Tag: DONALD J. TRUMP

Biden mantendrá las restricciones de llegada de extranjeros por covid pese a la decisión de Trump de levantarlas

En un ejemplo más del agitado traspaso de poder en Estados Unidos, el presidente saliente, Donald Trump, emitió este lunes un decreto que fue rápidamente corregido por la portavoz del presidente electo, Joe Biden.

El resultado: durante menos de media hora, parecía que se rescindían las restricciones de entrada a Estados Unidos de los extranjeros que hayan estado en Brasil, Reino Unido, Irlanda o uno de los 26 países del espacio europeo Schengen en los 14 días previos a su viaje.

Así lo resolvió Trump en un decreto que firmó este lunes y que establece que el levantamiento de las restricciones entra en vigor el 26 de enero, seis días después de la investidura de Biden.

El decreto mantiene el veto a los extranjeros procedentes de China e Irán.

“Esta acción es la mejor forma para continuar protegiendo a los estadounidenses de la covid-19 al tiempo que se permite que los viajes se reanuden de manera segura”, señaló Trump en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Sin embargo, antes de que las agencias de viajes pudieran empezar a aceptar reservas, llegó la respuesta de quien dentro de dos días será la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Trump se irá de la Casa Blanca en el último minuto

Donald Trump se desplazará la mañana del miércoles próximo a su club Mar-a-Lago de Florida para pasar allí sus últimas horas como presidente de Estados Unidos, mientras asume en Washington su reemplazo, el demócrata Joe Biden, en medio de extremas medidas de seguridad, informaron este viernes los medios.

Trump ya había anunciado que no asistiría a la toma de posesión de Biden, prevista para el 20 de enero, una ruptura histórica con la tradición, después de pasar meses haciendo acusaciones infundadas de fraude electoral en un intento de deslegitimar la presidencia de Biden.

Trump dejará Washington el miércoles por la mañana, justo antes de la toma de posesión de demócrata, señaló el diario Washington Post citando fuentes oficiales.

La Casa Blanca no ha informado hasta el momento los planes oficiales para el día de la asunción, pero medios en Florida señalaron que Trump dejará la Casa Blanca y después tendrá una ceremonia de salida en la base aérea de Andrews, en las afueras de Washington.

El vicepresidente Mike Pence ya había informado en días pasados que él sí asistirá a la toma de posesión de Biden en Washington.

Un estricto dispositivo en torno al traspaso de mando se lleva a cabo en Washington, después de que seguidores de Tump asaltaran violentamente el Capitolio el pasado 6 de enero, en hechos que causaron cinco muertos, entre ellos un policía.

El diario Palm Beach Post se hizo eco de la posibilidad de que Trump realice un acto proselitista al tiempo de la posesión de Biden para anunciar su campaña 2024, según informaciones recogidas en diciembre pasado, antes de la toma violenta del Capitolio.

Sin embargo, esos planes que Trump estaba considerando son inciertos ahora, pero se prevé que este sábado habrá manifestaciones de apoyo de sus seguidores en Florida.

La salida de Trump, según señalaron los medios, basado en fuentes que pidieron el anonimato, será similar a las que se realizan cuando hay visitas de Estado, con una alfombra roja, un guardia, una banda militar y un saludo de 21 cañones.

En su último tuit, la semana pasada, antes de que Twitter lo silenciara, Trump dijo que no asistiría a la toma de posesión de Biden, rompiendo una tradición continua entre los presidentes salientes que data de 1877.

Trump abandonará Washington enfrentando un juicio político, el segundo durante su mandato de cuatro años, acusado de incitar a su seguidores una insurrección violenta que terminó con el asalto del Capitolio.

Twitter suspende la cuenta de Trump de manera «permanente»

Twitter suspendió al presidente Donald Trump de su plataforma, informó la compañía este viernes.

«Después de una revisión detallada de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia», dijo Twitter.

«En el contexto de los horribles eventos de esta semana, dejamos claro el miércoles que violaciones adicionales de las reglas de Twitter podrían resultar en esta misma acción»

Twitter dice que publicaciones de Trump violaron política contra glorificación a la violencia

La decisión de Twitter ocurrió luego de dos publicaciones de Trump este viernes, que terminarían siendo las últimas de la cuenta @realDonaldTrump. Los tuits violaron la política de la compañía contra la glorificación de la violencia, dijo la plataforma. Y «estos dos tuits deben leerse en el contexto de eventos más amplios en el país y las formas en que las declaraciones del presidente se pueden movilizar por diferentes audiencias, incluso para incitar a la violencia. Así como en el contexto del patrón de comportamiento de esta cuenta en las últimas semanas «, señaló Twitter.

El primer tuit fue sobre los partidarios de Trump.

«Los 75.000.000 grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, ESTADOS UNIDOS PRIMERO, y HACEN QUE ESTADOS UNIDOS SEA GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro. ¡¡¡No serán irrespetados ni tratados injustamente de ninguna manera o forma !!!»

La segunda publicación indicaba que Trump no planeaba asistir a la toma de posesión de Joe Biden.

«A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero», se leía.

Twitter dijo que el mensaje sobre la toma de posesión podría entenderse como una declaración más de que la elección no fue legítima. También dijo que el tuit podría interpretarse como que el presidente indicó que la toma de posesión sería un objetivo «seguro» para la violencia porque él no asistiría.

La otra declaración de Trump sobre los patriotas estadounidenses sugirió que «planea continuar apoyando, empoderando y protegiendo a quienes creen que ganó las elecciones», señaló la compañía.

Facebook también tomó medidas

Por su parte, Facebook extendió este jueves las restricciones a la cuenta de Donald Trump durante al menos dos semanas y tal vez «indefinidamente», según informó el presidente ejecutivo de la compañía Mark Zuckerberg. Esta decisión marcó una escalada importante por parte de Facebook. Justamente, mientras ha sido objeto de una intensa presión para bloquear a Trump luego de su retórica incendiaria que alentaba la insurrección.

Trump reconoce derrota electoral y condena asalto al Capitolio

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció ayer jueves (07.01.2021) por primera vez explícitamente su derrota en las elecciones de noviembre, y condenó además el asalto al Capitolio, al asegurar que aquellos seguidores suyos que cometieron crímenes “pagarán por ello”.

En un vídeo publicado en su cuenta oficial de Twitter, Trump emitió finalmente el mensaje sobre las elecciones que medio país esperaba escuchar desde hace dos meses, y la condena del ataque de este miércoles que el Congreso le exigía desde hace más de 24 horas.

“El Congreso ha certificado el resultado (de las elecciones). Una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero. Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas”, afirmó el mandatario saliente.

“Este momento llama a la sanación y a la reconciliación”, dijo Trump, un día después de incitar a miles de sus seguidores a que marcharan al Capitolio para intentar interferir en el proceso de ratificación del resultado electoral.

Su mensaje llegó justo dos meses de que los principales medios de comunicación informaran de la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre, y tras una campaña sin precedentes para sembrar desconfianza en los resultados, que tachó de fraudulentos sin aportar pruebas.

Trump ya se había comprometido a garantizar una “transición ordenada” la madrugada de este jueves, en un comunicado después de que el Congreso se recuperara del asalto y corroborara la victoria de Biden, pero en su vídeo fue más explícito al admitir que tendrá que abandonar la Casa Blanca en dos semanas.

Condena atroz ataque al Capitolio

El mandatario saliente comenzó su vídeo refiriéndose al “atroz ataque al Capitolio de Estados Unidos”, y se declaró “indignado por la violencia, la ilegalidad y el caos”.

“Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. A aquellos que se implicaron en actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país. Y a aquellos que rompieron la ley: pagarán por ello”, recalcó.

El discurso de Trump contrastó completamente con el que emitió mientras sus simpatizantes vandalizaban el Capitolio el miércoles, cuando tardó más de dos horas en pedirles que abandonaran el Congreso y lo hizo diciéndoles: “Les queremos, váyanse a casa”.

Trump también justificó la violencia en un tuit el miércoles, lo que llevó a que Twitter suspendiera durante 12 horas su cuenta, que el mandata

saliente no volvió a utilizar hasta que publicó el vídeo este jueves.

El presidente saliente llamó a “restaurar la calma”, aunque defendió su cruzada contra el resultado de las elecciones que ha inflamado las tensiones en el país, al afirmar: “Mi único objetivo era asegurar la integridad del voto, estaba luchando para defender la democracia estadounidense”.

EEUU: estas son las claves del plan de ayuda económica por la pandemia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un nuevo plan de estímulo a la economía estadounidense por valor de 900.000 millones de dólares, después de varios días negándose a hacerlo y de que millones de personas perdieran sus prestaciones por desempleo.

1) Trump suscribió el proyecto de ley por valor de 2,3 billones de dólares en su residencia de Mar-a-Lago, Florida, donde se encuentra de vacaciones, confirmó la Casa Blanca.

2) El paquete incluye el segundo plan de estímulo aprobado este año en EEUU y 1,4 billones de dólares para financiar la Administración hasta septiembre de 2021.

3) Después de 5 días negándose a firmar el proyecto de ley, Trump dio marcha atrás aparentemente para evitar que la noche del lunes se agotaran los fondos para la Administración y cientos de miles de empleados vieran suspendido su sueldo.

El mandatario aseguró que, a pesar de que está firmando el proyecto de ley, todavía espera que el Congreso apruebe un cambio en el punto que contempla el envío de un pago único de 600 dólares a millones de contribuyentes para compensar los estragos de la pandemia.

4) Después de que su propio Gobierno negoció la cantidad de 600 dólares, Trump exigió elevar esa cantidad a 2.000 dólares, y en su comunicado recordó que la Cámara Baja tenía previsto votar este lunes para hacer ese cambio, algo a lo que los líderes republicanos se oponen.

Trump aseguró que el Senado, controlado por los republicanos, “empezará el proceso para votar el aumento de los cheques a 2.000 dólares”.

5) El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se limitó a dar las gracias a Trump por firmar el proyecto de ley, y no mencionó ningún posible voto de los senadores para hacer cambio alguno.

Trump también aseguró que devolverá al Congreso el plan de financiación de la Administración con partes subrayadas para que se hagan cambios, pero no está claro que los legisladores vayan a modificar nada.

6) El cambio de opinión de Trump llegó 5 días después de que amenazó con bloquear la ley si no se modificaban varios puntos, desde el aumento de los pagos directos a los estadounidenses hasta una reducción de la ayuda exterior.

7) Su negativa a firmar la ley provocó que el domingo expiraran dos programas que daban ayudas por desempleo a entre 10 y 14 millones de estadounidenses, y que ahora quedarán renovados al entrar en vigor la ley.

El bloqueo de Trump al proyecto de ley le mereció críticas de varios miembros de su partido, y de haber durado hasta el 1 de enero habría provocado el fin de un veto nacional a los desahucios, lo que afectaría a unos 30 millones de estadounidenses.

8) El rescate que firmó Trump incluye un subsidio al desempleo de 300 dólares semanales, 325.000 millones de ayuda a las empresas (275.000 millones de ellos para el pago de nóminas), de millones en cupones de comida, ayudas a arrendatarios y para la distribución de vacunas.

Fuente: Los Ángeles Times en Español.

Trump firma el paquete de estímulo que incluye pagos directos y ayuda al desempleo

El presidente Donald Trump firmó este domingo el proyecto de ley de estímulo económico que enviará pagos directos a la mayoría de estadounidenses y evitará el cierre del Gobierno federal. El mandatario se había resistido a hacerlo pese al acuerdo que alcanzó el Congreso tras meses de negociación.

Con esto, prácticamente se despide la Casa Blanca.

Trump no quiere firmar la ley de ayuda económica y pide que le manden otra con cheques de $2,000 dólares

El presidente Donald Trump dijo este martes que se negaría a firmar el paquete de estímulos que el Congreso aprobó menos de 24 horas antes y que incluye pagos directos de $600 dólares para la mayoría de los estadounidense y prestaciones por desempleo de $300 dólares semanales. El mandatario pidió que se apruebe otro paquete que contemple cheques individuales de $2,000 dólares.

El presidente culpó a los demócratas en un vídeo de cuatro minutos desde la Casa Blanca y que publicó en Twitter. Sin embargo, han sido la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros legisladores demócratas quienes insistentemente han abogado por ayudas económicas de $1,200 dólares, pese a la oposición de muchos republicanos. Sin embargo, el secretario del Tesoro de Trump, Steven Mnuchin, sugirió la ayuda de $600 dólares.

Trump pidió al Congreso enmendar el plan de estímulo de $900,000 millones de dólares y la ley de financiación federal y se refirió al paquete legislativo como “una vergüenza” que no aprobaría inmediatamente. El magnate pidió aumentar los “ridículamente bajos” cheques de estímulo de $600 dólares a $2,000 dólares y enumeró una lista de disposiciones de un proyecto de ley que describió como “gasto inútil”.

“También le pido al Congreso que se deshaga de inmediato de los elementos innecesarios y derrochadores de esta legislación, y que me envíe un proyecto de ley adecuado, o de lo contrario la próxima Administración tendrá que entregar un paquete de ayuda para COVID. Y tal vez esa administración sea yo”, dijo Trump, que aún no acepta su derrota electoral.

Entre esas partidas que describió como “inútiles”, el presidente criticó que las familias en las que haya al menos un miembro indocumentado (las llamadas de estatus migratorio mixto) puedan recibir esta vez el cheque de estímulo e incluso puedan optar al primero de manera retroactiva. Organizaciones en defensa de estas familias celebraron ayer esta decisión, que Trump ahora ataca.

La propuesta de ley de 5,593 páginas se presentó el lunes por la tarde y esa misma noche la aprobaron la Cámara de Representantes y el Senado por amplias mayorías bipartidistas. Los legisladores evitaban así un cierre temporal del Gobierno por falta de financiación.

Con información de La Opinión.com

Seguidores de Trump organizan una toma de posesión digital paralela a la de Biden

Seguidores del presidente saliente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, están organizando una toma de posesión en formato digital que tendrá lugar en paralelo a la del mandatario electo, Joe Biden, el próximo 20 de enero al mediodía.

Los trumpistas están agrupados en una página de Facebook bautizada como “Segunda Ceremonia de Investidura Presidencial de Donald J. Trump”.

Más de 62.000 personas han confirmado su asistencia al evento virtual, mientras que otras 263.000 han mostrado interés.

Los impulsores del evento se definen como una “agrupación de personas de base” que quieren mostrar su apoyo a Trump sin “afiliación a ninguna organización formal”.

Facebook, por su parte, ha añadido una aviso en la página en el que informa de que “Joe Biden es el presidente electo”.

“Asumirá oficialmente como el 46 presidente de los EE.UU. el 20 de enero de 2021”, detalla Facebook.

Trump aún no ha reconocido su derrota en las elecciones a la Casa Blanca del pasado 3 de noviembre y sigue aferrándose a denuncias infundadas sobre un supuesto fraude electoral masivo.

El todavía mandatario y sus aliados interpusieron decenas de demandas en los tribunales durante las semanas posteriores a los comicios, todas rechazadas por jueces progresistas y conservadores, incluidos los del Tribunal Supremo.

Las artimañas partidistas para revertir los resultados tampoco surtieron el efecto deseado y hace justo una semana el Colegio Electoral oficializó a Biden como presidente electo.

Ese trámite hizo que gran parte de los líderes republicanos, como el jefe de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, reconocieran finalmente la victoria de Biden, pero Trump y sus seguidores más fieles siguen en negación.

Biden mientras tanto está formando su futuro Gabinete y recibe informes de inteligencia del actual Gobierno en preparación para su llegada al poder.

La toma de posesión está programada para el próximo 20 de enero en las escalinatas del Congreso, como es habitual.

Gobernador de Nueva York pide a Trump medidas ante la mutación del virus

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió ayer domingo a la Administración del presidente Donald Trump que tome las precauciones debidas ante la nueva mutación del virus de la covid-19 que ha surgido en el Reino Unido y que se propaga rápidamente.

Destacó durante una conferencia de prensa para hablar de la pandemia, que varios países han prohibido a las personas que viajan desde el Reino Unido y que 120 exigen que antes de tomar un vuelo en ese país para venir al suyo tienen que tener una prueba negativa.

Pero, afirmó Cuomo, Estados Unidos no ha tomado ninguna medida en respuesta a la mutación del virus, lo que el gobernador demócrata considera “reprensible”.

Cuomo cuestionó que aún sigan llegando seis vuelos diarios desde ese país al aeropuerto John F. Kennedy (JFK) de Nueva York “y no hemos hecho absolutamente nada”.

“Para mi esto es reprensible porque es lo que ocurrió durante la primavera” cuando explotó la pandemia en EE.UU. dijo y afirmó que en este momento “la variante en el Reino Unido está llegando en aviones al aeropuerto JFK”.

“Ciento veinte países requieren una prueba. Nosotros no. Otros países europeos han impuesto una prohibición. Nosotros no la tenemos y hoy la variante está tomando un avión y aterrizando en el JFK. Cuántas veces en a vida tienes que cometer el mismo error antes de aprender” afirmó.

Recordó que la Autoridad de Puertos, que administra los puentes, carreteras y puertos de Nueva York y Nueva Jersey, no tiene la autoridad para prohibir pasajeros o vigilar su salud, que es una tarea del Gobierno federal.

El pasado 14 de diciembre el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, alertó sobre una “nueva variante” que se propaga con gran rapidez del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la covid-19, que había sido identificada en el Reino Unido.

Hancock aseguró que los científicos británicos habían detectado “una nueva variante de coronavirus que puede estar asociada a la propagación más rápida en el sur de Inglaterra”.

El gobernador pidió al Gobierno federal que considere múltiples restricciones a raíz de la nueva variante de la covid-19, incluida la imposición de pruebas obligatorias a las personas que viajen desde el Reino Unido a este país así como una nueva prohibición de viajar desde Europa.

De acuerdo con Cuomo, las acciones que recomienda tienen su fundamento en las lecciones aprendidas en marzo, cuando el Gobierno federal tardó en imponer una prohibición de viaje europea que permitió que el virus se propagara sin control por todo el estado de Nueva York y el país.

El gobernador indicó además en su conferencia que en Nueva York hay 6.185 pacientes por la covid en los hospitales, 23 menos que el sábado, 822 nuevas admisiones y 123 muertes.

Estados Unidos ha registrado 17,7 millones de casos y más de 316.000 muertes por la covid-19, más que en ningún otro país del mundo en términos absolutos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Trump presiona al Congreso para que aprueben cheque de estímulo

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump se quejó a primera hora de este domingo debido a que no se había llegado a un acuerdo para un paquete de ayuda económica.

“¿Por qué el Congreso no le está dando a nuestra gente un proyecto de ley de estímulo? No fue culpa de ellos, fue culpa de China”, . “Hazlo, y dales más dinero en pagos directos”, dijo Trump en Twitter.

El Congreso de Estados Unidos parecía dispuesto a votar este domingo un paquete de ayuda para el coronavirus de $900,000 millones de dólares después de que los senadores llegaran a un compromiso para despejar uno de los obstáculos finales, una disputa sobre las autoridades crediticias de la Reserva Federal para una pandemia.

Chuck Schumer, líder demócrata del Senado, dijo a los periodistas en el Capitolio de los Estados Unidos a última hora de la noche del sábado: “Si las cosas continúan por este camino y nada se interpone, podremos votar mañana”.

Los líderes del Congreso planean adjuntar el paquete de ayuda para el coronavirus, que incluye pagos directos de $600 dólares a individuos y un suplemento de compensación por desempleo de $300 por semana, a un proyecto de ley de gastos de $1,4 billones de dólares que financia programas gubernamentales hasta septiembre de 2021.

Pero se enfrentan a una nueva fecha límite de financiación del gobierno de la medianoche del domingo, con el riesgo de un cierre del Gobierno.

Trump propone un nuevo cheque de estímulo de $600

La Administración Trump volvió a intervenir ayer martes en las negociaciones del paquete de estímulos con la propuesta de destinar $916,000 millones de dólares a tal fin. Con este monto, el Gobierno contempla enviar un pago directo de $600 dólares a la mayoría de los estadounidenses frente a los $1,200 de otras propuestas y de la primera ayuda económica.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, le hizo la oferta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la tarde de este martes, según él mismo dijo en una declaración. El secretario dio pocos detalles y fue el líder republicano de la Cámara Baja, Kevin McCarthy, quien dijo que la Casa Blanca apuesta por incluir pagos directos de $600 dólares ($1,200 dólares para parejas).

La postura de Nancy Pelosi ante la oferta de la Casa Blanca

El mismo martes, la presidenta Pelosi volvió a mostrar su respaldo a los cheques de estímulo de $1,200 dólares y aseguró a los periodistas que “todos estamos de acuerdo” con una segunda ronda de pagos directos. La demócrata dijo que espera que el presidente Donald Trump también la respaldara. Pero buena parte de los legisladores republicanos se muestran reticentes a destinar más dinero para ayudar a las personas.

Pelosi y Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado, respondieron a la propuesta de Mnunchin con un comunicado en el que dejaban claro que preferían que un grupo bipartidista tomara la iniciativa. El secretario habría mantenido una llamada con los líderes republicanos en el Congreso antes de presentar la oferta a la demócrata californiana.

La propuesta bipartidista para el paquete de estímulos

El senador demócrata Joe Manchin (de West Virginia) y las senadoras republicanas Susan Collins (de Maine) y Lisa Murkowski de Alaska lideran el grupo bipartidista al que se refiere Pelosi y cuyo objetivo es reunir a legisladores de ambos partidos para aprobar un nuevo plan de recuperación de $908,000 millones de dólares que incluya la prestación federal por desempleo de $300 dólares semanales y una partida de $160,000 dólares para gobiernos locales y estatales.

Este plan es más generoso que el de $500,000 dólares que los republicanos han presentado varias veces (sin éxito) pero mucho más pequeño que el de 2.2 billones de dólares que los demócratas aprobaron en la Cámara de Representantes.

Trump anuncia que su abogado Rudy Giuliani se contagió del virus chino

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció este domingo en su cuenta de Twitter que Rudy Giuliani, su polémico abogado personal y exalcalde de Nueva York, está contagiado de coronavirus. 

“Por mucho el mayor alcalde en la historia de Nueva York, y que ha estado trabajando incansablemente exponiendo la elección más corrupta (¡con diferencia!) en la historia de Estados Unidos, ha dado positivo a virus de China. Mejora pronto Rudy, continuaremos!!!”, tuiteó el mandatario.

Giuliani tuiteó el domingo por la noche que estaba recibiendo “excelentes cuidados” y que se sentía bien. “Me recupero rápidamente y sigo pendiente de todos mis asuntos”, aseguró el letrado.

Giuliani lidera el equipo legal de Trump que está tratando de impugnar las elecciones presidenciales, pese a no tener evidencias de fraude. El martes pasado, la campaña del presidente saliente desautorizó al fiscal general, William Barr, quien ha asegurado que el Departamento de Justicia no ha descubierto pruebas de fraude en las elecciones del pasado 3 de noviembre, en las que se impuso el demócrata Joe Biden.

“Con el debido respeto al fiscal general, no ha habido nada parecido a una investigación del Departamento de Justicia”, apuntaron en un comunicado Rudy Giuliani y Jenna Ellis, abogados de Trump.

Giuliani asistió a una audiencia en el Capitolio de Georgia el jueves, donde estuvo sin usar mascarilla durante varias horas. Varios senadores estatales tampoco usaron máscaras en la audiencia.

El miércoles por la noche, Giuliani estaba en Lansing, Michigan, para testificar en una audiencia legislativa muy inusual de cuatro horas y media en la que presionó a los legisladores republicanos para que ignoraran la certificación de la victoria de Joe Biden en Michigan y nombraran electores a favor de Trump.

No llevaba mascarilla puesta, ni tampoco la abogada Jenna Ellis, que estaba sentada a su lado. En un momento, le preguntó a uno de sus testigos, un trabajador electoral de Detroit, si se sentiría cómoda quitándose la máscara. Pero los legisladores dijeron que podían escucharla.

Antes de la audiencia, Giuliani y la presidenta del Partido Republicano de Michigan, Laura Cox, ninguno de los dos llevaba mascarilla, hicieron una sesión informativa virtual para los activistas republicanos.