Tag: ELECCIONES EEUU

Biden llama ‘asesino’ a Putin y lo amenaza por interferir en las elecciones de EEUU

El presidente de EE.UU., Joe Biden, calificó este miércoles 17 de marzo del 2021 de “asesino” a su homólogo ruso, Vladímir Putin, y aseguró que “pagará un precio” por haber intentado interferir en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020, unas alegaciones que Moscú niega.

“Él pagará un precio”, dijo Biden en una entrevista con ABC News que se emitió este 17 de marzo.

Preguntado por el famoso periodista George Stephanopoulos sobre cuáles podrían ser esas consecuencias, el mandatario se limitó a decir: “Lo verá pronto”. Durante la entrevista, Stephanopoulos trajo a colación un intercambio que Biden asegura haber tenido con Putin en 2011, cuando el estadounidense era vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

Cuando Biden se encontró con Putin, el estadounidense asegura que dijo al ruso que pensaba que no tenía alma, a lo que el jefe del Kremlin supuestamente respondió: “Nos entendemos”.

Biden hizo ese comentario a Putin inspirado por una anécdota protagonizada en 2001 por el entonces presidente, George W. Bush, (2001-2009), quien afirmó haber mirado a los ojos al ruso y haber visto su alma, durante una reunión. Biden volvió a narrar este episodio, que ha contado en otras ocasiones pero con menos detalles, durante la entrevista y, preguntado sobre si piensa que Putin es un asesino, contestó: “Sí, lo creo”.

“Mira -añadió Biden-, lo más importante cuando tratas con líderes extranjeros, y he interactuado con muchos en mi carrera, es simplemente conocer al otro”.

Los comentarios de Biden se producen después de que el 16 de marzo las agencias de inteligencia de EE.UU. acusaran a Rusia e Irán de haber intentado interferir en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

En un informe de 15 paginas, todos los servicios de inteligencia de EE.UU., incluida la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en inglés), concluyeron que Putin interfirió a favor del ahora expresidente Donald Trump, quien perdió frente a Biden en los comicios.

En concreto, las agencias de inteligencia afirman que Putin “autorizó” una “amplia gama” de operaciones para minar la confianza pública en el proceso electoral y exacerbar las divisiones en EE.UU. con el fin de ayudar a Trump y dañar tanto a Biden como al Partido Demócrata.

En otro informe similar publicado hace cuatro años, las agencias de inteligencia de EE.UU. aseguraron que Putin influyó en las elecciones de noviembre de 2016, porque sentía una “clara” preferencia por Trump, quien resultó elegido frente a la demócrata Hillary Clinton. Esta vez, sin embargo, Putin no ordenó ciberataques y su “principal herramienta” fue el uso de grupos vinculados a Rusia para crear una serie de narrativas, incluidas alegaciones falsas o no corroboradas sobre Biden. En respuesta, el Kremlin este miércoles 17 de marzo calificó de infundadas las acusaciones de las agencias de inteligencia de EE.UU., y aseguró estar listo para proteger los intereses del país ante una eventual nueva ronda de sanciones.

Trump pierde votos durante escrutinio oficial en Wisconsin

Autoridades electorales de Wisconsin informaron que dos tercios de los condados han enviado sus resultados oficiales de las elecciones generales después de cumplir con el escrutinio de votos.

Los datos muestran pocos cambios con respecto a la carrera presidencial. El demócrata Joe Biden fue proclamado ganador en ese estadouno de los más importantes para lo que sería su conquista de la Casa Blanca.

De acuerdo a los reportes oficiales, Biden ha ganado 10 votos adicionales durante el escrutinio mientras que el presidente Donald Trump perdió unos 271 votos con respecto al conteo de la noche de elecciones. El magnate fue afectado por errores de trabajadores de puestos de votación, quienes confundieron los números.

51 de los 72 condados de Wisconsin ya hicieron su escrutinio. El estado debe reportar la totalidad del proceso el 17 de noviembre.

“No hay nada que indique que hubo fraude electoral en Wisconsin“, dijo a TMJ4 Julietta Henry, directora de elecciones del condado de Milwaukee.

Wisconsin es uno de los estados donde Trump denunció fraude aunque sin presentar pruebas contundentes.

Biden ganó en las ciudades y Trump en las zonas rurales

Estados Unidos es un país polarizado en materia electoral, y así lo ha mostrado la estrecha elección actual. Pero más allá de la división entre republicanos y demócratas o entre Trump y Biden en términos absolutos, la votación en 2020 deja en evidencia un patrón en cuanto a los apoyos partidistas: el electorado demócrata se concentra en las grandes ciudades, mientras que los votantes republicanos predominan por fuera de ellas.

En las 24 ciudades más pobladas del país ganó el candidato demócrata Joe Biden, según los resultados y proyecciones reportados por CNN. Solo en la número 25 del listado, Oklahoma City ––cuya población es de 655.000 habitantes de acuerdo al censo (datos de 2019)––, el presidente Donald Trump pudo obtener su mayor victoria en una ciudad grande.

A quién apoyaron las 25 ciudades más pobladas

Al tener en cuenta los reportes de los condados que contienen o incluyen las zonas metropolitanas se observa que en ellos el apoyo demócrata es mayoritario. En algunos condados el conteo no ha terminado, pero con base en los reportes de CNN, la mayoría consignada en la siguiente lista es la proyectada en este momento.

Incluso en estados tradicionalmente republicanos y en los que Trump obtuvo los votos electorales, como Texas (que tiene seis de las 25 ciudades más pobladas), Carolina del Norte (Charlotte), Indiana (Indianápolis) y Tennessee (Nashville), Biden ganó las grandes ciudades.

Esto también se ve en los estados en disputa: en Georgia, los condados que conforman el área metropolitana de Atlanta son demócratas, junto con ciudades como Savannah, Augusta y Columbia, mientras que la mayoría de condados son republicanos. En el estado de Pensilvania, Filadelfia y Pittsburgh son unos de los pocos puntos azules en un mapa rojo. En Nevada es aún más evidente: solo los condados Clark (Las Vegas) y Washoe (Reno) son demócratas.

  1. Nueva York, Nueva York: Biden 
  2. Los Ángeles, California: Biden 
  3. Chicago, Illinois: Biden 
  4. Houston, Texas: Biden 
  5. Phoenix, Arizona: Biden 
  6. Filadelfia, Pensilvania: Biden 
  7. San Antonio, Texas: Biden 
  8. San Diego, California: Biden 
  9. Dallas, Texas: Biden 
  10. San José, California: Biden 
  11. Austin, Texas: Biden 
  12. Jacksonville, Florida: Biden 
  13. Fort Worth, Texas: Biden 
  14. Columbus, Ohio: Biden 
  15. Charlotte, Carolina del Norte: Biden 
  16. San Francisco, California: Biden 
  17. Indianápolis, Indiana: Biden 
  18. Seattle, Washington: Biden 
  19. Denver, Colorado: Biden 
  20. Ciudad de Washington: Biden 
  21. Boston, Massachusetts: Biden 
  22. El Paso, Texas: Biden 
  23. Nashville-Davidson, Tennessee: Biden 
  24. Detroit, Michigan: Biden 
  25. Oklahoma City, Oklahoma: Trump 

¿A qué se debe la división?

Estados Unidos es un país descentralizado poblacionalmente y de gobierno federal, por lo que obtener las mayorías en las ciudades no garantiza ganar la elección presidencial: las numerosas poblaciones rurales y de ciudades intermedias y el sistema del Colegio Electoral permiten que la balanza se mueva en ocasiones del lado del grupo político que apoyan los lugares por fuera de las metrópolis, en este caso el Partido Republicano.

Según el Censo, hay unos 60 millones de personas que viven en las zonas rurales de Estados Unidos, que ocupan más del 90% del espacio geográfico del país. Suele ser población de más edad en promedio —según los Institutos Nacionales de Salud— y son menos diversas que las grandes ciudades. Para Ernesto Calvo, profesor de ciencia política de la Universidad de Maryland, la polarización ideológica entre zonas urbanas y rurales «viene más por derecha que por izquierda, es mucho más intensa en los que votan a Trump», según le dijo a CNN Radio Argentina. Calvo explica que Trump activó a los actores sociales que «han estado por fuera del radar» y les ha dado «un propósito».

El analista político de CNN Ronald Brownstein explicó en 2018 que hay una «creciente distancia entre una coalición demócrata centrada en minorías, millennials y votantes blancos con educación universitaria, la mayoría de ellos agrupados en áreas urbanas, y una coalición republicana en competencia que gira en torno a los evangélicos, blancos rurales y obreros» que viven por fuera de las áreas urbanas.