Tag: ESCANDALO EN MIAMI BEACH

Miami Beach impone toque de queda por multitudes que llegaron en el spring break

La fiesta en Miami Beach se acortó por segundo año consecutivo. En marzo pasado, fue por la pandemia que empezaba. Este año, la ilusión de que el coronavirus está bajo control llevó a tantos turistas a esta isla de Florida, que otra vez fue necesario cerrarles la puerta.

La multitud es tan incontrolable y los destrozos tantos que las autoridades decretaron el sábado (20.03.2021) el estado de emergencia y toque de queda.

“Es una putada”, dijo John Pérez, un estudiante de Texas que tomaba cerveza con un grupo de amigos sobre la arena, a pesar de los esfuerzos de la policía por impedir el consumo de alcohol en la playa.

Luego de que aumentaran episodios de violencia y vandalismo en los últimos días, las autoridades decidieron que los visitantes abandonen las calles y que los restaurantes cierren sus puertas a las 20H00 locales. Esto será en las principales zonas turísticas de South Beach, el epicentro de la fiesta de Miami Beach.

Situación incontrolable

Además, los tres puentes que conectan la isla con tierra firme –Miami– estarán cerrados al tráfico desde las 22H00 hasta las 06H00 de la mañana. Solo tendrán acceso los residentes, los trabajadores y los huéspedes de los hoteles.

“Esto es un asunto de seguridad pública”, dijo el administrador interino de la ciudad, Raúl Aguila, al anunciar las medidas. Al jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements, le preocupa que la situación se vuelva inmanejable.

Las medidas vienen luego de semanas de intensa fiesta en Miami Beach, que no es ajena a las multitudes incontrolables de turistas: todos los años, en marzo, esta pequeña isla aloja a miles de estudiantes de todo el país que vienen a pasar las vacaciones de primavera.

Pero este año, con cerca de uno de cada 10 habitantes que ha recibido al menos una dosis de la vacuna en Estados Unidos, se respiran aires particularmente festivos.

En las noches, la gente practica todo menos la distancia social, en una especie de “locos años 20” que se anticipan a la pospandemia.

Reportan tiroteo en un hotel de Miami Beach por irrespeto a la distancia social

Un hombre de Miami ha sido arrestado por disparar dentro del lobby de un hotel de Miami Beach, supuestamente por la falta de distanciamiento social. Según un informe, Douglas Marks se enfrentó a una mujer y su hijo en el vestíbulo del Crystal Beach Suites situado en el 6985 Collins Avenue esta semana.

Verónica Peña y su hijo, ambos de Nuevo México, dijeron que estaban en el vestíbulo cuando vieron a Marks.

“No hay distanciamiento social”, dijo Marks, según la declaración jurada. Luego les dijo que tenía que irse, antes de tomar un arma de fuego y hacer varios disparos.

Un testigo grabó la escena después de la llegada de la policía, que detuvo a Marks. Nadie resultó herido.

Una persona que estaba ahí, y que no quiere ser identificada, dijo que trató de proteger a los turistas con su cuerpo. “Intentó disparar a los niños”, comentaba.

Marks supuestamente admitió el tiroteo, pero les dijo a los detectives que fue “cuatro disparos de advertencia”.

Ahora se enfrenta a varios cargos, incluido el asalto agravado con un arma mortal. Permanece en el Centro Correccional Turner Guilford Knight.

Cierran parque en Miami Beach por incumplimiento de medidas sanitarias

Después de que multitudes de personas, muchas de las cuales no usaban máscaras faciales, llenaron el popular South Pointe Park durante el fin de semana, la ciudad de Miami Beach anunció ayer lunes que cerró el parque solo cinco días después de que se reabrió bajo restricciones de coronavirus.

Así lo informó un equipo periodístico de El Nuevo Herald, diario editado en Miami.

Los parques del condado reabrieron en Miami-Dade el miércoles pasado, más de seis semanas después de que el alcalde de Miami Dade, Carlos Giménez, los cerró para detener la propagación del nuevo coronavirus, que ha infectado a más personas en el condado que en cualquier otro lugar de Florida. Miami Beach se unió al condado, abriendo parques de la ciudad.

Giménez reabrió parques y marinas bajo reglas estrictas, incluido el uso de máscaras, excepto cuando los asistentes del parque hacen ejercicio. Hay excepciones para aquellos con problemas respiratorios. La orden del condado está destinada a servir como un “estándar mínimo” que deben seguir las ciudades y municipios dentro de Miami-Dade, pero los gobiernos locales “pueden imponer normas más estrictas”, se lee en la orden.

En Miami Beach, las reglas han sido interpretadas en el sentido de que aquellos que están parados o tomando el sol deben usar una máscara. Se emitieron más de 1,550 advertencias por violaciones al uso de la máscara facial durante los primeros dos días en que los parques se reabrieron en Miami Beach.

Solo el sábado se emitieron más de 2,800 advertencias. Hubo otras 2,432 emitidas el domingo. La policía de Miami Beach dijo que la mayoría de las violaciones fueron en el parque South Pointe.

El administrador de la ciudad, Jimmy Morales, el principal administrador de Miami Beach, tomó la decisión de cerrar South Pointe Park, ubicado en 1 Washington Ave., en South Beach.

“No hay forma de hacer cumplir efectivamente el distanciamiento social cuando cientos de personas se niegan a hacerlo. La mejor manera de proteger a nuestros residentes y socorristas es mantenerlo cerrado hasta nuevo aviso”, dijo Morales en un comunicado.