Tag: DEBATE

Trump: “No voy a hacer un debate virtual”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que no participaría en un segundo cara a cara con su rival, el candidato demócrata Joe Biden, después de que la comisión de debates anunciara que implementará nuevas restricciones sanitarias, entre ellas que la participación de los candidatos será de manera virtual.

En una entrevista telefónica con la cadena Fox Business, Trump dijo que el nuevo formato virtual anunciado por la Comisión de Debates Presidenciales no era aceptable para él.

“No voy a hacer un debate virtual”, dijo.

Biden, en cambio, dijo a reporteros el jueves que seguirá la nueva pauta: “Voy a seguir las recomendaciones de la comisión”.

Trump, que permanece en la Casa Blanca donde es tratado por coronavirus, dijo que no cree que sea contagioso y que se siente lo suficientemente bien como para reanudar las labores de la campaña de cara a las elecciones del 3 de noviembre.

“Me siento bien, realmente bien”, dijo Trump. Explicó que había dejado de tomar “la mayoría de los medicamentos” para combatir el virus pero dijo que todavía está bajo tratamiento de esteroides. 

Hasta el momento no se conoce si Trump ha sido nuevamente examinado por coronavirus. El presidente estadounidense no ha sido visto en público desde que regresó a la Casa Blanca el pasado lunes por la noche, tras el ingreso de tres días en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.

El médico de Trump, Sean Conley, dijo el miércoles en un comunicado que el presidente no tuvo síntomas de COVID-19 en 24 horas. “Ahora ha estado libre de fiebre durante más de cuatro días, sin síntomas durante más de 24 horas y no ha necesitado ni recibido oxígeno suplementario desde la hospitalización inicial”, dijo Conley.

Para la campaña de Trump es clave continuar enviando el mensaje electoral. Biden había dicho que participaría en el debate presencial si era seguro pero advirtió que quería asegurarse de que Trump estuviera libre del virus.

El coronavirus, que se ha cobrado la vida de más de 210.000 estadounidenses, es un tema vital para ambas campañas.

Cambio en las reglas para “proteger” salud y seguridad de todos

El próximo debate debía celebrarse el próximo 15 de octubre en Miami, Florida. La comisión informó que la audiencia, que normalmente hace preguntas a los candidatos, y el moderador Steve Scully, seguirán reuniéndose en el escenario original, pero no así los candidatos. Los organizadores dijeron que la decisión se tomó “para proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados”.

El anuncio llega seis días después de que Trump anunciara que había dado positivo por coronavirus, lo que elevó la preocupación respecto a que en el primer debate del martes pasado habría podido contagiar a Biden y al moderador Chris Wallace.

El exvicepresidente demócrata informó que ha resultado negativo a dos exámenes para COVID-19 que se hizo después del debate, donde estuvo a cuatro metros de Trump por 90 minutos.El presidente Trump ha dicho que ya se encuentra bien de salud y que está listo para acudir a mítines presenciales.

Contraoferta de la campaña de Trump

A las pocas horas de conocerse la decisión de la Comisión de Debates Presidenciales y de que el mandatario reaccionara negándose a participar en el próximo cara a cara, su equipo de campaña emitió un comunicado en el que abogaba por aplazar los dos debates presidenciales que aún estaban programados.

El primero, el del día 15 de octubre en Miami, pasaría a tener lugar el 22 de octubre en esa misma ciudad. Y, consecuentemente, se atrasaría una semana el que debía tener lugar ese mismo día en Nashville, Tennessee, es decir, hasta el 29 de octubre, a sólo cinco días de los comicios.

“Como ha señalado el presidente Trump, un debate virtual no es negociable y supondría, claramente, un regalo a Biden, quien recurriría a su teleprónter desde el búnker de su sótano”, declaró el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, en un comunicado en el que, además, acusaba a la comisión de querer “proteger” al candidato demócrata.

El equipo de campaña de Biden, por su parte, insistió en mantener el calendario y acusó al presidente de no querer someterse a un debate que, en realidad, será un foro, con preguntas realizadas por un grupo de ciudadanos.

Entre acusaciones de “payaso” y “socialista” transcurrió el debate entre Trump y Biden

El primer cara a cara entre el presidente de Estados Unidos y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, derivó ayermartes en caos, interrupciones constantes y ataques personales. Estos son algunos de los momentos más comentados empezando por el “¿Por qué no te callas, hombre?” de Biden a Trump.

“¿Por qué no te callas?”

Frustrado por las interrupciones de Trump, que le impedían hilar un discurso con el que, dicho sea de paso, Biden evitaba responder una pregunta del moderador sobre el Tribunal Supremo, el demócrata le espetó al presidente “¿Por qué no te callas, hombre?”.

“Sigue cotorreando, hombre”, agregó Biden, mientras Trump seguía hablando y el moderador optaba por pasar página. “Ha sido una parte muy productiva”, ironizó el que fuera vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017, cerrando el que ha sido el momento más comentado del debate

“Me gustaría que mis seguidores vayan a las urnas y vigilen con mucho cuidado, les insto a que lo hagan”, afirmó el presidente al ser cuestionado sobre un escenario en el que no se conozca el ganador de los comicios por días.

“Esto va a ser un fraude como nunca hayan visto, es algo horrible para nuestro país. Esto no va a acabar bien”, auguró Trump, que se negó a comprometerse a esperar el resultado sin declararse ganador: “Si veo decenas de miles de votos siendo manipulados no lo puedo tolerar”.

“Payaso”

Cuando el moderador, Chris Wallace, le dio a Biden “la última palabra” en uno de los bloques del debate, el demócrata respondió: “Es difícil hablar con este payaso”, aunque rectificó en seguida: “Discúlpeme,”.

Supremacismo

Otro de los momentos más comentados ocurrió cuando Wallace instó a Trump a condenar el supremacismo blanco y su violencia, una pregunta muy directa que el presidente regateó con dificultades pero evitando, una vez más, cuestionar a la extrema derecha.

“Seguro, estoy dispuesto (a condenarlo), pero diría que casi todo lo que veo es del ala izquierdista, no del ala de derechas”, dijo el presidente.

“¿A quién le gustaría que yo condenara? Proud Boys (un grupo de ultraderecha) den un paso atrás y estén preparados -continuó Trump-, pero les digo algo, les diré que alguien tiene que hacer algo con Antifa (anarquistas) y la izquierda porque esto no es un problema del ala derechista”.

El moderador

Wallace fue uno de los protagonistas del debate, intentando sin demasiado éxito parar los pies al presidente, pero fue hacia el final del cara a cara cuando el moderador explotó por las interrupciones de Trump a Biden.

“Señor presidente, su campaña acordó que ambas partes tendrían respuestas de dos minutos. Ininterrumpidas. ¿Por qué no cumple con lo que su campaña acordó como regla básica?”, le espetó Wallace, presentador de la conservadora Fox News.

“Nunca cumple su palabra”, sentenció Biden.

Con información de El Español.com

El repunte de casos en varios estados de EEUU genera dudas sobre reapertura

Al menos diez estados de EE.UU. han registrado un repunte significativo en su número de casos u hospitalizaciones por COVID-19 en la última semana, un fenómeno que intensificó este martes las dudas sobre el ritmo de reapertura en el país, mientras el número de muertes rozaba las 100.000.

Los avisos de varios medios estadounidenses sobre la tendencia al alza de los contagios en algunos estados llegaron nada más terminar un fin de semana largo en EE.UU. por el festivo de Memorial Day, en el que se repitieron las fotos de multitudes en las playas, muelles y piscinas de buena parte del país.

El número de infecciones del nuevo coronavirus registró un auge notable en Alabama, Florida, Carolina del Norte, Arkansas, Virginia, Nevada, Oklahoma, Wisconsin y Maine; mientras que en Georgia hubo un aumento relativo de las hospitalizaciones en comparación con las últimas semanas, según comprobó Efe.

El repunte llega casi un mes después de que la mayoría de esos estados empezaran a tomar medidas para reabrir su economía y relajar las medidas de distancia social.

Hasta ahora, los expertos han repetido que todavía era pronto para evaluar si esa desescalada podía haber resultado en nuevos picos de contagios en EE.UU., pero algunos creen que los repuntes recién registrados en esa decena de estados sí pueden tener relación con las medidas de reapertura.

Más republicanos presionan para acelerar nueva ayuda económica por Coronavirus

Públicamente, los senadores republicanos rechazan la Ley Héroes aprobada por la mayoría demócrata en la Cámara, pero cada vez más reconocen la necesidad de un nuevo paquete de estímulos ante el coronavirus.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (Kentucky) rechaza que el paquete de $3 billones propuesto por los demócratas sea aprobado, pero no descarta que un nuevo plan, al tiempo que sus correligionarios presionan para acelerar esa decisión.

Un reporte de Forbes integra a varios republicanos de alto rango en el Senado, quienes consideran que su partido dobe actuar lo antes posible, como lo expresa Cory Gardner (Colorado).

“Ahora no es el momento para que el Senado regrese a casa”, escribió el miércoles en Twitter, donde pidió trabajar un nuevo paquete de estímilos.

A él se sumó el senador Roger Wicker (Mississippi), quien consideró que en junio, a más tardar, debe estarse aplicando una “fase cuatro” de paquete de ayudad.

La senadora Susan Collins (Maine) consideró lo mismo.

“No debemos esperar; deberíamos actuar ahora”, advirtió.

La postura de los republicanos destaca, ya que su líder McConnell ha sido foco de críticas de los demócratas, incluido el líder de la minoría, Chuck Schumer, por no atender la Ley Héroes y colocarla como una prioridad.