Tag: deportados

Estados Unidos alcanza en abril la cifra más baja de deportaciones desde que hay registro

El número de deportaciones llevadas a cabo por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) durante el mes pasado cayó al nivel mensual más bajo registrado, una caída que se produce cuando los cruces fronterizos ilegales se mantienen en un máximo de 20 años, según datos de las autoridades migratorias divulgados por The Washington Post el miércoles.

ICE deportó a 2,962 inmigrantes en abril, según la agencia. Es la primera vez que la cifra mensual cae por debajo de 3.000, según muestran los registros. El total de abril es una disminución del 20 % respecto a marzo, cuando ICE deportó a 3,716 inmigrantes.

“El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha concentrado sus limitados recursos de aplicación de la ley en amenazas a la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública”, dijo la agencia en un comunicado. “Esto ha permitido que ICE se concentre en la calidad de las acciones de ejecución y en cómo promueven la seguridad de nuestras comunidades en lugar de la simple cantidad de arrestos y deportaciones”.

El presidente Joe Biden decretó una suspensión de 100 días de las deportaciones a su llegada al poder, pero un fallo en una demanda encabezada por el estado de Texas bloqueó esta medida a los pocos días.

Las deportaciones, sin embargo, han bajado igualmente coincidiendo además con un gran incremento de la llegada de inmigrantes procedentes, sobre todo, de Centroamérica, muchos de ellos en familia o menores no acompañados.

La crisis en la frontera con México se ha convertido, de hecho, en uno de los mayores dolores de cabeza del gobierno de Biden durante sus primeros 100 días en el poder.

La cifra de 2,962 personas no incluye las expulsiones realizadas por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (CBP) realizadas en la frontera, que en marzo pasado superaron las cien mil.

Las deportaciones de abril publicadas por The Washington Post y que aún no ha difundido el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) se suman a las de un año con cifras inusualmente bajas.

En los siete meses que van del presente año fiscal, que empieza en octubre, Estados Unidos ha deportado a unas 37,000 personas. De seguir a este ritmo sería la primera vez que baja de 100.000 en un solo año.

Con el expresidente Donald Trump (2017-2021) en la Casa Blanca, Estados Unidos deportó a unas 240,000 personas al año de media, menos que durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017).

Se estima que hay 11 millones de inmigrantes que viven en los Estados Unidos sin estatus legal, incluidos 1,2 millones a los que un juez les ordenó salir del país, según estadísticas de ICE.

Deportan a más de 150 extranjeros que se negaron a salir voluntariamente de EEUU

El gobierno de Estados Unidos informó ayer que más de 150 extranjeros que se negaron a salir voluntariamente del país, luego de una orden de deportación, fueron arrestados y sacados del territorio nacional en lo que va del mes de noviembre.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) explicó en un comunicado de prensa -sin detallar la procedencia de los encartados- que el anuncio fue hecho por un alto funcionario estadounidense en McAllen, estado de Texas.

“El ICE se toma en serio su obligación de hacer cumplir las leyes de inmigración de nuestra nación”, dijo el alto funcionario, en cumplimiento de las funciones del director Tony H. Pham.

ICE retoma las deportaciones aceleradas en todo el paísEl proceso de había detenido el 27 de julio de 2019 y ahora se implementa con el objetivo de “evitar que los delincuentes peligrosos ingresen a las comunidades” en EE. UU., anunció Inmigración.

Las detenciones y posterior deportación de los individuos se enmarcan en la denominada ‘Operación Promesa Rota’.

El ICE asegura que “aproximadamente el 86% de los arrestados también tenían condenas penales o cargos pendientes”.

La entidad señala que de modo general la persona solicita la salida voluntaria, que es después concedida por un juez migratorio. Al solicitante se le conceden entre 60 y 120 días para organizar su salida, en lugar de enfrentar una deportación formal.

Además de las barreras a una posible readmisión, un reingreso ilegal después de una deportación formal es un delito grave punible con hasta 20 años de prisión, recordaban las autoridades migratorias.