Tag: ENFERMOS

Al menos 27 personas cercanas a Trump han dado positivo por el COVID-19

Al menos 27 personas del entorno del presidente Donald Trump en la Casa Blanca, la campaña electoral y altos cargos militares han dado positivo por coronavirus en la reciente oleada de infecciones, según publicó The Guardian ayer jueves.

Stephen Miller, el arquitecto de la política migratoria de Trump, fue el último en confirmar su caso y anunciar su cuarentena este martes.

Lidera el grupo de contagiados el propio presidente, que salió del hospital Walter Reed el pasado lunes y se instaló en la Casa Blanca, aunque todavía no está curado y hay poca información sobre su estado de salud.

Trump, que con frecuencia ha restado importancia al uso de la mascarilla, se quitó la que llevaba para posar frente a las cámaras el lunes, al llegar a la residencia presidencial.

Más tarde escribió en Twitter: “No tengan miedo de COVID. No le dejen dominar sus vidas”, pese a que la enfermedad ha ocasionado más de 210,000 muertes solo en Estados Unidos.

Expertos en salud pública han criticado la imprudencia de Trump ya que las personas con el virus pueden contagiar a otros durante aproximadamente 10 días después de ser infectadas. El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, incluso lo ha responsabilizado de contraer el virus.

Dentro del entorno más cercano del mandatario, han dado positivo la primera dama, Melania Trump; la secretaria de prensa, Kayleigh McEnany; personal del equipo de prensa, Chad Gilmartin, Karoline Leavitt y Jalen Drummond; el asesor Nick Luna; la asesora Hope Hicks, la antigua consejera Kellyanne Conway y el ya mencionado Miller.

Otros destacados republicanos y miembros del equipo de campaña del presidente también dieron positivo. Al menos nueve de ellos, incluido el propio Trump, asistieron a la presentación de la nominada de Trump a la Suprema, que se celebró en la Casa Blanca el 26 de septiembre y en el que se vieron pocas mascarillas y poca distancia social.

Confirmado: Trump y Melania tienen Coronavirus

El presidente Donald Trump informó en la madrugada de este viernes en Twitter que él y la Primera Dama Melania Trump dieron positivo a la prueba de Covid-19, están en cuarentena y comenzarán el tratamiento.

Donald J. Trump@realDonaldTrumpTonight, @FLOTUS and I tested positive for COVID-19. We will begin our quarantine and recovery process immediately. We will get through this TOGETHER!12:54 a. m. · 2 oct. 2020

Casi un millón de personas han muerto en el mundo debido al Coronavirus

Casi un millón de personas han fallecido en todo el mundo a causa del COVID-19, pero gracias a los desesperados esfuerzos por salvar sus vidas los científicos entienden ahora mejor cómo tratar y prevenir esta enfermedad. Y con ello, millones de personas podrán sobrevivir.

Ming Wang, de 71 años, y su esposa estaban en un crucero que zarpó desde Australia, tomando un descanso después de décadas de dirigir el restaurante chino de la familia en Papillion, Nebraska, cuando se infectó. Durante los 74 días que estuvo hospitalizado antes de su muerte en junio, los médicos intentaron frenéticamente varios experimentos, entre ellos inscribirlo en un estudio de un fármaco antiviral que resultaba prometedor.

“Parte de la razón por la que nos va mejor es por los avances [en la ciencia]”, señaló el doctor Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud. Varios medicamentos han demostrado ser útiles y los médicos saben más sobre cómo cuidar a los pacientes más enfermos en los hospitales.

Estamos en la fase de la “adolescencia tormentosa” de aprendizaje de los tratamientos que funcionan, dijo Collins.

Un precio muy caro

Las casi un millón de muertes por coronavirus en nueve meses superan las 690,000 por el SIDA o las 400,000 por malaria en todo 2019. Y están justo por detrás de las 1,5 millones de muertes por tuberculosis.

La riqueza y el poder no han protegido a los países del terrible poder del virus. Estados Unidos “ha sido el país más afectado del mundo” con más de 6 millones de infecciones y más de 200,000 muertes, lo que refleja “la falta de éxito en la contención de este brote”, aseguró Anthony Fauci, principal especialista en enfermedades infecciosas del país, a una audiencia de la Escuela de Medicina de Harvard a principios de este mes.

Más del 40% de los adultos de Estados Unidos corren el riesgo de padecer una enfermedad grave por el virus debido a otras condiciones de salud como la presión arterial alta. No son solo los ancianos de las residencias los que están muriendo, subrayó Fauci.

Estados Unidos se acerca a 7 millones de casos de infectados por el COVID-19

Estados Unidos alcanzó el miércoles los 201,930 fallecidos por la COVID-19 y totalizó 6,943,071 casos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance del miércoles es de 50,707 contagios más que el martes y de 1,228 nuevas muertes.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 33,090 (sin variación frente a la jornada pasada), más que en todo Perú, Francia o España.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23,780 personas por la enfermedad (sin cambios frente al martes), según el recuento de las autoridades locales.

A Nueva York le siguen en número de fallecidos -según el mapa de la Johns Hopkins- la vecina Nueva Jersey (16,082), Texas (15,422), California (15,263) y Florida (13,618).

Otros estados con un gran número de muertos son Massachusetts (9,328), Illinois (8,744), Pennsylvania (8,038) y Michigan (7,013).

En cuanto a contagios, California lidera la lista con 794,876, seguido de Texas con 746,860, mientras que el tercero es Florida con 690,499, y Nueva York cuarto con 451,892.

El balance provisional de fallecidos –201,882- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 258,000 fallecidos y para el 31 de diciembre los 400,000.

México supera las 69,000 muertes por el Coronavirus

A pesar de que autoridades de salud han informado que ya están disminuyendo los números de contagios por coronavirus, suman ya 645,507 casos positivos y los muertos superan los 69,000, desde que se registró el primer paciente con COVID-19, el pasado 28 de febrero.

En su más reciente reporte, José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud informó de 4,647 nuevos contagios y 611 muertes a causa de COVID-19, lo que representa un acumulado de 647,507 casos positivos y 69,095 decesos.

Alomía indicó que en las últimas 24 horas los contagios acumulados tuvieron un incremento del 0.72 % en tanto que los fallecimientos registraron un aumento del 0.89 % en comparación con el balance anterior.

Durante la presentación del reporte técnico, el funcionario indicó que el número de personas estudiadas desde que se declaró la pandemia alcanzó en esta jornada 1,465,693 pacientes, con un resultado positivo en el 41% de los casos.

Además de los casos confirmados mediante las pruebas, otros 734,649 personas resultaron negativas al virus SARS-CoV-2 en tanto que se tienen 83,537 pacientes sospechosos que están pendientes de conocer el resultado de laboratorio.

Alomía dijo que si se considera un porcentaje de los sospechosos que darán resultados positivo, un 40% en promedio, se pueden estimar en 681,321 los casos de coronavirus.

Entre estos, el 6%, equivalente a 39,994 pacientes, serían casos activos con síntomas y signos de la infección desarrollados en los últimos 14 días, explicó el director de Epidemiología del Gobierno mexicano.

Mediante el mismo sistema, se estima en 70,818 el número de fallecidos en el país. Adicionalmente ya se han recuperado de la infección un total de 454,982 personas, alrededor del 70% de los que han contraído la enfermedad.

Los hospitales mexicanos tienen ocupadas 10,375 camas por pacientes con síntomas leves de la COVID-19, una cifra que representa el 33 % de los 31,178 espacios que se tienen habilitados para la atención médica.

México dispone además de 10,657 camas equipadas con ventiladores para la atención de pacientes de mayor gravedad que requieren ser intubados, de las cuales se están utilizando 2,919 en tanto que otras 7,738 están disponibles, indicó Alomía.

México inició el 1 de junio la llamada “nueva normalidad” que opera con base en un semáforo epidemiológico de cuatro colores que regula la apertura de actividades económicas y sociales.

El confinamiento nunca fue mandatorio en el país, por ende en muchas entidades algunas actividades no esenciales siguieron funcionando, aunado a que muchas personas no usaron el cubrebocas en lugares públicos, lo que ha sido criticado por la oposición y por una parte de la sociedad y han criticado al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de un mal manejo de la pandemia.

Esta semana, de los 32 estados de México, 10 estados estarán en color amarillo (riesgo medio), 21 en naranja (riesgo alto) y 1 en rojo (máximo riesgo). Hasta ahora ningún estado en el país ha sido declarado en color verde (riesgo bajo).

De acuerdo a reportes de la Universidad Johns Hopkins, México es octavo lugar mundial en casos confirmados detrás de Estados UnidosIndiaBrasilRusiaPerúColombia y Sudáfrica y el cuarto en muertes globales por la COVID-19 después de Estados Unidos, Brasil e India.

YX5bGZ4zrB7Po#rq 28 de julio 2020

Florida supera las 12,000 muertes por COVID-19

lorida reportó el domingo 2,564 nuevos casos de COVID-19 y 38 muertes adicionales, cifras que muestran una tendencia a la baja, pero la tregua que el virus le ha dado al estado podría llegar a su fin si las personas no continúan implementando las medidas sanitarias durante este feriado del Día del Trabajo.

El Departamento de Salud de Florida informó que con los nuevos casos confirmados de coronavirus, el número de personas infectadas subió a 646,431 desde que estalló la pandemia en marzo pasado.

La cifra de casos adicionales del domingo termina con la tendencia de más de 3,000 nuevos casos en 24 horas de los últimos tres días.

El número de muertes de residentes de Florida totalizó 11,849 y de no residentes en el estado fue de 152, lo que contabiliza 12,001 de defunciones desde que inició la propagación del virus.

Los decesos se reportaron en los condados Bay, Brevard, Charlotte, Collier, Columbia, Miami-Dade, Duval, Escambia, Hillsborough, Jackson, Jefferson, Leon, Levy, Marion, Okaloosa, Palm Beach, Pinellas, Seminole, St. Lucie y Volusia.

Boletín Noticias

Las noticias más importantes del sur de la Florida, Estados Unidos y América Latina. INSCRÍBASE

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.

Las autoridades de salud han explicado que no necesariamente todas las muertes ocurrieron en las últimas 24 horas. En Florida, las muertes anunciadas pueden ser de días previos porque el departamento informa sobre nuevas muertes cuando se las reportan, pero no necesariamente son del mismo día.

Los funcionarios locales han manifestado preocupación sobre un posible repunte de los casos debido al feriado del Día del Trabajo, fecha en la que las personas están ávidas de salir de casa y reunirse con amigos y familiares.

Y si no siguen las medidas sanitarias como el uso de la máscara y el distanciamiento social, podrían generarse contagios.

Tanto el condado Miami-Dade como la Ciudad de Miami han solicitado a los residentes mantener las medidas que han ayudado a disminuir la propagación del virus.

“Mientras nos tomamos el tiempo para disfrutar de las vacaciones, pedimos a los residentes y visitantes que sigan las pautas de seguridad vigentes en todo momento para detener la propagación de COVID-19. #MaskUpMiami”, recomendó la Ciudad de Miami en su cuenta de Twitter.

El Corona virus ataca a México: llega a 560.164 casos y contabiliza 60.480

Los contagios de la COVID-19 en México llegaron ayer domingo los 560.164 casos y las muertes a 60.480 al añadirse los 3.948 contagios y 264 decesos que se reportaron en las últimas 24 horas a la Secretaría de Salud.

Los fallecimientos acumulados presentaron un crecimiento porcentual del 0,43 % y los casos confirmados aumentaron un 0,70 % en comparación con los 60.254 decesos y 556.216 infecciones del reporte del día anterior.

Al presentar el reporte técnico en el Palacio Nacional de la capital mexicana, el director de Epidemiología, José Luis Alomía, confirmó que el número de pruebas de coronavirus que se han realizado en el país es de 1.259.779 desde que comenzó la pandemia.

El índice de casos positivos se ha colocado en el 43 % en tanto que 618.779, equivalentes al 49 %, arrojaron un resultado negativo y otros 80.198 son casos sospechosos que están en espera del informe del laboratorio a sus pruebas.

Alomía afirmó que si a los casos confirmados se le suma un porcentaje de los sospechosos que saldrán positivos, se puede calcular un estimado de 595.144 contagios de la COVID-19, de la misma manera se llega a la cifra de 62.241 decesos estimados.

Un 7 % de los casos estimados, lo que representan 41.563, serían pacientes con la infección activa debido a que sus síntomas los habrían desarrollado en los catorce días últimos.

El titular de Epidemiología indicó que en el país se dispone al día de hoy de 30.608 camas para pacientes aquejados por infecciones respiratorios agudas o por COVID-19, de las cuales están ocupadas 11.135, el 36 %.

Los estados con los mayores niveles de ocupación de camas generales, todos por arriba del 60 %, son Nayarit con el 67 % y Nuevo León, que reportó el 64 % de camas generales ocupadas.

La red hospitalaria tiene actualmente 10.466 camas equipadas con ventilador que atienden a los pacientes de mayor gravedad, de las que 7.202 están ahora disponibles y otras 3.264 se encuentran ocupadas, dijo Alomía.

Colima con el 61 % y Nuevo León con el 57 % son los estados que reportaron la mayor ocupación de camas con ventilador, ambos por encima de la media nacional del 31 %, confirmó Alomía.

Crece temor a segunda ola de la pandemia en el mundo

Cierre de playas y discotecas, mascarillas obligatorias, prohibición de reuniones masivas: Las restricciones se endurecen en varios países a medida que crece el temor a una segunda ola de la pandemia de Covid-19 y aumentan los casos en Europa y Asia a niveles del primer brote.

Las cifras no paran de crecer. Desde que apareció en China en diciembre, la enfermedad deja ya más de 805.000 muertos y ha contagiado a unos 23,2 millones de personas, según un balance de AFP a partir de fuentes oficiales.

América Latina y el Caribe es la región más afligida, con más de 258.000 muertos y unos 6,7 millones de contagios.

En Europa, los retornos de vacaciones de verano son fuente de contagio en países como Italia, España, Francia y Alemania, en momentos en que se prepara en la región el inicio del nuevo año escolar.

«Estamos en una situación de riesgo», la pandemia «nunca se ha detenido», dijo el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, al diario Journal du Dimanche.

Incluso Corea del Sur, que fue considerado un ejemplo en la lucha contra la pandemia, registró en las últimas 24 horas el mayor número de casos diarios (397) desde principios de marzo e impuso en todo el país, restricciones que se aplicaban en Seul.

«La situación es muy grave y seria y estamos al borde de una pandemia a nivel nacional», afirmó Jung Eun-kyeong, responsable del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur.

Más de la mitad de las muertes por covid-19 en el planeta se registraron en cuatro países: Estados Unidos con cerca de 180.000 decesos, Brasil (unos 115.000), México (más de 60.000) e India.

India, segunda nación más poblada del planeta después de China, superó este domingo los tres millones de casos, al reportar 69.239 nuevos contagios. Sumó 912 muertes para un total de 56.706 decesos, según datos oficiales.

– El agua vuelve a hervir –

Para las autoridades no está siendo fácil controlar las idas y venidas de los veraneantes a las playas, y las reuniones sociales, sobre todo en los jóvenes.

En Perú, 13 personas murieron asfixiadas cuando la policía allanó una discoteca en Lima donde 120 personas participaban en una fiesta que estaba prohibida debido a la pandemia.

Con 27.453 muertos, Perú es el tercer país en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México.

Italia, uno de los países europeos más castigados con 35.000 muertos, siguió elevando las cifras de contagio. El domingo anunció 1.210 casos nuevos en 24 horas; muchos de ello en Roma.

Desde hace cinco días, en Italia se ordenó el cierre de discotecas y se impuso en las calles la mascarilla, cuya obligatoriedad también se extiende en ciudades de Francia, y desde hace días en amplios sectores de París, ante una media de unos 4.000 nuevos casos diarios.

También en Alemania, las infecciones aumentaron en los últimos días (más de 2.000 diarios), debido al regreso masivo de alemanes que pasaron vacaciones en zonas de riesgo en el extranjero.

En Irlanda, las autoridades restringieron las reuniones a un máximo de seis personas en un lugar cerrado. Y en Reino Unido y España, las autoridades han vuelto a confinar varias zonas.

– «No supo llevar la pandemia» –

Mientras la pandemia sigue extendiéndose, las carencias en los hospitales, el agotamiento y las bajas remuneraciones del personal médico, y la falta de asistencia para las poblaciones más pobres, siguen provocando malestar y protestas.

En Guatemala, decenas protestaron el sábado para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei. «No supo llevar la pandemia (…) no está sabiendo llevar el gobierno; lo más digno es que renuncie», dijo a la AFP Gabriela Morales, frente al Palacio Nacional.

La policía israelí anunció el domingo que detuvo a 30 personas, tras la manifestación en la que miles de personas reclamaron la dimisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con lemas como «ministro del crimen». Lo acusan de corrupción y de haber gestionado mal el impacto económico de la pandemia.

Pero, con el brutal impacto del virus en la economía, muchos países han optado por reanudar actividades aún cuando la enfermedad sigue propagándose. El Salvador, por ejemplo, reabrirá el lunes los centros comerciales, restaurantes y reanudará el transporte público.

EEUU supera los 169.300 muertos y 5,3 millones de contagios por el COVID-19

Estados Unidos alcanzó ayer sábado la cifra de 5.345.610 casos confirmados de COVID-19 y la de 169.313 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 17.00 hora local (21.00 GMT) significa que ya se rozan los 170.000 fallecidos por la enfermedad en Estados Unidos, el país más afectado tanto en contagios como en muertes por coronavirus del mundo.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 32.833, más que en Francia o España.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.621 personas.

A Nueva York le siguen en número de fallecidos la vecina Nueva Jersey (15.910), California (11.149), Texas (10.254) y Florida (9.345).

Otros estados con un gran número de muertos son Massachusetts con 8.804, Illinois (7.937), Pensilvania (7.451) y Michigan con 6.586.

En cuanto a contagios, California suma 613.561, le sigue Florida con 569.637, tercero es Texas con 542.625, y Nueva York es cuarto con 424.901.

El balance provisional de fallecidos -169.313- ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 250.000 fallecidos y para el 1 de diciembre los 295.000.

Sepa cómo se transmite el COVID-19 virus la gente “saludable”


Un estudio de Corea del Sur arroja luz sobre uno de los tantos misterios del nuevo coronavirus: por qué las personas infectadas pero sin síntomas tienen la misma cantidad de virus en sus narices que las que los presentan.

Sin saberlo, estas personas que en apariencia están saludables son una de las principales propagadoras del virus que causa COVID-19. 

Esta diseminación “fantasma” del virus es en parte la que lo vuelve tan difícil de contener.

Los científicos analizaron muestras de 193 pacientes con síntomas de COVID y 110 sin síntomas, tomadas durante el mes de marzo en un centro comunitario dedicado a la pandemia de la región de Cheonan.

El 30% de los pacientes sin síntomas se mantuvieron en apariencia “sanos” en todo momento.

Ya desde junio, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, ha estado diciendo en distintas entrevistas que esta transmisión no es inusual, como había informado en un principio la Organización Mundial de la Salud (OMS), sino que representa una de las principales amenazas de la pandemia.

Fauci dijo que aunque por supuesto es bueno para la persona asintomática “sentirse bien y no sufrir los efectos del virus”, a los que contagie tal vez no tengan la misma suerte. Fauci estima que la cifra de asintomáticos podría ser mayor que la que indica el estudio de Corea del Sur, y podría elevarse al 40% de los casos. 

Los participantes en el estudio surcoreano, que se publicó en la revista JAMA Internal Medicine, estaban aislados al momento de dar positivo para COVID-19, por lo que no expusieron a otros al coronavirus.

Los médicos y las enfermeras registraron sus temperaturas y otros síntomas, y analizaron su esputo, en donde puede medirse el virus presente en los pulmones, así como también en sus narices y gargantas.

Así comprobaron que los dos grupos de pacientes, los asintomáticos y los que tenían síntomas, tenían similar carga viral, es decir, cantidad de virus, a lo largo del curso de la infección.

Todos se recuperaron de la enfermedad. Las personas asintomáticas quedaron libres de virus un poco antes: cerca del día 17, en comparación con el día 19 o 20 para los que presentaron síntomas.

Aunque este grupo estaba aislado, millones de personas siguen con su vida cotidiana, van al mercado, al parque, incluso a trabajar sin siquiera saber que tienen COVID.

¿Cómo lo transmiten? Como cualquier otra persona: al hablar, eventualmente toser o tocarse la nariz, la boca, y luego tocar superficies, utensilios u otros objetos. 

Si viven en áreas en donde no se enfatiza el uso de cubrebocas, el riesgo de diseminación del virus por supuesto es mayor.

Aunque nuevos estudios han comenzado a analizar el significado en términos de ciencia y salud pública del grupo de los asintomáticos, China, en donde inició el brote del nuevo coronavirus los advirtió temprano.

Desde el 1 de abril, las autoridades chinas comenzaron a publicar cifras diarias sobre el número de nuevos casos de coronavirus asintomáticos. 

Estas cifras sugirieron que alrededor de cuatro de cada cinco infecciones por coronavirus no causan enfermedad. 

Expertos en salud pública explican que justamente por este grupo de personas que no saben que tienen COVID es extremadamente importante seguir las simples reglas que se piden para frenar la pandemia. 

Son: usar máscara facial en lugares cerrados y públicos, mantener la distancia social de seis pies (dos metros) entre personas que no sean del grupo familiar que vive bajo un mismo techo, y lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia.

También enfatizan la importancia de que haya pruebas masivas, y que se realicen rastreos de contactos, para identificar a personas que hayan estado en contacto con una persona con COVID.

Latinoamérica supera cinco millones de casos de COVID-19

América Latina y el Caribe superaron el lunes pasado los cinco millones de contagios de COVID-19, siendo Brasil el país más afectado en términos absolutos, según un recuento de la AFP en base a cifras oficiales.

El coronavirus sumó 5.002.625 casos en la región, entre ellos 202.618 muertos. Brasil, país de 210 millones de habitantes, alcanzó los 2.750.318 contagios y 94.665 muertos desde el inicio de la pandemia.

Perú, con unos 32 millones de habitantes, es el segundo país más afectado de la región, con 428.850 contagios y 19.614 muertos.

El país andino, que inició un desconfinamiento gradual en 17 de sus 25 regiones para reactivar la economía semiparalizada, registra un rebrote “significativo” de los casos, según el gobierno. 

18 millones de contagios en el mundo

Desde que comenzó la flexibilización el 1 de julio y luego autorizó el transporte nacional aéreo y terrestre, los contagios casi se duplicaron, pasando de 3.300 diarios a 6.300, de acuerdo con cifras oficiales.

México, Chile y Colombia están también entre las 10 naciones más afectadas por el virus, que surgió en China a finales del año pasado y se expandió rápidamente por todo el planeta.

Latinoamérica, que se convirtió la semana pasada en la más afectada por la enfermedad en el mundo, tuvo un promedio diario de más de 80.000 casos los últimos siete días. Concentra un 27 por ciento de las infecciones a nivel global y un 29 por ciento de las muertes. 

Brasil tuvo un récord de 69.074 casos diarios el miércoles pasado, en tanto Argentina registró una marca inédita de 6.377 casos en 24 horas un día después y Colombia superó los 10.000 casos diarios la semana pasada. Los contagios se están acelerando también en países de Centroamérica.

El virus respiratorio ha infectado a 18 millones de personas en todo el mundo y ya cobró la vida de más de 690.000, según un recuento de Reuters.

Aumentan casos del virus chino entre trabajadores de hoteles

Después de tres meses de no trabajar a causa de  la pandemia, Nubia Varillas regresó a fines de junio a sus labores como recamarera en un conocido hotel de Los Ángeles, solo para una semana más tarde, contraer el coronavirus.

Trabajé como siete, ocho días cuando me comencé a sentir congestionada de la nariz. No podía respirar. Tenía fiebre, dolor de huesos de las rodillas para abajo. Me sentía diferente. Seguí trabajando cuatro días más. Tomaba pastillas para sentirme mejor y poder funcionar”.

El 18 de julio, Nubia fue a hacerse los exámenes de COVID-19 y salió positiva. Ya no regresó a la limpieza de cuartos de hotel, se quedó en su casa.

Casada y madre de tres hijos de 21, 18 y 17 años, dice que todavía se siente mal. “El 25 de julio, me hice el examen por segunda vez, y volví a salir positiva”, dijo.

Su esposo y su hija de 18 años salieron también positivos al coronavirus.

“Es raro. Hay días que siento que me va a estallar la cabeza, me mareo y comienzo a congestionarme. Otros días, me siento muy bien”.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

“El local 11 del sindicato UNITE HERE tiene conocimiento de que al menos 85 trabajadores y huéspedes de hoteles han salido positivos, o se han puesto en cuarentena, desde que el 12 de junio se reabrió el sector hotelero a turistas y visitantes”, dijo Kurt Peterson, copresidente del local 11 del sindicato UNITE HERE.

Señaló que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles necesita poner en primer lugar la salud y seguridad de los trabajadores y huéspedes.

l sindicato UNITE HERE estimó que el verdadero número de personas que han contraído el virus, o se han puesto en cuarentena es significativamente mayor del que se conoce. Esto a causa de que los trabajadores están temerosos de reportar sus síntomas o diagnósticos. En tanto, aseguran que los hoteles han fracasado en dar seguimiento adecuado a los trabajadores y visitantes que se han contagiado con el COVID-19.

Durante la protesta, los trabajadores revelaron que algunos hoteles no han informado a sus huéspedes cuando uno de ellos u otro visitante ha adquirido el virus o ha sido forzado a seguir una cuarentena.