Nuevos enfrentamientos armados entre fuerzas de seguridad y bandas criminales que, desde hace meses, asedian varias comunidades del oeste de la capital venezolana, mantienen en alerta a los habitantes de la ciudad que, desde el miércoles por la tarde, han debido abstenerse de circular por las inmediaciones de las zonas donde ocurren las balaceras que, según la prensa local, han dejado al menos cinco civiles muertos y varios heridos.

A través de su cuenta en Twitter, la Ministra para Relaciones Interiores, Justicia y Paz Carmen Meléndez anunció el despliegue de un nuevo operativo de “protección y resguardo” que contempla el control del transito en vías aledañas a las zonas donde ocurren los enfrentamientos y solicitó a la población evitar la circulación vehicular y peatonal.  

“Los organismos de seguridad del Estado continúan desplegados en las zonas vulneradas por estos criminales y no descansarán hasta rescatar el control absoluto”, añadió.

El despliegue del operativo se realiza en las parroquias caraqueñas de: La Vega, Santa Rosalía, El Paraíso, San Juan y El Valle. Meléndez, de momento, no se ha referido al número de víctimas.

En tanto, Juan Guaidó, considerado presidente interino por decenas de países, reaccionó asegurando que, años atrás, las bandas fueron armadas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro como “zonas de paz para el control social y hoy son descontrol total que arriesga la vida de todos y refleja el secuestro y la ausencia del estado en la cotidianidad”.

“Hoy nuevamente Caracas amanece como zona de guerra, contabiliza heridos y muertos, con el miedo de nuestra gente de salir de su casa producto de la acción impune de las bandas armadas”, agregó.