Las autoridades de La Palma, España, emitieron este martes una alerta de evacuación para más de 800 personas debido a la cercanía con un flujo de lava que corre a gran velocidad y que consume a su paso viviendas y otras estructuras. Los internautas lograron capturar el río de lava que desemboca en el Atlántico.

En una serie de tweets, los servicios de emergencias de las islas Canarias instaron a la población de Llanos de Adrián a “dejar sus casas, pertenencias y animales” para dirigirse a un punto de evacuación cercana debido al avance de la colada de lava en las últimas 24 horas.

Días antes, más de 3,000 personas fueron confinadas en sus hogares luego de que la lava del volcán destruyera una fábrica de cemento y liberara gases altamente tóxicos al aire.

El Cumbre Vieja entró en erupción el pasado 19 de septiembre. Luego de casi un mes, se han identificado tres coladas de lava que se dirigen al Atlántico alimentando el delta, que supera las 40 hectáreas y que modifica el entorno de la isla.

Los tres ríos han consumido todo a su paso desde carreteras, viviendas, estructuras que superan los 200 millones de euros en daños hasta el momento.

El volcán emite 4,522 toneladas diarias de dióxido de azufre y 1,958 toneladas de dióxido de carbono, lo que según los científicos no representa riesgo alguno ni para residentes ni para visitantes de la isla.

El Cumbre Vieja es uno de los complejos volcánicos más activos de Canarias. En ella se han producido dos de las tres últimas erupciones registradas en las islas, el volcán San Juan, en 1949, y el Teneguía, en 1971, que provocó una víctima por inhalación de gases.