Tag: ELECCIONES EEUU 2020

Dupla electoral Biden-Harris son designados “Personajes del año” de la revista Time

Joe Biden y Kamala Harris, declarados ganadores de las atípicas elecciones presidenciales 2020, fueron designados anoche “Personas del Año”, en la legendaria distinción decembrina de la revista neoyorquina Time.

Ambos líderes del partido Demócrata, llamados a ocupar la Casa Blanca desde el próximo 20 de enero, fueron reconocidos por “cambiar la historia estadounidense, por mostrar que las fuerzas de la empatía son mayores que las furias de la división, por compartir una visión de curación en un mundo en duelo”, dijo el editor en jefe de la publicación, Edward Felsenthal.

La designación no sorprende, porque Felsenthal destacó que “Cada presidente electo desde FDR (Franklin Delano Roosevelt) ha sido, en algún momento de su mandato, ’Persona del Año’, casi una docena de ellos en un año de elecciones presidenciales. Ésta es la primera vez que hemos incluido” a su compañero de fórmula, que además nunca había sido una mujer.

Los otros finalistas a “Persona del Año 2020” fueron el mandatario Donald Trump, los trabajadores esenciales de atención médica de primera línea en dupla con el doctor Anthony Fauci, y el movimiento por la justicia racial.

También ayer Time nombró “Artista del Año” a la banda coreana BTS, y “Deportista del Año” a LeBron James, estrella de los Lakers de Los Ángeles. Previamente, la revista declaró que 2020 ha sido el peor año de la historia.

Corte Suprema rechaza intento de revertir el resultado de las elecciones en Pensilvania

La Corte Suprema denegó este martes el intento de los socios del presidente Donald Trump de revertir el resultado electoral en Pensilvania, que dio al presidente electo Joe Biden la victoria hace más de un mes.

En su breve fallo, la corte no explica sus razones ni especificó si había habido algún voto en contra de la decisión. Fue la primera solicitud para retrasar o revocar el resultado electoral que ha tenido que tomar el Supremo.

La demanda al mayor tribunal del país forma parte de la escenificación del actual presidente y sus abogados contra los triunfos del demócrata Biden en varios estados clave. Han pedido recuentos, han impugnado los resultados y el propio Trump hasta ha intervenido personalmente para que los estados cambien el sentido del voto electoral.

El magnate republicano llamó dos veces la semana pasada al portavoz de la Cámara de Representantes de Pensilvania para hacer una solicitud extraordinaria que revirtiera su derrota en el estado. Sin embargo, el portavoz Bryan Cutler le dijo al presidente que no tenía autoridad para intervenir u ordenar a la legislatura una sesión especial, según publicó The Washington Post.

Elecciones en Estados Unidos: 5 preguntas para entender qué está pasando

La elección presidencial en Estados Unidos no quedó manchada por un fraude electoral a gran escala o irregularidades en el conteo de sufragios, a pesar de los intentos del presidente Donald Trump de propalar ideas de lo contrario.

Al rehusarse a reconocer su derrota, Trump asegura que habría ganado de no ser por el conteo de votos “ilegales” en varios Estados en los que perdió, o en los que actualmente se encuentra debajo en los conteos.

Pero el presidente y sus aliados no han presentado evidencia alguna, y la mayoría de sus impugnaciones legales han sido ya rechazadas en las cortes.© clarin.com El secretario de Estado, Mike Pompeo, dio una conferencia de prensa en la cual afirmó que se venía un segundo gobierno de Trump. Foto: AFP

Investigaciones independientes sobre elecciones previas han demostrado que el fraude electoral es sumamente raro. Funcionarios estatales de ambos partidos, así como observadores internacionales, también han dicho que los comicios 2020 se desarrollaron sin mayores contratiempos.

A continuación un vistazo, algunas preguntas para entender qué está pasando.

¿Cuántas personas votaron en 2020?

Más de 150 millones de personas votaron en las elecciones presidenciales. Hasta la mañana del martes, una semana después de los comicios, el candidato demócrata Joe Biden había recibido casi 5 millones de votos más que Trump.

Se proyecta que Biden cuenta actualmente con 290 votos del Colegio Electoral contra 214 de Trump, según el análisis de conteo de votos de The Associated Press en los 50 estados. La agencia AP aún no determinó un ganador en Alaska, Georgia o Carolina del Norte.© clarin.com Los votos por correo están en el centro del reclamo que hace Trump sobre la validez de las elecciones. Foto: AFP

De los Estados en los que Trump ha centrado sus señalamientos de fraude, Biden goza de pequeñas pero significativas ventajas en todos ellos. El exvicepresidente va ganando en Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin.

¿Cómo se desarrolló la elección?

Varios Estados implementaron exitosamente medidas electorales durante la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, California –un bastión demócrata– mejoró su sistema de votaciones por correo, y el resultado fue una votación que favoreció a Biden, tal como se preveía.

Pero Trump ganó fácilmente en Nebraska, Dakota del Norte y Montana, Estados históricamente republicanos y que también expandieron significativamente el voto por correo este año.

Dos décadas después de protagonizar un contencioso recuento, Florida ha implementado la votación anticipada, y les permitió a sus residentes votar en ausencia sin requerir un motivo. La agencia AP declaró a Trump como ganador en Florida a las 12:35 de la madrugada del miércoles.© Proporcionado por Clarín Un centro de registro y recuento de votos por correo en Atlanta, Estados Unidos. Foto: EFE

El conteo de votos fue lento en tres estados de la región centro-norte que se inclinaron por Trump hace cuatro años pero favorecieron a Biden en esta ocasión: el llamado “muro azul” de Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Eso se debió al aumento de votos por correos, que la campaña de Biden promovió entre sus simpatizantes como una medida de seguridad en medio de la pandemia.

Trump argumentó sin fundamentos que las boletas por correo eran susceptibles a fraude y alentó a sus seguidores a votar de manera presencial durante la jornada electoral.

Como resultado, Trump tuvo más votos presenciales en esas tres entidades, pero sus ventajas se disiparon una vez que comenzó el cómputo de las boletas por correo.© Proporcionado por Clarín Un puesto de votación en Washington. Foto: AFP

Los tres Estados ignoraron en gran medida las recomendaciones de observadores independientes de expandir el período para contar los votos por correo antes de la jornada electoral.

Michigan les otorgó a las autoridades electorales un día, mientras que Pensilvania y Wisconsin no permitieron conteos anticipados. Las tres entidades tienen legislaturas republicanas.

¿Qué es lo Trump está tratando de impugnar?

La campaña de Trump ha presentado más de una docena de demandas en por lo menos cinco Estados. La noche del martes, funcionarios de su campaña informaron que entablarían una nueva denuncia en Michigan, con el argumento de que sus observadores fueron acosados o rechazados.

El lunes, su campaña demandó para obligar a Pensilvania a no certificar los resultados de la elección. La denuncia de 85 páginas no incluía evidencia de fraude electoral, pero sí una serie de acusaciones, como la de que un trabajador electoral en el condado de Chester alteró boletas que habían sido marcadas en favor de Trump para favorecer a otro candidato.

La dirigencia demócrata en la entidad acusó a Trump de intentar privar a los votantes de su derecho al voto y de tratar de revertir una elección que ya perdió.

¿Qué dicen los aliados de Trump?

Los abogados y el personal de la campaña del mandatario aseguran que la elección no ha terminado y que investigan acusaciones en varios Estados, aunque siguen sin contar con evidencia de un fraude electoral a una escala suficiente para afectar el resultado de la contienda.

Líderes republicanos han apoyado las gestiones del presidente de impugnar los resultados electorales ante la corte.

El líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell dijo que Trump estaba “totalmente en su derecho de indagar las acusaciones de irregularidades y sopesar sus opciones legales”. El secretario de Justicia, William Barr, autorizó a su departamento a investigar las “denuncias claras y en apariencia creíbles de irregularidades”.

¿Qué sigue ahora?

Todas las disputas sobre conteos en cada Estado deben completarse antes del 8 de diciembre. Los miembros del Colegio Electoral votan el 14 de diciembre. El Congreso tiene una sesión plenaria el 6 de enero de 2021 para contar los votos electorales en cada Estado.

Y el 20 de enero asume el ganador.

Trump se suma a la lucha republicana por conservar el Senado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, protagonizará el próximo sábado un acto de campaña en favor de los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler, que se jugarán sus escaños en las elecciones especiales de Georgia, el próximo 5 de enero. El Partido Republicano, por su parte, se jugará el mantener el control de al menos una de las cámaras del Congreso.

El evento tendrá lugar a las 19:00 hora local, en la localidad de Valdosta, Georgia, según informó el equipo de campaña de Trump el miércoles, mediante un comunicado.

Junto al presidente en funciones, tomarán la palabra Perdue y Loeffler, dos legisladores que se han visto abocados a una inesperada segunda vuelta en un bastión republicano. En las pasadas elecciones del 3 de noviembre, Perdue se impuso por apenas dos puntos porcentuales al demócrata Jon Ossoff; por su parte, Loeffler perdió por siete frente a Raphael Warnock.

Estos dos escaños se antojan clave de cara a la próxima presidencia puesto que en estos momentos los republicanos cuentan con una mayoría de 50 votos frente a los 48 de los demócratas, por lo que estos dos senadores. En caso de que estos dos sillones caigan en manos de la oposición, el vicepresidente sería el encargado de romper cualquier desempate, por lo que el Partido Demócrata pasaría a controlar el Senado y la Cámara de Representantes.

El apoyo del mandatario podría resultar el empuje definitivo que ambos necesitan; sin embargo, muchos en Washington cuestionan si, por el contrario, no podría resultar contraproducente debido al enfrentamiento que Trump mantiene con algunos importantes funcionarios republicanos del estado a cuenta de las elecciones presidenciales.

Trump rechaza las proyecciones que señalan que el demócrata Joe Biden será el próximo inquilino de la Casa Blanca y alega, sin aportar pruebas, que las elecciones fueron “amañadas” y ha emprendido una cruzada legal con el objetivo de revertir el resultado.

El 70 por ciento de los votantes republicanos rechaza que las presidenciales fueran “libres y justas”

Según una encuesta realizada por el diario ‘Politico’, el 70 por ciento de los republicanos considera ahora que las elecciones “no han sido libres ni justas”. Esto supone un fuerte aumento desde el 35 por ciento de votantes del Partido Republicano, que ya desconfiaba del sistema antes de los comicios.

Sin embargo, los votantes demócratas han expresado una mayor confianza en el sistema después de que la mayoría de proyecciones dieran la victoria a Biden durante el fin de semana.

El 90 por ciento de ellos aseguran que el proceso electoral cuenta con garantías, un aumento considerable desde el 52 por ciento registrado antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Entre los republicanos que consideran que las elecciones no fueron justas, el 78 por ciento estima que el voto por correo llevó a un “fraude electoral”, mientras que un 72 por ciento cree que el voto fue manipulado, tal y como ha llegado a decir el propio Trump.

La mayoría de los que consideran que las elecciones no fueron justas, el 84 por ciento, aseguran que han beneficiado a Biden. La falta de confianza en el sistema electoral ha llevado a los republicanos a mostrarse más escépticos respecto a los resultados de los comicios.

Aunque solo el 18 por ciento de los votantes republicanos decía sentir desconfianza hacia el proceso antes de las presidenciales, ahora se trata de un 64 por ciento. Por el contrario, el 86 por ciento de los demócratas dicen creer la legitimidad de los resultados.

Sin embargo, los republicanos se encuentran divididos sobre la posibilidad de que el resultado acabe variando o no. El 38 por ciento de ellos espera que Trump acabe haciéndose con la victoria, mientras que un 45 por ciento lo ve improbable.

Estudio: “no es físicamente posible que las máquinas de votaciones en EEUU cambiaran los votos”

Un representante de Dominion Voting Systems respondió el domingo pasado a las afirmaciones de que la compañía de software se entrometió en las elecciones para beneficiar al presidente electo Joe Biden, enfatizando que “no era físicamente posible” que sus máquinas cambiaran las selecciones de votantes.

Michael Steel abordó las afirmaciones de los aliados del presidente Trump de que los sistemas de Dominion, que se utilizan para las elecciones en partes de 28 estados, cambiaron los votos a Biden, informó The Hill.

“Esta es una empresa estadounidense no partidista.  No es físicamente posible que nuestras máquinas cambien los votos de un candidato a otro”, dijo Steel en” America’s News HQ “de Fox News.

“Nuestro sistema electoral está dirigido por funcionarios electos locales y observadores electorales no partidistas.  Simplemente proporcionamos una herramienta para contar las boletas y para imprimir y contar las boletas “.

En una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional Republicano con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, la semana pasada, el abogado Sidney Powell también alegó que Dominion usó tecnología Smartmatic, alegando que el software de la otra compañía fue “creado

en Venezuela bajo la dirección de Hugo Chávez”.  fallecido presidente venezolano que murió en 2013.

El domingo, Steel dijo: “No hay forma de que se haya producido un fraude tan masivo y no hay conexiones entre nuestra empresa y Venezuela, Alemania, Barcelona, ​​Katmandú, cualquiera que sea la última teoría de la conspiración”.

 Cuando fue presionado por Eric Shawn de Fox News sobre cómo podía estar seguro de que las máquinas de Dominion eran seguras, Steel dijo que cuando los votantes emiten su voto, lo llenan en una pantalla táctil y luego se les entrega una copia impresa que entregan a un funcionario electoral local.  para su custodia.

“Si se hubiera producido alguna interferencia electrónica, el recuento informado electrónicamente no coincidiría con las boletas impresas”, dijo Steel.  “Y en todos los casos en los que hemos analizado en Georgia, en todo el país, las boletas impresas, el estándar de oro en seguridad electoral, ha coincidido con el conteo electrónico”.

Más tarde el domingo, Giuliani emitió un comunicado diciendo que Powell no está en el equipo legal de Trump y que “ejerce la abogacía por su cuenta”.

 “Ella no es miembro del equipo legal de Trump.  Tampoco es abogada del presidente a título personal ”, dice el comunicado.

Recuento manual de votos confirma victoria de Biden en Georgia

El estado Georgia completó el recuento manual de todos los votos emitidos allí en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, y los resultados confirman la victoria de Joe Biden a nivel estatal, anunció el jueves el secretario de estado local Brad Raffensperger.

“La auditoría confirmó que el recuento a máquina original retrató con precisión al ganador de las elecciones”, indicó una declaración publicada en el sitio web del secretario de estado de Georgia.

La confirmación convierte a Biden en el primer candidato presidencial demócrata que gana el estado sureño de EE.UU. en casi tres décadas, a pesar de las acusaciones de fraude de su rival Donald Trump.

La victoria de Biden en Georgia, que no ha votado a los demócratas durante 28 años, es una dura derrota para Trump que busca anular los resultados de las elecciones en los Estados Unidos, al aumentar las impugnaciones legales infructuosas y extenderse en reclamos infundados de fraude electoral generalizado. 

Con cerca de cinco millones de votos emitidos en Georgia, Biden ganó por poco.  Unos 14.000 votos, según los resultados de la elección original. Ahora el demócrata está liderando la votación por 12.284 votos según los recuentos.

En tanto, el mandatario saliente ha intensificado su intento de voltear los resultados de las elecciones, mediante presiones a sus aliados en estados clave como Michigan, una una maniobra que Biden calificó este jueves de “irresponsable” y “dañina”.

Trump busca maniobra de reversión en Michigan

A pocos días de que se cierren los plazos de cada estado para certificar al ganador de los comicios, y ante la falta de resultados de su estrategia legal, Trump y su equipo han llevado a nuevos extremos su campaña para tratar de amoldar la realidad a su denuncia sin pruebas de que las elecciones fueron fraudulentas.

Este jueves, Trump invitó a los líderes republicanos del Congreso estatal de Michigan, controlado por su partido, a reunirse con él en la Casa Blanca este viernes, en un aparente intento de pedir su cooperación para subvertir el resultado en ese estado clave, que Biden ganó por un amplio margen de unos 157.000 votos.

Elecciones en EEUU: ¿qué está pasando?

La elección presidencial en Estados Unidos no quedó manchada por un fraude electoral a gran escala o irregularidades en el conteo de sufragios, a pesar de los intentos del presidente Donald Trump de propalar ideas de lo contrario.

Al rehusarse a reconocer su derrota, Trump asegura que habría ganado de no ser por el conteo de votos “ilegales” en varios Estados en los que perdió, o en los que actualmente se encuentra debajo en los conteos.

Investigaciones independientes sobre elecciones previas han demostrado que el fraude electoral es sumamente raro. Funcionarios estatales de ambos partidos, así como observadores internacionales, también han dicho que los comicios 2020 se desarrollaron sin mayores contratiempos.

A continuación un vistazo, algunas preguntas para entender qué está pasando.

¿Cuántas personas votaron en 2020?

Más de 150 millones de personas votaron en las elecciones presidenciales. Hasta la mañana del martes, una semana después de los comicios, el candidato demócrata Joe Biden había recibido casi 5 millones de votos más que Trump.

De los Estados en los que Trump ha centrado sus señalamientos de fraude, Biden goza de pequeñas pero significativas ventajas en todos ellos. El exvicepresidente va ganando en Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin.

¿Cómo se desarrolló la elección?

Varios Estados implementaron exitosamente medidas electorales durante la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, California –un bastión demócrata– mejoró su sistema de votaciones por correo, y el resultado fue una votación que favoreció a Biden, tal como se preveía.

Pero Trump ganó fácilmente en Nebraska, Dakota del Norte y Montana, Estados históricamente republicanos y que también expandieron significativamente el voto por correo este año.

El conteo de votos fue lento en tres estados de la región centro-norte que se inclinaron por Trump hace cuatro años pero favorecieron a Biden en esta ocasión: el llamado “muro azul” de Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Eso se debió al aumento de votos por correos, que la campaña de Biden promovió entre sus simpatizantes como una medida de seguridad en medio de la pandemia.

Trump argumentó sin fundamentos que las boletas por correo eran susceptibles a fraude y alentó a sus seguidores a votar de manera presencial durante la jornada electoral.

Los tres Estados ignoraron en gran medida las recomendaciones de observadores independientes de expandir el período para contar los votos por correo antes de la jornada electoral.

Michigan les otorgó a las autoridades electorales un día, mientras que Pensilvania y Wisconsin no permitieron conteos anticipados. Las tres entidades tienen legislaturas republicanas.

¿Qué es lo Trump está tratando de impugnar?

La campaña de Trump ha presentado más de una docena de demandas en por lo menos cinco Estados. La noche del martes, funcionarios de su campaña informaron que entablarían una nueva denuncia en Michigan, con el argumento de que sus observadores fueron acosados o rechazados.

A su vez, solicitaron al secretario de Estado que no certifique los resultados electorales. El abogado Mark Hearne prometió “evidencia abrumadora” y montones de declaraciones juradas.© Proporcionado por Clarín El presidente de EE.UU., Donald Trump. Foto: EFE

Los observadores no participan en el conteo de votos.

En Pensilvania, la campaña impugnó una decisión de la Corte Suprema del Estado que permitió que los funcionarios electorales aceptaran boletas que fueron recibidas hasta tres días después del día de elección, siempre que tuvieran sello postal con fecha no posterior a la jornada electoral.

Trump también denunció que a los observadores de su campaña supuestamente se les impidió presenciar el conteo de votos en Pensilvania. Además impugnó la orden de la secretaria de Estado a los condados de que los votantes cuyas boletas en ausencia fueron rechazadas pudieran presentar una papeleta provisional.

Hasta el momento Trump sólo tiene una victoria: una corte estatal dictaminó que se les permitiera a sus observadores de campaña estar más cerca del conteo de votos. Ese fallo no tuvo impacto en el resultado de la contienda.

Otras cuatro demandas presentadas por su campaña ya fueron desestimadas. Otras se encuentran pendientes.© clarin.com El presidente de la mayoría del Senado de EE.UU., Mitch McConnell, afirmó que Trump tiene “todo el derecho del mundo de investigar las denuncias de irregularidades”. Foto: AFP

El lunes, su campaña demandó para obligar a Pensilvania a no certificar los resultados de la elección. La denuncia de 85 páginas no incluía evidencia de fraude electoral, pero sí una serie de acusaciones, como la de que un trabajador electoral en el condado de Chester alteró boletas que habían sido marcadas en favor de Trump para favorecer a otro candidato.

La dirigencia demócrata en la entidad acusó a Trump de intentar privar a los votantes de su derecho al voto y de tratar de revertir una elección que ya perdió.

¿Qué dicen los aliados de Trump?

Los abogados y el personal de la campaña del mandatario aseguran que la elección no ha terminado y que investigan acusaciones en varios Estados, aunque siguen sin contar con evidencia de un fraude electoral a una escala suficiente para afectar el resultado de la contienda.

Líderes republicanos han apoyado las gestiones del presidente de impugnar los resultados electorales ante la corte.

El líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell dijo que Trump estaba “totalmente en su derecho de indagar las acusaciones de irregularidades y sopesar sus opciones legales”. El secretario de Justicia, William Barr, autorizó a su departamento a investigar las “denuncias claras y en apariencia creíbles de irregularidades”.

¿Qué sigue ahora?

Todas las disputas sobre conteos en cada Estado deben completarse antes del 8 de diciembre. Los miembros del Colegio Electoral votan el 14 de diciembre. El Congreso tiene una sesión plenaria el 6 de enero de 2021 para contar los votos electorales en cada Estado.

Y el 20 de enero asume el ganador.

Trump despide al encargado de ciberseguridad electoral que desmintió fraude en elecciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en Twitter el despido ayer martes del más alto funcionario de ciberseguridad por haber emitido declaraciones en defensa de la integridad de las recientes elecciones.

En un tuit, el presidente acusó a Christopher Krebs, director de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad, de haber hecho una declaración “altamente inexacta” en relación con el informe presentado el pasado 13 de noviembre que niega la existencia de fraude en los recientes comicios de Estados Unidos.

Según el Consejo de Coordinación Gubernamental de Infraestructura Electoral, autor del informe, “no hay evidencia de que algún sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o haya sido comprometido de alguna manera”

El despido de Krebs se esperaba ampliamente después de que el sitio web de la agencia volvió a publicar una declaración de los funcionarios electorales que calificaron las elecciones de este mes como “las más seguras en la historia de Estados Unidos”.

Krebs también compartió publicaciones que desestimaron acusaciones infundadas de fraude electoral.

Trump se ha negado sistemáticamente a reconocer su derrota en las elecciones que perdió frente al candidato demócrata, Joe Biden, según las proyecciones de la BBC.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

“No concedo nada”: Trump tuitea que Biden ganó, luego se retracta

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, publicó un tuit en el que parecía reconocer la victoria en las elecciones de su rival demócrata, Joe Biden. Minutos más tarde se arrepintió y tuiteó que “no concede nada” y volvió a hacer mención al fraude electoral sin evidencia alguna.

“Él solo ganó a ojos de los FAKE NEWS MEDIA. ¡No concedo NADA! Tenemos un largo camino por recorrer. ¡Fue una ELECCIÓN EQUIPADA!”, publicó el mandatario.https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1327956491056279552

No estaba claro si el primer tuit representaba una concesión a regañadientes o accidental por parte de Trump de que había perdido la elecciónEn numerosas ocasiones ha asegurado que ganó los comicios, aun cuando todas las principales organizaciones de noticias han declarado a Biden como el vencedor.

Un funcionario de la Casa Blanca consultado por NBC News, cadena hermana de Telemundo, al que se le preguntó si Trump admitía la victoria de Biden, dijo: “Parece que sí”.

Cuando se le preguntó si el tuit era, a la manera de Trump, el inicio de una concesión, el funcionario respondió: “Muy probablemente pudiera ser que sí”, y señaló que era la segunda señal de este tipo que el presidente emitía en los últimos días.

La primera señal hace referencia al episodio en la rosaleda de la Casa Blanca en el que Trump reflexionó sobre la posibilidad de que otra Administración asumiera el poder. Y también pareció admitir que Biden había ganado en Arizona.

Pero unos minutos después de ese tuit, Trump pareció apresurarse para publicar en Twitter un mensaje en el que aseguraba que no estaba concediendo.

“Él solo ganó a los ojos de los FAKE NEWS MEDIA [medios de comunicación falsos]”, escribió Trump. “¡No concedo NADA!” y repitió su falsa afirmación de que la elección estuvo amañada.

Líder republicano del Senado respalda que Trump no reconozca victoria de Biden

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, hizo público este lunes su respaldo a la decisión del presidente Donald Trump de emprender acciones legales contra los resultados electorales que dieron la victoria al presidente electo Joe Biden.

McConnell, que consiguió conservar su escaño en la Cámara Alta, considera que el magnate está “cien por cien en su derecho” de solicitar un nuevo conteo y de impugnar las elecciones. Sin embargo, Trump no ha aportado evidencia de fraude electoral.

En su intervención ante el Senado, el republicano repitió el mantra de “los votos legales” en el que Trump ha insistido en los últimos días, a pesar de que tampoco tienen argumentos para justificar que unos sufragios sean legales y otros no.

El senador demócrata Chuck Schumer rebatió a McConnell recordándole que “las demandas deben estar fundamentadas en hechos y evidencias. Y no se equivoque, no ha habido evidencia de ningún fraude electoral significativo o generalizado. Joe Biden ganó esta elección [de manera] justa y honesta. Los márgenes de su victoria crecen día a día”.

“Esta elección no ha terminado”, la campaña de Trump se alista para desafiar a Biden

«Esta elección no ha terminado». Esta es la frase lapidaria que hoy sostiene la campaña del presidente Donald Trump y es una respuesta frontal al candidato demócrata, Joe Biden, quien tomara una ligera delantera en Pensilvania y Georgia en el conteo de votos que siguió este viernes, algo que pudiera ser impugnado debido al estrecho margen entre los contendores.

La afirmación se desprende de un comunicado emitido por la campaña de Trump y va en consonancia con las numerosas batallas legales —tanto en Pensilvania como en otros estados claves— que está librando el mandatario.

Ahora, con base en los números que se dieron a conocer este viernes, no se descarta un reconteo en Georgia, otro territorio «bisagra» cuyos resultados siguen en demora. No obstante, la campaña ya lo da por hecho.

En el comunicado se lee en sus primeras líneas que “esta elección no ha terminado. La falsa proyección de Joe Biden como ganador se basa en resultados en cuatro estados que están lejos de ser definitivos. Georgia se dirige a un recuento, donde confiamos en que encontraremos boletas recolectadas incorrectamente y donde el presidente Trump finalmente prevalecerá”.