Tag: ELECCIONES 2020

El Fiscal General de Trump descarta fraude electoral

El fiscal general William Barr, uno de los miembros más poderosos y alineados aliados de Trump dijo este martes que “Hasta la fecha no hemos visto fraude a una escala que pudiera haber producido un resultado diferente en la elección”, en una entrevista con Associated Press.

Las palabras de Barr representan un mazazo para Trump, especialmente porque el fiscal general ha sido un aliado fundamental del presidente y el mes pasado llegó a enviar a fiscales de todo el país una polémica directiva instándoles a que investigaran cualquier “acusación sustancial” de irregularidades de voto. Llegan, además, el mismo día en que el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha hablado en una comparecencia de prensa de una “nueva Administración”, la primera vez que el poderoso conservador reconoce en público la victoria de Biden.

Falta de pruebas

En su entrevista con AP Barr se ha referido indirectamente a la acusación realizada por Sidney Powell, que fue abogada del equipo de Trump pero de quien la Casa Blanca se ha distanciado en los últimos días y que habló de una trama esperpéntica de robo de votos en la que estaría involucrado incluso Hugo Chávez, el presidente venezolano fallecido en 2013. “Ha habido una acusación que representaría fraude sistémico y es la alegación de que las máquinas se programaron esencialmente para alterar los resultados de las elecciones”, ha dicho Barr. “El Departamento de Seguridad Nacional y el de Justicia lo han investigado y, de momento, no hemos visto nada que lo sustancie”.

La campaña de Trump ha enviado justo tras la publicación de la entrevista con el fiscal general una nota de prensa con declaraciones de Rudy Giuliani y Jenna Ellis, los abogados del presidente, en la que “con todos los respetos” han cuestionado el papel de Justicia y han asegurado que no ha llevado a cabo “nada que se parezca a una investigación”. Aunque un tribunal tras otro ha desestimado por falta de pruebas las demandas presentadas contra los resultados, los abogados del presidente insisten en hablar de testigos y crímenes y problemas con máquinas de voto, aunque ninguna de esas alegaciones han superado el escrutinio de los jueces, y prometen seguir su batalla.

Trump se refiere a la victoria de Biden en un tweet “Él ganó porque hizo trampa”

Ocho días después de que se anunciaran los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos, Donald Trump no ha reconocido aún su derrota ante Joe Biden. Aunque parece cerca de hacerlo, con pequeñas señales o lapsus sucesivos.

“Él ganó porque la elección fue amañada”, tuiteó el mandatario en la mañana del domingo, en referencia al exvicepresidente de Barack Obama, relató AFP.


Así, Trump evocó de nuevo su hipótesis de un fraude masivo, que no ha sido respaldada por ningún elemento concreto.

Pero las dos primeras palabras de su tuit (“He won”, “Él ganó”) llamaron la atención porque es la primera ocasión que las pronuncia después del anuncio de resultados.

El viernes, Trump se refirió por primera vez (aunque a medias) a la victoria de su adversario demócrata al dejar entender, antes de retractarse, que él ya no estaría más al frente de la gestión de la crisis del coronavirus después del 20 de enero, día de la toma de posesión presidencial.

Los resultados de todos los estados ya fueron anunciados por las grandes cadenas de televisión del país. Biden consiguió 306 votos electorales, contra los 232 del presidente saliente: justo las mismas cifras, pero a la inversa, que en la victoria del magnate republicano (calificada entonces por él como un “maremoto”) frente a Hillary Clinton en 2016.

Y varias autoridades electorales locales y nacionales, entre ellas la agencia de ciberseguridad y de la seguridad de las infraestructuras (CISA), que depende del ministerio de la Seguridad Interior, han rebatido frontalmente las acusaciones de irregularidades vertidas por el presidente.

“La elección del 3 de noviembre fue la más segura de la historia de Estados Unidos”, afirmaron en un comunicado conjunto.

“No existe ninguna prueba de un sistema de voto que se haya borrado, perdido o cambiado papeletas, o que haya sido pirateado de ninguna forma”.

Varias tiendas de Nueva York bloquean sus vitrinas previendo turbas electorales

Macy’s en Herald Square (NYC), el almacén por departamentos más grande del mundo, no quiere repetir la triste historia de saqueos de junio y ya comenzó a bloquear sus vitrinas en víspera de posibles disturbios en las controvertidas elecciones de 2020.

A lo largo del país, otros negocios también han tomado previsiones similares en los últimos días. La medida coincide con el anuncio interno de NYPD de “prepararse para lo peor” ante posibles disturbios desde finales de octubre y que incluso podrían prolongarse hasta 2021, mientras ese cuerpo policial, el más grande del país, enfrenta un déficit de 1,800 agentes tras recorte de fondos y renuncias.

Esta semana ya hubo de nuevo disturbios y rotura de vitrinas en Brooklyn, condenando la muerte del joven afroamericano Walter Wallace (27), quien se enfrentó armado a la policía en Filadelfia.

Macy’s tiene razones para temer. El pasado 1 de junio, vándalos entraron forzadamente a su tienda en West 34th St. alrededor de las 9:20 p.m., antes de que la policía comenzara a imponer el toque de queda a las 11 p.m.

Los saqueos de esa semana en NYC estuvieron relacionados con protestas contra la policía por la muerte de George Floyd en Minnesota y tensiones sociales por el desempleo y el encierro prolongado de la pandemia.

Según reportes, la mayoría de los detenidos durante esas manifestaciones violentas salieron en libertad sin fianza, incluyendo la hija del alcalde Bill de Blasio, para frustración de los negociantes afectados, la policía y los fiscales.

Luego hubo una toma prolongada de los alrededores de la alcaldía, criticando a NYPD. Todas esas acciones violentas generaron recortes de fondos y reformas legales al protocolo policial, y pérdidas millonarias que arreciaron la crisis fiscal por la pandemia. Además, muchos habitantes huyeron de la ciudad y se dispararon los costos de asegurar en Nueva York.

La tensión entre civiles y NYPD se repitió en agosto, cuando el también afroamericano Jacob Blake fue baleado en Wisconsin, mientras NYC vivía un auge en la violencia armada que aún se mantiene.

En septiembre, los neoyorquinos del movimiento BLM (Black Lives Matter) protestaron por el veredicto que eximió a policías en la muerte de Breonna Taylor en Kentucky.

Y a principios de octubre, comunidades judías ortodoxas se enfrentaron a NYPD en calles de Brooklynprotestando las nuevas directrices para frenar el coronavirus, muchos sin mascarilla y portando pancartas a favor de la reelección del mandatario Donald.

EEUU: ya han votado 91 millones de personas, cifra récord

Cuando faltan solo tres días para el día de las elecciones, la votación previa ha superado los dos tercios de todas las papeletas emitidas durante las elecciones presidenciales de 2016reportó CNN.

Más de 91.6 millones de estadounidenses han votado hasta ahora, ya que la mayoría de los estados informan una participación récord en las votaciones anticipadas en las elecciones de 2020.

Si bien es demasiado pronto para saber cómo se traducirá esa participación récord en el día de las elecciones, las cifras masivas de votación anticipada sugieren un alto nivel de entusiasmo por votar este año, a pesar de la pandemia de coronavirus.

Estos votos representan aproximadamente el 43% de los votantes registrados en todo el país, según una encuesta de funcionarios electorales en los 50 estados y Washington, DC, realizada por CNN, Edison Research y Catalist.

Dieciséis estados ya han visto a más de la mitad de sus votantes registrados emitir su voto antes del 3 de noviembre.

A nivel nacional, los más de 91.6 millones de votos ya emitidos representan aproximadamente el 67% de los más de 136.5 millones de votos emitidos en las elecciones presidenciales de 2016.

La votación antes del día de las elecciones está aumentando en todo el país, y muchos estados registran una participación récord en la votación anticipada en persona y una mayor afluencia en las boletas por correo en comparación con el ciclo anterior, porque los votantes quieren evitar la aglomeración en las urnas debido a la pandemia.

Hasta el viernes, Texas y Hawaii superaron ya su participación total en las elecciones generales de 2016.

Treinta y cinco estados y Washington, DC, han cruzado la mitad de su marca en el total de votos emitidos en 2016, incluidos 13 de los 16 estados mejor clasificados de CNN: Texas, Georgia, Carolina del Norte, Nevada, Florida, Arizona, Colorado, Wisconsin, Maine, Iowa. , Michigan, Minnesota y Nebraska.

Voto boricua se vuelve crucial en elecciones de Estados Unidos

Las campañas del presidente Donald Trump y del exvicepresidente Joe Biden intentan atraer simpatizantes en un lugar en donde los ciudadanos estadounidenses no pueden votar, pero cuentan con la atención de cientos de miles de posibles votantes en el disputado estado de Florida.

Los candidatos se están enfocando en Puerto Rico de una forma nunca antes vista, después de que el territorio estadounidense se encontró súbitamente en medio de la contienda aunque los puertorriqueños no pueden participar en los comicios presidenciales a pesar de ser ciudadanos estadounidenses desde 1917.

Las campañas lo saben, pero esperan que los habitantes de la isla presionen a familiares y amigos en Estados Unidos continental a que voten por ellos en una estrategia que aprovecha los estrechos vínculos que comparten.

Es un novedoso papel que apela a la idea de que los puertorriqueños en Florida sienten que están votando indirectamente en nombre de los que siguen en la isla y que no pueden participar en la democracia estadounidense. Cada vez son más personas las que encuentran atractivo este papel, en especial luego de que muchos habitantes en la isla atraviesan problemas para recuperarse tras el paso de los huracanes Irma y María, una serie de terremotos, una profunda crisis económica y la pandemia.

Según informe de la policía.

“Voto por 3 millones de puertorriqueños en la isla, incluyendo toda mi familia”, dijo Jerick Mediavilla, quien es originario de la localidad serrana de Corozal y participa por primera vez en las elecciones presidenciales estadounidenses luego de mudarse a Orlando hace cuatro años. “Puerto Rico no tiene voz. Nuestra voz es a través de los Estados Unidos”.

Republicanos y demócratas van por personas como Mediavilla en su intento por persuadir a los hispanos en Florida, que cuenta con la mayor población de puertorriqueños en Estados Unidos con casi 1,2 millones. Trump ganó ese estado en 2016 y prácticamente no podrá permanecer en la Casa Blanca si no lo hace de nuevo. El margen de diferencia en los sondeos es mínimo y, ahora que a la campaña del mandatario le preocupa estar perdiendo el apoyo entre los votantes de los suburbios y los de mayor edad, los latinos de Florida se han vuelto fundamentales.

Los puertorriqueños representan el 27% de los hispanos en edad de votar en Florida, apenas detrás de los cubano-estadounidenses. Aunque se desconoce cuántos son demócratas o republicanos, los demócratas han ampliado el margen sobre los republicanos en votantes hispanos empadronados para estos comicios, en comparación con 2016. Los avances se registraron en condados con un alto número de puertorriqueños, incluyendo el de Orange, donde se encuentra Orlando, y el de Hillsborough, en el que está Tampa. El condado Polk, cuya población puertorriqueña se ha duplicado desde 2013, reportó el mayor crecimiento de votantes latinos empadronados, y los demócratas registraron 21.000 votantes más que los republicanos. En 2016, el margen de diferencia fue de 15.000. Pero esos mismos condados también tienen una elevada cifra de votantes registrados sin afiliación política.

“Los puertorriqueños jugarán un papel muy crucial en esta elección”, dijo Yadira Sánchez, codirectora ejecutiva de Poder Latinx, un grupo sin fines de lucro con sede en Estados Unidos cuyo objetivo es movilizar a los votantes hispanos.

Con información de la agencia AP

Trump se reúne con hispanos en Miami para conquistar voto latino

El presidente Donald Trump habló con la comunidad hispana del sur de Florida durante el encuentro de “Latinos por Trump” celebrado este viernes en el complejo hotelero de su propiedad ubicado en la ciudad del Doral.

Los seguidores de Biden y Trump se enfrentaron este viernes, pues en Miami el actual mandatario goza del apoyo de los mayoría de los cubanos y venezolanos que enfrentados a sus gobiernos ven en el actual presidente de EEUU una forma de liberar a sus países de sus actuales dictaduras. Pero aún así, Trump debe conquistar a los latinos de otros orígenes, más inclinados hacia la opción demócrata.

Mike Hernández, analista de Telemundo 51 dijo: “No pienso que él va a ganar el voto latino a nivel nacional. Para el Presidente Trump no es una cosa de que si quieren o si pueden ganar ese voto, sino de perder por menos”.

Pero en su carrera por tratar conquistar el voto latino el mandatario ha dicho que considera seriamente a la cubanoamericana Bárbara Lagoa, nativa de Hialeah, como su nominada para reemplazar en la Corte Suprema a la fallecida jueza liberal Ruth Bader Ginsburg.

J.C. Planas, abogado y exrepresentante estatal dice que aunque Bárbara Lagoa sería una jueza ejemplar de la Corte Suprema, no es para poner a una nominada ahora, antes de la elección, que se debe esperar hasta después de que pase noviembre.

Mientras que Cindy Polo, Representante Estatal, piensa que cualquier nombre que nombre la administración es un juego político, un juego que quiere seguir dividiendo a nuestra comunidad.

Carlos Curbelo, excongresista y enemigo político del presidente, cree por su parte que Trump podría haberse reunido con Lagoa en la Casa Blanca, pero quiere venir a Florida porque en este estado tiene 29 votos electorales en el colegio electoral. “Es el premio más grande cuando se trata de estados de transición. Y es un estado que el presidente Trump debe ganar”.

Por su parte, José García-Pedrosa, un abogado que conoce de cerca el trabajo de Lagoa cree que “Barbara es una mujer muy capacitada, muy buena, de mucho prestigio, una mujer que va hacer una labor magnífica”.

Una encuesta de NBC y Wall Street Journal, reveló esta semana que el 62% de los hispanos votaría por Joe Biden, y el 26% por Trump.