Tag: ESCÁNDALO

Colombia: Duque retira el polémico proyecto de reforma tributaria que originó protestas

El presidente colombiano, Iván Duque, anunció ayer domingo el retiro del proyecto de reforma tributaria presentado al Congreso el pasado 15 de abril, que detonó las protestas sociales y desórdenes de los últimos cuatro días en el país.

“La solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar la incertidumbre financiera”, dijo Duque en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Gobierno.

Como reseña la BBC, el principal reclamo detrás de las movilizaciones es un documento de 110 páginas que el gobierno colombiano llamó Ley de Solidaridad Sostenible, pero que distintos expertos señalan es en realidad un rótulo para evitar llamarla por lo que es: una reforma tributaria con todos sus bemoles.

En el papel, la llamada Ley de Solidaridad Sostenible, presentada al Congreso la semana pasada, tiene como objetivos principales los siguientes cuatro puntos: ampliar la base de recaudación tributaria, evitar que la deuda colombiana genere la pérdida de más puntos en las calificaciones de riesgo internacionales, institucionalizar la renta básica y crear un fondo para la conservación ambiental.

La idea, de acuerdo al gobierno, es recaudar cerca de 23 billones de pesos colombianos adicionales (unos US$6.300 millones).

Pero el asunto, según han señalado los críticos desde temprano, es de dónde se sacará ese dinero. Y la respuesta del propio ministro de Hacienda colombiano, Alberto Carrasquilla, parece aclararlo todo: “El recaudo vendrá en un 73% de las personas naturales y el resto, de las empresas“.

Tal vez el punto más polémico sea el cobro de impuesto a la renta a personas que ganen un sueldo mensual de más de US$663, en un país donde el salario mínimo es de US$234.

Además, la ley propone imponer el cobro del Impuesto del Valor Agregado (IVA), que en Colombia llega a un 19%, a productos de consumo básico como los servicios públicos (agua, luz y gas), servicios funerarios, objetos electrónicos como computadores, y otros servicios hasta ahora exentos.

También se proyecta un aumento en los impuestos al patrimonio de las personas que más ganan.

El proyecto de ley contempla, entre otras medidas, que quienes tengan un patrimonio superior a los US$1,35 millones deberán cumplir con otro impuesto -diferente al que pagan de renta- del 1%, mientras que para quienes tengan un patrimonio de más de US$4 millones la cifra a pagar sería del 2%.

Hijo de Biden dice estar “seguro” que será absuelto en investigación sobre fraude fiscal

Hunter Biden, el hijo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró estar cooperando y que se siente “100 por ciento seguro” de que será absuelto en una investigación por temas fiscales que abrió en su contra la oficina del fiscal federal del estado de Delaware.

“Estoy cooperando completamente y estoy absolutamente seguro, 100 por ciento seguro, de que al final de la investigación, se me absolverá de cualquier delito”, afirmó el segundo de los hijos del gobernante estadounidense en una entrevista transmitida este domingo por la cadena CBS News.

Aunque se abstuvo de revelar más detalles, Hunter insistió en que está seguro de su absolución. “Y lo único que puedo hacer es cooperar, y confiar en el proceso”, agregó.

El pasado 9 de diciembre, Hunter Biden, quien es un abogado graduado de la universidad de Yale, reveló en un comunicado que un día antes había sido informado de que la oficina del fiscal federal de Delaware estaba investigando sus asuntos fiscales.

La cadena CNN indicó entonces que la investigación empezó en 2018 y que tiene que ver con los negocios del hijo de Biden en China.

Durante la entrevista de este domingo, difundida dos días antes de que se publique su biografía, titulada “Beautiful Things” (“Cosas preciosas”), Hunter volvió a hablar de su lucha con las drogas y el alcohol, especialmente después de que su hermano mayor, Beau, muriera de cáncer cerebral en 2015. 

“Pasé más tiempo de manos y rodillas buscando en las alfombras, fumando cualquier cosa que se pareciera remotamente al crack. Probablemente fumé más queso parmesano que nadie que conozcas, estoy seguro”, confesó Hunter, quien admitió que una vez estuvo “13 días sin dormir, y fumando crack y bebiendo vodka exclusivamente durante todo ese tiempo”.

En ese entonces, recordó, intervino su padre. “Vino a mi apartamento una vez”, relató Hunter, al apuntar que para entonces Joe Biden “estaba en el cargo de vicepresidente” de Barack Obama (2009-2017).

“Se deshizo de su Servicio Secreto, se las ingenió para llegar a la casa. Y yo le dije: ‘¿Qué haces aquí?’ Él dijo: ‘Cariño, ¿qué haces?’. Le dije: “Papá, estoy bien”. Me dijo: ‘No estás bien'”.

El hijo de Biden, quien fue uno de los blancos políticos favoritos del expresidente Donald Trump y su entorno en los últimos años, indicó que habla con su padre todas las noches.

“Hablamos al menos cada noche”, sostuvo y destacó que el actual gobernante no sólo se comunica con él sino con cada una de sus nietas y su hija todos los días

“Él siempre ha hecho eso. Quiero decir siempre. Ha hablado con cada uno de nosotros. Pero te diré por qué: porque ha perdido. Porque él, como yo, sabe lo que es no poder coger el teléfono y hablar con tu hijo”, sostuvo.

Aún cuando se vacunó con la Sputnik V, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dió positivo al Covid-19

El presidente argentino, Alberto Fernández, informó en la noche de ayer viernes que fue diagnosticado con el Covid-19, e mismo día en el que cumplía 62 años.

Fernández contó que tuvo 37,3 grados de fiebre y un dolor de cabeza y por eso se realizó un test, que dio positivo.

En su cuenta de Twitter, agregó que se encuentra bien tanto físicamente como de ánimoFinalmente, agregó: “Debemos estar muy atentos. Les pido a todos y todas que se preserven siguiendo las recomendaciones vigentes. Es evidente que la pandemia no pasó y debemos seguir cuidándonos”.

El mandatario argentino recibió la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V el 21 de enero.

Vice gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, sustituiría a Cuomo si éste renuncia

Cuando un coro de destacados demócratas exigió la renuncia del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, por denuncias de acoso sexual la semana pasada, la mujer que lo reemplazará si él renuncia hizo lo que ha hecho la mayor parte de su tiempo en el cargo: mantener un perfil discreto.

La vicegobernadora Kathy Hochul dio algunos mensajes virtuales en una serie de pequeños eventos en todo el estado. Envió tuits que promocionaban a las pequeñas empresas en Adirondacks, recomendó a las personas usar cubrebocas y vacunarse contra el coronavirus cuando sea su turno. Ella misma se inyectó el viernes, lo que generó una inusual cobertura televisiva local.

Aunque la agenda de la demócrata no ha cambiado últimamente, lo que puede ser diferente es la cantidad de personas que sintonizan para saber más sobre la política que se convertiría en la primera gobernadora del estado si Cuomo no puede mantenerse en el poder.

Después de dos mandatos a la sombra de un gobernador famoso por querer ser el centro de atención, Hochul es una incógnita para la mayoría de los neoyorquinos. El profesor de ciencias políticas de Baruch College, Doug Muzzio, opina que ahora ella probablemente se esté preparando en caso de que la llamen para intervenir.

“La siguiente etapa del juego es si renuncia Cuomo y Hochul se convierte en gobernadora. ¿Qué significa eso? ¿Quién es ella? ¿Qué piensa?”, dijo Muzzio. “Los neoyorquinos desconocen totalmente a esta mujer. Quiero decir, pasé la mitad de mi vida concentrándome en estas cosas. Y no sé mucho”.

Hochul, de 62 años, reconoció brevemente la tormenta que se arremolinaba alrededor de Cuomo el martes en un comunicado en el que expresaba su fe en una investigación independiente sobre su conducta en el lugar de trabajo, dirigida por la fiscal general del estado, Letitia James.

“Confío en que la investigación se lleve a cabo de la manera más completa y rápida posible”, escribió. “Los neoyorquinos deben estar seguros de que a través de este proceso pronto conocerán los hechos”.

Aumenta la presión para que el gobernador Andrew Cuomo renuncie

La permanencia en el poder del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se ve cada vez más amenazada, luego de que este jueves la mayoría de los legisladores del estado pidieran su renuncia. Los demócratas iniciaron una investigación para someterlo a juicio político y la policía de Albany anunció que estaba lista para investigar una acusación sobre presunta conducta sexual indebida.

La tormenta política alrededor del demócrata se intensificó un día después de que el diario Times Union de Albany informara que una asistente no identificada de Cuomo había dicho que este le metió la mano debajo de su camisa y la acarició en su residencia oficial a fines del año pasado.

La mujer no ha presentado una denuncia penal, pero un abogado del gobernador dijo el jueves que el estado notificó la acusación al Departamento de Policía de Albany, luego de que la mujer involucrada se negara a hacerlo ella misma.

Un portavoz del Departamento de Policía de Albany, Steve Smith, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la agencia de noticias The Associated Press, pero este le dijo al diario The New York Times que la policía se había puesto en contacto con un representante de la mujer.

La posible participación de la policía en este caso se produce cuando hay más legisladores que exigen la renuncia de Cuomo por presuntas conductas indebidas hacia varias mujeres y acusaciones de que su Administración ocultó cuántos residentes de hogares de ancianos murieron de COVID-19.

Al menos 121 miembros de la Asamblea y el Senado estatales han dicho públicamente que Cuomo debería abandonar su cargo ahora, según un recuento de The Associated Press. El recuento incluye 65 demócratas y 56 republicanos.

El principal demócrata de la Asamblea estatal, el presidente Carl Heastie, respaldó el jueves un plan para que el Comité judicial inicie una investigación de juicio político.

Gobernador Cuomo pide “disculpas” pero descarta renunciar

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió disculpas ayer miércoles (03.03.2021) por causar dolor a las mujeres que lo denunciaron por acoso sexual, pero dijo que nunca tocó a nadie de manera inapropiada y que no renunciará a su cargo.

“No voy a renunciar”, dijo Cuomo en su primera conferencia de prensa tras ser blanco de denuncias de acoso por parte de tres mujeres.

El gobernador demócrata pidió disculpas y urgió a los residentes del estado de Nueva York “que esperen los hechos del informe de la fiscal general antes de tener una opinión” sobre lo acontecido.

“Actué de una manera que hizo que personas se sintieran incómodas” pero “no fue intencionado”, alegó.

“Nunca toqué a nadie de manera inapropiada”, afirmó. “Ciertamente nunca, nunca tuve la intención de ofender o hacer daño a alguien o causar dolor a alguien”, insistió.

Alega inocencia y ofrece “cooperar” con la investigación

Cuomo dijo que cooperará “totalmente” con la investigación independiente que lleva a cabo la fiscal general del estado, Letitia James. “Seré una mejor persona a raíz de esta experiencia”, sostuvo.

Cuomo, que se tornó en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia de COVID-19, cayó en desgracia de manera fulgurante desde que estalló el escándalo la semana pasada.

La primera en denunciar una conducta inapropiada del gobernador fue Linda Boylan, de 36 años, que trabajó para su gobierno de 2015 a 2018.

Boylan dijo que Cuomo la besó en los labios sin su permiso, le sugirió que jugaran al póker mientras se desvestían porgresivamente con cada derrota hasta quedar desnudos, y se esforzaba por tocarla “en la parte baja de mi espalda, brazos y piernas”.

Crece presión para que dimita Andrew Cuomo, acusado de acoso sexual

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lucha por salvar su vida política después de que una tercera mujer lo acusara de acoso sexual. 

El demócrata de 63 años está sufriendo una caída en desgracia en los últimos días, tras convertirse en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia.

Varios analistas anticipaban que formaría parte del gobierno del presidente Joe Biden, pero ahora muchos miembros de su partido piden su renuncia. 

Cuomo, ya en el punto de mira por haber minimizado el número de fallecidos por coronavirus en las residencias de ancianos del estado de Nueva York, habilitó formalmente el lunes que se lo investigue después de que dos excolaboradoras lo acusaran de conductas inapropiadas. 

Horas después, la joven Anna Ruch, de 33 años, que a diferencia de las anteriores denunciantes nunca fue su colaboradora, relató al diario The New York Times que Cuomo le preguntó, en una boda en 2019, si podía besarla, luego de que ella empujara la mano que él le había puesto en la parte baja de su espalda.

“Estaba tan confundida, conmocionada y avergonzada”, dijo al diario. “Giré la cabeza y me quedé sin palabras”.

Políticos demócratas y republicanos se han unido a las denunciantes y a asociaciones contra el acoso para pedir la dimisión del gobernador, cuyo tercer mandato termina finales de 2022.

“Si estas acusaciones son ciertas, no puede gobernar”, dijo este martes el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, un viejo rival de Cuomo. 

Para Sam Abrams, profesor de Ciencias Políticas en la facultad Sarah Lawrence, la tercera acusación “hace mucho más difícil” que Cuomo pueda seguir en el cargo. 

“Si pierde el apoyo del partido, y eso es lo que está ocurriendo, no tiene futuro ni tendrá cuarto mandato”, afirmó. 

¿Qué sigue luego de las disculpas de Cuomo tras acusaciones de acoso sexual?

Lo que debes saber

  • Al menos tres demócratas en la legislatura estatal pidieron al gobernador Andrew Cuomo que renuncie tras darse a conocer nuevas acusaciones de un presunto acoso sexual. Cuomo niega las acusaciones.
  • Dos exasesoras acusan a Cuomo de una presunta conducta inapropiada. Al mismo tiempo, los fiscales federales iniciaron una investigación a la administración de Cuomo sobre el manejo que tuvo con el COVID-19 en hogares de ancianos.
  • La oficina del gobernador cambió de rumbo por segunda vez el domingo, y finalmente pidió a la fiscal general de Nueva York que sea la única responsable de seleccionar un organismo de investigación sobre las denuncias de acoso sexual. Ante esto, la fiscal general del estado, Lititia James, respondió que concedería su solicitud de remisión para investigar las acusaciones de acoso sexual.

NUEVA YORK – ¿Qué sigue? Nueva York espera el próximo movimiento del gobernador Andrew Cuomo el lunes, un día después de que reconoció por primera vez que parte de su comportamiento con las mujeres “puede haber sido insensible o demasiado personal”, y dijo que cooperaría con una investigación de acoso sexual dirigida por la fiscal general del estado.

En un comunicado emitido en medio de crecientes críticas dentro de su propio partido, el demócrata sostuvo que nunca había tocado o propuesto algo a nadie de manera inapropiada. Pero dijo que se había burlado de la gente sobre sus vidas personales en un intento de ser “lúdico“.

“Ahora entiendo que mis interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales y que algunos de mis comentarios, dada mi posición, hicieron que otros se sintieran de una manera que nunca pretendí. Reconozco que algunas de las cosas que he dicho se han malinterpretado como un coqueteo no deseado. En la medida en que alguien se sintió de esa manera, realmente lo lamento“, dijo.(Lea su declaración completa aquí).

Cuomo, uno de los gobernadores más prominentes de Estados Unidos, enfrenta el desafío más serio de cargo en una década, esto debido a las acusaciones de un presunto acoso sexual al menos dos mujeres que trabajaban para él. Los demócratas en Nueva York y en todo el país cada vez lo apoyan menos.

Su admisión parcial de irregularidades se produjo después de un día de disputas sobre quién debería investigar su comportamiento en el lugar de trabajo.

Al final del día, Cuomo accedió a las demandas de que la fiscal general Letitia James tuviera control de la investigación.

La fiscal James dijo que esperaba recibir una remisión formal que le otorgaría poder de citación judicial a su oficina y le permitiría delegar en una firma de abogados externa para “una investigación rigurosa e independiente”.

“Esta no es una responsabilidad que nos tomamos a la ligera”, dijo James, una demócrata que, en ocasiones, ha sido aliada de Cuomo, pero es elegida de forma independiente y había surgido como una opción de consenso para liderar una investigación.

Los pedidos de una investigación aumentaron después de que una segunda exempleada de la administración de Cuomo hiciera públicas el sábado, en la publicación The New York Times, acusaciones de acoso.

Charlotte Bennett, una asistente de bajo nivel en la administración del gobernador hasta noviembre, dijo a The New York Times que Cuomo presuntamente hizo preguntas sobre su vida sexual, incluso si alguna vez tuvo relaciones sexuales con hombres mayores, e hizo otros comentarios que interpretó como una medida de su interés en una relación sexual.

Su acusación se produjo días después de que otra exasesora, Lindsey Boylan, exasesora de Desarrollo Económico, explicara las acusaciones del supuesto acoso que hizo por primera vez en diciembre. Boylan dijo que Cuomo la sometió a un beso no deseado e hizo comentarios sobre su apariencia.

El gobernador Cuomo, de 63 años, dijo que tenía la intención de ser un mentor de Bennett, que tiene 25. Cuomo negó las acusaciones de Boylan.

Durante varias horas el domingo, James y otros destacados funcionarios del partido rechazaron dos de las propuestas de Cuomo sobre cómo podría proceder una investigación.

Según su primer plan, una juez federal retirada elegida por Cuomo, Barbara Jones, iba a revisar su comportamiento en el lugar de trabajo. En la segunda propuesta, anunciada el domingo por la mañana en un intento de apaciguar a los líderes legislativos, Cuomo pidió a James y a la juez principal de la corte de apelaciones del estado, Janet DiFiore, que designaran conjuntamente a un abogado para investigar y emitir un informe público.

James rechazó ambos planes, exigiendo una remisión formal que le diera autoridad a su oficina para citar documentos y testimonios de testigos.

Muchos de los nombres más importantes de la política de Nueva York se alinearon detrás de James.

La líder de la mayoría en el Senado, Andrea Stewart-Cousins, y el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, ambos demócratas, dijeron que querían que la fiscal general se encargara de la investigación. Los líderes republicanos habían pedido durante días a James que lanzara una investigación. El domingo, el líder republicano de la minoría del Senado estatal, Robert Ortt, pidió a Cuomo que renunciara.

Cuomo permite que la fiscal de Nueva York elija un abogado especial para investigar causas en su contra

Al menos tres demócratas en la legislatura estatal pidieron que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, renuncie, mientras que otros exigieron una investigación “verdaderamente independiente” en relación a las nuevas denuncias publicadas en The New York Times de una exasistente del gobernador sobre un presunto acoso sexual por parte de Cuomo.

Las denuncias marcan un giro en la popularidad del gobernador Cuomo, quien hace solo unos meses fue visto como uno de los principales candidatos para el puesto de fiscal general en la administración de Biden, y fue considerado uno de los favoritos para la nominación de los demócratas para presidente en 2024.

Sin embargo, el futuro del gobernador se ve nublado debido a los últimos escándalos: primero, las acusaciones de un presunto abuso verbal y amenazas a un legislador; segundo, la investigación federal sobre cómo su administración manejó las muertes en hogares de ancianos durante el COVID-19; y ahora, las acusaciones que afirman que fue presuntamente verbal y físicamente inapropiado con dos mujeres de su personal.

En un comunicado Cuomo se disculpó el domingo por la noche de cualquier comportamiento interpretado como “coqueteo no deseado”, pero negó el contacto inapropiado. “Para ser claros, nunca toqué a nadie de manera inapropiada y nunca tuve la intención de hacer que nadie se sintiera incómodo, pero estas son acusaciones a las que los neoyorquinos merecen respuestas”, dijo.

La oficina de Cuomo cambió de posición sobre la revisión independiente de las denuncias de acoso sexual por segunda vez el domingo, y finalmente pidió a la fiscal general Letitia James que eligiera un abogado independiente. Las decisiones fueron ampliamente criticadas por los funcionarios después de que su oficina seleccionó primero a una exjuez federal para realizar la revisión el sábado por la noche, así como su revocación el sábado temprano para entregar esa decisión conjuntamente a James y al juez principal del tribunal de apelaciones.

Renuncia ministro de salud de Argentina por tráfico de influencias en vacunación contra el Covid

BUENOS AIRES. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, le pidió
la renuncia a su ministro de Salud, Ginés González García, luego de
verse involucrado en un escándalo por manejo discrecional de vacunas
contra coronavirus.
El mandatario “le dio indicación al jefe de gabinete (Santiago
Cafiero) de pedirle la renuncia al ministro de Salud”, dijo un
funcionario del gobierno que pidió reserva de identidad por no estar
autorizado a revelar la información.

El funcionario responsable del plan sanitario nacional contra Covid-19
quedó comprometido luego que un reconocido periodista local revelara
que lo había llamado para vacunarse y que González García lo convocó
este jueves al ministerio de Salud para aplicarle la dosis de Sputnik
V.

“Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo
amigo Ginés González García, a quien conozco de mucho antes que fuera
ministro”, relató el periodista Horacio Verbitsky, quien no oculta su
afinidad con el actual gobierno en las columnas de opinión que escribe
en un sitio de internet y para una radio.

“Fui al ministerio, estaba el equipo de vacunadores allí”, indicó el periodista.
El denominado escándalo del “vacunatorio vip” en el ministerio de
Salud de Argentina estalló pocos días después que Perú atravesara una
crisis institucional similar al confirmarse que más de 400
funcionarios políticos, entre ellos el expresidente Martín Vizcarra,
se aplicaron la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm antes que
los profesionales de la salud.

La justicia y el Congreso peruano iniciaron una investigación por
aprovechamiento del cargo y corrupción.
No trascendió el nombre de quién reemplazaría a González García, quien
había ocupado el mismo cargo durante la presidencia del ya fallecido
Néstor Kirchner (2003-2007) y fue designado por Fernández en el inicio
de su gobierno en diciembre de 2019.

Tras la confesión de Verbitsky, el diputado nacional por el
oficialismo Eduardo Valdés también admitió que recibió la vacuna en el
Ministerio de Salud, pero se justificó alegando que sería parte de la
comitiva presidencial que viajará a México el fin de semana en visita
oficial.

“Viajo a la Ciudad de México, pero no voy en viaje de placer, sino en
viaje oficial en el que se presupone que no me quiero contagiar ni
contagiar a otros”, dijo el diputado en declaraciones a Radio Con Vos.

Medios locales reportaron que Valdés y el senador Jorge Taiana fueron
apartados de la comitiva oficial.

Sus casos no fueron aislados, ya que en los últimos días trascendió
que alcaldes, legisladores, militantes y allegados al poder político
en distintos lugares del país recibieron la vacuna pese a no estar
dentro del grupo prioritario conformado por médicos, personal de la
salud y ancianos.

El gobierno argentino viene siendo blanco de duras críticas por el
lento operativo de vacunación. Hasta el momento Argentina recibió
cerca de 1,5 millones de dosis, en su mayoría Sputnik V pero también
AstraZeneca, insuficientes para inmunizar a una población de 40
millones de habitantes.

“Las vacunas se compran con el esfuerzo de todos los argentinos que
pagan sus impuestos y el Ministro de Salud las reparte como si fueran
de su propiedad”, apuntó la Patricia Bullrich, presidenta de Juntos
por el Cambio, principal fuerza de la oposición. “Es una vergüenza
nacional que las vacunas sean para los amigos del poder como
Verbistky”.

El país sudamericano tiene dos millones de contagiados y 50,857
muertos de Covid-19.

Identificadas las cuatro víctimas mortales del asalto al Congreso de EEUU

Las autoridades policiales de EE.UU. han identificado públicamente este jueves a las cuatro víctimas mortales del asalto al Congreso estadounidense, que terminó también con numerosos daños materiales y unos 50 detenidos.

Los fallecidos el miércoles fueron Ashli Babbitt, una mujer de 35 años residente en San Diego (California, EE.UU.); Benjamin Phillips, de 50 y de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años, de Athens (Alabama); y Rosanne Boyland, de 34 años, de Kennesaw (Georgia).

Así lo anunció el jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C., Robert Contee III, en una conferencia de prensa en la que no dio detalles sobre las circunstancias específicas de las muertes.

En el caso de Babbitt, la mujer de San Diego murió después de recibir un disparo de un agente de la Policía del Capitolio de EE.UU., de acuerdo con un comunicado de ese cuerpo policial, que se encarga exclusivamente de la seguridad del propio edificio y los colindantes, propiedad del Gobierno.

“Se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde sucumbió a sus heridas”, agregó la Policía del Capitolio.

La licencia del agente que acabó con la vida de Babbitt, cuyo nombre no ha trascendido, ha sido suspendida hasta el fin de la investigación del suceso por parte de la misma Policía del Capitolio y la Policía Metropolitana de DC.

De acuerdo con varios videos difundidos por las redes sociales, Babbitt trató de entrar en una zona del Capitolio a través de una ventana rota, flanqueada por otros miembros de la insurrección y fue entonces cuando el policía apretó el gatillo, terminando con su vida de un solo disparo.

Según los medios locales de California, esta mujer era veterana del Ejército estadounidense, libertaria, ferviente seguidora del presidente saliente, Donald Trump, y partidaria de la Segunda Enmienda, que protege el derecho a portar armas.

El día antes de su fallecimiento, Babbitt aseguró en Twitter que “nada” detendría al movimiento de apoyo de Trump.

“Nada nos detendrá. Pueden intentar y tratar de hacerlo, pero la tormenta está aquí y descenderá sobre DC en menos de 24 horas”, escribió en su cuenta personal.

Babbitt fue la primera víctima mortal confirmada de la insurrección al Capitolio de EE.UU., que obligó a aplazar las sesiones de la Cámara Baja y el Senado para certificar el triunfo del presidente electo, Joe Biden, en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Después de casi cuatro horas de asalto, y con todo tipo de destrozos en los hemiciclos y oficinas del Congreso, los legisladores de ambos partidos consideraron importante retomar la misma noche del miércoles la sesión que interrumpió el inaudito hecho en Washington.

Líderes internacionales condenan el asalto al Capitolio de EEUU

Varios líderes internacionales han condenado este miércoles el asalto al Capitolio de Estados Unidos, subrayando su compromiso con la “democracia” y una transición “pacífica” de poderes entre administraciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha tildado lo ocurrido de “vergonzoso”. “Escenas vergonzosas en el Congreso de Estados Unidos”, ha señalado a través de un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, donde ha remarcado que el país norteamericano “defiende la democracia en todo el mundo” y “ahora es vital que haya una transferencia de poder pacífica y ordenada”.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha considerado que el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus seguidores “deben aceptar finalmente la decisión de los votantes estadounidenses y dejar de pisotear la democracia”.

Desde Francia, el ministro de Exteriores, Jean Yves Le Drian, que ha condenado lo ocurrido, ha considerado que “los violentos actos” contra las instituciones estadounidenses “son un grave ataque contra la democracia”. “La voluntad y el voto de las estadounidenses debe respetarse”, ha remachado en un mensaje publicado en la citada red social.

Mientras, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha asegurado seguir el desarrollo de la situación “con gran preocupación”. “La violencia es incompatible con el ejercicio de los derechos democráticos y las libertades”, ha añadido, mostrando su “confianza” en la “fortaleza y robustez” de las instituciones estadounidenses.

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha calificado de “increíbles” las imágenes llegadas desde Washington y ha aseverado que el asalto al Capitolio es un “inaceptable ataque a la democracia”. “Sobre el presidente Trump reposa la gran responsabilidad de parar esto”, ha zanjado.

También la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha señalado que lo ocurrido en el edificio, que alberga ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, es “absolutamente horrible”, antes de expresar su “solidaridad” con los estadounidenses “que están del lado de la democracia y el traspaso pacífico y constitucional del poder”. “Vergüenza para quienes han incitado este ataque a la democracia”, ha remachado.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha afirmado que Chile “rechaza las acciones destinadas a alterar el proceso democrático” en Estados Unidos, al tiempo que ha condenado la “violencia” y la “indebida interferencia con las instituciones constitucionales”. Así, ha añadido que “confía en la solidez de la democracia estadounidense para garantizar el imperio de la ley y estado de derecho”.

Asimismo, el presidente colombiano, Iván Duque, se ha expresado en la misma línea que Piñera y ha señalado que Colombia tiene “plena confianza” en la “solidez” de las instituciones del país norteamericano, “así como en los valores del respeto por la democracia y el imperio de la ley compartidos por nuestros países desde el inicio de nuestra vida republicana”.

“Rechazamos los actos de violencia presentados el día de hoy durante el acto de recuente del voto del colegio electoral en el Congreso de Estados Unidos”, ha añadido, manifestando su “solidaridad y respaldo” a los miembros del Congreso y las instituciones de la nación norteamericana.

En Venezuela, el Ejecutivo de Nicolás Maduro ha difundido un comunicado en el que ha expresado su “preocupación” por lo ocurrido, antes de condenar la “polarización política y la espiral de violencia que no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social” de Estados Unidos.

“Con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión”, ha argüido, asegurando que el país caribeño espera que “en breve cesen los hechos de violencia y el pueblo estadounidense pueda finalmente abrirse un nuevo camino hacia la estabilidad y la justicia social”.

Desde Argentina, el presidente, Alberto Fernández, ha manifestado su “repudio” a los “graves hechos de violencia y el atropello al Congreso” de la nación norteamericana. En este contexto, ha trasladado la confianza del país latinoamericano en una “transición pacífica” de poder presidencial que “respete la voluntad popular”. Del mismo modo, ha expresado el “más firme respaldo” de Argentina al presidente electo, Joe Biden.

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, ha calificado el asalto de “invasión” y ha señalado que representa un “acto de desesperación por parte de una cadena antidemocrática que perdió las elecciones”. “Cada vez es más claro que el único camino es la democracia, con diálogo y respetando la Constitución”, ha dicho en Twitter.

Además, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha rechazado “los actos de violencia” cometidos en Washington y ha considerado que “debe respetarse el Estado de Derecho tradicional de Estados Unidos, la institucionalidad y las garantías al debido proceso”. “En democracia, el reconocimiento de la voluntad de los ciudadanos es imperativo”, ha continuado.

Entretanto, Costa Rica ha señalado que “sigue de cerca” los acontecimientos en Washington. En una serie de mensajes publicados en la cuenta de la citada red social del Ministerio de Exteriores, el Ejecutivo costarricense ha trasladado que “confía en la solidez histórica de la institucionalidad democrática de Estados Unidos, así como en el profundo sentimiento de respeto por el Estado de Derecho”.

“Costa Rica reitera su condena a todo acto de violencia que interfiera con el sano desarrollo del sistema democrático”, ha agregado.

ORGANISMOS INTERNACIONALES

Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado “enérgicamente” los “actos de violencia” registrados en el Capitolio. De forma paralela, ha urgido al Estado a “restablecer la seguridad y el funcionamiento parlamentario”, así como a “investigar rigurosamente los hechos y a las personas que han incitado la violencia y los ataques contra instituciones democráticas, castigando a los responsables y garantizando que no se repetirán”.

“La CIDH pide a los involucrados que eviten usar la violencia y usen los canales institucionales para sus demandas”, ha continuado, urgiendo a los líderes estadounidenses y a los líderes de las protestas a “respetar los procesos e instituciones democráticas”.

Por su lado, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha “condenado” y “repudiado” lo que ha tildado de “atentado contra las instituciones”. “El ejercicio de la fuerza y el vandalismo contra las instituciones constituye un grave ataque contra el funcionamiento democrático”, ha indicado en un comunicado.

Así, la OEA ha exhortado a “recuperar la necesaria racionalidad y a cerrar el proceso electoral conforme a la Constitución y a los procedimientos institucionales correspondientes”. “La democracia tiene su pilar fundamental en la independencia de los poderes del estado, los cuales deben actuar completamente libres de presión”, ha zanjado.

El asalto ha coincidido con la ceremonia convocada en el Congreso para certificar el resultado de las elecciones de noviembre y, por tanto, la victoria del aspirante demócrata a la Presidencia, Joe Biden. El propio Trump ha reafirmado durante la jornada que “nunca” reconocerá la victoria del demócrata.