momento de fuerte crisis en Cuba, que sufre una preocupante escasez de medicamentos y productos básicos, y además pasa por la tercera y peor ola de COVID-19, con índices de contagios extremadamente altos en las regiones más afectadas.

Durante toda la jornada se han producido masivos choques entre partidarios y detractores del gobierno, en especial en varios puntos de La Habana, después de que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, conminara a sus partidarios a salir a la calle a defender la Revolución.

Mientras, dirigentes políticos cubano-estadounidenses y líderes del exilio cubano reclamaron a Estados Unidos y a la comunidad internacional que no permitan que se reprima al pueblo de Cuba por pedir libertad, mientras en la calles de Miami cientos de personas daban su apoyo a los manifestantes en la isla.

El alcalde de Miami Francis Suárez dijo que “los ojos del mundo están puestos sobre Cuba”. El régimen cubano va a mostrar su “verdadera cara” si reprime a los manifestantes pacíficos que han salido a las calles a pedir “libertad” y gritar “abajo la dictadura”, señaló.

Julie Chung, subsecretaria de Estado interina, quien expresó “honda preocupación” por la situación en la isla. En Cuba están aumentando las protestas a medida que el pueblo cubano ejercita su derecho a la reunión pacífica para expresar preocupación sobre el alza de los casos y muertes de COVID-19 y la escasez de medicinas”, indicó Chung.