ELECCIONES EEUU 2020

Departamento de Justicia de EEUU demanda a Texas por redistribución de distritos legislativos

Según el último censo de EE. UU. la mayor parte del crecimiento demográfico en el estado de Texas se produjo entre las minorías; sin embargo, según el Gobierno federal, este crecimiento no tiene reflejo en términos de representatividad.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó el lunes al estado de Texas, alegando que los legisladores estatales republicanos discriminaron a los latinos y otras minorías al rediseñar los distritos legislativos a nivel federal y estatal para aumentar el poder de voto de los tejanos blancos.

El secretario de Justicia, Merrick Garland, anunció la demanda, la primera acción legal importante de la Administración Biden desde que los estados de todo el país comenzaron a remodelar sus distritos electorales después de la conclusión del censo de 2020.

Texas, el segundo estado más grande de EE. UU., con casi 30 millones de habitantes, creció dramáticamente desde el último censo en 2010, agregando casi 4 millones de residentes. Como resultado, el estado ganó dos escaños más en la Cámara de Representantes de 435 miembros. La mayor parte de ese crecimiento demográfico se produjo entre las minorías.SEE ALSO:Latinos demandan para impugnar en corte nuevos mapas políticos de Texas

Pero el Departamento de Justicia alegó en la demanda que los legisladores republicanos habían vuelto a trazar los límites del Congreso de una manera que perjudicaría a los votantes minoritarios, que en general han votado por los demócratas.

La Corte Suprema de los EE. UU. no ha bloqueado el trazado políticamente partidista de los distritos legislativos, pero darles forma de manera que coloque injustamente a las minorías raciales y étnicas en desventaja es ilegal.

“Esta no es la primera vez que Texas ha actuado para minimizar los derechos de voto de sus ciudadanos minoritarios”, sostiene la demanda. “Década tras década, Texas ha promulgado planes de redistribución de distritos que violan la Ley de Derechos Electorales”.

Honduras inició el conteo de votos de las elecciones presidenciales

“Hacemos un llamado a todos los partidos políticos a ser paciente, a no declararse ganadores en forma anticipada y a esperar a que el CNE realice el conteo de votos”, indicó por su parte el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) en un comunicado.

Unas tres horas antes de que finalizaran las votaciones, activistas de los partidos Libre y Nacional daban como ganadores a sus candidatos presidenciales.

“Hacemos un llamado a todos los partidos políticos a ser paciente, a no declararse ganadores en forma anticipada y a esperar a que el CNE realice el conteo de votos”, indicó por su parte el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) en un comunicado.

Condenan a 41 meses de cárcel a Jacob Chansley, el “Chamán QAnon” pro Trump

Un juez condenó a Jacob Chansley, quien se denomina el “Chamán QAnon”, a 41 meses de prisión, es decir poco más de tres años, por su participación en la invasión al Capitolio el 6 de enero.

Los fiscales pedían 51 meses, pero la defensa argumentó que su cliente merecía una sentencia menor, ya que no agredió a nadie físicamente durante sus acciones.

“Usted no golpeó a nadie, pero lo que hizo obstruyó el funcionamiento de todo el gobierno… Lo que usted hizo estuvo mal. Usted sabe que lo que hizo estuvo mal”, dijo el juez Royce Lamberth.

Chansley ya lleva 11 meses en prisión, los cuales se descontarán de su sentencia, aunque sus abogados quieren que la condena sea en una prisión cerca de Arizona, para que su familia pueda visitarlo. Esa decisión será de la Oficina de Prisiones.

El seguidor del expresidente Donald Trump, quien luego se ofreció a testificar en contra el entonces mandatario para su segundo ‘impeachment’, leyó un largo mensaje, lo cual incluso llamó la atención del juez, pues citó al juez de la Corte Suprema Clarence Thomas.

Además, el “Chamán QAnon” describió su deseo de vivir su vida como Jesucristo y Gandhi, luego de reconocer que violó la ley, lo cual será muy difícil enfrentar al mirarse al espejo.

“La parte más difícil de esto es saber que yo tengo la culpa. Tener que mirarse en el espejo y decir: ‘Realmente lo arruinaste. Realmente’”, dijo. “Estuve en confinamiento solitario por mi culpa… Debería hacer lo que Gandhi haría y asumir la responsabilidad”, dijo el seguidor de la teoría de conspiración QAnon.

Reino Unido y EE. UU. pactan cumbre del G-7 sobre Afganistán

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro británico, Boris Johnson, acordaron ayer martes (17.08.2021) convocar una cumbre virtual de líderes del G7 la próxima semana sobre Afganistán, tras la toma de Kabul por parte de los talibanes.

Biden conversó por teléfono con Johnson, el primer líder de otro país con el que ha hablado sobre la situación en Afganistán desde la caída de Kabul, informó la Casa Blanca en un comunicado.

“Ambos acordaron celebrar una reunión virtual de líderes del G7 la semana que viene, para discutir una estrategia y un enfoque comunes” en Afganistán, indica la nota.

El Reino Unido, que ostenta la presidencia de turno del G7 (los países más ricos del mundo), ya había anunciado este martes que Johnson planeaba organizar una reunión virtual de ese grupo para evaluar la situación en el país centroasiático tras el triunfo de los insurgentes.

En su llamada, Biden y Johnson “abordaron la necesidad de seguir con una coordinación cercana entre aliados y socios democráticos sobre su política hacia Afganistán de ahora en adelante”, señaló la Casa Blanca.

Desesperación en Afganistán

En concreto, estudiaron cómo “la comunidad global puede proporcionar más asistencia humanitaria y apoyo a los refugiados y otros afganos vulnerables”, agregó.

Ambos líderes “destacaron la valentía y profesionalismo de su personal militar y civil, que trabajan juntos en Kabul para evacuar” a los ciudadanos de ambos países y “a los afganos que ayudaron” a sus respectivas tropas durante la intervención aliada en Afganistán.

La llamada se produjo poco después de que el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, reconociera en una rueda de prensa que el presidente estadounidense no había llamado a ningún líder de otro país para comentar la situación en Afganistán, a pesar de los múltiples contactos que se han producido entre dirigentes europeos.

Tokio: por qué los Juegos Olímpicos dejarán “enormes” pérdidas económicas para Japón

Estadios vacíos, hoteles y restaurantes sin turistas extranjeros y negocios con pocos clientes.

La decepción de quienes habían hecho grandes inversiones a la espera de un boom comercial gatillado por los Juegos Olímpicos ha sido brutal.

Es que el evento en Tokio, que fue pospuesto el año pasado por la pandemia de covid-19, se está desarrollando sin público y en una ciudad en estado de emergencia por la crisis sanitaria.

Pese a las persistentes protestas contra la celebración de los Juegos y a que de dos tercios de la población japonesa se oponen a ellos por temor a que se conviertan en un evento “superpropagador” de la pandemia, las competiciones siguen adelante.

No sin polémica. Uno de los grandes auspiciadores del evento, la automotriz Toyota, anunció hace unos días que no utilizará avisos comerciales conectados con los Olímpicos de Tokio por la preocupación que existe en el país en relación con la pandemia.

Y algunos líderes empresariales en Japón como Takeshi Niinami, director ejecutivo de la empresa Suntory, declaró que los Juegos Olímpicos están perdiendo su valor comercial y que su firma decidió no ser parte de los patrocinadores por considerarlos “demasiado caros”.

Algo que ya habían advertido expertos del mundo financiero como Takahide Kiuchi, economista del Instituto de Investigación Nomura, quien escribió en un informe que “gran parte del beneficio económico esperado de los Juegos de Tokio desapareció en marzo, cuando se decidió prohibir a los espectadores extranjeros viajar a Japón”.

“Hubiera sido mejor no tenerlos”, declaró Suehiro Toru del banco de inversión Daiwa Securities, pese a los costos que habría supuesto suspenderlos.

La perspectiva comercial es sombría, aunque no solo por los estragos que ha causado la pandemia.

Un “mal negocio”

Desde hace años varios economistas han publicado investigaciones para demostrar que los Olímpicos son un “mal negocio” para la ciudad -y el país- que los alberga.

Los argumentos que más se repiten son que, en lugar de consumo, turismo y prestigio, el evento deja una millonaria deuda y obras de infraestructura que terminan convertidas en “elefantes blancos” completamente inútiles.

Negocio callejero en Tokio
Pie de foto,Desde pequeños negocios hasta las grandes cadenas de hoteles han sufrido el impacto de unos Juegos sin público.

“Las pérdidas serán enormes”, le dice a BBC Mundo Robert Baade, profesor de Economía de la Universidad Lake Forest en Estados Unidos y expresidente de la Asociación Internacional de Economistas del Deporte.

Aunque es difícil poner en cifras la verdadera magnitud de las pérdidas económicas para Japón, porque los cálculos operan sobre la base de valores estimados en relación a lo que habrían sido las “ganancias” generadas por el evento en otras circunstancias, el economista dice que, de todos modos, es posible hacer una proyección.

Desde su perspectiva, las pérdidas pueden ser de unos US$15.000 millones.

Lo que se sabe a ciencia cierta es que se han esfumado unos US$800 millones por la venta de entradas. Pero el asunto se torna más complejo cuando hay que estimar cuánto ha perdido el sector turístico y todos los negocios asociados a él, además de otros sectores que confiaban en un renacer económico gracias a los Juegos.

Qué dice el gobierno

El evento se ha convertido en todo un desafío para la nación del sol naciente, que “cuando ganó esta oportunidad esperaba que le sirviera para demostrar su renacer tras la triple crisis de 2011 y su vuelta a la primera línea mundial, con un ojo puesto en Pekín, que acogerá los siguientes, los de invierno en 2022”, explica Tamara Gil, enviada especial de BBC Mundo a Tokio.

En medio de la vorágine, el gobierno de Japón ha salido a tratar de calmar las aguas.

El primer ministro Yoshihide Suga
Pie de foto,El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, declaró el estado de emergencia por la pandemia de covid-19.

El primer ministro Yoshihide Suga ha dicho que está seguro de que las medidas para mantener al público alejado del evento evitarán una escalada de la pandemia y que el país aún se beneficiará de una enorme audiencia televisiva mundial.

“Decidí que los Juegos Olímpicos pueden seguir adelante sin comprometer la seguridad del pueblo japonés”, dijo Suga en una entrevista.

“Lo más simple y lo más fácil es detenerlos”, agregó. Pero “el trabajo del gobierno es abordar los desafíos”.

Suga no está en una posición cómoda, considerando que su nivel de aprobación ha bajado y que enfrentará elecciones hacia fines de este año.

Por otro lado, la apuesta por convertirse en país sede del evento fue hecha hace casi una década por su predecesor, Shinzo Abe, un aliado político de Suga, que heredó este gran desafío.

El problema es que cada vez hay menos interés por parte de los gobiernos para albergar el evento, precisamente porque se han puesto en duda los beneficios que genera.

Los únicos interesados en responder al último llamado para organizar los Juegos posteriores a Tokio fueron Pekín y Almaty (Kazajastán). La apuesta la ganó China.

Como suele ocurrir con los Juegos Olímpicos, el presupuesto previsto para el evento terminó escalando más allá de las previsiones iniciales.

Estados Unidos sanciona a Rusia y expulsa a 10 diplomáticos

Estados Unidos impuso ayer jueves (15.04.2021) sanciones a Rusia por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales de 2020 y su supuesto papel en un ciberataque masivo, además de imponer castigos relacionados con las acciones rusas en Ucrania y Afganistán.

El gobierno del presidente Joe Biden anunció además la expulsión de Estados Unidos de 10 miembros de la misión diplomática rusa en Washington, incluidos integrantes de los servicios de Inteligencia. 

La Casa Blanca acusó formalmente al Servicio de Espionaje Exterior de Rusia (SVR) de haber perpetrado el ciberataque masivo que comenzó presuntamente en 2019 y penetró en los sistemas del gobierno estadounidense y grandes compañías mediante un programa de la empresa SolarWinds.

El presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva que permitirá volver a castigar a Rusia con “consecuencias estratégicas y económicas”, si “continúa o promueve una escalada de sus acciones desestabilizadoras internacionales”, advirtió la Casa Blanca en un comunicado.

OTAN apoya sanciones a Rusia por “actividades desestabilizadoras”

La OTAN expresó ayer jueves su apoyo y “solidaridad” a Estados Unidos ante la adopción de sanciones contra Rusia, por considerar que el gobierno de Vladimir Putin realiza “actividades desestabilizadoras”, en particular en Ucrania y Georgia.

“Los aliados de la OTAN apoyan y se solidarizan con Estados Unidos”, señaló la alianza militar transatlántica en un comunicado.

UE también apoya sanciones estadounidenses a Rusia

“La Unión Europea y sus Estados miembro expresan su solidaridad con Estados Unidos por el impacto de las actividades cibernéticas maliciosas, en particular la operación cibernética SolarWinds, que, según evalúa Estados Unidos, ha sido realizada por Rusia”, declaró el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

El jefe de la diplomacia europea señaló que la operación, que penetró en los sistemas del gobierno estadounidense y grandes compañías, ha afectado “a los gobiernos y empresas de todo el mundo, incluidos Estados miembro de la UE”.

Dupla electoral Biden-Harris son designados “Personajes del año” de la revista Time

Joe Biden y Kamala Harris, declarados ganadores de las atípicas elecciones presidenciales 2020, fueron designados anoche “Personas del Año”, en la legendaria distinción decembrina de la revista neoyorquina Time.

Ambos líderes del partido Demócrata, llamados a ocupar la Casa Blanca desde el próximo 20 de enero, fueron reconocidos por “cambiar la historia estadounidense, por mostrar que las fuerzas de la empatía son mayores que las furias de la división, por compartir una visión de curación en un mundo en duelo”, dijo el editor en jefe de la publicación, Edward Felsenthal.

La designación no sorprende, porque Felsenthal destacó que “Cada presidente electo desde FDR (Franklin Delano Roosevelt) ha sido, en algún momento de su mandato, ’Persona del Año’, casi una docena de ellos en un año de elecciones presidenciales. Ésta es la primera vez que hemos incluido” a su compañero de fórmula, que además nunca había sido una mujer.

Los otros finalistas a “Persona del Año 2020” fueron el mandatario Donald Trump, los trabajadores esenciales de atención médica de primera línea en dupla con el doctor Anthony Fauci, y el movimiento por la justicia racial.

También ayer Time nombró “Artista del Año” a la banda coreana BTS, y “Deportista del Año” a LeBron James, estrella de los Lakers de Los Ángeles. Previamente, la revista declaró que 2020 ha sido el peor año de la historia.

Corte Suprema rechaza intento de revertir el resultado de las elecciones en Pensilvania

La Corte Suprema denegó este martes el intento de los socios del presidente Donald Trump de revertir el resultado electoral en Pensilvania, que dio al presidente electo Joe Biden la victoria hace más de un mes.

En su breve fallo, la corte no explica sus razones ni especificó si había habido algún voto en contra de la decisión. Fue la primera solicitud para retrasar o revocar el resultado electoral que ha tenido que tomar el Supremo.

La demanda al mayor tribunal del país forma parte de la escenificación del actual presidente y sus abogados contra los triunfos del demócrata Biden en varios estados clave. Han pedido recuentos, han impugnado los resultados y el propio Trump hasta ha intervenido personalmente para que los estados cambien el sentido del voto electoral.

El magnate republicano llamó dos veces la semana pasada al portavoz de la Cámara de Representantes de Pensilvania para hacer una solicitud extraordinaria que revirtiera su derrota en el estado. Sin embargo, el portavoz Bryan Cutler le dijo al presidente que no tenía autoridad para intervenir u ordenar a la legislatura una sesión especial, según publicó The Washington Post.

Elecciones en Estados Unidos: 5 preguntas para entender qué está pasando

La elección presidencial en Estados Unidos no quedó manchada por un fraude electoral a gran escala o irregularidades en el conteo de sufragios, a pesar de los intentos del presidente Donald Trump de propalar ideas de lo contrario.

Al rehusarse a reconocer su derrota, Trump asegura que habría ganado de no ser por el conteo de votos “ilegales” en varios Estados en los que perdió, o en los que actualmente se encuentra debajo en los conteos.

Pero el presidente y sus aliados no han presentado evidencia alguna, y la mayoría de sus impugnaciones legales han sido ya rechazadas en las cortes.© clarin.com El secretario de Estado, Mike Pompeo, dio una conferencia de prensa en la cual afirmó que se venía un segundo gobierno de Trump. Foto: AFP

Investigaciones independientes sobre elecciones previas han demostrado que el fraude electoral es sumamente raro. Funcionarios estatales de ambos partidos, así como observadores internacionales, también han dicho que los comicios 2020 se desarrollaron sin mayores contratiempos.

A continuación un vistazo, algunas preguntas para entender qué está pasando.

¿Cuántas personas votaron en 2020?

Más de 150 millones de personas votaron en las elecciones presidenciales. Hasta la mañana del martes, una semana después de los comicios, el candidato demócrata Joe Biden había recibido casi 5 millones de votos más que Trump.

Se proyecta que Biden cuenta actualmente con 290 votos del Colegio Electoral contra 214 de Trump, según el análisis de conteo de votos de The Associated Press en los 50 estados. La agencia AP aún no determinó un ganador en Alaska, Georgia o Carolina del Norte.© clarin.com Los votos por correo están en el centro del reclamo que hace Trump sobre la validez de las elecciones. Foto: AFP

De los Estados en los que Trump ha centrado sus señalamientos de fraude, Biden goza de pequeñas pero significativas ventajas en todos ellos. El exvicepresidente va ganando en Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin.

¿Cómo se desarrolló la elección?

Varios Estados implementaron exitosamente medidas electorales durante la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, California –un bastión demócrata– mejoró su sistema de votaciones por correo, y el resultado fue una votación que favoreció a Biden, tal como se preveía.

Pero Trump ganó fácilmente en Nebraska, Dakota del Norte y Montana, Estados históricamente republicanos y que también expandieron significativamente el voto por correo este año.

Dos décadas después de protagonizar un contencioso recuento, Florida ha implementado la votación anticipada, y les permitió a sus residentes votar en ausencia sin requerir un motivo. La agencia AP declaró a Trump como ganador en Florida a las 12:35 de la madrugada del miércoles.© Proporcionado por Clarín Un centro de registro y recuento de votos por correo en Atlanta, Estados Unidos. Foto: EFE

El conteo de votos fue lento en tres estados de la región centro-norte que se inclinaron por Trump hace cuatro años pero favorecieron a Biden en esta ocasión: el llamado “muro azul” de Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Eso se debió al aumento de votos por correos, que la campaña de Biden promovió entre sus simpatizantes como una medida de seguridad en medio de la pandemia.

Trump argumentó sin fundamentos que las boletas por correo eran susceptibles a fraude y alentó a sus seguidores a votar de manera presencial durante la jornada electoral.

Como resultado, Trump tuvo más votos presenciales en esas tres entidades, pero sus ventajas se disiparon una vez que comenzó el cómputo de las boletas por correo.© Proporcionado por Clarín Un puesto de votación en Washington. Foto: AFP

Los tres Estados ignoraron en gran medida las recomendaciones de observadores independientes de expandir el período para contar los votos por correo antes de la jornada electoral.

Michigan les otorgó a las autoridades electorales un día, mientras que Pensilvania y Wisconsin no permitieron conteos anticipados. Las tres entidades tienen legislaturas republicanas.

¿Qué es lo Trump está tratando de impugnar?

La campaña de Trump ha presentado más de una docena de demandas en por lo menos cinco Estados. La noche del martes, funcionarios de su campaña informaron que entablarían una nueva denuncia en Michigan, con el argumento de que sus observadores fueron acosados o rechazados.

El lunes, su campaña demandó para obligar a Pensilvania a no certificar los resultados de la elección. La denuncia de 85 páginas no incluía evidencia de fraude electoral, pero sí una serie de acusaciones, como la de que un trabajador electoral en el condado de Chester alteró boletas que habían sido marcadas en favor de Trump para favorecer a otro candidato.

La dirigencia demócrata en la entidad acusó a Trump de intentar privar a los votantes de su derecho al voto y de tratar de revertir una elección que ya perdió.

¿Qué dicen los aliados de Trump?

Los abogados y el personal de la campaña del mandatario aseguran que la elección no ha terminado y que investigan acusaciones en varios Estados, aunque siguen sin contar con evidencia de un fraude electoral a una escala suficiente para afectar el resultado de la contienda.

Líderes republicanos han apoyado las gestiones del presidente de impugnar los resultados electorales ante la corte.

El líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell dijo que Trump estaba “totalmente en su derecho de indagar las acusaciones de irregularidades y sopesar sus opciones legales”. El secretario de Justicia, William Barr, autorizó a su departamento a investigar las “denuncias claras y en apariencia creíbles de irregularidades”.

¿Qué sigue ahora?

Todas las disputas sobre conteos en cada Estado deben completarse antes del 8 de diciembre. Los miembros del Colegio Electoral votan el 14 de diciembre. El Congreso tiene una sesión plenaria el 6 de enero de 2021 para contar los votos electorales en cada Estado.

Y el 20 de enero asume el ganador.

Trump se suma a la lucha republicana por conservar el Senado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, protagonizará el próximo sábado un acto de campaña en favor de los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler, que se jugarán sus escaños en las elecciones especiales de Georgia, el próximo 5 de enero. El Partido Republicano, por su parte, se jugará el mantener el control de al menos una de las cámaras del Congreso.

El evento tendrá lugar a las 19:00 hora local, en la localidad de Valdosta, Georgia, según informó el equipo de campaña de Trump el miércoles, mediante un comunicado.

Junto al presidente en funciones, tomarán la palabra Perdue y Loeffler, dos legisladores que se han visto abocados a una inesperada segunda vuelta en un bastión republicano. En las pasadas elecciones del 3 de noviembre, Perdue se impuso por apenas dos puntos porcentuales al demócrata Jon Ossoff; por su parte, Loeffler perdió por siete frente a Raphael Warnock.

Estos dos escaños se antojan clave de cara a la próxima presidencia puesto que en estos momentos los republicanos cuentan con una mayoría de 50 votos frente a los 48 de los demócratas, por lo que estos dos senadores. En caso de que estos dos sillones caigan en manos de la oposición, el vicepresidente sería el encargado de romper cualquier desempate, por lo que el Partido Demócrata pasaría a controlar el Senado y la Cámara de Representantes.

El apoyo del mandatario podría resultar el empuje definitivo que ambos necesitan; sin embargo, muchos en Washington cuestionan si, por el contrario, no podría resultar contraproducente debido al enfrentamiento que Trump mantiene con algunos importantes funcionarios republicanos del estado a cuenta de las elecciones presidenciales.

Trump rechaza las proyecciones que señalan que el demócrata Joe Biden será el próximo inquilino de la Casa Blanca y alega, sin aportar pruebas, que las elecciones fueron “amañadas” y ha emprendido una cruzada legal con el objetivo de revertir el resultado.

El 70 por ciento de los votantes republicanos rechaza que las presidenciales fueran “libres y justas”

Según una encuesta realizada por el diario ‘Politico’, el 70 por ciento de los republicanos considera ahora que las elecciones “no han sido libres ni justas”. Esto supone un fuerte aumento desde el 35 por ciento de votantes del Partido Republicano, que ya desconfiaba del sistema antes de los comicios.

Sin embargo, los votantes demócratas han expresado una mayor confianza en el sistema después de que la mayoría de proyecciones dieran la victoria a Biden durante el fin de semana.

El 90 por ciento de ellos aseguran que el proceso electoral cuenta con garantías, un aumento considerable desde el 52 por ciento registrado antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Entre los republicanos que consideran que las elecciones no fueron justas, el 78 por ciento estima que el voto por correo llevó a un “fraude electoral”, mientras que un 72 por ciento cree que el voto fue manipulado, tal y como ha llegado a decir el propio Trump.

La mayoría de los que consideran que las elecciones no fueron justas, el 84 por ciento, aseguran que han beneficiado a Biden. La falta de confianza en el sistema electoral ha llevado a los republicanos a mostrarse más escépticos respecto a los resultados de los comicios.

Aunque solo el 18 por ciento de los votantes republicanos decía sentir desconfianza hacia el proceso antes de las presidenciales, ahora se trata de un 64 por ciento. Por el contrario, el 86 por ciento de los demócratas dicen creer la legitimidad de los resultados.

Sin embargo, los republicanos se encuentran divididos sobre la posibilidad de que el resultado acabe variando o no. El 38 por ciento de ellos espera que Trump acabe haciéndose con la victoria, mientras que un 45 por ciento lo ve improbable.