ENFERMOS

EEUU: hogares de ancianos sufren brotes de COVID, pese a vacunación masiva

Los hogares de ancianos en Estados Unidos siguen reportando brotes aislados de COVID-19 y muertes asociadas a la enfermedad, aunque en escalas mucho menores que durante el pico de la pandemia.

Por dicha razón, estas instalaciones están siguiendo las recomendaciones federales y estatales de suspender las visitas, lo que ha causado desilusión y frustración entre los familiares que esperaban regresar a la normalidad una vez que los residentes estuviesen vacunados.

Tal es el caso de Jeannie Wells, quien esperaba que las visitas regulares se reanudaran en el asilo de Nueva York donde está su madre de 93 años.

Alrededor de la Semana Santa, su deseo se cumplió finalmente y pudo tomar de la mano a su madre, más de un año después de llevarla al lugar para rehabilitación por fracturas en una cadera y una rodilla.

Pero la reunión fue breve. Las visitas fueron suspendidas luego de seis semanas cuando un empleado dio positivo a coronavirus, y Wells dijo que las visitas aún no han vuelto a la normalidad pese a que no ha habido brotes.

Las vacunas contra el COVID-19 han permitido que los hogares de ancianos en Estados Unidos consigan grandes progresos desde los días aciagos de la pandemia, pero las instalaciones siguen sufriendo brotes aislados que en su mayoría son atribuidos a personal no vacunado. Los brotes y los consiguientes cierres han sacudido a familiares que estaban comenzando a disfrutar las visitas en persona por primera vez en un año.

Aunque los brotes en los hogares de ancianos son ahora mucho más pequeños, menos frecuentes y menos graves que en el momento álgido de la pandemia, continúa habiendo centenares de muertes cada semana atribuidas al coronavirus. De acuerdo con datos federales, 472 muertes en hogares de ancianos fueron relacionadas con el COVID-19 en las dos primeras semanas de mayo, comparadas con 10.675 en las dos primeras semanas de enero.

“Existe la noción entre algunos de que las vacunas fueron administradas en las instituciones de cuidados a largo plazo, por lo que todo está bien, y ese sería un error peligroso”, dijo David Gifford, el principal funcionario médico de la Asociación Estadounidense de Atención Médica, una agrupación nacional de enfermeros y enfermeras, en una declaración reciente. “Los hogares de ancianos y las comunidades de residencia asistida tienen un flujo constante de residentes, ya sea provenientes de hospitales o de la comunidad, y muchos de ellos no han sido vacunados aún”.

India enfrenta aumento de casos del Covid-19

Los médicos en India combatían una infección por hongos que afectaba a pacientes de COVID-19 o a personas recuperadas de la enfermedad, en medio de un brote de coronavirus que se acercaba a los 300,000 muertos en el país.

La peligrosa infección, conocida como mucormicosis, es relativamente rara, pero los médicos temen que su repentino aumento pueda complicar más aún la lucha de India contra la pandemia.
India ha reportado más de 26 millones de casos confirmados de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con casi la mitad de los contagios en los últimos dos meses. El Ministerio indio de Salud reportó el domingo 3,741 nuevas muertes, lo que elevaba los fallecimientos confirmados a 299.266 personas.

También informó de 240,842 nuevos enfermos, para cerrar una semana con menos de 300,000 casos diarios. Las cifras están casi con certeza por debajo del alcance real del virus, ya que la capacidad limitada de hacer pruebas diagnósticas probablemente deje muchos casos sin identificar.

Los expertos creen que los contagios nuevos en India, que habían subido de forma drástica, podrían estar frenando por fin. Pero hay algunos indicios de que la mucormicosis, también conocida como “hongo negro”, se está convirtiendo con rapidez en un motivo de preocupación.

La mucormicosis está provocada por la exposición al moho mucor, que se encuentra habitualmente en la tierra, el aire e incluso en la nariz y las mucosas humanas. Se extiende a través del aparato respiratorio y erosiona las estructuras faciales. En ocasiones, los médicos tienen que extirpar el ojo de forma quirúrgica para impedir que la infección llegue al cerebro.

India recibe ayuda de emergencia de EE.UU. contra pandemia

Un avión militar estadounidense llevó ayer jueves (29.04.2021) la primera ayuda médica de emergencia para ayudar a India a luchar contra la devastadora ola de coronavirus.

El aparato, un Super Galaxy, que transporta más de 400 cilindros de oxígeno entre otros equipos hospitalarios y cerca de un millón de test rápidos de coronavirus, aterrizó en el aeropuerto internacional de Nueva Delhi, la capital india muy azotada por la pandemia.

India registra en este momento un récord mundial de infecciones con casi 380.000 nuevos casos y 3.645 muertos en las últimas 24 horas. 

Varios países de todo el mundo han prometido ayuda en una gigantesca operación internacional.

Brasil rompe por primera vez la barrera de 100.000 casos en un día

Brasil sigue marcando récords negativos en la pandemia y por primera vez superó la barrera de los 100.000 contagios en 24 horas, llegando a un total de 12.320.169 de infectados.

Asimismo, el vecino país sumó 2.787 muertos en el último día, llegando a un total de 303.462 desde que inició la pandemia hace un año.

Una situación que afecta a toda la región

“Lamentablemente, la terrible situación de Brasil también está afectando a los países vecinos”, afirmó este jueves Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La flexibilización de las restricciones ordenadas por los gobiernos estatales, en especial durante Navidad y carnaval, desembocó en una “emergencia de salud pública activa”, dijo Etienne.

La presión llevó al presidente Jair Bolsonaro, escéptico del virus y un obstinado opositor del confinamiento, a conformar el miércoles un comité de crisis “para decidir el rumbo del combate” de la pandemia.

La OPS advirtió que la llamada variante brasileña P.1, una mutación del SARS-CoV-2, más virulenta y agresiva, ya se encuentra en al menos quince países de la región, entre ellos los estados Amazonas y Bolívar en Venezuela.

La variante se detectó por primera vez en Manaos e inmediatamente provocó un colapso de los servicios sanitarios de la ciudad.

Manaos registró en febrero un promedio semanal de 110 muertos diarios, casi el triple que en la primera ola.

Panamá volverá a confinamiento por veloz alza de contagios

Panamá volverá a imponer un férreo confinamiento en las dos provincias donde se registran los mayores contagios de coronavirus en medio de un veloz incremento de casos positivos que ha puesto al sistema de salud en situación crítica.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, anunció el domingo que en las provincias de Panamá –que incluye la capital del país– y la colindante Panamá Oeste, las cuales albergan a casi la mitad de los 4,2 millones de habitantes de la nación, regirá una cuarentena total del 4 al 14 de enero, en la que sólo se permitirán las salidas para compras esenciales, por horario y género.

Esa medida se suma a un confinamiento escalonado decretado previamente a nivel nacional durante las festividades de Navidad y el Año Nuevo.

En las últimas semanas el país centroamericano ha registrado un aumento vertiginoso de las infecciones y decesos por COVID-19. En el último mes, la tasa de positivos se disparó del 12% a 20% o más, según las autoridades.

El reporte del domingo dio cuenta de 2.633 nuevos casos y 42 defunciones, para dejar un acumulado de 231.357 contagios y 3.840 decesos desde que se reportó la primera infección en el país a principios de marzo.

“Esperamos con estas medidas romper la cadena de contagios”, dijo Sucre. “Nos recuperamos o nos hundimos. Estamos en el mismo barco”.

La situación es tan crítica que el gobierno decidió contratar a médicos extranjeros, por lo que esta semana llegaron 220 galenos cubanos para reforzar el trabajo de un agotado sistema de salud pública, según el ministro panameño.

Advierten sobre falta de controles contra el Coronavirus en Venezuela

Sin tapabocas y con gente a su alrededor, Marisol Sanlate se retrata bajo un cielo de luces. En Navidad, Venezuela abandonó sus férreos controles para frenar la covid-19 y relajó su confinamiento, lo que puede traducirse en una escalada de contagios.

En las adornadas plazas de Caracas hay decenas de personas que se reúnen, juegan, bailan y se fotografían, muchos sin tapabocas. A Marisol la atrajo el centro capitalino, escenario para selfies por una cuantiosa iluminación que contrasta con los constantes apagones nacionales.

“Espero disfrutarlo al máximo”, dice a la AFP esta modista de 53 años, que ve con buenos ojos el levantamiento de la cuarentena que regía desde marzo con ciertas flexibilizaciones.

A pocos metros está Liliana Báez, temerosa.

“Me parece muy arriesgado porque la enfermedad está en avanzada. No sé de aquí a enero qué nos va a esperar”, confiesa esta vendedora de 54 años.

El presidente socialista Nicolás Maduro anunció en noviembre como “regalo” navideño el relajamiento de los controles en diciembre. Casi un mes después, el mandatario reconoció una “subida leve, pero significativa” de contagios.

Las consecuencias, prevé Jaime Lorenzo, miembro de la oenegé Médicos Unidos Venezuela, se verán en enero con un “aumento inusitado de casos” en este país de 30 millones de habitantes y un servicio de salud precario.

“Van a aparecer los números donde hubo esta locura de concentraciones y donde se rompieron los controles”, explica Lorenzo.

Los balances oficiales dan cuenta de unos 110.000 contagios y más de 900 muertes, pero organizaciones como Human Rights Watch cuestionan las cifras por considerar que son peores.

– “Perdimos el miedo” –

“¡Tapabocas, tapabocas!”, retumba en los pasillos del mercado de La Hoyada, en el centro de Caracas, donde ríos de compradores buscan ofertas en una crisis económica donde el dólar ganó terreno.

Adriana Villarroel, de 25 años, se fue hasta allá con los estrenos decembrinos en mente. Los precios, sin embargo, le “asustan” más que el nuevo coronavirus.

“Ya le perdimos el miedo porque muchos en la calle andamos sin tapabocas. A mí, incluso, a veces se me olvida”, comenta Adriana, que en ese momento tenía la nariz descubierta.

EEUU registró cerca de 220.000 casos del Coronavirus en un día

Estados Unidos registró ayer martes cerca de 220.000 nuevos contagios de COVID-19 en 24 horas, un nivel cercano a los récords registrados en los últimos días en el país, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El país ha contabilizado cerca de 2.500 muertes más de COVID-19 en el último día, según el balance que realiza diariamente a las 20H30 horas locales la universidad.

Los funcionarios de salud estadounidenses preveían este aumento de la transmisión del coronavirus después de que millones de estadounidenses viajaran el Día de Acción de Gracias, hace 10 días, a pesar de los llamados para quedarse en casa.

Más de 100.000 personas están hospitalizadas en el país debido al COVID-19. Ante el fuerte repunte de la epidemia que sufre el país desde hace varias semanas, los estadounidenses se aferran a la esperanza de la inminente campaña de vacunación.

Las autoridades sanitarias podrían autorizar la vacuna de los laboratorios Pfizer y BioNTech en los próximos días y la de Moderna a partir de la semana que viene.

EEUU: suma 248.429 muertes y 11.340.563 contagios por el Coronavirus

Estados Unidos alcanzó este martes la cifra de 11.340.563 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 248.429 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (01.00 GMT del miércoles) es de 1.313 muertes más que el lunes y de 149.952 nuevos contagios.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 34.076.

Le siguen en número de fallecidos Texas (20.147), California (18.312), Florida (17.644) y Nueva Jersey (16.618).

Otros estados con un gran número de muertos son Illinois (11.317), Massachusetts (10.360), Pensilvania (9.346), Georgia (9.008) o Michigan (8.511).

En cuanto a contagios, Texas suma 1.078.583, le sigue California con 1.049.320, tercero es Florida con 897.323, Illinois es cuarto con 597.849 y Nueva York quinto con 568.778.

El balance provisional de fallecidos -248.429- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para final de año Estados Unidos llegará a los 320.000 fallecidos y para el 1 de marzo a los 440.000.

Agencia EFE

California alcanza 1 millón de casos registrados de Coronavirus

Si los casos de coronavirus continúan aumentando en el condado de Los Ángeles, podrían ser necesarias “acciones adicionales” para volver a controlar la tasa de transmisión, dijo un alto funcionario de salud.

La terrible advertencia se produce cuando California superó oficialmente el millón de infecciones, convirtiéndose en el segundo estado en alcanzar ese importante hito.

Aunque no dio más detalles sobre las posibles nuevas medidas que podrían implementarse, la directora de Salud Pública, Barbara Ferrer, enfatizó el jueves que el condado de Los Ángeles permanece en el filo de la navaja y que todos deben hacer su parte para evitar que las condiciones empeoren.

“Todos tenemos que actuar ahora”, dijo durante una sesión informativa. “Las acciones que tomamos hoy, mañana y la próxima semana tienen un impacto tremendo en la salud y el bienestar de muchas, muchas personas en todo el condado. Si, colectivamente, no logramos detener la aceleración de nuevos casos, no tendremos más remedio que considerar acciones adicionales “.

EEUU: nuevo récord diario de infectados del virus chino: 136 mil enfermos

Estados Unidos registró el día con más casos de coronavirus reportados desde que comenzó la pandemia, con más de 136,000 enfermos, según el reporte de la Universidad John Hopkins.

En una crisis que avanza con récords que se rompen prácticamente a diario, el país afronta la llegada de las temperaturas más frías y de una segunda epidemia, la de la gripe estacional, que puede complicar aún más la situación sanitaria.

Casi todas las métricas que miden la pandemia van en la dirección incorrecta, mientras que los estados agregan restricciones y los funcionarios de salud advierten de una alza peligrosa en el futuro.

Estados Unidos registró 136,325 nuevos casos el miércoles y 1,415 muertes por COVID-19.

Estados Unidos registró el día con más casos de coronavirus reportados desde que comenzó la pandemia, con más de 136,000 enfermos, según el reporte de la Universidad John Hopkins.

En una crisis que avanza con récords que se rompen prácticamente a diario, el país afronta la llegada de las temperaturas más frías y de una segunda epidemia, la de la gripe estacional, que puede complicar aún más la situación sanitaria.

Casi todas las métricas que miden la pandemia van en la dirección incorrecta, mientras que los estados agregan restricciones y los funcionarios de salud advierten de una alza peligrosa en el futuro.

Desde que comenzó la pandemia en Estados Unidos, se acumuló un total de 10,372,481 personas con resultados positivos de coronavirus y 240,848 muertes por COVID-19, según el reporte de la Universidad John Hopkins.

Una incidencia acumulada de 10 millones de casos corresponde al 3% de la población del país. 

Desde el primer caso reportado en los EE. UU. el 22 de enero, tomó 96 días llegar a 1 millón de casos. De ahí:

  • 1 millón a 2 millones- 44 días
  • 2 millones a 3 millones – 27 días
  • 3 millones a 4 millones – 15 días
  • 4 millones a 5 millones – 17 días
  • 5 millones a 6 millones – 22 días
  • 6 millones a 7 millones – 25 días
  • 7 millones a 8 millones – 21 días
  • 8 millones a 9 millones – 14 días
  • 9 millones a 10 millones – 10 días

La incidencia diaria en los EE. UU. es de casi 110,000 casos nuevos por día y sigue aumentando exponencialmente. La incidencia diaria promedio se duplicó con creces en menos de un mes, de aproximadamente 50,000 casos nuevos por día el 12 de octubre a 110,000 casos diarios el 9 de noviembre, sin signos de desaceleración.

Las autoridades sanitarias también informan un promedio de 976 muertes por día, un aumento de casi el 40 % desde el 18 de octubre. Se espera que la mortalidad diaria promedio supere una vez más las 1,000 muertes por día en los próximos días.

En cuanto a la mortalidad, está claro que las muertes por COVID-19 continúan siguiendo las tendencias en la incidencia, con un retraso de aproximadamente 3-4 semanas.

El aumento nacional de la incidencia de muertes comenzó a mediados de septiembre, seguido de un aumento correspondiente en la mortalidad a partir de mediados de octubre. Desde entonces, la mortalidad diaria por COVID-19 ha aumentado en más de un tercio.

EEUU rompe récord de hospitalizaciones por COVID-19 con más de 61,000

En hospitales y entre trabajadores de la salud en los Estados Unidos están rastreando el número vertiginoso de nuevos casos de coronavirus en sus comunidades y preparándose para una avalancha de pacientes a raíz de esas infecciones.

Los pacientes de COVID-19 gravemente enfermos ya están comenzando a llenar las camas de los hospitales a un ritmo insostenible, dijo un reporte de María Ortiz para La Opinión.com

Las hospitalizaciones en general casi se han duplicado desde finales de septiembre.

Hasta el martes, 61,964 pacientes de COVID-19 estaban hospitalizados en todo el país, según The Covid Tracking Projectse ha más que duplicado desde septiembre, y ahora supera el pico alcanzado a principios de la pandemia, cuando se reportaron 59,940 pacientes hospitalizados el 15 de abril.

Un segundo pico en el verano no alcanzó ese récord, con 59,718 hospitalizaciones el 23 de julio.

El impacto varía de un estado a otro con ciertas áreas que muestran aumentos mucho más rápidos en las hospitalizaciones.

A partir del lunes, las hospitalizaciones ahora están aumentando en 47 estados, según los datos recopilados por el Proyecto de seguimiento de COVID, y 22 estados están registrando el mayor número de hospitalizaciones por COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

Diecisiete estados se encuentran en sus picos actuales de hospitalizaciones en la actualidad.

Según The Covid Tracking Projectlos hospitales ya están al borde de la abrumadora situación en los estados de Iowa, Kansas, Minnesota, Missouri, Montana, Dakota del Norte, Texas, Utah y Wisconsin, y los funcionarios de muchos otros estados advierten que sus sistemas de atención médica serán estresados, si los casos siguen aumentando.

Cuando los casos aumentaron en Nueva York en abril y en el sur durante el verano, los profesionales de la salud viajaron desde otros lugares para ayudar. Pero ahora, los funcionarios describen un aumento de casos nacional.

¿Dónde están los hospitales en riesgo de saturarse?

Con los números creciendo en casi todas partes, la pregunta clave para los líderes de hospitales y los legisladores es, ¿cuándo está una comunidad al borde de tener más pacientes de los que puede manejar?

En partes del Medio Oeste y el Oeste, los hospitales ya están repasando su capacidad para brindar atención. Algunos luchan por encontrar espacio para los pacientes, incluso en los grandes hospitales urbanos que tienen más camas.

Pero el aumento de las hospitalizaciones no se distribuye de manera uniforme, y la capacidad de los hospitales para resistir los aumentos repentinos de casos varía enormemente.

En el caso de la saturación de los hospitales, muchos hospitales rurales tienen que optar por dirigir a pacientes hacia grandes ciudades para que reciban atención.

Los últimos datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) muestran que en 18 estados, principalmente en el Medio Oeste, las hospitalizaciones por COVID-19 ya han superado el 10%.

Seis estados tienen más del 15%, incluidos Dakota del Norte y Dakota del Sur, que ahora superan el 20%.

La pandemia deja más de 46 millones de contagios en todo el mundo

La pandemia de coronavirus originada en la ciudad china de Wuhan supera ya los 46 millones de casos en todo el mundo tras registrar unos 431.000 casos en las últimas horas, un descenso respecto al récord diario del sábado (cuando rebasó con creces el medio millón de nuevos infectados) mientras las víctimas mortales rozan los 1,2 millones, según el balance actualizado a este domingo por la Universidad Johns Hopkins.

En total, 46.084.254 personas han contraído el virus, de las que más de la mitad se encuentran en los tres países más afectados –Estados Unidos, India y Brasil–, mientras que las víctimas mortales son ya 1.195.568.

Por lo que se refiere a las recuperaciones, son ya 30,8 millones de personas las que han conseguido superar la COVID-19, la enfermedad respiratoria provocada por el virus. India encabeza el listado, con más casi 7,5 millones de pacientes curados.

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado a nivel mundial por la pandemia, ya con más de 9,1 millones de personas contagiadas y 230.556 víctimas mortales, tras registrar más de 80.000 nuevos casos en las últimas 24 horas.

India, por su parte, supera ya los 8,1 millones de personas contagiadas con 122.111 víctimas mortales, seguida por Brasil, con 5,53 millones de contagiados y 159.884 muertos.

En la cuarta posición, Rusia acumula 1,6 millones de casos y 27.787 muertos. La quinta plaza la ocupa Francia, con más de 1,4 millones de casos y 36.826 fallecidos.

Por su parte, España se mantiene como el sexto país más golpeado por la pandemia, con 1,18 millones de casos y 35.878 fallecidos. En Argentina hay 1,16 millones de personas contagiadas y 31.002 víctimas mortales.

Le sigue Colombia, que contabiliza 1,07 millones de contagiados y 31.598 fallecidos y Reino Unido, que ha rebasado ya el millón de contagios tras registrar 1.014.794 casos y 46.645 decesos.