Tag: DESTITUCIÓN

EEUU preocupado por destitución magistrados y fiscal general de El Salvador

Estados Unidos está preocupado por la destitución del fiscal general y los cinco magistrados del máximo tribunal de justicia de El Salvador, dijo el domingo el secretario de Estado, Antony Blinken, al presidente salvadoreño Nayib Bukele.

El cese de los funcionarios, tras una votación sin precedentes del congreso el sábado por la noche, ha sido duramente criticada por opositores y críticos internacionales que ven en él un intento del mandatario de tomar el control de los órganos del Estado.

Blinken expresó la “grave preocupación del gobierno de Estados Unidos por el voto de la asamblea legislativa para destituir a los magistrados”, así como la destitución del fiscal general, Raúl Melara, “quien está luchando contra la corrupción y la impunidad y es un socio eficaz en los esfuerzos para combatir el crimen tanto en Estados Unidos y El Salvador”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, en un comunicado.

Los propios magistrados declararon inconstitucional el acto y divulgaron su fallo en las redes sociales para hacerlo oficial.

La destitución de los jueces fue promovida con el argumento de que con sus resoluciones obstaculizaron los planes del Gobierno para contener la epidemia de COVID-19. Bukele celebró la decisión, escribiendo en Twitter: “¡DESTITUIDOS!”.

La remoción se produjo el primer día de funciones de la asamblea legislativa, después de que las elecciones intermedias de febrero le dieran al partido del presidente una mayoría de más de dos tercios en la legislatura unicameral.

Los legisladores eligieron a los nuevos cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional y al nuevo fiscal, quienes custodiados por agentes policiales ingresaron a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia y al edificio del ministerio público, respectivamente.

La Organización de los Estados Americanos también cuestionó la decisión haciendo énfasis en la importancia de la separación e independencia de los poderes. “Cuando las mayorías imponen una visión única y uniformizada para el resto del sistema político, están socavando estos principios”, dijo.

Mike Pence se opone a invocar 25ª enmienda para destituír a Donald Trump

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se opone a invocar la 25ª enmienda de la Constitución para destituir al presidente Donald Trump, pese a la presión de los demócratas y algunos republicanos, informa el New York Times el jueves.

Pence no se ha referido en público sobre la idea de apelar a un mecanismo jamás usado en la historia de Estados Unidos, aunque el diario cita a una persona cercana al vicepresidente que confirmó su negativa.

Los pedidos de destitución de Trump se multiplicaron luego de que el miércoles sus seguidores, a los cuales el mandatario había enardecido poco antes, invadieron y cerraron el Congreso cuando se aprestaba a certificar el triunfo electoral del demócrata Joe Biden.

Los demócratas pidieron que se tomara la medidapese a que solamente quedan 13 días de mandato del republicano.

“Esta es una emergencia de la mayor magnitud”, dijo la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. 

“Debe ser destituido del cargo”

“Al incitar a la sedición, como él lo hizo el miércoles, debe ser destituido del cargo”.

El Times dijo que la postura de Pence es respaldada por varios miembros del gabinete, cuyo apoyo necesita en caso de apelar a la 25ª enmienda.

El diario agregó que esos funcionarios “ven el esfuerzo como algo que se sumará al actual caos en Washington en lugar de detenerlo”.

En tanto, los demócratas en la Cámara de Representantes advirtieron que si la enmienda no es invocada, iniciarán entonces otro proceso de juicio político contra el presidente Trump.

“Tenemos un período de tiempo limitado para actuar”, dijo el presidente de Asuntos Legales de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, que lideró un juicio político contra Trump hace un año, antes de que el Senado dominado por los republicanos lo absolviera.

“Apoyo que los artículos para un juicio político vayan directamente al pleno de la Cámara”, dijo por medio de un comunicado.

Extraoficial: Gabinete de Donald Trump analiza destituirlo

Miembros del gabinete del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, discutieron la posibilidad de destituir al mandatario después del asalto de sus partidarios al Capitolio, informaron ayer miércoles por la noche medios estadounidenses.

Las discusiones se centraron en la 25ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que permite la destitución de un presidente por parte del vicepresidente y el gabinete si se lo considera “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.

Invocar esta enmienda requeriría que el vicepresidente Mike Pence encabezara el gabinete en una votación para destituirlo.

CNN informó que líderes republicanos, cuyos nombres no reveló, dijeron que la 25ª enmienda había sido analizada y que describieron a Trump como “fuera de control”.  CBS y ABC también citaron fuentes anónimas para sustentar sus reportes.

La reportera de CBS Margaret Brennan dijo que “nada formal” había sido presentado a Pence, en tanto la periodista de ABC, Katherine Faulders, dijo que “múltiples” fuentes le habían dicho que hubo discusiones sobre esta medida sin precedentes.

La incitación de Trump a sus partidarios a protestar por el triunfo de Biden, sus afirmaciones infundadas de que perdió las elecciones presidenciales del 3 de noviembre debido a un fraude masivo, y otros comportamientos erráticos del mandatario republicano han generado dudas sobre su capacidad para gobernar.

Si bien solo quedan dos semanas de su mandato, después de los ataques al Congreso el miércoles, el influyente diario The Washington Post y legisladores demócratas pidieron que se invocara la 25ª Enmienda.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1347018039758352391&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fgabinete-de-donald-trump-analiza-destituirlo-seg%25C3%25BAn-medios%2Fa-56153844&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Trump “no está mentalmente sano”

“La responsabilidad de este acto de sedición recae directamente en el presidente, quien ha demostrado que su permanencia en el cargo representa una grave amenaza para la democracia estadounidense. Debería ser destituido”, dijo el Post.

“El presidente no está en condiciones de permanecer en el cargo durante los próximos 14 días. Cada segundo que retiene los vastos poderes de la presidencia es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional”, apuntó.

Los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes enviaron una carta a Pence instándolo a actuar para destituir a Trump, diciendo que el presidente había avivado un acto de insurrección y “trató de socavar nuestra democracia”.

Al señalar un discurso incoherente que pronunció Trump el miércoles, la misiva indicó que el mandatario “reveló que no está mentalmente sano y que todavía no puede procesar y aceptar los resultados de las elecciones de 2020”.

Otros culparon a Trump de avivar el terrorismo. “El presidente incitó a un ataque terrorista interno en el Capitolio. Es una amenaza inminente para nuestra democracia y debe ser destituido de su cargo de inmediato”, dijo la legisladora demócrata Kathleen Rice en un tuit. “El gabinete debe invocar la 25ª Enmienda”, escribió.

“El gabinete debe dejar de esconderse detrás de filtraciones anónimas a los reporteros y hacer lo que la Constitución exige que haga: invocar la 25ª Enmienda y destituir a este presidente de su cargo”, tuiteó la senadora demócrata Elizabeth Warren.

Congreso de Perú destituye al Presidente Martín Vizcarra

En un nuevo vuelco en el permanente laberinto político peruano, el Congreso aprobó el lunes en la noche, la segunda moción de vacancia presentada contra el Presidente Martín Vizcarra. Después de un debate que se extendió por horas, los legisladores necesitaban solo 87 votos a favor -de un total de 130- para concretar la destitución por “incapacidad moral permanente” y los superaron, con 105 a favor, 19 en contra y 4 abstenciones. La arremetida desde el Poder Legislativo fue impulsada después que la prensa local hizo eco de un caso en el que se acusa al mandatario de recibir US$ 630 mil en sobornos cuando era gobernador en Moquegua (2011-2014). Así, Perú ha quedado nuevamente inmerso en una nueva crisis política, esta vez sin gobierno.

El pasado 20 de septiembre, Vizcarra salió ileso de la primera moción de vacancia en su contra, que fue refutada tras alcanzar 32 votos a favor, 78 en contra y 15 abstenciones. Sin embargo, en esta ocasión la bancada de Unión por Perú (UPP), que presentó el último recurso, aseguró que es “más sólida” que la anterior.

La causal de vacancia de Vizcarra es la misma que utilizó el Congreso en 2000 para remover a Alberto Fujimori después de su caótica salida del país tras acusaciones por corrupción y la misma que inició el proceso en 2018 contra Pedro Pablo Kuczynski, que finalmente renunció -tras 20 meses de gobierno tras ser acorralado por vínculos con Odebrecht- en días previos a la votación dejando a su vicepresidente, Martín Vizcarra al poder.

Durante la jornada, el mandatario peruano llegó al Pleno para ejercer su derecho de defensa acompañado de su abogado, Fernando Ugaz Zegarra. Vizcarra negó todas las acusaciones. “Hemos dado sustentos de fondo y forma y la justificación de que a nuestro juicio no corresponde de ninguna manera la vacancia”, señaló.

A diferencia del terremoto político de septiembre, cuando se filtraron una serie de audios en los que el mandatario le pidió “mentir” a dos asesoras sobre los vínculos que mantuvo con el cantante Richard “Swing” Cisneros, investigado por contratos irregulares con el Estado, y la postura del Presidente de confrontar al Congreso acusando un “complot contra la democracia” impulsado por “fuerzas oscuras” y rechazar una posible renuncia al cargo, ahora Vizcarra enfrentó acusaciones de al menos cuatro testigos que querían colaborar con la justicia.

En esta oportunidad y con un discurso incendiario, Vizcarra -que lideró una lucha contra la corrupción que le permitió gozar de una alta popularidad (57% según Ipsos)-, defendió que los testimonios en su contra, que lo acusan de recibir más de US$ 630 mil por las licitaciones de un proyecto de irrigación y de un hospital durante su mandato moqueguano, no estaban corroboradas ni comprobadas y apuntó a los 68 congresistas que tienen acusaciones vigentes por diversos delitos ante la Fiscalía. “¿Tendrían también que dejar sus cargos por ello? ¿Sin que la investigación fiscal haya sido concluida?”, criticó el mandatario.

De esta manera, es con una investigación judicial inconclusa -debido a que cuenta con inmunidad y las pericias se realizan cuando el acusado salga del poder-, los legisladores buscaron precipitar la salida del gobierno al que consideraron “una piedra en el zapato”, ya que impulsó una serie de reformas anticorrupción que entre otros, reglamentó el financiamiento de partidos y anuló la reelección. Esto llevó a que en al menos dos oportunidades Vizcarra amenazara con disolver el Parlamento de mayoría opositora.

Los choques entre el Ejecutivo y el Legislativo llegaron al poco andar del mandato de Vizcarra. Según The Associated Press, Vizcarra es el único mandatario en 40 años que gobernó sin una bancada que lo pudiera proteger con votos en el Pleno. Kuczynski (2016-2018) tuvo 18 legisladores, mientras que Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016) tuvieron un sólido respaldo legislativo que les permitió finalizar sus mandatos, a pesar que todos han sido investigados por el caso Odebrecht.

Eso sí, algo que Vizcarra tiene y que sus antecesores no lograron, fue un alto respaldo popular. Un sondeo del Instituto de Estudios Peruanos sostiene que nueve de cada 10 peruanos prefiere que finalice su mandato y después sea investigado por la fiscalía.

La escalada de tensión ocurre a siete meses del fin del mandato de Vizcarra. Las elecciones generales peruanas están programadas para el próximo 11 de abril y el cambio de mando se debería producir el 28 de julio, pero el recurso admitido de vacancia tiene efectos inmediatos.

El conducto regular estima que tras una resolución legislativa, la medida será publicada en el diario oficial para luego convertirse en ley.

Ante la ausencia de un vicepresidente después de la dimisión de Mercedes Aráoz, en mayo pasado, quien debe asumir en reemplazo de Vizcarra es el jefe del Congreso, Manuel Merino, el tercer mandatario en cuatro años.

“Esta dinámica de crisis política-institucional entre poderes la arrastramos desde PPK y se ha profundizado con el inicio de la campaña electoral. Había algunos incentivos de los partidos con el clima electoral a que existieran mayores votaciones a favor de la vacancia”, sostiene el analista político peruano, Carlos Meléndez.