El presidente Joe Biden decidió proteger a unos 300,000 inmigrantes venezolanos con el Estatus de Protección Temporal (TPS).

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, informó sobre el proceso para que los originarios de Venezuela puedan aplicar por esta protección migratoria provisional.

“Las condiciones de vida en Venezuela revelan un país en convulsión, incapaz de proteger a sus propios ciudadanos”, dijo Mayorkas. “Es en tiempos de circunstancias extraordinarias y temporales como estas que Estados Unidos da un paso adelante para apoyar a los ciudadanos venezolanos elegibles que ya están presentes aquí”.

La decisión fue confirmada en conferencia de prensa previa de funcionarios del Departamento de Estado con periodistas este lunes. Los interesados deberán demostrar que estuvieron en el país antes del 8 de marzo del 2021. Por lo que se insistió en no viajar e ingresar como sin autorización al país.

“Las personas no deben creer a los contrabandistas u otras personas que afirmen que la frontera está abierta ahora. Debido a la pandemia, las restricciones de viaje y admisión en la frontera siguen vigentes”, advirtió el DHS.

La protección para los venezolanos es de 180 días, pero deberán aprobar las pruebas de elegibilidad, que incluyen verificaciones de seguridad y antecedentes.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey), destacó la decisión de la Administración Biden y acusó al gobierno de Donald Trump de negarle el beneficio a los sudamericanos, lo que permitiría detener su deportación a quienes sean elegibles.

“El seguir deportando a venezolanos a la tragedia que es Venezuela bajo el régimen de (Nicolás) Maduro sería decirles que son una carga para nuestras comunidades, una amenaza contra nuestra seguridad nacional y que no son bienvenidos en nuestro país”, consideró Menéndez.

El senador indicó que con el programa podrían beneficiarse a unas 300,000 personas, incluidos niños.

“Gracias a las acciones de hoy, más de 300,000 mujeres, hombres y niños venezolanos estarán protegidos de la deportación y ya no tendrán que vivir con miedo de ser regresados a la catástrofe humanitaria del régimen de Maduro”, apuntó.

En el Congreso los demócratas intentaron aprobar el TPS para venezolanos, pero fueron bloqueados por los republicanos, a pesar de que la cruzada contra Maduro del expresidente Trump y su liderazgo en reconocer como líder de ese país a Juan Gauidó.