Tag: ENFERMA

Melania Trump aún no aparece en público tras contraer COVID

El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, fueron diagnosticados con COVID-19 el mismo día. Él ya regresó a los actos de campaña, pero la primera dama sigue sin reaparecer en público.

La última vez que Melania Trump proporcionó una actualización de su estado de salud fue hace más de una semana, cuando señaló que sus síntomas eran leves, y la Casa Blanca no ha dicho cuándo será su próxima aparición pública.

El papel que desempeñará en las últimas semanas de la campaña electoral sigue siendo una interrogante en momentos en los que Trump arranca un calendario de mítines diarios hasta las elecciones del 3 de noviembre.

“¡Mi familia agradece todas sus oraciones y su apoyo! Me siento bien y seguiré descansando en casa”, tuiteó la primera dama el 5 de octubre, tres días después de que el presidente anunció que ambos se habían contagiado de coronavirus y estarían en cuarentena.

“Gracias al personal médico y a los cuidadores de todas partes, y mis continuas oraciones para aquellos que están enfermos o tienen un familiar afectado por el virus”, escribió.

Melania Trump fue vista por última vez el 29 de septiembre, cuando acompañó al presidente a Cleveland para su debate televisado a nivel nacional con el candidato demócrata a la presidencia Joe Biden.

Antes de ese viaje, asistió el 26 de septiembre a una reunión en la Rosaleda de la Casa Blanca, que ahora se cree que fue un evento de “súper propagación” del virus. Ese día, el presidente presentó a su nominada a la Corte Suprema, la jueza Amy Coney Barrett, a decenas de invitados que se sentaron a poca distancia unos de otros, muchos de ellos sin mascarillas. Posteriormente, varios de los presentes dieron positivo al COVID-19.

La oficina de la primera dama no proporcionó el martes alguna actualización sobre su estado de salud. La campaña del mandatario refirió las preguntas a la Casa Blanca.

¿Cómo se contagiaron de COVID-19 Trump y Melania?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la madrugada de ayer viernes que él, y la primera dama, Melania Trump, han dado positivo por coronavirus

Trump y su esposa se hicieron la prueba después de que este jueves se conociese el positivo de una de las más cercas asesoras del mandatario, Hope Hicks.

Hicks, de 31 años, viajó varias veces esta semana a bordo del Air Force One junto a Trump, la última este miércoles a Minesota, donde el mandatario tenía un mitin de campaña. También viajaron juntos el martes a Cleveland (Ohio) para el debate presidencial y el sábado a Pensilvania a otro mitin.

Medios estadounidenses informaron de que la asesora experimentó síntomas de coronavirus en el vuelo de vuelta a Washington desde Minesota, fue puesta en cuarentena en el avión presidencial y este jueves se confirmó su positivo por COVID-19.

A Hicks se la vio sin mascarilla en distintos momentos de estos viajes, lo mismo que Trump, que no usa tapabocas en público.

Trump reconoció su positivo por coronavirus dos horas después de anunciar que él y la primera dama iniciaban un “proceso de cuarentena” debido al positivo de Hicks.

“Hope Hicks, que ha estado trabajando muy duro sin siquiera tomarse un pequeño descanso, acaba de dar positivo en COVID-19. ¡Terrible! La primera dama y yo estamos esperando los resultados de nuestras pruebas. Mientras tanto, ¡comenzaremos nuestro proceso de cuarentena!”, dijo el mandatario.

Tras confirmarse el positivo, la Casa Blanca modificó la agenda de Trump para este viernes al suspender los actos que tenía previstos fuera de la Casa Blanca, que incluían un encuentro con simpatizantes en su hotel de Washington y un mitin en Sanford, cerca de Orlando (Florida).

El positivo de Trump impacta de lleno en la campaña presidencial estadounidense, cuyos comicios están previstos para el próximo 3 de noviembre.

Melania Trump dice que tiene “síntomas leves” de COVID-19 y se siente “bien”

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, dijo este viernes que tiene “síntomas leves” de COVID-19 y se encuentra “bien”, horas después de que su marido, el presidente estadounidense Donald Trump, revelara que ambos han dado positivo por la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

“Gracias por el amor que nos están transmitiendo. Tengo síntomas leves, pero en general me encuentro bien. Espero recuperarme rápidamente”, escribió la primera dama en un corto mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Su tuit llegó poco después de que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, confirmara que Donald Trump también tiene “síntomas leves” de COVID-19.

“Él sigue no solo con buen ánimo, sino con mucha energía. Hemos hablado varias veces esta mañana. Como cada mañana, me ha comunicado las cinco o seis cosas que quiere que haga”, afirmó Meadows a los periodistas en la Casa Blanca.

Trump anunció esta madrugada que él y su esposa habían dado positivo por coronavirus, y en un comunicado posterior, el médico presidencial, Sean Conley, detalló que ambos “están bien y planean permanecer en su hogar en la Casa Blanca durante la convalecencia”.

El mandatario canceló la agenda que tenía prevista para este viernes, que incluía un mitin en el estado clave de Florida, y planea permanecer en cuarentena, lo que ha dado un vuelco a la campaña electoral a apenas un mes de las elecciones del 3 de noviembre.

En otro tuit esta madrugada, Melania Trump reconoció que su diagnóstico de COVID-19 es el mismo que han recibido “demasiados estadounidenses este año”, dado que Estados Unidos es el país con más casos y muertes por coronavirus.

“Nos sentimos bien y yo he pospuesto todos mis compromisos. Por favor, asegúrense de tener cuidado y todos juntos lo superaremos”, añadió la primera dama.

Barron, el hijo de 14 años de Trump y Melania que vive con ellos en la Casa Blanca, ha dado negativo en la prueba de COVID-19, al igual que Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner, que son asesores del mandatario y están en contacto frecuente con él.

Al menos dos figuras cercanas a los Trump han dado positivo hasta ahora: la asesora del presidente Hope Hicks, cuyo contagio se hizo público este jueves, y la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC, secretariado), Ronna McDaniel, quien fue diagnosticada el miércoles y estuvo con el presidente hace una semana.

Comisionada residente González anuncia que tiene Coronavirus

La representante de Puerto Rico ante la Cámara de Representantes de EE.UU., Jennifer González, se une, este lunes, a la ya larga lista de políticos de la isla que han dado positivo por la COVID-19

En un vídeo a través de Facebook, González indica que, tras una primer prueba negativa, ha dado positivo tras someterse a una segunda prueba molecular.

En el mismo indica que dio un resultado negativo a la prueba tras enterarse del resultado positivo del presidente de la Cámara, Carlos Méndez, aún así se puso bajo cuarentena tras compartir el domingo con Méndez y Edwin Mundo en el cuartel de campaña del precandidato a la gobernación.

“Les dije que me haría otra prueba esta semana y hoy di positivo”, dijo González.

“Fue un error estar en un ambiente cerrado”, dijo en referencia al haber compartido tiempo con tantas personas el día de las primarias por lo que, recomendó el distanciamiento social.

Tras indicar que no tiene ninguno de los síntomas dijo que se trata de una lección “tristemente aprendida” y reiteró “evitar reuniones con mucha gente”.

Esta enfermedad, dijo, “afecta a todos, de todos los colores y clases sociales”.

La jueza Ruth Bader Ginsburg tiene cáncer de hígado y asegura que no dejará la corte

La jueza liberal del Tribunal Supremo de EE.UU. Ruth Bader Ginsburg anunció este viernes que está recibiendo tratamiento de quimioterapia para combatir un cáncer de hígado, pero aseguró que no tiene planes de jubilarse a pesar de la enfermedad.

La magistrada, de 87 años, la mayor de la corte, explicó en un comunicado que la quimioterapia está dando buenos resultados.

“A menudo he dicho que seguiré siendo un miembro de la corte siempre que pueda hacer este trabajo por completo. Sigo siendo completamente capaz de hacer eso”, sostuvo en su nota, difundida por la oficina de prensa del Tribunal Supremo.

Ginsburg detalló que el cáncer fue detectado en febrero durante una revisión médica rutinaria, de manera que se le hizo una biopsia y el 19 de mayo comenzó a recibir quimioterapia.

Su último análisis, el 7 de julio, mostró que ha habido una “significativa reducción de las lesiones del hígado y que no hay nueva enfermedad”.

La jueza explicó que dos veces por semana recibirá quimioterapia para mantener el cáncer “a raya” y podrá mantener una “rutina diaria activa” con su trabajo en el tribunal más importante del país.

Aseguró, además, que el cáncer no tiene nada que ver con sus recientes hospitalizaciones.

Justo este miércoles, Ginsburg fue dada de alta del Johns Hopkins de Baltimore (Maryland) después de haber sido ingresada el día anterior con fiebre y escalofríos por una posible infección.

Designada por el expresidente Bill Clinton en 1993, Ginsburg es la jueza de más avanzada edad de los nueve que conforman el Supremo y en los últimos años ha tenido problemas de salud que han forzado varios ingresos hospitalarios.

La jueza ha luchado antes contra el cáncer: en 2009 superó un cáncer de páncreas, en 2018 tuvieron que extirparle unos nódulos malignos de su pulmón izquierdo y, en el verano de 2019 reapareció en el páncreas ese mal, aunque logró superarlo.

El cáncer también le arrebató al amor de su vida, su esposo, Martin Ginsburg, fallecido en 2010.

Ginsburg lleva los últimos 27 años en el Trinbunal Supremo, donde llegó en 1993 como la segunda mujer de la historia que ocupa un puesto en esta corte, después de toda una carrera dedicada a causas feministas y a los derechos civiles.

La salud de la magistrada, por su avanzada edad, tiene en vilo al país, especialmente a las filas progresistas, que temen que si Ginsburg abandona el Supremo, su sustituto sea elegido por el presidente, Donald Trump, para ampliar la ya existente mayoría conservadora de la corte más importante del país.

El presidente y la magistrada han mantenido una difícil relación después de que Ginsburg lo calificara de “farsante” antes de las elecciones de 2016, un comentario del que tuvo que retractarse y que provocó que Trump pidiera su dimisión.

El Supremo está compuesto por nueve jueces con puestos vitalicios, actualmente 5 conservadores y 4 liberales.

Madonna y su equipo superan al Coronavirus

Madonna aclaró que padeció COVID-19 a principios de marzo, durante el final de su gira en París y que por ello tiene anticuerpos detectados por los test del coronavirus, una noticia por la que varios medios especularon con que la cantante estaba enferma.

La artista explicó esta circunstancia en una publicación de Instagram en la que también informó que acaba de donar 1 millón de dólares a un fondo de ayuda internacional para desarrollar una vacuna y tratamientos contra la enfermedad.

“Cuando uno da positivo por anticuerpos significa que ha tenido el virus, lo que claramente me pasó cuando estuve enferma al final de mi gira en París hace más de 7 semanas”, indicó la autora de “Material Girl”.

Además, Madonna, de 61 años, señaló que el resto del equipo que la acompañaba en los ensayos y sobre el escenario también estuvo enfermo durante ese periodo.

“Todos pensamos que teníamos una gripe muy grave. Gracias a Dios, todos estamos sanos y bien ahora. ¡Espero que eso aclare las cosas para los que van demasiado deprisa! ¡El conocimiento es poder!”, aseguró.

Por su parte, esta semana Madonna fue una de las participantes en la conferencia internacional de donantes organizada por la Unión Europea para el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico, tratamientos y una vacuna universal contra el coronavirus, en la que no participó Estados Unidos.

La recaudación quedó cerca del objetivo esperado de 8.000 millones de dólares, de los que en torno al 53 % se destinará a las futuras vacunas, el 26 % a investigar nuevas medicinas y el 20 % para desarrollar test.

Además de las contribuciones de Estados y de agencias internacionales, también participaron personalidades como Bill y Melinda Gates, el entrenador de fútbol portugués José Mourinho y la propia Madonna.

Justo la semana anterior, la artista fue noticia porque confirmó en un video que había dado positivo a un test de anticuerpos al coronavirus y planeaba dar “un largo paseo en automóvil” en el que “bajaría las ventanas para respirar el aire con COVID-19”.

Aunque se apreciaba un tono dramático e irónico en su comentario, algunos seguidores y medios calificaron de temerarias las palabras de Madonna y especularon con que estaba sufriendo la enfermedad.