Tag: ECONOMIA POST PANDEMIA

EEUU autoriza probar viajes de cruceros con pasajeros voluntarios

Estados Unidos autorizó este martes a la industria de cruceros a realizar viajes simulados con pasajeros voluntarios como una forma de agilizar una posible reactivación de esta industria para mediados de julio desde los puertos del país.

Según las autoridades sanitarias, si las navieras pueden garantizar que la gran mayoría de los miembros de la tripulación (98 %) y de los pasajeros (95 %) estén vacunados, es posible que puedan reiniciar para esa fecha, después de una parálisis de más de un año.

Por ahora, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron hoy la Ordenanza de Condiciones para la Navegación (CSO, en inglés), emitida por el ente federal en octubre pasado, y que proporciona instrucciones técnicas para realizar los viajes simulados.

Entre las instrucciones están los procedimientos para ayudar a los operadores de cruceros a mitigar el riesgo de propagación de la covid-19, de acuerdo con un comunicado de los CDC.

Se incluyen los requisitos y recomendaciones sobre medidas de prevención, vigilancia de la covid-19 a bordo, pruebas de laboratorio, prevención y control de infecciones, uso de mascarillas, distanciamiento social, interacción con los pasajeros, así como experiencias y procedimientos de embarque y desembarque.

Con la emisión de esta guía actualizada, los operadores de cruceros ahora tienen todos los requisitos y recomendaciones necesarios para iniciar viajes simulados antes de reanudar los viajes de pasajeros restringidos, señalaron los CDC.

Además, esta nueva versión incluye la solicitud del certificado de navegación, condicionado al CSO, que es el paso final antes de iniciar los viajes con pasajeros.

Los CDC actualizarán los documentos en línea para incorporar cambios en la cuarentena y las lecciones aprendidas de los viajes simulados, entre otros aspectos a seguir.

Se espera reanudar viajes en cruceros en julio

Los CDC comunicaron el pasado jueves a las navieras en una carta que les permitirán hacer caso omiso del viaje de prueba para aquellos barcos que tengan vacunados en su mayoría a la tripulación y a los pasajeros.

La industria naviera se mostró por eso confiada en una posible reanudación en julio de los cruceros desde puertos de EE.UU., suspendidos desde marzo de 2020 a causa de la covid-19, después de que las autoridades sanitarias de este país anunciaran una relajación del marco para volver a navegar.

Desde el 12 de abril pasado, los CDC y “altos directivos de otras agencias federales relevantes” han participado en reuniones dos veces por semana con representantes de varias líneas de cruceros, detalla el comunicado.

Los objetivos de estas reuniones, añade, han sido entablar un diálogo e intercambiar información sobre el impacto de las vacunas y otros avances científicos desde que se emitió el CSO.

Al menos dos buques de la naviera Royal Caribbean han realizado paradas en Miami para vacunar a miembros de su tripulación, anunció este martes la compañía.

“Va a ser extremadamente importante que nuestra tripulación esté vacunada”, admitió en una publicación en Facebook Michael Bayley, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean International.

En marzo pasado la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), que representa al 95 % de las compañías con cruceros oceánicos, urgió a los CDC a levantar la restricción y permitir la planificación de una reanudación gradual de las operaciones de cruceros a partir de julio próximo.

CLIA señaló que julio está “acorde” con el pronóstico del presidente Joe Biden, de cuándo Estados Unidos estará “más cerca de la normalidad”.

A comienzos de abril, los CDC actualizaron las medidas que rigen por la pandemia para los cruceros desde puertos de EE.UU., pero mantuvieron la recomendación a la población de no embarcarse por placer.

Según CLIA, entre marzo y septiembre de 2020 esas empresas presentaron pérdidas globales de $77,000 millones de dólares, $23,000 millones de dólares en salarios y 518,000 puestos de trabajo.

Gastos en mascarillas y equipo de protección serán deducibles en planilla

El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), anunció que la ciudadanía podrá reportar en su planilla del 2020 los gastos hechos por compra de equipo protector contra el COVID-19.

Según reportó Wapa, el dinero invertido en mascarillas, toallas desinfectantes, ‘hand sanitizer’ y demás, será deducible

Gastos de planilla del 2020

El servicio de Rentas Internas senaló que también puede andir los gastos por toallas desinfectantes, mascarilla, hand sanitizer y demás son deducibles en la planilla.

Este equipo de protección personal debe ser catalogado como de uso personal y ser incluido en gastos médicos anuales.

Esto aplicará para equipo comprado desde el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020.

Reportan caída del gasto del consumidor de los Estados Unidos

El gasto del consumidor en los Estados Unidos se desplomó en marzo 1% cuando las graves tormentas invernales arrasaron partes de Estados Unidos y los ingresos personales también cayeron drásticamente en febrero.
La caída en el gasto sucedió después de un gran aumento del 3.4% en febrero, informó el viernes el Departamento de Comercio. El gasto del consumidor es observado de cerca porque representa dos terceras partes de la actividad económica.
Los ingresos personales, que pueden alentar el gasto en el futuro, se desplomaron en 7.1% el mes pasado después de un aumento del 10.1% en enero, cuando Estados Unidos envió 600 dólares en pagos individuales para ayudar a los estadounidenses durante la pandemia. Se anticipa que los ingresos se recuperen en marzo, cuando se distribuyan millones de 1,400 dólares de pagos individuales.

Los economistas habían anticipado descensos en febrero debido al clima que impactó grandes franjas del país y dejó a millones de personas en Texas sin electricidad durante días. Ya que gran parte del mal desempeño se debió al clima, los economistas creen que la actividad económica permanecerá sólida durante el primer trimestre del año.
La expectativa es que la economía reciba un impulso de una ley de gastos de 1.9 billones de dólares aprobada el 11 de marzo por el presidente Joe Biden. Ofrece pagos directos de 1,4700 millones de dólares a los gobiernos estatales y locales para evitar despidos de trabajadores esenciales.

Peticiones de desempleo

En otro orden de ideas, se informó que un úmero de personas solicitando prestaciones por desempleo en Estados Unidos cayó considerablemente la semana pasada a 684,000, el menor total desde el estallido de la pandemia hace un año y un indicio de que la economía está mejorando.


El reporte el jueves del Departamento de Trabajo indicó que las solicitudes cayeron de 781,000 la semana previa. Es la primera vez que las solicitudes de pagos por desempleo han caído por debajo de 700,000 desde mediados de marzo del año pasado. Antes de que la pandemia vapulease la economía, las solicitudes nunca habían llegado a ese nivel.

Aun así, un total de 18.9 millones de personas continúan recibiendo ayuda por desempleo, comparado con 18.2 millones la semana previa. Alrededor de una tercera parte de esas personas están en programas federales extendidos, lo que significa que han estado desempleadas por al menos seis meses.

Su prolongado desempleo pudiera convertirse en un impedimento a largo plazo. Usualmente, muchas personas que han estado desempleadas por largo tiempo pasan trabajo para encontrar nuevos empleos incluso cuando la economía se recupera.
La economía ha estado mostrando indicios de estar emergiendo de la crisis con renovado vigor, al aumentar los gastos, fortalecerse la actividad manufacturera y con las compañías añadiendo trabajadores. Las contrataciones subieron en febrero, con 379,000 empleos añadidos — más del doble del total de enero.

Datos de tarjetas de crédito proveídos por JPMorgan Chase mostraron que los gastos del consumidor subieron la semana pasada al comenzar la entrega de los cheques de 1,400 dólares como parte del paquete de ayuda de emergencia del gobierno. El Tesoro ha distribuido hasta ahora 127 millones de pagos por un total de 325,000 millones de dólares.

La Reserva Federal logra su mayor pago al Tesoro de EEUU en cuatro años

La Reserva Federal reportó que ayer lunes que recibió 88.600 millones de dólares en 2020 y le transfirió al gobierno federal 86.900 millones, el pago más abultado a las arcas nacionales en cuatro años.

El banco central estadounidense indicó que sus ingresos fueron 33.100 millones de dólares más de lo que fueron el año pasado, una hazaña que refleja la disminución de las tasas de interés, es decir, el banco central tuvo que pagarle menos interés a los bancos comerciales por las reservas que la Fed les obliga a mantener.

Los 86.900 millones de dólares pagados al Tesoro de Estados Unidos son 58,3% más de los 54.900 millones pagados en 2019. Es el mayor monto pagado al gobierno por parte del banco central desde los 91.500 millones cancelados en 2016.

Sin embargo, las circunstancias esta vez son diferentes. En el 2016, la Fed contaba con sustanciales aumentos en bonos del Tesoro y en instrumentos financieros hipotecarios, por los cuales estaba ganando abultados intereses.

El banco central empezó a aumentar sus saldos en la primavera del año pasado, en 120.000 millones de dólares por mes para apoyar a la economía en medio de la pandemia del coronavirus. Pero esta vez, las tasas de interés fueron mucho más bajas de lo que estaban en la etapa posterior a la crisis financiera de 2008.

Esas tasas de interés más bajas hicieron que esta vez el banco central no gozó del enorme aumento en sus ingresos que recibió entonces. Los ingresos por cobro de intereses esta vez ascendieron a 101.200 millones de dólares, una disminución de 1.600 millones respecto del año anterior, a pesar de que posee más bonos.

Aun así, los ingresos de la Fed para el año en su totalidad sí aumentaron porque el monto que tenía que pagarle a los bancos como intereses sobre sus reservas disminuyó a 7.900 millones de dólares, un descenso de 27.100 millones con respecto al año previo.

El reporte definitivo del banco central discrepa sólo levemente de la versión preliminar difundida en enero, según la cual la institución pagó al Tesoro 88.500 millones de dólares, un poco menos de la cifra definitiva de 86.900 millones.

El banco central creó una serie de programas corolarios para apuntalar al sistema financiero tras el estallido de la pandemia en marzo del 2020. El reporte revisado indicó que sólo el programa Main Street sufrió una pérdida proyectada de 2.400 millones de dólares.

Sin embargo, bajo los programas de emergencia aprobados por el Congreso esa pérdida, si se concreta, será compensada con fondos del Departamento del Tesoro.

Pelosi promete trabajar rápido en paquete de empleo y de infraestructura

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, prometió ayer omingo que el Congreso trabajará aceleradamente en un paquete de infraestructura y empleo que será “fiscalmente sano”, pero dijo que no está segura de si el proyecto, el próximo de gran importancia en la agenda del presidente Joe Biden, atraerá apoyo republicano.

Luego de una importante victoria legislativa con el paquete de ayuda contra el coronavirus por 1,9 billones de dólares que fue aprobado prácticamente según las líneas partidistas, los demócratas enfrentan duras batallas futuras en cuanto a obtener respaldo del Partido Republicano para los planes del gobierno.

Las leyes para la construcción de caminos y puentes tienen un largo historial de apoyo bipartidista, ya que los legisladores intentan llevar proyectos a los distritos que votaron por ellos. Pero los republicanos no están de acuerdo con el enfoque ambientalista de Biden ni con la posibilidad de financiar cualquier programa con deuda después de que el gobierno se endeudó fuertemente para atender las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

“Construir caminos y puentes y sistemas de abastecimiento de agua y todo lo demás siempre ha sido bipartidista, excepto cuando se oponen a ello con un presidente demócrata, tal como lo hicieron con el presidente Obama, y tuvimos que reducir el paquete”, declaró Pelosi.

“Pero, de todas formas, con suerte tendremos bipartidismo”, añadió.

Pelosi ha girado instrucciones a importantes legisladores demócratas para comenzar a trabajar con los republicanos en un “paquete de infraestructura grande, audaz y transformativo”.

Más de 13 millones de mujeres perdieron sus empleos en Latinoamérica debido a la pandemia

La crisis económica causada por la pandemia de coronavirus llevó a 13,1 millones de mujeres a perder sus empleos en Latinoamérica y el Caribe en 2020, destacó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su informe Panaroma Laboral este viernes (05.03.2021).

Pandemia “ha exacerbado las brechas de género en los mercados de trabajo”

En detalle, la tasa de desempleo regional femenino saltó de 10,3% a 12,1 %, lo que se ubicó por encima del promedio de desocupación general, que subió a 10,6%. Esto indica que unos 1,1 millones de mujeres se quedaron sin trabajo.

“Esta crisis sin precedentes ha exacerbado las brechas de género en los mercados de trabajo de la región, sacando de la fuerza de trabajo a millones de mujeres y anulando avances anteriores”, advirtió el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

Tasa de desempleo femenino más baja en 15 años

“Hemos retrocedido más de una década en un año y ahora necesitamos recuperar esos empleos y pisar en el acelerador de la igualdad de género”, agregó.

De acuerdo con los datos del Panorama Laboral, “hace más de 15 años que no se registraba una tasa tan baja de participación de las mujeres”.

En la actualidad, unas 25 millones de mujeres no tienen empleo o se encuentran fuera de la fuerza de trabajo, precisó la OIT.

Grandes aerolíneas europeas y americanas perdieron 46.787 millones en 2020

Las mayores aerolíneas europeas y estadounidenses perdieron 46.787 millones de euros en 2020, el peor año en la historia de la aviación, frente a unas ganancias de 12.798 millones en 2019, debido a la drástica restricción de los viajes derivada de la lucha contra la propagación del coronavirus.

El parón de la actividad desde finales de febrero, más intensa con la declaración de la pandemia en marzo, llevó al práctico cierre de los cielos en todo el mundo, lo que provocó caídas drásticas en los vuelos y en los pasajeros transportados, que se han situado en torno a un tercio de los números de 2019.

El brusco y persistente descenso del tráfico aéreo se ha colado de arriba abajo en la cuenta de resultados de todas las grandes aerolíneas, desde la cifra de negocio -con recortes de en torno a dos tercios sobre los datos de 2019- hasta el resultado neto, que de lucir en negro ha pasado a números rojos en todos los casos.

LAS EUROPEAS PIERDEN 20.726 MILLONES; LAS AMERICANAS, 26.000

Así los tres grandes grupos de aerolíneas europeos -IAG, Air France/KLM y Lufthansa- suman pérdidas de 20.726 millones en 2020, frente a un beneficio en 2019 de 3.218 millones en 2019.

Por su lado, las cuatro grandes compañías estadounidenses -American Airlines, Delta, United Airlines y Southwest- acumulan más de 26.000 millones de pérdidas, mientras que en 2019 habían declarado beneficios por casi 9.800 millones.

Tras una durísima primera oleada de contagios de la covid-19, entre marzo y junio, con Europa y América cerradas a cal y canto, la situación se alivió algo en verano, pero se trató de una “mejoría” (los números siguieron muy por debajo de los de 2019) transitoria, porque en otoño comenzó la segunda ola, también con consecuencias dramáticas.

LA DEUDA, POR LAS NUBES

Además, con los aviones parados, las compañías han quemado liquidez como nunca antes y han debido recurrir a diversas herramientas para asegurar su solvencia, bien en forma de préstamos respaldados por los Estados, en forma de ampliaciones de capital o con diferentes fórmulas como la venta y posterior arrendamiento de aviones.

CAÍDAS DE CASI EL 70 % EN PASAJEROS

El grupo IAG -al que pertenecen Iberia, British Airways, Aer Lingus, Vueling y Level- perdió el año pasado 6.923 millones de euros frente a las ganancias de 1.715 millones el año anterior. Sus ingresos por pasaje cayeron un 75,5 %, aunque en los de carga consiguió una subida del 16,9 %.

Entre las compañías del grupo, Iberia registró una caída del 69,7 % en pasajeros transportados (de 22,4 millones en 2019 a 6,8 millones en 2020); y el resto consignaron descensos incluso superiores al 90 % en el caso de Aer Lingus.

Por su lado, el grupo franco-holandés Air France-KLM -que incluye además a la aerolínea de bajo coste Transavia- perdió 7.078 millones en 2020 después de unas ganancias de 230 millones un año antes, resultado de una caída en los pasajeros transportados del 67,3 % (de 104 millones en 2019 a 34,06 millones).

El Grupo Lufthansa -que incluye además a SwissAir, Austrian, Brussels Airlines y Eurowings-, cerró con una pérdida de 6.725 millones, frente a los 1.213 millones ganados en 2019, y transportó a tan sólo 36,4 millones de pasajeros (un 25 % de los de 2019).

DELTA, LAS MAS TOCADA EN EE.UU.

En EE.UU., las mayores pérdidas se las anotó Delta Airlnes, con 10.275 millones, después de ganar casi 4.000 millones en 2019. Su cifra de pasajeros cayó un 70 % y su deuda casi se dobló, hasta 15.617 millones.

American Airlines perdió al cierre de diciembre último 7.371 millones (frente a los 1.400 ganados en 2019), como consecuencia de la drástica reducción de pasajeros, de 200 a 76 millones.

United Airlines perdió 5.865 millones en 2020, frente a los 2.496 millones perdidos en 2019, con más de 100 millones de pasajeros evaporados en 2020 y una deuda doblada (hasta 20.600 millones).

Por su lado, Southwest Airlines consignó pérdidas por 2.550 millones frente a más de 1.900 millones ganados en 2019. Su deuda se disparó desde los 1.532 millones a cierre de 2019 hasta casi 8.400 millones al finalizar 2020.

LOS ESTADOS AL RESCATE

La debilidad del sector, que ha puesto en solfa miles de empleos, ha obligado a los estados a salir al rescate de las compañías: Alemania inyectó 9.000 millones en Lufthansa; Francia apoyó con 7.000 millones a Air France y Holanda hizo lo propio aportando 3.400 millones a KLM.

Suben acciones de Wall Street tras firma de Trump de paquete de ayuda

Los precios de las acciones cerraron en niveles récord el lunes en Wall Street, luego que el presidente Donald Trump accedió a firmar un paquete de ayuda por 900.000 millones de dólares que reduce la incertidumbre en un momento en que el gobierno reimpone restricciones a los viajes y a los negocios en respuesta a una nueva variante de coronavirus.

La medida también incluye dinero para otras funciones del gobierno hasta septiembre.

Algunas compañías que han sido de las más afectadas durante la pandemia — restaurantes, aerolíneas, cruceros — estuvieron entre las principales ganadoras. American Airlines subió 2,6%, Norwegian Cruise Lines ganó 2,9% y Carnival 4,2%.

El índice S&P 500 subió 32,3 puntos —0,87%— hasta 3.735,36. El Dow Jones avanzó 204 unidades — 0,68%_, ubicándose en 30.47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKUenteros —0,4%— a 1.996,25.

Wall Street tenía esperanzas desde la semana pasada de que Trump se retractaría de su amenaza de veto y despejaría el camino para otorgar más ayuda financiera a personas y negocios atribulados.

Trump firmó la medida el domingo por la noche pese a sus objeciones. El presidente había pedido pagos individuales más altos para los estadounidenses, algo que los demócratas respaldan, pero que es improbable que sea tomado en cuenta en un Senado controlado por los republicanos

La economía estadounidense continúa deteriorándose bajo el peso de los extendidos brotes del coronavirus, las infecciones y las hospitalizaciones, por lo que la promesa de más apoyo para millones de personas ayuda a reducir la incertidumbre en medio de la reimposición de restricciones a los viajes y los negocios.

“Por mucho, es una especie de optimismo amplio, de que hasta ahora va bien la distribución de las vacunas, y la ley de estímulo para cerrar la brecha”, dijo Ross Mayfield, estratega de inversiones en Baird. “Es realmente sólo una continuación de la fortaleza más amplia que hemos estado viendo en los últimos meses”.

Las acciones también recibieron un impulso por la temporada, dijo Mayfield. El mercado tiende a subir en los últimos cinco días de sesiones en diciembre y los dos primeros en enero, un fenómeno conocido como el “Alza de Santa Claus”. Desde 1950, el S&P 500 ha subido en promedio 1,3 en esos siete días.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro cerraron mixtos. El del bono a 10 años se ubicó en 0,92%.

Compras navideñas se verán trastocadas por la pandemia

Agregue las compras navideñas de último momento a la lista de tradiciones consagradas que están siendo trastocadas por la pandemia de coronavirus. Los minoristas están iniciando la temporada antes que nunca este año con la esperanza de evitar multitudes en las tiendas y cuellos de botella en los envíos en noviembre y diciembre.

Las tiendas como Best Buy, Macy’s y Target suelen ofrecer sus mayores ofertas del Viernes Negro (Black Friday) durante el fin de semana de Acción de Gracias, pero ahora las están iniciando en octubre.

Y dado que se espera que más personas compren en línea, los minoristas están tratando de evitar una avalancha de pedidos cerca de la Navidad, lo que podría generar paquetes retrasados y envíos más costosos.

El Black Friday ha sido durante mucho tiempo el comienzo no oficial de la temporada navideña en Estados Unidos.

Este año hay más urgencia. Con el coronavirus aún propagándose en el país, las tiendas han tenido que repensar sus planes habituales para el fin de año. Los portazos del Día de Acción de Gracias están cancelados y las empresas probablemente tratarán de dirigir a muchos compradores a sus sitios web para evitar multitudes y caos.

“Nos estamos preparando para una temporada navideña como ninguna que hayamos visto antes”, dijo Brian Cornell, director general de Target.

Con muchas personas sin trabajo y aún más inseguras sobre su futuro económico, no se espera que este sea un año excepcional para las ventas de fin de año. Es probable que los compradores compren menos regalos porque no viajarán a grandes reuniones familiares. Y se centrarán en obsequios relacionados con actividades en el hogar, desde ropa deportiva hasta artículos domésticos y consolas de juegos.

“Los compradores serán muy selectivos en lo que compran”, vaticinó Ken Perkins, presidente de Retail Metrics, una firma de investigación minorista. “Los minoristas, en particular los grandes almacenes y las cadenas de ropa especializada, deben hacerlo bien en términos de inventario y tráfico de clientes. Están luchando por sus vidas”.

El primero será Amazon y su Prime Day a mediados de octubre, que normalmente es en julio, pero se pospuso este año.

Eso ejercerá presión sobre las demás tiendas, como Target, Walmart y Best Buy.

Incluso con el comienzo anticipado de la temporada, se espera que las ventas navideñas generen ganancias menores que en los últimos años. Pero nadie sabe realmente qué va a pasar.

¿Sabe cómo serán las tecnologías digitales y la economía luego de la pandemia mundial?

Indudablemente, el Covid-19 ha modificado la dinámica de las empresas de todo el mundo, pero especialmente, en las de Latinoamérica. Así lo reseña la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en su último informe en donde tratan el tema del Coronavirus y su impacto en la economía a fondo. Allí indican, múltiples propuestas para mitigar la crisis. y entre ellas destaca el fortalecimiento de las tecnologías digitales, pues éstas actuarán como el pilar principal del nuevo modelo de las empresas. 

Según el mencionado informe, la gran mayoría de las empresas de la región han presentando grandes caídas en sus ingreso, generando una gran dificultad para mantener su operatividad, así como lograr llevar a cabo sus compromisos salariales y financieros.  

Sin embargo, el impacto en las microempresas y pymes se estima sea mayor, generando en conjunto un estimado de 2,7 millones de empresas cerradas, lo que se traduce en la pérdida de aproximadamente 8.5 millones de puestos de trabajos.

Hasta las primeras semanas de junio del 2020, las cámaras empresariales de América Latina registraban los siguientes números: 96% de las empresas tuvieron una caída en sus ventas en Colombia, el 76% de las empresas industriales redujeron o paralizaron su producción en Brasil. En Chile, el 37,5% de las empresas redujeron su personal entre abril y mayo, y el 44% de las empresas están en un estado financiero malo o crítico

Las alternativas digitales

En primera instancia los números no son alentadores a nivel general, no obstante, el distanciamiento social también ha logrado una aceleración en la transformación digital, y ello ha originado un  impulso en los procesos  de productividad y  eficiencia.

Sin dudas, el mundo cambió, y las empresas también lo hicieron, por eso cada día son más las empresas que se atreven a innovar y asumir la implementación de nuevas tecnologías digitales con la intención de mejorar las relaciones con sus consumidores, proveedores y empleados.

En ese sentido, las ventas online y un buen posicionamiento dentro de la web se convirtieron en elementos de suma importancia, y ejemplo de ello lo podemos apreciar en la alza del valor de las acciones del 76% que experimento Mercado Libre, un caso extraordinario, que también experimentó Amazon con una un crecimiento de 61,6% de valor de sus acciones. 

Las claves para la recuperación de las empresas

Para organismos como la CEPAL, las tecnologías digitales serán esenciales en lo que será el nuevo funcionamiento que deberán asumir las empresas en el marco de pandemia y la post-pandemia, principalmente en las siguientes áreas:

1) En primer lugar, en lo que serán las operaciones de promoción, venta y entrega de bienes y servicios, y es que será indispensable para las empresas migrar desde sus modelos tradicionales a plataformas digitales, y convertirse en E-commerce  que logren ser competitivas durante todo el proceso de comercialización.

2) En según instancia, las relaciones con proveedores también deberán adaptarse  y asumir la digitalización y generar procesos acordes al contexto que garantice las transacciones entre las partes.

3) En tercer lugar, las tecnologías digitales permiten la masificación, y a través de ellas, las empresas tendrán la oportunidad de adquirir y procesar grandes cantidades de información, que deberá ser correctamente usada para tomar las decisiones oportunas en el futuro de las compañías.

4) Finalmente, se espera una mayor incorporación de dispositivos de interconexión digital en los procesos productivos, incluso de la implantación de componentes robóticos para hacer frente a las limitaciones humanas y garantizar la eficiencia de las empresas.