Tag: EEUU CAMPAÑA ELECTORAL 2020

Republicanos dicen que Hackers robaron $2 millones de la campaña de Trump

El Partido Republicano en Wisconsin denunció ayer jueves haber sido víctima de un ataque de piratas informáticos, que robaron $2.3 millones de dólares de la campaña del presidente de Estados Unidos Donald Trump, en ese estado, aunque anticipó que esto no afectará sus actividades con miras a las elecciones del próximo martes.

“Los ciberdelincuentes, utilizando un sofisticado ataque de phishing, robaron fondos destinados a la reelección del presidente Trump, alteraron facturas y cometieron fraude electrónico”, señaló el partido del gobernante en un comunicado.

Los republicanos dijeron que el ataque fue detectado a “última hora de la noche del jueves 22 de octubre”.

“El viernes 23 de octubre por la mañana, notificamos al FBI (Buró Federal de Investigaciones) que, como resultado de este ciberataque, los piratas informáticos obtuvieron $2.3 millones de dólares a través de facturas falsificadas a nombre de proveedores del Partido Republicano en Wisconsin”, detalló un comunicado.

La nota aclaró que “no hay evidencia de que los piratas informáticos hayan adquirido información privada”.

Además, subrayó el “nivel de familiaridad” de los piratas con las operaciones del partido en ese estado al final de la campaña.

En los ataques de phising, los piratas se valen de la suplantación de páginas o correos conocidos por el usuario para obtener información como contraseñas, cuentas bancarias, entre otros.

“Si bien fue robada una gran suma de dinero, nuestra operación está funcionando a plena capacidad con todos los recursos desplegados para garantizar que el presidente Donald J. Trump gane en Wisconsin el 3 de noviembre”, indicó el comunicado.

El pasado 17 de octubre, Trump visitó Michigan, Wisconsin y Nevada, tres estados clave en su intento de arañar votos con las encuestas en contra de cara a las elecciones del 3 de noviembre.

Según el promedio de sondeos de RealClearPolitics, el candidato demócrata, Joe Biden, aventaja a Trump por más de seis puntos en Wisconsin, mientras que en Michigan va por delante con más de siete puntos.

El desarrollo de las elecciones de 2016 ha sido motivo de debate en EE.UU. e incluso en octubre del año pasado, el Comité de Inteligencia del Senado, de mayoría republicana, publicó un informe en el que concluía que la campaña rusa en internet previa a esos comicios perjudicó a la excandidata demócrata Hillary Clinton e impulsó a Trump.

Como consecuencia, las agencias estadounidenses y las principales redes sociales han concentrado sus esfuerzos en prevenir cualquier interferencia en los comicios de 2020.

Para ello han reforzado la vigilancia en torno a los mensajes que se difunden, mucho de los cuales pueden ser eliminados o etiquetados para advertir a los internautas.

Hace ocho días, el director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., John Ratcliffe, alertó que Irán y Rusia han obtenido información de votantes estadounidenses y que están tratando de interferir en los comicios del próximo 3 de noviembre.

Según el director de la Inteligencia Nacional, tanto Rusia como Irán han accedido a datos de votantes estadounidenses, una información que Teherán ya habría usado para perjudicar a Trump, según Ratcliffe.

Trump dice que quiere hacer un mitin de campaña el sábado en Florida

l presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que aún se recupera de COVID-19, dijo el jueves en la noche en una entrevista con Fox News que quiere hacer un mitin de campaña el sábado, probablemente en Florida.

“Creo que voy a tratar de hacer un mitin el sábado en la noche si tenemos suficiente tiempo para organizarlo, pero queremos hacer un mitin probablemente en Florida el sábado en la noche”, expresó durante una entrevista con Sean Hannity.

Trump agregó que podría mantener otro mitin el domingo en Pensilvania.

“Me siento muy bien”, dijo, después de que su médico le dio luz verde para reanudar actividades públicas este fin de semana.

Preguntado por si había dado ya negativo por coronavirus en algún test, Trump respondió que “no hay razón para hacerse pruebas todo el tiempo”.

¿Podría Biden desmantelar la política migratoria de Trump?

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se ha comprometido a revertir la política migratoria de Donald Trump, si gana la Casa Blanca en las elecciones de noviembre. Pero, ¿de verdad puede hacerlo?

No creo que sea realista que Biden en cuatro años pueda deshacer todo lo que hizo Trump”, dijo a NPR Sarah Pierce, analista política en Migration Policy Institute.

Un reporte del periodista Joel Carloza de La Opinipon.com informó que la Administración Trump ha llevado a cabo más de 400 acciones ejecutivas sobre inmigración, según el citado instituto. Entre ellas, se encuentran la aplicación de medidas más estrictas en materia fronteriza y de política interior, la restricción del asilo, la revocación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), la reducción de visas para refugiados, la racionalización de los tribunales de inmigración o la creación de la política Quédate en México.

Para Omar Jadwat, del proyecto de derechos migratorios de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), la Administración Trump ha tratado de “desactivar” el sistema migratorio de manera “unilateral”, “sin la aprobación del Congreso ni el consentimiento del pueblo estadounidense. “Ese proyecto debería revertirse”, afirma.

Eso es precisamente lo que Biden plantea en su programa de campaña para inmigración: volver a las políticas de la era Obama (en la que él fue vicepresidente). Organizaciones como CHIRLA o Immigrant Power PAC, apoyan la fórmula presidencial Biden-Harris ya que consideran que en estos comicios “hay mucho en juego” para las comunidades migrantes.

“Si soy presidente, vamos a poner fin de inmediato al asalto de Trump a la dignidad de las comunidades de inmigrantes. Vamos a restaurar nuestra posición moral en el mundo y nuestro papel histórico como lugar seguro de acogida para los refugiados y solicitantes de asilo”, dijo Biden en su discurso de aceptación de la candidatrua demócrata.

Sin embargo, abogados y defensores de los derechos de los migrantes han dicho que echar abajo las medidas de la actual Administración no es suficiente para garantizar la dignidad de las personas que llegan a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Y se han mostrado muy críticos con la campaña del candidato demócrata, que ha incorporado al equipo de transición a Cecilia Muñoz, cara visible en política migratoria del Gobierno anterior.

Biden se ha propuesto tumbar las políticas de Trump durante los 100 primeros días de su hipotética presidencia. En su programa está dejar de construir el muro fronterizo, de separar familias y de detener o deportar a inmigrantes pacíficos y trabajadores. Además, pretende restaurar el sistema de asilo, buscar alternativas a la detención de inmigrantes y reinstalar DACA por completo.

La postura del exvicepresidente a favor de la inmigración llega en un momento en el que más de dos tercios de la población estadounidense cree que los niveles de inmigración son correcto o que deberían aumentar. Incluso un tercio de los votantes de Trump cree que los inmigrantes fortalecen la sociedad, según un estudio del Centro de Investigaciones Pew.

Aún así, el candidato demócrata tendría que afrontar resistencias que ralentizarían sus propósitos migratorios. Quienes se oponen a la inmigración temen que Biden vuelva a abrir la frontera sur -cerrada por la pandemia- y empiecen a llegar centroamericanos solicitando asilo (un derecho humano).

Aunque el candidato demócrata no ha dicho que reactivará el proceso de asilo, todo el mundo cree que lo hará cuando la crisis sanitaria remita y el país pueda recibir inmigrantes de nuevo.